Está en la página 1de 3

Adualismo: (al. Adualismus; fr. adualisme; ingl. adualism; it.

adualismo) Trastorno de
la conciencia que se encuentra en la incapacidad de distinguir entre Yo y noYo, entre
hechos subjetivos y hechos objetivos, entre sí mismo y el mundo externo. El fenómeno
es frecuente en los episodios psicóticos (v. escisión). (Galimberti, 2002)
Alma: (al. Seele; fr. âme; ingl. soul; it. anima) Término que deriva del latín anima, que
tiene la misma raíz que el griego ανεµος ″ , “viento”. El sentido que el término ha ido
adquiriendo progresivamente en la cultura occidental es el de principio de la actividad
espiritual y, como equivalente del término griego ψυχ∼ (v. psique), al alma se le han han
atribuido todas las actividades denominadas “psíquicas”. (Galimberti, 2002)
Estadio: (al. Stufe; fr. stade; ingl. stage; it. stadio) El término, que también se utiliza en
la acepción de fase o período, indica, en un proceso de desarrollo, unidades reconocibles
e identificables de las demás por la aparición de determinados caracteres que indican
modificaciones fundamentales. La determinación de los estadios, aunque no es arbitraria,
no encuentra acuerdo unánime en la determinación de las diferentes unidades, también
porque a la noción de estadio subyace una connotación estática que, vista en un proceso
de desarrollo, puede considerarse sólo en un contexto de gran flexibilidad. (Galimberti,
2002)
2] PSICOANÁLISIS. En este ámbito el término se utiliza en la acepción de estadio
(Stufe) o en la de fase (Phase). S. Freud distingue: a] estadios de la libido que, de acuerdo
con la zona erógena investida, dan una organización oral (v.), anal (v.), fálica (v. fálica,
fase), genital (V.); b] estadios de la evolución del yo a lo largo del recorrido que desde el
principio del placer lleva al principio de realidad (v., § 3), pasando por el estadio del
autoerotismo (v.), del narcisismo (v.), de la elección homosexual (v. homosexualidad), y
de la heterosexual (v. heterosexualidad), con progresiva diferenciación entre sí y el
mundo, aplazamiento del placer y relativo dominio de las estimulaciones pulsionales
mediante mecanismos de defensa (v., § 2). Dentro del estadio oral K. Abraham distingue
uno de chupar y uno de morder, correspondiente a la aparición de los dientes (v.
canibalismo). De acuerdo con la relación objetal R.A. Spitz distingue un estadio
preobjetal, caracterizado por indiferenciación entre mundo externo y mundo interno; un
estadio del objeto precursor, caracterizado por la respuesta de la sonrisa interpretada como
signo de reconocimiento; un estadio del objeto libidinal caracterizado por la angustia ante
la ausencia de la madre, y uno organizado por el gesto y la palabra. M. Klein, más que el
término “estadio” prefiere “posición” (position) por el significado más flexible y
fluctuante unido a esta expresión que se refiere a las formas depresivas y
esquizoparanoides (v. kleiniana, teoría, § 2). Un significado en sí mismo lo asume el
estadio del espejo que estudió J. Lacan como fase en la que acontece la primera
identificación entre el niño y su imagen (v. lacaniana, teoría, § 5). (Galimberti, 2002)
Persuasión: (al. Überredung; fr. persuasion; ingl. persuasion; it. persuasione) Creencia
cuya certidumbre se apoya en una base subjetiva, como ya lo indicaba Platón cuando
distinguía “el pensamiento que se genera en nosotros por la vía de la enseñanza y la
opinión por la vía de la persuasión. El primero se funda en un razonamiento verdadero,
al otro le falta base; el uno es sólido frente a la persuasión, la otra se deja modificar”
(Timeo, 51 e). En psicología, donde se mantiene la diferencia entre persuasión y
convicción (v.), se define como coercitiva la persuasión inducida en quien está en estado
de no libertad, y como oculta la formación o la modificación de la opinión de una masa
obtenida con estímulos subliminales que operan por debajo del nivel de la conciencia.
Además se ideó una terapia de la persuasión que, en lugar de actuar sobre los factores
emotivos lo hace sobre los racionales, por lo que, como escribe O. Diethelm, “el médico
trata de aclararle al paciente el desarrollo de los síntomas, su reacción frente a las
dificultades situacionales y de personalidad, las interrelaciones de estos factores y la
forma de superar las dificultades existentes”. (Galimberti, 2002)
Ergasiofobia: (al. Ergasiophobie; fr. ergasiophobie; ingl. ergasiophobia; it. ergasiofobia)
Temor fóbico a actuar por miedo a que alguna acción conduzca a un resultado desastroso
para sí o para los demás. Desde el punto de vista psicoanalítico esta fobia estaría
relacionada con una fallida resolución del complejo de castración (v.). (Galimberti, 2002)
Descarrilamiento: Pérdida de asociaciones. Patrón de lenguaje en el que las ideas de una
persona se separan entre sí de modo que no guardan relación mutua alguna o sólo están
relacionadas tangencialmente. Al pasar de una frase o oración a otra, el sujeto cambia
idiosincrásicamente el tema desde un marco de referencia a otro, pudiendo decir las cosas
según una yuxtaposición que carece de relaciones significativas. El trastorno tiene lugar
entre oraciones, a diferencia de la incoherencia, donde el trastorno se produce dentro de
las oraciones. (Vera García, 2010)
Sadismo: Trastorno psicosexual en el que el sujeto obtiene placer del acto de inflingir
dolor y humillación a otra persona para satisfacer sus deseos sexuales. (Vera García,
2010)
Borderline: El concepto marca una barrera entre lo normal y lo patológico. La persona
borderline se encuentra en el límite, en la frontera. Se utiliza este término en inteligencia
cuando queremos marcar la línea entre la inteligencia normal y la anormalidad. También
se asocia con el trastorno de personalidad límite que es definido por el DSM-III-R como
"una pauta duradera de percepción, de relación y de pensamiento sobre el entorno y sobre
sí mismo en la que hay problemas en diversas zonas: la conducta interpersonal, el estado
de ánimo y la autoimagen". (Vera García, 2010)
Alfa: Ondas del cerebro registradas en un electroencefalograma, son altas y lentas, y
aparecen cuando el sujeto está en reposo, con los ojos cerrados pero sin estar dormido.
Alogía: Empobrecimiento del pensamiento que se infiere de la observación del lenguaje
y el comportamiento verbal. Pueden observarse réplicas breves y completas a las
preguntas formuladas, así como restricción de la cantidad del habla. A veces el habla es
adecuada cuantitativamente, pero incluye poca información por ser excesivamente
concreta, demasiado abstracta, repetitiva o estereotipada. (Vera García, 2010)
Inconsciente: Zona "sumergida" de nuestra personalidad, de la que el sujeto no es
directamente consciente. Sus contenidos son de naturaleza pulsional (pulsión) y su
organización está regida por la condensación y el desplazamiento. Sus intentos de acceder
a la conciencia son frenados por la represión y sólo obtienen éxito en la medida en que, a
través de las deformaciones de la censura, se producen formaciones de compromiso
(sueños, actos fallidos, etcétera). Se compone básicamente de material psicológico
procedente de los deseos infantiles. (Vera García, 2010)
Bibliografía
Galimberti, U. (2002). Diccionario de Psicología . México: Siglo Veitiuno Editores.
Vera García, R. (2010). verticespsicologos. Obtenido de
http://www.verticespsicologos.com:
http://www.verticespsicologos.com/sites/default/files/Diccionario-de-
psicologia.pdf