Está en la página 1de 1

Relaciono el hábitat con las necesidades de los animales

El hábitat es el lugar donde viven los seres vivos: puede ser muy pequeño, como un macetero, o muy grande, como un
bosque. En su hábitat, los seres vivos encuentran los recursos para satisfacer sus necesidades; de este modo, pueden
vivir y reproducirse. ¿Qué necesitan los seres vivos de su hábitat?

1. Los seres vivos necesitan agua para crecer y desarrollarse. También requieren aire, del que obtienen oxígeno.
2. Los seres vivos necesitan un refugio para resguardarse de las precipitaciones y para ocultarse de los animales
que se alimentan de ellos, protegiendo, de ese modo, sus crías.
3. Los seres vivos necesitan alimento para vivir. Por ejemplo, el colibrí se alimenta del néctar de las flores.

Los diversos hábitats que forman parte de nuestro planeta presentan distintas condiciones de luminosidad, humedad y
temperatura necesarias para la sobrevivencia de los animales que los habitan.

La luminosidad se relaciona con la abundancia de luz de un lugar; la humedad con la cantidad de agua en forma de vapor
presente en el aire y la temperatura nos indica cuán caliente o frío está un lugar.

Comparo tipos de hábitats


En nuestro planeta podemos encontrar distintos tipos de hábitats, todos ellos con condiciones de
temperatura, luminosidad y humedad.
Te invito a conocer algunos de ellos.
Desierto: Existe poca vegetación. Las temperaturas son muy altas durante el día y bajas por la noche, y la
humedad es baja. En Chile, este hábitat se encuentra en el desierto de Atacama.
Océanos: La luminosidad y la temperatura disminuyen a medida que aumenta la profundidad. Este hábitat se
presenta a lo largo de las costas de Chile.
Bosque: Presenta abundante vegetación. La temperatura y la humedad varían según la zona del planeta. En
Chile, en el bosque valdiviano, llueve mucho, la temperatura es templada y la humedad es alta prácticamente
todo el año.
Polar: Presenta poca vegetación. Se caracteriza por sus bajas temperaturas y baja humedad. Este hábitat está
presente en la Antártica.