Está en la página 1de 9

Danzas de la sierra

AÑU TARPUY Danza


ceremonial agrícola cuya temática trata
sobre el trabajo a la tierra para la siembra
del añu entre los meses de mayo y junio,
donde evocan a los apus o cordilleras para
la protección y mejor producción con
ofrendas o pagos a la tierra. Esta danza
agrícola es originaria del departamento de
Arequipa, provincia de Caylloma, distrito
de Lari. La Siembra Del Añu y la fiesta son
en honor a San Isidro el Labrador.

,
ALLPA LLANKAY Es una
danza agrícola del género de las Cachuas que
representa el trabajo del sembrado del maíz y de
las diferentes labores que se dan dentro del
proceso agrícola y que están ligadas íntimamente
a la fuerza, destreza, habilidad y manejo de
instrumentos o herramientas agrícolas. Estaba
dirigido por un jefe o curaca elegido para que
aplique el sistema del trabajo Inca: El Ayni y la
Minka de carácter colectivo y compensación
mutua entre comuneros, hoy se realiza el mismo
trabajo bajo la atenta supervisión del
Llaqtakamayoq o Qollana y que por turno
periódicamente se les encarga organizar las
faenas agrícolas. Originaria del Departamento del
Cuzco, provincia de Quispicanchis, en el Distrito y
Comunidad de Urcus y escenificada el 15 de agosto
de cada año, como una actitud de gratitud y pago
en donde los comuneros ofrecen a sus Apus en un
acto ceremonial del Kintuy y la Minka en especial a
la Pachamama o Tierra Madre ofreciendo las tres
mejores hojas de coca de su chuspa para realizar
el Kintay terminan el rito con el sepultado
reverente de estas hojas en el hoyo donde
colocarán la primera semilla, igualmente hacen
con la bebida sagrada que es la chicha que
después de ofrecer a sus divinidades míticas la
rocían en la tierra para que la Pachamama colme
su sed, para que sean protegidos sus terrenos de
cultivo, para pasar a la limpieza y sembrado del
maíz, acto seguido representan con sus
movimientos ágiles y fuertes el proceso y cultivo
de sus semillas, entonando cantos agrícolas al
ritmo de pitos y sus tinyas. Una vez concluido el
trabajo de varones y mujeres beben la chicha y
comen su merienda costumbrista, para finalmente
concluir con la fiesta del buen sembrío.
El Vestuario de la mujer está acompañado por una
Montera: Típica de la zona de Quispicanchis de
color negro en la parte superior, donde se
describen hermosos bordados multicolores, una
Chaqueta De color rojo, con bordados y
aditamentos que adornan el pecho, codos y puños,
Polleras Múltiples de color negro con bordados de
cintas de colores y una Manta cruzada donde
guardan su fiambre, como también lleva una
Candunga multicolor y ojotas. Los Varones usan
una Montera de bayeta o bayetilla, con bordados
muy vistosos en las cuales sus colores y adornado
con una cinta color ancha alrededor, un Chullo de
la zona, como Ponchos con finos bordados
multicolores, una Tablacasacas de color negro o
azul con bellos bordados multicolor, Pantalón
Negro a la altura de las rodillas, una Wuaracas y
una Chaquitajlla.
EL HUAYLAS
MODERNO Es una danza festiva
de enamoramiento y competencia por parejas que
se baila con desplazamientos veloces trazando
figuras al bailar dando un espectáculo alegre donde
el varón demuestra su virilidad, pujanza y fuerza y
vigor acompañado de guapidos tratando de
enamorar a la mujer quien responde suave y
alegremente. Es practicada en los meses de
febrero y marzo expresamente en la semana de
carnavales, sobre todo, a la fecundidad de la tierra,
así como también a la llegada de las lluvias cuyos
pasos requieren menos esfuerzo para su
realización y que se baila sobre una pista de
madera con una vestimenta en las mujeres es
bordada con varias polleras, y el de los hombres es
también bordado, y con una abertura en el botapié.
Ambos sexos bailan con zapatos de tacón.
El Huaylas moderno, surge como contrapartida del
Huaylas antiguo, cuyo vestuario es mucho más
lujoso. La coreografía representa el
enamoramiento de las aves, complementada con
otros pasos y se baila en parejas que se turnan
para el enamoramiento de las aves del campo
como: El chiwuaco paclay, anca muyuy, escobillado,
estaca tacay, etc. Es acompañada por instrumentos
como el saxofón, violín, clarinete el arpa.
EL TUPAY Danza indígena y
representativo del género carnavalesco y que se
baila con motivo de las festividades de comadres,
compadres entre los meses de febrero y parte de
marzo a través de una representación del
apareamiento de camélidos. La palabra “Tupay” en
quechua significa “encuentro”, de juegos de
enamoramientos, de competencia, y el mérito por
conquis tar el amor de una p’asña “chola” que se
resiste al desafío amoroso y la resistencia física,
tratan de dominar a los ch’ukos, “Cholo” en un
romance lleno de aroma a sangre y cañazo
intenta por diversos medios atraer la atención de
la joven y van cantando coplillas confusos y
espontáneos dando a conocer sus recuerdos, sus
esperanzas, así como también sus frustraciones
sentimentales al son de sus pinkuyllos.
Los varones hacen gala de sus mejores trajes
típicos en un desafío verbal con rítmico y
armonioso imitando a los lanudos camélidos que
abundan en el lugar en una danza nupcial de las
alpacas o danza del celo de la alpaca. Romance de
parejas solteras que al llegar la noche montan sus
caballos para internarse pampa adentro y que
debe concluir allí en los pajonales, éstos son los
únicos testigos de los susurros y juramentos de
las parejas. En muchos casos se dan el
“servinakuy”.
KUYARMI
HUARMI Es una danza costumbrista
de cortejo y de amor no correspondido, en donde
el hombre enamorado recurre al rito de la
Pichuchanca para conseguir el amor eterno de la
doncella. El rito consiste en cazar el ave
Pichuchanca, conocido como gorrión para
extraerle su corazón, secar, molerlo y luego
mezclarla con la chicha de jora para darle de
beber a la doncella, y así conseguir su amor
eternamente, por medio de cánticos en quechua.
Estos cantos también anuncian la llegada de