Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA
CARRERA DE DERECHO

Nombre: Daniela Correa

Tema: Del Estado legal de derecho al Estado constitucional de derechos y justicia

Introducción:

El presente ensayo tiene como objeto analizar el Estado Constitucional de Derecho y


justicia y como se revaloriza la dignidad de las personas y se reconoce la supremacía de
la Constitución, asignado un rol activo a los jueces en una expansión de las
potencialidades humanísticas de la Constitución. El primer artículo de la constitución
hace referencia a un cambio en la definición de la naturaleza del estado que pasa de ser
un estado de derecho como se había establecido en la constitución de 1998 a ser un
Estado Constitucional de Derechos, entonces se da a conocer el cambio, ya que la nueva
definición coloca directamente lo “constitucional” como centro del acuerdo jurídico
político de la sociedad y luego de una manera apresurada se podría decir “de derechos”,
esto se llega a suponer que el Estado es garante de que se cumplan todos ellos. Con este
artículo se trata de dar más fuerza a la relación entre sociedad y Estado y a la vez
profundizar la vigencia y garantía de derechos. Según el primer artículo de la
constitución nos dice en su primera parte que “El Ecuador es un estado constitucional
de derechos y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario,
intercultural, plurinacional y laico. Se organiza en forma de república y se gobierna de
forma descentralizada.” (CONSTITUCION DEL ECUADOR 2008, 2008). Pero para la
existencia de un estado de derecho y justicia es necesario de la democracia en que las
decisiones serán adoptadas por el pueblo a través de los mecanismos de participaciones
directas, indirectas o participativas que confiere legitimidad a sus representantes. La
gran importancia para un estado de derecho es la democracia porque el estado de
derecho es quien establece, explica, clarifica cual son la condiciones que debe de tener
esta democracia para que sea legitima. Es decir, se crea un estado de derecho cuyo
poder y toda actividad son regulados y controlados por la ley. Según este precepto,
Ecuador es un Estado social de derechos y justicia, esto es que todos los poderes y
autoridades se hallan sometidos a las leyes y son garantes del cumplimiento de los
derechos de los ciudadanos.
Desarrollo:

La constitución del ecuador es fuertemente materializada puesto que cambio al estado


de legal a constitucional este es el resultado de su evolución, El Estado constitucional,
se basa en que los actos públicos y privados están sometidos a la Constitución. El estado
constitucional de derechos es una etapa superior de un estado social de derecho que
apunta a un gobierno sometido a leyes y pone más énfasis a los derechos y garantías de
las personas.

El Estado Constitucional de Derechos se fundamenta en la subordinación de la legalidad


a la Constitución rígida, con rango jerárquico superior a las leyes, como normas de
reconocimiento de su validez. En este tipo de Estado la Constitución determina el
contenido de la Ley, el acceso y el ejercicio de la autoridad y la estructura del poder. En
la actual innovación que tuvo la constitución en el estado acerca de la justicia igualitaria
para todos los ciudadanos es el resultado del quehacer estatal por estar condicionada por
la constitución y todos los derechos que se reconocen en ella, ante esta realidad nacen
dos modelos uno que es igualitario y el otro que es libertario; este último se basa en el
ejercicio de todas las libertades individuales mientras que el otro modelo se basa en la
solidaridad, en la protección de los menos favorecidos para ser un estado fuerte al
abogar por ser un estado social de justicia de esta manera el Ecuador ha superado las
visiones tradicionales y, por eso, las facultades de Derecho, jueces, abogados y
ciudadanos, en general, saben que el signo de los tiempos es el cambio. Este cambio se
produce en el Derecho, en el Estado y en todo cuanto existe. El Ecuador es un Estado
Constitucional de Derechos y Justicia, lo que implica introducir cambios en su
estructura, en la administración de justicia. En este proceso Ecuador debe crear una
cultura que respete el valor de la vida y de las personas, en base a la dignidad, la
tolerancia y la paz, para acceder a una justicia real, eficaz, eficiente y ágil, que llegue
con claridad y acierto. De igual manera el estado de derechos implica un amplio
reconocimiento de la pluralidad de los sistemas de derecho con respecto a lo
plurinacional, esto quiere decir que el aspecto central en el Estado son los derechos de
las personas sobre el estado y la ley. Se garantizan los derechos de las personas cuando
la ley o el estado atente contra ellos a través de la obligación que tiene con los órganos
del estado y los particulares de aplicación directa de las desórdenes de la constitución.
De acuerdo a lo que sostiene la pluralidad jurídica dentro del estado donde indica que la
principal y única fuente del derecho del estado es la ley y es el parlamento el único que
se reserva la iniciativa para la creación, interpretación y derogación de las leyes.
Mientras tanto la centralidad de derechos crea una reacción que implica que la sociedad
y la política parten de las personas y no del estado; en este sentido llegar a decir que el
estado es de derechos significaría que se está redefiniendo la centralidad de derechos de
las personas por encima del estado y de la ley, actualmente en el ecuador se atiende al
conjunto de derechos establecidos en la constitución, siendo los titulares de estos
derechos ya sean los individuos como personas o entes colectivos el eje principal del
estado y de todo el ordenamiento jurídico del país y en el que se privilegia también a la
justicia, Una de las innovaciones que presento el proyecto de nueva Constitución es la
clasificación de los derechos, que se aparta de la clasificación que se conoce de
derechos económicos, sociales y culturales que se reemplaza por los derechos del “Buen
Vivir”; Con el neo constitucionalismo, el debate renace por el simple hecho de haber
una constitución contemporánea y por introducir principios y valores fundamentales,
como los derechos humanos y conjugar el derecho natural y el positivismo. La lectura
integral de la Constitución permite conocer que la modificación del concepto de Estado
de Derecho y la mención al “Estado de derechos y justicia” está animada de una
ideología cuya intención va en la línea del fortalecimiento de la acción discrecional del
Gobierno y busca de esta manera fortalecer al estado. El Estado de Derecho implica que
tanto la base del poder como los medios para ejercerlo sean jurídicos, no solo políticos o
administrativos. Es la única forma de garantizar la seguridad de los ciudadanos y el
cumplimiento de sus libertades.