Está en la página 1de 63

DEL ARTE DE SANAR

1995

INTRODUCCIÓN
Ya son muchos los científicos que han comprobado que quien desea sanar responderá
de manera favorable aún a los placebos que no tienen medicina alguna. El paciente
que se autocastiga y quiere estar enfermo, muchas veces en forma subconsciente,
para expiar su culpa, no sanará. Es decir, hay un factor mental importante en la causa
de una enfermedad. Nada de lo aquí señalado es nuevo. Lo novedoso podría estar en
la forma de expresarlo. Intento simplificar complejas enseñanzas y mostrarlas en un
coloquial lenguaje. Lo hago con la sana intención de cumplir lo
prometido: "Compartir con otros el Conocimiento recibido". Y poder destacar hechos
que nos hagan recapacitar y luchar con el fin de estar mejor, y por sobre todo ser
mejor persona y de esa manera ayudar a tener un MUNDO MEJOR, gracias a los
buenos pensamientos que logremos emitir.
Sin sentirme guía ni maestro de nadie, tan solo siendo uno más de los 6.000 millones
de seres humanos que actualmente habitamos la Tierra, debo reconocer que tuve en
suerte adquirir gradualmente un Conocimiento que expandió mi mente, dejándome
ver cosas más allá de los árboles que impiden a otros apreciar el bosque. El
Conocimiento es simple, son los hombres quienes lo van haciendo complejo. Os
muestro algo que para muchos será un nuevo conocimiento, el cual, entonces, les
puede resultar de gran ayuda, en especial en los acelerados días que vivimos.
Comenzad pues a asimilarlo.
Según Eddington, en la realidad científica la tierra no es más que una mota de materia
que da vueltas en torno a una estrella mediocre y ambos objetos flotan a la deriva
entre miles de millones de objetos estelares más importantes. En cambio, para la
realidad humana, la tierra sigue siendo el centro del universo porque la vida que
alberga es lo único importante que existe, al menos para nosotros.
Señala el Dr. Deepak Chopra que:
En el preciso instante en que pensamos "estoy contento", un mensajero químico
traduce nuestras emociones, todas las células de nuestro cuerpo entienden nuestro
deseo de felicidad y se suman a él. El hecho de que podamos hablar
instantáneamente con cincuenta mil billones de células en su propio lenguaje resulta
tan inexplicable como el momento en que la naturaleza creó el primer fotón a partir
del espacio vacío. Las moléculas mensajeras son la expresión material más fina de la
inteligencia que puede producir el cerebro. La física cuántica nació del afán por
explicar estas regiones de apariencia paradójica que se hallan en los bordes del
espacio tiempo.
En la antigua Grecia el filósofo Demócrito fue el primero en proponer que el
mundo material se compone de diminutas partículas invisibles que él bautizó como
átomos, que quiere decir "no divisible". Cuando Platón escuchó esta teoría planteó
una objeción que pronostica, con escalofriante claridad, la física cuántica. Según el
argumento de Platón, si pensamos que un átomo es una cosa, entonces debe ocupar
alguna cantidad de espacio y por tanto puede cortarse en dos, para ocupar un
espacio aún menor. Nada que pueda partirse en dos podrá ser el elemento más
pequeño del mundo material.
Mediante este argumento impecable Platón demolió la posibilidad de que los
ladrillos básicos de la naturaleza sean partículas sólidas, no sólo el átomo, sino el
protón, el electrón y el quark. Según Platón el mundo surge a partir de formas
perfectas invisibles, similares a los cuerpos geométricos. Nadie puede decir con
certeza de qué está hecho un quark, pero, decididamente, no es un pedazo de materia
sólida, sus elementos constitutivos pueden bien ser simples vibraciones con
posibilidad de convertirse en materia y, en consecuencia, serán más pequeños que lo
pequeño.
Para ser como el cuanto, el cuerpo no necesita lanzar sus moléculas a otra
dimensión, basta que aprenda a reagruparlas bajo nuevos patrones químicos. Son
estos patrones los que saltan de la inexistencia a la existencia.
Como todas las células del cuerpo residen dentro del campo de la inteligencia,
cada una de ellas se alinea con el cerebro, que representa el polo norte magnético.
Una célula es como una pequeña protuberancia en el campo, mientras que el cerebro
es una gigantesca protuberancia. Sin embargo, cuando la célula le "habla" al resto
del cuerpo no resulta inferior al cerebro en cuanto a la calidad de lo que dice. Al
igual que éste, debe correlacionar su mensaje con otros miles de billones, tiene que
participar en miles de intercambios químicos cada segundo y, lo que es más
importante, su ADN es exactamente igual al de cualquier neurona. En consecuencia,
el más diminuto de los impulsos de la inteligencia es tan inteligente como el mayor
de ellos. Cada célula es un pequeño ser vivo, "sabe" todo lo que sabemos, a su
manera. El campo silencioso de la inteligencia es nuestra realidad fundamental.
Si tenemos actitudes positivas respecto de nosotros mismos, como parte de una
terapia planeada, obtendremos, como ha quedado demostrado, sólo éxitos en el
combate contra la enfermedad. El sistema mente-cuerpo que está a punto de vencer
un cáncer, debe saber que se está dando el proceso conveniente y que puede
comenzar a generar al mismo tiempo muchos más pensamientos positivos. El mundo
cuántico está constituido de posibilidades, no somos más que protuberancias en un
campo infinito e invisible. El mundo conocido de nuestros sentidos, de los átomos y
las moléculas, no se interrumpe abruptamente, sino que hay una gradación
imperceptible hacia una realidad diferente. En algún punto incierto de esta
gradación, una realidad de pronto se convierte en otra. Dos cosas que parecen
totalmente diferentes se pueden transformar la una en otra, a nivel más profundo de
la naturaleza. Los antiguos suponían que la realidad es diferente según los diferentes
estados de conciencia.

DESARROLLO
Si no tú ¿Quién?
Si no ahora ¿Cuándo?

Con el desarrollo de este escrito pienso que lograremos sentar las bases que nos dan
la respuesta:
1 Sólo TÚ y nadie más que tú, eres el único responsable del universo que forma tú
cuerpo y que es dirigido y coordinado por tus propios pensamientos. Sólo TÚ y nadie
más que tú, puede pensar por ti mismo. Sólo TÚ eres el responsable de lo que hoy
eres y mañana serás.
2 Tu renovación o transformación debe comenzar AHORA, hoy mismo, y lo lograrás
con el arte del buen pensar, que tan sólo TÚ, porque así lo deseas, puedes lograr.
Estás dotado del libre albedrío, o la facultad de decidir libremente por ti mismo lo
que puedes hacer o no hacer con tú vida, con tus sentimientos, con tus actos y con tus
pensamientos, Por ignorancia has malgastado hasta ahora más del 80% de la poderosa
fuerza de los pensamientos. Desde este instante puedes revertir la situación, usando tu
libre albedrío con la firme decisión de pensar mejor y canalizar la fuerza hacia todas
las células de tu cuerpo con la finalidad de armonizarlas, lo cual es la base de la
sanación.
Tenemos un nuevo conocimiento para nosotros, lo que hagamos con él, cada uno,
libremente lo decidirá.
Comenzó el Siglo XX con la sorprendente revolución física iniciada por dos gigantes
del pensamiento humano como lo fueron Planck y Einstein, quienes fundamentaron
la nueva física que nos permite acercarnos a la comprensión de la materia y el
cosmos.
Se inició el Siglo XX con la llegada a Occidente de una serie de swamis de la India
cuya misión era la de mostrar un nuevo conocimiento, el cual por milenios se
mantenía celosamente guardado.
Partió el Siglo XX con la manifestación de una serie de pensadores quienes con sus
escritos y conferencias enseñaron las bases del arte del correcto pensar que en síntesis
señala:
"La fuerza es la energía mental que debe ser usada y bien aprovechada. Cuando
el hombre conozca su fuerza y sepa usarla no habrá enfermedades, no habrá
guerras y el mundo será un mundo mejor. Todos tenemos la fuerza, su energía
influye en lo positivo y en lo negativo, trasciende más allá de nosotros e influye
en otros y en la naturaleza. Debemos aprender a canalizarla sólo hacia lo
positivo, como ya lo decía el hombre sabio de la antigüedad: "Aquello que
quieras hacer, hazlo con toda tu fuerza". Para lograrlo se recomienda pensar
que tenemos la fuerza, pedirla a nuestro YO para orientarla sólo a lo positivo,
durante el día no pensemos en enfermedad o fracaso, es desperdiciar energía y
hacer que el cuerpo se enferme y fracasemos al canalizar con el pensamiento la
fuerza a lo negativo. No estés satisfecho con lo que tienes, existen mejores logros
delante, el éxito y la felicidad dependen sólo de lo que se piense para sí mismo en
la vida. Eres lo que piensas y piensas lo que eres, eres todo el tiempo el producto
de tus pensamientos, y sólo tú puedes hacer el cambio en tú vida. Fija en lo
interno nuevas imágenes positivas y atraerás lo positivo hacia ti".
Nació el Siglo XX bajo el brillo del sol de la esperanza.
Intento haceros comprender los principios del arte de la sanación. Estos principios
inmutables en el tiempo, nos fueron dejados por los Nefilim, nuestros creadores en lo
físico.
La Enseñanza es una sola, la interpretación que los hombres hagan de ella puede ser
múltiple. Nadie debe considerarse o ser considerado el poseedor de la verdad
absoluta, a lo más lo es de una verdad relativa.
Al acercarnos a la Verdad, hoy adquirimos un nuevo conocimiento, él, creedlo, es de
gran poder:
¿Seremos capaces de aceptarlo y comprenderlo sin estrellarlo contra las rocas de
la ignorancia?
Si nos decidimos a usarlo:
¿Seremos capaces de hacerlo correctamente?
La respuesta está en lo interno de cada uno, y es el libre albedrío el que nos hará
actuar o no; y si procedemos, el que decidirá si lo hacemos de manera correcta o
incorrecta.
Cuando finaliza el Siglo XX, y lo hace con densos nubarrones negros que rodean
completamente el planeta presagiando la gran tormenta final, sólo cada uno de
nosotros es el único responsable de lo que pensamos y realizamos o dejamos de hacer
y de pensar.
Esta introducción y pautas del desarrollo, con un resumen de lo magistralmente
expresado por el Dr. Deepak Chopra, y el análisis del tema que mostrarán los
siguientes capítulos, son aspectos de milenarias enseñanzas guardadas para nuestro
tiempo, mostradas a la luz de la nueva física y el pensamiento positivo. Se exponen
en lenguaje simple, sin adornos, teniendo cada página palabras o frases que al ser
leídas, misteriosamente, activarán latentes recuerdos, y permitirán cuánticamente al
cerebro crear nuevos circuitos neuronales destinados al despertar de la mente,
despertar tan necesario ahora y tan difícil de iniciar para la gran masa dormida o para
quienes no desean ver ni escuchar.
Si no tú ¿Quién?
Si no ahora ¿Cuándo?

EL NIVEL MENTAL
Hace algunos años tuve la idea, para mi original, aunque no lo era, que la mente
correspondía a un gran computador conectado con la red cósmica. Al adquirir mi
primer computador decidí conocerlo lo más y mejor posible. Al hacerlo comprendí
que ahora tenía un lenguaje concreto para explicarme y explicar a otros el abstracto
mundo de la mente.
SANACIÓN es una palabra que expresa la dormida cualidad natural que todos
poseemos, es el poder de autocurarnos conscientemente y ayudar a sanar a otros.
Cuando por primera vez te pasaron una bicicleta no sabías que podías usarla, si no te
sujetaban caías con ella al suelo. El día que supiste que podías andar en ella, tu mente
subconsciente fue retro alimentada por pensamientos del nivel consciente que
indicaban: "YO PUEDO HACERLO". Entonces el subconsciente, desde ese día,
aceptó la realidad que podías hacerlo y movilizó la energía para que todo el
organismo actuara sincronizado permitiendo, sin tu darte cuenta, andar cada vez
mejor en la bicicleta.
El día que aceptemos que poseemos el don natural de la sanación, se podrá retro
alimentar la mente subconsciente desde el nivel consciente y así se logrará movilizar
la energía que llegará a todas y cada una de los miles de millones de células de
nuestro cuerpo físico, llevándoles en forma instantánea la señal codificada de buena
salud y rejuvenecimiento.
No os sorprenda la metodología empleada en este escrito; es decir ir saltando entre
temas aparentemente inconexos entre sí. Ellos poseen una unidad y coherencia mayor
de la que podamos suponer, y nos van orientando hacia un preciso objetivo, como lo
es crear nuevos circuitos cerebrales con nuevos neurotransmisores que son parte de
un conjunto destinado a la sanación. Esta metodología se fundamenta al considerar a
la mente como multidimensional y no lineal, ella trabaja en constantes saltos de tipo
cuántico, permitiendo, al hacerlo, que el cerebro active nuevos circuitos de los miles
de millones de circuitos potenciales que tiene, y los destine al nuevo conjunto de
ideas recibidas, ideas que no se pierden jamás en el olvido, pues quedan guardadas en
módulos cerebrales similares a los archivos de un programa computacional. A mayor
cantidad de circuitos cerebrales destinados a un módulo de ideas, mayor es la
creatividad expresada en el nivel consciente de la vida.
Cada célula, y son cientos de millones de ellas en nuestro organismo, trabaja como un
computador con inteligencia propia y está interconectada con las demás células de su
órgano, del cuerpo y de la red central del sistema humano que es el cerebro. El
cerebro trabaja como un super computador supervisando y dirigiendo a los pequeños
computadores de la red llamados células. A su vez el cerebro está conectado en forma
cuántica con la mente. La mente es un super computador que rige nuestra vida y con
su energía nos permite, en lo físico, ser. La mente además está conectada con un nivel
aún más sutil como lo es el alma y por su intermedio con el super computador
cósmico o inteligencia universal.
Cada pensamiento que nosotros emitimos desde el nivel consciente de la mente, llega
en la dirección de la materia a todas nuestra células y en la dirección sutil se expande
hacia el alma y el nivel cósmico. Comprender esto facilita la tarea del arte del buen
pensar y facilita el correcto uso de la autosanación, que es el objetivo de este escrito.
Con justa razón podéis preguntar ¿con qué autoridad puede Ud. decir esto? Yo lo digo
sin autoridad, eres tú en lo interno y usando el discernimiento quien decidirá si lo
dicho es válido o no, quien decidirá si vale la pena intentarlo o no, tú eres la autoridad
para aceptarlo o rechazarlo.
En computación existe un programa que es el de mayor venta en el mercado, me
refiero a WINDOWS de la empresa Microsoft. En él aparece una pantalla de
presentación inicial con algunos íconos carpetas, conjuntos de programas, todos
iguales, con sus respectivos nombres debajo. Cada usuario a su vez puede crear
nuevos íconos programas. Supongamos que a uno de los nuevos íconos lo hemos
llamado autosanación. Al abrirlo para ver su contenido, se agranda y muestra en su
interior una serie de vistosos íconos, todos diferentes y con sus respectivos nombres.
Cada ícono permite al activarlo, ingresar al programa que él ofrece. Estos íconos
diferentes ubicados dentro del ícono programa autosanación, ofrecen una variedad de
temas, pudiendo verse cada uno en el orden que se lo desee. Hay temas que están
relacionados entre sí y otros que aparentemente no lo están. La presentación de este
escrito es similar a lo explicado para la pantalla de WINDOWS.
"DEL ARTE DE SANAR" muestra una serie de temas orientados en su conjunto a
lograr la natural capacidad que todos tenemos de vivir más y mejor. Hemos de morir,
indesmentible verdad, pero ¿por qué al hacerlo, debemos morir sintiéndonos viejos y
enfermos y no morir sintiéndonos jóvenes y sanos?
No existe mecanismo alguno que garantice la inmortalidad física, la cual sería
absurdamente aburrida y limitante en nuestro real desarrollo que nos conduce a
dimensiones cada vez más sutiles. Jesucristo en una de sus enseñanzas entregada a
los discípulos y guardada en los Evangelios Apócrifos, les señaló:
"La vida es como un puente.
Pasad por él, mas no permaneced en él".
No existe método que permita prolongar la vida más allá de lo que por clave genética
traemos programado. Sí, podemos vivir mejor y sentirnos sanos, tranquilos y más
jóvenes, trabajando conscientemente en conjunto con nuestras células guiando
racionalmente hacia ellas la FUERZA interior.
Tenemos unos 60 trillones de células, cada una con un núcleo con 46 cromosomas
que constituyen la parte fundamental de la célula. Toda la información sobre la
herencia recibida desde el momento en que un espermatozoide paterno penetró al
óvulo materno, se distribuye en 100 millones de genes. La célula posee su propia
central eléctrica, la mitocondria que es una fábrica de electricidad. Existen una serie
de influencias que influyen en la vida de las células, perjudicando su programa que
por herencia trae, pero gracias a una auto reparación eficiente vuelve a recuperarse.
Cuando más envejece la célula más le cuesta eliminar sus desechos. En el cerebro se
encuentra el hipotálamo encargado, entre otras funciones, de regular la temperatura
corporal. El investigador Rosenberg piensa que si se lograra hacer funcionar el
hipotálamo a 33° de temperatura en vez de los 37° con los que lo hace, la vida se
prolongaría hasta los 700 años.
La moderna física cuántica destinada a demostrar el comportamiento de las partículas
elementales, permite entender que más allá de las dimensiones conocidas existen
otras dimensiones desconocidas. La milenaria enseñanza habla de las sutiles
dimensiones, vivimos en la tercera dimensión, en un nivel más sutil está la cuarta
dimensión, luego la quinta, la sexta y la séptima que es la dimensión más sutil
existente en lo manifestado. En un mismo lugar pueden coexistir las dimensiones sin
ocupar espacio. Hay puntos o puertas dimensionales que permiten saltos cuánticos
interdimesionales. Al irnos hacia lo interno, aquietando la mente y activando el ritmo
alfa cerebral del hemisferio cerebral derecho, como sucede durante la meditación, nos
conectamos con la dimensión superior o más sutil que está en nosotros.
Con nuestro conjunto de miles de millones de células inteligentes, formadas por
millones de moléculas, a su vez formadas por millones de átomos, somos un universo
igual al universo que aloja al sistema solar. La hermética enseñanza decía que como
es arriba es abajo, como es en la macro dimensión es en la micro dimensión. Otra
antigua enseñanza revela que como es el cuerpo humano así es el cuerpo cósmico,
como es la mente humana así es la mente cósmica, como es en el microcosmos así es
en el macrocosmos. Y resulta que cada uno es el responsable del propio cosmos que
es nuestro organismo. La inteligencia del universo se extiende desde lo más pequeño
de lo pequeño hasta lo más grande de lo grande.
El día que nacimos no fue hace algunos años como lo suponemos, fue hace eones de
tiempo, sucedió cuando desde DIOS emanamos cual chispa divina llamada
ESPÍRITU. Cada espíritu lo hizo con su propia individualidad y una serie de
potencialidades y atributos a manifestar en los diferentes planos o dimensiones de la
creación. El ESPÍRITU dio la forma al ALMA, el alma a su vez dio la forma a la
MENTE.
El alma necesita crecer y desarrollarse, para lograrlo toma forma en el plano físico
dotando de la mente a un feto que pasa a ser un ser humano pensante e inteligente.
Vida tras vida o encarnación tras encarnación, el alma se va desarrollando y tomando
cuerpos con personalidades cada vez más evolucionadas. Pasa después el alma a
evolucionar en cuerpos de cuarta dimensión. Finalizada la evolución en la cuarta
dimensión, el alma crece y se manifiesta en la quinta dimensión, luego, el espíritu no
necesita ya del alma y se manifiesta sin ella ni la mente en la sexta dimensión. Pasa,
por último el espíritu a evolucionar en la séptima dimensión. Manifestados todos los
atributos con los que emergió, el espíritu, nuestra realidad, retorna a DIOS con la
misión cumplida. En DIOS el espíritu no pierde la individualidad, recibe nuevos
atributos y potencialidades a manifestar. Emerge de DIOS no como una chispa divina
sino como un poderoso rayo llamado LOGOS, con la función de plasmar universos y
mundos manifestando lo preexistente en DIOS.
En nuestro actual nivel, la mente debe despertar y no manifestar tan solo entre el
0.1% y el 10% que manifiesta. La mente rige todas las funciones de la vida, lo hace
desde su nivel subconsciente. Estamos conectados a la realidad exterior por la mente
consciente. La mente consciente es la fuente de los pensamientos. Nadie puede
pensar por nosotros, así como pensemos así seremos. Somos los únicos responsables
de lo que somos. Seremos los únicos responsables de lo que lleguemos a ser.
Desde fines del siglo pasado una serie de pensadores han escrito en occidente sobre el
poder mental y la forma de pensar bien y el arte del pensamiento positivo.
Sin darnos cuenta de ello, hemos malgastado los pensamientos al emitir en nuestra
vida más de un 80% de pensamientos negativos. Tomada nota de este nuevo
conocimiento, podemos revertir la situación usando como disciplina,
conscientemente, el arte del buen pensar.
La milenaria ciencia de la salud destaca la importancia de los pensamientos en el
estado de salud y en el estado de enfermedad. Erróneos pensamientos estimulan
erróneas conductas celulares, con ruptura de la armonía y el equilibrio, siendo el
resultado final la enfermedad. Correctos pensamientos estimulan a las células a
trabajar en armonía, a recuperar el equilibrio y lograr un buen estado de salud. Hay
algunas excepciones a esta regla, son las enfermedades kármicas, enfermedades que
vienen genéticamente estructuradas en nosotros para manifestarse en determinados
períodos de la vida o cuando ciertas circunstancias sean dadas. No es fácil enfrentar
una enfermedad kármica, la actitud mental positiva frente al problema la hará más
llevadera y, si no desaparece, al menos la minimizará y nos dará la fuerza para
sobrellevarla mejor.
Una oración nos enseña a pedir así al PADRE:
"PADRE, no te pido liberes mi carga.
Sí te pido me des fuerza para llevarla mejor."
Es útil tener presente lo divino y saber que mentalmente estamos ligados a la
MENTE CÓSMICA, es útil pedir ayuda al PADRE y ayudarnos a nosotros mismos
primero, si queremos ayudar a otros.
La moderna ciencia permite comprender el mecanismo de acción de la mente sobre la
materia corporal. Se han hecho pruebas de laboratorio con personas paranormales y
se ha logrado graficar la fuerza mental que actúa en el lugar donde el sanador se
encuentra y a distancia. El mecanismo es la visualización, es decir concentrase con
los ojos cerrados en el punto hacia el que se quiere canalizar la energía y ver como
fluye esa energía desde uno hacia donde se desea que actúe.
El sistema nervioso en general y el cerebro humano en particular es el mecanismo
básico de la manifestación de la inteligencia. La neurona o célula nerviosa es la base
cerebral, hay más de 16.000 millones de ellas en nuestro cerebro, teniendo cada
neurona desde 1.000 a 500.000 dendritas o ramificaciones que le permiten
interconectarse con otras neuronas. La neurona a diferencia de otras células del
organismo no se regenera, con los años, cientos de miles de ellas van muriendo. El
cerebro pesa algo más de un kilo, desde los 20 años pierde un gramo anual, en parte
por la pérdida de neuronas que no se regeneran. Las dendritas si pueden aumentar en
cada neurona, y es en ese nivel donde debemos actuar mentalmente estimulando a
que crezcan dendritas en nuestras neuronas cerebrales, lo cual crea más y nuevos
canales de manifestación de la inteligencia creativa, y ello a pesar de la edad. La ley
de Weber-Fechner dice que la intensidad de las sensaciones varía de acuerdo con el
logaritmo de la variación de los estímulos. Un estímulo nervioso puede ser el mismo
y sus cualidades sensoriales variar significativamente de acuerdo a la intensidad del
pensamiento que lo genera. En algún lugar existe un punto en que la materia pasa a
ser mente y la mente pasa a ser materia, la mecánica cuántica ayuda a entender este
salto dimensional que ocurre en nosotros a cada instante. Con el poder de la mente
podemos influir sobre la materia de nuestro organismo, influir sobre la base de
sustentación del mismo que son las células. Cada célula está dotada de inteligencia y
vibra con cada pensamiento nuestro, cada pensamiento correctamente canalizado
armoniza el organismo estimulando los circuitos cerebrales existentes o creando
nuevos circuitos, estimulando las substancias neurotransmisoras existentes o creando
nuevas substancias neurotransmisoras que llevan la armónica energía que hemos
canalizado desde el nivel mental, transformándose en el nivel material como algo
físico.
El astrónomo y matemático francés Pierre Laplace dijo:
"Una inteligencia que en un momento dado conociera todas las fuerzas operantes en
la naturaleza y la posición respectiva de los seres que la componen, y que fuera a la
vez capaz de analizar matemáticamente todos estos datos, abarcaría en la misma
fórmula los movimientos de los mayores cuerpos del universo y de los más ligeros
átomos: nada sería desconocido para ella, y tanto el porvenir como el pasado
estarían presente en su mirada."
Y pensar que el día que logremos utilizar más del 90% de nuestra capacidad mental
seremos una inteligencia del tipo planteado por Laplace.
Sin cerebro no hay conciencia, pero la conciencia no es el cerebro. Sin cerebro no hay
pensamientos, pero el cerebro no es la fuente de los pensamientos. La conciencia, la
inteligencia y los pensamientos están estructurados en la mente humana y es el grado
de desarrollo de la conciencia el que manifiesta más inteligencia y mejores
pensamientos. Es el grado de sutileza de los pensamientos lo que activa más y más
circuitos cerebrales y un mejor conocimiento de la realidad exterior. A su vez es el
grado de manifestación de la conciencia el que nos permite interiorizarnos y
comunicarnos con la realidad interior. A mayor evolución individual son más los
puntos cuánticos por los que la mente se manifiesta en el cerebro y la percepción de
la realidad exterior es captada por la mente, recibiendo mejor entonces el alma las
enseñanzas que necesita para crecer.
Hipócrates manifestó: "Las aflicciones del cuerpo, el alma las ve claras al cerrar los
ojos."
Martín Lutero afirmó: "Los pensamientos enfermos producen enfermedades físicas,
cuando el alma está oprimida también lo está el cuerpo."
Edgar Cayce el famoso médium nacido en Kentucky en 1877 decía que en sus
estados de trance parecía estar en contacto con alguna forma de sabiduría infinita y
que toda curación proviene de DIOS: "Para curar, hay que permitir que la fuerza
vital fluya, de forma que su acción estimule y despierte cada célula del cuerpo
incitándola a cumplir su cometido."
Usemos la fuerza vital canalizándola mediante la visualización y los pensamientos
hacia el organismo y estimulando a las células, pidiéndoles que cumpla bien su labor
y así poder estar mejor y más sanos.
Los positivos resultados científicos del estudio de algunos connotados paranormales
hacen concluir a los investigadores que los fenómenos analizados y comprobados dan
la impresión de ser controlados de forma inteligente y que podría existir algún
principio físico aún no descubierto que actuara por intermedio de la mente.
La mente es como un gigantesco iceberg, sólo vemos algo que está sobre la superficie
conocida, ignorando el enorme potencial que está en el nivel de lo desconocido para
nosotros.
Olga Worral, notable sanadora declara: "Es una desgracia que en cinco mil años, este
arte no haya sido codificado y sistematizado a fin de que la ciencia pudiese
aceptarlo."
El sanador logra crear en el enfermo las condiciones que por su FE lo hacen activar
los naturales mecanismo de la sanación. Olga Worral fue estudiada en 1974 mediante
la cámara anublada, aparato inventado por físicos nucleares con el fin de hacer visible
el desplazamiento de las partículas de alto nivel de energía. Previo al examen de
Olga, los investigadores experimentaron dirigiendo con sus manos la energía al
aparato, y no pasó nada. Olga Worral puso sus manos sobre la cámara anublada, y
visualizó el flujo de energía que de ellas salía. Con estupor los científicos vieron las
ondas que el aparato mostraba, las cuales cambiaban de dirección al mover la
sanadora las manos entorno del aparato. Esas ondas tardaban ocho minutos en
desaparecer. Un segundo experimento se hizo para comprobar la capacidad de
curación a distancia de la sanadora. Estando ella a 1.000 kilómetros, y encontrándose
los gases de la cámara anublada en perfecto equilibrio, los investigadores
telefonearon a Olga para iniciar el experimento. Ella se concentró en la cámara a la
distancia de 1.000 kilómetros y se repitieron los resultados. Para Olga la
modificación de los gases de la cámara equivalía a la activación curativa de las
células. Se concluyó luego de otros experimentos con animales de laboratorio, que
algún tipo de energía curativa, desconocida para la ciencia, pasaba de las manos de la
sanadora a los organismos enfermos.
Veremos tres aspectos en los que participa la mente con diferentes poderes:
1. El sanador y su árbol milagroso.
Un grupo de estudiosos de la mente decide investigar a un conocido sanador. Los
recibe este curandero famoso y les explica que sus éxitos se deben al poder milagroso
de las hojas de un viejo árbol que hay en su patio. A cada paciente les entrega algunas
hojas explicándoles la forma de preparar un brebaje con las mismas. Analizan en el
laboratorio los científicos estas hojas y comprueban que no tenían ninguna substancia
con poderes curativos. La lógica ya les hacía suponer a los investigadores que una
misma planta no podía aliviar una serie de males diferentes. Vuelven a conversar con
el sanador y descubren que al momento de entregar las hojas a cada paciente y
explicarles como usarlas, cerraba los ojos y visualizaba al paciente preparando el
brebaje y bebiendo del mismo. Le explican al milagrero que las hojas del árbol no
tenían ningún poder curativo, que el poder estaba en él, en su mente, y se manifestaba
por medio de la visualización. Se convence este hombre de la realidad, y desde ese
día jamás pudo volver a sanar a nadie. Él creía en el árbol y esa fe en sus hojas que él
suponía curativas le permitían utilizar su natural poder de sanador por medio de la
visualización. Al tener una nueva realidad ante sí, es decir, que el poder estaba en el
mismo, no tuvo la fuerza de auto convicción y la fe para que su subconsciente
aceptara esta nueva realidad y siguiera usando su natural capacidad de sanar a otros
mediante el poder mental, el cual por falta de fe desapareció.
2. El portero sugestionado.
En un Hospital un grupo de médicos interesados en el poder de la sugestión deciden
realizar un experimento. Se ponen de acuerdo que al retirarse ese día del Hospital,
cada uno dirá al portero, con diferentes argumentos, que lo notan enfermo. Al salir el
primer médico le dice: Juanito te veo pálido hoy. El segundo médico le señala: Juan,
tú no estás bien, cuídate. El tercero le manifiesta: Hombre, que mal te ves hoy. Y así
salen los cuatro médicos restantes manifestando su preocupación por la salud de Juan
el portero. En la noche uno de los médicos es despertado por una llamada urgente del
Hospital, en la que se le informa que Juanito el portero está en la sala de terapia
intensiva, hospitalizado y gravemente enfermo. El pobre hombre tenía fe en la
opinión de los doctores y la reiterada manifestación de que no lo veían bien, lo hizo,
por sugestión, enfermarse gravemente.
3. El efecto placebo.
Cualquier persona puede, si tiene poder de convicción, sanar a más de una persona,
aunque no tenga idea de medicina. Basta que ese paciente le tenga fe y puede sanarse,
sin importar la metodología que el sanador o un charlatán utilicen. Esto queda
claramente demostrado con el efecto placebo, muy utilizado en Medicina para el
estudio de drogas medicamentosas. Supongamos que a un médico se le entregan un
grupo de envases con cápsulas que contienen una nueva droga, la más espectacular
para el tratamiento del dolor de cabeza, y se le pide que como parte de la
investigación la utilice en sus pacientes y controle la evolución de los mismos. El
médico no sabe que es un placebo, es decir, cápsulas con azúcar o un material inerte
carente de todo efecto curativo. Explica a sus pacientes, convencido de ello, las
bondades de la nueva terapia. Un significativo porcentaje de los pacientes sanará de
su cefalea, que no respondía a las terapias clásicas y sí respondió en forma casi
instantánea a esta nueva droga tan efectiva. ¿Cómo explicar esto? La fe de esos
pacientes en su médico y la confianza que él depositó en la nueva droga, es decir la
creencia del paciente y la fe del médico en la terapia, lo hicieron sanar.
La sanación y autosanación pueden considerarse una autosugestión, pueden ser vistas
como resultado de la fe en el poder mental. ¡Es un poder mental natural! Se
requiere de la certeza que se puede utilizar y del poder de autoconvicción que
tengamos, para así lograr convencer conscientemente al subconsciente que es el
encargado de dirigir la energía al nivel celular. Él actúa creando circunstancia
propicias para la curación y permite la acción natural del organismo de sanarse a sí
mismo. Para lograrlo no se necesita ser un paranormal ni un ser superior, se requiere
de la voluntad de querer sanar, de comprender que podemos hacerlo y usar los
pensamientos y la visualización para lograrlo, ayudados por una simple metodología.
Aceptemos quienes somos y una vez que lo sepamos actuemos de acuerdo a ello.
Un antiguo proverbio chino manifiesta: "El médico sabio prevé la enfermedad lejana.
El médico mediocre prevé la inminente. El médico malo cura la presente".
La acupuntura es un método médico chino. ¿Cómo supieron hace miles de años la
localización de los miles de puntos a lo largo de 12 meridianos en la superficie
corporal, y la función de los mismos? Este arte curativo está basado en el principio
taoísta del yin y el yan, o aspecto femenino y masculino de la energía vital, cuyo
equilibrio debe mantenerse si se desea conservar la salud y la felicidad. La
modificación del flujo de la energía a lo largo de los meridianos mediante agujas,
electro estimulación o láser ayuda a restablecer el equilibrio orgánico.
En la India el milenario Ayurveda utiliza 107 puntos localizados en la piel y llamados
marmas, para ayudar mediante su estimulación a la sanación. ¿Cómo supieron hace
miles de años la existencia de estos puntos, su localización, su función y la manera de
armonizarlos?
Muchas cosas no tienen explicación, me quedo con lo dicho hace 8.000 años por los
sumerios, el pueblo más civilizado surgido después del diluvio, ellos nos relatan en
las tablillas de greda precocida que se han encontrado en Mesopotamia, que
los Nefilim, venidos con sus naves del espacio, les dieron la cultura y todo su
sorprendente conocimiento.
Antes del diluvio, hace unos 30.000 años, fuimos creados en lo físico por los Nefilim
o Elohim. Ellos, nuestros creadores, al hacerlo mediante la ingeniería genética,
permitieron que jóvenes almas dotaran de la mente a esos fetos que pasaron a ser los
primeros hombres sobre la Tierra. Nos dejaron una Enseñanza celosamente guardada
por los custodios del conocimiento. Hoy los arcanos se han abierto y la nueva física
permite en parte comprender el milenario conocimiento y aplicar su Enseñanza, la
cual nos lleva al portal de la Nueva Era, en donde la humanidad dará un salto
cuántico en el que cada partícula de nuestro cuerpo pasará a vibrar en una dimensión
más sutil como lo es la Cuarta Dimensión, y en un abrir y cerrar de ojos seremos
transfigurados en un ser de luz como lo son nuestros creadores. Entonces la mente se
liberará de los límites de la materia y se expandirá en la nueva dimensión en que nos
encontraremos y así pasaremos a actuar como seres estelares.
La autosanación es parte de la Sagrada Enseñanza dejada por nuestros creadores, su
fundamento está más allá de los límites de lo conocido, está en el nivel de la mente.
En la Biblia podemos leer lo siguiente en 2 Corintios 4: 16,18:
"Por tanto, no desmayemos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va
desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día... no mirando nosotros
las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son
temporales, pero las que no se ven son eternas."
La célula es el punto de unión entre la materia y la mente, entre lo visible y lo
invisible. La célula es una individualidad inteligente que escucha nuestros
pensamientos. La célula está rodeada de un campo de energía que la ayuda a
funcionar bien, energía que podemos transformarla en positiva si así nos lo
proponemos. Hacia allá vamos en este relato.
Con el paso de los años en el cerebro se van formando nuevos canales o circuitos de
pensamiento. El cerebro no es la fuente de los pensamientos, ella está en el nivel
consciente de la mente, pero sí es el cerebro quien permite a los pensamientos
manifestarse y para manifestarlos, el cerebro crea los conjuntos de circuitos
cerebrales y las substancias químicas neurotransmisoras. Una ampolleta no es la
fuente de la luz, pero sí permite que la luz sea manifestada. Los circuitos cerebrales
están más o menos reforzados según sea la intensidad y calidad de los pensamientos.
No podemos eliminar un conjunto de circuitos negativos, pero sí podemos reforzar su
opuesto positivo, basados en que dos pensamientos antagónicos no pueden estar
presentes a la vez y que el positivo desplaza al negativo. La reiteración del
pensamiento positivo termina por apagar al pensamiento negativo y en forma natural
surge primero ese pensamiento positivo, relegándose con el tiempo a lo profundo del
olvido al pensamiento negativo.
El hemisferio cerebral izquierdo nos conecta con la realidad del mundo exterior
trabajando con los pensamientos de tipo analítico, racional, lógico y matemático,
utiliza el ritmo beta cerebral por sobre los 14 ciclos por segundo. El hemisferio
cerebral derecho nos conecta con la realidad del mundo interior trabajando con los
pensamientos de tipo creativo, artístico e intuitivo, usa el ritmo alfa cerebral de 10
ciclos por segundo.
Es por clave genética codificada en la doble hélice helicoidal del núcleo celular, que
nacemos condicionados a captar una limitada gama de las vibraciones que nos rodean
en la realidad exterior. Vemos un estrecho margen del espectro visual, escuchamos
solo cierto rango auditivo, olemos algunos olores, saboreamos limitados sabores y
nuestro sentido del tacto es limitado al captar sus sensaciones. Miremos a nuestro
alrededor y tomemos un libro que está en la mesa, es rojo con destacadas letras
negras, lo sentimos liso, y duro. Es un objeto real y absolutamente sólido. Si en ese
momento aparece un ser de otra dimensión, por clave genética programado de manera
diferente a la nuestra, su descripción del libro sería absolutamente distinta, y esa sería
su realidad.
Detengámonos en nuestra realidad: ese libro ¿es real?, ¿es sólido, rojo, de letras
negras y liso al tacto como estamos seguros que es? Para una hormiga el libro
representa una realidad exterior completamente diferente, no sería rojo, sino que
multicolor, ni liso, sino que áspero, muy rugoso y de enorme tamaño. Y ¿cómo es ese
libro para un neutrino o partícula cósmica? Es un inexistente, su conjunto de miles de
millones de átomos en nada se diferencian al del aire y pasaría sin darse cuenta a
través del libro por algo que para nosotros parece absolutamente sólido y para el
neutrino vacío. En el fondo el neutrino tiene la razón pues ese libro es un 99.9999%
de vacío. Los neutrinos no tendrían masa, ni carga eléctrica u otra propiedad física,
atraviesan a la velocidad de la luz cualquier superficie. Durante el tiempo que Ud.
Lee esta frase, millones de neutrinos han atravesado por su cabeza, para ellos un
vacío inexistente y no un sólido con contenido como lo es para nosotros.
Saber que con nuestros pensamientos formamos nuevos circuitos cerebrales que dan
lugar a nuevos módulos de pensamientos afines archivados en el nivel superficial o
profundo del computador cerebral, saber que la reiteración de un pensamiento saca a
la superficie su módulo haciéndolo de fácil acceso, saber que nadie puede pensar por
nosotros y que somos los únicos responsables de la calidad de nuestros pensamientos
y saber que podemos cultivar el arte del buen pensar, nos facilita la labor de
reprogramar la mente tan mal programada hasta ahora. El cerebro es dinámico y
puede ser transformado con nuevos módulos de pensamientos programados con el fin
de estar mejor y ser mejores. Las posibilidades plásticas cerebrales inducidas por la
mente consciente son ilimitadas y sorprendentes.
El cerebro trabaja las 24 horas del día, lo hace como un computador acumulando y
transmitiendo información. Cada pensamiento emitido pone en juego una gran
cantidad de neuronas, no temer:
¡ Jamás agotaremos su capacidad !
Son más de 16.000 millones las neuronas cerebrales, cada una con 1.000 a 500.000
dendritas o conexiones, teniendo cada dendrita la capacidad de contactarse con
cualquier otra conexión del cerebro. Todo el día las neuronas están "conversando"
entre ellas y secretando neurotransmisores o substancias químicas específicas que les
permiten "dialogar", llevar y recibir los "mensajes mentales" y conectarse con todas
las células del organismo, al pasar a la sangre los neurotransmisores que hacen
participar de este "diálogo" a todas ellas, sin importar que sean cientos de millones y
en forma casi instantánea, como lo es a la velocidad del pensamiento.
Al saber en forma consciente que es la mente subconsciente la encargada de dirigir el
"diálogo celular", y saber que con nuestros pensamientos logramos influir en la
acción del subconsciente, podemos fijar ideas que lleguen a las neuronas cerebrales y
por su intermedio a todas las células del cuerpo, dirigiéndoles mensajes de armonía,
buena salud y rejuvenecimiento, o, si hay un órgano enfermo, canalizar la energía al
mismo con el fin de ayudar a sus células a restablecer el equilibrio, la armonía y la
buena salud. Creedlo, los neurotransmisores llegarán a ese órgano con el mensaje en
la medida de nuestra fe y constancia. Si nos dicen: "no hay remedio para su
enfermedad" sabed y aceptad que no es verdad lo que os dicen, no hay remedio para
la capacidad curativa de quien os lo dice. ¡Siempre existe una posibilidad de
sanación para la inteligencia celular, cerebral y mental!
Estamos facultados para reestructurar gradualmente el orden de los módulos de
pensamientos archivados en el cerebro y para crear constantemente nuevos módulos,
reforzando aquellos de tipo positivo y relegando a lo profundo del olvido a los de tipo
negativo. Creedlo, ello es posible en la medida de nuestra fe en el propio poder
mental y la constancia tenida en su aplicación. El cerebro cambia su estructura
informática constantemente, es muy dinámico al ser su capacidad de almacenamiento
casi ilimitada, reacciona prioritariamente cuando en nuestra vida una convicción
adquiere importancia y se tiene fe en ella. Lo que más acelera la muerte de una
persona enferma es su convicción de que va a morir. Lo que más acelera la sanación
de una persona enferma es su convicción de que va a sanar.
Recordad, el cerebro es plástico y desde ahora podemos modelarlo con positivos
pensamientos, de acuerdo a nuestra convicción, fe y calidad de los pensamientos
emitidos.
Nuestra vida presente es el fruto cosechado de la vida pasada. Nuestra vida
futura será el resultado fiel de la vida presente.
El reverendo Robert Schulle, nos dice:
"¡Tu imaginación puede transformar tu apariencia física! Imagínate con los ojos
chispeantes, el rostro resplandeciente y una personalidad radiante. Entonces, mantén
presente en tu mente esa imagen y te convertirás en esa clase de persona.
La belleza está en la mente, no en la piel, tú eres tan bello o tan feo, como crees que
eres. Comienza hoy a ejercitar esta positiva imaginación. Descubrirás que los
músculos de la sonrisa se te fortalecen tanto, que tu aspecto facial se transformará
realmente.
De todas las personas no hay más que una que tenga el poder con su voto, de matar
tus sueños ¡y esa persona eres tú! Y también tienes el poder de un voto vivificante y
lleno de esperanzas, que diga sí a tus sueños.
Tu libertad de elegir una actitud positiva
es el único tesoro que Dios no permitirá que nadie te arrebate."
El biofísico estadounidense R. McConnell escribió en 1975:
"Si queremos que dentro de unas décadas siga habiendo civilización y ciencia, confío
en que físicos, psicólogos y biólogos estén dispuestos a dedicar buena parte de sus
esfuerzos a la comprensión de la energía mental y de su papel en el cerebro y en el
mundo en general."
Si no tú ¿Quién?
Si no ahora ¿Cuándo?

CONÓCETE A TI MISMO
Hace 2.500 años, un Gran Iniciado, Pitágoras, hizo grabar en el portón de entrada de
su Escuela Iniciática de Crotona, la frase en latín "NOSCE TE IPSUM". A sus
discípulos les señalaba que al conocerse y comprenderse a uno mismo se conocería y
comprendería el Universo.
En esa Escuela Iniciática de Crotona, luego de pasar una serie de duras pruebas, los
selectos discípulos recibían un nuevo conocimiento:
Somos inmortales
y nuestro origen es divino.
La divinidad del hombre pocos la vislumbraban o la aceptaban por aquellos días. Este
conocimiento y otros más, que ayudaban a expandir la mente de los iniciados, los
hacía sentirse importantes al saber cual era su origen, y comprender que en los
Universos se nos respetaba por dicho linaje. Ahora, a tan solo cinco años del
misterioso "Tercer Milenio", son pocos los que desconocen y no aceptan el origen
divino del ser humano. La gran mayoría nace ya condicionada con esta realidad. Es el
acelerado diario vivir el que nos impide tomar real conciencia de esta verdad y actuar
de acuerdo a ella.
El conocimiento es la mayor herencia que la humanidad ha recibido. Gradualmente se
nos va entregando la Enseñanza. El conocimiento no se da, se lo recibe, para
recibirlo, es necesario estar preparado. Estamos dotados para conocer, usamos, a lo
más, un 10% de nuestra capacidad mental. Los circuitos cerebrales permiten que
podamos ampliar nuestra capacidad de conocimiento a límites insospechados. Cada
nuevo conocimiento recibido, activa nuevos circuitos cerebrales latentes y nuevas
facultades mentales son manifestadas.
Pitágoras explicaba en su tetractys que el NÚMERO 10 era la clave que unía al
hombre con lo divino. ¿Qué quiso decir el Maestro con esta enseñanza? Pienso, que
gracias a la electro encefalografía y el conocimiento moderno que dice que los dos
cerebros que poseemos -es decir el hemisferio cerebral izquierdo y el hemisferio
cerebral derecho- tienen un ritmo eléctrico característico reflejado en el electro
encéfalo grama que gráfica las ondas cerebrales, y nos da la respuesta:
"El cerebro izquierdo nos conecta con la realidad del mundo exterior. El cerebro
derecho nos comunica con la realidad interior, con lo divino, y lo hace mediante el
ritmo cerebral de 10 CICLOS por segundo."
Esto quería decir Pitágoras en la Enseñanza dejada a los selectos discípulos de su
Círculo Interno:
Usad dinámicamente vuestro cerebro derecho y con su ritmo de 10 ciclos por
segundo os comunicaréis con la Esfera Superior. Al hacerlo, trascenderéis y
gradualmente os sutilizareis y entonces será activada vuestra inteligencia
creativa y discernimiento.
Al ingresar un aspirante a la selecta Escuela pitagórica de Crotona, por la primera
Iniciación que recibía, comprendía que todos los humanos somos hermanos, seres
eternos y de origen divino, en transitoria forma humana por muchas vidas con el fin
de lograr desarrollar y alcanzar y manifestar la perfección.

ERES IMPORTANTE
La fuerza curativa que hay dentro de cada uno de nosotros es la más grande que
existe para sanarse.
Hipócrates.
Deseo, antes de intentar fundamentar lo que en este escrito se expresará, manifestarte
que TÚ eres un SER muy importante, aunque lo hayas olvidado. Para que puedas
comprender esta afirmación, sin interesar para nada lo que los demás piensen de ti, o
lo que tu sientas por ti, es necesario que hagas un viaje mental a la micro dimensión
de tu universo.
Cierra los ojos y visualiza tu cuerpo. Piensa que estás guiando una nave ínter
dimensional que se desplaza por el espacio tiempo relativo. Esta nave te conducirá a
la micro dimensión de tu cuerpo. Aprecias, al achicarte, como la piel aumenta de
tamaño aceleradamente y el paisaje que ves es el de un extraño mundo lleno de
cráteres, planicies, etc. Continúa tu viaje en el que cada vez con tu nave, eres más y
más pequeño. De repente te encuentras ante un nuevo universo. Todo está obscuro y
lleno de puntos brillantes, que son como las estrellas del firmamento, tan alejadas la
una de las otras. Te diriges a una estrella de intensa luz, y la ves rodeada de planetas.
Pues bien, esa estrella en la micro dimensión, es un átomo de tu cuerpo. Son miles de
miles de billones de estrellas o átomos, cada uno separado del vecino, como un Sol lo
está del otro Sol. Nuestro Sol más cercano se encuentra a 5 años luz de distancia. El
vacío que rodea nuestro Sistema Solar es enorme. El vacío que rodea cada átomo es
enorme. Los planetas de este sol micro dimensional o átomo, son los electrones que
giran entorno a cada átomo. Contemplar este átomo -sol con sus planetas o
electrones- nos hace ahora comprender que somos en nuestra realidad física corporal
un 99.9999% de vacío, y que el 0.0001% de realidad atómica está sustentada en el
quark, que para muchos es tan solo una probabilidad matemática, un inexistente,
energía inmaterial, por decirlo de alguna manera, es inteligencia pura.
Desde esta nueva micro dimensión en que ahora estás, gradualmente te expandes en
tu nave y vez que cada átomo-sol forma parte de un conjunto de miles de millones de
átomos-soles que dan lugar a la molécula. Cada molécula forma parte a su vez de un
conjunto de millones de moléculas que dan lugar a una célula. Cada célula forma
parte de un conjunto de millones de células que dan lugar a los órganos y tejidos que
te permiten ser un existente ser humano en esta vida. En este instante tu viaje ha
finalizado.
Pues bien, ese enorme universo formado por un 99.9999% de vacío, que tú eres en lo
físico, ESTÁ REGIDO POR TI. TÚ ERES EL REGENTE DE TU PERSONAL
UNIVERSO. Universo similar al que da cabida a nuestro sistema solar con su
planeta Tierra.
¿Logras comprender esto? Inténtalo, pues es fundamental para poder aceptar lo que
luego veremos.
¡ERES IMPORTANTE! muy importante, "Sr. Regente de un universo". Con la toma
de razón de este nuevo rango, supongamos que te encuentras a bordo de una nave de
500 kilómetros de diámetro que circunda la Tierra a la espera de... y allí se te
pregunta, y tú ahora respondes lo siguiente:
Pregunta: En tu ignorancia ¿cómo has regido tu universo?
Respuesta: ¡Mal, muy mal!
Pregunta: En tu nueva sabiduría ¿cómo deseas administralo?
Respuesta: ¡Bien, muy bien!
Tu no eres tan solo ese universo corporal que riges. Eres aquello que permite a tu
cuerpo ser, y que ese conjunto de millones de átomos que forman cada una de los
millones de moléculas, sean parte de lo vivo al permitir en su conjunto dar forma a
cada una de los miles de millones de células, células que pueden, por tu energía,
existir y manifestar su inteligencia y sabiduría. Estás dotado de la Mente, la Mente
recibe la energía desde tu Alma, tu Alma es gracias a tu Espíritu que es eterno. Eres
un ser eterno.
Al estar dotado de la Mente, eres ahora el fruto de lo que has pensado, y serás el
resultado de lo que desde hoy pienses.
Es bien sabido que una mascota hogareña como lo es un perro, al recibir cariño y
nuestros positivos pensamientos vive más y mejor. Es bien sabido que las plantas del
hogar son el fruto de los pensamientos que hacia ellas tengamos.
El poder de nuestros pensamientos es enorme. Podemos dialogar con nuestras células,
sin importar los millones que sean, ellas reciben nuestros pensamientos y reaccionan
de acuerdo al nivel vibratorio de los mismos.
¿Por qué no comenzar desde este instante a tratar con cariño a nuestras
células?
¿Por qué no dialogar con ellas y juntos programar una buena salud y
rejuvenecimiento?
Las bases de estos interrogantes son expuestas en los diferentes capítulos que ahora
lees. La idea es llegar a comprender nuestra realidad existencial. Comprender el nivel
celular de nuestro organismo. Comprender el poder de los pensamientos, y saber que
somos los únicos responsables de lo que pensamos pues nadie puede pensar por
nosotros.
Al asumir nuestra responsabilidad estamos aceptando que podemos canalizar la
energía mental en beneficio de nuestra salud, en beneficio de los demás, en beneficio
de la naturaleza y en beneficio del universo. Así de importantes somos. Pero no
seamos soberbios, y humildemente aceptemos que DIOS nos ha dado este poder con
el fin de crecer mejor, con el fin de armonizarnos con nosotros mismos, con los
demás, con la naturaleza y con el universo.
Has finalizado el viaje que te permitió conocer en lo físico la micro dimensión de ti
mismo, y maravillarte por lo que en realidad eres al contemplar el universo que te
forma, y tu riges. Iniciarás a continuación un nuevo viaje, lo harás hacia la macro
dimensión del universo. Gracias a tu nave comienzas a expandirte, sutilizarte y
crecer. Creces cada vez más. La Tierra rápidamente se aleja y achica, la ves como un
electrón girando en torno de su átomo, al igual que lo apreciado en el viaje hacia la
micro dimensión. Contemplas el conjunto de millones de soles que dan lugar a la
galaxia que se achica. Ves el conjunto de millones de galaxias que dan forma a la
hipergalaxia. Aprecias, al seguir creciendo, como el conjunto de millones de
hipergalaxias forma... sin darte cuenta, termina el viaje.
¿Qué pensarías si al finalizar este viaje de crecimiento, donde termina la macro
dimensión, apareces en el mismo sitio en que te encontrabas al emerger de la
micro dimensión?
Deseo responder a esta posibilidad manifestando una idea personal. Sin ser físico, ni
matemático, ni astrónomo, ni cosmobiólogo, puedo afirmar, a pesar de la opinión que
por ahora tengan los doctos científicos, lo siguiente:
"El punto donde termina lo infinitamente pequeño es el mismo punto en donde
comienza lo infinitamente grande. El punto donde termina lo infinitamente grande
es el mismo punto en donde comienza lo infinitamente pequeño."
Este concepto puede ser considerado absurdo, pues no creo que la física cuántica ni
ninguna ciencia humana logren dilucidar. Ese punto está más allá del humano
entendimiento. Ese punto como espíritus nos hizo emerger de DIOS y por él nos hará
retornar como espíritus a DIOS.
El ayer no es más que un sueño, el mañana
no es más que una visión, pero el presente
bien vivido hace de cada ayer un sueño de
felicidad y de cada mañana una visión de
esperanza. Por lo tanto, prestemos atención
a este día, el día de hoy.
Proverbio sánscrito.
UN NUEVO DIÁLOGO
Al aprender a manejar un auto, y hacerlo bien, ¿es acaso necesario que seas un
experto ingeniero mecánico automotriz? No, no lo es.
Para caminar, y hacerlo bien, ¿fue acaso necesario haber sido un experto conocedor
de la fisiología esqueleto-muscular? No, no lo fue.
Para poder ver una rosa roja y apreciar su belleza, ¿es acaso necesario que seas un
experto neurofisiólogo? No, no lo es.
Manejas tu auto, caminas y puedes apreciar la belleza de una rosa roja, sin necesitar
conocer lo que intrínsecamente te permite hacerlo. Lo haces porque tu cerebro y
mente aceptan que puedes hacerlo. Están retro alimentados con la idea que puedes
lograrlo. Estamos condicionados para aceptar como real lo que nuestros sentidos nos
hacen creer que es real.
No necesitas ser un Nefilim extraterrestre o un ser interdimensional para que puedas
lograr dialogar con los miles de millones de células que son la base inteligente de tu
organismo. Estamos capacitados para reprogramar la mente en forma positiva y
lograr fijar como meta el sentirnos mejor, tranquilos y más jóvenes.
JUVENTUD TRANQUILIDAD Y BUENA SALUD ES LA META.
Basta que sepas que ello es posible, que te convenzas que puedes lograrlo, y lo
lograrás al retro alimentar tu mente subconsciente con los pensamientos
conscientemente programados con el fin de estimular a cada célula del organismo
para trabajar en armonía, cumpliendo con su correcto código genético celular. En el
nivel cuántico de la micro dimensión, la energía canalizada desde el nivel
subconsciente de la mente, estimula el cerebro, activa circuitos latentes creando
conjuntos de ellos en forma de módulos definitivos que son archivados y según sea la
reiteración de los mismos, más fácil será su uso, el que puede llegar a ser un hábito,
esta vez un hábito positivo. La energía mental da lugar además en el plano físico del
organismo, a nuevos neurotransmisores que ayudarán a lograr tus propósitos.
No es útil intentar dialogar con cada una de las célula en forma individual, son miles
de millones y necesitarías millones de años para lograrlo. Si, puedes conversar a la
vez con el conjunto de miles de millones de células que dan lugar a un órgano, y con
el total que forma el cuerpo físico; es decir podemos dirigirnos a las células en
general y a las de algún órgano en particular, aplicando en nuestra mutua
colaboración un dicho popularizado en el famoso libro "Los tres mosqueteros" que
dice:
UNO PARA TODOS, TODOS PARA UNO.
Hay un amigo fiel, noble y leal que espera que lo cuides y trates con cariño, que
espera recibir de ti positivos pensamientos para lograr vivir más y mejor y ayudarte
de esa manera a que tú vivas más y mejor. Ese amigo es cada una de tus células. Cada
una de los miles de millones de células que te dan la forma física, es inteligente y
responde a tus pensamientos. En el conjunto que tú eres, el Espíritu hace llegar
la FUERZA al Alma, el Alma la pasa cual transformador a la Mente que la recibe en
el nivel de la Supramente. La Supramente la dirige al nivel Subconsciente el cual la
distribuye mediante un salto de tipo cuántico en todo el organismo, por intermedio
del cerebro, permitiendo con su energía vital que cada célula pueda vivir, crecer,
desarrollarse y multiplicarse. Cada pensamiento al instante de ser emitido ya es
recibido por cada una y todas nuestras células. Cada pensamiento es inmaterial y pasa
a ser material en el cerebro que, mediante los sentidos comunica a la mente con el
mundo material. Las percepciones cerebrales pasan cuánticamente al nivel de la
mente.
Como metodología de sanación dialoguemos con nuestro organismo, canalicemos la
poderosa positiva energía que todos tenemos, guiándola mediante los pensamientos.
Cada mañana pidamos a nuestras células que juntos trabajemos en armonía por
nuestra meta que es sentirnos mejor, tranquilos y más jóvenes.
Si hay un órgano enfermo visualicémoslo viéndolo cada día mejor, sintiendo al
hacerlo como la energía fluye hacia ese órgano ayudándolo a sanarse. Pidamos a
todas las células que auxilien al órgano enfermo. Imaginar cómo la fuerza de
sanación se concentra en el órgano afectado y estimula a cada una de sus células a
recuperar el equilibrio y la armonía. Si estamos bajo algún tratamiento médico, por
ningún motivo dejarlo, sí reforzarlo con la visualización sintiendo los beneficios de la
terapia que se nos ha indicado.
Tiene que haber un punto en el que la energía mental, que es inmaterial, pasa a ser
material en nuestros circuitos cerebrales, formando esa energía nuevos circuitos
cerebrales y los neurotransmisores. Ello corresponde a un salto cuántico
interdimensional. Ese punto para algunos científicos estaría en el nivel de
los microtúbulos que como una red rodean a la neurona o célula cerebral.
Morir es un salto interdimensional de tipo cuántico, en el que al dejar de recibirse por
parte del cuerpo la energía que proviene del YO SUPERIOR, las células pierden la
vitalidad, mueren y el organismo se transforma en una masa inerte que entra en
rápida descomposición, mientras nosotros, que somos inmortales, despertamos en la
realidad del nivel superior, realidad más sutil en todo sentido, y lo hacemos sin perder
la individualidad, como parte de nuestro crecimiento y evolución, asimilando allí
todas las positivas experiencias tenidas en la escuela de la vida. En nuestra
ascendente evolución cada vida es un nuevo curso para el desarrollo del Alma.
Nuestra conciencia normal al estar despiertos,
o conciencia racional, como la llamamos, es
tan sólo un tipo particular. Alrededor de ella,
separados por la más tenue de las capas,
yacen formas potenciales de conciencia
totalmente distintas. Podemos pasar la vida
sin sospechar su existencia; sin embargo,
al aplicar el estímulo necesario, estarán de
inmediato, en su totalidad.
William James.
Quien desea conocer la verdad debe ser
veraz consigo mismo y capaz de verla,
sin estar satisfecho con las descripciones
que sobre ella recibe de otros.
Paracelso.
A la facultad de conocer y de comprender se la llama inteligencia, considerándose
como persona inteligente al sabio, al erudito y al instruido. Se usan tests psicológicos
que miden la inteligencia y ellos marginan a un importante grupo de personas de la
categoría de seres inteligentes al mostrar sólo algunos de los múltiples parámetros de
la inteligencia.

INTELIGENCIA
De un texto de Gonzalo Casino publicado en la revista "Muy interesante" he tomado
ideas que he trasvasijado en este pequeño subcapítulo, dado que es útil reforzar el
concepto de inteligencia, si estamos hablando un nuevo lenguaje en el que se dice que
al ser nosotros un 99.9999% de vacío, ese vació corresponde a inteligencia, y que
cada una de los miles de millones de las células de nuestro cuerpo es inteligente, y
que toda la manifestación de la vida es inteligencia pura. Nosotros estamos dotados
de inteligencia creativa, con dicha inteligencia podemos crear desde nuestra mente
consciente una mejor vida armónica en el organismo, lo que latamente repito en este
escrito.
El filósofo experto en la inteligencia humana, José Antonio Marina expone que:
"Lo que pensamos sobre la inteligencia es lo que pensamos sobre nosotros mismos, y
lo que pensamos sobre nosotros mismos es una parte real de lo que somos, también
es función de la inteligencia crear la información e inventar las metas, suscitar,
controlar y dirigir las propias actividades mentales, la inteligencia humana es la
inteligencia animal transfigurada por la libertad. No hay inteligencia. Hay un mirar
inteligente, un recordar inteligente, un imaginar inteligente, y así todo lo demás".
No hay acuerdo entre psicólogos, biólogos, físicos, neurólogos y psiquiatras en
cuanto a la inteligencia, aceptan atributos que tienen que ver con ella, como lo es la
habilidad para resolver problemas nuevos, la lucidez, la planificación, la facilidad
para adquirir nuevos conocimientos, la abstracción y la capacidad de adaptación.
Existe la inteligencia académica, pero además existen muchas otras habilidades,
como la de tocar música, pintar, practicar algún deporte, ser un buen funcionario y
saber vender.
El sabio suele destacar por su rapidez y facilidad para manejar varias ideas a la vez.
El científico británico Christopher Evans definió la inteligencia como:
"La capacidad de reaccionar de manera rápida ante los cambios del medio, de
valorar las posibles soluciones para cada cuestión y de percibir nuevas relaciones
entre los aspectos de un problema".
El psicólogo suizo Jean Piaget decía:
"La inteligencia es el complicado rodeo que damos cuando no sabemos qué camino
tomar".
Allen Newell dedicado a la inteligencia artificial considera que:
"La sabiduría se caracteriza por la utilización de conocimientos para la consecución
de una meta".
William Calvin, físico y neurólogo norteamericano expresa:
"Nunca habrá un acuerdo universal sobre una definición de la inteligencia, porque
es un vocablo abierto, lo mismo que ocurre con la conciencia".
Se han descrito más de 200 factores de inteligencia, los que se corresponden con
distintos tipos humanos, todos ellos pueden agruparse en siete grandes aptitudes, a
saber: verbales, numéricas, espaciales, mnemónicas o relativas a la memoria,
perceptivas, lógicas y psicomotoras. Todas estas aptitudes no son inteligencias
distintas sino manifestaciones de la inteligencia.
Para el psicólogo Robert Sternberg:
"Aparte de la inteligencia que miden los tests, de tipo cognitivo, hay otras dos como
lo son la social que hace referencia a la capacidad de adaptación al entorno, y la
experiencia o aptitud para sacar partido de la experiencia cuando el individuo se
enfrenta a nuevos problemas".
El psicólogo Howard Gardner señala que:
"La inteligencia es un conglomerado de siete aptitudes distintas, tres de ellas -verbal,
lógica-matemática y espacial- se corresponden con las tradicionales inteligencias
académicas, pero además está la inteligencia musical, la intrapersonal que es la
capacidad de autocomprensión, la interpersonal o aptitud para comprender a los
demás, y la corporal cinética que es la habilidad para los movimientos corporales
complejos".
La ventaja de esta moderna clasificación de la inteligencia está en que no es difícil
dejar de encontrar una categoría que corresponda a cada uno de nosotros, y gracias a
ello descubrir que, a pesar de lo que digan los tests que a tantos han descalificado,
todos somos mucho más inteligentes de lo que suponemos o de lo que los tests
puedan indicar.
En 1923 Böring afirmó:
"La inteligencia es lo que miden los tests de inteligencia".
Un año antes de ingresar a la Escuela de Medicina, tuve en suerte hacer el primer año
de Psicología con el profesor Bèla Szèkely, un sabio, creador en Austria de la escuela
"psico somática espiritual", fundador de la carrera de Psicología en la Universidad
Católica de Santiago. Al estudiar los tests que medían la inteligencia, pude, en ese
entonces, (1953) apreciar que no eran fiables y no se podía rotular por sus pautas de
cociente intelectual a una persona como genio o como idiota.
Ulric Neisser psicólogo sostuvo en 1973:
"La inteligencia académica que miden los tests poco o nada tienen que ver con la
inteligencia que conduce al éxito en la vida real".
Seymour Epstein afirma:
"El cociente intelectual en la vida tiene muy poco de común. Lo bien que la gente
domine sus emociones determina la eficiencia con que pueden emplear sus
habilidades mentales. Por ejemplo, si alguien tiene facilidad para resolver
problemas en la quietud de su despacho pero le es imposible hacerlo en grupo,
entonces será muy ineficaz en muchas situaciones".
Sternberg ante la actual diversidad de opiniones sobre la inteligencia comentó:
"¿Cómo se puede medir algo que no se sabe exactamente lo que es? Está claro que
para evaluar la inteligencia nada sería más práctico que una buena teoría".
Pienso que nadie es débil mental, al que así se lo considera, es en realidad un
minusválido cerebral, cuyos circuitos neuronales por diferentes causas orgánicas, al
estar dañados o interrumpidos, impiden la manifestación de la mente en un grado que
consideramos normal. Todos en lo mental somos potencialmente super genios. No
todas las personas que destacan en la vida tienen un alto cociente intelectual. No
todos los que poseen un alto cociente intelectual destacan en la vida.
En su libro "La mente humana" José Luis Pinillos en el último capítulo manifiesta lo
siguiente:
"Las cosas, todas las cosas, son ellas y sus relaciones. Por eso supone un error
considerar que la mente del hombre actual funciona del mismo modo que la de otras
épocas. La televisión hace que, en un cierto sentido nuestra imaginación sea cada
vez más reproductiva. Esto es, se halle más determinada por las imágenes que
depositan en nuestro cerebro los medios de comunicación: la televisión, el cine, los
vídeos, las revistas ilustradas. Acontece que estas imágenes son tantas y tan
heterogéneas, ponen al espectador en contacto con paisajes tan distantes y distintos
que el resultado no es una simple mimesis, un mero reflejo de lo que aparece en
pantalla. Bajo el fuego incesante de una información cosmopolita, las antiguas
concepciones del mundo y de la vida han saltado hechas añicos, han perdido su
carácter monolítico y, en definitiva, han dado paso al culto de la diferencia que es lo
que impera actualmente en la vida. Pero no es sólo eso. La televisión ha alterado la
propia noción de realidad, ha conseguido lo que habría maravillado a un Aristóteles,
a saber: manejar la forma de las cosas, sin su materia, jugar con la pura similitud de
lo real. Todo cuanto se diga es poco para calibrar la envergadura, las repercusiones
de este juego de manos ontológico. La propia impresión de realidad puede ser objeto
de montajes que rompen las barreras del discernimiento. Las motivaciones, el
pensamiento, la imaginación de nuestro tiempo se halla en manos de la midioklatura.
La pantalla del televisor es el púlpito desde el que se predica a todas horas una
imagen del mundo y de la vida de la que está empapada nuestra mente. Yo sigo
siendo yo y mi circunstancia, desde luego, pero mi circunstancia está dejando de ser
mía, porque su imagen me la componen los mass media. Como especie hemos
recorrido un largo camino, las posibilidades de la ciencia parecen ilimitadas, y
excitan la mente de intelectuales, artistas y escritores, y también de los propios
protagonistas de la aventura científica. La sabiduría humana se mueve entre dos
enigmas que parecen indescifrables por principio; a saber: el misterio del primer
origen de todas las cosas y la estremecedora incógnita del último fin. Es, pues, entre
los límites insalvables de ese enigma, donde seguirá la mente humana afanándose
--esperémoslo-- por cuidar de la vida y perfeccionarse a sí misma".
Si no tú ¿Quién?
Si no ahora ¿Cuándo?

MILAGROS
Son muchos los casos de sanación o de otro tipo, que superan la interpretación
científica, y ante la imposibilidad de darles una racional justificación, algunos los
llaman milagros.
El Diccionario Católico nos entrega la siguiente definición de milagro:
"Hecho extraordinario, por encima de las leyes y del orden de la naturaleza, obrado
por intervención de Dios."
Para el investigador de la parapsicología Hans Bender "los milagros en sentido
estricto son infracciones a las leyes de la naturaleza".
San Agustín sabiamente sentenció:
"El milagro no acontece en contradicción con la naturaleza, sino en contra de
cuanto nosotros sabemos de la naturaleza".
Aloys Wenzl escribió:
"La palabra milagro se emplea ciertamente en sentidos muy diferentes. 1) El milagro
es un acontecimiento que en principio no se explica por las leyes naturales, sino que
frente a las mismas representaría una excepción de índole peculiar. 2) Milagro es un
suceso destinado a la realización de un sentido o fin sobrenatural no alcanzable por
el individuo ni por la comunidad humana, y que se atribuye a Dios como autor."
El Papa Benedicto XIV expresó:
"Llamamos milagros mayores a los que superan a las fuerzas de toda la naturaleza
creada, y milagros menores los que sólo superan a las fuerzas de la naturaleza
corpórea y visible."
Actualmente, en el ámbito teológico, se reconoce cada vez con mayores argumentos,
en especial a la luz de la nueva ciencia, que:
"Muchos de los fenómenos que hasta ahora se explicaban como sobrenaturales, son
simples procesos naturales; y que no es milagro todo lo que antes se tenía como tal."
A pesar de la opinión de los científicos y de los teólogos modernos, los casos
inexplicables abundan. Como muestra veremos siete de ellos.
1. El rayo milagroso.
A Edwin Robinson, de profesión camionero, un accidente a los 53 años de edad lo
dejó ciego y casi completamente sordo. Su ceguera fue considera como un caso
médico irrecuperable. Habían pasado 9 años del accidente que lo dejó ciego y casi
sordo, cuando un día, a pesar del tiempo amenazante, decide dar el habitual paseo
cerca de su casa campestre. Se coloca el audífono en su oreja derecha, toma el bastón
de aluminio y mientras pasaba junto a un gran álamo, un rayo cae sobre él dejándolo
tendido en el suelo y sin sentido. Transcurridos unos veinte minutos reacciona y
descubre con sorpresa e incredulidad que podía ver, y lo hacía mejor que antes del
accidente, además se da cuenta que había recuperado totalmente su capacidad
auditiva.
Su oftalmólogo dijo: "No sé como explicarlo, es un milagro. La recuperación es de
tipo permanente."
Un mes después del accidente con el rayo, que a otro ser humano hubiera
desintegrado, nota que el pelo le estaba creciendo sobre su calvicie que tenía desde
los 30 años de edad y era de tipo hereditario. Es conveniente recalcar que el rayo
redujo a cenizas el audífono que estaba en la oreja de Edwin Robinson al igual que al
álamo que estaba junto a él cuando "recibió" el misterioso rayo sanador.
2. El hombre que recuperó su pierna amputada.
Pienso que uno de los casos más impactantes es el de un hombre que en España, hace
más de 400 años, iba en su carreta, se cae, le pasa la rueda por encima de su pierna
derecha, se le gangrena y para salvarle la vida deben amputársela por sobre la rodilla.
Al quedar inválido se dedica a vivir de la limosna. Todos los días oraba a la virgen de
su pueblo. Los dolores del muñón a veces eran insoportables. Amargado y
avergonzado decide volver a su casa, donde es recibido por sus padres. Una noche en
que el dolor era intenso, ora con fervor pidiendo ser liberado de tanto sufrimiento.
Una intensa luz lo rodea, llena la pieza en que se encontraba y cae en profundo sueño.
Al despertarse se siente aliviado de su dolor y con una sensación de buena salud que
hacía años no disfrutaba, se va a levantar y sin poder creerlo comprueba que tiene
nuevamente su pierna derecha completa. A pesar de ella haber sido amputada por
sobre la rodilla hacía algunos años, en la noche le había crecido, recuperando su
estado normal. Este "milagro" quedó registrado y es un clásico en la sanación.
3. El diente de Buda.
Un joven sacerdote chino decide ir a la cuna del budismo con el fin de aprender la
enseñanza y difundirla en China. Al partir su madre le pide que le traiga una reliquia
de Buda. Pasan algunos años, termina su aprendizaje y el sacerdote regresa a China.
En el camino recuerda lo que su madre le había solicitado, ve al lado del camino un
perro muerto y le saca un diente que envuelve en un pañuelo de seda que un lama
tibetano le había obsequiado. Llega a su casa y es recibido con gran alegría por sus
familiares. Entrega a su madre la "reliquia", ella respetuosamente la pone sobre la
mesa central, el sacerdote le dice que debe recorrer China impartiendo la enseñanza.
Después de un tiempo vuelve a su hogar como descanso de la misión que deberá
continuar, lo hace decidido a decirle a su madre la verdad sobre el diente sacado a un
perro muerto. Le llama la atención la cantidad de gente que en actitud de oración está
frente a su casa, y la poderosa luz que de ella emergía. Al ingresar ve en la sala
principal al diente de Buda, radiante, emitiendo una luz intensa que no molestaba a la
vista y contempla a su madre que junto a otras personas estaban orando ante lo que
ellos con fe pensaban era una auténtica reliquia de Buda. ¿Quién le creería ahora si
les decía que no era un diente de Buda, sino el de un perro muerto? ¿Qué bien haría
con decir la verdad? En silencio se retira y parte a cumplir su misión religiosa,
guardando con él su secreto y pensando en que Buda era milagroso de verdad.
4. La super mujer.
Era de noche y una madre conducía su automóvil acompañada por su hijo. Se trataba
de uno de esos pesados y grandes automóviles de los años 50. En una curva resbala el
vehículo y luego de varias volteretas quedan volcados junto al camino. Adolorida sale
del auto la madre y con terror ve que su hijo está aplastado bajo el pesado coche. Sin
pensarlo, hace lo que consideró en ese instante de desesperación lo más lógico para
salvar a su hijo; levantar el pesado auto. Y lo hizo, sin darse cuenta, con una fuerza
sobrenatural. Por un instante fue una super mujer al levantar el pesado auto como si
fuera un paquete del supermercado, y permitió así al joven salir de debajo del auto
que lo aplastaba y salvarse.
5. Leslie Lemke.
Este relato que tuve en suerte leer en la revista "Selecciones" y después ver dos veces
en la televisión, lo he llamado "Un milagro de amor". En un hospital de los EE.UU
nace el año 1950 un niño hijo de un humilde matrimonio, el que fue abandonado por
sus padres al enterarse del diagnóstico de recién nacido. Nació como un niño vegetal,
sin ojos, con parálisis cerebral, con cerebro atrofiado, padecía un marcado retardo que
le impedía vivir por sí mismo. Estaba condenado a morir apenas fuera desconectado
de los aparatos que lo mantenían artificialmente con vida. Carecía de reflejos y no
podía reaccionar a los estímulos. May Lemke era una menuda mujer de 50 años que
ya había educado a todos sus hijos y como dama de rojo colaboraba en el Hospital, se
interesó por el niño abandonado. Pidió autorización para llevarlo a su casa luego de
consultarlo con su marido, se le dijo que moriría a las pocas horas pues era imposible
que viviera. Insistió y pudo llevarlo. Los médicos no se explicaron cómo el niño,
bautizado como Leslie Lemke, siguió viviendo. Ese hecho ya fue sorprendente. Lo
cuidó en forma abnegada brindándole amor. Tenía 16 años Leslie cuando pudo
moverse un poco por primera vez gracias a los esfuerzos de May. A los 18 le compran
un piano para estimularlo. La pequeña May con mucho esfuerzo lograba sentar a
Leslie frente al piano, era un joven de gran altura y peso, carente de toda actividad, al
no tener casi cerebro vivía absolutamente desconectado del mundo. May hacía apoyar
al gigantón vegetal las manos sobre las teclas del piano. Al cumplir los 19 años de
edad, Leslie no caminaba, no hablaba, su vida era ausente y pasiva. Una noche, a las
tres de la madrugada, se escucha una música en el hogar de los Lemke. May pregunta
a su marido si la radio se había quedado encendida. Baja del dormitorio del segundo
piso a la sala del piano y casi cae desmayada por la impresión al encontrar a Leslie
sentado frente al piano tocando magistralmente el Concierto para piano N°1 de
Tchaikovsky. Allí, ante ella estaba el MILAGRO que por 19 años había pedido: Un
ser vegetal, sin ojos, casi sin cerebro, un vegetal, bruscamente había despertado y por
sí mismo se levantó, caminó, se sentó enfrente del piano y ejecutó un difícil concierto
que alguna vez había escuchado pasivamente en la radio. Desde ese día todo cambió
aceleradamente en la vida de los Lemke, los progresos de Leslie fueron constantes.
Hoy camina, baila, habla de manera coherente y fluida, puede llorar, canta
maravillosamente y da conciertos y conferencias con el fin de reunir fondos en favor
de los niños mentalmente minusválidos. En una entrevista se le preguntó:
¿Qué es para ti la música?
Respondió: "La música es amor."
Luego se le dijo ¿Cuál es tu oración favorita?
Señaló: "Amada creación, en el nombre de Jesucristo te agradezco todas las cosas
buenas que haces por mí."
6. Los dos borrachos levitadores, o voladores.
Dos amigos alcohólicos crónicos, luego de una borrachera más, envalentonados
suben a la terraza del edificio del bar que estaba sobre el séptimo piso. Alegres y
animados conversan, deben apoyarse el uno en el otro para caminar. Sin darse cuenta
caen de la terraza hacia la calle. Un grupo de personas que transitaba por la calle, ve
caer de la altura a los dos hombres, piensan que al estrellarse contra el pavimento los
encontrarán destrozados y muertos, con sorpresa los ven levantarse, y seguir
animadamente conversando, caminando apoyados el uno en el otro, como si nada
hubiera pasado. Se llama una ambulancia, pese a la protesta de ambos borrachos son
conducidos al Servicio de Urgencia, el diagnóstico médico fue de alcoholismo agudo
y nada más. Ninguno de los dos presentaba el más mínimo daño físico pese a su caída
sobre el pavimento desde una altura de siete pisos.
Preguntas ¿con o sin respuesta?
¿Qué hizo crecer, luego de varios años la pierna amputada, cuyo muñón producía
intenso dolor, dejándola igual que antes de ser amputada?
¿Qué energía hizo que un diente de perro, considerado el diente de una divinidad por
un grupo de gente, se transformara en un objeto radiante, cuya intensa luz rodeaba la
casa en donde se encontraba guardado como objeto de culto?
¿De dónde sacó fuerzas una joven madre para levantar un pesado auto volcado y así
lograr salvar a su hijo?
¿Cuál fue la razón para que se activaran las escasa células cerebrales de Leslie Lemke
llevándolo desde un ser vegetal a lo que ahora es?
¿Qué fuerza antigravedad permitió a ambos amigos borrachos levantarse
tranquilamente del pavimento y continuar su amena charla, luego de caer de la altura
de un edificio de siete pisos, sin sufrir daño alguno?
¿Cómo puede un rayo que dejó en cenizas el audífono y un árbol, no tan solo no
causar daño a una persona que tenía puesto el audífono y se encontraba al lado del
árbol, sino que hacerlo misteriosamente recuperar la visión que lo tenía como ciego
irrecuperable, la audición que estaba dañada en alto porcentaje, y que con una
calvicie hereditaria le volviera a crecer el pelo?
La mente es más poderosa de lo que suponemos. Utilizamos tan solo un 0.1% a 10%
de su capacidad, en ese 90% restante existen potencialidades que superan nuestra
imaginación. De vez en cuando alguna de ellas es activada, siendo sus resultados para
muchos un milagro, al no poder encontrar otra explicación de lo sucedido. La
autosanación no es un milagro, cada día tenemos más y mejores argumentos que nos
permiten usar conscientemente esa facultad mental.
En el caso del rayo no habría participación mental, en los otros sí, ya sea de manera
directa o como intermediación de otra mente superior a la humana, mente que para
actuar debe hacer sintonizar su energía con la mente humana del receptor, la cual pasa
al organismo dando lugar a un "milagro". Si esa mente existe ¿Quién es? ¿Dónde
está? ¿Participa acaso de los reales milagros?
7. El caso del niño ciego incurable.
A la edad de un año, Gerard Baillie fue operado de ambos ojos por una grave
coriorretinitis que lo dejaría ciego. Se produce una infección ocular postoperatoria y
el niño quedó ciego. Se le internó en una institución para niños invidentes. En 1950, a
la edad de tres años y medio, su madre que no perdía las esperanzas que Gerard
volviera a ver, lo llevó en peregrinación al Santuario de Lourdes. Caminaban entre la
tercera y la cuarta estación del vía crucis, iban tomados de la mano, cuando el niño
comenzó a ver. Corre su madre con él a la oficina médica del Santuario y el Dr.
Lauret constató que el niño efectivamente podía ver. Lo llevan de inmediato a un
médico oftalmólogo quien certifica que el niño veía y al examen de fondo de ojos
comprueba que ambas retinas estaban completamente dañadas por la coriorretinitis, y
las papilas de ambos nervios ópticos indicaban que estaban totalmente alterados, esto
hacía imposible que Gerard pudiera ver, y sin embargo desde hacía algunas horas
veía. Pasaron dos años y nuevos exámenes oftalmológicos demostraron que las
retinas de ambos ojos se habían regenerado completamente al igual que los nervios
ópticos dañados. Conviene recordar que un tejido nervioso como la retina y la papila
del nervio óptico no se regeneran. La ciencia médica emitió su veredicto: "Se trata de
una curación médicamente inexplicable." Para los oftalmólogos el hecho que un niño
invidente, con ojos "muertos" por la coriorretinitis severa y la infección secundaria
post operatoria, recuperara la visión y sus tejidos nerviosos dañados y muertos fueran
reemplazados por nuevo tejido altamente especializado como el de la retina y la
papila óptica, es algo completamente "inexplicable".
Una imagen poderosa fijada en la mente, real o irreal, si es fuerte y se tiene en ella
profunda fe, se materializa como realidad en el plano físico.
Este es uno de los pilares de la programación mental y la autosanación.
La mente en la que se logra formar una nítida imagen que se acepta como real, o a la
que con fe se le da una idea que así sucederá, moviliza una fuerza o energía que
cuánticamente pasa por intermedio del cerebro al plano físico, actuando ya sea en
beneficio del propio organismo o en beneficio de otras personas, produciendo
sanaciones a veces realmente sorprendente con recuperación de órganos y
regeneración de tejidos; o hacer que un objeto inerte se transforme en radiante; o dar
una fuerza sobrehumana a una débil madre para salvar a su hijo; o generar una
misteriosa fuerza antigravedad (la levitación de los trances de los místicos vence la
ley de gravedad) a dos borrachos que estaban convencidos mientras caían del 7° piso,
que seguían caminando naturalmente por la terraza del edificio; etc. etc. etc.
La ciencia médica, aunque sea a regañadientes, acepta que la mayoría de las
enfermedades tendrían como base un desequilibrio entre la relación mente-cuerpo, y
que una actitud mental positiva por parte del paciente favorece la terapia y es
fundamental para una correcta sanación.
Por naturaleza al ser humano le cuesta aceptar un nuevo conocimiento, abundan en la
historia los mártires, quienes por defender una idea considerada hereje o satánica para
la época, terminaron sus días en la "santa hoguera", ideas que hoy son aceptadas
como lógicas y naturales. Son muchos los investigadores que debieron soportar las
burlas de sus colegas y el desprestigio científico por postular un nuevo conocimiento
que hería al dogmatismo científico y que hoy es aceptado como válido y su
aplicación ha permitido el progreso de la ciencia.
Lo peor es cerrase a un nuevo conocimiento por fanatismo, flojera mental,
fundamentalismo o dogmatismo. Hace miles de años un grupo de sabios de Oriente
recibió la enseñanza de nuestros creadores, ese conocimiento fue celosamente
guardado para nuestros días. El hombre usaba prioritariamente el cerebro derecho, lo
hacía de manera pasiva, gradualmente se manifestó el cerebro izquierdo que desplazó
al derecho, dinámicamente fuimos conectados con la realidad exterior y velados a la
realidad interior. Se ha llegado a un nivel en que algunos en Occidente, por sí mismo
y porque así lo desean, reactivan el cerebro derecho, con lo cual voluntariamente van
a la realidad interior, logrando un equilibrio entre ambos cerebros, que es la meta de
nuestra evolución actual. Sabios de Oriente reciben la misión de traer a Occidente la
Enseñanza guardada, lo hacen pues a la luz de nuestra evolución, de la nueva física y
la nueva ciencia, ese milenario conocimiento será comprendido y ayudará en el
despertar de la mente de la Humanidad. La autosanación es parte de ese
conocimiento. ¿Si sus fundamentos son tan simples y la metodología tan sencilla, por
qué no sacrificar a diario un poco de tiempo destinándolo al despertar mental?
Si nuestro médico nos ha dejado una terapia, NO ABANDONARLA para iniciar
alegremente la autosanación que consideramos la última palabra en el arte de curar.
Hacerlo sería un error e irresponsabilidad, SÍ PODEMOS, ADEMÁS DE LA
TERAPIA MÉDICA, USAR LA VISUALIZACIÓN PARA REFORZAR EL
TRATAMIENTO QUE NUESTRO MÉDICO NOS HA INDICADO, VIENDO
DE MANERA MENTAL, CÓMO ESA MEDICINA LLEGA AL ÓRGANO
AFECTADO Y NOS SANA, TENIENDO ASIMISMO UNA ACTITUD
MENTAL POSITIVA CON FRASES DE AUTOAPOYO REPETIDAS A
DIARIO, PESE A NUESTROS PADECIMIENTOS.
En lo referente al uso de nuestra mente es útil tener presente lo siguiente:
Solo tú puedes usar tu mente, solo tú puedes intentar
manifestar latentes posibilidades que están contigo,
nada ni nadie podrá hacerlo por ti.
¿Por qué esperar?
¡Decídete!
Da el primer paso, si te caes, levántate y vuelve a intentarlo.
¡Hazlo ahora!
"Los hombres cultivan 5.000 rosas en un mismo jardín, y no encuentran en ellas lo
que buscan. Y lo que buscan podrían encontrarlo en una sola rosa."
Antoine de Saint Exupery.
"Ver el mundo en un grano de arena y el cielo en una flor silvestre; atrapa al infinito
en la palma de tu mano, y a la eternidad en una hora."
William Blake.
"Quien desea conocer la verdad, debe ser veraz consigo mismo y capaz de verla, sin
estar satisfecho con las descripciones que de ella recibe de otros".
Paracelso.
"Te advierto quienquiera que fueres, oh tú que deseas sondar los arcanos de la
Naturaleza, que si no encuentras dentro de ti aquello que buscas, tampoco podrás
encontrarlo fuera. Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿cómo pretendes
encontrar otras excelencias? En ti se encuentra oculto el Tesoro de los Tesoros:
¡Oh hombre, conócete a ti mismo!".
Abipil.

LA NUEVA FÍSICA Y LA MENTE


"El Universo es como un pensamiento
en la mente de un matemático".
James Jeans.
1. El físico nuclear Otto Frisch nació en Viena, Austria, en el año 1904. Se radicó en
Inglaterra en 1934. Fue el primero en observar la gran cantidad de energía liberada en
la fusión del núcleo de uranio. Durante una entrevista manifestó:
Creo que se recordará este siglo por sus grandes adelantos en la física, se inició con
la hipótesis de Plank según la cual la emisión y absorción de luz por la materia no se
realiza de forma continua sino por medio de las partículas que denominamos
fotones. Este fue el primer paso en la creación de un sistema completamente nuevo,
la teoría de los cuantos, que nos ha permitido entender con una precisión increíble la
estructura de la materia. Esta construcción de conceptos nuevos, que todavía
continúa, es sin duda, una de las mayores hazañas de la mente humana. La teoría
cuántica nos enseñó que cualquier intento de explorar una cosa tiene
irremediablemente un efecto sobre la misma. En la vida cotidiana el efecto es casi
nulo, pero llega a ser significativo cuando se estudian cosas muy pequeñas como por
ejemplo, átomos o los constituyentes de éstos. La teoría cuántica vació de sentido
frases como "esto es así" y todo lo que podemos decir es "hemos observado esto".
Cuando observamos la velocidad de una partícula, cambiamos su posición y
viceversa; de manera que nuestro conocimiento simultáneo de ambas magnitudes
implica un grado de indeterminación descrito por las relaciones de incertidumbre de
Heisemberg. Por eso, no podemos predecir con precisión el movimiento futuro de la
partícula.
Reaccionamos a los estímulos de una manera compleja y sutil, la cual depende de
nuestra composición genética, de la educación recibida y de todas las múltiples
experiencias de nuestra vida. Esto es posible sólo porque nuestro cerebro es un
sistema muy seguro, que trabaja de manera casi totalmente determinista; en verdad,
el cerebro fue construido muy cuidadosamente para hacer mínimas las
incertidumbres que resultan de fluctuaciones cuánticas. La incertidumbre cuántica
muy bien podría ser la fuente de la creatividad humana, y aun de la libertad humana.
Los efectos cuánticos hacen posible el proceso de la evolución biológica.
¿Tiene acaso el mundo, realmente, una cantidad infinita de dimensiones, de las
cuales podemos percibir sólo tres con nuestros sentidos? Pienso que éste es un
aspecto muy inquietante de la teoría cuántica.
Hoy la teoría de la relatividad general es una parte firmemente establecida, no sólo
de la física, sino también de la ingeniería. El matrimonio de la teoría de la
relatividad general con la teoría cuántica condujo a la predicción de las
antipartículas y a su posterior descubrimiento. Por ejemplo, el positrón es la
antipartícula del electrón, y viceversa: tienen la misma masa, pero propiedades
electromagnéticas opuestas. La teoría de la relatividad es importante para la
astrofísica.
La materia se compone de átomos; los átomos de electrones y núcleos; los núcleos
contienen protones y neutrones. ¿Continuará el juego de encontrar partes más y más
pequeñas de materia, y durante cuánto tiempo? Se ha propuesto que el protón consta
de tres unidades o quarks, cada uno de ellas de masa mucho mayor que la del
protón. Esto, absurdo a primera vista, es posible a la ecuación de Einstein; al
combinar los tres quarks, se irradia la mayor parte de su masa en forma de energía.
Quizás todas las partículas son elementales, pero algunas son más elementales que
otras, como todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros".
2. La teoría de la relatividad de Einstein es usada en muchas ramas de la física, en el
terreno de la astrofísica ayuda a explicar las teorías cosmológicas de formación del
universo, así como la posible existencia de los agujeros negros, planteamientos que
han sido influidos decididamente por la teoría de la relatividad. Einstein publicó su
revolucionaria teoría en dos partes. Se formuló la primera en 1905, trata de la
relatividad del movimiento uniforme; la segunda, que apareció en 1915, se refiere a la
relatividad de los movimientos no uniformes
Einstein dijo:
El resultado de carácter general más importante a que conduce la teoría de la
relatividad restringida concierne a la noción de masa. La física prerrelativista
conoce dos principios de conservación de importancia fundamental; el de la
conservación de la energía y el de la conservación de la masa; estos dos principios
fundamentales aparecen como completamente independientes el uno del otro. Merced
a la teoría de la relatividad, ambos se han unificado en un solo principio.
La Ciencia es una tentativa en el sentido de lograr que la caótica diversidad de
nuestras experiencias sensoriales corresponda a un sistema de pensamiento
lógicamente ordenado.
El admitir que existe Algo en lo cual no podemos penetrar; el pensar que las razones
más profundas, que la belleza más radiante que nuestra mente pueda alcanzar, son
sólo sus formas más elementales de expresión; ese reconocimiento, esa emoción,
constituye la actitud verdaderamente religiosa. En ese sentido yo soy profundamente
religioso.
La vida de un hombre sin religión no tiene sentido; y no sólo lo convierte en un
desdichado, sino en un ser incapaz de vivir.
La luz es la sombra de Dios.
3. Roger Penrose, físico experto en mecánica cuántica y relatividad general, ha
estudiado desde su perspectiva científica la mente y basado en la teoría afirmó en
1989 que:
"La conciencia se crea por una serie de misteriosos fenómenos de la mecánica
cuántica que tienen lugar dentro de las células del cerebro".
Recientemente afirmó:
Para comprender la mente es necesaria la nueva física y, casi paradójicamente,
descubrir esta nueva física puede depender de nuevas concepciones de la mente. La
conciencia se creó por algún misterioso fenómeno de la mecánica cuántica que
sucede en las células cerebrales. El microtúbulo del cerebro es la raíz de la
conciencia, la base física de los fenómenos conscientes como el razonamiento o la
imaginación está en estas estructuras submoleculares. La mayor parte de las células
cerebrales ocupan su tiempo en procesar, almacenar imágenes y controlar a los
músculos; sólo porciones relativamente pequeñas del cerebro se dedican a tareas
relacionadas con el pensamiento consciente. La calidad de la comprensión y el
sentimiento humano no es algo que pueda simularse mediante un programa de
cómputo; esto es, no puede descomponerse simplemente en una serie de pasos, como
si fuera una receta de cocina, que, siguiéndola paso a paso en un computador es
susceptible de ser reproducida mediante un programa de cómputo, quizá tampoco
cualquier proceso en el cerebro que de origen a la conciencia pueda ser comparable
con la rutina de un computador. Así pues, el cerebro puede tener un proceso físico
que quizá no esté contemplado por las leyes de la física hasta ahora conocidas.
La mecánica cuántica propone que un electrón u otros habitantes del mundo
subatómico tiende a existir a la vez en una multitud de estados; está de manera
simultánea aquí y allá, moviéndose rápido y lentamente, rotando de una manera u
otra. Pero en el momento en que un electrón interactúa con la materia o la energía
común, o es bombardeado por un rayo de luz, la perturbación lleva al electrón a
elegir un solo estado.
El cerebro procesa a través de impulsos eléctricos que las neuronas canjean unas
con otras. Estas señales comienzan en un desorden o caos de estados de cuantos
mecánicos que permite la existencia simultanea de incontables billones de modelos
diferentes; fuera de esa mezcla de cuantos mecánicos aparece un modelo que viene a
ser un pensamiento consciente.
4. Con el fin de poder explicar la manifestación de la consciencia en el nivel físico
cerebral, como lo afirma Penrose, es necesario saber de la existencia de los
microtúbulos, o estructuras microscópicas de 25 nanómetros de diámetro similares a
largos y finos tubos huecos de proteína tubulina rellenos de agua, semejantes a
cañerías. Forman paquetes de microtúbulos que van dispuestos a lo largo de la célula
en una verdadera estructura de mallas, las que sirven de esqueleto para la célula,
dándole consistencia al igual que a sus prolongaciones, y actúan a su vez como
conductos para el transporte de sustancias químicas, como lo son los
neurotransmisores. La proteína que forma un microtúbulo tiene una cavidad central
en toda su longitud. La posición cuántica del electrón determina la manera en que
la proteína del microtúbulo se configura a sí misma, modificando
dinámicamente la función del microtúbulo, que estaría en directa relación con la
consciencia.
Saber que hay estructuras en nuestro cerebro que permiten explicar el paso de los
pensamientos desde la mente hacia nuestro cuerpo, por saltos cuánticos efectuados en
los microtúbulos, y que esos saltos cuánticos mentales que pasan hacia la dimensión
material y retornan desde el plano físico cerebral a la mente, dan a la estructura
cerebral un modelo que pasa a ser inalterable y queda almacenado en módulos de
modelos de pensamientos similares. Conocer además que el organismo es similar a
una enorme red electromagnética que interactúa entre sí por medio de ondas
eléctricas y substancias químicas altamente especializadas que las neuronas elaboran
de acuerdo a los estímulos mentales, y saber que estas señales llegan
instantáneamente a todas las células del organismo, y conocer además que cada célula
es un minicomputador poderoso e inteligente, cuya misión es trabajar en armonía con
las otras células y cumpliendo con su clave genética, nos permite, todo este
conocimiento, racionalmente intentar influir de manera positiva sobre nuestro
organismo, siendo los resultados de este intento de acuerdo con la perseverancia,
convicción con que lo hagamos y la fe que tengamos en que podemos hacerlo.
LA REALIDAD ES QUE SÍ PODEMOS HACERLO.
Pese al nuevo conocimiento, a muchos no les es fácil explicar cómo de una realidad
material pueden surgir realidades inmateriales como el razonamiento consciente, y
comprender que en el nivel submolecular las cosas puedan estar aquí y allá a la vez,
dando vueltas en un sentido y en otro al mismo tiempo según lo dice la teoría
cuántica.
Hameroff, un anestesista dio la pista a Penrose al descubrir que algunos anestésicos
adormecen la conciencia al inhibir el movimiento de los electrones en los
microtúbulos. Él está convencido que los microtúbulos de las neuronas deben jugar
algún papel importante en la explicación final de la conciencia, suponiendo que los
pensamientos y las imágenes mentales bien podrían surgir cuando la coherencia de
los modelos que recorren en forma de ondas las paredes de una red de microtúbulos
alcanza cierto nivel crítico. Descubrió que los microtúbulos conducen muy bien las
vibraciones físicas a lo largo de sí mismos y que son capaces de transmitir la misma
onda al de al lado y así sucesivamente, de modo que toda una red de microtúbulos
puede vibrar en sintonía y comportarse como una red informática, siendo para él la
red de microtúbulos de cada neurona un diminuto sistema computacional, por lo que
el cerebro tendría tantos millones de computadores como neuronas posee,
interconectados mediante una red de 100 billones de conexiones.
Hameroff dice:
"Si pudiéramos descodificar sus patrones, lograríamos conectar los microtúbulos a
un computador e intercambiar información en un sentido y en otro".
Sin embargo Penrose reconoce que:
"La inteligencia y la conciencia podrían no tener nada que ver con los fenómenos
cuánticos, y resultaría que toda esta hipótesis caería como un castillo de naipes".
Decir que no tenemos más que una sola vida aquí,
habiendo semejantes posibilidades
puestas delante de nosotros
que no nos es posible desarrollar,
es interpretar al Universo y a la vida
como una enorme y cruel broma.
William Q. Judge.
Quien conoce a los hombres es hábil.
Quien se conoce a sí mismo es sabio.
Lao Tse.
Oíd solo una parte
y permaneceréis en la oscuridad;
oíd a las dos partes,
y todo se aclarará.
Haliburton.
Si no tú ¿Quién?
Si no ahora ¿Cuándo?

LA CÉLULA
"Es evidente desde hace mucho tiempo que la clave de todos los problemas
biológicos debe buscarse en última instancia en la célula, dado que todo organismo
es o ha sido alguna vez una célula".
E. B. Wilson 1925.
La célula es la unidad funcional y estructural de los seres vivos. En 1655 el inglés
Robert Hooke observó en su rudimentario microscopio un trozo de corcho y lo
describió como un panel de "células" o cámaras afirmando que en las plantas vivas
las células estaban llenas de "jugos". Lo que Hooke vio, sin saberlo en ese entonces,
eran los restos rígidos de células muertas.
El año 1653, el holandés Anton van Leeuwenhock mejoró la óptica del microscopio y
pudo observar unos "animalitos" unicelulares por primera vez.
Se perfeccionó la técnica de fabricación de microscopios y preparación de los
materiales para su observación. En 1824 R. Dutrochet concluyó que todos los tejidos
animales y vegetales eran agregados de células de diversos tipos y que el crecimiento
era resultado del aumento del número y, o del tamaño de las células.
Durante el año 1838 los biólogos alemanes M. Schleiden y T. Schwann demuestran a
la comunidad científica que cada célula es capaz de mantener una existencia
independiente.
Cinco años después, Rudolf Virchow atribuye además que el origen de toda célula es
a partir de otra célula, lo expresó en su célebre frase:
"OMNIS CELLULA E CELLULA"
TODA CÉLULA A PARTIR DE OTRA CÉLULA.
Se fundamentó la teoría celular en tres postulados clásicos.
1 Todos los seres vivientes están constituídos por una o más unidades llamadas
células.
2 Cada célula es capaz de mantenerse viva independientemente del resto.
3 Las células sólo pueden provenir de otras células.
Virchow en 1858 dijo que la enfermedad era una aberración de los procesos celulares
normales:
"Las propiedades de un tejido o de un organismo entero deben, en consecuencia,
estar ligadas a las propiedades de sus células individuales".
El tamaño de las células es microscópico, los glóbulos rojos poseen un diámetro de 6
a 8 micrones, las demás células de nuestro organismo caen en un rango de 5 a 20
micrones.
La capacidad celular de tener, en general, una vida independiente es posible gracias a
su maquinaria metabólica que le permite obtener energía del medio ambiente a través
de la captación de luz o la degradación de algunos nutrientes y la aptitud de utilizar
esa energía en mantener sus procesos vitales, como lo son la movilidad, la
transferencia selectiva de moléculas hacia afuera y hacia dentro de la célula, y la
transformación de moléculas de una configuración química en otra, para poder
reemplazar partes desgastadas o para sustentar su crecimiento y reproducción celular.
La célula es el mejor alquimista que haya existido, la podemos imaginar como una
sorprendente y super moderna fábrica metabólica no lograda por la moderna
tecnología.
Norbert Wiener intentando comprender la clave genética expresó:
"Nada impide considerar a la célula como un mensaje".
Un gen es un fragmento de ADN asociado a moléculas de proteínas que contiene la
información hereditaria o clave genética. Los genes son complejas estructuras
tridimensionales, y lo mismo que una frase es parte de un segmento en un texto, un
gen corresponde a una lógica secuencia de signos químicos.
La célula posee una estructura compleja en la que la mitocondria es la central
eléctrica que produce la energía celular. Los lisomas son vesículas membranosas que
contienen las enzimas o substancias destinadas a la degradación de ciertas partículas.
El aparato de Golgi es una membrana que la célula usa para empaquetar materiales y
transportarlos fuera de la célula, que está delimitada por una membrana selectiva que
permite el paso de ciertas substancias y de otras no. El núcleo celular es la central de
información celular, en él está el ADN o ácido desoxirribonucleico.
Todo mensaje o información requiere de algún lenguaje para llegar a destino y poder
ser recibido, interpretado, ejecutado y almacenado. Fue en 1868 cuando el alemán
Friedrich Miescher descubrió una sustancia en el núcleo celular, es el ADN. En 1944
los investigadores estadounidenses Avery, Mac Leod y McCarthy, demostraron que el
material hereditario está en el ADN.
El ADN corresponde a una macromolécula formada por subunidades nucleótidas,
estando a su vez cada nucleótido integrado por tres partes; un grupo ortofosfato unido
a un anillo de desoxirribosa, el cual se une a una base nitrogenada de tres tipos;
púrica, adenina y guanina.
Watson y Crick elaboraron en 1953 la teoría acerca de la estructura espacial del ADN
que dice:
"Los nucleótidos que constituyen la molécula se disponen uno a continuación del
otro, formando dos cadenas entrelazadas y enfrentadas entre sí a modo de escalera
de caracol, o sea de dos hélices enrolladas una sobre la otra. Cada esqueleto de
cada una de las dos escaleras está formado por las moléculas de ortofosfato y
desoxirribosa alternadas. Los peldaños de la escalera corresponden a las bases
nitrogenadas púricas y pirimídicas, unidas mediante un enlace por puentes de
hidrógeno".
Las posibilidades de información hereditaria con que es dotado un gen, desde el
momento en que se forma el embrión, son enormes, dependiendo cada carácter
hereditario de la forma en que en la doble hélice estén sus componentes uno enfrente
del otro. Esto es similar a un lenguaje de programación que permite crear programas
que son ejecutados en el computador al decodificarlos e interpretarlos. Cada célula
nace con su personal clave genética correspondiente a la función que deberá ejecutar
en el órgano o tejido asignado, y su mensaje lo duplica exactamente igual en el
momento de la división o reproducción celular.
Profundizar este tema que nos lleva a la micro dimensión celular y vislumbrar el
Universo existente hacia lo infinitamente pequeño, que da lugar a nuestro organismo,
regido ese Universo por sabias leyes matemáticamente estructuradas y codificadas de
manera perfecta, nos acerca a DIOS el SUPREMO PROGRAMADOR
UNIVERSAL.
Saber que miles de millones de átomos ligados energéticamente dan lugar a una
molécula, la cual junto a millones de moléculas forma parte de una célula,
maravillosa estructura inteligente computarizada, cuyos cientos de millones de
unidades pasan a ser órganos y tejidos que forman nuestro organismo, regido por la
propia mente, es decir por nosotros mismos, cambia el sentido de la vida, pues
comprendemos que somos el GRAN REGENTE DE UN UNIVERSO, como lo es el
cuerpo humano.
Este unitario conocimiento refuerza las bases de la metodología de la autosanación y
la consciente armonización celular de nuestro cuerpo, que está regido por la mente
subconsciente, la cual conscientemente podemos programar con actitud mental
positiva que podrá ser reflejada en cada célula de manera individual y para cada
órgano en general.
En cada átomo
hay mundos dentro
de otros mundos.
Yoga Vasishta.
Si no tú ¿Quién?
Si no ahora ¿Cuándo?

PALABRAS FINALES
Antes de nosotros nacer, nuestra Alma sintió el impulso natural de manifestar nuevos
atributos para su desarrollo. La forma de lograrlo, por ahora, es mediante un cuerpo
físico. Asesorada por almas más evolucionadas, pusieron en el computador cósmico
todos los antecedentes. Allí se escogió el lugar del futuro nacimiento, los padres, el
espermatozoide y el óvulo adecuado. Surgió nuestra primera célula matriz dotada de
inteligencia y con la clave genética estructurada en el ADN de su núcleo celular lo
que permitió que seamos quienes somos. Esa célula matriz inició el proceso de
multiplicación en el que misteriosamente, de una célula única surgieron incontables
variedades, cada una con específica misión, diferente la una de la otra, cada una con
su inteligencia y la capacidad de relacionarse con el resto de las células y hacerlo de
manera armónica, y de relacionarse además con la mente con que ese nuevo cuerpo
fue dotado por el alma. Al nacer, todo lo noble y positivo que el alma, desde su plano,
prometió hacer en este mundo, es olvidado al quedar nosotros desconectados, como
en un sueño, de lo que realmente somos.
La sanación es un don natural nuestro, con el que junto a otras herramientas hemos
sido dotados con el fin de lograr cumplir la misión en la Tierra. El problema es que
son pocos los que lo saben y más pocos aún quienes intentan usarla.
Pienso que la sanación no es un sustituto de la Medicina, sino un complemento de la
misma que debiera ser estudiada para encontrar su correcta aplicación. Estamos en
los umbrales del Tercer Milenio, enfrente de las puertas del DESPERTAR DE LA
MENTE. Presiento un salto de tipo cuántico que beneficiaría a la humanidad.
Contemplar el cielo en una noche despejada; mirar hacia el nivel celular de nuestro
organismo y comprender que somos un universo y que al estar dotados de la mente,
tenemos por nacimiento el título de REGENTES de ese universo; mirar hacia lo
interior de nosotros mismos y contemplar que estamos ligados con lo cósmico en un
nivel más sutil que el de la realidad exterior; ver la armonía que todo lo rige; ver el
orden con lo que todo ha sido matemáticamente codificado para que sea como es, y a
pesar de ser señores regentes de un universo, nos hace sentir humildes, y con
admiración, respeto y amor, sentir la presencia de DIOS el SUPREMO CREADOR Y
REGENTE.
Una actitud mental positiva frente a la vida ayuda a mantener el equilibrio mente
cuerpo y la armonía celular del organismo. Cuando me refiero a la Medicina, hablo
de la Medicina oficial cuyo conocimiento se adquiere en las Universidades por un
grupo de selectos jóvenes que superó en una selección a miles de calificados
postulantes, y que luego de siete años de intenso estudio y gran sacrificio logran el
ansiado título de médicos, el que luego de tres años más de estudio a algunos les
permite alcanzar el grado de especialista. Esa es la Medicina que acepto,
reconociendo que en Oriente se enseña una Medicina tradicional que valido y respeto.
Lo que no acepto es al seudo sanador que tanto confunde y prolifera en nuestros días.
La Medicina Occidental posee alta efectividad reflejada en el porcentaje de
sanaciones para cada enfermedad, es la que más estudia los resultados de sus terapias
y la que mejores índices ofrece a escala mundial, las enfermedades llamadas
incurables pasan a serlo para todas las sanaciones por igual, al recuperarse un
paciente incurable por nuestra terapia, es catalogado como recuperación por factor
desconocido, y abundan los casos de este tipo. No existe ninguna terapia o ciencia
médica 100% efectiva, y si la hubiera, no os quepa la menor duda que ya se hubiera
impuesto en el ámbito mundial. Muchas de las llamadas "medicinas de alternativa",
sin saberlo muchas veces sus practicantes, tan solo funcionan sobre la base del efecto
placebo y nada más.
Existen los sanadores auténticos, ellos no necesitan de grados académicos, poseen un
don natural. Como en todo orden de cosas, de 100 sanadores sólo uno es real y 99 son
charlatanes, así lo han demostrado los estudios que se han hecho. El efecto placebo
demuestra que la credulidad de la gente, en un porcentaje significativo, induce
estados de sanación, lo cual es aprovechado por algunos charlatanes de la salud,
quienes tan solo muestran "el caso" sanado y no el bajo porcentaje de sanaciones
obtenidas para una determinada enfermedad.
Tratándose de la salud se debe ser muy cauto, serio y equilibrado. Muchos médicos
han incursionado en el campo de las llamadas medicinas alternativas, ellos están
calificados para hacerlo pues desean ampliar su base, fundamentos y horizonte
destinado a ayudar médicamente a otros.
El fenómeno Kirlian, mediante la electro fotografía, demostró la realidad del "aura"
humana o bioenergía que nos rodea. El aura refleja, sin que lo podamos ocultar,
quienes realmente somos. En ella se ven la calidad e intensidad de los sentimientos,
de los pensamientos y del estado de salud. Antes que una enfermedad se manifieste
ya ha sido reflejada en el aura. Los auténticos sanadores proyectan con sus manos una
bioenergía más intensa y radiante, la que al pasar al enfermo, en algunos casos lo
puede ayudar a recuperar la armonización perdida.
La acupuntura puede restablecer el equilibrio en la red electro magnética del
organismo, ayudando a poner en el lugar "ON" a los puntos que cual fusibles han
saltado por la sobrecarga eléctrica, y que estaban en la posición "OFF", o
desconectados. No basta tener unos mapas de los meridianos con los puntos, ni
algunos libros y las agujas para ser acupunturista, como no basta con tener el
"Manual Merck" y mucha labia para ser médico. Al igual que nuestra Medicina, la
Acupuntura es una ciencia y un arte orientado a la sanación.
La gente al vivir en la realidad existencial actual, está rodeada de factores estresantes
que superan su natural capacidad de adaptación a los cambios y los hace llegar al
estado de stress negativo. En su desesperación muchos caen en manos de los
charlatanes, o caen en las garras de las drogas y el alcohol, para lograr sobrellevar
una realidad que los supera y a la que no pueden hacer frente.
En la "Babilonia" contemporánea que es el planeta Tierra, los índices negativos son
alarmantes. Todos los factores estresantes contribuyen de una u otra manera a la
pérdida del natural equilibrio mente cuerpo y a la desarmonía celular que da lugar a
las enfermedades. Con ver los porcentajes de personas enfermas podemos entenderlo.
Es suficiente enterarse de los porcentajes de atenciones psiquiátricas y psicológicas
para comprender que algo anda mal. Miremos los índices de delincuencia infantil,
prostitución infantil, de consumo de drogas tranquilizantes e inductoras del sueño
legales, los índices de consumo de drogas ilegales, con los miles de millones de
dólares destinados a la drogadicción, y sintonizar la TV o escuchar la música
moderna para ver la Babilonia en la que estamos viviendo. Existen causas exteriores
a nosotros que no podemos evitar, algunas son:
1) El alarmante aumento de la población mundial.
2) La gran brecha económica entre los países pobres y ricos.
3) Efecto invernadero planetario.
4) Desequilibrio en la capa de ozono.
5) Cambio de clima.
6) Disminución del oxigeno atmosférico.
7) Desequilibrio iónico.
8) Disminución acelerada de los bosques.
9) Desertificación de la Tierra.
10) Disminución del agua dulce.
11) Lluvias ácidas.
12) Contaminación ambiental.
13) El síndrome de la gran ciudad.
14) Consumismo.
15) Aumento en la competitividad desde temprana edad.
Frente a la realidad lo primero es aceptarla y buscar la forma de enfrentarla, por muy
negativa que ella sea. Quien insiste en ignorarla, jamás podrá enfrentarla y caerá
avasallado por ella. Tenemos la mente, la mente está por sobre la materia. La mente
es el pasaporte a la salvación de la humanidad.
METODOLOGÍA
1. Aceptar la realidad existencial actual y estar dispuestos a enfrentarla.
2. Hacer un sincero autoanálisis y vernos tal cual somos, no como queremos que los
demás nos vean.
3. Viendo lo que realmente somos pasamos a la autoaceptación:
Tomar conciencia de: "Este soy yo"
4. Damos el siguiente paso, no siempre fácil, es el del autoperdón. Fundamental para
sanarnos y vivir mejor. No puede ser feliz quien se autocastiga. El peor juez que
tenemos somos nosotros mismos, el más indulgente es DIOS que irradia Amor,
Comprensión y Perdón hacia nosotros.
5. Decidimos cambiar nuestra vida en forma positiva.
6. Es necesario fijar metas, siempre tener una meta y hacia ella canalizar la energía
mental por medio de los pensamientos. Por ejemplo, para la sanación, podemos
escribir en una tarjeta o en algo más grande, lo siguiente:
Mi meta es: Alcanzar junto con las células de mi organismo, un estado de buena
salud, tranquilidad y rejuvenecimiento.
7. A diario fijar la meta, mirando la tarjeta y repitiendo positivas frases de apoyo.
Sabemos ahora que nuestros pensamientos de manera cuántica crean en el cerebro un
conjunto de circuitos cerebrales activos, destinado a esta meta, con nuevos
neurotransmisores que llevarán esta "orden" a todas las células:
¡Juntos tenemos una meta y en armonía trabajaremos para hacerla realidad!
8. Reforzar la meta mediante la visualización. Con los ojos cerrados vernos lo más
nítidamente posible, sanos, tranquilos y rejuvenecidos. Esta idea la reiteramos con fe
hasta transformarla en un hábito; el hábito de la sanación integral.
Mientras escribo esta página, salgo de la profunda concentración en que me
encontraba, y me doy cuenta que están tocando en la radio que tengo a mi lado el
Aleluya del Mesías de Haendel, siento, que esa melodía, refleja un nivel superior, no
el mío, sino el de nuestros padres creadores.
Al finalizar este escrito me resulta más fácil entender a Beethoven quien a pesar de su
sordera que lo abrumaba, pudo componer la Novena Sinfonía Coral, cuya música
escuchaba dentro de sí mismo, y cuando señaló a la humanidad:
¡Oh hombre! ¡Ayúdate!
Aún no se han levantado vallas
que digan al entendimiento humano
¡De aquí no pasaréis!
O a Haendel quien al componer el Mesías manifestó:
Creía que veía todos los cielos ante mí,
y al mismo Dios.
O a Werhner von Braun al destacar en una conferencia:
Nos creemos genios porque hemos construido cohetes
gigantescos y muy pronto enviaremos un hombre a la Luna,
pero lo cierto es que nada más somos discípulos
de seres mucho más inteligentes que nosotros.
Mientras escribo lo afirmado por von Braun, el padre de la cohetería alemana,
radicado en los EE.UU, y con cuyo conocimiento esa nación pudo emprender la
carrera espacial, pienso, y es bueno pensar aunque sea de vez en cuando, en quiénes
han sido los "maestros" de este genial hombre, y de otros científicos modernos:
"seres" mucho más inteligentes que nosotros. Ellos hace unos 30.000 años dieron a
los esquimales la tecnología para construir los iglú y a los primitivos habitantes de
Australia les enseñaron a fabricar los boomerang, y a nivel mundial crearon las
misteriosas pirámides que rodean el planeta con extraña simetría. Su presencia está
señalada por muchos avances de culturas antiguas, los cuales confunden a los
arqueólogos y científicos. Primitivos pueblos los dibujaron en cavernas, como las
pinturas rupestres que los muestran. En Arica, en laderas de cerros, siempre
orientadas hacia el Norte, petroglifos hechos con miles de piedras, los destacan.
Todas esas culturas relatan que ellos volverán, siendo el relato dejado hace 8.000
años por los sumerios, el más espectacular. No es bueno cerrarse a la verdad por
temor a ver caer dogmas y mitos. No temamos, no somos esclavos ni siervos de
nadie, tenemos los mismos derechos que ellos...
A pesar del caos mundial que para algunos se avecina y para otros ya se estaría
viviendo, podemos iniciar el arte del buen pensar, el arte de la autoprogramación
mental que conlleva al arte de la sanación, y el arte de la actitud mental positiva que
dice:
AL MAL TIEMPO BUENA CARA.
Tenemos un nuevo Conocimiento, él creará nuevos circuitos cerebrales con nuevos
neurotransmisores, y con él podremos retro alimentar la mente subconsciente, desde
el nivel consciente. Los resultados dependerán de nuestro libre albedrío, de la fuerza
que pongamos, la fe que tengamos, la convicción con que lo hagamos y la
perseverancia que usemos.
Aceptar que podemos hacerlo, prepara a la mente para utilizar su fuerza o energía que
permitirá lograrlo. Espero en este escrito haber mostrado los fundamentos que
conducen a la metodología de la sanación que es parte del arte del buen pensar, que
está destinado al despertar de la mente. Nadie puede hacerlo por nosotros, sólo en
cada uno está la voluntad de intentarlo o no.

LAS FRASES DE AUTOAPOYO


Me va a ir muy bien,
tendré éxito y tranquilidad.
Hoy me sentiré mejor, mucho mejor.
¡Y así será!
La clave de esta simple metodología está en la repetición de las frases, dichas a diario
mentalmente, de manera pausada, 10 veces. Al hacerlo sentir como la energía
impregna nuestro cuerpo, sentir como el vibrato de su repetición mental llena nuestro
organismo y todo él se armoniza. Se dice primero una, cuando se estime necesario,
otra, o la misma.
Son frases modelo que cada uno las cambia de acuerdo con su personalidad.
Lo importante es lograr impregnar con ellas el subconsciente. Al hacerlo de forma
reiterada, en la medida de la fe que se tenga en el método y la convicción con que se
lo haga, el subconsciente se impregna con su positivo contenido, las acepta como un
hecho real y, entonces moviliza la poderosa energía con la que hemos sido dotados,
actuando más allá del tiempo y del espacio, para que se materialice como realidad,
materialización que para la nueva física, cuánticamente es posible.
Corta es la vida y constante su cambio;
Llévala con paciencia
Porque es fuerte el alma que la anima
Y flota por encima y más allá de esas cosas,
Conserva la paz en la alegría como en el dolor.
Todo lo que nace tiene que morir,
El fin del morir es un nuevo nacer: tal es la ley.
Así como un hombre desecha las vestiduras usadas de ayer
Y escoge un nuevo vestido para mañana,
Así deja de lado el espíritu del hombre
La envoltura carnosa del cuerpo, envejecida y gastada,
Y toma otra nueva.
Bhagavadgita.
Nada se debe aceptar antes de saber por uno mismo,
si lo que se está escuchando y aprendiendo,
es correcto o incorrecto, ya que es uno quien debe decidir
lo que es moral y conduce a lo espiritual,
rechazando lo que no es moral.
Buda.
No debes creer simplemente porque muchos piensen así,
o porque esa creencia haya existido por siglos,
ni porque esté escrita en algún libro
que los hombres consideran sagrado:
debes creer por ti mismo
y por ti juzgar si esa creencia es válida o no.
De la Sagrada Enseñanza.
Si no tú ¿Quién?
Si no ahora ¿Cuándo?

EPÍLOGO
Nadie puede comer, ni dormir ni respirar por nosotros, de la misma manera nadie
puede pensar por nosotros, ni nadie puede hacernos la tarea para lograr evolucionar.
La evolución es algo individual, estrictamente personal, al igual que la vida, y cada
uno sabe lo que hace o no hace con las herramientas con las que fue dotado al nacer.
La sanación es una parte de la riqueza por linaje recibida. Lo ignorábamos. Ahora que
sabemos lo inmensamente ricos y poderosos que somos, nuestro deber es emplear
sabiamente ese tesoro.
Hemos adquirido un nuevo conocimiento destinado a hacernos comprender la
dimensión en la que vivimos, en la cual lo sutil de la mente pasa a ser materia y lo
denso de la materia pasa a ser mente. Es un salto cuántico que en nuestro cerebro
comunica ambas dimensiones que son parte de nosotros. El conocimiento nos ayuda a
programar con base la mente, ahora sabemos que podemos con los pensamientos,
conscientemente fijarnos pautas destinadas al subconsciente, el cual moviliza, en la
medida de la convicción con que ellas lleguen, la energía, haciéndola pasar
cuánticamente al cerebro, creando en él nuevos circuitos y nuevos neurotransmisores
encargados de llevar el mensaje de sanación que hemos "ordenado cumplir" a todas y
cada una de los miles de millones de células inteligentes de nuestro micro universo.
La orden del día ha sido dada con la finalidad que podamos estar mejor, mejor y
mejor.
Este nuevo conocimiento nos abre una amplia puerta hacia la realidad trascendental y
nos ayuda a comprender la verdad de nuestro origen divino y la finalidad de nuestra
evolución. A pesar de los límites de la forma física, somos ilimitados. A pesar de los
límites del espacio tiempo en que vivimos, somos inmortales. Por lo tanto que no nos
abrumen los problemas de la realidad existencial que es transitoria, pues el futuro que
a todos nos aguarda es realmente maravilloso. Proyectemos la mente hacia lo eterno y
de lo eterno nos llegará nueva energía que nos ayudará a sobrellevar mejor el diario
vivir dentro de lo transitorio.
UNA VOZ AMIGA
A manera de resumen final os pido que uses el poder de la imaginación, cierra los
ojos, respira de manera suave y pausada, comienza a visualizar a un ser de luz, él es
radiante, se llama Zoltan, y te habla telepáticamente diciéndote:
"Hermano, al haber hecho el viaje que mentalmente realizaste hacia la realidad de
la micro dimensión, en tu cuerpo físico, y comprender entonces que eres un universo
similar al macro universo por ustedes conocido y aceptado, has adquirido, desde ese
instante, un nuevo conocimiento que expande tu mente hacia límites insospechados,
más aún, si aceptas que eres el Sr. Regente de ese universo.
Si has logrado tomar conciencia de la fuerza de tus pensamientos, puedes desde ya
iniciar el arte del buen pensar, el cual se ve reforzado al saber tu ahora, que existe
en algún lugar del cerebro un punto por donde la mente inmaterial, con su fuerza
crea materia en el cerebro, y conocer tu ahora, que cada célula del cuerpo es una
unidad pensante dotada de inteligencia, célula que recibe tus pensamientos, dialoga
con las otras células y hace llegar al cerebro sus inquietudes con la esperanza que tu
las escuches y puedas regir mejor su universo; has adquirido entonces un poderoso
nuevo conocimiento cargado de vital energía. Ese conocimiento te capacita en el
arte de la sanación, al abrir vuestras mentes a él, os transformáis en pioneros del
uso de un arte casi desconocido, el que para la próxima generación les será algo
natural. Tienes todo lo necesario para sanarte tú mismo y vivir mejor, no lo olvides.
El hecho de que sepas que la nueva física, cuánticamente te explica todo esto, y si
además aceptas que lo que hoy eres es el resultado de lo que has pensado, y serás en
el futuro el fruto de lo que pienses hoy, te permite controlar mejor los pensamientos,
retroalimentarte mentalmente y cual eficiente ingeniero programador, crear nuevos
circuitos cerebrales con sus respectivos neurotransmisores, los cuales sólo pueden
ser creados con la fuerza y la dirección de los pensamientos, esta vez destinados por
ti a una específica función positiva, la cual al ser reiterada con fe y convicción los
pondrá en la primera línea de tu computador cerebral, relegando gradualmente lo
negativo hacia las profundidades del olvido.
Recuerda que al fundar Ammonio Sacca el año 232, la escuela de filosofía neo-
platónica de Alejandría, destacó tres verdades capitulares de la Enseñanza: a saber:
1° La creencia en una suprema deidad de la que toda la Naturaleza visible e invisible
ha procedido, y a la cual todo ha de volver. 2° La creencia en el hombre, como ser
eterno, de origen divino y de potencialidad infinita. 3° La creencia en la existencia
de fuerzas inteligentes en la Naturaleza y de poderes psíquicos y espirituales en el
hombre, capaces de ser desarrollados y usados por él.
Recuerda que en 1880 la fundadora de la Sociedad de Teosofía, madame Blavatsky,
dijo: "Los mundos invisibles existen, tan densamente poblados como el nuestro; se
hallan repartidos por todo el espacio visible en gran número, algunos mucho más
materiales que el nuestro; otros haciéndose por grados más y más etéreos. El que
nuestros ojos físicos no puedan percibirlos, no es una razón para no creer en su
existencia; los físicos no pueden ver lo que ellos llaman éter, átomos y fuerzas, y, sin
embargo, las aceptan y las enseñan". No olvides que en 1892 el teósofo Walter Old
destacó: "Podemos conocer unas cuantas cosas como aparentan ser; pero las leyes
que existen detrás de tales apariencias, se nos escapan y son tan reservadas como la
verdad misma. Las diversas clases de vibración a que pueden responder los grados
de la materia diferenciada, son tan variadas y tienen tantos nombres en la ciencia. El
ocultismo demuestra que esta clase de vibración, y por tanto, los fenómenos
correspondientes, pueden convertirse las unas en las otras, pues enseña que los
diferentes estados de la materia en que se producen estas vibraciones, no son sino
diferenciaciones de una substancia cósmica homogénea, capaz de ser transmutada
por cualquiera que posea el secreto del solvente."
Ahora, a la luz de la nueva ciencia, no necesitas ser alquimista ni ocultista para
comprender la realidad de estas verdades y entender mejor la enseñanza que como
género humano os fue dejada para este tiempo.
Conocer todo esto, te hace coparticipar de la armonía cósmica y vibrar cada vez en
mejor sintonía con la realidad universal, de la que eres un miembro importante. Este
nuevo conocimiento que has recibido, poco antes del inicio de la tormenta final que
asolará tu planeta, os permitirá sobrellevarla mejor, y con fe esperar la calma que
después vendrá con el renacer de vuestra humanidad, en la que serás transfigurado y
desde ese instante brillarás como nosotros en la nueva realidad... ¡Hermano mío!".
Este encuentro fue tan sólo imaginario, lo he relatado con el fin de reforzar el
conocimiento que hemos recibido. Lo he mostrado intentando, de alguna manera
demostrar una realidad, ahora quizás latente, mañana probablemente vigente. Tu
cuerpo está formado por un 99.9999% de vacío, el 0.0001 de materia que lo sustenta
es una probabilidad matemática cuya base estaría en alguna misteriosa energía. El
vacío restante está impregnado de alguna misteriosa inteligencia.
¿Podrá todavía alguien decir que todo esto matemáticamente estructurado y
programado para funcionar a la perfección, es fruto del azar?
¿Podrá todavía alguien asegurarte que tú, al unirse un espermatozoide con un
óvulo, eres fruto del azar?
Analiza todo el escrito, medita aquellos pensamientos que te motiven, toma un
cuaderno y anótalos, agrégales el comentario que en ese instante surja de ti. Lo que
has leído, vuélvelo a leer, misteriosamente te parecerá que mucho de su contenido no
lo habías leído... y luego respóndete sinceramente.
Ese cuerpo que para ti es un sólido real, sin embargo para un neutrino, o partícula
cósmica, es un inexistente, tú para él eres irreal, no eres.
Cohabitan contigo, a lo menos dos niveles paralelos de energía. Uno es el de la
mente, el otro es el del cuerpo físico. La mente rige todas las funciones del cuerpo, en
especial desde su nivel subconsciente. Tu puedes gobernar la mente desde el nivel
consciente, has vivido tiranizado por ella con tus hábitos, la mayoría erróneos, lo has
hecho con la creencia que eso era lo normal. Hoy puedes dar el grito de libertad, y
conscientemente, porque así lo deseas, pasar a gobernarte a ti mismo dirigiendo
mejor tus pensamientos, y eso sí que es lo natural.
Como Buda lo decía a sus discípulos:
"Difícil es lograr el control de la mente, fuente de dicha, y la máxima victoria es la
que se obtiene sobre uno mismo, siendo la ignorancia el peor de los pecados. Lo que
os enseñé, es comparable a estas hojas que tengo en mi mano, lo que no os enseñé es
similar a todas las hojas del bosque".
El cuerpo humano forma un maravilloso UNIVERSO y si lo deseas, desde este
momento lograrás ser un sabio regente de ese universo. Al tomar libremente la
decisión lograrás que tus miles de millones de GALAXIAS llamados células, vivan
felices y en armonía; ellas te lo agradecerán brindándote el estado de buena salud,
tranquilidad y rejuvenecimiento que tu tanto deseas lograr para ti.
DIOS como ABSOLUTO carece de Atributos. Con este concepto el CERO puede
aceptarse como representación de DIOS.
DIOS es también la Morada de todos los atributos. En este concepto el Infinito puede
aceptarse para representar el infinito de los atributos conocidos y su morada.
Las combinaciones del infinito de atributos es de por sí infinita.
Cada combinación del Absoluto y de uno del infinito de combinaciones de atributos
tiene para nosotros la apariencia de un inexistente o entidad en el mundo fenomenal.
De manera que el mundo fenomenal del pasado, del presente y del futuro está
representado por el producto de Cero por el Infinito.
S. Ramanujan.
El hecho que un misterio esté más allá
del alcance de la comprensión humana
no significa que no debamos intentar
comprenderlo, hasta donde ello sea posible,
dentro del dominio del intelecto
I. K. Taimni.
El Dr. Deepak Chopra manifiesta:
"Todo lo que te haya ocurrido está registrado en tu cuerpo, el envejecimiento parece
ser algo que te está pasando, cuando en realidad es en gran parte algo que tu cuerpo
ha aprendido a hacer. Ha aprendido a cumplir con la programación que tú, el
programador, le suministraste. Como mucha de esa programación fue inconsciente,
dictada por creencias y supuestos de los que dificílmente tenías conciencia, es
importante derruír todo el edificio de ideas que te dio el mundo material tal como lo
conoces... No hay límites para la energía, la información y la inteligencia
concentradas en la existencia de una persona... Mira hacia la tierra donde nadie es
viejo, no está en ninguna parte, sino en ti."
Nada de lo expresado aquí es nuevo, a lo más la manera de decirlo podrá para
algunos ser novedosa. Un nuevo conocimiento, no es nuevo, es un conocimiento que
nos permite recordar lo que en nuestro ser está estructurado por nacimiento.
Como metodología dinámica y unitaria podemos usar la siguiente técnica que os
dejo:
Cerrar los ojos, respirar suave, muy suave. Al inspirar sentir como nos llega la
energía vital, al expirar saber que estamos eliminando las toxinas acumuladas en
la diaria jornada, las que se alejan de nosotros con cada espiración. Tomar
conciencia de la tranquilidad mental que se ha producido. Desde esa mente en
paz, fijar el pensamiento de armonía, el cual pasa cuánticamente al cerebro
activando a más nueronas a trabajar en módulos cerebrales positivos, y
estimulando la formación de nuevas dendritas neuronales con la formación de
más circuitos cerebrales y nuevos neurotransmisores químicos, que llevan la
idea-fuerza de armonía a todas y cada una de las células de nuestro universo
corporal. Guiar el proceso con la imaginación. Comprender que estamos en
armonía mente-cuerpo y cuerpo-mente: Ver esa armonía que ahora somos,
sentir cómo estamos ligados a toda la energía que nos rodea y que con la
Ideación Divina da lugar a la Naturaleza y el Universo manifestado. Vibrar con
la Sinfonía Cósmica. Desde cada célula reaccionar con la nota armónica de la
armonía mente-cuerpo que fluye por nosotros y que es parte de la Sinfonía
Universal a la que pertenecemos. De manera pausada abrir los ojos y disfrutar
de la grata sensación que hemos alcanzado...
La base de la tradicional medicina tibetana está en lograr en el paciente la
recuperación del balance entre el cuerpo y el alma. Sabemos que el punto de unión
entre ambos es la mente, y lo que en este escrito se ha intentado, es demostrar que
podemos en forma consciente, mediante los correctos pensamientos y una Actitud
Mental Positiva, restablecer dicho balance, lo que se traduce en la natural
recuperación del diálogo y la armonía celular, cuyo fruto es un mejor estado de salud
y la aceptación, cuando lo hay, del karma de enfermedad, llevando junto con él una
mejor vida. Sin importar el mal que nos aflija, podemos sentirnos mejor y vivir mejor
si así nos lo proponemos y colaboramos con el fin de lograrlo. Es imposible, desde
nuestro plano existencial intentar manejar el alma, pero sí podemos controlar, dirigir
y canalizar la mente, y hacerlo en forma consciente impregnando el subconsciente
con positivas ideas. Podemos lograr una reprogramación mental creando con los
buenos pensamientos los mejores programas para la personal vida, programas que
anularán los negativos llenos de basura mental que en parte significativa nos han
caracterizado. Con esos nuevos programas mentales pasamos a ejecutar la
reingeniería cerebral creando, combinando y movilizando nueva materia cerebral y
orgánica, activando neuronas inactivas y llevando la fuerza positiva a cada célula del
organismo con el fin de armonizarlas.
Si quieres sentirte mejor debes llevarte bien con los demonios de tú mente. Acéptalos,
conócelos, enfréntalos, domínalos y regenéralos. Puedes hacerlo, y de siervo del
pasado pasarás a ser el señor de tú futuro.
La SANACIÓN es un complejo conjunto de factores que ayudan al individuo. En
muchas mejorías de enfermedades, además de la acción del adecuado y correcto
fármaco bien dosificado, interviene la fe del paciente con su intenso deseo de sanar;
la fe del médico en su diagnóstico y terapia, ayudada sin él saberlo por la
visualización que esa fe le da para aceptar que el paciente sanará. Este conjunto de
factores desencadena la fuerza latente de la AUTOSANACIÓN. En el cáncer se ha
podido científicamente demostrar que cánceres considerados incurables sanaron
misteriosamente sin causa aparente o por diferentes motivos. Esto me lleva a destacar
una simple metodología que no en todos los pacientes surtirá efecto, pero que en
algunos será espectacular:
Consiste en decirle al paciente la verdad de su mal, en mostrarle las radiografías
del órgano afectado, y luego compararlas con radiografías de un órgano sano,
apreciar las diferencias. Entonces el paciente debe cerrar los ojos y "ver" que el
médico le toma una nueva radiografía y se la trae diciéndole: "Mira lo bien que
estás". A continuación tiene que "ver" o visualizar esa radiografía normal. En
otra sesión se le muestran sectores del organismo con réplicas y fotos del órgano
dañado. Tiene que cerrar los ojos y "ver" cómo la terapia que está recibiendo
llega al órgano canceroso y lo limpia y deja sano. En una nueva sesión se le
explica la acción de la inmunidad, ojalá con películas a color del torrente
sangíneo. Con los ojos cerrados "ve" a los linfocitos de la sangre llegar al órgano
dañado como un poderoso ejército que va a dar batalla al invasor. Él es el
general en jefe y da la orden de atacar. Mira a los linfocitos y los contempla
destruyendo a cada célula cancerosa y permitiendo que nuevas células sanas
tomen en el órgano su lugar. Puede además hacer dibujos de la batalla, dibujos
de la acción de la terapia, dibujos en los que el órgano dañado pasa a dar lugar a
uno sano. Cada paciente es libre de usar, en la visualización, su personal
imaginación, en base a una metodología que es estándar para todos.
Hay pacientes que por karma, o por un profundo y oculto sentimiento de culpa y
auto-castigo no desean sanar y se dejan morir. En ellos, pese a los esfuerzos médicos,
la sanación no funcionará, dado que en esta etapa de la vida, no somos dioses... El
cariño, la comprensión y la ayuda espiritual del grupo familiar es innegable, en
especial al estar en la oración orientada hacia la cura del mal del familiar enfermo. Es
útil, y más útil ella será si la realiza visualizada, es decir, "viendo" con los ojos
cerrados al paciente sano, viendo que la terapia médica le hace efecto y viendo que la
ayuda divina llega a él. Lo peor es aquel "amigo" o "familiar" que llega al hogar del
paciente sembrando la duda...
Muchos médicos, sin ellos saberlo, son sanadores natos y esa "señal" de nacimiento
los llevó a que pudieran estudiar medicina, y vencer algunos muchas dificultades
antes de lograr el título. Sin importar su credo o falta de credo, el médico, todo
médico, es un intermediario de la ayuda divina de sanación, y así la Biblia lo destaca.
Hipócrates enseñaba a sus discípulos:
La enfermedad no es sólo el sufrimiento (pathos), sino también lucha (ponos), esto
es, el esfuerzo del organismo para volver a la normalidad.
Pasteur en su lecho de muerte dijo:
Bernard tenía razón. El microbio no es nada, el terreno es todo.
El Dr. Hans Selye nacido en Viena el año 1907, después de graduarse de médico en
Alemania el año 1929 y doctorarse en filosofía en 1931, se radicó en Canadá. En
1936 hizo la primera publicación sobre el "stress" o estrés. Acuñó un nuevo concepto
médico con la palabra, el de la tensión en la vida moderna. Manifiesta:
Fue ciertamente muy "stressante" pasar toda mi vida en el laboratorio trabajando
sobre el "stress"; quizá fué aún más "stressante" expresar mis pensamientos en la
forma de un libro. Pero bien sé que no haberlo expresado habría sido mucho más
"stressante". Es por medio del síndrome general de adaptación que nuestros órganos
internos, especialmente las glándulas endocrinas y el sistema nervioso, nos ayudan a
ajustar nuestro organismo a los cambios constantes que ocurren dentro y alrededor
nuestro. La vida es en gran medida un proceso de adaptación al cambio o los
acontecimientos de nuestra existencia. El secreto de la salud y la felicidad consiste
en la adaptación exitosa a las condiciones siempre cambiantes sobre la tierra; el
castigo por falla en este proceso de adaptación son la enfermedad y la desdicha. El
hombre puede influir por medio de la interacción constante entre sus reacciones
mentales y somáticas, especialmente si entiende su mecanismo y tiene suficiente
fuerza de voluntad para actuar de acuerdo con los dictados de la inteligencia. El
psicoanálisis ha demostrado que el conocimiento de uno mismo tiene valor curativo.
La lucha por el conocimiento es uno de los rasgos más característicos de nuestra
especie; por eso se designa al hombre; "Homo sapiens". La satisfacción de ese
apremio es nuestro destino. Podríamos alargar enormemente el promedio de vida
humana viviendo en mejor armonía con las leyes naturales.
Faraday dijo:
Que yo puedo estar completamente equivocado, puedo admitirlo; ¿quién puede tener
siempre razón en la ciencia física, que es esencialmente progresiva y correctiva?
J. Barzun en 1955 manifestó:
La nueva verdad invariablemente suena muy extravagante, cuando mayor sea su
grandeza. Sería tonto repetir la historia de Copérnico, Galileo y Pasteur, y olvidar
que la próxima vez el innovador parecerá tan desesperadamente equivocado y
perverso como parecían estos hombres.
Antes de cerrar las cuartillas del presente escrito, leamos lo que algunos destacados
pensadores pensaron, y que tienen directa relación con el tema aquí tratado:
La mente subconsciente es susceptible de sugestión y acepta las sugestiones de la
mente consciente del sujeto. La sugestión es la explicación ofrecida por la psicología
para explicar los fenómenos casi milagrosos que otras escuelas tratan de explicar
con ciertas hipótesis basadas en determinadas creencias religiosas o bien en alguna
doctrina filosófica o metafísica.
W. W. Atkinson.
Todo es materia de sugestión. Mis enfermos son "sugestionados" para que duerman y
sus dolencias "sugestionadas" para que desaparezcan. Es muy sencillo esto, una vez
comprendidas las leyes de la sugestión.
Liebault.
La relación de la mente y el cuerpo es tal, que un cierto estado de mente encuentra
de inmediato eco en el cuerpo.
Maudsley.
Al desear un acto consciente, se evoca la voluntad inconsciente para que
proporcione los medios de efectuar lo que se desea.
Von Hartmann.
Con el término "esfuerzo de la naturaleza" queremos significar un cierto principio
curativo o restaurador, o "vis vita", que posee todo cuerpo vivo, constantemente
activo para su reparación, conservación y salud. La naturaleza, sin ayuda ninguna,
puede ser igualmente potente en una enfermedad.
Dr. Patton.
La vida envuelve mente. La "vis medicatrix naturae" es un potente factor en el
mejoramiento de las enfermedades, con sólo que se le permita actuar. Un ejercicio de
fe, por regla general suspende la acción de las influencias adversas, y apela
conscientemente a la facultad de fuerza vital del subconsciente.
Dr. Schofield.
Nos vemos obligados a reconocer un poder de reparación natural inherente al
cuerpo; un aserto semejante ha sido hecho sobre un principio de la medicina, por los
escritos de todos los siglos. El cuerpo posee un mecanismo para modificar o
neutralizar las influencias que no puede vencer en forma directa.
Dr. Bruce.
Todo tejido orgánico está formado por células microscópicas, cada una de las cuales
es una entidad viviente inteligente.
Dr. Hudson.
La vida es el producto y presencia de mente.
Basconn.
La fuente de todo poder es mente.
Carpenter.
No existe parte del cuerpo humano en que no se vea la célula. Cuando el hombre
pueda regular la vida y muerte de la célula, se convertirá en un creador.
Wilchow.
Las curaciones actuales son demasiado numerosas y demasiado sorprendentes para
exigir una aclaración. Concuerdan en un punto, y es el de que el estado mental del
paciente es el de esperanza y expentación.
Dr. Goddard.
El pensamiento dirigido a cualquier parte del organismo tiende a aumentar su
vascualiridad, y por tanto su sensibilidad.
Dr. Tuke.
La fe, la confianza, la creencia y la esperanza, son las fuerzas operativas que hacen
la cura, que producen el milagro. La mente, como fuerza dinámica aplicada sobre
las funciones del cuerpo, se ha manifestado operativamente desde el principio de
nuestra existencia. El médico pesimista, está expuesto al fracaso; el optimista será
vencedor desde el principio.
Bacon.
Ciertos resultados siguen a ciertos pensamientos, y todo nos induce a suponer que es
posible hacer pensar al enfermo los pensamientos que deseemos, y por este medio
obtendremos los resultados que esperamos.
Dr. Parkins.
La Nueva Psicología reconoce la importancia del Cuerpo, mientras que la Nueva
Fisiología reconoce la importancia de la Mente. Y, por último, tanto la Psicología
como la Fisiología se ven obligadas a reconocer que una y otra no son sino dos
aspectos distintos de una Gran Ciencia; la Ciecia de la Vida.
W. W. Atkinson.
Necesitamos los servicios de los médicos en la enfermedad
y los de los amigos en la tristeza.
Sócrates.
Has finalizado la lectura y me permito recomendarte, amable lector, que cierres los
ojos y recuerdes aquello que más te motivó de lo que has leído. Intenta visualizarlo
como algo que has realizado y luego en un cuaderno escribe lo que has recordado y
agrega un comentario personal. Repite esta experiencia por algunos días, y después
vuelve a leer el libro. Finalizada la lectura repite el proceso y compara lo que en el
cuaderno has escrito. Más adelante lee capítulos al azar o partes de capítulos, quizas
con sorpresa notarás que mucho de lo que estás leyendo no lo recordabas... y ese
nuevo conocimiento tendrá ahora mejor base. Consulta tu cuaderno y agrega nuevos
comentarios a lo que habías escrito. Luego, cierra los ojos y visualiza tu cerebro, mira
las neuronas y mentalmente guíalas con el fin que más de ellas se activen y "viendo"
como forman nuevas dendritas que dan lugar a más circuitos cerebrales altamente
positivos, que terminarán por desplazar a los antiguos circuitos negativos que han
dominado, por ignorancia, nuestra vida.
El PENSAMIENTO POSITIVO es una poderosa fuerza mental consciente que
estimula al subconsciente dándole una dirección para actuar y canalizar la energía que
él administra; cumple el proceso de una alquimia mental dando forma a nuevos
módulos de pensamiento que gradualmente anulan y hacen desaparecer a los módulos
negativos que nos han caracterizado en un significativo porcentaje del diario pensar;
cumple además la función de una alquimia cerebral maravillosa desarrollando el
cerebro, es decir, con su potencia activa neuronas que en casi un 90% están inactivas;
se encuentran sin ser utilizadas. Aumenta el número de las dendritas para cada
neurona activa, con lo que el nivel de circuitos cerebrales se incrementa, y eso nos
permite a su vez una mayor manifestación mental, pues la mente trabaja o se expresa
y manifiesta en directa relación con el desarrollo cerebral que uno tenga. Si todo lo
tenemos a la mano pienso entonces:
¿Qué nos limita para pensar mejor?
Contento, bondad y rectitud.
¿Puede alguien dudar de que este camino le
conducirá a una grande y acabada felicidad?
A. Bennett.
Se ha mostrado una variada metodología dinámica de la natural sanidad o sanación,
la que no es tal para con todas las enfermedades. Lo kármico sólo lo divino lo
sana. El Arte del Buen Pensar que crea nueva materia cerebral, transmuta otra y
moviliza moléculas, dando nacimiento desde la aparente nada a específicos
neurotransmisores cerebrales que llevan la fuerza del positivo pensamiento a cada
célula del organismo, estimulándola para recuperar y mantener su armonía, que es la
base de la buena salud, otorga el temple que nos permite sobrellevar dignamente
ciertos males y, a pesar de ellos, luchar por ser mejor persona y ser útiles a otros.
Condúceme oh Luz, amablemente por entre la oscuridad que me rodea.
Condúceme Tú. La noche es oscura y estoy lejos de casa.
Condúceme Tú. Guía mis pasos; no te pido ver la distante escena.
Un paso me basta. Condúceme Tú.
Newman.
A pesar de tus problemas, pesares, angustias y temores, no olvides que:
La Luz está en ti, y con ella no tendrás noches oscuras.
La Fuerza está en ti, y con ella tus células puedes armonizar.
Lo que tienes por delante es infinito pues ¡tú eres infinito!
Lo que tienes por delante es eterno pues ¡tú eres eterno!
Lo que tienes por delante trasciende el tiempo y el espacio pues
¡tú eres un ser interdimensional!

¡OH HOMBRE, TÚ QUE LO HAS OLVIDADO!


¡RECUÉRDALO!
¡TÚ ERES EL SEÑOR REGENTE DE UN UNIVERSO, TÚ UNIVERSO!
¡TÚ ERES UN SER ETERNO HIJO DE DIOS!
¡ESO ERES TÚ, AUNQUE LO HAYAS OLVIDADO O NO LO ACEPTES!
SI NO TÚ ¿QUIÉN?
SI NO AHORA ¿CUÁNDO?

Intereses relacionados