Está en la página 1de 24

Ladrillos: colores y texturas

Los ladrillos son masas de barro o arcilla de forma rectangular que sirven para construir
muros, habitaciones, etc. El ladrillo es una pieza cerámica obtenida por moldeo, secado y
cocción a altas temperaturas de una pasta arcillosa. La invención del ladrillo dispuso un
gran avance en la historia de la arquitectura mundial.







Materiales tan susceptibles o tan costosos y pesados como la piedra, se han visto
relegados a un segundo plano en la mayoría de trabajos de albañilería.
El ladrillo tiene sus especiales características y cada una de sus caras tiene
nombre:
- Testa: se denomina así a los lados cortos.
- Tabla: son las caras largas del ladrillo.
- Canto: cada lado largo del ladrillo.
Sus diferentes dimensiones reciben el nombre de soga, tizón y grueso, siendo la
soga su dimensión mayor.

COLORES Y TEXTURAS
Los diferentes colores de ladrillos tienen que ver con el tipo de arcilla empleado
en su fabricación. En algunos casos, también intervienen en el color la adhesión
de algún mineral y la temperatura de cocción. No es raro encontrar ladrillos
negros, blancos, amarillos o rojos.
En cuanto a las texturas, éstas dependen de los moldes utilizados en la
fabricación, por lo que pueden ser de lo más variadas: ralladas, punteadas, con
motivos decorativos, etc., y tener dibujos en una sola de sus caras o en todas.
En su variedad, los hay:
- Macizos: son planos y tienen, en una de sus superficies, un nivel más bajo que
las restantes (cara hundida). Esta depresión sirve para unir los ladrillos unos con
otros cuando se la rellena con materiales de agarre.
- Especiales: son de formas variadas, por lo que solucionan el toque final de las
paredes decoradas. Los hay rematados con doble canto, terminados en curvas,
con ángulos esquinados y con puntas redondeadas.
- Perforados: tienen agujeros que los atraviesan de lado a lado y que cumplen la
función del hundido de los ladrillos estándar.
- Huecos: constituyen una verdadera muralla contra la humedad. Pesan muy poco
y tienen múltiples aplicaciones en la construcción, como la de levantar dobles
muros entre los cuales insertar materiales antirruidos o aislantes.
También son llamados rasillas.
Existen diferentes calidades de ladrillos para la construcción. Los de interior no
se deben usar para muros exteriores; los de calidad especial se emplean para
levantar muros en lugares de clima duro y los de calidad corriente son los de uso
más habitual. Actualmente el ladrillo también ha adquirido un rol decorativo
dentro de la construcción, esto es debido a la gran variedad de diseños, texturas,
formas y colores que han incorporado los nuevos fabricantes.

OTRO LADRILLO EN LA PARED


Menor complejidad en la colocación con el mismo valor estético: surge un nuevo
concepto en "ladrillo visto" que promete derribar los abultados costos y tiempos
de las piezas tradicionales.
Hasta el momento, optar por el clásico "ladrillo visto" para texturizar fachadas
guarda en su alto componente estético un contrasentido práctico: el engorroso
modo artesanal de su colocación. Ajustado a la plasticidad constructiva del nuevo
siglo, al economizar tiempos y costos, surge un nuevo sistema en ladrillo a la
vista que, por si fuera poco, promete estar en armonía con el medio ambiente
gracias a su capacidad de reducir el uso de materias orgánicas de alto impacto
ecológico.
Es que a diferencia de los ladrillos tradicionales, la nueva línea de la empresa
Cerro Negro tiene el acento puesto en su ductilidad y sencillez a la hora de su
utilización.
Como bloques de un accesible rompecabezas, TecnoBrick ahorra la dificultosa
tarea de mantener el nivel de colocación fila por fila sin tener que recurrir al
empleo de separadores entre cada uno de los ladrillos. Y, por ende, simplifica la
contratación de mano de obra especializada. Para los más detallistas se puede
agregar que la gama consiste, básicamente, en piezas cerámicas planas de baja
absorción, de forma rectangular y medidas aproximadas de 20x40x2 centímetros
de espesor, de perímetro irregular y encastrables entre sí, en cuya superficie vista
se reproducen relieves con la forma, color, tamaño y características exactas de los
ladrillos a la vista en la disposición usualmente denominada "traba a la francesa".
Este material puede ser combinado armónicamente con diversos materiales:
mármol, piedra, vidrio, madera, constituyendo una solución ideal para la
decoración de cualquier ambiente de la casa. Por último, sus bajos niveles de
absorción de agua favorecen su uso para la cobertura de muros con problemas
recurrentes de humedad como, por ejemplo, suele ocurrir en los proyectos de
reciclado.
http://www.elcivismo.com.ar/notas/9963/
INFORMACION SOBRE LADRILLOS

Debido al número de empresas productoras de este material, las características, formas y tamaños
varían. Por esta razón encontramos que el ladrillo es diferente de una región a otra.

El ladrillo es un electo o material muy utilizado en las construcciones; tiene dos condiciones en el
proceso de fabricación.

a. Moldeado a mano y secado al aire,

b. Cocido

Cumpliendo con estas dos condiciones, el material de mampostería se llama ladrillo, bien sea
macizo o con huecos.

Cuando el elemento es de arcilla y es secado al aire pero no sometido al proceso de quemado o


cocido, se llama adobe.

El adobe se utilizo mucho y aun se emplea en algunas regiones, en construcciones rurales,


particularmente donde no existen hornos o chircales especializados.

a. Clasificación de los ladrillos:

Segunda forma, dureza y acabado, los ladrillos se clasifican en:

Ladrillo Macizo (Tolete)


Es la forma común del ladrillo. Como su nombre lo india, es un elemento macizo y por lo tanto de
bastante densidad.

Según la región se le da también el nombre de tolete, o bocadillo.

La dureza y densidad del ladrillo depende de varios factores como son:

 Calidad de la arcilla utilizada

 Proceso de fabricación

 Temperatura a la que es sometido en el horno

El ladrillo macizo se produce en diferentes resistencias, según los grados de calor a que es
sometido.

Esta diferencia en cuanto a dureza puede ocurrir accidentalmente en especial en hornos rústicos
de producción periódica. También se puede buscar mayor conocimiento si se requiere, según el
caso especifico y el tipo de mampostería en que se vaya a utilizar. Generalmente se emplea en
elementos de mampostería que están sometidos a humedad o a gran peso.

En el acabado de ladrillo también influye la arcilla utilizada en el proceso de fabricación.

El ladrillo macizo común, es producido en forma rudimentaria en molde de madera (gaveras). Al


ser quemado, su apariencia es rustica. Se utiliza en elementos de mampostería que generalmente
se revocan o pañetan.

Ladrillo macizo semi-prensado

Tiene la misma forma que el ladrillo macizo común. El proceso de fabricación de este tipo de
ladrillo es más exigente. Al moldearlo se utilizan gaveras de mejor acabado. Después de quemado,
sale una cabeza y un paramento de buen acabado y las otras caras un poco rusticas.

Se utilizan a la vista en muros u otros elementos que no necesitan un acabado perfecto.

Ladrillo macizo prensado

Es de igual forma a los dos anteriores. Se fabrica con un proceso especial en moldeo metálico,
independiente para cada ladrillo, o se cortan a maquina. Para este tipo de ladrillo se utiliza
material de buena calidad.

El proceso de molde se realiza mecánicamente para obtener mayor compactación y evitar


porosidad.

Su quemado se efectúa en hornos de producción continua que reparten uniformemente el calor,


permitiendo así un mejor conocimiento de cada ladrillo. Con este proceso se obtiene un material
de buena textura y acabado. Se utiliza en mampostería decorativa o a la vista.
Ladrillo hueco o bloque

El ladrillo hueco lo fabrican en varios tamaños y la característica mas importante es que puede
tener huecos longitudinal o verticalmente. Estos lo hacen más liviano.

Es una ventaja en cuanto a mano de obra, ya que se logra mayor rendimiento al usarlo. La
cantidad de huecos depende de su espesor y del molde utilizado por la fábrica.

Debido a su tamaño este tipo de ladrillo se fabrica con estrías o ranuras exteriores longitudinales,
con las que se obtiene mayor adherencia al mortero de pega y del a capa de revoque o pañete.

El ancho del ladrillo hueco varía y se clasifica por números así:

Nº 4 = 10 cm. de espesor

Nº 5 = 12 cm. de espesor

Nº 6 = 15 cm. de espesor

Estos números equivalen al ancho en pulgadas del molde con que se fabrica. El largo de este tipo
de ladrillo varia según la fabrica. De acuerdo con la región toma diferentes nombres como: ladrillo
hueco, farol, bloque, hueco, etc.

Debido a las características d la arcilla cocida, el ladrillo hueco se puede utilizar de paramento (de
canto) -para muros sencillos y des soga o tendido para muros dobles

Ladrillo hueco prensado


Tiene las mismas dimensiones y apariencia exterior que el ladrillo macizo, por lo cual se le llama
también ladrillo tolete aligerado. Sus caras son lisas y de buen acabado. Los hay de uno, dos, tres o
mas huecos.

Ladrillo tablón

Tiene forma de ladrillo hueco pero mas delgado con ranuras a lo largo de los huecos que permite
separarlo en dos partes. Cada una de estas partes tiene forma de baldosa y se utiliza en enchapes
para pisos.

Se fabrica en varios tamaños, de forma cuadrada y rectangular.

b. Manipulación de ladrillos

El manejo o traslado de los ladrillos es una de las labores más comunes en la construcción. Por
esta razón, es conveniente que quienes la realizan conozcan la manera de hacer bien este trabajo,
evitando accidentes, perdida de tiempo, movimientos innecesarios del material y rotura del
mismo.

El transporte interno en obra se hace comúnmente:

 Por medio de cadenas humanas

 Por medio de carretilla

Cadena humana
Consiste en manipular los ladrillos para trasladarlos a corta distancia y apilarlos ordenadamente.
También se le llama comúnmente �bombear ladrillos en cadena�. Esta forma de trasladar
ladrillos se hace entre varias personas.

Tome un ladrillo por el extremo con ambas manos, lleve los brazos un poco hacia abajo para tomar
impulso y láncelo en dirección a las manos del compañero que sigue.

Tenga cuidado que al alcanzar el ladrillo no de vueltas en el aire, para que la persona que lo reciba
no tenga dificultad en atraparlo.

Par recibir el ladrillo, observe su trayectoria manteniendo las listas y a la altura aproximada de la
cintura y atrápelo con seguridad con ambas manos. Mantenga siempre el cuerpo fuera de la
trayectoria del ladrillo y evite hacer movimientos que puedan confundir al lanzador.

Cuando formen la cadena, procuren que las personas queden ubicadas en zig-zag para evitar giros
que lo fatiguen. Se debe tener cuidado de usar guantes, botas y cascos de seguridad para
protegerse del roce de los ladrillos en las manos y posibles accidentes.

Para apilar o almacenar ladrillo proceda así:

1. Reciba el ladrillo por un extremo, con ambas manos.

2. Coloque el ladrillo de canto en la pila y procure que esta se vaya formando recta y
verticalmente.

3. Las pilas de ladrillos deben ser de 2,00 metros de altura aproximadamente.

4. En los extremos de la primera hilada de una pila de ladrillos deben colocarse ladrillos o trozo de
madera, para contrarrestar la tendencia a ir quedando mas abajo que el resto de la pila. Observe
la figura.
Ejercicio

Traslade ladrillos o bloques a otro sitio seguro practicando cadena humana. Almacénelos como lo
indica la Cartilla. Invite a sus familiares y amigos para realizar el ejercicio.

c. Corte de ladrillo

El corte de ladrillo es muy importante en la obra, por la sencilla razón que siempre se necesitan
medios cuartos o tres cuartos de ladrillo, según la repartición que se haga en la hilada.

Otro punto importante es la economía, pues si se desperdicia el ladrillo cortándolo mal, esto
influirá en el presupuesto familiar.

Por estas razones antes de ver la explicación del proceso para levantar un muro, estudie la forma
de cortar correctamente el ladrillo.

Para hacer cortes en los ladrillos se utilizan las siguientes herramientas: cincel, maceta, piqueta,
hachuela, metro, escuadra y lápiz.

Siga los siguientes pasos y observara que fácil es cortarlos.


1. Seleccione el ladrillo. Observe que no este demasiado cocido ni agrietado. Si esta agrietado,
generalmente se rompe antes de cortarse y cuanto mas cocido este, mas difícil es de cortar.

2. Tome el metro y el lápiz. Marque en el ladrillo la medida del trozo o pedazo del ladrillo que
necesita o que debe cortar.

3. Con la ayuda de una escuadra y de un lápiz, marque o trace de acuerdo con la medida el
contorno del ladrillo.

Hecho el trazo, el ladrillo se puede cortar con piquetas o también con hachuela.

Con piqueta o hachuela

Golpee con el filo de la piqueta o hachuela sobre l trazo, en el canto opuesto al que sujeta, hasta
hacer una ranura o hendidura. De vuelta al ladrillo y siga golpeando por todo el trazo, hasta
lograra partirlo.
Tenga cuidado de inclinarlo un poco hacia delante, para evitar que las astillas o esquirlas que se
desprenden caigan en los ojos. Se debe tener cuidado de no golpearse o cortarse los dedos con la
piqueta o hachuela.

Con cincel y maceta

Después de trazar proceda de la siguiente manera:

En un arrume o montón de arena, nivele un sitio mas o menos del tamaño del ladrillo. Colóquelo y
asegúrese que este bien asentado.

Coja el cincel y la maceta. Coloque el filo del cincel en el trazo y golpee con l a maceta dando
golpes suaves hasta hacer una ranura o hendidura a lo largo del contorno del ladrillo hasta lograr
partirlo.

Si tiene posibilidad de disponer de una cortadora eléctrica de ladrillo, los cortes le quedaran más
pulidos y exactos. Compruebe el voltaje de la maquina y úsela con mucho cuidado pues la
herramienta es peligrosa.

http://biblioteca.sena.edu.co/exlibris/aleph/u21_1/alephe/www_f_spa/icon/construccion/5/10.h
tml
Materiales para la construcción: Ladrillos

1 Comment

Los ladrillos son masas de barro o arcilla de forma rectangular que sirven para construir muros. El
ladrillo es una pieza cerámica obtenida por moldeo, secado y cocción a altas temperaturas de una
pasta arcillosa. La invención del ladrillo supuso un gran avance en la historia de la arquitectura
mundial siendo ahora un material muy empleado en la construccion tanto estructural como
decorativo.

Cada una de las caras de un ladrillo tiene un nombre:

- Testa: se denomina así a los lados cortos.

- Tabla: son las caras largas del ladrillo.

- Canto: cada lado largo del ladrillo.


Sus diferentes dimensiones reciben el nombre de soga, tizón y grueso, siendo la soga su dimensión
mayor.

Colores y texturas de los ladrillos:

Los diferentes colores de los ladrillos tienen que ver con el tipo de arcilla empleado en su
fabricación. En algunos casos, también intervienen en el color la adhesión de algún mineral y la
temperatura de cocción. Hoy en día no es raro encontrar ladrillos de diferentes colores e incluso
formar o tratados con quimicos para brindarle mayor proteccion termica y resistencia.

En cuanto a las texturas, éstas dependen de los moldes utilizados en la fabricación, por lo que
pueden ser de lo más variadas: ralladas, punteadas, con motivos decorativos, etc., y tener dibujos
en una sola de sus caras o en todas.
Tipos de ladrillos:

- Macizos: son planos y tienen, en una de sus superficies, un nivel más bajo que las restantes (cara
hundida). Esta depresión sirve para unir los ladrillos unos con otros cuando se la rellena con
materiales de agarre.

- Especiales: son de formas variadas por lo que solucionan el toque final de las paredes decoradas.
Los hay rematados con doble canto, terminados en curvas, con ángulos esquinados y con puntas
redondeadas.

- Perforados: tienen agujeros que los atraviesan de lado a lado y que cumplen la función del
hundido de los ladrillos estándar.

-Huecos: constituyen una verdadera muralla contra la humedad. Pesan muy poco y tienen
múltiples aplicaciones en la construcción, como la de levantar dobles muros entre los cuales
insertar materiales antirruidos o aislantes. También son llamados rasillas.

Algunas medidas de los ladrillos son los siguientes, es importante remarcar que dependiendo del
pais donde te encuentres estas medidas pueden variar o cambiar de diseño.
Tipos de colocación de Ladrillos: La forma correcta de colocar un ladrillo es translapando uno
sobre otro como lo muestra la siguiente imagen. (Fabricación de Ladrillos )
Mientras que otras formas de colocar los ladrillos son por mencioanr algunas las siguientes:
Existen diferentes calidades de ladrillos para la construccion. Los de interior no se deben usar para
muros exteriores; los de calidad especial se emplean para levantar muros en lugares de clima duro
y los de calidad corriente son los de uso más habitual. Actualmente el ladrillo también ha
adquirido un rol decorativo dentro de la construcción, esto es debido a la gran variedad de
diseños, texturas, formas y colores que han incorporado los nuevos fabricantes.
cocción del ladrillo
8) COCCIÓN Se realiza en hornos de túnel, que en algunos casos pueden llegar a medir hasta 120 m de longitud, y
donde la temperatura de la zona de cocción oscila entre 900 °C y 1000 °C. En el interior del horno, la temperatura
varía de forma continua y uniforme. El material secado se coloca en carros especiales, en paquetes estándar y
alimentado continuamente por una de las extremidades del túnel (de dónde sale por el extremo opuesto una vez
que está cocido). Es durante la cocción donde se produce la sinterización, de manera que la cocción resulta una de
las instancias cruciales del proceso en lo que a la resistencia del ladrillo respecta.

Los ladrillos existen desde mucho tiempo atrás pero su uso ha ido cambiando, hasta
convertirse en una de las industrias más productivas y por tanto la forma de fabricación de
ladrillos se ha hecho más práctica hoy en día y existe en todo el mundo. No hay
complicaciones en convertir la arcilla conformada por sílice, agua, alúmina, oxido de hierro y
magnesio así como de calcio y otros materiales alcalinos en un ladrillo. La fabricación de estos
sigue etapas que enseguida comentamos.

La arcilla es el material básico del ladrillo, debido a que cuando se humedece se convierte en
una masa fácil de manejar y se moldea muy fácilmente, por lo que para proceder a fabricar
ladrillos, hay que humedecer bien la arcilla. Ya manejable se moldea y para endurecerla y
convertirla en ladrillo se procede por el método de secado, éste es de los más antiguos o por
cocción que resulta más rápido. Como pierde agua su tamaño se reduce pero muy poco,
alrededor de un 5%. El proceso de fabricación de los ladrillos conlleva:

Etapa de maduración: Es cuando se procede a triturar la arcilla, se homogeniza y se deja un


cierto tiempo en reposo para que así la misma obtenga consistencia uniforme y se pueda
adquirir ladrillos con el tamaño y consistencia que se desea. Se deja que repose expuesta a
los elementos para que desprenda terrones y disuelva nódulos, así como que se deshaga de
las materias orgánicas que pueda contener y se torne puro para su manipulación en la
fabricación.

Etapa de tratamiento mecánico previo: Concluido el proceso de maduración, la arcilla entra la


etapa de pre-elaboración, para purificar y refinar la arcilla, rompiendo los terrones existentes,
eliminando las piedras que le quitan uniformidad, y convirtiendo la arcilla en material
totalmente uniforme para su procesamiento.

Etapa de depósito de materia prima procesada, cuando ya se ha uniformado la arcilla se


procede a colocarla en un silo techado, donde la misma se convertirá en un material
homógeneo y listo para ser manipulado durante el proceso de fabricación.

Etapa de humidificación, sigue a la etapa de depósito que ha sufrido la arcilla, en esta fase se
coloca en un laminador refinado al que seguirá una etapa de mezclador humedecedor donde
se irá humidificando para obtener la consistencia de humedad ideal.

Etapa de moldeado, es cuando se procede a llevar la arcilla a través de una boquilla, que es
una plancha perforada en forma del objeto que se quiere elaborar. El proceso se hace con
vapor caliente saturado a 130°C, lo que hace que el material se compacte y la humedad se
vuelve más uniforme.
Etapa de secado, con esta etapa se procede a eliminar el agua que el material absorbió
durante el moldeado, y se hace previo al cocimiento. Suele hacerse usando aire en el
secadero controlando que el mismo no sufra cambios para que el material no se dañe.

Etapa de cocción: Esta etapa es la que se realiza en los hornos en forma de túnel, con
temperaturas extremas de 90°C a 1000°C , y donde el material que se ha secado previamente
se coloca por una entrada, en grupos para que se someta al proceso de cocimiento y sale por
el otro extremo cuando ha completado el mismo. Durante el mismo se comprueba la
resistencia que se ha logrado del material.

Etapa de almacenaje, cuando el producto se ha cocido y es resistente y llena las exigencias


de calidad, se coloca en formaciones de paquetes sobre los denominados “pallets” que hcen
fácil su traslado de un lugar a otro. Los mismos se van atando ya usando cintas metálicas o de
plástico para que los mismos no corran riesgo de caerse y dañarse, y de esa manera es más
fácil la manipulación porque pueden llevarse a los lugares de almacenamiento.

El almacenamiento es un punto importante dentro del proceso de fabricación de


ladrillos, porque debe ser un lugar que los proteja de los elementos como el agua, el sol
excesivo o la humedad extrema que podrían en alguna manera mermar su calidad. Además
de que permita que los mismos puedan manipularse fácilmente, o sea trasladarse cuando hay
que despacharlos o mover de lugar para inventariar y otras tareas.

Esta es una forma de procesamiento del ladrillo en forma industrial pero las etapas suponen
las mismas para la fabricación de ladrillos artesanales o manuales que aunque de igual
calidad en algunas ocasiones suelen ser irregulares en su forma, pero que igual cumplen las
expectativas de construcción y durabilidad para usarlos en interiores y exteriores, y que se
siguen usando en muchos países en vías de desarrollo porque luego del uso del adobe, que
duraba menos y estaba menos apto para resistir los embates de los elementos, el ladrillo
sigue siendo hoy en día uno de los materiales de construcción más utilizados en el mundo.
http://ladrillos.es/como-se-fabrican-los-ladrillos/
DETERMINACIÓN DE LA RESISTENCIA CARACTERÍSTICA A
COMPRESIÓN DE UN MURO DE FÁBRICA.

Para determinar la resistencia característica a compresión de un muro de fábrica, es


necesario conocer la resistencia característica de la pieza y del mortero.

Los ladrillos deben cumplir las condiciones especificadas en la norma UNE 67019 y
los bloques cerámicos aligerados (Termoarcilla) a la UNE 136010, hasta la entrada en vigor
de la norma armonizada EN 771-1. La resistencia a compresión se determinará según lo
especificado en la norma UNE-EN 772-1.

La resistencia a compresión mínima admisible de los ladrillos macizos y perforados


verticalmente será de 100 kg/ cm2 y la de los ladrillos huecos que se utilicen en fábricas
resistentes de 50 kg/ cm2.

Los morteros se clasifican según su resistencia a compresión, designados por la letra


M seguida del valor de la resistencia a la compresión en N/mm2. La resistencia a
compresión del mortero se determinará según la norma UNE-EN 1015-11: 2000. El
mortero ordinario para fábrica resistente no será inferior a M5.