Está en la página 1de 7

TEMA:

LA RESERVA LEGAL Y DIVIDENDOS

CURSO:

Contabilidad de Sociedadesb I

AUTOR:

Kevin Herrera Anaya

ALUMNO DEL CUARTO CICLO DE ADMINISTRACION DE LA


UNIVERSIDAD CATOLICA LOS ANGELES DE CHIMBOTE

Hco-peru

2018
LA RESERVA LEGAL Y DIVIDENDOS

1.1.- La Reserva:

Podemos reafirmar que son consideradas como un valor contable de apropiación o retención
de beneficios, son utilidades obtenidas por la sociedad pero que no son distribuidas.

Entre las finalidades de las Reservas, tenemos:

• La estabilidad financiera.
• La auto-financiación.
• Generar confianza en los acreedores.
• Regular la distribución de dividendos.

1.2.- Clases De Reservas:

Podemos clasificarlas, dependiendo del aspecto legal, de la vigencia de los estatutos en el


instrumento social (Escritura de Constitución) o bien de la voluntad de los órganos
administrativos de la sociedad.

• Legales: Son aquellas que están establecidas por la ley.


• Estatutarias: Figuran o forman parte de los estatutos.
• Voluntarias: Son decisiones que toma la Junta general de Socios.
• Tacitas u ocultas: la ley no las permite, ya que no reflejan la imagen fiel del
patrimonio. Este tipo de reserva no aparecen en la contabilidad de la sociedad y
obedecen a una infravaloración del activo o bien a una supra valoración del pasivo.

1.3.- Reserva legal:

Con respecto a la Reserva Legal, el Jurista Joaquín Rodríguez en su tratado de Sociedades


Mercantiles señala lo siguiente:

“ La reserva legal favorece sin duda a la sociedad y a los acreedores, ya que al aumentarse el
patrimonio se crea una mayor solvencia y un mayor crédito para la sociedad, que vendrá a
disponer de mayor medio para la explotación del negocio; pero, simultáneamente, esta mayor
solidez patrimonial de la sociedad beneficia simultáneamente a los acreedores, que se
encontrarán con una suma mayor de bienes sobre los que podrán hacer efectivos sus derechos
en caso de que la sociedad incumpla las obligaciones contraídas.

Desde el punto de vista de favorecimiento de la sociedad, la reserva cumple su papel de


absorber pérdidas que puedan experimentarse, de manera que no lleguen a afectar el capital.
Pero también esta es la ventaja de los acreedores, que así no ven disminuida la masa principal
de responsabilidad patrimonial.

• Reservas Jurídicamente:
Se considera como reserva al conjunto de valores que se excluyen de la distribución de
beneficios entre los socios para destinarlos a responder a riesgos y contingencias propias de
las actividades mercantiles y de la empresa en particular.

• Reservas contablemente:
Parte del patrimonio de una empresa que, con carácter legal, estatuario o voluntario, se
constituye con cargo a resultados o mediante detracción de utilidades no distribuidas. Según
el plan contable general revisado. Agrupa las cuentas divisionarias que representan reservas
de utilidades autorizadas por ley, estatutos o por acuerdo de los accionistas (o socios) y, que
serán destinados a fines específicos o para cubrir eventualidades.

1.3.1.- Base Legal:

En el caso de sociedades que realizan tanto actividades gravadas como exentas, la reserva
legal no será deducible en su totalidad, si no únicamente en la proporción correspondiente a
las operaciones gravadas.

Cuando la Reserva Legal se disminuya en un ejercicio o periodo de imposición por cualquier


circunstancia, tales como capitalización, aplicación a pérdidas de ejercicios anteriores o
distribución, constituirá renta gravada para la sociedad, por la cuantía que fue deducida para
efectos de impuestos sobre la renta en ejercicios o periodos de imposición anterior al de su
disminución, liquidándose separadamente de las rentas ordinarias a la tasa del (25% o el 30%
Según corresponda). Para tales efectos la sociedad llevara un registro de la constitución de la
reserva legal y de la cuantía deducida para la determinación de la renta neta o imponible en
cada ejercicio o periodo de imposición.

1.3.2.- Las Reservas Legales En Nuestro País:

Como se ha señalado en el punto anterior, con excepción de las legales, todas las reservas
tienen más o menos la calidad de voluntarias, es decir que es una opción ya sea de la empresa
o de sus propietarios.

Partiendo de esta premisa, debe recordarse que la diversa legislación comercial ha establecido
determinadas reglas para realizar las reservas legales, las cuales dependerán del tipo de
entidad de la que se trate. Tales como:

• Reservas Legales en las Sociedades Anónimas (S.A.)


De acuerdo al artículo 229º de la Ley General de Sociedades (en adelante LGS), un mínimo
del diez por ciento (10%) de la utilidad distribuible de cada ejercicio, deducido el Impuesto
a la Renta, debe ser destinado a una reserva legal, hasta que ella alcance un monto igual a la
quinta parte del capital. El exceso sobre este límite no tiene la condición de reserva legal.

En tal sentido, las sociedades anónimas deben cumplir con su obligación societaria, para cual
deberán tener en cuenta que el monto sobre el cual deben efectuar la reserva legal, es la
utilidad neta después de participaciones en las utilidades (de corresponder) y del
Impuesto a la Renta

• Reservas Legales en las Sociedades de Responsabilidad Limitada (S.R.L.)


Tratándose del caso de las Sociedades de Responsabilidad Limitada (también denominadas
S.R.L.), es preciso recordar que el Libro Tercero de la LGS no establece un tratamiento
específico para estas sociedades, en relación a este tema. No obstante consideramos que
deberían regirse por el tratamiento que otorga la referida ley a las sociedades anónimas.

En tal sentido, estas entidades deberían detraer un mínimo del diez por ciento (10%) de la
utilidad distribuible de cada ejercicio, deducido el Impuesto a la Renta, para la reserva legal,
hasta que ella alcance un monto igual a la quinta parte del capital (20%).

• Reservas Legales en las Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada


(E.I.R.L.)

Tratándose de las Reservas Legales (Obligatorias) en las Empresas Individuales de


Responsabilidad Limitada (EIRL’s), es pertinente recordar que el artículo 64º del Decreto
Ley Nº 21621 establece que las EIRL’s que obtengan en el ejercicio económico beneficios
líquidos, superiores al siete por ciento (7%) del importe del capital, quedarán obligadas a
detraer como mínimo un diez por ciento (10%) de esos beneficios, para constituir un fondo
de reserva legal hasta que alcance la quinta parte del capital.

Agrega el referido artículo que este fondo de reserva sólo podrá ser utilizado para cubrir el
saldo deudor de la cuenta de resultados en el mismo balance en que aparezca ese saldo
deudor, y deberá ser repuesto cuando descienda del indicado nivel.

• Reservas legales en las empresas unipersonales


A diferencia de la regulación existente para las sociedades antes vistas (Sociedades Anónimas
y Sociedades de Responsabilidad Limitada), así como para las Empresas Individuales de
Responsabilidad Limitada, para el caso de las Empresas Unipersonales, no existe una
regulación expresa para la formación de reservas legales.
No obstante lo anterior, ello no quita la posibilidad que estas entidades efectúen Reservas
Facultativas. En tal sentido, consideramos que al igual que todas las empresas, es sugerible
que estas entidades también formen fondos de Reservas, pues ello ayudará a mejorar la
situación patrimonial de las mismas

1.3.3.- Reserva Legal En Bancos:

Los bancos deben constituir su Reserva Legal, para lo cual destinaran por lo menos el 10 %
de sus utilidades anuales, hasta alcanzar el 25 % de su capital pagado.

La finalidad de la Reserva legal en los Bancos serán las siguientes:

• Cubrir pérdidas que pudieren producirse en un ejercicio económico.


• Responder de obligaciones para con terceros.

1.4.- Reserva De Liquidez:

También los Bancos deben establecer una Reserva de Liquidez en forma proporcional a sus
depósitos y obligaciones. Esta Reserva de Liquidez de los Bancos, deberá estar constituida
en forma de depósitos de dinero en dólares de los Estados Unidos de América, a la vista, en
el Banco Central o en títulos valores emitidos por este en la misma moneda. Dicha reserva
también podrá estar invertida en el exterior, en depósitos en bancos de primera línea, los
cuales deberán estar calificados y autorizados para estos efectos por la Superintendencia del
Sistema Financiero, o en títulos valores emitidos, de alta liquidez y bajo riesgo. El BCR,
queda facultado para actuar como custodio y administrador.

2.- Dividendos:

De acuerdo al artículo 230º de la Ley General de Sociedades, para la distribución de


dividendos se observa las reglas siguientes:

• Sólo pueden ser pagados dividendos en razón de utilidades obtenidas o de reservas


de libre disposición y siempre que el patrimonio neto no sea inferior al capital pagado;
• Todas las acciones de la sociedad, aun cuando no se encuentren totalmente pagadas,
tienen el mismo derecho al dividendo, independientemente de la oportunidad en que
hayan sido emitidas o pagadas, salvo disposición contraria del estatuto o acuerdo de
la junta general;
• Es válida la distribución de dividendos a cuenta sin contar con la opinión favorable
del directorio, la responsabilidad solidaria por el pago recae exclusivamente sobre los
accionistas que votaron a favor del acuerdo.
• Es válida la delegación en el directorio de la facultad de acordar el reparto de
dividendos a cuenta

2.1.- Dividendos Obligatorios:


De acuerdo al artículo 231º de la LGS, es obligatoria la distribución de dividendos en dinero
hasta por un monto igual a la mitad de la utilidad distribuible de cada ejercicio, luego de
detraído el monto que debe aplicarse a la reserva legal, si así lo solicitan accionistas que
representen cuando menos el veinte por ciento del total de las acciones suscritas con derecho
a voto. Esta solicitud solo puede referirse a las utilidades del ejercicio económico inmediato
anterior.

2.2.- Caducidad del cobro de dividendos:

De acuerdo al artículo 232º de la LGS, el derecho a cobrar el dividendo, caduca a los tres
años, a partir de la fecha en que su pago era exigible conforme al acuerdo de declaración del
dividendo. Solo en el caso de las Sociedades Anónimas Abiertas, el plazo de caducidad a que
se refiere el párrafo precedente será de diez años. Los dividendos cuya cobranza haya
caducado incrementan la reserva legal. Este artículo norma un plazo especial de caducidad
para el cobro de dividendos. Es de tres años, contados desde que su pago era exigible, de
conformidad con el acuerdo de distribución respectivo. El plazo es de diez años para las
sociedades anónimas abiertas. Producida la caducidad, esos dividendos incrementan la
reserva legal.

2.3.- El reparto de dividendos:

Cubiertas las atenciones legales y/o estatutarias anteriores, en el caso en el que la Sociedad
disponga de beneficios puede entonces optar por destinarlo a la reserva voluntaria o de libre
disposición referida o bien distribuir los dividendos entre los socios de la Sociedad. Caso de
que se acuerde el reparto de dividendos, deberán respetarse las siguientes reglas:

• Debe ir precedido del acuerdo de distribución de beneficiosacordado en


Junta General
• Se realizará en proporción a su participación en el capital social Otras
limitaciones particulares:
 Privilegio en la cuota de liquidación
 Dividendo preferente
 Remuneración a administradores
Bibliografía

(gusman, 2016)