Está en la página 1de 6

Nara

Nara es la capital de la prefectura de Nara en la región de Kansai, una de las más tradicionales de Japón, en el sur de
Honshu, la isla principal de Japón. Fue capital del país en el Japón medieval.
En 2003, la ciudad tenía una población estimada de 364.869 habitantes, y una densidad de 1.724,33 personas por
km².

En Corea se defiende que el origen del nombre de Nara proviene de la palabra coreana “nación” que se pronuncia de
forma similar. Sin embargo, la mayoría de los filólogos mantienen que su origen está en la palabra japonesa
“nadaraka” que significa “lugar llano”.
Nara fue durante el período Nara (710 – 784) capital de Japón, con el nombre de Heijo-jyo. Fue durante este tiempo
cuando se construyeron la mayoría de los grandes templos por los que la ciudad es conocida. Tras trasladarse la
capital a Kioto, la ciudad quedó algo descuidada, pero gracias a sus templos mantuvo su importancia hasta el día de
hoy.
Este Período, conocido también como Nara Jidai, fue un corto período de transición anterior al Período Heian
significativo. A pesar de su brevedad, logró producir posiblemente las obras más famosas de la literatura japonesa
escritas y la construcción de algunos de los templos más importantes, los cuales están todavía en uso hoy en día,
incluyendo Todai-ji, el edificio construido con madera más grande del mundo y que aún alberga la mayor estatua de
bronce de Buda hecha hasta nuestros días.
La capital anterior era Fujiwarakyo, pero Nara tenía la ventaja de estar más céntrica, ubicada a 30 km al sur de Kioto.
El período de Nara siguió desde el Período Kofun (250 – 538) y el período Asuka (538 – 710), que a veces se conoce
como el Período de Yamato. Japón había aumentado sus relaciones diplomáticas con sus vecinos poderosos China y
Corea, además, aceptó la religión budista y absorbió algunos avances culturales de dichos territorios. Este proceso
continuó en el Período de Nara.
Nara se construyó sobre el modelo chino de Chang-an, la capital Tang, y tenía un diseño de cuadrícula regular y bien
definido, dos mitades simétricas y edificios familiares a los de la arquitectura china. Se estableció una universidad
dedicada a la tradición confuciana, se construyó un palacio real y se amplió la burocracia estatal a unos 7.000
funcionarios públicos. La población total de Nara pudo haber llegado a 200.000 habitantes para el final del período.
El control del gobierno central sobre las provincias se vio incrementado por una mayor presencia militar en todas las
islas de Japón. Esto no evitó una gran rebelión en el año 740 liderada por Fujiwara Hirotsugu y apoyada por la
minoría Hayato, con base en el sur de Kyushu, que se resentía al dominio del clan Yamato sobre el gobierno y sus
intentos de civilizar regiones subdesarrolladas. El emperador Shomu (724 – 749) levantó un ejército de 17.000
hombres, anuló el ejército rebelde en dos meses y ejecutó a Hirotsugu.

DIA 3 DE OCTUBRE (MIÉRCOLES)


Kofuku-ji: Es un templo budista de la escuela Obaku. El templo, junto a otros edificios, fueron declarados por la
Unesco en 1998 como Patrimonio de la Humanidad con parte de los “Monumentos históricos de la antigua Nara”.
Este templo fue fundado por Kagaminookimi, la primera esposa del Emperador Tenji, quien buscaba mediante esta
construcción que su amado esposo recuperara la salud.
Fue construido inicialmente en Yamashina-ku, Kioto el en año 669. En el año 672, el templo fue movido a Fujiwara-
kyo, la primera capital totalmente planeada de forma artificial para este fin.
En el año 710 el templo fue nuevamente trasladado de lugar a una nueva capital de más reciente construcción Heijo
Kyo hoy conocida como Nara.
Durante mucho tiempo el templo ha sido cuidado por monjes guerreros (sohei) quienes no siguen los principios
fundamentales de la enseñanza de Shakyamuni, el Buda histórico. Este Buda rechaza el acto de matar. En cambio,
estos monjes, alejados de la meditación y el estudio, están armados y luchan sin compasión.
El Kofuku-ji se convirtió en un templo del estado sin dejar de ser el santuario de la familia Fujiwara. La popular
escuela budista Hosso, una de las “Seis sectas de Nara” tuvo aquí su sede. En este lugar de culto y de estudios
escolásticos las enseñanzas insistían en la idea de que no hay realidad fuera del pensamiento, pues los sentidos sólo
producen ilusiones. La doctrina propuesta era: “solo conciencia”.
Los Cuatro Reyes celestiales, con sus posturas marciales y caras enfurecidas protegían la Ley del Buda (Dharma) y
también a Kofukuji, que representaba el poder político de la familia Fujiwara. Las estatuas, de un realismo
sorprendente, encarnan una energía profunda, más allá del mundo de las apariencias.
La pagoda de 5 pisos fue construida en 1426. Con sus 50.1 metros de alto, consta como la segunda más alta de
Japón, solamente por detrás de la pagoda del templo de Toji en Kioto.
Detaca el pabellón octogonal del sur Nan´endo, construido en 1741. Éste cuenta con una planta octogonal simétrica,
y funciona como parada del peregrinaje Saigoku Kanon, una ruta entre 33 templos de la región de Kansai.
Mientras que la entrada al complejo del Templo es gratuito, hay dos áreas que son de pago: el Museo Nacional del
Templo Kofukuji y la Sala de Oro Este. El Museo Nacional ha sido recientemente renovado y exhibe una parte de la
colección de arte del templo. Lo más destacado de esta exhibición es una estatua de Ashura de seis brazos, una de las
estatuas más populares de Japón.
La Sala de Oro Este está situada a pocos metros del museo y exhibe una gran estatua de madera de Yakushi Buda.
Horario: 9.00 – 17.00h
Precio: 600Y
Nandaimon: Es un gran portón de vadera de 20 metros cobijado a ambos lados por dos guardianes Nio, dos estatuas
que, junto con la puerta, que data de 1199, son tesoros nacionales.
Esta puerta es uno de los pocos ejemplos existentes del daibutsuyo, un estilo de arquitectura religiosa japonesa que
surgió a finales del S. XII o principios del S. XIII. Es uno de los tres estilos más significativos desarrollados por el
budismo japonés sobre la base de modelos chinos.
Este estilo fue introducido por el sacerdote Chogen, quien en 1180 dirigió la reconstrucción de Todai-ji, que había
sido destruida durante las guerras Genpei. Acababa de regresar de un viaje a China y, por tanto, eligió como base el
trabajo de la arquitectura de la dinastía Song.
De su trabajo en el templo sólo tres estructuras se mantienen, la Nandaimon, el Kaizando y la Hokkedo. La mayoría
de los rasgos característicos de la puerta son los grupos de soporte de seis niveles proyectándose directamente de las
columnas y conectados entre sí por lazos tan largos como la fachada.
Una característica significativa es que muchos elementos estructurales se dejan al descubierto y tienen una función
decorativa. Miembros del soporte del techo no están cubiertos por un techo y son totalmente visibles desde el
interior del templo.
Todai-ji: Fue encargado en el año 743 por el emperador Shomu, y se completó ocho años más tarde en el año 751, se
construyó como templo principal de todos los templos rurales o de provincias de Japón y para reunir y administrar las
diferentes sectas budistas del período de Nara (710 – 794), las Nanto Rokushu o Seis sectas de Nara.
Su reputación creció gracias al monje Kuai (774 – 835), el famoso fundador del sitio sagrado de Monte Koya e
iniciador de la secta Shingon, responsable de las vocaciones sacerdotales del imperio y de la administración del
Todaiji desde el año 810. Hoy en día, este templo todavía es el lugar de culto más activo de la secta Kegon, una de las
seis corrientes de la era Nara.
Según la leyenda, la estatua fu fundida en bronce por más de dos millones de japoneses, agotando las reservas
metálicas del país. En el año 752, la ceremonia con la apertura de los ojos dibujados en la estatua simbolizó el
despertar de Buda.
El templo del S. VIII fue destruido en el año 1180, y hubo que esperar 15 años para que se reconstruyera con el
patrocinio de la familia Miramoto, en un estilo diferente al inicial.
En el año 1567 sufrió un grave incendio, reconstruyéndose nuevamente en el año 1688
Partes del templo:
 El Salón Daibutsuden o salón del Gran Buda, es el salón principal del templo, y el edificio de madera más
grande del mundo. El edificio actual es una reconstrucción un 33% más pequeña que el edificio original.
Nada más entrar en el interior del salón principal encontramos la estatua de bronce del Gran Buda de Nara.
Es una estatua gigante de un Buda sentado de 15 metros de alto, con 500 toneladas de peso, flanqueado a
ambos lados por Bodhisattvas.

Hay un pilar con un agujero del tamaño del orificio de la nariz del Gran Buda. Se cree que si puedes pasar por
él conseguirás la iluminación en la próxima vida.
 Shoso-in: Es un edificio construido en el estilo azekura de cabaña de troncos, con un suelo elevado. Se
encuentra al noroeste del Daibutsuden. Alberga reliquias asociadas al Emperador Shomu y a la Emperatriz
Komyo, así como obras del período Tenpyo de la historia de Japón.
Antiguamente fue un almacén que pertenecía a Todai-ji, pero después de la restauración Meiji, quedó bajo la
administración del gobierno nacional, y desde la II Guerra Mundial ha estado bajo la administración de la
agencia imperial. Está declarado Patrimonio de la Humanidad, y tesoro nacional de Japón.
Uno de los tesoros que guarda es una regla de marfil de un shaku.
 Shoro: Torre de la campana que contiene la mayor campana existente en Japón. Mide 3.87 metros de altura
y 3.71 metros de diámetro. Fue construida en el año 752. Actualmente no se permite hacerla sonar,
solamente se puede escuchar a las ocho de la tarde.
 En el salón Nigatsudo se puede disfrutar de las vistas de Nara desde el balcón.
Los ciervos son considerados mensajeros de las deidades en el sintoísmo.
Kasuga-taisha: Es un santuario shinto fundado en el año 768 y reconstruido varias veces a lo largo de los siglos, es el
santuario de la familia Fujiwara.
El Santuario llegó a estar bajo el patronazgo imperial durante el comienzo del periodo Heian. En el año 965 el
Emperado Murakami ordenó que los mensajeros imperiales fueran enviados a informar de eventos importantes al
guardián del kami de Japón. Este heihanku fue inicialmente presentado a 16 santuarios, incluido Kasuga-taisha.
Desde 1871 a 1946, el Santuario Kasuga fue oficialmente designado como uno de los Kanpei-taisha Kanpei-sha, lo
que indicaba que se encontraba en más alto nivel de los santuarios financiados por el gobierno.
El interior es famoso por sus muchas linternas, toro, de bronce que han ido siendo donados por devotos del
santuario; así como por las de piedra que iluminan el santuario.
El estilo arquitectónico Kasuga zukuri toma su nombre del honden de este santuario.
Harushika Sake Brewery: Es una destilería en la que por 1000Y te dan a probar 5 tipos de sake y te llevar de souvenir
el vaso.
Distrito de Naramachi: En el año 710 la capital imperial se trasladó a Heijo-kyo (antigua Nara) y el templo de Hoko-ji
en Asakusa cambió su nombre a Gango-ji y fue trasladado a Heijo-kyo. La zona donde se encontraban los antiguos
terrenos del recinto sagrado de Gango-ji es lo que se conoce ahora con el nombre de Naramachi. Estas calles
albergan una larga historia, comenzando a florecer con la construccion de la nueva capital, pasando de ser unas calles
de templos y santuarios llamada Nanto a unas calles de industrias, y de unas calles de industrias a unas calles de uso
turístico que desde finales del periodo Edo al periodo Meiji han sufrido continuos altibajos.
Naramachi Koshino Le: Es una casa tradicional que perteneció a unos comerciantes.
Museo del juguete: Museo en el que se exhiben juguetes mecánicos antiguos hechos de madera.
Templo Toshodai-ji: Es el templo superior de la secta Risshu, fundado por el Monje Gaijin. Este monje fue originario
de China y vino a Japón después de vivir muchas penurias. Pasó los primeros 5 años en el Templo Todai-jo y fundó
Toshidai-ji en el Precinto de Nitabe en el año 759.
Hall Dorado: Es la única parte original construida durante el periodo Nara. Es declarado como un Tesoro Nacional de
Japón. Nyoho, la disciplina del Ganjin, que trajo a Japón consigo, continuó con la construcción del templo después de
su muerte. En el Hall dorado se puede ver a la principal deidad, la estatua sentada del Buddha Birushana, Yakushi
Nyorai en la derecha y Senju Kannon a la izquierda.
Hall de Lectura Kodo: Fue construido moviendo y remodelando el Palacio Heijo-kyu Higashi-Choshuden. Hay distintas
estatuas budistas en el Hall: Honzon Miroku Nyorai-zo, Zojotenritsu-zo.
Kaizan Gobyo: La tumba de Ganjin está en las profundidades del templo, pero mucha gente sigue viniendo aquí para
adorarle. La tumba tiene hortensias enviadas desde Yangzhou, tierra natal de Ganjin.
Yakushi-ji: Es el templo principal del budismo Hosso, situado en Nishinokyo. Se encuentra en los alrededores de lo
que fue la antigua Nara y es uno de los siete templos que se encontraban bajo la tutela del palacio imperial.
Fue fundado por el emperador Tenmu en el año 680 para rezar por la recuperación de su consorte, la emperatriz Jito,
aunque fue durante la época del emperador Monmu cuando se terminó su construcción en el territorio de Asuka.
Posteriormente, en el año 710 se trasladó la capital a Heijo-kyo y Yakushi-ji a su emplazamiento actual en el año 718.
Con este traslado, el Yakushi-ji construido en Asuka fue conocido como Moto-Yakushu-ji. El Yakushi-ji de Heijo-kyo fue
pasto de las llamas en el año 973, aunque durante la era Kyouroku en el 1528, muchos de los edificios fueron
destruidos por el ejército del daimyo de los combatientes Tsutsui Junko, conservándose del periodo Nara sólo la
pagoda este. Del incendio acaecido en el cuarto año de la era Tenroku se conservan la pagoda este, el Kondo y la
pagoda oeste, por el contrario, el Ko-do, Sobo y la entrada Nandai-mon ardieron en el incendio.
Destacan las pagodas oeste y este, declaradas tesoro nacional. Ambas fueron construidas en una época distinta,
aunque la reconstrucción más reciente fue realizada sobre la pagoda oeste, la cual es un poco más alta que la este.
Esto se debe al peso de la madera empleada en su edificación, que con el paso del tiempo ha ido contrayéndose y
hundiendo la base, calculándose así para que con el tiempo tengan la misma altura.
En el lado sur del recinto sagrado se encuentra la puerta de entrada Nanmon, que fue construida en 1512 como
entrada al Sai-in de Yakushi-ji, declarada patrimonio cultural. El camino exterior une Nanmon con el santuario de
Yakushi-ji Yasugaoka Hachimangu. Este santuario cumple la función de proteger al templo de Yakushi-ji. El actual
Shaden fue una donación de Toyotomi Hideyori.
A la vuelta de Nara pasar a visitar el templo Fushimi Inari que está en la misma línea de tren.
Fushimi Inari: Es el principal santuario sintoísta dedicado al espíritu de Inari. Se encuentra situado en la base de una
montaña también conocida como Inare.
Desde las épocas más antiguas de Japón, Inari era vista como patrona de los negocios (cada Torii existente n el
santuarioa ha sido donado por algún hombre de negocios japonés) aunque Inari en primer lugar fuera diosa del
arroz.
Desde su fundación en el año 711, el santuario se convirtió en objeto del patrocinio imperial durante el comienzo del
Periodo Heian. En el año 965, el Emperador Murakami ordenó que los mensajeros imperiales (heihaku) fueran
enviados para informar de todos los eventos importantes al guardián kami de Japón. Estos heihaku fueron enviados
inicialmente a un total de 16 santuarios, entre los que se encontraba el santuario a Inari.
Entre 1871 y 1946 el Fushimi Inari fue incluido oficialmente dentro del Kanpei taisha, lo que significaba que quedaba
bajo apoyo del gobierno nipón.
En el año 2005, apareció en la película Memorias de una geisha.
Las primeras estructuras fueron construidas hacia el 711 en la colina Inariyama del sudoeste de Kioto, pero el
santuario sería reubicado en el 816 a petición del monje Kukai. La principal estructura del santuario fue construida en
1499.
Como suele ser habitual en los santuarios dedicados a Inaria, el zorro o kitsune es una de las figuras prominentes
porque es el mensajero del dios Inari, a menudo suele tener una llave en la boda, que representa el lugar donde se
guarda el arroz y, por tanto, la riqueza.
La puerta Romon es la puerta principal de acceso al santuario Fushimi Inari. Fue construida por orden del regente
Toyotomi Hideyoshi en 1589. Cuenta la leyenda que cuando la madre de Hideyoshi cayó enferma, éste rezó a la
deidad de Inari y prometió una generosa donación si la salud de su madre mejoraba. Sus rezos surtieron efecto y con
la donación de Hideyoshi se construyó la puerta Romon.
Después de pasar la puerta de acceso, se llega al salón principal Honden, declarado Bien de Interés Cultural.
En el salón principal están consagradas las cinco deidades del monte Inari. El edificio, de estilo uchikoshi
nagashizukuri y bastante grante para su tipo, tiene decoraciones en los pasillos típicas del período Azuchi-
Momoyama (finales del S. XVI) y muros de 10.6 metros de alto. Las decoraciones son coloridas y dinamicas, como los
colgantes de oro konpukurin en el techo, las decoraciones de metal tarukibana o los travesaños del techo kaerumata.
Todos los edificios fueron presa de las llamas en la Rebelión de Onin en 1468, pero gracias a las donaciones del
pueblo, el santuario se reconstruyó en 1499.
Después de ver los edificios cercanos al salón principal, llegaremos a las mil puertas torii de color bermellón o
Senbon Torii.
Las puertas torii de color bermellón están pintadas siguiendo la técnica inari-nuri, igual que el santuario principal y es
un lugar de gran espiritualidad. Desde el Periodo Edo (1603 – 1868), los fieles donan las puertas torii para solicitar y
agradecer los favores de la deidad del santuario.
Al final del camino de las mil puertas torii o Senbon Torii nos encontraremos con el Okusha Hohaisho, más conocido
como Okuni-in, el salón de plegarias del santuario interior. Construido en 1499, aquí es donde se reza a las deidades
de la montaña Inari y de hecho el santuario está alineado para poder ver los tres picos del monte desde aquí.
El Okuno-in fue construido en 1499, aunque fue completamente destruido por un desastre natural en 1794. Se
reconstruyó con un tamaño algo superior y finalmente en 1975 se trasladó a su ubicación actual.
Desde la intersección Yotsu-tusji podemos acercarnos hasta el mirador Kojin-mine, situado detrás del santuario
Tanakasha. Si andamos un rato más, llegaremos al santuario Miyuki Hohaisho. Abierto en 1963, este salón de
plegarias es popular por su fude-zuka, un lugar en el que enterrar de manera ritual los pinceles de caligrafía viejos.
Está rodeado por árboles de bambú negros, creando un ambiente espectacular.
Siguiendo el itinerario, se llega a la tercera cima del monte Inari, donde se encuentran las antiguas ruinas del
santuario Shimosha Shinseki, en el que se venera la deidad Shiragiku Okami.
Una puerta torii de piedra, llamada Nunetorii, nos indica el acceso a la zona sagrada de Ai-no-mine, una cima
intermedia en la que se venera la deidad Ise no Okami.
La puerta torii Nunetorii merece atención por sus decoraciones parecidas a las del estilo gassho, típicas de las casas
de la aldea Shirakawago.
En la segunda cima Ni-no-mine se encuentra el antiguo santuario Nakasha Shinseki, donde se venera a la deidad Aoki
Okami.
Diez minutos después, llegaremos a la cumbre principal del monte Inari, situado a 233m sobre el nivel del mar. En el
antiguo santuario Kamisha Shinseki se venera la deidad Suehiro Okami.
Aquí es popular sacar papeles de la fortuna omikuji que, según la gente de Kioto, suelen acertar con bastante
precisión.
15 minutos después, llegaremos al santuario Mitsurugisha, donde está consagrada la deidad del santuario
Shimogamo de Kioto. Al lado del santuario se encuentra la roca Kaminari o Kaminari-ira (Roca del trueno), cuenta la
leyenda que fue golpeada por varios rayos y truenos en el pasado.
A 5 minutos en la cumbre del monte Inaria, encontraremos el santuario Yakuriki o Yakurikisha que es famoso por sus
poderes curativos.
Aquí está consagrada la deidad de la tos, razón por la cual muchos actores de teatro kabuki acuden aquí a rezar para
que no les falle su voz.
Apenas 200 metros más allá, encontraremos la zona de plegarias de Gozendani, situada entre las tres cimas del
monte Inari.
En el Gozendani se celebran multitud de festivales, aunque el más popular es el Oyama-sai, que se celebra el 5 de
enero, momento en el que se cuelga una cuerda sagrada shimenawa y se ofrece sake a las deidades de la montaña
antes de realizar una peregrinación sagrada por el monte.
Desde Gozendani podemos ir a las cascadas Kiyotaki, situadas a 200m en un camino de bajada, si seguimos por ese
camino nos alejamos del santuario Fushimi Inari, pero podemos llegar al templo Tofukuji y al templo Sennyuji.
45 minutos después de dejar atrás la zona de plegarias de Gozendani y cruzar de nuevo las intersecciones Yotsu-tsuji
y Mitsu-tsuji llegaremos al santuario Suehiro, popular por sus ranas guardianas o kaeru-koma. Normalmente los
guardianes de los santuarios son una especie de león-perro mitológico o zorros, muy típicos estos últimos de Fushimi
Inari, pero en el santuario Suehiro veremos ranitas, por lo que este lugar es de especial interés.
Hay puestos en los que venden amuletos de tela omamori, tablillas de madera ema para colgar con forma de zorro,
papelillos de la suerte omikuji, flechas de Año Nuevo hamaya y otros amuletos o engimono para tener buena suerte
y protección.
Horario: 24h

También podría gustarte