Está en la página 1de 144

ECB_tomo03_esp_rg.

indd 1 03/02/2018 06:05:44


© 2018 Editora Árvore da Vida

Serie:
El corazón de la Biblia

Título de este tomo:


La visión de la iglesia

TRADUCIDO DEL PORTUGUÉS


Título original: O coração da Bíblia
A visão da igreja

1ª edición - febrero/2018 - 10.000 ejemplares

Publicado también en portugués, inglés, coreano,


francés, italiano y alemán.

Todos los derechos reservados a la Editora Árvore da Vida

Prohibida la reproducción total o parcial de este libro


sin la autorización escrita de los editores.

Editora Árvore da Vida


Av. Corifeu de Azevedo Marques, 137 - Butantã
05581 - 000 - São Paulo - SP
Fone: (11) 3723 6000

www.arvoredavida.org.br

Impreso en Perú

ECB_tomo03_esp_rg.indd 2 03/02/2018 06:05:47


Después de despertarse,
antes de cualquier otra cosa,
haga una respiración de vida,
invocando profundamente el nombre
del Señor Jesús,
“Oh Señor Jesús”
Al hacerlo saque todos los temores,
miedos, tristezas y pecados, y reciba al
Señor Jesús como vida,
alegría, paz y aliento.
Invoque: “Oh Señor Jesús”
varias veces, durante todo el día.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 3 03/02/2018 06:05:51


Prefácio

Estimado lector, para la composición


de este tomo del alimento diario también
fueron incluidos los mensajes ministrados
por los hermanos Miguel Ma y andré dong.
Esperamos que el Espíritu Santo hable con usted,
profundamente, cada día, en esta nueva edición.

los editores.

citações bíblicas

las citas bíblicas son de la Versión reina Valera 1960,


salvo cuando se indiquen otras referencias.

guía de lectura de la Biblia


Si usted tiene el deseo de leer la
Biblia completa, no necesariamente debe
comenzar por el libro de Génesis. la Biblia
es un conjunto de libros que se pueden leer
en un orden variado; por tanto, localice
en el programa de abajo la fecha de hoy y
comience a leer diariamente las pequeñas
porciones que aparecen indicadas. Persevere
en la lectura diaria y en un año usted habrá
leído toda la Biblia.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 4 03/02/2018 06:05:51


¡Buen disFrute!
individualmente

1. Encuéntrese con el Señor temprano por la mañana.

2. lea los versículos propuestos para cada día a fin de tener una
idea completa del asunto comentado. recuerde que la Biblia se
explica con la Biblia; por esto, usted podrá encontrar citas de
muchos otros libros de la Biblia, además de aquel que estamos
presentando en este Alimento Diario.

3. lea con oración el versículo del día. Para eso, cada palabra
debe ser repetida, enfatizada y proclamada, sin prisa, como
si la estuviese masticando. no lea rápidamente el versículo,
sino, gaste tiempo en cada palabra. no se preocupe por
aprender el versículo, sino en “comerlo”, tomarlo por la fe
como alimento espiritual.

4. Subraye y destaque las palabras y frases que más lo


impresionaron en el texto explicativo. Procure resumir
el texto del día en pocas palabras, y si es posible, en una
sola, anotándolas al lado de la PALABRA CLAVE. Estas palabras
funcionarán como una clave que le abrirá el significado
espiritual del texto. “rumíela” durante el día, repitiéndola y
proclamándola para sí misma. de este modo, el texto que usted
leyó por la mañana le servirá de alimento espiritual todo el día.

5. comparta aquello que ganó con las personas con quienes se


relaciona en casa, en el colegio, en el trabajo, etc. Ellas necesitan
la vida que usted recibió a través de la Palabra.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 5 03/02/2018 06:05:52


6
¡Buen disFrute!
en los grupos familiares

1. El alimento diario es un excelente instrumento para las


reuniones de pequeños grupos familiares de estudio de la Biblia.
nosotros los llamamos “Grupo Familiar” ya que tiene un carácter
informal y de cuidado mutuo entre sus participantes.
2. Un grupo familiar puede ser formado por sus amigos y familiares
que vivan cerca de usted, o por sus compañeros de universidad,
de colegio, o de trabajo.
3. Traten de reunirse periódicamente con los miembros de su grupo
familiar para leer juntos el alimento diario.
4. En conjunto, lean los pasajes sugeridos para cada día, y lean con
oración el versículo del día.
5. compartan entre sí sus palabras claves, y traten de aplicar esta
palabra a su vida cotidiana, a sus dificultades, a su vida familiar
y profesional. Hagan que la Palabra de dios sea práctica para
ustedes. de esta manera, todos participan activamente y son
edificados mutuamente.
6. aprovechen la oportunidad para orar juntos por necesidades o
problemas personales.
7. Siempre que sea posible, traigan invitados a la reunión del grupo
familiar. de esta manera, más personas podrán ser suplidas por
la Palabra de dios.
¡Que todos reciban vida en abundancia!

Los Editores

P.D.: No se olvide de dar una mirada a la sección Lectura de Apoyo,


sugerida al final de cada semana. Ésta le será muy útil.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 6 03/02/2018 06:05:52


Índice

Semana 1 – Efesios [1]


La visión de la iglesia (1) – (Hch 20:28; Ef 1:22-23)
Una visión gobernante ...................................................................... 9
administrar el tiempo para laborar en la Palabra ........................... 11
la iglesia .......................................................................................... 14
la iglesia es el cuerpo de cristo ..................................................... 16
la iglesia es la obra maestra de dios y el nuevo hombre ................ 18
la iglesia es el reino y la familia de dios ......................................... 21
la iglesia es la morada, la novia y la guerrera corporativa de dios ... 23
Semana 2 – Efesios [2]
La visión de la iglesia (2) – (Mt 16:18; 18:17)
Guardar la unidad de la iglesia ........................................................ 26
la iglesia, el candelero de oro ......................................................... 28
la iglesia en sus aspectos universal y local ...................................... 30
El fundamento de la iglesia.............................................................. 32
la base de la iglesia: su terreno ....................................................... 34
la base de la iglesia: amor e inclusión ............................................. 36
los aspectos históricos que comprometieron la base de la iglesia... 38
Semana 3 – Efesios [3]
La visión de la iglesia (3) – (Ef 3:20-21)
lo que el dios Triuno espera ........................................................... 41
El dispensar de dios trae la realidad de la iglesia ............................ 43
El resultado de la visión: tener una causa ....................................... 45
la expresión de la vida divina es el amor ........................................ 47
la supereminente grandeza del poder de dios ............................... 49
Ministros según la gracia de dios .................................................... 51
El operar de dios en nosotros ......................................................... 54
Semana 4 – Efesios [4]
La vida de la iglesia (1) – (Hch 2:41-47)
Unanimidad para tener un vivir de la iglesia victorioso.................. 56
El aspecto práctico de la iglesia ....................................................... 58
la visión gobernante que nos mantiene en la iglesia ...................... 60
Perseverar en la enseñanza y en la comunión de los apóstoles ....... 62
El vivir de la iglesia .......................................................................... 64
El vivir de la iglesia que agrada a dios ............................................ 66
El vivir pleno de la iglesia en las reuniones,
en la casa y en el trabajo.................................................................. 68

ECB_tomo03_esp_rg.indd 7 03/02/2018 06:05:52


8 Semana 5 – Efesios [5]
La vida de la iglesia (2) – (Ef 1:1; 2:10, 15-16, 19, 22)
Los nueve aspectos de la iglesia y la importancia de la unidad........ 71
Dios ordenó el Cuerpo..................................................................... 73
El perfeccionamiento de los santos para la edificación
del Cuerpo de Cristo.......................................................................... 76
La iglesia como el nuevo hombre: el fin de toda separación............ 79
La iglesia como el nuevo hombre: el fin de las ordenanzas.............. 81
La iglesia como el reino de Dios: hacer la voluntad del Padre......... 84
Luchar para heredar el reino de Dios............................................... 86
Semana 6 – Efesios [6]
La vida de la iglesia (3) – (Ef 2:19, 22; Ap 1:10-13, 20)
La iglesia como la familia de Dios: vida y disfrute............................ 89
La iglesia como la familia de Dios: el espíritu de hermandad.......... 92
La iglesia como la familia de Dios: cuidado mutuo y disciplina....... 94
La iglesia como la morada de Dios: edificación y reposo................. 96
La iglesia como la novia de Cristo: la conclusión de la obra de Dios.... 98
La iglesia como la guerrera corporativa: disfrutar y luchar ........... 100
La iglesia como el candelero de oro: quemar y brillar.................... 102
Semana 7 – Filemón [1]
Antes inútil, ahora útil – (Col 1:28-29)
El avión de la economía de Dios.................................................... 105
Cooperar con la predicación del evangelio.................................... 107
El amor ágape................................................................................. 109
La trayectoria de Pablo................................................................... 112
Pablo en Roma................................................................................ 115
En nombre del amor....................................................................... 117
La madurez de Pablo....................................................................... 119
Semana 8 – Filemón [2]
Todo lo cree, todo lo espera – (Flm 4-6, 10-11)
Perdonar así como Dios nos perdonó ............................................ 122
La humanidad elevada de Jesucristo.............................................. 124
Valorar a las personas más que a la obra........................................ 127
Una fe eficaz para la inclusión
y el perfeccionamiento de los santos.............................................. 129
El perfeccionamiento de Juan Marcos por Bernabé....................... 131
Timoteo y Epafras, colaboradores de Pablo.................................... 133
El ambiente para el perfeccionamiento ......................................... 135

ECB_tomo03_esp_rg.indd 8 03/02/2018 06:05:52


semana 1 – Lunes
Lectura bíblica:
Hch 16:25-34; 20:23; Ef 1:11, 21-23; Fil 2:14; 1 Ts 5:18
Leer con oración:
“Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial”
(Hch 26:19).

una VisiÓn goBernante


En toda la economía de dios, esto es, en Su plan eterno, dios
estableció a cristo como el centro del universo y lo sentó a Su
diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad
y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en
este siglo, sino también en el venidero (Ef 1:21). Mientras cristo
es el centro, nosotros somos el objetivo de la economía divina.
dios deseaba obtener algo en la tierra, el anhelo de Su corazón:
la iglesia (vs. 11, 22-23). Por eso hablaremos esta semana de la
visión de la iglesia, revelada en la Epístola de Pablo a los Efesios.
En este caso, cuando hablamos de la visión de la iglesia, no nos
estamos refiriendo a la capacidad que tienen nuestros ojos físicos
de vislumbrar aquello que está delante de nosotros, sino a una
visión espiritual y gobernante del plan eterno de dios que pasa a
regir todas las áreas de nuestra vida. con base en esta visión, Pablo
testificó delante de reyes; no temió las cadenas ni las tribulaciones
que lo esperaban en las ciudades que recorrería; no se desanimó ni
murmuró cuando fue preso; tampoco culpó al liderazgo de la iglesia
que lo alentó a salir (Hch 26:19; 20:23). Él no desistió de predicar
La visión de la iglesia (1)

el evangelio y experimentó ¡el poder de la alabanza! El resultado


de su actitud y la de Silas en una de esas ocasiones fue la liberación
y conversión de los presos: las puertas y las cadenas de todos se
abrieron, y el carcelero y toda su casa fueron salvos (16:25-34).
¡la alabanza tiene poder! los estudios indican que los
reclamos, las quejas y las murmuraciones generan algo negativo
en las reacciones químicas y metabólicas del organismo humano, y 9

ECB_tomo03_esp_rg.indd 9 03/02/2018 06:05:53


10 hasta disminuyen su resistencia inmunológica y el nivel sanguíneo
de sustancias que mejoran el humor. Pero, cuando alabamos, la
Biblia dice que Dios mismo nos fortalece, y eso trae un poder
La visión de la iglesia

enorme (1 Ts 5:18). Nuestra alabanza debe remecer al imperio de


las tinieblas y esto resulta en salvación, como sucedió con Pablo y
Silas en la prisión en Filipos.
Cuando tenemos una visión gobernante sobre el plan de Dios
en nuestra vida, con relación al trabajar de Dios en la iglesia, las
críticas, las quejas y las murmuraciones prácticamente desaparecen
de nuestro hablar.
Cierta vez, un hermano muy diligente con el horario y
sus compromisos, se disponía a salir al aeropuerto, cuando de
repente lo buscó un hermano, casi llorando, y le rogó que lo
ayudara y atendiera para tener una comunión. Conversaron
aproximadamente durante 45 minutos. Al salir de su casa,
apresurado y contra el reloj, se encontró en el camino con una
intensa lluvia y congestión vehicular y, para empeorar la situación,
el neumático de su vehículo se pinchó. En ese momento, cambiando
el neumático bajo la lluvia, el hermano ya estaba atrasado, y sólo
invocaba el nombre del Señor. Cuando llegó al módulo para hacer
el abordaje de su vuelo, le comunicaron que, debido a la lluvia,
todos los vuelos tenían retraso, entonces dio mucha gloria a Dios.
Ese es el poder de la alabanza. Él pudo haberse enfadado con el
hermano que lo detuvo para tener comunión, pudo haber bajado
enojado del vehículo para cambiar el neumático en la lluvia, pero
eso no sucedió; antes bien, alabó al Señor y eso marcó la diferencia
(Fil 2:14). ¡Aprendamos a alabar al Señor en toda situación!

Pregunta: ¿Qué lección podemos extraer de la experiencia


descrita en la lectura de hoy?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 10 03/02/2018 06:05:53


semana 1 – Martes
Lectura bíblica:
Hch 7:48-49; Ef 3:8; 1 Ti 4:15-16; 2 Ti 1:14
Leer con oración:
“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios
mora en vosotros?” (1 co 3:16).

adMinistrar eL tieMPo
Para LaBorar en La PaLaBra
Una visión gobernante es consecuencia de una profunda
experiencia con la Palabra de dios. Es fundamental que un cristiano
aprenda a leer y a laborar en la Biblia, diariamente, de tal manera
que guarde dentro de sí un depósito rico (2 Ti 1:14). Eso hará que
nuestro testimonio cambie. El testimonio de una persona con
una convicción de lo que hace y habla gana el corazón de los
hombres (1 Ti 4:15-16).
Existen varias formas y métodos para estudiar la Biblia.
Sugerimos tres prácticas que pueden ayudarlo. En primer
lugar, tenga una Biblia sencilla, sin comentarios o notas. léala
de manera secuencial, todos los días. Para ello, puede utilizar
planes anuales de lectura bíblica, que son muy conocidos.
durante la lectura, ore al Señor para que Él hable con usted
por medio de Su Palabra. al final de un año, habrá concluido la
lectura de toda la Biblia.
En segundo lugar, puede estudiar la Biblia junto con un libro
La visión de la iglesia (1)

espiritual que trate sobre un tema determinado que contribuya


para aclarar más la visión del plan de dios. Pablo nos habla del
evangelio de las inescrutables riquezas de cristo (Ef 3:8). Eso
nos muestra cuánto contenido necesitamos tener. no obstante,
ese contenido no va a aparecer “de la nada”. Si quiere ser útil al
Señor, necesita apartar tiempo para estudiar la Palabra todos los
días de la semana. Por eso, hoy, en nuestra vida diaria, la gestión
11

ECB_tomo03_esp_rg.indd 11 03/02/2018 06:05:53


12 del tiempo se hace más que necesaria. Si se detiene a reflexionar,
verá que aparta un tiempo diario para varias tareas. Lo que
necesita hacer es insertar el estudio de la Palabra como una de sus
La visión de la iglesia

actividades cotidianas prioritarias. Y recuerde: un gran ladrón del


tiempo es el celular. ¡Necesitamos invertir tiempo en la Palabra!
En tercer lugar, lo alentamos a tener siempre a su lado
un cuaderno y un lápiz para anotar. Así, usted podrá tomar
nota de todo lo que Dios le hable a lo largo del día. Con
ese cuaderno, puede estudiar la Palabra a través de lo que
llamamos método comparativo.
Veamos un ejemplo de cómo usar ese método para tener más
claridad acerca de la iglesia. Por ejemplo, en Isaías 66:1 leemos:
“Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis
pies; ¿dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde
el lugar de mi reposo?”. En un cuaderno de anotaciones usted
puede anotar en una columna los tres elementos principales de
este versículo: el cielo como el trono de Dios, la tierra como
estrado de Sus pies y, la casa como el lugar de reposo de Dios
que Él espera que sea edificado.
Tenemos una pregunta por responder en este versículo:
¿Cuál es la casa, el lugar de reposo de Dios? Así, por el método
comparativo, usted podrá relacionar las indicaciones de este
versículo con Zacarías 12:1b y encontrar la respuesta que
buscamos: “Jehová, que extiende los cielos y funda la tierra,
y forma el espíritu del hombre dentro de él, ha dicho”. Los
elementos aparecen nuevamente en la misma secuencia y usted
podrá anotarlos en una columna del lado de aquella que hizo
para Isaías 66. Dios afirma que extendió el cielo, fundó la tierra
y, en lugar de la casa en Isaías, Él dice en Zacarías que “formó
el espíritu del hombre dentro de él”. De esta manera, es como
comprendemos que la casa de reposo de Dios es nuestro
espíritu humano, y, además, entendemos porqué Dios dice en
Hechos 7 que Él no habita en casas hechas por manos humanas
(vs. 48-49). ¡Dios quiere habitar y reposar en su espíritu! ¡Y eso
es lo que hace de nosotros la iglesia!

ECB_tomo03_esp_rg.indd 12 03/02/2018 06:05:53


Pregunta: ¿Cómo podemos tener una visión gobernante?

Mi punto clave:

La visión de la iglesia (1)

13

ECB_tomo03_esp_rg.indd 13 03/02/2018 06:05:53


14

semana 1 – MiÉrcoLes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Is 66:1; Zac 12:1; Hch 7:48-49; 20:17
Leer con oración:
“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el
Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia
del Señor, la cual él ganó por su propia sangre” (Hch 20:28).

La igLesia
Una entidad norteamericana hizo una investigación para saber
el motivo del crecimiento de las iglesias evangélicas en los países
en desarrollo. comprobaron los siguientes datos: 1,7% de ese
aumento era consecuencia de aquellos que buscaban las iglesias
por leer directamente la Biblia; cerca de 1,8% por ver predicaciones
por televisión; 2% mediante un evangelismo personal del pastor.
Todos esos porcentajes eran muy bajos, pero 35% del aumento
de las iglesias era consecuencia de la invitación que los miembros
les hacían a sus amigos y 45% por la invitación que hacían a sus
familiares. Por tanto, 80% del aumento de las personas en las
iglesias evangélicas es consecuencia de la invitación que nosotros
hacemos a los amigos y familiares. Por tanto, queremos motivar a
todos: inviten a sus amigos, familiares y vecinos a las reuniones de
los grupos familiares en las casas y a las reuniones grandes de la
iglesia. ¡Eso hará que crezca la iglesia en su ciudad!
la iglesia no es un local o un edificio. Por lo general, las personas
confunden eso porque toman como referencia un concepto antiguo
que aprendieron de sus padres. Sin embargo, el altísimo no habita
en templos hechos de mano (Hch 7:48-49). nosotros somos la
iglesia: “¿no sabéis que sois templo de dios, y que el Espíritu de
dios mora en vosotros?” (1 co 3:16). nuestro espíritu es el lugar
de descanso de dios (is 66:1; cfr. zac 12:1).
En china, en el tiempo de la persecución comunista, la
iglesia se reunía en los campos de algodón. no tenía un lugar

ECB_tomo03_esp_rg.indd 14 03/02/2018 06:05:54


fijo en un local. Si va hoy a algunas regiones de África, verá
que algunos hermanos aún se reúnen bajo los árboles. ¡Gloria
a Dios por la iglesia!
En Hechos 20:28 leemos: “Tened cuidado de vosotros y de
toda la grey, en medio de la cual el Espíritu Santo os ha hecho
obispos para pastorear la iglesia de Dios, la cual El compró
con su propia sangre”. Ese es el único versículo en la Biblia
que habla de que Dios compró la iglesia con Su sangre. ¡Esto
es maravilloso! Dios no compró un local con Su sangre. Él lo
compró a usted y a cada uno de Sus hijos con Su sangre. Esa es
una prueba más de que la iglesia no es un local, sino que somos
nosotros, el pueblo de Dios.
Además, este versículo nos revela algunos detalles muy
importantes sobre la iglesia. El Señor está hablando con los
líderes de la iglesia en Éfeso, les dice que deben cuidar de sí
mismos y del rebaño (Hch 20:17, 28). Cuidar de sí mismo es un
deber de quien está en el liderazgo de la iglesia. Los ancianos,
los hermanos responsables, los diáconos y las diaconisas, los
hermanos y las hermanas de servicio deben cuidar muy bien de
sí mismos: de su vida espiritual, psicológica y física. Consagrar un
tiempo diariamente para tener comunión con el Señor, valorarse,
preservar una autoestima saludable y hacer ejercicios físicos con
regularidad son hábitos que todo siervo de Dios debe cultivar.
Para velar bien por el rebaño, cuidar bien de la iglesia, tenemos
que cuidar bien de nosotros mismos. Cuiden bien de su esposa, su
marido e hijos. Sean felices. Así ustedes podrán cuidar bien de la
iglesia, la que Él compró con Su propia sangre. ¡Aleluya!
La visión de la iglesia (1)

Pregunta: Según la Biblia, ¿qué es la iglesia?

Mi punto clave:
15

ECB_tomo03_esp_rg.indd 15 03/02/2018 06:05:54


16

semana 1 – JueVes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
1 Co 12:12-27; Ef 2:1, 5
Leer con oración:
“Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros,
pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo
cuerpo, así también Cristo. [...] para que no haya desavenencia
en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos
por los otros” (1 co 12:12, 25).

La igLesia es eL cuerPo de cristo


Hoy explicaremos el primer aspecto de la iglesia presentado
en la Epístola de Pablo a los Efesios: “Y sometió todas las cosas
bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la
iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que todo
lo llena en todo” (1:22-23). Estos versículos nos presentan a
la iglesia como el cuerpo de cristo y al Señor como nuestra
cabeza, nuestro centro, la autoridad legítima de dios en
nuestra vida. Eso significa que no deberíamos salir por ahí
haciendo lo que queremos, sino tener una vida de sumisión a
Él. nosotros, que servimos al Señor, debemos respetar a cristo
como nuestra cabeza.
El énfasis de ese primer aspecto de la iglesia como el
cuerpo de cristo está en la vida. Un cuerpo sin vida se vuelve
un cadáver. nosotros, la iglesia, somos un organismo lleno de
la vida de dios (Ef 2:1, 5). Somos miembros y cooperamos los
unos con los otros (1 co 12:12, 25, 27). nuestra unidad hace
todo eso real y práctico. Esta es la visión que debe gobernar
nuestra vida: el cuerpo de cristo no puede ser dividido. Si
tiene esa visión, jamás se dividirá de los hermanos.
Quien tiene la nariz pequeña y achatada no piensa
quitársela, aunque, por eso, haya sufrido bullying en el colegio.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 16 03/02/2018 06:05:54


Su nariz puede ser fea, puede no tener un buen tamaño para
sujetar sus anteojos, pero tiene la capacidad olfativa y es parte
del cuerpo. Por tanto, cada miembro tiene su función y todos
son importantes (1 Co 12:13-20). El hecho de que algunos
miembros no sean como nos gustaría no nos da el derecho de
rechazarlos, despreciarlos o quitarlos.
Por otro lado, ningún miembro puede decir: “No te
necesito” (cfr. 1 Co 12:21a). Cuando ese miembro tiene la
visión gobernante de la iglesia como el Cuerpo de Cristo, no
hace eso, porque sabe que el Cuerpo lo necesita a él y él al
Cuerpo, y debe estar unido al Cuerpo para ser lleno de vida. Si
tenemos esa visión, jamás nos apartaremos de los hermanos,
jamás nos dividiremos los unos de los otros.

Pregunta: ¿Por qué usted es importante para el Cuerpo de


Cristo?

Mi punto clave:
La visión de la iglesia (1)

17

ECB_tomo03_esp_rg.indd 17 03/02/2018 06:05:54


18

semana 1 – Viernes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Zac 3:2; Ef 2:1-3; Fil 1:6; 1 P 4:12
Leer con oración:
“Porque somos hechura suya [obra maestra] creados en Cristo
Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano
para que anduviésemos en ellas (Ef 2:10).

La igLesia es La oBra Maestra


de dios Y eL nueVo HoMBre
El segundo aspecto de la iglesia está en el capítulo 2 de la
Epístola de Pablo a los Efesios: la iglesia como la obra maestra de
dios (v. 10). En ese caso, el énfasis de este aspecto de la iglesia
está en el trabajo fino, de alta calidad, que dios está haciendo
en cada uno de los miembros de la iglesia. Esto es así porque ese
capítulo comienza diciendo que estábamos muertos en nuestros
delitos y pecados (v. 1). Este fue el comienzo de nuestra vida.
Estábamos en un “basurero”, éramos como un tizón que se
estaba quemando en el fuego, listo para ser consumido, pero
dios intervino y nos sacó de esa condición (zac 3:2). “Pero
dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos
amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida
juntamente con cristo (por gracia sois salvos), y juntamente
con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares
celestiales con cristo Jesús” (Ef 2:4-6).
Jesús nos rescató de esa condición y ahora trabaja en cada
uno de nosotros para convertirnos en Su obra maestra. la palabra
hechura en griego es poiema y significa obra maestra (Ef 2:10). Y,
cuando el mismo versículo dice que somos “creados en cristo
Jesús para buenas obras”, eso significa que la iglesia fue creada
como algo que no existía en el universo. ¡Somos una nueva
creación de dios! cuando un artista pinta su cuadro o hace su
escultura, es preciso en sus acciones y muy detallista. El resultado

ECB_tomo03_esp_rg.indd 18 03/02/2018 06:05:54


de su trabajo, incluso a partir de un material sin mucha calidad,
es una obra maestra. Lo que queremos decir es que cada uno de
nosotros es un detalle de la obra maestra de Dios. Él, como ese
gran artista, en el tiempo oportuno, con la debida intensidad,
hizo en usted esos retoques y añadió algo. Por eso no se extrañe
cuando descubra eso, pues Dios sabe cómo trabajar en cada uno
de nosotros (1 P 4:12).
¡Ah! Y algo muy importante: cada aspecto de una obra
maestra sólo tiene valor como un todo. Los especialistas
estiman que la obra La Gioconda (Mona Lisa) de Leonardo Da
Vinci vale más de un billón y medio de dólares. Sin embargo, si
le recortamos los ojos y los separamos del conjunto de la obra,
no tendría ningún valor. Una obra maestra sólo tiene sentido
cuando es un todo. Cuando somos sacados de la obra maestra
de Dios, perdemos el sentido como individuos. Por eso, amados
lectores, dejemos a Dios terminar Su obra en nosotros (Fil 1:6).
Llegamos así al tercer aspecto de la iglesia, como el nuevo
hombre (Ef 2:14-15). El énfasis de este aspecto es la personalidad.
La personalidad de Cristo con Sus atributos divinos y Sus virtudes
humanas elevadas. Cuando las personas ven la iglesia, deben
ver en nosotros amor, luz, paciencia, longanimidad, humildad
y todas las demás virtudes que hay en Cristo. Eso es el nuevo
hombre, que tiene como característica muy fuerte no soportar
separaciones o muros que las personas levantan entre sí. En
el nuevo hombre, todas las paredes de separación caen y los
“grupitos” pierden el sentido. En Efesios 2:14 leemos: “Porque
él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando
la pared intermedia de separación”. Cuando el versículo habla
La visión de la iglesia (1)

de ambos, se refiere específicamente a dos pueblos, gentiles y


judíos, pero debemos aplicarlo a cualquier persona o grupos de
personas que estén divididas. Si ese es su caso en la iglesia, ¿qué
falta que ocurra para que usted experimente la realidad de la
iglesia como el nuevo hombre? ¡Nos falta la experiencia de la
cruz! Por eso leemos: “Y mediante la cruz reconciliar con Dios
a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades” 19

ECB_tomo03_esp_rg.indd 19 03/02/2018 06:05:54


20 (v. 16). Cuando llevamos a la cruz nuestras preferencias, orgullo
y pequeñeces de nuestro ego, experimentamos que todos los
muros y enemistades enraizados son derribados en nuestro
La visión de la iglesia

corazón y así podemos vivir en la realidad del nuevo hombre.

Pregunta: ¿Tiene preferencias en la iglesia? ¿Qué le parece si


las lleva en oración a la cruz, ahora?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 20 03/02/2018 06:05:54


semana 1 – sÁBado
Lectura bíblica:
Mt 12:25
Leer con oración:
“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos
de los santos, y miembros de la familia de Dios” (Ef 2:19).

La igLesia es eL reino Y La FaMiLia de dios


la iglesia también es presentada en la Epístola de Pablo a
los Efesios como el reino de dios. En Efesios 2:19 leemos: “Ya
no sois extranjeros ni advenedizos”. En esta primera parte del
versículo, en la palabra extranjero está implícito el concepto
de país, pues quien es extranjero no pertenece al país, al reino.
la otra parte del versículo aclara: “Ya no sois extranjeros ni
advenedizos, sino conciudadanos de los santos”, es decir,
nosotros somos ciudadanos juntos, somos conciudadanos del
reino de dios. Y la iglesia es el reino de dios. El énfasis de este
cuarto aspecto de la iglesia, como reino, está en el gobierno,
en la autoridad de cristo sobre la iglesia. a pesar de que los
líderes de la iglesia son una autoridad práctica, todos ellos
deben estar bajo la autoridad de cristo.
El reino de dios en la tierra no puede estar dividido.
cuando Jesús fue acusado por los fariseos de expulsar demonios
por Beelzebú, advirtió a todos sobre una realidad: “Todo reino
dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa
La visión de la iglesia (1)

dividida contra sí misma, no permanecerá” (Mt 12:25). Si


en la iglesia comenzamos a atacarnos los unos a los otros, a
discutir cada vez que pensamos de manera diferente acerca de
las prácticas y las decisiones tomadas por el liderazgo, este será
nuestro fin. Satanás quiere dividir al pueblo de dios, pero,
si tenemos esa visión gobernante de la iglesia como el lugar
que dios gobierna, nunca aceptaremos los pensamientos que
21

ECB_tomo03_esp_rg.indd 21 03/02/2018 06:05:54


22 surjan en este sentido. Estamos en el reino de Dios, viviendo
bajo el gobierno de Cristo. ¡Aleluya!
El quinto aspecto que se nos presenta es la iglesia como la
La visión de la iglesia

familia de Dios, conforme a lo que leemos en la última parte


del versículo: “Y miembros de la familia de Dios” (Ef 2:19).
Un peregrino es alguien que no tiene una casa, una familia
y, por eso, vive sin rumbo. Y, en ese caso, cuando se habla de
la familia, el énfasis de ese aspecto está en el disfrute de la
vida del padre. Nuestra casa, nuestra familia, es el lugar donde
encontramos el alimento y la acogida de nuestros familiares,
porque todos tenemos la misma vida del padre, por eso nos
llamamos hermanos. Esa es una realidad que el pueblo que no
tiene a Cristo no entiende.
Si hablamos de familia, hablamos de unidad, pues ésta
no puede estar dividida. Por más que nuestros hijos se peleen
el uno con el otro, ninguno de ellos amenaza con irse de la
casa. Pueden hasta tener discusiones, pero ellos se aman.
¡Formamos parte de un reino que no se divide y de una familia
que no renuncia a vivir unida! ¡Aleluya!

Pregunta: ¿Cómo ha sido su experiencia en la iglesia como el


reino y la familia de Dios?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 22 03/02/2018 06:05:54


semana 1 – doMingo
Lectura bíblica:
Mt 12:25; Gá 5:17; Ef 5:25-33
Leer con oración:
“Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis
resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”
(Ef 6:13).

La igLesia es La Morada, La noVia Y La guerrera


corPoratiVa de dios
la iglesia también es la morada de dios en nuestro espíritu,
conforme a lo que leemos en Efesios 2:22: “En quien vosotros
también sois juntamente edificados para morada de dios en
el Espíritu”. ¡alabado sea el Señor! Su lugar de morada es la
iglesia. la iglesia es nuestro hogar y el hogar del Señor. Y, cuando
hablamos de la iglesia como la morada de dios, el énfasis está en
Su reposo. Muchas veces, no tenemos reposo en nuestro interior
porque dios no ha encontrado reposo en nosotros. la iglesia es
nuestro hogar, la iglesia es el hogar de dios. Vamos a darle reposo
a dios. Que la iglesia en la ciudad donde usted vive sea un lugar
donde dios reposa.
asimismo, la iglesia es la novia de cristo, de acuerdo con
lo que leemos en el capítulo 5 de Efesios. En los versículos 25 y
26 leemos: “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como cristo
amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla,
La visión de la iglesia (1)

habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra”.


la expresión “el lavamiento del agua”, en el original griego tiene
cierta noción de lavar con un chorro. dios viene para lavarnos,
para sacar las manchas obstinadas y difíciles de salir, con el fuerte
chorro del agua de la Palabra. así, las manchas que fueron
provocadas por nuestra vejez, tradición y por nuestros conceptos
pueden ser eliminadas (v. 27).
23

ECB_tomo03_esp_rg.indd 23 03/02/2018 06:05:54


24 Cristo es el novio y nosotros somos la novia (v. 32). La iglesia
como la novia de Cristo tiene como énfasis el amor. ¿Ama usted
al Señor? Entonces tenga cuidado de no cometer “fornicación”
La visión de la iglesia

espiritual. Nosotros somos la novia de Cristo y, como tal, no


podemos estar mirando a otro hombre. Eso es infidelidad.
Por último, la iglesia también es la guerrera corporativa, esto
es, el ejército de Dios. Por eso, somos motivados a vestirnos con
toda la armadura de Dios: “Porque no tenemos lucha contra
sangre y carne, sino contra principados, contra potestades,
contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra
huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Ef 6:12).
Y, como estamos en una batalla, sargento, teniente y coronel
necesitan tener unanimidad en la conducción de los soldados,
para que no haya división. ¡El comando del ejército tiene que
ser uno! Cuando hay división, la iglesia pierde y el enemigo
vence (Mt 12:25). Debemos discernir quién está por detrás de
los conflictos que surgen en la iglesia o dentro de una familia,
pues nuestra lucha nunca puede ser contra personas, sino
contra principados y potestades que ejercen influencia sobre las
personas que no viven en el Espíritu (Gá 5:17).
Hay un principio que envuelve todos esos aspectos de la
iglesia: la unidad. Ya sea como el Cuerpo de Cristo, como la
obra maestra, como el nuevo hombre, el reino, la familia, la
morada de Dios en el Espíritu, como la novia o la guerrera
corporativa, la iglesia no puede ser dividida. ¡Esa es la visión
que debe gobernar nuestra vida! Existen tres cosas que Dios
aborrece, y hablamos de eso con mucha seriedad: la idolatría,
porque ofende la deidad de Dios; la fornicación, porque ofende
la humanidad del hombre que Dios creó; y la división, porque
ofende al Cuerpo de Cristo. Tomen eso muy en serio, hermanos.
Cuando nos involucramos en una obra de división, si no nos
arrepentimos, tarde o temprano, la disciplina de Dios viene. Si
no viene en esta era, vendrá en la era venidera. ¡Que Dios nos
guarde de ese pecado!

ECB_tomo03_esp_rg.indd 24 03/02/2018 06:05:54


Pregunta: ¿Qué principio describe los aspectos de la iglesia
presentados durante esta semana?

Mi punto clave:

Lectura de apoyo:
Los grandes diamantes de la Biblia – cap. 14 – Dong Yu Lan.
Cómo pastorear el rebaño de Dios – cap. 5 – Pedro Dong.

La visión de la iglesia (1)

25

ECB_tomo03_esp_rg.indd 25 03/02/2018 06:05:55


26

semana 2 – Lunes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Mt 12:25; 2 Co 2:11; Ef 1:22-23; 2:10, 15, 19; 5:25-32; 6:10-18
Leer con oración:
“He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno
tome tu corona” (ap 3:11).

guardar La unidad de La igLesia


Esta semana daremos continuidad a la palabra acerca de
la visión de la iglesia. durante la última semana vimos ocho
aspectos de la iglesia que están registrados en Efesios, y que
enfatizan sus características. la iglesia como el cuerpo de cristo
resalta la vida y la unidad (Ef 1:22-23). El apóstol Pablo, por
medio de esa revelación, nos muestra la imposibilidad de división
o separaciones entre los hijos de dios. los otros aspectos son la
iglesia como la obra maestra de dios, que enfatiza el trabajar
fino del Señor en cada uno de Sus hijos de manera colectiva,
y la iglesia como el nuevo hombre, que resalta la personalidad
única de cristo en ese nuevo hombre colectivo (2:10, 15).
asimismo, vimos la iglesia como el reino, que muestra la
autoridad de cristo, y como la familia de dios (Ef 2:19). En este
caso, como en una familia en la cual los hijos se desentienden en
determinados momentos, pero luego están juntos nuevamente,
si tenemos esa visión, aunque haya desavenencias entre
nosotros, nunca nos separaremos. En el versículo 22, la iglesia
es presentada como la morada de dios en nuestro espíritu,
es decir, cuando tenemos armonía y paz, el Señor encuentra
descanso en nosotros.
la iglesia también nos es revelada como la novia de cristo
(Ef 5:25-32). En el mundo hay divorcios, pero, para los hijos de
dios, esa separación no existe. Por último, vimos que la iglesia
es la guerrera corporativa de dios y, en ese caso, el énfasis está

ECB_tomo03_esp_rg.indd 26 03/02/2018 06:05:55


en el poder de Dios (6:10-18). La iglesia es la única entidad en
la tierra que lucha por los intereses del Señor. Por eso, como
tenemos claridad de que luchamos juntos contra las artimañas
e intentos de Satanás, nunca nos dividiremos, pues un ejército
dividido nunca obtendrá la victoria (Mt 12:25).
Por tanto, el concepto que comprende todas esas
revelaciones de la iglesia es el de la unidad. El principio es que
nunca podemos dividirnos. No importan las razones que usted
alegue: “No me valoran”, “me ofendieron”, “no les importo”,
nunca deje que eso gane ventaja en usted, pues lo que Satanás
quiere es provocar división en el Cuerpo de Cristo; ¡no ignore
sus maquinaciones! (2 Co 2:11). Aunque una vena de su ojo
se rompa, su ojo no va a salir de su cuerpo alegando: “¡Ah,
este cuerpo no tiene amor; dejó que la vena se rompiera, ahora
estoy todo rojo y feo! Me voy de aquí”. ¡Nunca se ha visto eso!
Ni se verá. Del mismo modo, si tenemos la visión de la iglesia
presentada en la Epístola de Pablo a los Efesios, ¡sentiremos que
siempre somos necesarios, importantes e indispensables en la
iglesia! ¡Creamos eso, tengamos esa visión gobernante!
No dejemos que Satanás nos robe eso, pues muchos
perdieron esa visión a lo largo del tiempo. Él quiere robar
nuestro disfrute, gozo, encargo y, sobretodo, la visión. No
permitamos que él nos quite lo que Dios ya nos reveló.
Debemos retener lo que tenemos, para que ninguno tome
nuestra corona (Ap 3:11). ¡Aleluya!

Pregunta: ¿Cuál es el concepto predominante sobre la iglesia


en el libro de Efesios?
La visión de la iglesia (2)

Mi punto clave:

27

ECB_tomo03_esp_rg.indd 27 03/02/2018 06:05:55


28

semana 2 – Martes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Ex 25:31-38; Is 53:5-6, 10; Mt 5:14-15; 2 Co 5:17; Ap 1:10-12
Leer con oración:
“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean
vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en
los cielos” (Mt 5:16).

La igLesia, eL candeLero de oro


El último aspecto de la iglesia que veremos está en el libro de
apocalipsis: el candelero de oro. En apocalipsis 1:10-12 leemos
que Juan vio siete candeleros o candelabros. cada uno de ellos
representaba una de las siete iglesias de asia: “El misterio de las
siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros
de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los
siete candeleros que has visto, son las siete iglesias” (v. 20).
Esa revelación nos trae una figura magnífica de la unidad de
la iglesia. a pesar del tamaño y forma, el candelero era hecho de
una sola pieza de oro que, con los martillazos del artífice, poco a
poco era modelado: “Harás además un candelero de oro puro;
labrado a martillo se hará el candelero; su pie, su caña, sus copas,
sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo” (Ex 25:31). El
artífice no hacía las piezas separadas. Todas obtenían forma por
los martillazos en la pieza única de oro (v. 36).
Veamos todas las revelaciones que la iglesia como el
candelero nos muestra. En primer lugar, el oro representa la
naturaleza divina de dios Padre. Eso nos revela que sólo los que
tienen la vida de dios forman parte de la iglesia. Segundo, el pie
o pedestal, esto es, la base misma del candelero, representa al
Hijo, Jesús, porque fue producido y obtuvo esa forma a través
de los muchos golpes que sufrió. Jesús fue molido por nuestras
iniquidades, rechazado y, en la cruz, fue “golpeado” por el mismo
Padre (is 53:5-6, 10). También vemos un tercer importante

ECB_tomo03_esp_rg.indd 28 03/02/2018 06:05:56


elemento en esta revelación: el aceite. Este aceite que alimenta a
las siete lámparas representa al Espíritu Santo.
La visión de la iglesia como el candelero nos muestra al Dios
Triuno: Padre, Hijo y Espíritu. Pero ¿dónde entra el hombre
en esta revelación? El hombre es representado por el pábilo
hecho de fibras vegetales, que, en la Biblia, simbolizan nuestra
naturaleza humana. Entonces, tenemos en esa figura la mezcla
de la naturaleza divina (Padre, Hijo y Espíritu) con la naturaleza
humana. Por tanto, la iglesia es el mezclar de Dios con el hombre.
¡Esa visión es realmente extraordinaria! Es completa. Mientras
estemos más llenos de aceite, es decir, del Espíritu, expresaremos
más a Dios, ¡y las personas podrán percibir más a Dios en nosotros!
Como “pábilo”, necesitamos estar llenos del aceite, llenos
del Espíritu. No obstante, con el paso del tiempo, la extremidad
del pábilo, la mecha, queda quemada y dura. De esta forma no
es posible absorber el aceite para continuar alumbrando. Esa
puede ser la experiencia de algunos: se han convertido en una
“mecha quemada”. Por eso necesitamos rogarle al Señor que
quite de nosotros lo que es viejo y puede impedirnos absorber
más aceite, más Espíritu (2 Co 5:17; Fil 3:8). Así como el
sacerdote necesitaba cortar la punta quemada y dura del pábilo,
Dios necesita tratar con nosotros para que volvamos a absorber
el aceite y podamos brillar (Ex 25:38). Eliminemos todo lo que
debilita nuestro brillo, seamos renovados y fortalezcamos la
expresión de Dios en la iglesia en nuestra ciudad (Mt 5:14-16).
¡Vivamos la realidad de esta palabra!

Pregunta: ¿Cuál es su condición hoy? ¿La de un pábilo limpio


La visión de la iglesia (2)

y flexible que absorbe mucho Espíritu o la de una mecha vieja


y endurecida?

Mi punto clave:

29

ECB_tomo03_esp_rg.indd 29 03/02/2018 06:05:56


30

semana 2 – MiÉrcoLes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Mt 16:13-17; Ef 2:21-22; 2 Ts 2:1-3; 1 P 2:5
Leer con oración:
“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré
mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”
(Mt 16:18).

La igLesia en sus asPectos uniVersaL Y LocaL


Hoy veremos los dos aspectos de la iglesia: el universal y
el local. Momentos antes de revelar la iglesia en el Evangelio
de Mateo, el Señor les preguntó a Sus discípulos quién decía
el pueblo que Él era (Mt 16:13). luego de recibir su respuesta,
el Señor fue específico: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”
(v. 15). Él nos hace esa pregunta, hoy, a nosotros. Por más que
hayamos leído sobre estos asuntos, el Señor quiere saber cuál
es nuestra experiencia personal con Él. En este mundo post-
moderno, un mundo sin referencias de lo que es correcto e
incorrecto, donde todo es permitido, el misterio de la iniquidad
quiere producir millones de personas sin convicciones propias,
que son llevadas por otras (2 Ts 2:1-3). necesitamos tener visión
de quiénes somos, de quién es cristo y la iglesia para nosotros
(Mt 16:16-17). Por eso tenemos que humillarnos y pedirle al
Señor que nos dé la revelación celestial sobre cristo y la iglesia.
después de que Pedro dijo que el Señor era el cristo, el
Hijo del dios viviente, Jesús reveló la iglesia en su naturaleza
universal: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta
roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán
contra ella” (v. 18). aquí tenemos la primera mención de la
palabra iglesia en la Biblia. En su aspecto universal, la iglesia
no se limita a un lugar o época. la palabra griega para Pedro es
pétros, que significa piedrita. En la expresión “sobre esta piedra”,

ECB_tomo03_esp_rg.indd 30 03/02/2018 06:05:57


el vocablo griego es pétra, que significa roca, un agregado sólido
y muy resistente. Somos sólo piedritas en la edificación de la
iglesia, pero la roca es Cristo y la revelación que Él nos da sobre
la iglesia (1 P 2:5).
La segunda mención de la palabra iglesia está en Mateo
18:17 y se refiere a su carácter local, a la iglesia que se encuentra
en una ciudad determinada: “Por tanto, si tu hermano peca
contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has
ganado a tu hermano. Mas si no te oyere, toma aún contigo a
uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda
palabra. Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la
iglesia, tenle por gentil y publicano” (vs. 15-17).
Cuando habla de la iglesia local, lo primero que Jesús apunta
es un problema: un hermano que peca contra otro. Por tanto,
frente a las dificultades, no piense en “salir” o “irse” de la iglesia.
El mismo Señor ya nos muestra que esas situaciones existen y
existirán. Pero, además de eso, también tenemos en la iglesia
la experiencia de tener comunión y solucionar las dificultades.
En caso de que no logremos hacerlo solos, todavía podemos
contar con los líderes, con aquellos que cuidan de la iglesia, de
manera que podamos experimentar siempre el arrepentimiento,
el perdón y la reconciliación.
Esos dos aspectos de la iglesia, el universal y el local,
también se pueden ver en Efesios 2:21-22. El primer versículo
nos presenta a la iglesia en su aspecto universal (el edificio),
y el segundo, en su carácter local (donde los hermanos son
edificados juntos). ¡Alabado sea Dios por esta palabra!
La visión de la iglesia (2)

Pregunta: ¿Quién es Cristo y qué es la iglesia para usted?

Mi punto clave:
31

ECB_tomo03_esp_rg.indd 31 03/02/2018 06:05:58


32

semana 2 – JueVes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Ef 2:11-20; Col 1:17; 1 P 2:6
Leer con oración:
“Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está
puesto, el cual es Jesucristo” (1 co 3:11).

eL FundaMento de La igLesia
después de aclarar el aspecto universal y local de la iglesia,
veamos un punto esencial de la revelación que la Biblia nos trae
sobre la iglesia: su fundamento. En Primera de corintios 3:10,
leemos: “conforme a la gracia de dios que me ha sido dada, yo
como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima;
pero cada uno mire cómo sobreedifica”. aquí el apóstol Pablo se
compara a un arquitecto que, antes de comenzar a edificar, pone
el fundamento de la construcción. antes de construir una casa,
primero se deben poner los cimientos, o lo que es lo mismo, la
parte de la construcción que está debajo del terreno en la cual se
sostiene la edificación. Ese cimiento es el fundamento de toda la
construcción. El fundamento o cimiento que sustenta a la iglesia
es cristo: “Porque nadie puede poner otro fundamento que el
que está puesto, el cual es Jesucristo” (v. 11). la iglesia solamente
puede tener este fundamento: Jesucristo. ¡no existe otro!
En Efesios 2:20 también leemos: “Edificados sobre el
fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra
del ángulo Jesucristo mismo”. El fundamento de los apóstoles y
profetas son sus enseñanzas, lo que Jesús dejó y lo que el Espíritu
Santo les reveló más tarde a cada uno de ellos, completando, de
esa manera, la Palabra de dios. Por tanto, la iglesia no puede ser
edificada sobre filosofías o conceptos humanos, pues nuestro único
fundamento es Jesucristo y las enseñanzas de los apóstoles, es decir,
la economía divina que tiene a Jesús como la piedra del ángulo.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 32 03/02/2018 06:05:58


La piedra del ángulo en un edificio era la primera en ser
colocada en la esquina del edificio para que, a partir de ella, fueran
definidas donde se pondrían las demás, de manera que toda la
construcción quedara alineada. Toda la enseñanza de los apóstoles
depende y es sustentada por esa pieza tan importante, que es Cristo
como la piedra del ángulo (1 P 2:6). Toda la iglesia también se
sustenta y está alineada por esa piedra, que es Cristo. Sin Cristo,
todo se desmorona, nada se sustenta (Col 1:17).
Cristo es mencionado en Efesios 2:20 como la piedra del
ángulo porque Pablo, en los versículos anteriores, presenta
una situación muy común en el mundo: las divisiones entre las
personas. La situación de división entre el pueblo gentil y judío
descrita en estos versículos ilustra las diversas divisiones de hoy.
Paredes de separación se levantan entre blancos y negros, ricos y
pobres, hombre y mujer, letrados y analfabetos, en fin, la sociedad
humana está polarizada y dividida. Pero ¿Qué hizo Cristo en la
cruz, como nuestra piedra del ángulo? Él derribó todas las paredes
y unió a todas esas “piedras” en una sola construcción (vs. 14-15).
Una vez que estamos en la iglesia, y tenemos a Cristo como nuestro
fundamento y piedra del ángulo, también tenemos la obra de la
cruz, que vence toda separación y división.
Si tomamos otro fundamento en la iglesia que no sea Cristo, será
imposible vivir en unión con personas tan diferentes. Sin esa piedra
del ángulo no seremos edificados, pues Cristo es aquel que nos une
y alinea. El enemigo de Dios (y también nuestro) nos quiere separar,
pero, si experimentamos a Cristo como fundamento y piedra del
ángulo, nunca nos dividiremos, ¡y la iglesia será edificada! ¡Aleluya!
La visión de la iglesia (2)

Pregunta: ¿Cómo es su experiencia colectiva en la iglesia con


Cristo como su piedra del ángulo?

Mi punto clave:
33

ECB_tomo03_esp_rg.indd 33 03/02/2018 06:05:58


34

semana 2 – Viernes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Dt 12:4-18; Hch 8:1; 13:1; 1 Co 1:2; Col 2:17; He 9:24
Leer con oración:
“El lugar que Jehová vuestro Dios escogiere de entre todas
vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación,
ése buscaréis, y allá iréis” (dt 12:5).

La Base de La igLesia: su terreno


otro concepto fundamental de la unidad es el que se refiere
a la base de la iglesia. Podemos ilustrar ese concepto con la figura
del terreno donde es puesto el fundamento, es decir, el cimiento
de la construcción. Todos los grupos cristianos tienen el mismo
fundamento, que es cristo. Eso no cambia ni cambiará. Pero,
entonces ¿cuál es el problema? El problema está en la base, en
el terreno escogido para la edificación. algunos construyeron
sobre ciertas líneas doctrinales y otros edificaron sobre algunas
prácticas cristianas. El asunto es que todo eso, las doctrinas y
las prácticas, hace que haya divisiones. Entonces, ¿qué es lo que
la Biblia nos revela como la base para la iglesia? Veamos lo que
estaba en el corazón de dios desde el antiguo Testamento.
antes de que el pueblo entrara en canaán, la tierra prometida
por dios, Él reveló Su voluntad: “El lugar que Jehová vuestro dios
escogiere de entre todas vuestras tribus, para poner allí su nombre
para su habitación, ése buscaréis, y allá iréis” (dt 12:5). dios
aquí les mostró que, mientras estaban en el desierto, hacían
lo que querían, pero, al entrar en la tierra prometida, tendrían
que hacer Su voluntad: “no haréis como todo lo que hacemos
nosotros aquí ahora, cada uno lo que bien le parece” (v. 8). a
pesar de que cada grupo, cada tribu del pueblo tenía su lugar
de preferencia, dios estableció un lugar único donde todos
llevarían sus ofrendas (vs. 10-18).

ECB_tomo03_esp_rg.indd 34 03/02/2018 06:05:58


El Antiguo Testamento nos presenta sombras y figuras de la
realidad que encontramos en el Nuevo Testamento (Col 2:17;
He 9:24). Por tanto, ese principio continúa siendo actual: no
debemos buscar el que sea simplemente de nuestra preferencia
o conveniencia. Tener ese comportamiento es un poderoso
combustible para las separaciones y divisiones en la iglesia.
Entonces ¿Cuál es la base, es decir, el terreno, sobre el cual
la iglesia debe ser edificada? La respuesta es: los límites de la
ciudad. ¡Esto es una revelación tremenda!
La Biblia es muy coherente. Cada vez que la palabra iglesia,
en singular, es mencionada, no está relacionada con el nombre
de una persona o con una práctica o doctrina, sino con una
ciudad: “A la iglesia de Dios que está en Corinto” (1 Co 1:2).
Esa es la sabiduría de Dios, porque, si estuviera relacionada a
una doctrina, en el momento en que alguien enfatizara otra
doctrina, “formaría” otra iglesia. Si estuviera relacionada con
una práctica, sucedería lo mismo. Pero, si la palabra iglesia está
relacionada con el nombre de una ciudad, bastará con que yo
viva en esa ciudad para no tener las condiciones para “formar”
otra iglesia. Eso es lo que la Biblia nos revela.
En Hechos 8:1 leemos sobre la iglesia en Jerusalén y en 13:1
sobre la iglesia en Antioquía. En ambas el fundamento es Cristo,
pero la base es la ciudad. Mañana continuaremos viendo más
pasajes que nos aclaran esa revelación que nos previene contra
todo tipo de separación y división. ¡Aleluya!

Pregunta: ¿Cuál es la base de la iglesia, según lo que nos fue


revelado en el Antiguo y en el Nuevo Testamento?
La visión de la iglesia (2)

Mi punto clave:

35

ECB_tomo03_esp_rg.indd 35 03/02/2018 06:05:58


36

semana 2 – sÁBado
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
1 Co 1:2; Ap 1:4, 11; 2:1, 8, 12, 18; 3:1, 7, 14
Leer con oración:
“Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias
que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis,
Filadelfia y Laodicea” (ap 1:11).

La Base de La igLesia: aMor e incLusiÓn


a lo largo de la historia, muchos líderes cristianos tomaron
como base de la iglesia conceptos doctrinales o ciertas prácticas
cristianas. Sin embargo, la única base descrita en la Biblia sobre
la cual puede ser edificada es la ciudad. Es suficiente con que los
cristianos estén en una ciudad para que nada, ninguna doctrina
o práctica, puede ser motivo o justificación para dividirlos.
Todos deben estar juntos.
Para que ese principio bíblico sobre la base de la iglesia quede
más claro, veamos las referencias contenidas en la Palabra.
En romanos 16:1 leemos: “os recomiendo además nuestra
hermana Febe, la cual es diaconisa de la iglesia en cencrea”.
cencrea era el nombre de una ciudad y fue tomada como base,
o terreno, para la iglesia. Todos allí se estaban reuniendo juntos.
En Primera de corintios 1:2a leemos: “a la iglesia de dios
que está en corinto”. En ese caso, vemos que la iglesia no
pertenece a hombres, sino a dios. no hay ningún antecedente
en la Biblia del nombre de una iglesia que no sea el nombre de
una ciudad: “Escribe al ángel de la iglesia en Efeso”; “la iglesia
en Esmirna”; “la iglesia en Pérgamo”; “la iglesia en Tiatira”;
“la iglesia en Sardis”; “la iglesia en Filadelfia” y “la iglesia en
laodicea” (ap 2:1, 8, 12, 18; 3:1, 7, 14).
cuando la expresión iglesias aparece en plural, está
relacionada con alguna provincia o región, o con varias ciudades

ECB_tomo03_esp_rg.indd 36 03/02/2018 06:05:58


y, por eso, varias iglesias. En Hechos 15:41 leemos: “Y pasó por
Siria y Cilicia, confirmando a las iglesias”. Siria y Cilicia son dos
provincias. Lo mismo ocurre en Primera de Corintios 16:1: “En
cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también
de la manera que ordené en las iglesias de Galacia”. Galacia
también era una provincia (Gá 1:2). Lo mismo ocurre
cuando se habla de las iglesias de Asia, de Macedónia y de
Judea (1 Co 16:19; 2 Co 8:1; Gá 1:22; 1 Ts 2:14). Cuando Juan
escribe a las siete iglesias de Asia, simplemente usa el nombre
de la ciudad para referirse a cada una de ellas (Ap 1:4, 11). El
fundamento de la iglesia es Cristo, pero su terreno es la ciudad.
Nuestra visión de la iglesia no ha cambiado, pero la práctica
sí. En nuestro contacto con los hermanos que no se reúnen
con nosotros, no debemos ser arrogantes y querer forzarlos a
practicar esta visión tal como lo hacemos. Por tener la convicción
de que el fundamento de la iglesia es Cristo y su terreno es la
ciudad, practicamos el amor y la inclusión de todos los hijos de
Dios. Por eso terminamos esta palabra con una advertencia: no
tome esta visión como un motivo para discutir o excluir a los
hermanos que aún no la han visto. Sigamos el ejemplo dejado
por el apóstol Pablo: “Si otra cosa sentís, esto también os lo
revelará Dios. Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos
una misma regla, sintamos una misma cosa” (Fil 3:15b-16). En
cuanto a nosotros, seamos fieles en lo que Dios nos reveló.

Pregunta: ¿Cómo debemos actuar con los que no han recibido


la revelación de la base de la iglesia?
La visión de la iglesia (2)

Mi punto clave:

37

ECB_tomo03_esp_rg.indd 37 03/02/2018 06:05:58


38

semana 2 – doMingo
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Hch 14:23; Tit 1:5; Ap 1:11
Leer con oración:
“Esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo
revelará Dios. Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una
misma regla, sintamos una misma cosa” (Fil 3:15b-16).

asPectos HistÓricos
que coMProMetieron La Base de La igLesia
debemos guardar la revelación que recibimos sobre la
base de la iglesia. la iglesia tiene límites definidos, los límites
de la misma ciudad. Eso es tan evidente que en tres pasajes
de la Biblia la ciudad es mencionada como iglesia y la iglesia,
como la ciudad. En Hechos 14:23a leemos: “Y constituyeron
ancianos en cada iglesia” y “Por esta causa te dejé en creta,
para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en
cada ciudad, así como yo te mandé” (Tit 1:5). ¿Se da cuenta?
El primer versículo nos habla de constituir ancianos en cada
iglesia y, en el segundo pasaje, nos habla de establecer ancianos
en cada ciudad. Por tanto, la ciudad es igual a iglesia y la iglesia
es igual a la ciudad. En apocalipsis 1:11a leemos: “Escribe en
un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias”. Él habla de
siete iglesias, pero en seguida viene el nombre de siete ciudades:
“Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y laodicea”
(v. 11b). Entonces, para dios, la iglesia equivale a la ciudad.
Ese es el límite que dios estableció para la iglesia: la ciudad.
Esa debe ser su base. Sin embargo, a lo largo de la historia, las
instituciones religiosas y los movimientos cristianos rompieron
esos límites y establecieron otra base para la iglesia. al final del
imperio romano y en el periodo conocido como Edad Media,
la iglesia en roma se fortaleció y comenzó a ejercer un fuerte
dominio sobre otras iglesias y reyes en Europa. así surgió la

ECB_tomo03_esp_rg.indd 38 03/02/2018 06:05:58


Iglesia Católica Romana. El papa coronaba, casaba y cobraba
los diezmos y los impuestos de los emperadores europeos. La
iglesia romana sobrepasó la base de la ciudad.
Cuando Martín Lutero y otros estudiosos de la Palabra
comenzaron a percibir esos y otros errores, surgió un movimiento
conocido como La Reforma Protestante. Los emperadores
europeos se aprovecharon de eso para desligarse del dominio
papal. Así, poco a poco, los reyes fueron creando para sí
mismos las iglesias de sus propios países (Iglesia Anglicana, de
Alemania, de Dinamarca, entre otras), conocidas como iglesias
nacionales. En todos esos casos, lo que percibimos es un cambio
en cuanto al límite de la iglesia, que dejó de ser la ciudad y pasó
a ser ahora el país.
A partir de ese periodo, muchos siervos que buscaban un
conocimiento profundo de la Palabra de Dios descubrieron
varias verdades que hasta entonces estaban encubiertas por los
que controlaban incluso la lectura de la Biblia. Por eso, a medida
que estos siervos y sus seguidores divulgaban sus doctrinas y
prácticas (la justificación por la fe, el bautismo, el sacerdocio de
todos los creyentes), muchas de ellas se convirtieron en la base
de la iglesia. El resultado fue que, a partir de entonces, surgieron
varios grupos cristianos que pasaron a girar en torno de ciertas
verdades. La base no era más la ciudad, sino una doctrina o
práctica, y esto hizo posible las diversas divisiones en la iglesia a
lo largo de ese tiempo.
Seamos humildes. Tener la visión de la base de la iglesia
de acuerdo con lo que está escrito en la Biblia, el límite de
La visión de la iglesia (2)

la ciudad, tampoco nos da el derecho de creernos superiores


a ninguno de los hijos de Dios ni puede ser motivo para que
nuestra comunión con ellos sea perjudicada. Por el contrario,
por tener esa visión, incluiremos en nuestro corazón a todos
los hijos de Dios de nuestra ciudad. Tampoco dejaremos de
reunirnos con la iglesia en nuestra ciudad cuando surja la más
mínima señal de problemas, pues sabemos que necesitamos
experimentar la cruz de Cristo, que es capaz de derribar toda 39

ECB_tomo03_esp_rg.indd 39 03/02/2018 06:05:58


40 pared de separación que pueda surgir en medio de nosotros.
Esta visión es realmente extraordinaria. Si la practicamos,
seremos vencedores. ¡Aleluya!
La visión de la iglesia

Pregunta: A lo largo de la historia, ¿qué utilizaron algunos


siervos de Dios como base de la iglesia en lugar de los límites
de la ciudad?

Mi punto clave:

Lectura de apoyo:
Nehemías – La restauración de los muros de Jerusalén – caps. 2
y 3 – Dong Yu Lan.
Los grandes diamantes de la Biblia – cap. 14 – Dong Yu Lan.
Los doce aspectos de la iglesia – Dong Yu Lan.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 40 03/02/2018 06:05:58


semana 3 – Lunes
Lectura bíblica:
2 Co 6:1; Ef 1:3-14
Leer con oración:
“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en
vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no
yo, sino la gracia de Dios conmigo” (1 co 15:10).

Lo que eL dios triuno esPera


la revelación que hemos recibido en la Palabra de dios a
través del libro de Efesios nos ha aclarado con respecto a la visión
de la iglesia. Esta es una visión maravillosa y de gran impacto,
pues la práctica de su contenido ha transformado nuestra
vida. desde el primer capítulo de la epístola, vemos que dios
quiere revelarnos el deseo de Su corazón: “Bendito sea el
dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo
con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en
cristo” (Ef 1:3). la obra del Padre, del Hijo y del Espíritu tiene
al hombre como meta, porque el dios Triuno quiere dispensarse
dentro de cada uno de nosotros (vs. 3-6, 7-12, 13-14). cada
vez que eso ocurre, experimentamos ese dispensar como gracia,
pues recibimos Su misma persona.
En Segunda de corintios 6:1 leemos: “así, pues, nosotros,
como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no
recibáis en vano la gracia de dios”. Pablo nos exhorta a que no
La visión de la iglesia (3)

recibamos la gracia de dios en vano. Si después de Su dispensar,


dios no puede ver un resultado en nuestra vida, estamos
recibiendo Su gracia en vano.
necesitamos considerar delante de dios nuestra condición:
¿hemos recibido en vano la gracia de dios? ¿cuál es el resultado
interior y visible del dispensar de dios en nuestra vida? Por
ejemplo: hemos visto sobre la visión de la iglesia; pues bien,
41

ECB_tomo03_esp_rg.indd 41 03/02/2018 06:05:58


42 ¿cuál es el resultado práctico de esa visión en nuestro vivir? El
conocimiento sobre la unidad, el Cuerpo, el fundamento y base
de la iglesia es importante, pero, si no practicamos, estaremos
La visión de la iglesia

recibiendo en vano esa gracia. Cuando recibimos lo que viene


de Dios, ¡algo tiene que cambiar en nosotros!
En el capítulo 1 de Efesios leemos sobre la esperanza que
Dios tiene con relación al resultado de Su dispensar y de Su
labor en nuestra vida. La esperanza de la obra del Padre está en
el versículo 6: “Para alabanza de la gloria de su gracia”. La de
la obra del Hijo está en el versículo 12: “A fin de que seamos
para alabanza de su gloria”. Por último, Dios revela su esperanza
sobre la obra del Espíritu al final del versículo 14: “Para alabanza
de su gloria”. ¡La gloria es la expresión de Dios! Su esperanza es
que Él sea alabado por Su expresión en nuestro vivir.

Pregunta: ¿Cuál es la esperanza de Dios para nuestra vida?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 42 03/02/2018 06:05:59


semana 3 – Martes
Lectura bíblica:
Ro 8:19; 2 Co 6:1; Ef 1:6, 12, 14; 2:5
Leer con oración:
“Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre
todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de
Aquel que todo lo llena en todo” (Ef 1:22-23).

eL disPensar de dios
trae La reaLidad de La igLesia
El dispensar de dios Padre, del Hijo y del Espíritu tiene una
fuerte esperanza sobre nuestra vida: que seamos para alabanza de
Su gloria (Ef 1:6, 12, 14). El versículo 6 afirma que la obra del Padre,
es decir, el dispensar del Padre debe ser “para alabanza de la gloria
de Su gracia”. la gracia es cristo dispensado a nosotros. cuando
dios dispensa a Su hijo como vida a nosotros, gratuitamente, esto
es gracia (Ef 2:5). no podemos recibirla en vano, ella tiene que
producir algo en nosotros (2 co 6:1). En estos versículos de Efesios
vemos la gloria (la expresión de dios). cuando Él Se dispensa, Él
espera que en nosotros surja Su expresión. ¡Ese es el resultado de
la gracia y la esperanza de dios con relación a nosotros! En cada
victoria de Él en ese dispensar, surge una alabanza, como si todo el
universo, en su anhelo ardiente, vibrara en cada momento cada
vez que Él se manifiesta en nosotros (ro 8:19).
lo que más anhelamos es agradar el corazón de dios. Por
La visión de la iglesia (3)

eso apartamos un tiempo para orar y tener comunión en la


Palabra, como también para participar de las reuniones de la
iglesia, de las conferencias, para ser constituidos con la vida y la
expresión de cristo en nuestro vivir. la alabanza es inminente
y va a dios, es el regreso del dispensar de dios para Su disfrute.
a medida que el dios Triuno se dispensa y opera en nosotros,
comienza a surgir una expresión cada vez más fuerte.
43

ECB_tomo03_esp_rg.indd 43 03/02/2018 06:05:59


44 Al final del capítulo 1 de la Epístola a los Efesios, podemos
ver el resultado del dispensar de la obra del Padre, del Hijo y del
Espíritu: la iglesia. En los versículos 22-23 leemos: “Y sometió
La visión de la iglesia

todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las
cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que
todo lo llena en todo”. Si permitimos que el Señor opere en
nosotros, tendremos más de Su plenitud. En Romanos 16:20
también leemos: “Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás
bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con
vosotros”. Esa es la victoria que nos es dada cuando el dispensar
del Dios Triuno produce resultados en nosotros.
Que cada palabra que recibamos del Señor y cada asunto
que nos ha sido dispensado produzca un resultado en nuestra
vida, de manera que regrese como alabanza a Dios. ¡Eso quiere
decir que Satanás será derrotado y Dios será exaltado! Al
mirarnos a nosotros mismos, al ver nuestro vivir, Dios espera
decir: “Mi nombre es engrandecido, Soy glorificado y exaltado
por medio de tu vivir”. ¡Queremos oír eso del Señor!

Pregunta: ¿Cuál debe ser el resultado práctico del dispensar de


Dios a nosotros?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 44 03/02/2018 06:05:59


semana 3 – MiÉrcoLes
Lectura bíblica:
Jn 20:1-18; Ef 2:22
Leer con oración:
“Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros
los gentiles” (Ef 3:1).

eL resuLtado de La VisiÓn: tener una causa


recibir la visión de la iglesia es algo grandioso porque está
relacionado con el propósito eterno de dios. Si Él nos reveló
a nosotros la iglesia es porque desea ver el resultado de esa
revelación en nuestro vivir. de manera práctica, tener una visión
es tener una causa que se vuelve la razón de nuestra vida. Veamos
algunos ejemplos en la Palabra. cuando david fue tocado sobre
la necesidad de que dios tuviera una habitación, toda su vida
cambió. Sus actitudes, acciones y planificación pasaron a girar
en torno a aquella causa: “no entraré en la morada de mi casa,
ni subiré sobre el lecho de mi estrado; no daré sueño a mis ojos,
ni a mis párpados adormecimiento, hasta que halle lugar para
Jehová, morada para el Fuerte de Jacob” (Sal 132:3-5). Él no
aceptaba descansar mientras no concluyera su causa: construir
la habitación de dios.
En aquel momento, david preparó todo el material para
construir un templo físico. Pero nosotros, hoy, tenemos la
revelación de esa realidad: somos la morada de dios en el Espíritu
La visión de la iglesia (3)

(Ef 2:22). ¡necesitamos valorar esta revelación! a la luz de ella,


podemos aplicarla, afirmando que david no recibió la gracia de
dios en vano; por el contrario, tuvo una reacción que generó una
causa en su vida. Todo su vivir estuvo dedicado para concretar la
visión que se convirtió en su causa.
además de david, el apóstol Pablo también fue alguien con
una causa. En Efesios 3:1, él afirmó: “Por esta causa yo Pablo,
45

ECB_tomo03_esp_rg.indd 45 03/02/2018 06:05:59


46 prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles”. Nuestra
causa nos debe unir al Señor. Por eso nosotros llegaremos a ser
prisioneros de Cristo Jesús. Si vivimos así, amando al Señor y a
La visión de la iglesia

los hermanos, tendremos una vida de la iglesia fuerte, abundante,


llena de la vida y del Espíritu. Eso es lo que Dios anhela. Si Él
contempla una vida de la iglesia así, tendrá descanso y alegría.
En Juan 20, ante el hecho de la resurrección del Señor
Jesús, vemos como María Magdalena se comportó. Ella estuvo
en el sepulcro de madrugada y, después de ver que la piedra
había sido removida, corrió para avisarles a Pedro y a Juan. Los
discípulos fueron a la tumba, pero, como vieron que el Señor
no estaba allí, se fueron. Sin embargo, María permaneció en la
entrada de la tumba, llorando (v. 11). En seguida, dos ángeles le
preguntaron a María: “Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque
se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto” (v. 13).
Después, el Señor mismo le preguntó: “Mujer, ¿por qué lloras?
¿A quién buscas?”(v. 15)”.
Muchas veces lloramos por diversas situaciones, como
experiencias personales, familiares o profesionales negativas,
porque no podemos alcanzar nuestras metas o porque no
encontramos lo que estamos buscando. Esas preguntas de Juan
20 son muy significativas para nosotros hoy: ¿Por qué lloramos?
¿A quién o qué estamos buscando? María Magdalena estaba
llorando por el Señor, por causa del Señor. ¿Vale la pena llorar
por las cosas de esta tierra? Dios nos está abriendo la palabra del
corazón de la Biblia para mostrarnos la causa por la cual vale la
pena llorar e invertir todo nuestro vigor.

Pregunta: ¿Por qué o por quién ha llorado usted?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 46 03/02/2018 06:05:59


semana 3 – JueVes
Lectura bíblica:
1 Co 12:27; 15:10; Ef 1:22-23; 3:1-6
Leer con oración:
“Los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo,
y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del
evangelio” (Ef 3:6).

La eXPresiÓn de La Vida diVina es eL aMor


Sabemos que cristo es el fundamento, la esencia de nuestra
vida, pero ¿cómo lo experimentamos en toda Su plenitud?
Solamente en la iglesia, pues es Su cuerpo y nosotros somos
Sus miembros (1 co 12:27; Ef 1:22-23). cuando nosotros
obtenemos esa visión y nos entregamos a esa causa, no sólo
nuestra vida cambia, sino también la de todos los que están
a nuestro alrededor. Por tener la visión, no sólo nos importará
nuestra vida, sino las de todos los que nos rodean. Eso es una
consecuencia de la expresión de la vida divina que recibiremos:
el amor (Ef 3:1). nosotros nos preocupamos por los demás
porque nosotros los amamos.
dios espera que aquello que Él nos confió sea transmitido
a los demás hermanos: “Si es que habéis oído de la
administración de la gracia de dios que me fue dada para
con vosotros” (Ef 3:2). lo que Pablo había recibido no era sólo
para su disfrute personal, sino para que, además de eso, llevara
La visión de la iglesia (3)

la gracia a los hermanos. la gracia que recibo del Señor debe ser
llevada a todos los que están a mi alrededor. El apóstol afirmaba
que él tenía una causa y que, por eso, se volvió prisionero de
cristo. Él no vivía más para sí mismo, sino para el Señor y los
hermanos (1 co 15:10).
Tener una causa también significa tener una responsabilidad.
Si tenemos la visión de la iglesia como el cuerpo de cristo y
47

ECB_tomo03_esp_rg.indd 47 03/02/2018 06:05:59


48 ésta se volvió nuestra causa, cuando estoy en la reunión de la
iglesia, no me quedo más parado o callado. Ejercito mi espíritu y
dispenso la gracia que recibí a los demás hermanos. Oro, canto
La visión de la iglesia

y comparto, porque recibí algo de Dios que debe ser confiado a


los demás. ¡Esto es tremendo! La práctica de esa visión cambiará
nuestra vida y la de todos los que están a nuestro alrededor.
En el versículo 4 de Efesios 3, continúa: “Leyendo lo cual
podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de
Cristo”. Sabemos que el misterio de Cristo es la iglesia. ¿Logramos
percibir a la iglesia como un Cuerpo que no puede ser dividido
por nuestras preferencias personales? En el versículo 6 Pablo
nos revela su discernimiento: “Que los gentiles son coherederos
y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en
Cristo Jesús por medio del evangelio”. ¡Nos convertimos en
coherederos y miembros de un mismo Cuerpo! Por más que
tengamos problemas con algún hermano, o, aunque estemos
molestos, si nos volvemos al espíritu, veremos que aquel
hermano es un coheredero, miembro del mismo Cuerpo, y así
no podremos alimentar nuestra ira. Pero, si no nos volvemos
al espíritu, no tendremos esa visión. Sólo en el espíritu nos
sentimos prisioneros de Cristo y nos restringimos en favor de
esta causa y por amor a los demás. ¡Esto es muy práctico!

Pregunta: Frente a la visión de la iglesia como el Cuerpo


de Cristo, ¿cómo debemos comportarnos en las reuniones
de la iglesia?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 48 03/02/2018 06:05:59


semana 3 – Viernes
Lectura bíblica:
Mr 9:23b; Ef 3:1-2; Fil 1:6
Leer con oración:
“Y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros
los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual
operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su
diestra en los lugares celestiales” (Ef 1:19-20).

La suPereMinente grandeZa deL Poder de dios


los tres primeros capítulos de la Epístola de Pablo a los Efesios
nos dan tres elementos clave para que la realidad de la Palabra
sea manifestada de forma práctica en nuestra vida. En cada uno
de esos capítulos hay una porción poderosa que nos capacita para
vivir una vida de prisioneros de cristo y de amar profundamente a
nuestro prójimo (Ef 3:1-2).
la primera porción está en Efesios 1:19-20 y dice que dios
ejerce en cada uno de nosotros la supereminente grandeza de
Su poder, y ese poder fue el mismo que resucitó a Jesús de entre
los muertos. dios nos transformará y completará la obra que Él
empezó en cada uno de Sus hijos (Fil 1:6). ¡Ese poder es grandioso!
la segunda está en Efesios 2:5-7: “aun estando nosotros
muertos en pecados, nos dio vida juntamente con cristo (por
gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo
nos hizo sentar en los lugares celestiales con cristo Jesús, para
La visión de la iglesia (3)

mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su


gracia en su bondad para con nosotros en cristo Jesús”.
En el primer capítulo, vimos que los que creyeron, recibieron
la supereminente grandeza de Su poder; eso es suficiente
para transformar la vida de cualquier persona, pero en este
segundo capítulo observamos que dios aún nos contempla
con las abundantes riquezas de Su gracia en bondad para con
49

ECB_tomo03_esp_rg.indd 49 03/02/2018 06:05:59


50 nosotros. ¡Cuán bondadoso ha sido Dios para con cada uno de
nosotros durante todos estos años! Incluso ante tantas fallas que
cometemos, somos contemplados por la riquezas de Su gracia en
La visión de la iglesia

nuestra vida y en nuestro servicio a Él.


Por último, la tercera porción se encuentra en Efesios 3:10:
“Para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a
conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los
lugares celestiales”. Cuando vivimos la vida de la iglesia, tenemos
la multiforme sabiduría de Dios. Nunca diga: “No puedo”, “No lo
voy a lograr”, “No se puede”. Si tenemos a nuestra disposición la
supereminente grandeza de Su poder, las abundantes riquezas de
Su gracia y la multiforme sabiduría de Dios, todo es posible al que
cree (Mr 9:23b). Si tenemos alguna dificultad para relacionarnos
con nuestro prójimo, aunque esté en las reuniones de la iglesia, en
el trabajo, dentro de la misma familia, no nos conformemos con las
barreras que surgen en nuestro corazón. Necesitamos creer y orar
para que experimentemos la supereminente grandeza del poder de
Dios derribando todas las barreras que haya en nuestro interior.
Si continuamos en Efesios 3:10, hay una palabra preciosa:
ahora. ¿Existen personas con quienes no nos hablamos por
resentimientos o desavenencias? ¿Cuándo nos reconciliaremos con
ellas? Los principados y potestades seguramente dicen: “Nunca se
van a reconciliar”. Pero, si tomamos la firme decisión, ¡será ahora!
Necesitamos, primeramente, ir delante de Dios para solucionar
nuestro problema interior. Una vez que la situación sea solucionada
interiormente, todo se solucionará exteriormente. ¡Amén!

Propuesta: Aproveche la luz de esta palabra y dispóngase


a solucionar los problemas interiores ahora, según la
supereminente grandeza del poder de Dios.

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 50 03/02/2018 06:05:59


semana 3 – sÁBado
Lectura bíblica:
2 Co 3:6; Gá 5:22-23; Ef 3:7-19
Leer con oración:
“Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor
Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en
la tierra” (Ef 3:14-15).

Ministros segÚn La gracia de dios


ayer, vimos tres preciosas porciones en el libro de Efesios que
son muy prácticas y aplicables en nuestro vivir: la supereminente
grandeza de Su poder, cuya finalidad es transformarnos (Ef 1:19-20);
las abundantes riquezas de Su gracia, que están asociadas con la
bondad de dios en cuanto a soportarnos e insistir con nosotros
(2:5-7); y la multiforme sabiduría de dios, que está relacionada
con nuestro vivir de la iglesia, supliéndonos con sabiduría para
superar todas las barreras que puedan surgir en la convivencia
con los hermanos (3:10).
En Efesios 3:7 leemos: “[cristo Jesús] del cual yo fui hecho
ministro por el don de la gracia de dios que me ha sido dado según
la operación de su poder”. Todos nosotros fuimos constituidos
como ministros, conforme al don de la gracia de dios (2 co 3:6).
Un ministro es un siervo, y lo que recibimos de dios vino de Su
gracia. al servir al Señor y a los hermanos dependiendo de Él, con
nuestras rodillas dobladas, experimentamos la fuerza operante de
La visión de la iglesia (3)

Su poder. Pablo enfatiza que el poder que operó en él es el mismo


que opera en nosotros y el mismo que operó en cristo Jesús.
además de nuestras rodillas dobladas, como ministros tenemos
que conservar un corazón lleno de humildad, como el del apóstol:
“a mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos,
me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio
de las inescrutables riquezas de cristo” (Ef 3:8). necesitamos
51

ECB_tomo03_esp_rg.indd 51 03/02/2018 06:06:00


52 apoderarnos de las inescrutables riquezas de Cristo (gracia,
bondad, mansedumbre, dominio propio, gozo del Espíritu) y tener
la experiencia de disfrutar de ellas (Gá 5:22-23). Así, tendremos
La visión de la iglesia

toda la osadía y eliminaremos todo obstáculo que, por ventura,


intente impedirnos tener acceso a Él (Ef 3:12).
El versículo 13 es muy importante: “Por lo cual pido que no
desmayéis a causa de mis tribulaciones por vosotros, las cuales son
vuestra gloria”. Percibimos aquí el sufrimiento de Pablo con todas
las situaciones que lo afectaban (tribulaciones, cadenas, prisiones)
y, además, también vemos el sufrimiento de los hermanos por
él, pues lo amaban. Existen personas que sufren, que lloran por
causa de nosotros, porque se preocupan por nosotros. Quizá ni
las conozcamos, pero debemos ser agradecidos a Dios por ellas,
porque ciertamente oran e interceden por nuestra vida.
En el versículo 14, Pablo habla nuevamente sobre su causa:
“Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor
Jesucristo”. Por esa causa todos nosotros debemos doblar nuestras
rodillas delante del Padre. Vivimos momentos que anteceden a la
venida del Señor, por eso Él quiere ver la iglesia edificada. Para
que eso suceda, realmente todo el universo debe testificar que
existen personas que doblan sus rodillas delante del Padre. Que
esa sea nuestra experiencia. ¡Abracemos esa causa, obedeciendo
y siendo fieles a la voluntad de Dios!
Además, leemos: “Para que os dé, conforme a las riquezas de
su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por
su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones,
a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente
capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura,
la longitud, la profundidad y la altura” (Ef 3:16-18). ¿Por qué Dios
nos está revelando las palabras del corazón de la Biblia? Es para
que podamos comprenderlas con todos los santos. Si obtenemos
esa visión clara del Cuerpo de Cristo, dejaremos de lado las
competencias entre nosotros que sólo generan enemistades.
Nuestras actitudes en la iglesia deben cambiar. No busquemos
comprender más que éste o aquel, ¡sino juntos! Si esa es nuestra

ECB_tomo03_esp_rg.indd 52 03/02/2018 06:06:00


realidad, a pesar de que tengamos una búsqueda personal, aun
así preferiremos comprender con todos, y nunca solos. Eso es lo
que Dios quiere trabajar hoy en nosotros: que comprendamos las
dimensiones de Cristo y conozcamos Su amor que excede a todo
conocimiento, todos juntos, en un solo Cuerpo (Ef 3:19).

Pregunta: ¿Cuál es la causa que lo ha puesto a usted de rodillas


en la presencia de Dios?

Mi punto clave:

La visión de la iglesia (3)

53

ECB_tomo03_esp_rg.indd 53 03/02/2018 06:06:00


54

semana 3 – doMingo
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Ef 3:20-21
Leer con oración:
“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de
vosotros, pues es don de Dios” (Ef 2:8).

eL oPerar de dios en nosotros


Hemos llegado al final del tercer capítulo de la Epístola
de Pablo a los Efesios: “Y a aquel que es poderoso para
hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo
que pedimos o entendemos, según el poder que actúa
en nosotros” (Ef 3:20). Este versículo nos dice que
dios es poderoso para hacer todas las cosas mucho más
abundantemente de lo pedimos o entendemos. Pero existe
un factor condicionante aquí que es: “Según el poder que
actúa en nosotros”. Ese es el factor que determina lo que
el poder de dios puede hacer en nuestra vida, es decir,
cuánto dejamos que Su poder opere en nosotros. Si nos
abrimos al Señor y en cada situación doblamos nuestras
rodillas, dependiendo de Él, Su poder operará grandemente
en nuestra vida. Sin embargo, si no permitimos Su trabajar,
este poder actuará muy poco en nosotros.
¿Queremos o no tener una vida de la iglesia fuerte,
abundante y llena del Espíritu? ciertamente, la respuesta es ¡sí!
Pero ¿permitimos que dios opere en nosotros? Si la respuesta
es sí, el Señor nos dice: “¡Yo lo haré infinitamente más!”.
¡Eso quiere decir que nuestro vivir de la iglesia puede mejorar
infinitamente más! El trabajar de dios en nosotros no es sólo en
cuanto a lo que pido, sino también en cuanto a lo que pienso.
Pida y piense una vida de la iglesia victoriosa y llena de alegría,
y dios hará mucho más abundantemente de lo que usted pensó.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 54 03/02/2018 06:06:00


El versículo 21 de Efesios 3 termina con la siguiente
afirmación: “A él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas
las edades, por los siglos de los siglos. Amén”. Nosotros vemos
la gloria de regreso a Dios porque Su gracia produjo la gloria, y
esa gloria está en la iglesia, en el Cuerpo, por todas las edades,
por los siglos de los siglos.
Al retomar Segunda de Corintios 6:1, leemos: “Así, pues,
nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también
a que no recibáis en vano la gracia de Dios”. Nosotros
necesitamos tener una oración: “Señor, yo no recibí en vano
Tu gracia y todo lo que has depositado en mí todos estos años.
Tú, Señor, obtendrás Tu expresión y la gloria por medio de mi
vivir”. Cuando tenemos una causa, lo que nosotros pedimos o
pensamos está sincronizado con Su voluntad y ejerce dominio
sobre nuestra vida. Eso es lo que el Señor quiere de nosotros.
Hemos recibido mucho hasta ahora; que nada de eso sea en
vano. ¡Que el Señor nos bendiga! ¡Amén!

Pregunta: ¿Ha permitido que el poder de Dios opere en su vida?

Mi punto clave:

Lectura de apoyo:
Andar según la voluntad de Dios – cap. 1 – Dong Yu Lan.
La visión de la iglesia (3)

El siervo fiel y prudente – cap. 3 – Dong Yu Lan.


La iglesia deseable – cap. 15 – Dong Yu Lan.

55

ECB_tomo03_esp_rg.indd 55 03/02/2018 06:06:00


56

semana 4 – Lunes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Hch 2:41-47; 1 Ti 3:16
Leer con oración:
“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión
unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”
(Hch 2:46).

unaniMidad Para tener


un ViVir de La igLesia Victorioso
la vida de la iglesia descrita al comienzo del libro de los Hechos
presenta un vivir intenso entre los hermanos. dios desea bendecir
a la iglesia en nuestra ciudad, pero, para eso, necesitamos poner
las cosas en orden. nuestra meta es restaurar el vivir de la iglesia,
recuperar la alegría, el entusiasmo y la excelencia. Si alcanzamos
nuestro objetivo, el Señor derramará muchas bendiciones y traerá a
muchos hermanos nuevos a la iglesia.
En Efesios 3:20, leemos: “Y a aquel que es poderoso para hacer
todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o
entendemos, según el poder que actúa en nosotros”. al pedirle algo
al Señor, tenemos que pensar en lo mismo que pedimos. no podemos
pedir algo y pensar en otra cosa. Si oramos para que llueva, tenemos
que ir a la reunión de oración portando un paraguas. así estaremos
demostrando que oramos para que llueva, pues en lo profundo de
nuestro ser creemos que dios atenderá nuestras oraciones. cuando
oramos: “¡dios, bendice la iglesia, aumenta el número de hermanos!”,
¿usted realmente piensa en un aumento en el número de hermanos?
cada vez que piensa en el número de hermanos, piense en grande,
piense en una reunión llena, con todas las sillas ocupadas y con gente
de pie y sin espacio para más personas.
creemos que 2018 será el año del progreso del evangelio.
debemos anticiparnos y prepararnos con excelencia y
entusiasmo, en la alabanza, la música, etc. Todo eso para que las

ECB_tomo03_esp_rg.indd 56 03/02/2018 06:06:00


personas que entren se sientan acogidas, cuidadas y amadas. En
el mundo las personas están desamparadas y afligidas; cuando
vienen a la iglesia, esperan recibir cuidado y suministro. La
iglesia es Dios manifestado en carne, o lo que es lo mismo, Dios
es manifestado por medio de usted y por medio de los demás
hermanos (1 Ti 3:16). Usted debe estar consciente de cómo se
debe conducir en la casa de Dios, asumiendo su función en el
Cuerpo de Cristo para cuidar de las personas.
Ahora debemos considerar algunos asuntos relacionados con
el vivir práctico de la iglesia. Con respecto a la teoría, a la esencia,
no hay problemas. Sin embargo, encontramos dificultades cuando
tratamos sobre asuntos prácticos. Si programamos una reunión de
oración a las 4:30 de la mañana, habrá algunos que se opondrán:
“¿Por qué a las 4:30?”. Si vamos a hacer una reunión de predicación
del evangelio, otros dirán: “Deberíamos predicar el evangelio de
persona a persona”. Mientras hablamos del evangelio elevado,
no hay problemas, pero, cuando hablamos de la práctica, siempre
surgen opiniones, conflictos, etc.
La verdadera prueba de la unidad se da en la práctica. En
Filipenses leemos: “Completad mi gozo, sintiendo lo mismo,
teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa”
(Fil 2:2). El problema no está en el Espíritu, pues en Él todos
somos uno. En el vivir de la iglesia, el problema es el alma.
Las opiniones provienen del alma, por eso es necesario que
busquemos juntos al Señor para ser llenos de toda la plenitud
de Dios, de tal manera que pensemos lo mismo y tengamos el
mismo sentir, el sentir del Señor en nuestro corazón.
La vida de la iglesia (1)

Pregunta: ¿Cuál es su principal dificultad con relación a


practicar la Palabra del Señor?

Mi punto clave:
57

ECB_tomo03_esp_rg.indd 57 03/02/2018 06:06:00


58

semana 4 – Martes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Mt 16:17-18; 18:15-17; 1 Co 3:11
Leer con oración:
“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré
mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”
(Mt 16:18).

eL asPecto PrÁctico de La igLesia


conforme a lo que vimos en las semanas anteriores, en Mateo
16 Pedro recibió, de parte de dios, la revelación de que el Señor
Jesús era el cristo, el Hijo del dios viviente. El Señor le dijo: “Y
yo también te digo, que tú eres Pedro [en griego es petros, que
significa piedrita], y sobre esta roca [Petra, que significa roca, una
masa enorme de roca] edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella” (v. 18). Esa roca es cristo, es la revelación
de cristo. necesitamos de esa revelación en nuestro vivir. En la
porción mencionada, la iglesia es revelada en su aspecto universal,
y en el capítulo 18 de Mateo vemos la iglesia en su aspecto local, la
iglesia en cada ciudad.
al hablar sobre la iglesia por segunda vez, el primer asunto
que el Señor Jesús mencionó fue el problema que hay entre los
hermanos: “Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele
estando tú y él solos; [...]. Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia”
(Mt 18:15, 17a). cuando Jesús dice que edificará Su iglesia, no
hay ningún problema; pero, cuando se habla del vivir de los santos
en su aspecto local, hay asuntos que no han sido solucionados
entre los hermanos. Pensamos que la peor iglesia es aquella donde
nos reunimos. Siempre creemos que la iglesia en otra ciudad es la
mejor. Eso se debe a que usted está lejos y entonces dice: “aquí
no hay amor, allá sí hay mucho amor por los hermanos”. Esa es
la verdadera prueba para saber si somos uno, a pesar de toda la
diversidad que hay entre nosotros.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 58 03/02/2018 06:06:01


Recientemente, tuvimos comunión con un hermano líder
de un gran grupo cristiano. Él está con nosotros y nos manifestó
sentirse maravillado. Dijo que nuestra unidad y unanimidad no se
encontraba en ningún otro lugar. A pesar de todos los problemas,
él nos reveló que no había visto nada igual.
Necesitamos tener mucha claridad con respecto al fundamento
y la base de la iglesia. El fundamento de la iglesia es Cristo: “Sobre
esta roca edificaré mi iglesia” (cfr. Mt 16:18). En Primera de Corintios
3:11 Pablo nos dice que no se puede poner ningún otro fundamento
además del que ya fue puesto: Cristo. Sólo existe un fundamento
en la iglesia, que es Cristo. Él es el fundamento, el cimiento, la base.
Si sólo hay un fundamento, ¿por qué hay tantas divisiones entre
los cristianos? No es por causa del fundamento, sino por causa de la
idea incorrecta sobre el terreno, la base. Por ejemplo: imagine que
un hermano tiene un área de mil metros en un barrio residencial.
Yo, por mi parte, quiero construir una casa, pero no pude comprar
un buen terreno. Entonces aprovecho que el hermano, que es el
dueño del terreno en el barrio residencial, esté de viaje y construyo
una casa en su terreno. Cuando él vuelva y encuentre una casa en
su terreno, dirá: “¿Quién hizo esta casa?”. Entonces, responderé: “El
cimiento es de primerísima calidad, es perfecto. Vea el proyecto, está
de acuerdo con las normas de ingeniería”. Y el hermano dice: “Sí,
pero el terreno es mío…”. El fundamento es bueno, pero el terreno
no es el adecuado. Fíjese, no es sólo un asunto de fundamento, es
donde la casa se está construyendo. Todos los grupos cristianos hoy
tienen el fundamento correcto, que es Cristo. Pero ¿Cuál es la base,
el terreno? ¿Son algunas verdades, doctrinas o prácticas? Veamos
dónde cada uno edifica para no ser reprobados.
La vida de la iglesia (1)

Pregunta: Según la Biblia, ¿cuál es la base de la iglesia?

Mi punto clave:

59

ECB_tomo03_esp_rg.indd 59 03/02/2018 06:06:01


60

semana 4 – MiÉrcoLes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Hch 8:1; 11:22; 1 Co 1:2; Tit 1:5; Ap 1:11
Leer con oración:
“Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado
con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído”
(Hch 14:23).

La VisiÓn goBernante
que nos Mantiene en La igLesia
Hoy están las llamadas iglesias tradicionales, las pentecostales
y las neo-pentecostales. Esa categorización está basada en una
doctrina, una verdad o en alguna práctica. Por basarse en esas
cosas, en el momento en que alguien defiende otra doctrina,
práctica u otra porción de la verdad, surgirá la división.
Queridos hermanos, es en ese momento que nosotros
necesitamos tomar la cruz y negar la vida del alma para glorificar
al Señor. así, aprenderemos a ser uno en la diversidad. nuestro
terreno no es una práctica ni una doctrina, o una verdad aislada.
dios es muy sabio, el terreno que Él nos dio para la edificación
de la iglesia es la localidad. Por ejemplo, si estamos en Madrid,
el límite de la edificación es el límite de la ciudad de Madrid. la
iglesia no se limita por ninguna verdad, o práctica, la iglesia tiene
sólo una identificación, que es el nombre de la ciudad.
nos maravilla la coherencia de la Biblia. En el nuevo
Testamento, cada vez que la palabra iglesia es mencionada en
singular, está relacionada con el nombre de una ciudad. Vea los
ejemplos: la iglesia en Jerusalén, la iglesia en Éfeso, en Esmirna,
en Pérgamo, en Tiatira, en Sardis, en Filadelfia, en laodicea, la
iglesia de dios que está en corinto (Hch 8:1; 11:22; ap 2:1, 8,
12, 18; 3:1, 7, 14; 1 co 1:2). Siempre la iglesia está asociada a
una ciudad. En Hechos 14:23, Pablo constituyó ancianos en cada

ECB_tomo03_esp_rg.indd 60 03/02/2018 06:06:01


iglesia. Cuando Pablo instruye a Tito, su joven colaborador y
apóstol en Creta, lo orienta a constituir ancianos en cada ciudad
(Tit 1:5). Comparando los dos versículos, vemos que iglesia es
igual a una ciudad.
Cuando la iglesia es igual a una ciudad, no se puede dividir.
Aunque a mí no me gusten los hermanos que se reúnen en mi
ciudad, no tengo otra opción, pues el límite de la ciudad es
el terreno que Dios dio a la iglesia. Dios es sabio y así lo hizo
para guardar la iglesia. Si alguien tiene un problema con algún
hermano, tendrá que tomar la cruz y negarse a sí mismo.
Esa debe ser nuestra visión gobernante. Alabamos al Señor,
porque hay muchos hermanos pioneros entre nosotros, que
comenzaron a reunirse cuando jóvenes y hoy tienen canas
y continúan firmes en la iglesia. Hemos pasado por varias
tempestades y turbulencias y estamos aquí por causa de una visión
gobernante. Oramos por los jóvenes y por los hermanos que han
entrado en los últimos años para que tengan esa visión. De lo
contrario, podemos recibir noticias como la de cierta hermana:
“Hermanos queridos, muchas gracias por el tiempo que pasamos
juntos, pero no me voy a reunir más con ustedes porque encontré
otro lugar donde la alabanza es mejor”. ¿Cuál es el terreno en el
que se basa esta hermana? La alabanza. Si una persona cambia
por preferencias o prácticas, es porque no tiene la visión. Que el
Señor tenga misericordia de nosotros y nos guarde firmes en esta
visión gobernante.

Pregunta: ¿En qué se basa el testimonio donde usted se reúne


con los hermanos?
La vida de la iglesia (1)

Mi punto clave:

61

ECB_tomo03_esp_rg.indd 61 03/02/2018 06:06:01


62

semana 4 – JueVes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Hch 2:41-42
Leer con oración:
“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión
unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”
(Hch 2:42).

PerseVerar en La enseñanZa
Y en La coMuniÓn de Los aPÓstoLes
ayer vimos acerca de la visión gobernante que nos mantiene
en la iglesia, que es la ciudad como nuestra base, nuestro terreno.
nuestra base no es una práctica, una doctrina o una porción de
la verdad. Tenemos una visión de parte de dios de una iglesia en
cada ciudad. no estamos hablando de un templo en cada ciudad.
Estamos hablando de que todos los que son salvos forman una sola
iglesia en una ciudad. Esto nos guarda de cualquier tipo de división.
En Hechos, capítulo 2, vemos un modelo excelente. allí, en el
comienzo de la iglesia, vemos un vivir dinámico, lleno del Espíritu
Santo: “así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados;
y se añadieron aquel día como tres mil personas” (v. 41). ¿Por qué
no ocurre eso en los días de hoy? Porque no pensamos más en eso,
lo consideramos imposible y, de esa manera, limitamos al Espíritu.
al principio, los hermanos vivían sin limitar al Espíritu: “Y
perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión
unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”
(Hch 2:42). cada vez que la palabra doctrina aparece en la
Biblia, puede ser sustituida por enseñanza. El orden en el original
griego es: “Y perseveraban en la enseñanza y en la comunión
de los apóstoles”. la enseñanza es sobre la economía de dios. la
iglesia debe tener como fundamento a cristo y la economía de
dios. Todo lo que hagamos, ya sea una reunión de matrimonios, de
jóvenes, conferencias de hermanas, etc., debe tener como enfoque

ECB_tomo03_esp_rg.indd 62 03/02/2018 06:06:01


la economía de Dios. Sabemos que aún necesitamos mejorar en
algunos aspectos, como por ejemplo, la alabanza. Además, debemos
tener más excelencia, entusiasmo y motivación en todos los servicios
de la iglesia. Pero, para que eso suceda, necesitamos perseverar.
Los apóstoles enseñaban lo que recibieron: las enseñanzas
del Señor Jesús. Al comienzo de la vida de la iglesia, descrito en
Hechos, no había los cuatro evangelios ni las epístolas de Pablo,
como Gálatas, Efesios, Filipenses y Colosenses. Faltaban también
las epístolas de Pedro, de Juan y el libro de Apocalipsis. Todos esos
escritos componen el evangelio completo, la economía de Dios.
Los hermanos en Jerusalén recibían las enseñanzas ministradas
mediante la palabra de los apóstoles y la comunión. La comunión
era el rumiar de la palabra de los apóstoles. Ellos oían la Palabra y la
revisaban en pequeños grupos, en las casas. Cuando nos reunimos
en el Grupo Familiar de Cuidado y Multiplicación (GFCM), en las
casas, leemos un libro, comentamos y compartimos, estamos en
comunión con el hablar de los apóstoles. Por tanto, la enseñanza
y la comunión de los apóstoles son esenciales en la iglesia, pues se
refieren a la economía de Dios.
Luego, tenemos dos aspectos prácticos: la reunión del
partimiento del pan y la reunión de oración (Hch 2:42b). Esos dos
puntos están relacionados con el liderazgo. Los líderes son los que
definen cómo, dónde y en qué días se realizarán esas reuniones. En
los tiempos de Jerusalén, partían el pan todos los días (v. 46). La
iglesia tiene la libertad para definir esos asuntos prácticos.
La iglesia debe perseverar en estos cuatro asuntos: en la
enseñanza, en la comunión de los apóstoles, en el partimiento del
pan y en las oraciones.
La vida de la iglesia (1)

Pregunta: ¿Cómo debemos perseverar en nuestra vida cristiana?

Mi punto clave:
63

ECB_tomo03_esp_rg.indd 63 03/02/2018 06:06:01


64

semana 4 – Viernes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Hch 2:43-45
Leer con oración:
“Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales
eran hechas por los apóstoles” (Hch 2:43).

eL ViVir de La igLesia
En la iglesia, no podemos vivir de cualquier manera. así
como los hermanos al comienzo de la iglesia en Jerusalén,
debemos tener temor. no podemos ofender a dios, pues la
iglesia es santa (Hch 2:43a). En la iglesia está la autoridad de
dios, representada por el liderazgo que Él estableció entre los
hermanos. Hoy, en el mundo post-moderno, las autoridades
no se respetan. En los colegios, los alumnos no respetan a
los profesores. algunos hermanos consideran que la iglesia
es una democracia y que pueden hablar lo que quieren. Pero
en la iglesia no puede ser así. En algunas iglesias puede haber
diáconos y diaconisas mucho más capaces que los ancianos. la
nueva generación tiene más capacidad, sabe trabajar con los
diversos medios, conoce y domina técnicas de gestión moderna,
y puede que el hermano responsable, el hermano mayor, no
sepa nada de esas cosas. Sin embargo, eso no es un motivo para
no respetarlo, él es un anciano, fue constituido por el Espíritu
Santo y merece todo el respeto. Un amado siervo del Señor nos
dijo cierta vez estas palabras: “Un diácono capaz que desprecia,
desafía y no respeta a un anciano con limitaciones no tiene
futuro en el servicio al Señor”. dios no mira el asunto de la
capacidad, Él mira el orden, el respeto en el cuerpo de cristo.
cada uno necesita aprender su lección.
debemos tener temor de hablar en contra de las
autoridades, del liderazgo de las iglesias. algunas hermanas

ECB_tomo03_esp_rg.indd 64 03/02/2018 06:06:01


son muy capaces y algunos tienen recelo de que ellas tomen
dominio de las iglesias. Pero, muchas hermanas son crecidas
en vida, y saben que deben tener temor del Señor y no hablar
en contra de las autoridades.
El libro de Hechos relata que muchas maravillas y señales
fueron hechas por medio de los apóstoles (2:43b). Igualmente,
hoy, muchas maravillas y señales pueden suceder. Muchos
hermanos fueron sanados en nuestro medio. Un hecho reciente
demuestra eso. Entre el liderazgo de una determinada región,
sus colaboradores, motivados por un profundo arrepentimiento
y llorando, se expusieron públicamente, pidiendo perdón. Esa
actitud sanó aún más a los hermanos, trajo consuelo a muchos.
Si vivimos la vida de la iglesia, delante del Señor, tendremos
muchas señales y maravillas.
Necesitamos restaurar el “iglesiar”, estar junto con los
hermanos: “Todos los que habían creído estaban juntos,
y tenían en común todas las cosas” (Hch 2:44). Por la
misericordia del Señor, también hemos tenido esa práctica.
Eso es un misterio, es un sentir de unidad que hay entre
nosotros. Muchos líderes cristianos nos admiran y no logran
comprender cómo hermanos que viven en diversas partes
diferentes del país son tan unánimes. Debemos hacer de todo
para estar junto con los hermanos.

Pregunta: ¿Cómo es su relación con los ancianos de su ciudad?


La vida de la iglesia (1)

Mi punto clave:

65

ECB_tomo03_esp_rg.indd 65 03/02/2018 06:06:01


66

semana 4 – sÁBado
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Hch 2:46-47
Leer con oración:
“No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en
la verdad” (3 Jn 4).

eL ViVir de La igLesia que agrada a dios


En Hechos 2:46 leemos: “Y perseverando unánimes cada
día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos
con alegría y sencillez de corazón”. la unidad es ser uno en el
Espíritu. Por otro lado, la unanimidad está relacionada con el
alma. El alma es el ánimo, y ser unánimes es ser de un mismo
ánimo, de una sola alma. El secreto de la vida de la iglesia no es
sólo ser uno en el Espíritu, es también ser uno en el alma. Hablar
lo mismo, pensar lo mismo, a pesar de que haya discordias.
aunque no estemos de acuerdo, somos uno en el alma. El tema
de este semestre es El corazón de la Biblia, esto fue algo que
provino de la unanimidad entre aquellos que coordinan las
conferencias internacionales. Ser uno en el alma es también
aceptar lo que es de otro, recordemos que somos miembros del
cuerpo de cristo.
al comienzo, los hermanos se reunían todos los días en
el templo (Hch 2:46a). Eso representa las reuniones grandes.
necesitamos de tales reuniones, como las conferencias
regionales e internacionales.
asimismo, vemos que los hermanos partían “el pan de casa
en casa”. ahora tenemos las reuniones en las casas, para dar un
equilibrio al vivir de la iglesia. En esas reuniones los santos de
Jerusalén “comían juntos con alegría y sencillez de corazón”.
la sencillez quiere decir tener una sola meta, siendo puros, sin
malicia, sin disimulo o reserva, confiando el uno en el otro.
comían juntos, con un corazón sencillo delante del Señor.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 66 03/02/2018 06:06:01


Según Hechos 2:46, la reunión del partimiento del pan no
tiene que ser necesariamente el domingo. Pablo relató en cierta
ocasión: “El primer día de la semana, reunidos los discípulos
para partir el pan” (Hch 20:7). Desde entonces se tomó el
domingo como un patrón. Pero los de Jerusalén partían el pan
todos los días. Había una localidad donde la gran parte de los
hermanos eran cortadores de caña y trabajaban los domingos,
por eso ellos partían el pan los sábados. ¿Quién dijo que sólo
se puede hacer los domingos? Si este asunto fuera el enfoque
de la economía de Dios, algo relacionado con las enseñanzas y
la comunión de los apóstoles, no se podría cambiar, pero esto
está relacionado con la práctica, que puede ser ajustado a las
necesidades de los hermanos. De la misma manera, la alabanza,
¿qué instrumentos debemos tocar? ¿Se puede usar guitarra o
batería? Ese no es el enfoque, es algo que forma parte de los
aspectos prácticos del vivir de la iglesia.
Si continuamos en Hechos 2:47: “Alabando a Dios, y
teniendo favor con todo el pueblo”. Nosotros necesitamos tener
ese tipo de diversidad, ese es el vivir que atrae a las personas. Si
invita a alguien a una reunión de predicación, tal vez no sea muy
atraído, pero, si lo invita un fin de semana a un lugar campestre,
con piscina para los niños, parrilla y futbol, la persona dirá: “Esta
gente no sólo es espiritual, ellos saben disfrutar de la vida, son
personas con una vida normal. Yo quiero ese tipo de vida para mi
familia”. Esto es la vida de la iglesia: ser espirituales y humanos.
Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser
salvos (v. 47b). El vivir de esos hermanos era la obra, el testimonio
que generaba personas. Por tanto, ese es el vivir normal de la iglesia.
La vida de la iglesia (1)

Pregunta: ¿Qué ha hecho para generar un vivir de la iglesia


más orgánico?

Mi punto clave:
67

ECB_tomo03_esp_rg.indd 67 03/02/2018 06:06:01


68

semana 4 – doMingo
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Hch 2:41-47; Ef 4:1; Fil 1:27; 1 Ts 2:12
Leer con oración:
“Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo,
llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento
de Dios” (col 1:10).

eL ViVir PLeno de La igLesia en Las reuniones,


en La casa Y en eL traBaJo
antes teníamos un concepto de que la vida de la iglesia se
limitaba sólo a las reuniones y que en la casa y en el trabajo ya
no había vivir de la iglesia. Sin embargo, el Espíritu Santo nos
mostró, a través de Su siervo, que la vida de la iglesia plena
tiene tres aspectos: la vida de reuniones, la vida familiar y la
vida social y profesional.
no se puede tener tres personalidades diferentes. En las
reuniones de la iglesia es espiritual, invoca el nombre del Señor,
se levanta para testificar pero, en casa le grita a su esposa y a sus
hijos, y en el trabajo bebe alcohol y cuenta chistes sucios.
cierta vez una hermana vino a pedirles a los ancianos
autorización para vivir en el local de reuniones. Ellos no
entendieron y dijeron: “Hermana, pero usted vive en una
casa grande con aire acondicionado, piscina, terraza, ¿por qué
quiere vivir aquí?”. Ella respondió: “Porque cuando mi marido
está en el local de reuniones, es un hombre maravilloso,
paciente, amoroso, ora por las personas; pero, cuando llega
a la casa, no es nada de eso”. Esto ocurre cuando no se tiene
una vida coherente.
Eso es una vida de hipocresía. En la vida de la iglesia
nosotros somos la misma persona en el trabajo, en la casa y
en las reuniones. En el trabajo, nuestro vivir es una continua

ECB_tomo03_esp_rg.indd 68 03/02/2018 06:06:01


predicación del evangelio. En la casa, nuestro vivir es un
testimonio vivo para nuestro cónyuge e hijos. En las reuniones
de la iglesia ejercitamos el espíritu, oramos, hablamos la Palabra,
cuidamos a los hermanos.
Incluso en la casa, durante la semana, el marido y la esposa
oran juntos, disfrutan de la Palabra y cuidan de los hijos y de los
hermanos. Lo ideal sería que los padres reservaran una noche
de la semana para reunirse con la familia. Al actuar así, los hijos
recordarán esos momentos cuando crezcan, cómo aprendieron
a leer la Palabra, cantar y alabar con los padres. Muchos
principios que guardo conmigo, como el temor al Señor, me
fueron enseñados por mis padres en esas reuniones familiares
que teníamos una vez a la semana, en la noche.
A los 15 años de edad salí de casa para ir a estudiar en
otra ciudad, pero mi carácter ya había sido moldeado por mis
padres cuando aún estaba en casa. Cuando los padres cumplen
sus responsabilidades en la familia, la vida de la iglesia se vuelve
real y capaz de salvar a las siguientes generaciones.
En el trabajo, si usted tiene un buen testimonio, si
lee los libros y los deja encima de la mesa, las personas se
van a interesar en ellos y, espontáneamente, se abrirá una
oportunidad de predicar el evangelio. Las personas verán su
vida, la alegría que sale de usted, y dirán que desean tener
una vida igual a la suya. Cuando invite a las personas a una
reunión en su casa, rápidamente aceptarán y, allí podrá
ganarlas e introducirlas en la iglesia. De esa manera, vivirá
como es digno de su llamamiento, y su vida de la iglesia será
una vida de evangelio, comprendiendo la vida de reuniones,
La vida de la iglesia (1)

el vivir familiar y el vivir social (Ef 4:1; Fil 1:27; 1 Ts 2:12).

Pregunta: ¿Cuál ha sido el resultado de las reuniones familiares


que fueron promovidas en su casa?

69

ECB_tomo03_esp_rg.indd 69 03/02/2018 06:06:01


70 Mi punto clave:
La visión de la iglesia

Lectura de apoyo:
Los grandes diamantes de la Biblia – caps. 14 y 33 – Dong Yu Lan.
La visión del tabernáculo – caps. 4 y 13 – Dong Yu Lan.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 70 03/02/2018 06:06:01


semana 5 – Lunes
Lectura bíblica:
Ex 25:31; Mt 12:25; Fil 2:15; Col 3:11
Leer con oración:
“La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así
como nosotros somos uno” (Jn 17:22).

Los nueVe asPectos de La igLesia


Y La iMPortancia de La unidad
la semana anterior abordamos el tema de la vida de la iglesia,
esto es, su aspecto práctico, y la aplicación de la visión gobernante
de dios sobre ella. Esta semana y la siguiente, daremos continuidad
a este tema, aplicando a nuestro vivir la visión de la iglesia por
medio de nueve figuras, de las cuales, ocho están en el libro de
Efesios y la última, en apocalipsis. Vimos que la iglesia es el cuerpo
de cristo, la obra maestra de dios, el nuevo hombre, el reino de
dios, la familia de dios, la morada de dios en el espíritu, la novia
de cristo, la guerrera corporativa y el candelero de oro. cada uno
de estos aspectos se refiere a un aspecto importante de la iglesia.
como el cuerpo de cristo, el énfasis está en la vida. Un
cuerpo sin vida es un cadáver. cuando hablamos de la iglesia
como la obra maestra de dios, vemos Su trabajo en nosotros
en los más mínimos detalles. cada hermano y hermana está
siendo trabajado por Él, individualmente. Sin embargo, esa
obra maestra no es individual, sino colectiva. Solamente juntos
La vida de la iglesia (2)

formamos la obra maestra de dios. Por otro lado, el nuevo


hombre, se refiere a la personalidad: en la iglesia, cristo es
todo y en todos (col 3:11). la iglesia como el reino, por su
parte, está relacionada con la autoridad de dios. la familia nos
muestra que, al creer, recibimos el adn divino, es decir, nos
convertimos en hijos legítimos de dios y comenzamos a probar
de Su cuidado día a día.
71

ECB_tomo03_esp_rg.indd 71 03/02/2018 06:06:02


72 La iglesia también es la morada de Dios en el espíritu, donde
Él puede encontrar Su reposo. El hecho de ser la novia de Cristo
está directamente relacionado con Su amor por nosotros. Por
La visión de la iglesia

otro lado, la iglesia como la guerrera corporativa muestra que


somos los que luchan por los intereses de Dios en la tierra. Esa
es la razón por la cual pasamos por tantas dificultades, pues el
mundo trabaja contra nosotros. Por último, la iglesia como el
candelero de oro es para dar testimonio, iluminando a todo el
mundo en esta era de tinieblas (Fil 2:15).
En todos esos aspectos hay una idea central que nos une: la iglesia
es indivisible. No se puede dividir, tampoco se puede descuartizar
un cuerpo o cortar en pedazos una obra de arte sin que se pierda
su valor. Cuando los fariseos dijeron que Jesús expulsaba demonios
por Beelzebú, el Señor respondió: “Todo reino dividido contra sí
mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma,
no permanecerá” (Mt 12:25). Por consiguiente, si en la iglesia,
el reino de Dios, estamos divididos contra nosotros mismos, no
permaneceremos. En una familia es común que haya desavenencias
entre los hijos, los padres y los hijos o el marido con la esposa. Sin
embargo, no por eso hay división. De igual manera, en el vivir de la
iglesia podemos pasar por dificultades, pero, para la gloria de Dios,
aprendemos a practicar el amor. Ni siquiera el candelero de oro
podía ser dividido, pues la Biblia nos dice que era hecho de una sola
pieza de oro labrado (Ex 25:31). Por tanto, el punto en común de
esos nueve aspectos es la unidad. ¡Alabado sea el Señor!

Pregunta: ¿Cuáles son las nueve figuras utilizadas para describir


a la iglesia en los libros de Efesios y Apocalipsis y qué tienen ellas
en común?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 72 03/02/2018 06:06:02


semana 5 – Martes
Lectura bíblica:
Mt 28:19; Ro 12:4-8; 1 Co 12:12-27; Ef 4:4
Leer con oración:
“Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en
el cuerpo, como él quiso. [...] Para que no haya desavenencia en
el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por
los otros” (1 co 12:18, 25).

dios ordenÓ eL cuerPo


El cuerpo humano está formado por miembros y una de sus
características es la diversidad. no hay miembros absolutamente
iguales, al contrario, incluso los dedos difieren entre ellos. cada uno
de nosotros, en calidad de miembros del cuerpo de cristo, tenemos
una función que jamás puede ser despreciada (ro 12:4-8).
En Primera de corintios 12:12-13 leemos: “Porque así
como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos
los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo,
así también cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos
bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos
o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu”.
Hay solamente un cuerpo (Ef 4:4). cuando fuimos bautizados
en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,
fuimos bautizados dentro del cuerpo de cristo (Mt 28:19).
independientemente de su origen o pasado antes de creer en el
La vida de la iglesia (2)

Señor, ¡todos podemos beber hoy de un solo Espíritu!


Eventualmente, algunos hermanos pueden sentirse
insatisfechos por no tener la misma función que otro miembro
del cuerpo. Sin embargo, todos los miembros son necesarios,
según lo afirmó el apóstol Pablo: “Si todo el cuerpo fuese ojo,
¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría
el olfato?” (1 co 12:17). alabamos al Señor porque Él puso
73

ECB_tomo03_esp_rg.indd 73 03/02/2018 06:06:02


74 a los miembros como Él quiso (1 Co 12:18). Querido lector,
agradézcale al Señor porque Dios lo puso en el Cuerpo
exactamente en el lugar donde usted es necesario y debe estar.
La visión de la iglesia

Ninguno de nosotros es dispensable, ni siquiera los que


parecen ser más débiles (1 Co 12:22). En Su sabiduría, Dios ordenó
el cuerpo para que haya equilibrio, y concedió mayor honra a los
miembros que parecen menos dignos (vs. 23-24). Todo eso es
para que no haya división en el cuerpo (v. 25). Ese punto es
fundamental y compone nuestra visión gobernante: jamás
podemos permitir que haya división entre nosotros. “Sino
que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.
De manera que si un miembro padece, todos los miembros
se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los
miembros con él se gozan” (vs. 25-26). Esa es una lección
que incluso la administración moderna está aprendiendo:
el concepto antiguo de administración se basaba en la
jerarquía, en que existe un presidente, un vicepresidente,
los directores y así sucesivamente, hasta llegar a aquellos del
nivel operacional. En la actualidad, a pesar de que continúa
habiendo una distribución de funciones, el concepto adoptado
es el de una red. Si tocamos un punto de esa red, ésta, como un
todo, se moverá. En el Cuerpo de Cristo, cuando un miembro
sufre, todos sufren con él; cuando alguien se goza, todos se
gozan. A pesar de tener en la iglesia hermanos que ejercen
autoridad, como los ancianos, los diáconos y las diaconisas,
todos debemos participar del cuidado entre los miembros.
El versículo 27 de Primera de Corintios 12 concluye esta
sección importante: “Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo,
y miembros cada uno en particular”. Ocasionalmente, damos
mucha atención al cuerpo como un todo, pero falta que
prestemos atención a los miembros de manera individual. Cada
uno de nosotros, individualmente, es importante y, cuando falta
un miembro, el cuerpo no funciona de manera adecuada. ¡Que
nuestros ojos espirituales estén atentos a los hermanos, a fin
de que tengamos por ellos el mismo cuidado específico que el
Señor tiene por nosotros!

ECB_tomo03_esp_rg.indd 74 03/02/2018 06:06:02


Pregunta: De entre los aspectos referentes al Cuerpo de Cristo
abordados el día de hoy, ¿cuál de ellos tuvo o tiene mayor
relación con su experiencia?

Mi punto clave:

La vida de la iglesia (2)

75

ECB_tomo03_esp_rg.indd 75 03/02/2018 06:06:02


76

semana 5 – MiÉrcoLes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Ro 12:4-8; 2 Co 5:10; Ef 4:11-16
Leer con oración:
“Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento
del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura
de la plenitud de Cristo” (Ef 4:13).

eL PerFeccionaMiento de Los santos


Para La ediFicaciÓn deL cuerPo de cristo
El cuerpo de cristo está formado por muchos miembros,
cada uno con su importancia y función predeterminada por
dios (ro 12:4-8). En Efesios 4:11-12, Pablo nos presenta
diversas categorías de hombres dones para la edificación de la
iglesia: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros.
cada uno tiene un don específico. Por ejemplo: los profetas
hablan palabras que inspiran, mientras que los maestros poseen
un hablar expositivo de las verdades. Muchos hermanos
tienen tanto el don de inspirar como el de enseñar. Pero todos
los dones son para un objetivo, que es el perfeccionamiento
(o capacitación) de los santos para la obra del ministerio, la
edificación del cuerpo de cristo.
la edificación del cuerpo de cristo es como el desarrollo de
un recién nacido, que tiene todos los miembros, pero ninguno
de ellos desempeña plenamente sus funciones. Para que eso
ocurra, el bebé necesita ejercitarse, moverse, luego comienza a
andar y, cuando se convierte en un niño, corre por todos lados.
Es un proceso gradual y, para alcanzar el objetivo, dios nos
dio el ambiente de la iglesia. a medida que pasa el tiempo y la
vida divina crece en nosotros, necesitamos funcionar más hasta
madurar, como se describe en el versículo siguiente: “Hasta que
todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del

ECB_tomo03_esp_rg.indd 76 03/02/2018 06:06:02


Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura
de la plenitud de Cristo” (Ef 4:13). Un varón perfecto significa
alguien que alcanzó la madurez de vida. La vida de la iglesia es
el lugar donde crecemos en vida y también ayudamos a los más
nuevos a madurar. En el día del juicio, seremos juzgados según
nuestra madurez (cfr. 2 Co 5:10).
Con el crecimiento de vida, dejamos de ser “niños
fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina”
(Ef 4:14a). A pesar de que el pecado y el mundo son nuestros
adversarios en el día a día, ellos no son el problema principal
de la iglesia, hoy. Una gran distracción para los hijos de Dios,
especialmente los de la próxima generación, son las ideologías.
Un ejemplo es la ideología de género que ha sido muy difundida
actualmente en los colegios. Es algo extremadamente maligno
que hiere el orden que Dios estableció. Hay muchísimos y
respetados estudios que rechazan el asunto de la elección del
género, pero los medios hacen una campaña férrea que tiene
como objetivo afectar a los hijos de Dios, inclusive. Esto es
como vientos de doctrina que también están entrando en la
iglesia. Si le damos espacio a esas ideas, heriremos nuestra
consciencia y empezaremos a tolerar ciertos comportamientos.
Nuestra referencia viene de la Palabra de Dios, que es la vacuna
para inmunizarnos contra los venenos del mundo.
Una vez que estamos encabezados en Cristo, el vivir de
la iglesia también es el ajuste entre los miembros del Cuerpo
(Ef 4:15-16). Ese ajuste exige la contribución de cada parte.
No todos los miembros tienen la misma función, pero todos
tienen son importantes. En la sociedad moderna, donde están
La vida de la iglesia (2)

vigentes ciertos patrones de moda y belleza, el mundo intenta


volvernos a todos iguales, y muchos sufren por cumplir con
esas exigencias. No obstante, nuestro Dios no trabaja así. No
debemos esforzarnos para ser como éste o aquel hermano. Si
un hermano tiene el don de apacentar a otras personas en sus
casas, pero no puede hablar en una reunión grande, no debe
entristecerse, ni mucho menos ser despreciado por esa razón. 77

ECB_tomo03_esp_rg.indd 77 03/02/2018 06:06:02


78 Podemos alentarlo, pero no forzarlo a hacer algo con lo cual no
se sienta cómodo. Lo más importante es que todos los miembros
ejerciten su don dado por Dios con entusiasmo.
La visión de la iglesia

El pan que partimos es un excelente ejemplo de diversidad


en la unidad. Primera de Corintios 10:17 dice: “Siendo uno
solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo;
pues todos participamos de aquel mismo pan”. El pan que
partimos representa el Cuerpo de Cristo, que fue partido
por nosotros en la cruz. Cuando tomamos ese pan, estamos
celebrando la unidad de ese Cuerpo. Aunque se trate de
muchos “pedacitos” diferentes, todos forman un solo pan.
¡Esa es nuestra realidad hoy!

Pregunta: De entre los diferentes dones mencionados, ¿con


cuál de ellos el Señor lo agració? ¿Ha procurado ejercitarlo con
entusiasmo?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 78 03/02/2018 06:06:02


semana 5 – JueVes
Lectura bíblica:
Ro 14:3; Ef 2:11-16
Leer con oración:
“Aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos
expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un
solo y nuevo hombre, haciendo la paz” (Ef 2:15).

La igLesia coMo eL nueVo HoMBre:


eL Fin de toda seParaciÓn
los días anteriores abordamos la iglesia como el cuerpo de
cristo y de qué manera podemos aplicar esa visión a nuestro vivir
en la iglesia. a partir de hoy veremos la visión y aplicación de la
iglesia como el nuevo hombre.
El capítulo 2 de Efesios comienza hablando sobre nuestro
pasado, sobre nuestra condición antes de conocer y recibir al
Señor Jesús. El versículo 11 deja claro que había una separación
entre los circuncisos (pueblo de israel) y los incircuncisos (gentiles,
los no judíos). Estábamos sin cristo y apartados de la ciudadanía
de israel, sin tener relación alguna con el pacto de la promesa,
puesto que estaba destinada a los israelitas (v. 12). Sin embargo,
los versículos 13 y 14 rompen con esa situación terrible: “Pero
ahora en cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos,
habéis sido hechos cercanos por la sangre de cristo. Porque él es
nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno”. la palabra ambos
aquí hace una referencia a los judíos y los gentiles. al principio,
La vida de la iglesia (2)

los gentiles estaban totalmente excluidos de las promesas de


dios, pero entonces fueron recibidos en la iglesia (cfr. Hch 10).
El mundo en el que vivimos pasa por un momento de
mucha polarización. Hay conflictos raciales, entre diferentes
nacionalidades, y en muchos países se vive una constante tensión
social. los países ricos, por su parte, tratan con el creciente
flujo de inmigrantes, que terminan viviendo al margen de la 79

ECB_tomo03_esp_rg.indd 79 03/02/2018 06:06:02


80 sociedad. Existen asuntos más pequeños, como las costumbres,
por ejemplo, que terminan resultando en separación y conflicto.
Esas situaciones muchas veces son traídas a la iglesia: opiniones,
La visión de la iglesia

conceptos, pensamientos, ideologías, sentimientos, maneras de


vivir, y resultan en polarizaciones y conflictos que se podrían evitar.
En Efesios 2:14-16 dice que Dios reconcilió a judíos y gentiles
por medio de la muerte de Cristo en la cruz, y destruyó toda
enemistad existente. Además, Cristo abolió, en su carne, la ley
de los mandamientos expresados en ordenanzas. A pesar de que
Pablo se refería a los judíos y gentiles como naciones diferentes,
podemos aplicar esos versículos de la siguiente manera: en la iglesia,
tenemos hermanos que están a favor de determinadas prácticas,
mientras que otros tienden a discrepar. A algunos les gusta saltar
o levantar las manos para alabar con los himnos; otros prefieren
no hacerlo de esa manera. Pese a las diferencias en la práctica, lo
más importante es mantener la unidad, pues eso glorifica al Señor.
Hay hermanos que comen de todo, mientras que otros prefieren
no comer determinados alimentos; no obstante, eso no debe ser
motivo para que haya división en la iglesia (cfr. Ro 14:3).
Cuando los hermanos sugieren algo, no necesariamente
debemos estar de acuerdo con todas las prácticas, pero es nuestra
responsabilidad luchar por la unidad. Esa unidad es la que traerá
la bendición del Señor y cerrará todas las brechas a los ataques
del enemigo de Dios. Asimismo, cuando guardamos la unidad,
eso causa un gran impacto en nuestros invitados, que comienzan
a anhelar participar de nuestras reuniones en una esfera llena de
paz. Así, las personas se sentirán acogidas y espontáneamente
comenzarán a reunirse con nosotros. ¡Jesús es el Señor!

Pregunta: ¿Qué barrera necesita vencer en su vida?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 80 03/02/2018 06:06:02


semana 5 – Viernes
Lectura bíblica:
Ro 6:6; 8:3; Gá 6:14; Ef 2:11-18; He 2:14; 1 P 2:24
Leer con oración:
“Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir,
la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles,
como oro o plata” (1 P 1:18).

La igLesia coMo eL nueVo HoMBre:


eL Fin de Las ordenanZas
Efesios 2:11-18 nos muestra la iglesia como el nuevo
hombre. al ser crucificado, cristo derribó la pared de
separación que había entre judíos y gentiles, aboliendo la ley de
los mandamientos expresados en ordenanzas (vs. 14-15). Esas
“ordenanzas” pueden ser nuestros conceptos y, principalmente,
la forma como hacemos las cosas. cuando nos convertimos y
comenzamos a vivir la vida de la iglesia, traemos con nosotros
alguna forma de ordenanza. El deseo de dios es derribar esas
paredes, a fin de que haya una unidad real entre nosotros.
la Biblia nos muestra que nosotros fuimos redimidos no
sólo de la ley y de los pecados, sino también de nuestra vieja
manera de vivir (1 P 1:18). Pequeñas cosas, como la manera de
reunirnos, no pueden generar separación en la iglesia. Satanás
es astuto y a veces puede usar cosas buenas para crear puntos de
discordia y de división. necesitamos percibir que no vale la pena
La vida de la iglesia (2)

llevar hasta las últimas consecuencias nuestros puntos de vista,


porque cristo ya llevó a la cruz todas las ordenanzas. oramos
para que el Señor nos dé sabiduría a fin de mantener nuestro
enfoque en lo que es esencial, la visión que nos gobierna.
cuando dios mira la iglesia, Él desea ver no a muchos
hombres y mujeres, sino un solo hombre, que es cristo. la
característica del nuevo hombre es que todos tenemos la
81

ECB_tomo03_esp_rg.indd 81 03/02/2018 06:06:02


82 personalidad de Cristo. En el mundo hay muchos conflictos,
pero en la iglesia debe haber paz. Nuestro hogar tiene que
ser un lugar de paz, así como las reuniones de la iglesia. Un
La visión de la iglesia

ambiente como éste ciertamente atraerá a personas nuevas a


nuestro medio, pues éste es el deseo de todos los que viven en
un mundo lleno de conflictos.
La obra de la cruz es completa y debemos valorarla en
cada uno de sus aspectos. En la cruz, Jesucristo crucificó
consigo varios asuntos: a) el pecado (en singular), es decir, la
naturaleza pecaminosa (Ro 8:3); b) los pecados, que son todos
los hechos pecaminosos (1 P 2:24); c) Satanás (He 2:14); d)
el mundo (Gá 6:14); e) la carne (Gá 5:24); f) el viejo hombre
(Ro 6:6) y g) las ordenanzas (Ef 2:15).
El séptimo asunto son las ordenanzas, que son lo más sutil
y también el mayor problema en la iglesia hoy. Por un lado, en
el Nuevo Testamento no existen más rituales y ordenanzas del
Antiguo Testamento, pero, con frecuencia, creamos nuestras
propias “leyes y ordenanzas”, que representan nuestra manera
de hacer las cosas. El resultado es discordia y conflictos entre
los hermanos. Algunos llegan al punto de criticar incluso al
liderazgo de la iglesia. Esa actitud es condenable, pues Dios es
quien levanta a los líderes entre nosotros y a esos hermanos les
debemos respeto y sumisión (Ro 13:1).
Si queremos tener el vivir práctico del nuevo hombre,
primeramente necesitamos despojarnos del viejo hombre y
renovarnos en el espíritu de nuestra mente (Ef 4:22-23). El
problema de las ordenanzas está en la mente, en nuestra
manera de pensar. La salida es poner nuestra mente en el
Espíritu, donde tenemos la mente de Cristo (cfr. Ro 8:6;
1 Co 2:16). A diferencia del viejo hombre, donde tenemos
conflictos y divisiones, el nuevo hombre es creado según Dios,
“en la justicia y santidad de la verdad” (Ef 4:24b).
En Colosenses 3:10-11 leemos: “Y revestido del nuevo, el
cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando
hasta el conocimiento pleno, donde no hay griego ni judío,

ECB_tomo03_esp_rg.indd 82 03/02/2018 06:06:02


circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni
libre, sino que Cristo es el todo, y en todos”. Cuando vivimos
la vida normal de la iglesia, siendo renovados en nuestro
entendimiento, poco a poco somos semejantes a Cristo y
pensamos como Él. Lo mismo se aplica al vivir familiar. En un
matrimonio es importante quitar todas las leyes expresadas
en ordenanzas. Los conflictos surgen muchas veces porque el
marido y la mujer quieren hacer valer sus ordenanzas heredadas
de sus respectivas familias e insisten en vencer en esa disputa.
¿No es mejor cultivar la paz en nuestros hogares? En el nuevo
hombre, Cristo es todo en todos, y debe, de igual modo, saturar
nuestra personalidad consigo mismo. Eso puede parecernos
inalcanzable, pero creemos que el Señor nos está conduciendo
por ese camino y completará Su obra en nosotros. ¡Aleluya!

Pregunta: Según la lectura de hoy, ¿cuál es la principal


característica de la iglesia como el nuevo hombre?

Mi punto clave: La vida de la iglesia (2)

83

ECB_tomo03_esp_rg.indd 83 03/02/2018 06:06:02


84

semana 5 – sÁBado
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Mt 6:9-10; Jn 3:3-5; Ap 20:6
Leer con oración:
“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los
cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los
cielos” (Mt 7:21).

La igLesia coMo eL reino de dios:


Hacer La VoLuntad deL Padre
El último aspecto, cuya aplicación la veremos esta semana,
es la iglesia como el reino de dios. En Efesios 2:19a leemos: “así
que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos
de los santos”. conciudadanos significa que somos ciudadanos
del mismo país o reino. Está implícita la idea del reino. Todos
somos conciudadanos del reino de dios. antes de que Jesucristo
muriera en la cruz, éramos extranjeros, no teníamos nada que
ver con las promesas de dios. Pero, hoy, nosotros tenemos una
patria: pertenecemos al reino de dios.
cuando se habla del reino, la idea es de gobierno y
autoridad. nuestra meta hoy es el reino. Podemos decir que
la meta final es la nueva Jerusalén, donde creemos que todos
los cristianos estarán juntos por la eternidad. Sin embargo, no
todos los santos reinarán con el Señor (cfr. Mt 25:24-30).
En Juan 3:5 leemos: “respondió Jesús: de cierto, de cierto
te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede
entrar en el reino de dios”. El versículo 3 dice que quien no
nace de nuevo no puede ni siquiera ver el reino de dios. Por
tanto, para poder entrar en el reino de dios, necesitamos creer
en el Señor, invocar Su nombre y nacer de nuevo.
Sin embargo, hay un detalle al cual debemos estar atentos.
En el capítulo 7 del Evangelio de Mateo, Jesús hace una

ECB_tomo03_esp_rg.indd 84 03/02/2018 06:06:02


advertencia muy seria: “No todo el que me dice: Señor, Señor,
entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de
mi Padre que está en los cielos” (v. 21). Ponga mucha atención
aquí: cuando creemos en la obra de Cristo y somos bautizados,
automáticamente entramos al reino de Dios. Con eso, nos
convertimos en ciudadanos de ese reino. Sin embargo, eso no
garantiza nuestra entrada en el reino de los cielos, pues el reino
de los cielos aquí se refiere al galardón, un premio preparado
sólo para los cristianos vencedores, que reinarán con Cristo por
mil años (Ap 20:6).
Cuando Jesús estuvo en la tierra, oró diciendo: “Venga
tu reino” (Mt 6:10a). Apreciado lector, ¿el reino ya llegó a su
vida? Alabamos al Señor porque el objetivo de vivir la vida de
la iglesia es que el reino llegue a la vida de cada hermano. Los
vencedores son aquellos que, en los días actuales, permiten
que el reino de Dios esté presente en sus vidas. No basta con
invocar el nombre del Señor sólo de labios, pues el reino de los
cielos está reservado para aquellos que hacen la voluntad del
Padre. Eso es el vivir de la iglesia, la esfera donde prevalece
no nuestra voluntad individual, sino la voluntad del Padre. Por
tanto, el reino está directamente relacionado con la voluntad
de Dios. ¡Alabado sea el Señor!

Pregunta: Según lo mencionado, ¿cuál es el objetivo de vivir la


vida de la iglesia hoy?
La vida de la iglesia (2)

Mi punto clave:

85

ECB_tomo03_esp_rg.indd 85 03/02/2018 06:06:02


86

semana 5 – doMingo
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Mt 24:12-13; Ro 14:1-17; 1 Co 6:9-11; Ef 5:5
Leer con oración:
“Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos
de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie
delante del Hijo del Hombre” (lc 21:36).

LucHar Para Heredar eL reino de dios


En Efesios 5:5 leemos: “Porque sabéis esto, que ningún
fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia
en el reino de cristo y de dios”. Una cosa es entrar en el reino de
dios y otra heredar el reino de dios. Heredar el reino de dios está
relacionado con el reino de los cielos, que es el galardón de los mil
años. las palabras de Pablo estaban dirigidas a los hermanos de la
iglesia en Éfeso, y no a los incrédulos. Por tanto, si hay hermanos
en esas situaciones, aunque estén reuniéndose regularmente, no
podrán participar del reino milenario, que es la herencia para los
cristianos maduros.
Pablo hace una advertencia semejante, como sigue:
“¿no sabéis que los injustos no heredarán el reino de dios?”
(1 co 6:9a). aquí no habla de entrar en el reino de dios, sino
de heredar el reino de dios. la Biblia es muy coherente en eso:
“no erréis” (v. 9b). la palabra aquí es para los hermanos de la
iglesia en corinto. no podemos equivocarnos y pensar que, por
el hecho de vivir la vida de la iglesia, tenemos alguna garantía.
Sí, la iglesia es la oportunidad que nos concedió el Señor para
practicar Su voluntad y ser calificados para heredar el reino.
¡Por eso debemos valorarla! Sin embargo, hay situaciones que
pueden descalificarnos: “ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los
adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni
los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni
los estafadores, heredarán el reino de dios” (vs. 9c-10).

ECB_tomo03_esp_rg.indd 86 03/02/2018 06:06:02


Además, sobre heredar el reino de Dios hay una palabra
de Pablo a los gálatas: “Y manifiestas son las obras de la carne,
que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría,
hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas,
disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías,
y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto,
como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas
no heredarán el reino de Dios” (5:19-21). Aquí hay cosas
muy bajas, pero otras que no parecen muy serias a nuestros
ojos. Algunos hermanos cultivan enemistades, por ejemplo.
Esas situaciones pueden comprometer la herencia del reino de
Dios y, por ese motivo, debemos considerar mucho este asunto
con la debida seriedad.
Si, por un lado, tenemos las trampas que debemos evitar,
por otro, no podemos olvidarnos de la esencia del reino de
Dios, que podemos verla en Romanos 14, versículos 1-12. Esa
porción habla de una serie de conflictos que pueden existir entre
los hermanos: unos comen de todo mientras que otros prefieren
comer legumbres; algunos hacen diferencia entre días, otros no.
En la iglesia, muchas veces, hay diferencias con relación a las
prácticas. Sin embargo, ¿quiénes somos nosotros para juzgar a
nuestros hermanos? El único que puede juzgarnos es el Señor.
Por tanto, el versículo 17, nos lleva a la conclusión del
capítulo: “Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino
justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo”. Justicia es estar bien con
Dios y con todos. La paz y el gozo son consecuencias.
Nuestra gran batalla hoy es para heredar el reino de Dios.
Muchos hermanos están desde hace años en el vivir de la iglesia,
La vida de la iglesia (2)

y no queremos que ninguno se pierda. En Mateo 24:12 Jesús


nos advierte: “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor
de muchos se enfriará”. Pero, en seguida, el Señor nos da una
palabra de aliento: “Mas el que persevere hasta el fin, éste será
salvo” (v. 13). El enemigo de Dios trabaja todo el tiempo para hacer
que nos rindamos. Si tenemos la visión de la iglesia, permaneceremos
firmes y recibiremos la recompensa. ¡Jesús es el Señor! 87

ECB_tomo03_esp_rg.indd 87 03/02/2018 06:06:02


88 Pregunta: Frente a tantas embestidas del enemigo de Dios,
¿cuál es la clave para que perseveremos y luchemos para
heredar el reino?
La visión de la iglesia

Mi punto clave:

Lectura de apoyo:
Rumbo a la herencia divina – caps. 1 y 6 – Dong Yu Lan.
La promesa de la vida y el galardón del reino – cap. 7 – Dong Yu Lan.
La genética divina – caps. 5 y 6 – Ezra Ma.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 88 03/02/2018 06:06:03


semana 6 – Lunes
Lectura bíblica:
Mt 18:3; 19:4; Jn 1:12; Ro 8:29-30; 2 P 1:4; 1 Jn 1:9; 2:1
Leer con oración:
“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos
de los santos, y miembros de la familia de Dios” (Ef 2:19).

La igLesia coMo La FaMiLia de dios:


Vida Y disFrute
durante esta semana hablaremos de cinco aspectos más
concernientes a la revelación que el Señor nos ha concedido
sobre la iglesia. Veremos aspectos prácticos como la familia
de dios, la morada de dios, la novia de cristo, la guerrera
corporativa y el candelero de oro.
En Efesios 2:19 leemos: “así que ya no sois extranjeros ni
advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros
de la familia de dios”. cuando la Palabra de dios nos presenta
a la iglesia como Su familia, debemos percibir que el énfasis
se encuentra en la vida que promueve este vínculo genético.
Hoy, si hay dudas sobre quién es el padre de una persona,
se hace un examen de adn. de esta forma, se descubre si
hay un vínculo biológico entre ellos. cuando se encuentre
el vínculo, se comprueba la paternidad de la persona. Todo
cristiano tiene la vida divina y, por lo tanto, la genética
divina, pues todos los que creyeron en el nombre del Señor
La vida de la iglesia (3)

Jesús llegaron a ser Sus hijos genuinos (Jn 1:12; 1 Jn 5:12).


En Primera de Juan 3:9 leemos: “Todo aquel que es
nacido de dios, no practica el pecado, porque la simiente de
dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido
de dios”. Según el original griego, el versículo comienza de
esta manera: “Todo aquel que es nacido de dios no peca”.
Muchos confunden este pasaje diciendo que, una vez que
89

ECB_tomo03_esp_rg.indd 89 03/02/2018 06:06:03


90 la persona cree en Cristo y se convierte en un cristiano, no
pecará más. Eso no es verdad. La Biblia nos muestra que
todavía estamos expuestos a pecar y, cuando eso sucede,
La visión de la iglesia

debemos confesar nuestros pecados porque Dios es fiel y justo


para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad y Jesucristo es
nuestro Abogado para con el Padre (1 Jn 1:9; 2:1).
Lo que ese versículo quiere decir es que recibimos la vida,
la genética de Dios, dentro de nuestro espíritu humano y que,
en el espíritu, no podemos pecar porque esa vida es incapaz
de pecar (1 Co 6:17). Un gato no ladra (pues no tiene la vida
de un perro) y una gallina no nada (porque no tiene la vida de
un pato). Del mismo modo, la vida de Dios, que se encuentra
dentro de nuestro espíritu humano, ¡no peca! Por tanto, en
nuestro espíritu, no tenemos la posibilidad de pecar, pero,
cuando estamos en la carne, ciertamente pecamos.
Continuando con el versículo: “Porque la simiente de Dios
permanece en él” (1 Jn 3:9b), vemos que en el original griego
la palabra simiente es semen. Por tanto, cuando predicamos
el evangelio, nosotros “inseminamos” a la persona con
la simiente de Dios, por medio de la Palabra, en el “útero
espiritual”, que es el espíritu humano. Entonces, una nueva
vida es generada. Eso es la esencia de la predicación del
evangelio. Es la simiente divina.
En Primera de Juan 3:2 leemos: “Amados, ahora somos
hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos
de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos
semejantes a él, porque le veremos tal como él es”. Nosotros
estamos en el proceso de transformación, porque somos hijos de
Dios, y un día seremos iguales al Padre. Somos participantes de
la naturaleza divina, seremos iguales a Él en vida y naturaleza,
pero nunca en Su deidad, es decir, nunca seremos objeto de
culto y adoración (Sal 82:6; 2 P 1:4). Mientras estamos en
ese proceso de ser conformados a Cristo, necesitamos ser
como un niño y disfrutar del hecho de que pertenecemos a
la familia de Dios (Ro 8:29-30; Mt 18:3; 19:14). Los niños

ECB_tomo03_esp_rg.indd 90 03/02/2018 06:06:04


son sencillos, no guardan rencor, perdonan con facilidad
y siempre están contentos, ¡en comunión los unos con los
otros! Necesitamos comportarnos de ese modo en nuestra
familia espiritual, la iglesia.
Por último, una familia disfruta de la provisión del
padre. Nuestro Padre nos provee todo lo que necesitamos
en nuestra vida, por eso la Palabra afirma: “Mas buscad
primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas
cosas os serán añadidas” (Mt 6:33). El vivir de la iglesia es
donde realmente experimentamos la provisión y el amor de la
familia de Dios. Cuando pasamos por momentos difíciles, la
iglesia ora por nosotros, los hermanos nos visitan y recibimos
consuelo cuando más lo necesitamos. Tenemos que disfrutar
intensamente de esta familia. ¡Aleluya!

Pregunta: ¿Cuáles son las principales características de la


iglesia como la familia de Dios?

Mi punto clave: La vida de la iglesia (3)

91

ECB_tomo03_esp_rg.indd 91 03/02/2018 06:06:04


92

semana 6 – Martes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Pr 3:27; Gá 6:6-7; Ef 4:3; 1 Ti 5:17
Leer con oración:
“Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y
mayormente a los de la familia de la fe” (Gá 6:10).

La igLesia coMo La FaMiLia de dios:


eL esPÍritu de HerMandad
la iglesia es la familia de dios y, particularmente, en nuestro
medio tenemos una característica a la cual nunca podemos
renunciar: el espíritu de hermandad. Tenemos el testimonio de
varios líderes cristianos que, cuando nos conocen, se sorprenden
de la libertad, el amor y compañerismo que ven en nosotros y
entre nosotros. Tenemos que hacer de todo para mantener esa
unidad del Espíritu entre nosotros (Ef 4:3).
En Gálatas 6:6 vemos el importante principio espiritual
de suplir las necesidades del hermano que vive para la obra
de dios. Si hay alguien que sirve en tiempo completo al
Señor, que cuida y suple a la iglesia con la Palabra de dios,
esa persona necesita de nuestras ofrendas (1 Ti 5:17). Si
somos beneficiados por el servicio de ese hermano y él no
tiene un empleo secular, debemos considerar cómo ayudarlo
para satisfacer sus necesidades. Si dios le ha dado a cada uno
de nosotros condiciones y ha puesto semillas (recursos) en
nuestras manos, debemos sembrar (Pr 3:27).
la Palabra dice: “Porque el que siembra para su carne, de
la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu,
del Espíritu segará vida eterna. no nos cansemos, pues, de
hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.
así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos,
y mayormente a los de la familia de la fe” (Gá 6:8-10). no

ECB_tomo03_esp_rg.indd 92 03/02/2018 06:06:04


cansarnos de hacer el bien según este contexto significa repartir
lo que Dios nos dio con aquellos que lo necesitan. Si en una
determinada familia en la iglesia, los responsables por proveer
el sustento financiero pierden su empleo, debemos orar al Señor
para saber cuánto podemos apartar para ofrendarles. Esto debe
ser hecho con mucha discreción y prudencia, por medio de la
caja de ofrendas, usando un sobre donde se escribe el nombre
del hermano o hermana para quien está destinando el recurso,
para que, cuando el necesitado reciba la ofrenda, agradezca al
Señor y sólo Él reciba gloria. Esto hace la familia de Dios.
De esa manera, estaremos cultivando el espíritu de
hermandad entre nosotros, por medio de cuidar de los que
sirven al Señor a tiempo completo. Eso, ciertamente, hará que
ellos se dediquen más en el encargo de apacentar y cuidar de
los santos en la iglesia y en la expansión del reino de Dios en la
ciudad y región que el Señor les confió.

Pregunta: ¿Cuál es la manera práctica de vivir la realidad de la


familia de Dios?

Mi punto clave:
La vida de la iglesia (3)

93

ECB_tomo03_esp_rg.indd 93 03/02/2018 06:06:04


94

semana 6 – MiÉrcoLes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Lc 4:18-19; 7:22; 1 Ti 3:14-15; 6:18; He 12:6; 1 P 4:17
Leer con oración:
“No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres
poder para hacerlo” (Pr 3:27).

La igLesia coMo La FaMiLia de dios:


cuidado Mutuo Y disciPLina
Gracias a dios por el espíritu de hermandad que hay entre
nosotros. Por eso, hoy, aunque tengamos qué comer en nuestra
casa, debemos acordarnos de que hay familias que necesitan ayuda.
Tenemos colportores aquí en Brasil y en Europa que, muchas
veces, necesitan salir con sus hijos para vender libros para ganar
algo de dinero para poder alimentarlos en aquel momento, pues las
ofrendas no siempre son suficientes para suplirlos.
En Gálatas 6:10 leemos: “así que, según tengamos oportunidad,
hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la
fe”. lo que leemos aquí es que el Señor siempre nos concede
oportunidades para poder ofrendar, por tanto, no las deje pasar
¡aprovéchelas! En ese versículo, tenemos el aliento para que no
nos cansemos de hacer el bien a todos. Pero Pablo concluye con
la siguiente consideración: “Mayormente a los de la familia de la
fe”. Si tenemos necesidades en la iglesia, que es la familia de dios,
la familia de la fe, ayudemos primero a los hermanos. luego, si
tenemos más oportunidad, ayudaremos a otros también.
Siguiendo ese principio, varias iglesias han hecho algún trabajo
social en sus ciudades. Por ejemplo, la iglesia en Pozos de caldas,
en el Estado de Minas Gerais, Brasil, multiplicó el número de
hermanos, porque en el local donde la iglesia se reúne, un hermano
que sirve al Señor a tiempo completo, comenzó a atender a los
drogadictos, a personas con problemas matrimoniales y de orden
familiar. las personas abren sus corazones y el hermano las ayuda

ECB_tomo03_esp_rg.indd 94 03/02/2018 06:06:05


con la Palabra de Dios y con oraciones. El resultado es que son
salvas y comienzan a reunirse con la iglesia. Ese y muchos otros
proyectos han cambiado la vida de las personas y han hecho que
lleguen a ser parte de la familia de Dios. Jesús no despreció a nadie
y por eso debemos actuar de la misma manera (Lc 7:22). La iglesia
es la familia de Dios, donde hacemos el bien a todos, sin ninguna
discriminación (4:18-19).
Para ser ricos en buenas obras, generosos en dar y listos
para repartir, debemos, además de tener disposición, hacer una
buena gestión de nuestros recursos financieros (1 Ti 6:18). Los
colaboradores y hermanos responsables deben ayudar a la iglesia
a administrar bien el presupuesto familiar: nunca gastar lo que no
tiene, evitar las deudas, tener la cultura de ahorrar para comprar
al contado, entre otros principios importantes. Los padres, los
matrimonios, los jóvenes, los niños y aquellos que se preparan
para el matrimonio deben tener una educación financiera. Los
hermanos que ministran la Palabra deben tomar este asunto muy
en serio y evitar tomar préstamos con otros hermanos para no
correr el riesgo de, en el supuesto caso de no poder pagar, adquirir
la fama de irresponsables o “mala paga”.
La iglesia tiene principios. No es por estar en la familia de
Dios que podemos hacer lo que queremos. Pablo amonestó a
Timoteo sobre la necesidad de comportarse correctamente en
la casa de Dios (1 Ti 3:14-15). Debemos recordar que el juicio
de Dios comienza por Su casa, esto es, por la familia de Dios
(1 P 4:17; 1 Co 11:28-30). Dios disciplina a todos los que ama
(He 12:6). ¡Y nosotros somos hijos legítimos de Dios!

Pregunta: ¿Cuál debe ser nuestro proceder con respecto a


La vida de la iglesia (3)

las finanzas?

Mi punto clave:
95

ECB_tomo03_esp_rg.indd 95 03/02/2018 06:06:05


96

semana 6 – JueVes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Ef 3:17; 4:11-12
Leer con oración:
“En quien [Cristo Jesús] vosotros también sois juntamente
edificados para morada de Dios en el Espíritu” (Ef 2:22).

La igLesia coMo La Morada de dios:


ediFicaciÓn Y rePoso
la iglesia, además de ser la familia de dios, también nos es
presentada como la morada de dios, conforme a lo que leemos
en Efesios 2:21-22: “En quien todo el edificio, bien coordinado,
va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien
vosotros también sois juntamente edificados para morada de
dios en el Espíritu”. En el primer versículo, el templo se refiere
a la iglesia en su aspecto universal. corresponde a lo que leemos
en Mateo 16, cuando Jesús explica: “Y yo también te digo, que
tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas
del Hades no prevalecerán contra ella” (v. 18). En cambio, en el
segundo versículo de Efesios vemos el aspecto local de la iglesia,
cuando se utiliza el pronombre vosotros para referirse a la morada
de dios. nosotros, juntamente, como piedras vivas, estamos siendo
edificados como morada de dios.
En Primera de Pedro 2:5 leemos: “Vosotros también, como
piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio
santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a dios
por medio de Jesucristo”. apreciado lector, nosotros no somos
piedras muertas, sino ¡piedras vivas! Podemos estar llenos de
aristas que nos estorban para ser edificados juntamente con los
hermanos, pero por esa razón dios nos puso en la iglesia, para
trabajar en nosotros. En la iglesia tenemos apóstoles, profetas,
evangelistas, pastores y maestros para perfeccionar a cada uno
para la obra del ministerio, para que así el cuerpo de cristo sea

ECB_tomo03_esp_rg.indd 96 03/02/2018 06:06:05


edificado (Ef 4:11-12). Una vez que la iglesia sea edificada, será
la morada de Dios, es decir, el lugar de Su reposo.
En la iglesia, nosotros y nuestro Padre podemos descansar.
Cuando todos estamos reunidos, en unidad, sin ningún problema
entre nosotros, alabando al Señor, disfrutando de Su presencia,
Dios está contento, disfruta y halla Su reposo en medio de nosotros.
Cuando éramos niños, mi padre invertía mucho tiempo con
nosotros. Al terminar de cenar, nos llevaba fuera de casa para
observar las estrellas y nos contaba historias. Por eso esperábamos
muy expectantes que él llegara. Sin embargo, cuando su día no
era muy bueno, mi mamá nos hacía señas diciendo que aquel
día no habría historias. Pero, cuando todo estaba bien, aquella
sería una noche placentera para todos nosotros y, por tanto,
había reposo, paz y alegría.
Cuando Dios reposa, usted también reposa. La iglesia es
nuestro hogar, es nuestra familia y también es el hogar de Dios.
Nosotros necesitamos darle placer a Él, el reposo que Él merece.
Si Dios viene a nuestra reunión y nos ve peleando, acusándonos,
criticando, Él se pondrá muy triste. Pero, cuando ve a Sus hijos
contentos, en unanimidad, Él se pone contento.
Cristo habita en nuestro corazón (Ef 3:17). En Segunda de
Corintios 6:16b leemos: “Porque vosotros sois el templo del Dios
viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré
su Dios, Y ellos serán mi pueblo”. Nosotros somos el templo de
Dios, y Él quiere andar y habitar en medio de nosotros, quiere ser
nuestro Dios y que nosotros seamos Su pueblo, Su habitación.
Un pueblo que le da paz y motivo de reposo en nuestro corazón.
¡Alabado sea el Señor!
La vida de la iglesia (3)

Pregunta: ¿Cómo podemos dar reposo a Dios?

Mi punto clave:
97

ECB_tomo03_esp_rg.indd 97 03/02/2018 06:06:05


98

semana 6 – Viernes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Ef 1:22-23; 2:10-22; 5:28-32
Leer con oración:
“Vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo,
de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido”
(ap 21:2).

La igLesia coMo La noVia de cristo:


La concLusiÓn de La oBra de dios
El libro de Efesios nos presenta a la iglesia como el cuerpo
de cristo, la obra maestra de dios, el nuevo hombre, el reino
de dios, la familia de dios, la morada de dios en el Espíritu y,
finalmente, como la novia de cristo (1:22-23; 2:10, 15, 19, 22;
5:32). En el libro de apocalipsis también vemos que, cuando la
nueva Jerusalén venga de parte de dios, la iglesia será la esposa
(novia) de cristo (21:2). En esa ocasión se concretará el romance
universal entre dios y el hombre. al crear al hombre, dios dijo:
“no es bueno que el hombre esté solo” (Gn 2:18a). En realidad,
al decir eso, Él estaba hablando de Sí mismo. dios no quería estar
solo. Él desea casarse con la humanidad, tenerla como Su ayuda
idónea. En Efesios 5 leemos: “Maridos, amad a vuestras mujeres,
así como cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,
para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del
agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia
gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino
que fuese santa y sin mancha” (vs. 25-27).
dios usa situaciones con las cuales estamos familiarizados
para ilustrar la realidad divina. los casados saben que la novia
se prepara para el matrimonio, hace su vestido, el ajuar, etc. El
apóstol Pablo nos muestra que el marido es cristo y la esposa
es la iglesia (Ef 5:26-32). En apocalipsis leemos: “Gocémonos y
alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del

ECB_tomo03_esp_rg.indd 98 03/02/2018 06:06:05


Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido
que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el
lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo:
Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las
bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de
Dios” (Ap 19:7-9). En este pasaje, Cristo es el novio y la iglesia es
la novia. La vida de la iglesia es el ataviar de la novia, donde todos
nos preparamos para el día de las nupcias.
Todo el universo está esperando el día del matrimonio entre
Cristo y la iglesia. ¡Nosotros seremos la novia! Para eso nos estamos
ataviando, nos preparamos, quitamos las arrugas y sacamos las
manchas con el lavamiento del agua por la Palabra, para así ser la
novia del Señor. La iglesia y todas las cosas del universo culminarán
con ese matrimonio.
Inmediatamente después del matrimonio, tendremos mil años
de disfrute. Hoy en día una fiesta de matrimonio dura sólo unas
horas. ¡Pero la fiesta de matrimonio del Señor durará mil años! No
podemos quedarnos afuera. Todo lo que sucede en el vivir de la iglesia
es para prepararnos para aquel día. Hoy, estamos tejiendo nuestro
vestido de lino finísimo, porque el lino fino es las acciones justas de
los santos (Ap 19:8). Cada vez que hacemos algo de acuerdo con la
voluntad de Dios, tenemos una acción justa, somos aprobados por
Dios. Es un bordado más en nuestro vestido. Las bodas comprenden
el matrimonio y el banquete, la cena. Nosotros vamos a banquetear
en el reino por mil años con todos los hermanos. En la iglesia estamos
siendo preparados como la novia, cuya consumación final y máxima
de toda la obra de Dios redundará en la nueva Jerusalén. ¡Aleluya!

Pregunta: En su vivir diario, ¿ha experimentado “bordar” su


La vida de la iglesia (3)

vestidura con acciones justas?

Mi punto clave:
99

ECB_tomo03_esp_rg.indd 99 03/02/2018 06:06:05


100

semana 6 – sÁBado
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Ro 13:12; 2 Co 10:4-6; Gá 5:17; 1 Ts 5:4-9
Leer con oración:
“Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos
vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de
salvación como yelmo” (1 Ts 5:8).

La igLesia coMo La guerrera corPoratiVa:


disFrutar Y LucHar
Efesios 6 nos muestra la iglesia como una guerrera corporativa,
el ejército de dios. cuando un país está en guerra, los jóvenes que
desean seguir la carrera militar se alistan en la Marina, en la Fuerza
aérea o en el Ejército. algunos de esos jóvenes van al campo de
batalla y son sustentados por todo el país; los ciudadanos trabajan,
producen, generan renta en la economía para sostenerlos. de igual
manera, los cepevistas y colportores están en el frente de batalla,
en la predicación del evangelio; por tanto, debemos amarlos y
también sustentarlos con oración y ofrendas para sus gastos de
viajes y necesidades personales, así como aquellos que viajan a
predicar el evangelio los fines de semana en diversos lugares.
En el vivir de la iglesia, como soldados de cristo, nos vestimos
con todo el equipaje necesario para combatir al enemigo.
Somos revestidos y fortalecidos por medio de las reuniones, de
la lectura diaria de la Biblia y del alimento diario, y de nuestras
oraciones (vs. 10-11).
no podemos luchar de cualquier manera: “Por tanto,
tomad toda la armadura de dios, para que podáis resistir en el
día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues,
firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con
la coraza de justicia” (vs. 13-14). En la iglesia recibimos la
Palabra de vida para suplir a los hermanos con la verdad. Para
alcanzar a otros necesitamos “calzar nuestros pies”, es decir,

ECB_tomo03_esp_rg.indd 100 03/02/2018 06:06:05


salir a predicar el evangelio (Ef 6:15). Nosotros andamos por
fe, no por lo que vemos. El enemigo ha lanzado ideologías
actuales como dardos, porque desea alcanzar nuestra mente,
por eso necesitamos usar el yelmo de la salvación, empuñar el
escudo de la fe y la única arma ofensiva, la espada del espíritu,
que es la Palabra de Dios (vs. 16-18).
El mundo de hoy se encuentra en densas tinieblas, como
la oscuridad de la madrugada (Ro 13:12). El enemigo quiere
matar a esta generación, por tanto, como guerreros necesitamos
luchar con las armas de la luz: “En palabra de verdad, en poder
de Dios, con armas de justicia a diestra y a siniestra” (2 Co 6:7).
Nuestra arma es la Palabra de verdad. Estamos en una guerra y
tenemos que saber cómo usar esas armas. La expresión “diestra
y siniestra” es también “derecha e izquierda”. Algunas armas se
usan con la mano derecha, como la espada; por otro lado, con
la izquierda se toma el escudo.
Nuestro campo de batalla no está allá afuera, la batalla ocurre en
nuestra alma (Gá 5:17). Luchamos contra toda altivez, argumentos
y fortalezas (2 Co 10:4-6). No nos quedemos divagando, tenemos
que concentrarnos y conducir nuestro pensamiento cautivo a
la obediencia a Cristo. El día de la venida del Señor se acerca,
por tanto, es tiempo de que nos pongamos nuestro uniforme y
doblemos nuestras rodillas en oración, batallando, luchando por
la vida de los hermanos, contra las enfermedades de los santos,
orando por los que están en el frente de la batalla y también por
aquellos que salen a predicar el evangelio (1 Ts 5:4-9). El vivir de
la iglesia está lleno de disfrute y de luchas.
La vida de la iglesia (3)

Pregunta: ¿Cuál es su posición frente a los ataques del enemigo?

Mi punto clave:
101

ECB_tomo03_esp_rg.indd 101 03/02/2018 06:06:05


102

semana 6 – doMingo
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Mt 5:14; 9:35; Jn 8:12; 2 P 1:4; Ap 1:10-13, 18-20
Leer con oración:
“Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres
vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero
como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son
los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra” (ap 5:6).

La igLesia coMo eL candeLero de oro:


queMar Y BriLLar
En apocalipsis 1 vemos a las siete iglesias de asia, cada
iglesia corresponde a una ciudad (vs. 10-13). las iglesias son
llamadas por el nombre de la ciudad. Eso nos muestra que la
localidad es el terreno donde la iglesia es edificada. cristo es
el fundamento y la ciudad es el terreno de la edificación de la
iglesia. así no puede haber división. El versículo 20 nos muestra
que la iglesia es el candelero de oro.
El candelero en sí, en el antiguo Testamento, es la
representación del dios Triuno. En la Biblia el oro representa
la naturaleza divina de dios Padre. la forma del candelero
representa al Hijo, pues se trataba de una pieza única de oro,
labrada por el artesano hasta conseguir la forma del candelero.
Éste no era el resultado de un armado de piezas, sino del golpear
del martillo del artífice. El Hijo fue golpeado durante toda Su vida
en la tierra, culminando en Su muerte en la cruz, donde recibió el
golpe mortal. En el candelero hay copas en sus brazos, donde hay
aceite, que representa el Espíritu, y por medio del cual se produce
la luz, al ser quemado. así, en el candelero de oro tenemos la
representación del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
En el nuevo Testamento, el candelero representa a la
iglesia. la función del candelero es iluminar, y para que eso
ocurra, necesita de los pábilos en las copas. la frágil fibra

ECB_tomo03_esp_rg.indd 102 03/02/2018 06:06:05


vegetal del pábilo representa a la naturaleza humana. El pábilo
es el elemento humano del candelero, indispensable para que
cumpla el propósito de brillar. Entonces, en la iglesia tenemos
la naturaleza divina mezclada con la naturaleza humana.
Nosotros nacimos de Dios el día que recibimos a Jesús y con
Él, la naturaleza divina (2 P 1:4). Mediante esa mezcla divina
y humana, se produce la iglesia, así es como Dios y el hombre
iluminan al mundo. No se puede esconder un candelero que
brilla (Mt 5:14; Jn 8:12). La iglesia es para iluminar una ciudad.
Sin el pábilo no hay luz, y éste absorbe el aceite para brillar, es
decir, tenemos que estar llenos del Espíritu Santo. Somos como
lámparas humanas para iluminar el mundo con el fuego del
amor, del gozo y de la esperanza.
Delante del trono de Dios hay siete lámparas que son los
siete Espíritus de Dios, éstos también son los siete ojos del
Cordero (Ap 4:5; 5:6). Hoy, la iglesia necesita arder y brillar
como esas siete lámparas de fuego que están delante de Dios.
Los ojos del Cordero, como las siete lámparas, tienen como
función iluminar nuestro corazón. Si hay algo que no le agrada
a Dios, seremos iluminados, veremos nuestra condición real
y podremos orar para que el Señor queme toda impureza de
nuestro interior. Si limpiamos nuestro corazón, seremos sanados
de muchas enfermedades, lograremos perdonar y seremos
librarnos de los resentimientos, heridas y depresión. Permita
que el Señor queme todas esas cosas, perdone a quien lo
ofendió. Los siete ojos del Cordero también son para infundir
el amor divino en nuestro corazón. Así, seremos llenos de vida,
paz, gozo y esperanza.
La vida de la iglesia (3)

La iglesia como el candelero de oro es lo que trae esperanza


a todas las personas. Ella emite luz, es el punto de referencia, y
en ella las personas son iluminadas y sanadas. Deje que el Señor
lo ilumine, Él quiere usarlo y convertirlo en un vencedor. Para
ello usted necesita estar bien en el área espiritual, psicológica
y física. Jesús predicaba el evangelio, liberaba y sanaba a las
personas (Mt 9:35). En nuestras reuniones necesitamos tener 103

ECB_tomo03_esp_rg.indd 103 03/02/2018 06:06:05


104 las enseñanzas de las verdades, la predicación del evangelio del
reino para cambiar la vida de las personas y sanar todo tipo de
dolencias y enfermedades. Ejercite la fe y reciba el evangelio, la
La visión de la iglesia

liberación y la sanidad de parte del Señor Jesús.

Pregunta: ¿Está teniendo la función de brillar por estar inmerso


en el Espíritu Santo?

Mi punto clave:

Lectura de apoyo:
La genética divina – cap. 5 – Ezra Ma.
Los doce aspectos de la iglesia – caps. 5-6 y 8-9 – Dong Yu Lan.
El vivir cristiano en los tiempos finales – cap. 6 – Miguel Ma.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 104 03/02/2018 06:06:05


semana 7 – Lunes
Lectura bíblica:
Jn 1:18; 3:3-7; 2 Co 3:18; Gá 4:1-7; 5:16, 25; He 2:5-8, 10
Leer con oración:
“Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros
pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros”
(ro 16:20).

eL aViÓn de La econoMÍa de dios


durante este semestre desarrollamos el tema El corazón
de la Biblia para mostrar los libros más cruciales del nuevo
Testamento que nos presentan la revelación de la economía
de dios: Gálatas, Efesios, colosenses, Filipenses, y agregamos,
también, a nuestro estudio el libro de Filemón.
nuestro amado hermano dong comparaba esos libros con la
figura de un avión, el avión de la economía neotestamentaria de
dios. Gálatas representa el fuselaje; Efesios y colosenses, las alas;
el plan de vuelo es el libro de Filipenses y la pista de despegue y
aterrizaje, la Epístola de Pablo a Filemón.
la cabina de pasajeros representa a la vida de la iglesia.
En ella nos movemos y avanzamos en dirección a la meta:
cristo. En la Epístola a los Gálatas, Pablo defiende la economía
de dios, mostrando que ellos comenzaron en el Espíritu y
debían continuar así, y jamás buscar el perfeccionamiento por
medio de la carne (3:1-4). En el capítulo 4, muestra el proceso
de crecimiento de vida de los hijos de dios que tiene como
Antes inútil, ahora útil

propósito la madurez para recibir la herencia divina. El mundo


venidero no será gobernado por los ángeles, sino por cristo y
por quienes reinarán con Él (He 2:5-8; ap 20:4).
cristo era el Unigénito de dios y, mediante Su obra redentora, al
morir y resucitar, llegó a ser el Primogénito entre muchos hermanos
(Jn 1:18; 20:17; ro 8:29). Fuimos engendrados como hijos de dios
105

ECB_tomo03_esp_rg.indd 105 03/02/2018 06:06:05


106 y Él nos está encabezando y conduciendo a la gloria (He 2:10).
Después del nuevo nacimiento, fuimos introducidos en la iglesia
como niños recién nacidos para crecer y ser transformados de gloria
La visión de la iglesia

en gloria (Jn 3:3-7; 2 Co 3:18). No diferimos de un esclavo, pero, con


la ayuda de los tutores y curadores, presentes en la iglesia, salimos de
la condición de niños espirituales, tomamos consciencia de nuestra
filiación y comenzamos a clamar “¡Abba, Padre!” (Gá 4:6-7).
Nuestra experiencia con el Señor necesita avanzar con miras
a alcanzar nuestra madurez. No podemos estancar nuestra vida
espiritual pasando por periodos sin tener un crecimiento significativo.
El camino para crecer es intensificar nuestra comunión con Dios,
por andar y vivir en el espíritu (Gá 5:16, 25).
Las alas de un avión dan equilibrio y estabilidad a la aeronave.
Una de las alas es la Epístola de Pablo a los Colosenses, que nos
habla del misterio de Dios, que es Cristo. En Él habita corporalmente
toda la plenitud de la deidad (2:9). En Cristo encontramos todos
los tesoros de la sabiduría de Dios (v. 3). Él es la imagen del Dios
invisible y la expresión precisa de Su ser (1:15; He 1:3a). Él es el
Cristo en el cual estamos, ¡Él es incomparable!
La otra ala es la Epístola de Pablo a los Efesios, que nos habla
del misterio de Cristo, que es la iglesia. Cristo, que es tan rico
y maravilloso, se manifiesta a las personas por medio de la iglesia
(3:10). Para conocer a Cristo es necesario vivir la vida de la iglesia.
Por último, la Epístola a los Filipenses, el plan de vuelo, trata
sobre el progreso del evangelio (1:12). El evangelio tiene que
avanzar en la vida de la iglesia, por medio de nuestro testimonio y
predicación constante.

Pregunta: ¿De qué epístolas está compuesto el avión de la


economía de Dios?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 106 03/02/2018 06:06:06


semana 7 – Martes
Lectura bíblica:
Ef 4:11-12; Fil 1:3-16; 4:15
Leer con oración:
“Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros,
siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos
vosotros, por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer
día hasta ahora” (Fil 1:3-5).

cooPerar con La PredicaciÓn deL eVangeLio


El apóstol Pablo tenía una relación muy íntima con la
iglesia en Filipos. Él les escribió: “Porque dios me es testigo
de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de
Jesucristo. [...] Por tanto, si hay alguna consolación en cristo,
si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si
algún afecto entrañable, si alguna misericordia” (1:8; 2:1). la
expresión afecto entrañable, conforme a como lo hemos visto
anteriormente, se refiere al amor que procede de las entrañas.
Ese es el amor profundo del apóstol para con la iglesia.
la iglesia en Filipos es un ejemplo de una iglesia
saludable, que se interesa por el progreso del evangelio. En
el capítulo 1 de Filipenses, encontramos varios fragmentos
que tratan sobre la cooperación, confirmación y defensa
del evangelio (vs. 5, 7, 12, 16). En el capítulo 4, leemos
que ninguna otra iglesia participó con el apóstol Pablo con
relación a ofrendar, excepto la iglesia en Filipos (v. 15).
Antes inútil, ahora útil

Ellos tenían parte en todo lo que se hacía. la iglesia en


Filipos era muy activa en la obra, en el mover del Señor.
la obra y la iglesia se mueven juntas, y así todos nosotros
somos perfeccionados para la obra del ministerio, la
edificación del cuerpo de cristo (Ef 4:11-12). no debemos
sólo observar cómo suceden las cosas en el mundo, como
107

ECB_tomo03_esp_rg.indd 107 03/02/2018 06:06:06


108 espectadores, sino más bien, necesitamos involucrarnos en
la edificación de la iglesia, como lo hacían los santos filipenses.
Debemos cooperar con el evangelio.
La visión de la iglesia

Al cooperar en la edificación del Cuerpo de Cristo,


brillaremos en medio de una era de tinieblas: “Para que
seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en
medio de una generación maligna y perversa, en medio de
la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos
de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda
gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he
trabajado” (Fil 2:15-16). El mundo está bajo densas tinieblas. La
iglesia tiene una función muy importante: ¡llevar luz! Nosotros
somos una referencia para las personas que están perdidas en
el mundo. Por eso no podemos quedarnos estáticos, parados y
callados, ¡nuestra porción es proclamar la palabra de la vida!

Pregunta: ¿Qué ha hecho usted para volverse un socio del


evangelio?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 108 03/02/2018 06:06:06


semana 7 – MiÉrcoLes
Lectura bíblica:
Mt 18:23-35; Col 4:9; Flm 5-11; 2 P 1:3-8
Leer con oración:
“Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán
estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro
Señor Jesucristo” (2 P 1:8).

eL aMor ÁgaPe
En medio de la intensidad de las tinieblas del mundo
actual, el Señor espera que ganemos a las personas por medio
del amor. Ese es el asunto que trata la Epístola de Pablo
a Filemón. la iglesia es edificada en amor, y esa epístola
presenta la última etapa de crecimiento, la expresión más
elevada de amor: el amor ágape.
El amor ágape, de acuerdo con Segunda de Pedro 1,
es resultado del progreso de la vida divina en nosotros.
leamos: “Vosotros también, poniendo toda diligencia
por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud,
conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio
propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto
fraternal; y al afecto fraternal, amor” (vs. 5-7). Entre los
versículos mencionados, podemos percibir que ese progreso
divino comienza con nuestra fe y culmina con la cumbre, el
amor ágape. así es como el amor ágape surge en el vivir de
la iglesia y es un reflejo de nuestra madurez. Mientras más
Antes inútil, ahora útil

crecen en nosotros la vida y naturaleza divinas, más nos


perdonamos mutuamente y volvemos a nuestro “iglesiar”
agradable y placentero.
al leer el libro de Filemón, podemos recordar la epístola
del deudor sin compasión (Mt 18:23-35). Si aplicamos el
contexto de esa parábola a la relación entre Filemón, el
109

ECB_tomo03_esp_rg.indd 109 03/02/2018 06:06:06


110 señor, y Onésimo, el siervo, podemos decir que Onésimo
tenía una deuda con su señor, pero a diferencia de lo que es
relatado en esa parábola, Filemón fue lleno del amor de Dios
La visión de la iglesia

y perdonó a su siervo, que en ese momento ya era su hermano


amado (Flm 16). La transformación en la vida de Onésimo y
el corazón perdonador de Filemón demuestran que tanto el
uno como el otro estaban arraigados y cimentados en amor
(Ef 3:17). Podemos decir que sus raíces y sus fundamentos
estaban afirmados en el amor.
En Primera de Corintios 3:9, vemos el principio de la vida
y de la obra, pues la labranza se refiere al crecimiento de vida
y el edificio está relacionado con la obra de edificación de
la iglesia. Por un lado, la vida crece; por otro, la edificación
se construye con los materiales bien agrupados, los cuales
resultan en un edificio. De esa manera, Cristo encabezará
todas las cosas, comenzando por la iglesia; los hermanos
crecerán en vida, como una labranza, y serán edificados juntos
como la morada de Dios.
El amor se origina en Dios. No es necesario esforzarse. Si
ama, es porque la vida de Dios fluye de usted. Onésimo era
un esclavo y por haber sustraído algo de la casa de su señor
Filemón, huyó a Roma y lo gastó todo (Flm 18). Cuando no
tenía nada más, podemos inferir que él debió haber deambulado
por las calles de Roma y terminó en la prisión domiciliaria del
apóstol Pablo, quien lo apacentó en amor.
Frente a este cuadro, vemos que el amor fluyó por medio
del apóstol, de tal manera que cuidó a Onésimo, invirtió
tiempo, paciencia y amor, a fin de convertirlo en alguien útil.
En esas condiciones, aquel, que antes era esclavo, llegó a ser
útil para servir a Filemón, a la iglesia y a la obra del Señor
(Flm 11; Col 4:9).
Que seamos hermanos que ayudan a otros. Si estamos
también arraigados y cimentados en amor, espontáneamente
la vida fluirá de nosotros y nos conducirá a cuidar a los
demás, aunque ellos hayan tenido dificultades en el pasado.
Al proceder de esa manera, tendremos la labranza, el

ECB_tomo03_esp_rg.indd 110 03/02/2018 06:06:06


crecimiento de vida; y el edificio, la expresión de esa vida
como la morada de Dios entre los hermanos.

Pregunta: ¿Qué se debe hacer para tener una vida de la iglesia


agradable y placentera?

Mi punto clave:

Antes inútil, ahora útil

111

ECB_tomo03_esp_rg.indd 111 03/02/2018 06:06:06


112

semana 7 – JueVes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Hch 9:5, 17-18; 15–16; 21–23; Gá 1:6-7; 5:4
Leer con oración:
“[La iglesia] de la cual fui hecho ministro, según la administración
de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie
cumplidamente la palabra de Dios” (col 1:25).

La traYectoria de PaBLo
así como el amor de dios transformó la vida de onésimo, ese
mismo amor cambió la historia de Pablo. El Señor se le apareció a
Saulo, en una gran luz, cuando estaba camino a damasco. Él creyó
en Jesús, el Señor, se arrepintió de sus pecados y fue bautizado.
desde ese entonces, comenzó su carrera (Hch 9:5, 17-18).
Más tarde, en antioquía, Pablo aprendió a servir en
cooperación y coordinación con otros hermanos (Hch 13:1). Él
fue apartado y enviado por el Espíritu a la obra, junto con Bernabé:
“Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo:
apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado”
(v. 2). Ellos realizaron el primer viaje misionero y llegaron a la
región de Galacia, visitando las ciudades de listra, derbe e iconio
(13:51–14:7). Muchos frutos se produjeron y se levantaron muchas
iglesias durante ese viaje.
Tiempo después, Pablo y Bernabé oyeron que las iglesias
de Galacia estaban siendo perturbadas por los judaizantes
que venían de Jerusalén y que, por ese motivo, los hermanos
habían caído de la fe en cristo por guardar las obras de la
ley (Hch 15:1-2; Gá 1:6-7; 5:4). En virtud de eso, Pablo y
Bernabé fueron a Jerusalén para tratar con esa situación, pues
los judaizantes habían salido de aquella iglesia. al llegar allí,
se convocó a una reunión con los ancianos y apóstoles de la
iglesia, en la que se generó un gran debate y no se llegaba a
un consenso. Pedro se puso de pie y comenzó a hablar de su

ECB_tomo03_esp_rg.indd 112 03/02/2018 06:06:06


experiencia, de lo que había ocurrido en casa de Cornelio, sobre
cómo Dios concedió el Espíritu a los gentiles, sin hacer acepción
de personas. Jacobo concluyó esa reunión diciendo que los
gentiles no necesitaban practicar la circuncisión y determinó
escribirles que se abstuvieran de las “contaminaciones de los
ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre” (Hch 15:20).
Silas y Judas, hermanos principales, fueron escogidos para
acompañar a Pablo y Bernabé durante el viaje de regreso a
Antioquía. Los gentiles quedaron satisfechos con la lectura de
la carta. Judas regresó a Jerusalén, pero a Silas le pareció bien
permanecer en Antioquía (v. 34).
Pablo decidió volver a visitar a las iglesias para ver cómo
estaban los hermanos. Pero Bernabé quería llevar a Juan Marcos.
Sin embargo, a Pablo no le pareció bien llevarlo consigo, pues
se había apartado desde el principio del primer viaje. Hubo tal
desacuerdo entre ellos, que se separaron el uno del otro: Bernabé,
tomando a Marcos, navegó a Chipre, y Pablo, escogiendo a Silas,
salió en dirección a Siria y Cilicia (Hch 15:36-40).
El segundo viaje estuvo marcado por la evidente conducción
del Espíritu. Pablo y Silas querían ir a Asia, pero la Biblia nos dice
que el Espíritu Santo se los impidió (Hch 16:6). Luego, intentaron
ir a Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió (v. 7). En
Troas, Pablo tuvo la visión de un varón macedonio que le rogaba:
“Pasa a Macedonia y ayúdanos” (v. 9). Entonces, partieron a
Macedonia, llegando hasta Filipos, junto al río, donde había un
lugar de oración, y encontraron a un grupo de mujeres orando.
Entre ellas, estaba una mujer llamada Lidia, una vendedora de
púrpura, que creyó en el Señor, fue bautizada y además hospedó a
Antes inútil, ahora útil

los apóstoles (vs. 13-15).


Estando aún en Filipos, después de haber liberado a una joven
poseída por un espíritu adivinador, Pablo y Silas fueron azotados,
encarcelados y atados al cepo (vs. 16-24). Pese a eso, “a medianoche,
orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los
oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal
manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante 113

ECB_tomo03_esp_rg.indd 113 03/02/2018 06:06:06


114 se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se
soltaron” (vs. 25-26). El carcelero despertó y se iba a matar,
pues pensaba que los prisioneros habían huido, pero Pablo
La visión de la iglesia

alzó la voz: “No te hagas ningún mal, pues todos estamos


aquí” (v. 28). La Palabra de Dios era más importante que
la libertad de ellos. El carcelero creyó y toda su casa fue
bautizada (vs. 30-34). El éxito de ese viaje fue el resultado
de la obediencia al Espíritu.
Al final del tercer viaje misionero, Pablo fue advertido
por varios hermanos de no ir a Jerusalén, pero él permaneció
firme en su propósito de subir a Jerusalén. Como resultado,
fue disuadido por Jacobo y los ancianos de allí a pagar los
gastos de cuatro hombres que cumplían un voto del Antiguo
Testamento (Hch 21:17-24). Si Pablo hubiera cumplido
ese voto, se habría hecho uno con los judaizantes. Pero,
soberanamente, algunos judíos provenientes de Asia vieron a
Pablo en el templo, lo sacaron de allí y levantaron tal alboroto
en Jerusalén, que la guardia romana tuvo que intervenir para
salvar su vida (vs. 27, 32). Él fue enviado a Cesarea con una
escolta fuertemente armada para que los judíos no lo mataran
(23:23-24). Pablo permaneció preso en Cesarea durante
dos años. En ese periodo se fortaleció y consolidó la visión
celestial que había recibido. Dios le salvó la vida, pues Pablo
todavía debía cumplir su ministerio epistolar y registrar las
revelaciones que recibió del Señor.

Pregunta: ¿Qué ocurrió con los hermanos de Galacia que los


hizo caer de la gracia?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 114 03/02/2018 06:06:06


semana 7 – Viernes
Lectura bíblica:
Hch 27–28; Fil 1:13; Flm 23-24
Leer con oración:
“A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo,
Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario
que testifiques también en Roma” (Hch 23:11).

PaBLo en roMa
Pablo era ciudadano romano y permaneció preso en
cesarea durante dos años, hasta que apeló a cesar, porque
Festo, el gobernador de la provincia, quería entregarlo a los
judíos para congraciarse con ellos. En oración, el Señor le
había dicho a Pablo que daría testimonio en roma sobre Él
(Hch 23:11). Pablo fue enviado a la capital del imperio en la
condición de prisionero. Sin embargo, por causa de los riesgos
de navegación, tempestad y naufragio, él asumió la posición
de alentar a los desanimados, declarando que dios cumpliría
el propósito de aquel viaje y que ninguna vida se perdería. Era
como si Pablo hubiera asumido el comando de aquella nave,
pues la vida de dios reinaba por medio de él (27:22-25).
a pesar del naufragio, todos se salvaron y llegaron a la
isla de Malta, donde hicieron una fogata para calentarse
del frío. Pero: “Habiendo recogido Pablo algunas ramas
secas, las echó al fuego; y una víbora, huyendo del calor,
se le prendió en la mano” (Hch 28:3). al ver todos que
Antes inútil, ahora útil

la víbora colgaba de su mano, dijeron: “ciertamente este


hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia
no deja vivir” (v. 4b). luego de esperar mucho, vieron que
a Pablo no le había ocurrido nada, entonces los habitantes
de la isla declararon que creían que él era un dios. Pablo
también sanó a algunos habitantes enfermos y prosiguió el
viaje con muchas honras (vs. 8-10). 115

ECB_tomo03_esp_rg.indd 115 03/02/2018 06:06:06


116 En Roma, a Pablo se le permitió vivir en una casa, con un
soldado que lo custodiaba. En esa casa recibía a todos los que
lo buscaban (Hch 28:16, 30). En su casa hablaba del reino de
La visión de la iglesia

Dios a las personas, era un lugar de oración y para comunión


con las personas, semejante a un Bookafé. Él les escribió a los
filipenses: “Todos los santos os saludan, y especialmente los
de la casa de César” (4:22). Esto nos muestra que su estadía
en Roma fue productiva, predicó el evangelio a la guardia
pretoriana y a la familia del César (1:13). Así como el apóstol
Pablo, debemos predicar en todo momento y en todo lugar,
llevando la antorcha del progreso del evangelio.
En esas circunstancias se produjo el encuentro entre Pablo
y Onésimo. En ese periodo, Onésimo fue conducido a creer en
el Señor Jesús, perfeccionado y enviado de regreso a Colosas.
En esa ocasión también había varios colaboradores con Pablo
y podemos decir que su casa era como un CEPPEV (Centro
de Perfeccionamiento para la Propagación del Evangelio)
(Flm 23-24). Ese ambiente debió haber cautivado a Onésimo,
pues en poco tiempo creció en vida y se afirmó en la iglesia,
colaborando con el apóstol.

Pregunta: En su vivir, ¿cómo cautivó y predicó el evangelio a


las personas?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 116 03/02/2018 06:06:06


semana 7 – sÁBado
Lectura bíblica:
1 Co 12:12-21
Leer con oración:
“Más bien te ruego por amor, siendo como soy, Pablo ya anciano,
y ahora, además, prisionero de Jesucristo” (Flm 9).

en noMBre deL aMor


al vivir la vida de la iglesia en roma, onésimo creció
espiritualmente. como era esclavo de Filemón, debió volver a
tratar los problemas del pasado. así como mencionamos en los
días anteriores, por alguna razón, onésimo huyó de la casa de
su señor y, ahora, debía volver a su casa. En ese sentido, sin
señales de arrepentimiento e incluso sin un testimonio de que
había creído en el Señor Jesús, él pudo ser azotado o sometido a
una pena aún más rigurosa.
además, Filemón era un anciano de la iglesia en colosas.
ciertamente, onésimo pensó varias veces en volver a la casa
de su amo, pero lo que ocurrió no permitía que volviera. En
ese contexto, Pablo le escribió a Filemón para que recibiera
a onésimo: “Por lo cual, aunque tengo mucha libertad en
cristo para mandarte lo que conviene, más bien te ruego por
amor, siendo como soy, Pablo ya anciano, y ahora, además,
prisionero de Jesucristo” (vs. 8-9). Pablo tenía autoridad para
darle órdenes a Filemón; sin embargo, prefirió renunciar a
esa autoridad. Frecuentemente, motivamos a los hermanos y,
Antes inútil, ahora útil

cuando fallan, nos decepcionamos, pero, inspirados por esa


epístola, necesitamos rogarles pacientemente a los hermanos
en nombre del amor.
Pablo continúa: “Te ruego por mi hijo onésimo, a quien
engendré en mis prisiones, el cual en otro tiempo te fue inútil,
pero ahora a ti y a mí nos es útil, el cual vuelvo a enviarte; tú, pues,
117

ECB_tomo03_esp_rg.indd 117 03/02/2018 06:06:06


118 recíbele como a mí mismo. Yo quisiera retenerle conmigo, para
que en lugar tuyo me sirviese en mis prisiones por el evangelio;
pero nada quise hacer sin tu consentimiento, para que tu favor
La visión de la iglesia

no fuese como de necesidad, sino voluntario” (Flm 10-14).


Esa porción de la Palabra nos da osadía para afirmar que jamás
debemos decir que somos inútiles. Al contrario, ¡somos útiles
al Señor y a los hermanos! En esos versículos, encontramos
también algo maravilloso en la iglesia: en vez de presionar a
alguien a hacer algo, usted debe tratarlo con amor. No somos
infalibles, somos de los que fallan, pero que se arrepienten.
La historia de cómo Onésimo fue acogido por la familia
de Filemón y en el vivir de la iglesia en Colosas nos abre un
rico e importante precedente. Con respecto al liderazgo de la
iglesia, ésta debe abrir un espacio para que más personas sirvan,
incluyendo a todos los hermanos, sin distinción. El Señor trabaja
creciendo en cada uno de nosotros para que Lo sirvamos con
excelencia, entusiasmo, llenos de alegría, disfrute, paz y amor
para ganar a las personas.
Pablo compara la iglesia al cuerpo, el cual tiene muchos
miembros diferentes los unos de los otros (1 Co 12:12). Todo
el cuerpo se coordina muy bien por la cabeza. Nuestra cabeza
es el Señor Jesús, de allí viene la multiforme sabiduría de Dios.
El Señor está trabajando en personas tan diferentes para que
seamos Su obra maestra.

Pregunta: ¿Por qué todos nosotros somos útiles al Señor?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 118 03/02/2018 06:06:07


semana 7 – doMingo
Lectura bíblica:
Col 2:8,10; 4:7-9; 2 Ti 4:11
Leer con oración:
“Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres;
pero el mayor de ellos es el amor” (1 co 13:13).

La MadureZ de PaBLo
El regreso de onésimo a colosas no era una tarea sencilla.
Por ser esclavo de Filemón, y por haber huido, inferimos que
él había defraudado a su señor y, al volver, estaba sujeto a
pagar por su acción y ser sometido a castigos rigurosos. ante
ese escenario, Pablo escribió en la carta a Filemón, en favor
de onésimo, para que lo recibiera: “no ya como esclavo, sino
como más que esclavo, como hermano amado, mayormente
para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el
Señor. así que, si me tienes por compañero, recíbele como a
mí mismo. Y si en algo te dañó, o te debe, ponlo a mi cuenta.
Yo Pablo lo escribo de mi mano, yo lo pagaré; por no decirte
que aún tú mismo te me debes también” (vs. 16-19). cuando
Pablo le dijo: “Yo lo pagaré”, era como si él emitiera un pagaré.
cuando dijo: “Por no decirte que aún tú mismo te me debes
también”, Pablo tocó la conciencia de Filemón, al recordarle
la ayuda que él le brindó.
Pablo había madurado y aprendió a valorar a los
hermanos: “Sí, hermano, tenga yo algún provecho de ti en
Antes inútil, ahora útil

el Señor; conforta mi corazón en el Señor. Te he escrito


confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aún más
de lo que te digo. Prepárame también alojamiento; porque
espero que por vuestras oraciones os seré concedido. Te
saludan Epafras, mi compañero de prisiones por cristo Jesús,
Marcos, aristarco, demas y lucas, mis colaboradores. la
119
gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 119 03/02/2018 06:06:07


120 Amén” (Flm 20-25). El apóstol no estaba solo, hasta Marcos
estaba con él. Pablo tuvo la humildad de pedir que ese joven
volviera para ayudarlo (2 Ti 4:11).
La visión de la iglesia

Los hermanos en Colosas estaban pasando por dificultades


por causa de filosofías y huecas sutilezas. Cosas como el
gnosticismo, el ascetismo y el misticismo habían entrado en la
iglesia. Esas cosas interrumpen el crecimiento de vida, hacen
que en nuestra vida cristiana falte el amor y el perdón para
acoger a aquellos que pecaron y se arrepintieron.
Eso muestra la necesidad de tratar con los problemas
de doctrinas y buscar vivir puramente la iglesia, sin buscar
filosofías. A veces recibimos videos de ejemplos de vida en
WhatsApp, pero que no tienen ninguna relación con el
evangelio. Hay muchos ejemplos buenos en la iglesia; no
busquemos seguir a los incrédulos, que enseñan a ser buenas
personas. El gnosticismo, ascetismo, misticismo no tienen lugar
en la iglesia. Ciertamente, no son cosas malas, pero estorban
el crecimiento de vida genuino. ¿Por qué Pablo habla de
principados y potestades en Colosenses? Porque esas filosofías
y doctrinas extrañas abren brechas para que los principados y
potestades actúen. Este es el motivo por el cual la iglesia en
Colosas no avanzaba (Col 2:8, 10).
En el capítulo 1 de Colosenses, Pablo nos habla acerca
de la fe, el amor y la esperanza (vs. 4-5). El hermano Dong
nos enseñó que Pablo decía eso por causa de su experiencia
personal con Onésimo. Pablo creyó en el potencial que había
en Onésimo y, con amor, lo condujo a ser perfeccionado. Él hizo
eso porque tenía esperanza en Onésimo. En cuanto a nosotros,
necesitamos tener esperanza en todos los hermanos, creer que
crecerán en vida, por eso no dejemos de dispensarles amor.
En Colosenses 4, Pablo envía a Tíquico para dar
conocimiento de su situación y, en su compañía, envía a
Onésimo, el fiel y amado hermano de la iglesia en Colosas
(vs. 7-9). Un enviado es un apóstol. Eso muestra el progreso
del evangelio, la obra de Dios en la vida de ese siervo. En el

ECB_tomo03_esp_rg.indd 120 03/02/2018 06:06:07


versículo 10 leemos: “Aristarco, mi compañero de prisiones,
os saluda, y Marcos el sobrino de Bernabé, acerca del cual
habéis recibido mandamientos; si fuere a vosotros, recibidle”.
Aquí vemos a un Pablo diferente al de Hechos 15; él
maduró. No podemos desistir de nadie. Tenga fe, esperanza y,
principalmente, amor. Así produciremos muchos frutos y las
iglesias estarán llenas de hermanos nuevos. ¡Aleluya!

Pregunta: ¿Cómo puede valorar a alguien en la iglesia?

Mi punto clave:

Lectura de apoyo:
Rumbo a la herencia divina – cap. 6 – Dong Yu Lan.
Cómo pastorear el rebaño de Dios – cap. 6 – Pedro Dong.

Antes inútil, ahora útil

121

ECB_tomo03_esp_rg.indd 121 03/02/2018 06:06:07


122

semana 8 – Lunes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Mt 18:23-35; Col 2:13-14; 3:13; Flm 8-11, 14, 17, 21; He 8:12
Leer con oración:
“¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como
yo tuve misericordia de ti?” (Mt 18:33).

Perdonar asÍ coMo dios nos PerdonÓ


Esta semana concluiremos con esta serie del alimento diario
y también con el estudio de la epístola a Filemón, que comenzamos
la semana pasada. Es muy probable que Filemón, anciano de la
iglesia en colosas, tuviera dificultades para recibir nuevamente a
onésimo después de su conversión en roma. a pesar de que eso no
se menciona en el texto bíblico, se puede concluir por los muchos
ruegos que le hizo el apóstol Pablo para que recibiera a su antiguo
esclavo fugitivo, que llegó a convertirse (Flm 8-11, 14, 17-19, 21).
Es comprensible que Filemón pensara de ese modo,
puesto que onésimo, cuando aún era un esclavo, le causó
daños y huyó. Sin embargo, como Filemón era un anciano
de la iglesia, si no recibía a onésimo, que ahora era un
hermano en cristo, podría dar un mal ejemplo a la iglesia.
Esto nos muestra que necesitamos vencer nuestros prejuicios
cuando se trata de recibir a los hermanos, puesto que es
de conocimiento público que algunos no tuvieron buen
testimonio en el pasado. debemos recibirlos siempre y cuando
hayan producido frutos de arrepentimiento y deseen servir al
Señor. necesitamos tener un corazón abierto, así como el
de Pablo para con onésimo, y creer en el poder de la vida
divina, que es capaz de transformar vidas. Trabajemos para
que tales hermanos tengan espacio en la iglesia y desempeñen
su función como miembros del cuerpo de cristo. Esa actitud
traerá muchos beneficios para el vivir de la iglesia.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 122 03/02/2018 06:06:07


El recibir e incluir requieren de la práctica del perdón, según lo
que nos enseñó el Señor Jesús. En Mateo 18 tenemos la parábola
de un siervo que recibió el perdón real por una deuda de 10 mil
talentos. Un talento equivalía a seis mil denarios, y cada denario
equivalía a un día de trabajo en aquella época. Por tanto, un
talento equivalía a seis mil días de trabajo, es decir, un poco más de
16 años. En otras palabras, era una deuda impagable.
Aquel siervo estaba listo para ser vendido con toda su familia y
sus bienes para pagar la deuda. Mientras imploraba que le tuvieran
paciencia, el rey se compadeció de él y le perdonó completamente
la deuda (Mt 18:23-27). Así era nuestra deuda con Dios por causa
de nuestros pecados. Jamás seríamos capaces de pagarla, pero, por
medio de la sangre derramada en la cruz por el Señor Jesús, Su
Hijo, Dios nos perdonó y canceló nuestra deuda (Col 2:13-14).
No obstante, a pesar del perdón que recibió este siervo, cuando
se encontró con uno de sus consiervos que le debía 100 denarios,
lo tomó con violencia y le cobró la deuda. Sin hacer caso al clamor
de éste, que de rodillas le imploraba que le concediese más tiempo
para pagar, lo metió en la cárcel hasta que pagara toda la deuda.
Él fue incapaz de compadecerse y perdonar a su consiervo, que
le debía muchísimo menos de lo que el rey le había perdonado
(Mt 18:28-30). Considere un poco su experiencia bajo la luz de
este relato. ¿Hay alguna ofensa o resentimiento en su corazón,
alguna herida no perdonada? ¡Acuérdese del perdón de la deuda
incalculable que usted recibió de parte de Dios! De esta misma
forma debemos perdonar a los que nos deben.
Dios se olvidó de nuestras ofensas y transgresiones cuando nos
Todo lo cree, todo lo espera

perdonó (He 8:12). Así también nosotros, debemos perdonar y


recibir a los que Él perdonó (Mt 18:33; Col 3:13).

Pregunta: ¿Ha perdonado a las personas como Dios lo perdonó?

Mi punto clave:
123

ECB_tomo03_esp_rg.indd 123 03/02/2018 06:06:07


124

semana 8 – Martes
La visión de la iglesia

Lectura bíblica:
Mr 7:21-23; Ro 5:12; Fil 1:8; 2:1, 11
Leer con oración:
“Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban
desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”
(Mt 9:36).

La HuManidad eLeVada de Jesucristo


Tenemos que reconocer que tener compasión, misericordia
y perdonar es muy difícil para nosotros. Fácilmente criticamos,
juzgamos y condenamos a los demás por sus acciones sin
tolerancia, pero somos condescendientes con nosotros mismos
cuando nos equivocamos. difícilmente el hombre se preocupa de
lo que pasa en el corazón de otras personas. Esa condición es una
consecuencia del pecado, que contaminó la naturaleza humana y
la volvió limitada y dañada, incapacitándonos a compadecernos y
perdonar como deberíamos.
Todos los problemas que surgen en la iglesia, ya sea en la
coordinación o ejecución de los servicios, en la relación entre
los hermanos e incluso en la relación conyugal, se originan en el
hecho de que tenemos deficiencias en nuestra humanidad, que fue
corrompida por la desobediencia de adán (ro 5:12; Mr 7:21-23).
En contraste con eso, nuestro Señor Jesús estaba lleno de compasión
y misericordia. En Mateo 9:36 leemos: “Y al ver las multitudes,
tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas
como ovejas que no tienen pastor”. debemos comprender que la
compasión descrita en este versículo es diferente a la compasión
humana; se trata de un sentimiento inexistente en nuestra
naturaleza humana corrompida por el pecado, y sólo el Señor Jesús
que mora en nosotros puede producirlo.
la palabra original griega para compadecerse es
splagchnízomai, la forma verbal del substantivo splágchnon,

ECB_tomo03_esp_rg.indd 124 03/02/2018 06:06:07


usado por el apóstol Pablo en Filipenses 1:8 al hablar del
entrañable amor de Jesucristo. En la lengua española
tenemos la raíz esplancno, utilizada en el área médica para
referirse a las vísceras, a las entrañas. Al tratar de explicar
el sentido de esa palabra, fue traducida como afecto
entrañable en Filipenses 2:1.
En Colosenses 3:12 leemos: “Vestíos, pues, como escogidos
de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de
benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia”.
Aunque tenemos que admitir que nos falta la medida necesaria
de esas virtudes y no tenemos la humanidad adecuada para
edificar la iglesia, eso no significa que debemos desistir. Por
conocer nuestra deficiencia, en Su maravilloso plan, Dios envió
a Su Hijo como hombre para que, por medio de Sus atributos
divinos, nuestras virtudes y nuestra humanidad fueran elevadas
al patrón necesario para Su edificación.
Debemos valorar la encarnación de Dios en Jesucristo.
Él posee una humanidad adecuada que no tenemos. Por eso
debemos confesar que Jesucristo es el Señor, para gloria de
Dios Padre (Fil 2:11). Cuando confesamos que Jesucristo es el
Señor, invocando Su nombre, Él nos socorre con Su humanidad
elevada y nos suple en todas nuestras carencias y limitaciones.
Por tanto, así como en el sistema digestivo del cuerpo
humano existe lo que la medicina denomina el territorio
asplácnico, región del intestino delgado donde ocurre toda
la absorción de los nutrientes necesarios para las células,
espiritualmente, en nosotros y en el Cuerpo de Cristo, que
Todo lo cree, todo lo espera

es la iglesia, existe el “esplancno” de Cristo Jesús.


Al recibir la Palabra de vida como nuestro alimento en
nuestra comunión con Él y en las reuniones, todos los nutrientes
de la humanidad de Jesús necesarios para los miembros del
Cuerpo de Cristo nos son transmitidos. Mediante ese proceso
constante, a pesar de las limitaciones que tenemos en nuestras
virtudes, ciertamente nuestra humanidad será elevada.
Entonces poseeremos la capacidad de tener misericordia, de 125

ECB_tomo03_esp_rg.indd 125 03/02/2018 06:06:07


126 perdonar, de ser humildes, mansos, longánimos, pacientes, así
como el Señor Jesús. ¡Aleluya!
La visión de la iglesia

Pregunta: ¿Cómo podemos obtener la humanidad necesaria


para la edificación de la iglesia?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 126 03/02/2018 06:06:07


semana 8 – MiÉrcoLes
Lectura bíblica:
Mt 7:22-23; Hch 13:2-5, 13; 15:36-41; 1 Ts 2:19-20
Leer con oración:
“Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos,
amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en
toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo
hombre” (col 1:27b-28).

VaLorar a Las Personas MÁs que a La oBra


la relación del apóstol Pablo con onésimo y su ruego a
Filemón en su epístola nos enseñan cuán importante es que,
sobre todo, nos preocupemos por las personas. Pablo escribió esa
carta en su madurez, y, al leerla, podemos sentir en sus palabras
que las virtudes de cristo fueron trabajadas en su humanidad.
al inicio de su ministerio, cuando Pablo fue apartado por
el Espíritu Santo junto con Bernabé para la obra del Señor, no
tuvo la misma actitud para con el joven Juan Marcos. al ser
llevado como ayudante por los apóstoles en el primer viaje, él los
abandonó en la primera parte y volvió a Jerusalén (Hch 13:2-5,
13). ciertamente, eso trajo dificultades a los hermanos en aquel
viaje, lo que hizo que más tarde, cuando se preparaban para el
segundo viaje, Pablo no quisiera llevarlo nuevamente (15:36-38).
Es posible que considerara que el viaje sería perjudicado y que
el joven una vez más no soportaría, por eso resistió a Bernabé,
Todo lo cree, todo lo espera

que quería darle una nueva oportunidad para ser perfeccionado.


como resultado de esa desavenencia, Bernabé y Pablo se
separaron y se fueron a servir al Señor en diferentes regiones
(Hch 15:39-41).
Esa es una gran lección que todos los que servimos al Señor
en la iglesia necesitamos aprender: valorar más a las personas
que a la obra que estamos haciendo. a veces, por temor a la
127

ECB_tomo03_esp_rg.indd 127 03/02/2018 06:06:07


128 pérdida en la ejecución de un servicio, preferimos hacerlo nosotros
mismos que utilizar a un hermano para perfeccionarlo, impidiendo
así que aprenda a desempeñar su función en el Cuerpo de Cristo.
La visión de la iglesia

Nuestra obra no es más importante que un hermano que necesita


ser perfeccionado. Cuando el Señor venga, Él nos pedirá como
frutos a aquellos que nos entregó en la vida de la iglesia para que
sean perfeccionados (Col 1:27b-28; 1 Ts 2:19-20). Si estamos solos
delante de Él en aquel día, no nos reconocerá ni a nosotros ni a
nuestra obra (Mt 7:22-23). Por tanto, todos necesitamos tener un
corazón ensanchado a fin de cuidar a todos los hermanos para que
sean perfeccionados.
En Filemón 4-5 leemos: “Doy gracias a mi Dios, haciendo
siempre memoria de ti en mis oraciones, porque oigo del amor y de
la fe que tienes hacia el Señor Jesús, y para con todos los santos”.
En la convivencia y en el servicio con los santos en la iglesia es
donde somos probados en cuanto a la eficacia del amor y de la fe
en nosotros. Si sólo logramos permanecer unidos mientras oímos
las enseñanzas generales y esenciales de la Biblia, pero tenemos
problemas con los hermanos cuando nos involucramos en asuntos
prácticos del vivir de la iglesia, eso indica que carecemos de más
eficacia en nuestra fe y amor, según lo manifestó el apóstol Pablo:
“Para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de
todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús” (v. 6).
Por eso, necesitamos aferrarnos a las palabras que nos ayudan
en la práctica del vivir de la iglesia, especialmente en la inclusión
y el perfeccionamiento de los santos en el servicio al Señor.
¡Alabado sea el Señor!

Pregunta: ¿Cómo pasamos a valorar más a las personas que a la


obra en la iglesia?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 128 03/02/2018 06:06:08


semana 8 – JueVes
Lectura bíblica:
Hch 9:26-30; 11:19-30; 13:1-4, 13, 16, 43, 46; 14:1
Leer con oración:
“Para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento
de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús” (Flm 6).

una Fe eFicaZ Para La incLusiÓn


Y eL PerFeccionaMiento de Los santos
Para ayudar a Filemón a practicar el amor y recibir a onésimo
nuevamente, el apóstol Pablo le aconsejó que la comunión de
su fe debía volverse eficaz en el pleno conocimiento de todo
el bien (Flm 6). En nosotros mismos, no tenemos nada bueno,
pero dios depositó en nosotros todo el bien espiritual y divino
del que necesitamos para la práctica del vivir de la iglesia. no
estamos condenados a estar toda la vida padeciendo por causa
de la deficiencia de nuestra humanidad, limitada y dañada por el
pecado. Podemos ejercitar la fe para que llegue a ser más eficaz
y recibamos todo el bien que hay en la humanidad elevada de
Jesucristo, depositada en nuestro espíritu.
Si perseveramos en el vivir de la iglesia, alimentándonos de
la Palabra viva de dios, nuestra fe será ejercitada y se volverá
eficaz para llevarnos a manifestar las virtudes de cristo en
nuestras relaciones, ya sea en el vivir familiar, social o con los
santos en la iglesia.
Todo lo cree, todo lo espera

Bernabé vivía expresando todo el bien que hay en la


humanidad elevada de cristo, pues era reconocido como un
varón bueno, lleno del Espíritu Santo y de fe (Hch 11:24). Eso
lo capacitó para perfeccionar, por lo menos, a dos jóvenes que
fueron muy útiles en las manos del Señor: Pablo y Juan Marcos.
Si leemos cuidadosamente en el libro de los Hechos el
relato de los primeros años tras la conversión de Pablo, veremos
129

ECB_tomo03_esp_rg.indd 129 03/02/2018 06:06:08


130 que Bernabé fue decisivo en la vida de este joven, que enfrentó
muchas dificultades para ser aceptado por los hermanos, pues
temían recibirlo por causa de su pasado como perseguidor de la
La visión de la iglesia

iglesia. Bernabé se preocupó por él, lo recibió, lo condujo hasta


los apóstoles en Jerusalén y lo recomendó (Hch 9:26-27).
Más tarde, por causa de su osadía al predicar la Palabra
y la impetuosidad con la que discutía con los judíos, Pablo
fue enviado por los hermanos de regreso a su ciudad natal,
Tarso (Hch 9:27-30). Creemos que el Señor trabajó en él en
ese período, y, cuando parecía que había sido olvidado en
aquel lugar, Bernabé fue a buscarlo, llevándolo a Antioquía
(11:19-30). Entonces, Pablo comenzó a reunirse con los
hermanos y a servir en la iglesia allí, hasta que fue apartado por
el Espíritu Santo para la obra del Señor. Luego fue confirmado
por el Señor como el principal apóstol para las iglesias entre los
gentiles en aquellos días (13:1-4, 13, 16, 43, 46; 14:1).
Ciertamente, hoy también hay muchos jóvenes con mucho
futuro como Saulo y muchas personas que fueron despreciadas
y que necesitan ser introducidas en el Cuerpo de Cristo de
manera práctica. Sigamos el modelo de Bernabé, que supo
reconocer que Dios estaba con aquel joven, a pesar de haber
causado problemas al principio. Lleno de fe, creyó en Dios,
que puede transformar al hombre. Seamos buenos, llenos del
Espíritu Santo, y tengamos fe, creyendo que los que el Señor
nos entregó pueden ser perfeccionados.

Pregunta: Basado en el texto de hoy, ¿en qué podemos aplicar


nuestra fe?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 130 03/02/2018 06:06:08


semana 8 – Viernes
Lectura bíblica:
Hch 12:12; 15:39; Col 4:10; 2 Ti 4:11; Flm 24; 1 P 5:13
Leer con oración:
“Porque era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y
una gran multitud fue agregada al Señor” (Hch 11:24).

eL PerFeccionaMiento
de Juan Marcos Por BernaBÉ
Hoy, continuaremos considerando cómo dios usó a
Bernabé en el perfeccionamiento e inclusión de los hermanos
en la iglesia y en la obra del Señor. algunos entienden que,
después de que Bernabé se separó de Pablo en Hechos 15:39,
el Espíritu Santo lo habría rechazado, puesto que su nombre no
es mencionado más en los registros de Hechos. no obstante,
creemos que no fue exactamente así. Si leemos cuidadosamente
el nuevo Testamento, veremos que a partir de aquel momento
Bernabé llevó a Juan Marcos consigo y que éste, más tarde, se
convirtió en alguien sumamente útil, incluso para el mismo
apóstol Pablo, que inicialmente lo había rechazado.
a diferencia de Pablo, Juan Marcos probablemente no
debió haber pasado por privaciones o dificultades. Él quizá
vivió siempre bajo la protección de su familia, hasta que se unió
a los apóstoles en la obra del Señor. al leer los relatos sobre
él, entendemos que probablemente provenía de una familia
Todo lo cree, todo lo espera

acomodada de Jerusalén. Según lo que se describe en Hechos


12:12, en el registro de la liberación de Pedro de la prisión por
un ángel, María, su madre, vivía en una casa que no tenía un
espacio suficiente para congregar a muchos hermanos de la
iglesia. Él también debió haber tenido un buen nivel cultural y
una buena instrucción, pues más tarde escribió el evangelio de
Marcos, basado en los relatos de Pedro. Para una persona con
131

ECB_tomo03_esp_rg.indd 131 03/02/2018 06:06:08


132 esos antecedentes, una jornada peligrosa y atribulada, como el
primer viaje ministerial de Pablo y Bernabé, no era tan sencillo.
Dios desea usar a todo tipo de personas con sus características
La visión de la iglesia

particulares. Nuestras diferencias de personalidad, formación


profesional o antecedentes familiares no deben impedir nuestra
utilidad para Él. Por eso el Señor usa a todas las personas y
situaciones para perfeccionarnos y hacernos útiles en Su obra
de edificación de la iglesia.
No nos quejemos del trabajo, los estudios o la familia en la
que Dios nos puso. Todo coopera para nuestro bien y es usado
por el Señor para forjar nuestro carácter y capacitarnos como
siervos útiles para Él. Todas las situaciones y oportunidades serán
usadas por Dios para trabajar en nosotros. Si realmente nos
empeñamos en todas las circunstancias de la vida, aprendiendo
lecciones en todo lugar que pasemos, seremos preparados para
ser usados siempre que el Señor nos requiera. Aprovechemos
las oportunidades y oremos consagrándonos a Él para ser
perfeccionados en aquello que todavía no tenemos experiencia.
¡Al tener tal disposición, ciertamente, seremos útiles a Él!
Juan Marcos se volvió útil para el apóstol Pedro y también
muy querido, a tal punto de considerarlo como su hijo (1 P 5:13).
Asimismo, llegó a ser un colaborador de Pablo, que reconoció
su utilidad y lo mencionó en sus epístolas (2 Ti 4:11; Col 4:10;
Flm 24). Aquel que había sido rechazado por el apóstol ahora
era requerido por él, por su utilidad para el ministerio. ¡Aleluya!
¡No desistamos de nadie!

Pregunta: ¿A qué personas y circunstancias Dios ha usado para


perfeccionarlo hoy? Ore y alabe al Señor por cada una de ellas.

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 132 03/02/2018 06:06:08


semana 8 – sÁBado
Lectura bíblica:
Dt 6:6-7; Pr 22:6; Col 1:7; 4:12; 2 Ti 1:4-5; 3:14-15; Ap 1:1, 4, 11
Leer con oración:
“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para
redargüir, para corregir, para instruir en justicia” (2 Ti 3:16).

tiMoteo Y ePaFras, coLaBoradores de PaBLo


Es maravilloso saber que el Señor usa a cada persona con
sus características propias y peculiaridades. a pesar de que cada
uno de nosotros es diferente y vivimos en condiciones distintas,
todos podemos ser perfeccionados para volvernos útiles en las
manos de dios. no podemos discriminar o tener preferencias,
escogiendo a hermanos que tienen un determinado perfil para
servir. Todos deben útiles al Señor por medio de Su trabajar.
Timoteo es otro joven que fue perfeccionado en la iglesia
y llegó a ser muy útil en la obra del Señor. Él fue el joven
colaborador más íntimo del apóstol Pablo, en quien tenía una
confianza absoluta (Fil 2:19-20). Fue instruido en el camino del
Señor desde su infancia por su abuela, loida, y su madre, Eunice.
Ellas debieron haber creído en el Señor cuando Pablo pasó por
listra y derbe en su primer viaje, registrado en Hechos 14. Su
padre era griego y, por la descripción bíblica, probablemente no
era cristiano. aun así, él creció con una fe no fingida, gracias
al cuidado que recibió desde su infancia (2 Ti 1:4-5; 3:14-15).
Todo lo cree, todo lo espera

a la luz de la experiencia de Timoteo, debemos valorar


el trabajo con los niños. Ellos deben recibir la simiente de la
Palabra de dios en el corazón tanto en la casa, por medio de
los familiares, como en las reuniones de la iglesia, por medio
de los hermanos que los cuidan. Especialmente, hoy, en este
mundo post moderno, las innumerables ideologías malignas y
contrarias a dios y a Su Palabra han sido propagadas, afectando
133

ECB_tomo03_esp_rg.indd 133 03/02/2018 06:06:08


134 directamente a los pequeños en su formación, causando
confusión. Es necesario vacunarlos con la Palabra pura de Dios
que está en la Biblia. La Palabra será la que los guardará de toda
La visión de la iglesia

anormalidad y los hará sabios para recibir la salvación de Dios


(2 Ti 3:15-16; Pr 22:6; Dt 6:6-7).
Otro hermano que fue preparado y colaboró con Pablo
para ayudar a la iglesia en Colosas y la región fue Epafras.
Él era considerado por Pablo como su consiervo amado y
fiel ministro de Cristo para con los hermanos de la iglesia
en Colosas (Col 1:7). Era alguien con quien el apóstol podía
contar para suplir a la iglesia y cuidar de ella (4:12). Esto
refuerza el hecho de dar importancia a la inclusión y a
preparar a los hermanos para cooperar en la obra del Señor.
Pablo no podía cuidar de todas las iglesias solo, pero contaba
con esos colaboradores fieles que fueron perfeccionados en
el vivir de la iglesia.
Por medio de Epafras, Pablo supo de la condición de
la iglesia en Colosas, que estaba enredada con filosofías
humanas (Col 2:8). Una iglesia saludable, que está en la base
correcta de la unidad en una ciudad, de acuerdo con lo que
estudiamos en las semanas iniciales de este tomo, recibe la
palabra profética enviada por Dios a Su pueblo, cuyo contenido
es la economía de Dios (cfr. Ap 1:1, 4, 11). Con esta palabra
debemos involucrarnos, cooperando con el Señor, para que sea
transmitida por todos los medios a todos los hijos de Dios.

Pregunta: ¿De qué manera guardamos a los niños de las


ideologías malignas que son propagadas actualmente?

Mi punto clave:

ECB_tomo03_esp_rg.indd 134 03/02/2018 06:06:08


semana 8 – doMingo
Lectura bíblica:
Hag 1:4-11; 1 Co 13:4-13; Ef 4:12; Fil 2:20-25
Leer con oración:
“Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El
amor nunca deja de ser” (1 co 13:7-8a).

eL aMBiente Para eL PerFeccionaMiento


Esta semana estamos concluyendo el estudio de la Epístola
de Pablo a Filemón, que reveló la dificultad que probablemente
éste tendría para recibir nuevamente a onésimo, su esclavo
fugitivo, que se convirtió y llegó a ser su hermano en cristo.
En nuestro estudio, fuimos llevados a considerar la
experiencia de muchos hermanos que fueron recibidos,
perfeccionados e incluidos en el servicio de la iglesia y en la
obra del Señor. a pesar de ser tan diferentes los unos de los
otros, todos se volvieron útiles y comenzaron a cooperar con
los apóstoles en la edificación de la iglesia. Hoy, concluiremos
considerando algunas características importantes que todos
los que sirven al Señor deben tener.
comenzaremos con Filipenses 2:20-21: “Pues a ninguno
tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por
vosotros. Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de
cristo Jesús”. En esta porción podemos ver que cristo Jesús se
preocupa de la iglesia y los que sirven también deben ponerla
Todo lo cree, todo lo espera

por encima de todas las cosas. no podemos preocuparnos de la


obra sin considerar a la iglesia ni mucho menos a los hermanos.
Tampoco nuestra comodidad o nuestra propia persona pueden
estar por encima de nuestro corazón (cfr. Hag 1:4-11). Por
el contrario, debemos consagrar nuestra vida para servir y
perfeccionar a los hermanos, a fin de que la iglesia sea edificada.
Por tener un corazón así, Timoteo era muy apreciado por el
apóstol Pablo (Fil 2:22-23). 135

ECB_tomo03_esp_rg.indd 135 03/02/2018 06:06:08


136 Él sigue hablando con respecto a Epafrodito: “Mas tuve por
necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y
compañero de milicia, vuestro mensajero, y ministrador de mis
La visión de la iglesia

necesidades” (Fil 2:25). Él fue un colaborador que se preocupaba


de las necesidades de Pablo y, además, cuidaba de él. Los que
sirven al Señor deben velar por mantener ese ambiente de amor
y cuidado los unos por los otros.
El amor, que todo lo sufre, todo lo cree y todo lo espera,
debe ser la principal característica de quienes sirven al Señor
en la iglesia y en Su obra (1 Co 13:7). Solamente así no
habrá impaciencia o intolerancia, las cuales pueden llevar a
la destrucción (Gá 5:15). Un ambiente acogedor permite que
cada vez más hermanos sean perfeccionados para la obra del
ministerio, la edificación del Cuerpo de Cristo (Ef 4:12).
El vivir de la iglesia lleno de amor será una base firme y
sólida para el avance del evangelio con miras a la venida del
Señor y al establecimiento de Su reino. En él no sólo imperará
la justicia, sino también el amor.
Por tanto, busquemos disfrutar del afecto entrañable y la
misericordia de Cristo Jesús depositados en nuestro espíritu. De esa
manera, nos miraremos los unos a los otros con amor, compasión,
perdón, tolerancia, paciencia, mansedumbre, benignidad y
perseverancia. Finalmente, la iglesia será edificada. Con esa base el
Señor ciertamente nos bendecirá. ¡Jesús es el Señor!

Pregunta: ¿Cómo podemos contribuir para el perfeccionamiento


de los santos?

Mi punto clave:

Lectura de apoyo:
Los grandes diamantes de la Biblia – cap. 18 – Dong Yu Lan.

ECB_tomo03_esp_rg.indd 136 03/02/2018 06:06:08


Programa de lectura de la Biblia,
con pequeñas porciones diarias.

ENERO 3
2 Gn 46 – 47; Mt 15:1-28
1 Gn 1 – 2; Mt 1:1 – 2:12 Sal 19; Pr 4:14-19
Sal 1; Pr 1:1-6 24 Gn 48 – 49; Mt 15:29 – 16:12
2 Gn 3 – 4; Mt 2:13 – 3:10 Sal 20; Pr 4:20-27
Sal 2; Pr 1:7-9 25 Gn 50:1 – Ex 2:10; Mt 16:13 – 17:13
3 Gn 5 – 7; Mt 3:11 – 4:11 Sal 21; Pr 5:1-6
Sal 3; Pr 1:10-19 26 Ex 2:11 – 3:22; Mt 17:14-27
4 Gn 8 – 10; Mt 4:12-25 Sal 22:1-18; Pr 5:7-14
Sal 4; Pr 1:20-23 27 Ex 4 – 5; Mt 18:1-22
5 Gn 11:1 – 13:4; Mt 5:1-26 Sal 22:19-31; Pr 5:15-21
Sal 5; Pr 1:24-28 28 Ex 5:22 – 7:25; Mt 18:23 – 19:12
6 Gn 13:5 – 15; Mt 5:27-48 Sal 23; Pr 5:22-23
Sal 6; Pr 1:29-33 29 Ex 8 – 9; Mt 19:13-30
7 Gn 16:1 – 18:21; Mt 6:1-24 Sal 24; Pr 6:1-5
Sal 7; Pr 2:1-5 30 Ex 10:1 – 12:13; Mt 20
8 Gn 18:22 – 19:38; Mt 6:25 – 7:14 Sal 25:1-10; Pr 6:6-11
Sal 8; Pr 2:6-15 31 Ex 12:14 – 13:16; Mt 21:1-22
9 Gn 20 – 22; Mt 7:15-29 Sal 25:11-22; Pr 6:12-15
Sal 9:1-12; Pr 2:16-22
10 Gn 23:1 – 24:67; Mt 8:1-17 FEBRERO
Sal 9:13-20; Pr 3:1-6
1 Ex 13:17 – 15:18; Mt 21:23-46
11 Gn 25:1 – 26:16; Mt 8:18-34
Sal 26; Pr 6:16-19
Sal 10:1-15; Pr 3:7-8
2 Ex 15:19 – 17:7; Mt 22:1-33
12 Gn 26:17 – 27:46; Mt 9:1-17
Sal 27:1-6; Pr 6:20-26
Sal 10:16-18; Pr 3:9-10
3 Ex 17:8 –19:15; Mt 22:34 – 23:12
13 Gn 28 – 29; Mt 9:18-38
Sal 27:7-14; Pr 6:27-35
Sal 11; Pr 3:11-12
4 Ex 19:16 – 21:21; Mt 23:13-39
14 Gn 30:1 – 31:16; Mt 10:1-23
Sal 28; Pr 7:1-5
Sal 12; Pr 3:13-15
5 Ex 21:22 – 23:13; Mt 24:1-28
15 Gn 31:17 – 32:12; Mt 10:24 – 11:6
Sal 29; Pr 7:6-23
Sal 13; Pr 3:16-18
6 Ex 23:14 – 25:40; Mt 24:29-51
16 Gn 32:13 – 34:31; Mt 11:7-30
Sal 30; Pr 7:24-27
Sal 14; Pr 3:19-20
7 Ex 26 – 27; Mt 25:1-30
17 Gn 35 – 36; Mt 12:1-21
Sal 31:1-8; Pr 8:1-11
Sal 15; Pr 3:21-26
8 Ex 28; Mt 25:31 – 26:16
18 Gn 37 – 38; Mt 12:22-45
Sal 31:9-18; Pr 8:12-14
Sal 16; Pr 3:27-32
9 Ex 29; Mt 26:17-35
19 Gn 39:1 – 41:15; Mt 12:46 – 13:23
Sal 31:19-24; Pr 8:15-21
Sal 17; Pr 3:33-35
10 Ex 30 – 31; Mt 26:36-68
20 Gn 41:16 – 42:17; Mt 13:24-46
Sal 32; Pr 8:22-31
Sal 18:1-15; Pr 4:1-6
11 Ex 32 – 33; Mt 26:69 – 27:10
21 Gn 42:18 – 43:34; Mt 13:47 – 14:12
Sal 33:1-12; Pr 8:32-36
Sal 18:16-36; Pr 4:7-9
12 Ex 34:1 – 35:19; Mt 27:11-31
22 Gn 44 – 45; Mt 14:13-36
Sal 33:13-22; Pr 9:1-6
Sal 18:37-50; Pr 4:10-13
13 Ex 35:20 – 36:38; Mt 27:32-66 137

ECB_tomo03_esp_rg.indd 137 03/02/2018 06:06:08


138 Sal 34:1-10; Pr 9:7-8 Sal 52; Pr 11:1-3
14 Ex 37 – 38; Mt 28 10 Nm 14:1 – 15:21; Mr 14:53-72
Sal 34:11-22; Pr 9:9-10 Sal 53; Pr 11:4
15 Ex 39 – 40; Mr 1:1-28 11 Nm 15:22 – 16:50; Mr 15
Sal 35:1-16; Pr 9:11-12 Sal 54; Pr 11:5-6
16 Lv 1 – 3; Mr 1:29 – 2:12 12 Nm 17 – 18; Mr 16
Sal 35:17-28; Pr 9:13-18 Sal 55; Pr 11:7
17 Lv 4 – 5; Mr 2:13 – 3:6 13 Nm 19 – 20; Lc 1:1-25
Sal 36; Pr 10:1-2 Sal 56; Pr 11:8
18 Lv 6 – 7; Mr 3:7-30 14 Nm 21:1 – 22:20; Lc 1:26-56
Sal 37:1-11; Pr 10:3-4 Sal 57; Pr 11:9-11
19 Lv 8; Mr 3:31 – 4:25 15 Nm 22:21 – 23:30; Lc 1:57-80
Sal 37:12-29; Pr 10:5 Sal 58; Pr 11:12-13
20 Lv 9 – 10; Mr 4:26 – 5:20 16 Nm 24 – 25; Lc 2:1-35
Sal 37:30-40; Pr 10:6-7 Sal 59; Pr 11:14
21 Lv 11; Mr 5:21-43 17 Nm 26; Lc 2:36 – 52
Sal 38; Pr 10:8-9 Sal 60; Pr 11:15
22 Lv 12 – 13; Mr 6:1-29 18 Nm 27:1 – 28:15; Lc 3:1-22
Sal 39; Pr 10:10 Sal 61; Pr 11:16-17
23 Lv 14; Mr 6:30-56 19 Nm 28:16 – 29:40; Lc 3:23-38
Sal 40:1-10; Pr 10:11-12 Sal 62; Pr 11:18-19
24 Lv 15 – 16; Mr 7:1-23 20 Nm 30 – 31; Lc 4:1-30
Sal 40:11-17; Pr 10:13-14 Sal 63; Pr 11:20-21
25 Lv 17 – 18; Mr 7:24 – 8:21 21 Nm 32 – 33; Lc 4:31 – 5:11
Sal 41; Pr 10:15-16 Sal 64; Pr 11:22
26 Lv 19 – 20; Mr 8:22 – 9:1 22 Nm 34 – 35; Lc 5:12-28
Sal 42; Pr 10:17 Sal 65; Pr 11:23
23 Nm 36 – Dt 1; Lc 5:29 – 6:11
27 Lv 21 – 22; Mr 9-2:29
Sal 66; Pr 11:24-26
Sal 43; Pr 10:18
24 Dt 2 – 3; Lc 6:12-31
28 Lv 23; Mr 9:30 – 10:12
Sal 67; Pr 11:27
Sal 44:1-8; Pr 10:19
25 Dt 4; Lc 6:32-49
Sal 68:1-18; Pr 11:28
MARZO 26 Dt 5 – 6; Lc 7:1-35
1 Lv 24 – 25; Mr 10:13-31 Sal 68:19-35; Pr 11:29-31
27 Dt 7 – 8; Lc 7:36-50
Sal 44:9-26; Pr 10:20-21
Sal 69:1-18; Pr 12:1
2 Lv 26 – 27; Mr 10:32-52
28 Dt 9 – 10; Lc 8:1-21
Sal 45; Pr 10:22
Sal 69:19-36; Pr 12:2-3
3 Nm 1; Mr 11
29 Dt 11 – 12; Lc 8:22-39
Sal 46; Pr 10:23
Sal 70; Pr 12:4
4 Nm 2 – 3; Mr 12:1-27
30 Dt 13 –15; Lc 8:40-56
Sal 47; Pr 10:24-25
Sal 71; Pr 12:5-7
5 Nm 4 – 5; Mr 12:28-44
31 Dt 16 – 17; Lc 9:1-27
Sal 48; Pr 10:26
Sal 72; Pr 12:8-9
6 Nm 6 – 7; Mr 13:1-13
Sal 49; Pr 10:27-28
7 Nm 8 –9; Mr 13:14-37 ABRIL
Sal 50; Pr 10:29-30 1 Dt 18 – 20; Lc 9:28-50
8 Nm 10 – 11; Mr 14:1-21 Sal 73; Pr 12:10
Sal 51; Pr 10:31-32 2 Dt 21 – 22; Lc 9:51 – 10:12
9 Nm 12 – 13; Mr 14:22-52 Sal 74; Pr 12:11

ECB_tomo03_esp_rg.indd 138 03/02/2018 06:06:08


3 Dt 23 – 25; Lc 10:13-42 Sal 99; Pr 14:9-10
Sal 75; Pr 12:12-14 29 Jue 9:22 – 10:18; Lc 24:13-53
4 Dt 26 – 27; Lc 11:1-13 Sal 100; Pr 14:11-12
Sal 76; Pr 12:15-16 30 Jue 11 –12; Jn 1:1-28
5 Dt 28; Lc 11:14-36 Sal 101; Pr 14:13-14
Sal 77; Pr 12:17-18
6 Dt 29 – 30; Lc 11:37-54
Sal 78:1-31; Pr 12:19-20 MAYO
7 Dt 31:1 – 32:27; Lc 12:1-34 1 Jue 13 – 14; Jn 1:29-51
Sal 78:32-55; Pr 12:21-23 Sal 102; Pr 14:15-16
8 Dt 32:28-52; Lc 12:35-59 2 Jue 15 – 16; Jn 2
Sal 78:56-64; Pr 12:24 Sal 103; Pr 14:17-19
9 Dt 33 – 34; Lc 13:1-21 3 Jue 17 – 18; Jn 3:1-21
Sal 78:65-72; Pr 12:25 Sal 104:1-23; Pr 14:20-21
10 Jos 1 – 2; Lc 13:22 – 14:6 4 Jue 19 – 20; Jn 3:22-36
Sal 79; Pr 12:26 Sal 104:24-35; Pr 14:22-24
11 Jos 3 – 4; Lc 14:7-35 5 Jue 21 – Rt 1; Jn 4:1-42
Sal 80; Pr 12:27-28 Sal 105:1-15; Pr 14:25
12 Jos 5:1 – 7:15; Lc 15 6 Rt 2 – 4; Jn 4:43-54
Sal 81; Pr 13:1 Sal 105:16-36; Pr 14:26-27
13 Jos 7:16 – 8:35; Lc 16:1-18 7 1 S 1:1 – 2:21; Jn 5:1-18
Sal 82; Pr 13:2-3 Sal 105:37-45; Pr 14:28-29
14 Jos 9 – 10; Lc 16:19 – 17:10 8 1 S 2:22 – 4:22; Jn 5:19-47
Sal 83; Pr 13:4 Sal 106:1-12; Pr 14:30-31
15 Jos 11 – 12; Lc 17:11-37 9 1 S 5 – 7; Jn 6:1-21
Sal 84; Pr 13:5-6 Sal 106:13-31; Pr 14:32-33
16 Jos 13 – 14; Lc 18:1-17 10 1 S 8 – 9; Jn 6:22-40
Sal 85; Pr 13:7-8 Sal 106:32-48; Pr 14:34-35
17 Jos 15; Lc 18:18-43 11 1 S 10 – 11; Jn 6:41-71
Sal 86; Pr 13:9-10 Sal 107; Pr 15:1-3
18 Jos 16 – 18; Lc 19:1-27 12 1 S 12 – 13; Jn 7:1-24
Sal 87; Pr 13:11 Sal 108; Pr 15:4
19 Jos 19 – 20; Lc 19:28-48 13 1 S 14; Jn 7:25-53
Sal 88; Pr 13:12-14 Sal 109; Pr 15:5-7
20 Jos 21:1 – 22:20; Lc 20:1-26 14 1 S 15 – 16; Jn 8:1-20
Sal 89:1-13; Pr 13:15-16 Sal 110; Pr 15:8-10
21 Jos 22:21 – 23:16; Lc 20:27-47 15 1 S 17; Jn 8:21-59
Sal 89:14-37; Pr 13:17-19 Sal 111; Pr 15:11
22 Jos 24; Lc 21:1-28 16 1 S 18 – 19; Jn 9:1-34
Sal 89:38-52; Pr 13:20-23 Sal 112; Pr 15:12-14
23 Jue 1; Lc 21:29 – 22:13 17 1 S 20 – 21; Jn 9:35 – 10:18
Sal 90 – 91; Pr 13:24-25 Sal 113 – 114; Pr 15:15-17
24 Jue 2 – 3; Lc 22:14-34 18 1 S 22 – 23; Jn 10:19-42
Sal 92 – 93; Pr 14:1-2 Sal 115; Pr 15:18-19
25 Jue 4 – 5; Lc 22:35-53 19 1 S 24 – 25; Jn 11:1-46
Sal 94; Pr 14:3-4 Sal 116; Pr 15:20-21
26 Jue 6; Lc 22:54 – 23:12 20 1 S 26 – 28; Jn 11:47 – 12:11
Sal 95 – 96; Pr 14:5-6 Sal 117; Pr 15:22-23
27 Jue 7:1 – 8:21; Lc 23:13-43 21 1 S 29 – 31; Jn 12:12-36
Sal 97 – 98; Pr 14:7-8 Sal 118:1-18; Pr 15:24-26
28 Jue 8:22 – 9:21; Lc 23:44 – 24:12 22 2 S 1:1 – 2:11; Jn 12:37 – 13:11
139

ECB_tomo03_esp_rg.indd 139 03/02/2018 06:06:09


140 Sal 118:19-29; Pr 15:27-28 Sal 133; Pr 17:7-8
23 2 S 2:12 – 3:39; Jn 13:12-38 16 1 R 16 –17; Hch 10:23-48
Sal 119:1-16; Pr 15:29-30 Sal 134; Pr 17:9-11
24 2 S 4 – 6; Jn 14:1-15 17 1 R 18; Hch 11
Sal 119: 17-32; Pr 15:31-32 Sal 135; Pr 17:12-13
25 2 S 7 – 8; Jn 14:16-31 18 1 R 19; Hch 12
Sal 119:33-48; Pr 15:33 Sal 136; Pr 17:14-15
26 2 S 9 –11; Jn 15 19 1 R 20 – 21; Hch 13:1-15
Sal 119:49-64; Pr 16:1-3 Sal 137; Pr 17:16
27 2 S 12; Jn 16 20 1 R 22; Hch 13:16-41
Sal 119:65-80; Pr 16:4-5 Sal 138; Pr 17:17-18
28 2 S 13; Jn 17 21 2 R 1 – 2; Hch 13:42-52
Sal 119:81-96; Pr 16:6-7 Sal 139; Pr 17:19-21
29 2 S 14:1 – 15:22; Jn 18:1-24 22 2 R 3:1 – 4:17; Hch 14
Sal 119:97-112; Pr 16:8-9 Sal 140; Pr 17:22
30 2 S 15:23 – 16:23; Jn 18:25 – 19:22 23 2 R 4:18 – 5:27; Hch 15
Sal 119:113-128; Pr 16:10-11 Sal 141; Pr 17:23
31 2 S 17; Jn 19:23-42 24 2 R 6 – 7; Hch 16:1-15
Sal 119:129-152; Pr 16:12-13 Sal 142; Pr 17:24-25
25 2 R 8: 1 – 9:13; Hch 16:16-40
JUNIO Sal 143; Pr 17:26
26 2 R 9:14 – 10:36; Hch 17
1 2 S 18; Jn 20
Sal 144; Pr 17:27-28
Sal 119:153-176; Pr 16:14-15
27 2 R 11 – 12; Hch 18
2 2 S 19; Jn 21
Sal 145; Pr 18:1
Sal 120; Pr 16:16-17
28 2 R 13 – 14; Hch 19:1-20
3 2 S 20 – 21; Hch 1
Sal 146; Pr 18:2-3
Sal 121; Pr 16:18
29 2 R 15 – 16; Hch 19:21-41
4 2 S 22 – 23; Hch 2
Sal 147; Pr 18:4-5
Sal 122; Pr 16:19-20
5 2 S 24; Hch 3 30 2 R 17:1 – 18:12; Hch 20
Sal 123; Pr 16:21-23 Sal 148; Pr 18:6-7
6 1 R 1; Hch 4
Sal 124; Pr 16:24 JULIO
7 1 R 2; Hch 5 1 2 R 18:13 – 19:37; Hch 21:1-16
Sal 125; Pr 16:25 Sal 149; Pr 18:8
8 1 R 3 – 4; Hch 6 2 2 R 20 – 21; Hch 21:17-40
Sal 126; Pr 16:26-27 Sal 150; Pr 18:9-10
9 1 R 5 – 6; Hch 7:1-29 3 2 R 22 – 23; Hch 22:1-21
Sal 127; Pr 16:28-30 Sal 1; Pr 18:11-12
10 1 R 7; Hch 7:30-53 4 2 R 24 – 25; Hch 22:22 – 23:11
Sal 128; Pr 16:31-33 Sal 2; Pr 18:13
11 1 R 8; Hch 7:54 – 8:13 5 1 Cr 1:1 – 2:22; Hch 23:12-35
Sal 129; Pr 17:1 Sal 3; Pr 18:14-15
12 1 R 9 – 10; Hch 8:14-40 6 1 Cr 2:23 – 3:24; Hch 24
Sal 130; Pr 17:2-3 Sal 4; Pr 18:16-18
13 1 R 11 – 12; Hch 9:1-25 7 1 Cr 4 – 5; Hch 25
Sal 131; Pr 17:4-5 Sal 5; Pr 18:19
14 1 R 13; Hch 9:26-43 8 1 Cr 6; Hch 26
Sal 132; Pr 17:6 Sal 6; Pr 18:20-21
15 1 R 14 – 15; Hch 10:1-22 9 1 Cr 7 – 8; Hch 27:1-26

ECB_tomo03_esp_rg.indd 140 03/02/2018 06:06:09


Sal 7; Pr 18:22 3 2 Cr 34; Ro 16
10 1 Cr 9 – 10; Hch 27:27-44 Sal 26; Pr 20:19
Sal 8; Pr 18:23-24 4 2 Cr 35 – 36; 1 Co 1:1-17
11 1 Cr 11 – 12; Hch 28 Sal 27:1-6; Pr 20:20-21
Sal 9:1-12; Pr 19:1-3 5 Esd 1 – 2; 1 Co 1:18-31
12 1 Cr 13 – 14; Ro 1:1-17 Sal 27:7-14; Pr 20:22-23
Sal 9:13-20; Pr 19:4-5 6 Esd 3 – 4; 1 Co 2
13 1 Cr 15 – 16; Ro 1:18-32 Sal 28; Pr 20:24-25
Sal 10:1-15; Pr 19:6-7 7 Esd 5 – 6; 1 Co 3
14 1 Cr 17 – 18; Ro 2 Sal 29; Pr 20:26-27
Sal 10:16-18; Pr 19:8-9 8 Esd 7:1 – 8:20; 1 Co 4
15 1 Cr 19 – 21; Ro 3:1-18 Sal 30; Pr 20:28-30
Sal 11; Pr 19:10-12 9 Esd 8:21 – 9:15; 1 Co 5
16 1 Cr 22 – 23; Ro 3:19-31 Sal 31:1-8; Pr 21:1-2
Sal 12; Pr 19:13-14 10 Esd 10; 1 Co 6
17 1 Cr 24 – 25; Ro 4 Sal 31:9-18; Pr 21:3
Sal 13; Pr 19:15-16 11 Neh 1:1 – 3:14; 1 Co 7:1-24
18 1 Cr 26 – 27; Ro 5:1-11 Sal 31:19-24; Pv 21:4
Sal 14; Pr 19:17 12 Neh 3:15 – 5:19; 1 Co 7:25-40
19 1 Cr 28 – 29; Ro 5:12-21 Sal 32; Pr 21:5-7
Sal 15; Pr 19:18-19 13 Neh 6 – 7; 1 Co 8
20 2 Cr 1 – 3; Ro 6 Sal 33:1-12; Pr 21:8-10
Sal 16; Pr 19:20-21 14 Neh 8:1 – 9:25; 1 Co 9
21 2 Cr 4 – 5; Ro 7 Sal 33:13-22; Pr 21:11-12
Sal 17; Pr 19:22-23 15 Neh 9:26 – 10:39; 1 Co 10:1-13
22 2 Cr 6 – 7; Ro 8:1-11 Sal 34:1-10; Pr 21:13
Sal 18:1-15; Pr 19:24-25 16 Neh 11 – 12; 1 Co 10:14 – 11:1
23 2 Cr 8 – 10; Ro 8:12-25 Sal 34:11-22; Pr 21:14-16
Sal 18:16-36; Pr 19:26 17 Neh 13; 1 Co 11:2-16
24 2 Cr 11 – 13; Ro 8:26-39 Sal 35:1-16; Pr 21:17-18
Sal 18:37-50; Pr 19:27-29 18 Est 1 – 3; 1 Co 11:17-34
25 2 Cr 14 – 16; Ro 9:1-18 Sal 35:17-28; Pr 21:19-20
Sal 19; Pr 20:1
19 Est 4 – 7; 1 Co 12
26 2 Cr 17 – 18; Ro 9:19-33
Sal 36; Pr 21:21-22
Sal 20; Pr 20:2-3
20 Est 8 – 10; 1 Co 13
27 2 Cr 19 – 20; Ro 10
Sal 37:1-11; Pr 21:23-24
Sal 21; Pr 20:4-6
21 Job 1 – 3; 1 Co 14:1-19
28 2 Cr 21 – 23; Ro 11
Sal 37:12-29; Pr 21:25-26
Sal 22:1-18; Pr 20:7
22 Job 4 – 7; 1 Co 14:20-40
29 2 Cr 24 – 25; Ro 12
Sal 37:30-40; Pr 21:27
Sal 22:19-31; Pr 20:8-10
23 Job 8 – 11; 1 Co 15:1-28
30 2 Cr 26 – 28; Ro 13
Sal 38; Pr 21:28-29
Sal 23; Pr 20:11
24 Job 12 – 15; 1 Co 15:29-58
31 2 Cr 29; Ro 14
Sal 39; Pr 21:30-31
Sal 24; Pr 20:12
25 Job 16 – 19; 1 Co16
Sal 40:1-10; Pr 22:1
AGOSTO 26 Job 20 – 22; 2 Co 1:1-11
1 2 Cr 30 – 31; Ro 15:1-13 Sal 40:11-17; Pr 22:2-4
Sal 25:1-10; Pr 20:13-15 27 Job 23 – 27; 2 Co 1:12 – 2:4
2 2 Cr 32 – 33; Ro 15:14-33 Sal 41; Pr 22:5-6
Sal 25:11-22; Pr 20:16-18 28 Job 28 – 30; 2 Co 2:5-17
141

ECB_tomo03_esp_rg.indd 141 03/02/2018 06:06:09


142 Sal 42; Pr 22:7 Sal 65: Pr 23:24
29 Job 31 – 33; 2 Co 3 22 Is 39 – 41; Ef 1
Sal 43; Pv 22:8-9 Sal 66; Pr 23:25-28
30 Job 34 – 36; 2 Co 4 23 Is 42 – 43; Ef 2
Sal 44:1-8; Pr 22:10-12 Sal 67; Pr 23:29-35
31 Job 37 – 39; 2 Co 5:1-10 24 Is 44 – 45; Ef 3
Sal 44:9-26; Pr 22:13 Sal 68:1-18; Pr 24:1-2
25 Is 46 – 48; Ef 4:1-16
Sal 68:19-35; Pr 24:3-4
SETIEMBRE 26 Is 49 – 50; Ef 4:17 – 5:2
1 Job 40 – 42; 2 Co 5:11 – 6:3 Sal 69:1-18; Pr 24:5-6
Sal 45; Pr 22:14 27 Is 51 – 53; Ef 5:3-33
2 Ec 1 – 3; 2 Co 6:4 – 7:1 Sal 69:19-36; Pr 24:7
Sal 46; Pr 22:15 28 Is 54 – 57; Ef 6
3 Ec 4 – 6; 2 Co 7:2-16 Sal 70; Pr 24:8
Sal 47; Pr 22:16 29 Is 58 – 59; Fil 1
4 Ec 7 – 9; 2 Co 8:1-15 Sal 71; Pr 24:9-10
Sal 48; Pr 22:17-19 30 Is 60 – 62; Fil 2:1-18
5 Ec 10 – 12; 2 Co 8:16 – 9:5 Sal 72; Pr 24:11-12
Sal 49; Pr 22:20-21
6 Cnt 1 – 4; 2 Co 9:6 – 10:12
Sal 50; Pr 22:22-23 OCTUBRE
7 Cnt 5 – 8; 2 Co 10:13 – 11:15 1 Is 63 – 65; Fil 2:19-30
Sal 51; Pr 22:24-25 Sal 73; Pr 24:13-14
8 Is 1 – 2; 2 Co 11:16 – 33 2 Is 66; Fil 3
Sal 52; Pr 22:26-27 Sal 74; Pr 24:15-16
9 Is 3 – 5; 2 Co 12:1-13 3 Jer 1 – 2; Fil 4
Sal 53; Pr 22:28-29 Sal 75; Pr 24:17-20
10 Is 6 – 7; 2 Co 12:14 – 13:13 4 Jer 3 – 4; Col 1:1-23
Sal 54; Pr 23:1-3 Sal 76; Pr 24:21-22
11 Is 8 – 9; Gá 1:1-17 5 Jer 5:1 – 6:21; Col 1:24 – 2:7
Sal 55; Pv 23:4-5 Sal 77; Pr 24:23-25
12 Is 10 – 11; Gá 1:18 – 2:10 6 Jer 6:22 – 7:34; Col 2:8-23
Sal 56; Pr 23:6-8 Sal 78:1-31; Pr 24:26
13 Is 12 – 14; Gá 2:11-21 7 Jer 8 – 9; Col 3
Sal 57; Pv 23:9-11 Sal 78:32-55; Pr 24:27
14 Is 15 – 18; Gá 3:1-14 8 Jer 10 – 11; Col 4
Sal 58; Pr 23:12 Sal 78:56-72; Pr 24:28-29
15 Is 19 – 21; Gá 3:15-29 9 Jer 12 – 14; 1 Ts 1
Sal 59; Pr 23:13-14 Sal 79; Pr 24:30-34
16 Is 22 – 24; Gá 4:1-11 10 Jer 15 – 16; 1 Ts 2 – 3
Sal 60; Pr 23:15-16 Sal 80; Pr 25:1-5
17 Is 25:1 – 28:13; Gá 4:12-31 11 Jer 17 – 18; 1 Ts 4
Sal 61; Pr 23:17-18 Sal 81; Pr 25:6-7
18 Is 28:14 – 30:17; Gá 5:1-15 12 Jer 19 – 21; 1 Ts 5
Sal 62; Pr 23:19-21 Sal 82; Pr 25:8-10
19 Is 30:18 – 32:20; Gá 5:16-26 13 Jer 22:1 – 23:22; 2 Ts 1
Sal 63; Pr 23:22 Sal 83; Pr 25:11-14
20 Is 33 – 36; Gá 6:1-10 14 Jer 23:23 – 25:38; 2 Ts 2
Sal 64; Pr 23:23 Sal 84; Pr 25:15
21 Is 37 – 38; Gá 6:11-18 15 Jer 26 – 27; 2 Ts 3

ECB_tomo03_esp_rg.indd 142 03/02/2018 06:06:09


Sal 85; Pr 25:16 Sal 106:32-48; Pr 27:10
16 Jer 28 – 29; 1 Ti 1 9 Ez 20; He 9:11-28
Sal 86; Pr 25:17 Sal 107; Pr 27:11
17 Jer 30 – 31; 1 Ti 2 10 Ez 21 – 22; He 10:1-18
Sal 87; Pr 25:18-19 Sal 108; Pr 27:12
18 Jer 32; 1 Ti 3 11 Ez 23; He 10:19-39
Sal 88; Pr 25:20-22 Sal 109; Pr 27:13
19 Jer 33 – 34; 1 Ti 4 12 Ez 24 – 26; He 11:1-22
Sal 89:1-13; Pr 25:23-24 Sal 110; Pr 27:14
20 Jer 35 – 36; 1 Ti 5 13 Ez 27 – 28; He 11:23-40
Sal 89:14-37; Pr 25:25-27 Sal 111; Pr 27:15-16
21 Jer 37 – 38; 1 Ti 6 14 Ez 29 – 30; He 12:1-17
Sal 89:38-52; Pr 25:28 Sal 112; Pr 27:17
22 Jer 39 – 41; 2 Ti 1 15 Ez 31 – 32; He 12:18-29
Sal 90 – 91; Pr 26:1-2 Sal 113 – 114; Pr 27:18-20
23 Jer 42 – 43; 2 Ti 2 16 Ez 33 – 34; He 13
Sal 92 – 93; Pr 26:3-5 Sal 115; Pr 27:21-22
24 Jer 44 – 46; 2 Ti 3 17 Ez 35 – 36; Stg 1
Sal 94; Pr 26:6-8 Sal 116; Pr 27:23-27
25 Jer 47 – 49:13; 2 Ti 4 18 Ez 37 – 38; Stg 2
Sal 95 – 96; Pr 26:9-12 Sal 117; Pr 28:1
26 Jer 49:14 – 50:46; Tit 1 19 Ez 39:1 – 40:27; Stg 3
Sal 97 – 98; Pr 26:13-16 Sal 118:1-18; Pr 28:2
27 Jer 51:1-53; Tit 2 20 Ez 40:28 – 41:26; Stg 4
Sal 99; Pr 26:17 Sal 118:19-29; Pr 28:3-5
28 Jer 51:54 – 52:34; Tit 3 21 Ez 42 – 43; Stg 5
Sal 100; Pr 26:18-19 Sal 119:1-16; Pr 28:6-7
29 Lm 1 – 2; Flm 22 Ez 44:1 – 45:8; 1 P 1
Sal 101; Pr 26:20 Sal 119:17-32; Pr 28:8-10
30 Lm 3; He 1 23 Ez 45:9 – 46:24; 1 P 2
Sal 102; Pr 26:21-22 Sal 119:33-48; Pr 28:11
31 Lm 4 – 5; He 2 24 Ez 47 – 48; 1 P 3
Sal 103; Pr 26:23 Sal 119:49-64; Pr 28:12-13
25 Dn 1:1 – 2:23; 1 P 4
Sal 119:65-80; Pr 28:14
NOVIEMBRE 26 Dn 2:24 – 3:30; 1 P 5
1 Ez 1:1 – 3:15; He 3 Sal 119:81-96; Pr 28:15-16
Sal 104:1-23; Pr 26:24-26 27 Dn 4; 2 P 1
2 Ez 3:16 – 6:14; He 4 Sal 119:97-112; Pr 28:17-18
Sal 104:24-35; Pr 26:27 28 Dn 5; 2 P 2
3 Ez 7 – 9; He 5 Sal 119:113-128; Pr 28:19-20
Sal 105:1-15; Pr 26:28 29 Dn 6; 2 P 3
4 Ez 10 – 11; He 6 Sal 119:129-152; Pr 28:21-22
30 Dn 7; 1 Jn 1:1 – 2:6
Sal 105:16-36; Pr 27:1-2
Sal 119: 153-176; Pr 28:23-24
5 Ez 12 – 13; He 7:1-19
Sal 105:37-45; Pr 27:3
6 Ez 14:1 – 16:43; He 7:20-28 DICIEMBRE
Sal 106:1-12; Pr 27:4-6
1 Dn 8; 1 Jn 2:7-17
7 Ez 16:44 – 17:24; He 8 Sal 120; Pr 28:25-26
Sal 106:13-31; Pr 27:7-9 2 Dn 9 – 10; 1 Jn 2:18-29
8 Ez 18 – 19; He 9:1-10 Sal 121; Pr 28:27-28 143

ECB_tomo03_esp_rg.indd 143 03/02/2018 06:06:09


144 3 Dn 11; 1 Jn 3 Sal 147; Pr 31:1-7
Sal 122; Pr 29:1 29 Zac 14; Ap 20
4 Dn 12; 1 Jn 4 Sal 148; Pr 31:8-9
Sal 123; Pr 29:2-4 30 Mal 1 – 2; Ap 21
5 Os 1 – 3; 1 Jn 5 Sal 149; Pr 31:10-24
Sal 124; Pr 29:5-8 31 Mal 3 – 4; Ap 22
6 Os 4 – 5; 2 Jn Sal 150; Pr 31:25-31
Sal 125; Pr 29:9-11
7 Os 6 – 9; 3 Jn
Sal 126; Pr 29:12-14
8 Os 10 – 14; Jd
Sal 127; Pr 29:15-17
9 Jl 1 – 3; Ap 1
Sal 128; Pr 29:18
10 Am 1 – 3; Ap 2:1-17
Sal 129; Pr 29:19-20
11 Am 4 – 6; Ap 2:18 – 3:6
Sal 130; Pr 29:21-22
12 Am 7 – 9; Ap 3:7-22
Sal 131; Pr 29:23
13 Abd 1; Ap 4
Sal 132; Pr 29:24-25
14 Jon 1 – 4; Ap 5
Sal 133; Pr 29:26-27
15 Miq 1 – 4; Ap 6
Sal 134; Pr 30:1-4
16 Miq 5 – 7; Ap 7
Sal 135; Pr 30:5-6
17 Nah 1 – 3; Ap 8
Sal 136; Pr 30:7-9
18 Hab 1 – 3; Ap 9
Sal 137; Pr 30:10
19 Sof 1 – 3; Ap 10
Sal 138; Pr 30:11-14
20 Hag 1 – 2; Ap 11
Sal 139; Pr 30:15-16
21 Zac 1; Ap 12
Sal 140; Pr 30:17
22 Zac 2 – 3; Ap 13
Sal 141; Pr 30:18-20
23 Zac 4 – 5; Ap 14
Sal 142; Pr 30:21-23
24 Zac 6 – 7; Ap 15
Sal 143; Pr 30:24-28
25 Zac 8; Ap 16
Sal 144; Pr 30:29-31
26 Zac 9; Ap 17
Sal 145; Pr 30:32
27 Zac 10 – 11; Ap 18
Sal 146; Pr 30:33
28 Zac 12 – 13; Ap 19

ECB_tomo03_esp_rg.indd 144 03/02/2018 06:06:09