Está en la página 1de 37

Lexicología Curso 2016-2017

Lexicología, lexicografía y
semántica.
Tema 1: Semántica, definición y relación con otras disciplinas.

Plano del contenido: lexicología/Morfosintaxis. Significado

Plano de la expresión: fonética y fonología Significante

En el estudio del plano del contenido se establece una frontera metodológica que no siempre muy
clara en cuanto a los límites de su aplicabilidad pero es bastante útil en la práctica. En este sentido las
unidades de contenido: lexema, semema, morfema, sintagma, oración y enunciado, se organizan en
cada lengua según una doble estructuración o visión del mundo designado, hay pues una primera
estructuración según la cual, la realidad designada queda referida a través de un contenido de unidades
léxicas, cada una de las cuales posee en oposición a las demás un contenido semántico o valor
diferencial propio. Pues esta constituye el objeto del estudio de nuestra asignatura (lex. y sem.). Pero
actualmente ha venido a añadirse a esta parcela la pragmática (relación del signo con los usuarios), se
refiere a como la circunstancia y el contexto ayudan a decidir entre alternativas de uso e
interpretación.
Gracias a la pragmática el lenguaje puede ser usado con fines humorísticos o irónicos. Además la
pragmática reduce la ambigüedad de las expresiones donde puedo interpretar el mensaje de un
determinado contexto.
Existe también una segunda estructuración del contenido lingüístico, esta es más abstracta, aquí lo
que se le da una forma a la unidad de la primera estructuración, una categoría gramatical y unas
funciones sintácticas, a esta parcela corresponde con el estudio de la morfología y la sintaxis (heroína:
sustantivo femenino), cada una de estas parcelas no es independiente como vamos a ver, hay unas
claras conexiones que existen entre ellas (morfología lexicología). En lo concerniente al capítulo
de la formación de palabras en español y entre lexicología y semántica.
Diferencias y conexiones con las 2 parcelas.

Definición de la semántica.
La palabra semántica viene del griego, que significa signo, así la semántica es la ciencia del significado
de las unidades léxicas. El significado es uno de los términos más ambiguos y más controvertidos de la
teoría del lenguaje. Hasta finales del s.XIX con Michael Brael, solo se hacían especulaciones a través del
pensamiento filosófico. Este autor decía que la semántica se centraba solo en los procesos de cambios
del significado y él se centraba en la vertiente puramente histórica no había métodos. Ej: palabra

1
Lexicología Curso 2016-2017

pupila antes era un niña que estaba bajo la tutela de alguien, pero se le da una explicación lógica (la
niña se refleja en la pupila del ojo como si fuese un espejo). Le daba una especulación, un estudio
histórico.
Años más tarde con el estructuralismo (1940-1950), la semántica viene a ser el estudio de las
relaciones estructurales del significado estudiado desde el punto de vistan sincrónico (niña del ojo) y
diacrónico (perdiendo el significado). Así la semántica se estudiaba desde diferentes perspectivas y se
hablaba de diferentes tipos: lingüística, lógica, psicología, filosófica, etc. La que nos interesa es el
estudio de la semántica lingüística donde se introdujo el término semántica. Se habla actualmente de
semántica léxica, semántica oracional o sintagmática y semántica textual o de discurso.

Relación semántica con otras disciplinas.


Unidades

-Cerrado.
-Abierto. -Nº reducido.
-Nº creciente. -Fácil estructura.
Plano del
-Difícil estructura.
contenido -Sgdo. Relativo. Ej: Juan
-Sgdo absoluto (sgdo. estudia/ Juan estudió.
Predicativo), el que me da el
Niño(s).
diccionario. Ej: niño.

Estas diferencias son metodológicas, pero es conveniente diferenciarlas para clarificar el estudio de
cada una y el objeto de estudio, pero hay constante interrelación entre ambas aunque es imposible a
veces comprender estructuras gramaticales sin ver su estructuración.
Conexiones entre ambas disciplinas.
Muchas de las distinciones que hacemos desde el punto de vista gramatical de un enunciado, proceden
de la semántica hasta tal punto que hay que reconocer que las distinciones gramaticales son
generalizaciones de las distinciones previas establecidas en semántica (masc/fem, serie de palabras
cuya distinción se hace ya en la parcela de lexicología y semántica: hombre/ mujer, yegua/caballo).
Esta distinción de masc/fem para muy pocas parejas. Hay distinción de género y sexo. A partir de aquí
se llega a una generalización para poderse aplicar a muchas comunidades. Con lo que aquí surge la
oposición –o/-a, ej: tío/tía, primo/prima, etc. Se ha producido una generalización, distinción de sexo.
Otra conexión, cuando estudiamos la combinatoria de las unidades morfosintácticas estamos haciendo
un estudio sintáctico. Pero nos encontramos casos de frases que están bien constituidas pero no son

2
Lexicología Curso 2016-2017

lógicas: “Las piedras reflexionan”, la combinatoria es correcta pero el problema en que no hay lógica
semántica.
Aunque sea meras unidades gramaticales son siempre palabras que tienen un contenido significativo.
Hay verbos que exigen un sujeto más animado, sustantivos que exigen unidades que sean contables.
El problema está en que el sustantivo, verbo y adjetivo aunque sean meros gramaticales son siempre
palabras que tienen el contenido significativo. Así nos centramos con verbos que exigen que su sujeto
reúna una serie de características generales (+- humanos, +- abstractos), son rasgos de selección. No son
de significado no son componentes diferenciales de signos lingüísticos. Son mentes universales que
permiten clasificar las palabras en grandes grupos de comportamiento. Pottier los llama Clasema.
A la hora de combinar las unidades y distribuirlas no solo hay que tomar en cuenta los elementos
formales de la concordancia, sino también una serie de rasgos que sirven para seleccionar las palabras
en grandes grupos (reflexionar/mirar). Hay reglas que se rompen “Me suena esta calle”/ “Mira lo que
dice Juan”, uso frecuente, generalizaciones.
Otro tipo de conexión se da cuenta cuando hablamos de verbos transitivos e intransitivos (Alarcos dice
que no existe esa diferencia. Que hay grados). Un verbo transitivo exige la presencia de un CD y el
intransitivo no.
Juan hizo (un pastel), sino semánticamente estará incompleto. Juan corrió (trans. o intransitivo).
Comió (pan), restricción semántica.
Otra conexión es con respecto a los verbos predicativos, semiauxiliar y auxiliar.
El verbo predicativo no puede funcionar nunca como auxiliar “comer”, sentido completo: siempre
masticar algo.
Cuando se habla de semiauxiliar a veces se unan como predicativos y otras veces como auxiliares:
“andar”/ significado absoluto de caminar: Juan anduvo dos kilómetros/ Juan anda enamorado, aquí es
auxiliar.
El verbo auxiliar se usa a penas sin significado, perífrasis o verbos auxiliares.

Semántica con Lexicología.

Se relaciona con el sentido que se ocupa de problemas de contenido. Se preocupa por el sentido de las
palabras pero se diferencia de la semántica en que esto es más general, más filosófica que se ocupa de la
naturaleza de los significados.
La lexicología estudia las relaciones que existen entre las palabras de una lengua dada en un momento
dado. También aborda el problema entre la interdependencia que se estable entre la lengua y la sociedad
que la utiliza (léxico del habla de mi pueblo). También se ocupa de problemas de forma como el caso de
derivación y composición y también de problemas de contenido semántico, se preocupa por las estructuras
de las unidades. La semántica de la naturaleza del significado, de la sustancia, etc. Por otro lado la
semántica está relacionada con la lexicografía y la lexicología es la técnica de confeccionar diccionarios
y hace referencia al habla. Su finalidad es organizar las palabras en un repertorio concreto y en un orden
establecido. Le trata de confeccionar listas de unidades léxicas de lenguas o de una sola.
Si aplicamos las relaciones lógicas de inclusión, el término semántica engloba a la lexicología y
lexicografía en el sentido de que todo problema lexicológico es semántico, pero no al contrario, ya que
la semántica estudia el significado en otros planos lingüísticos además del estrictamente léxico y es objeto
de análisis de otras disciplinas.

3
Lexicología Curso 2016-2017

Conexión entre semántica y lexicografía.

La conexión entre semántica y lexicografía es el objeto de análisis de otras disciplinas aún relacionadas
con la lingüística exceden los límites de esta, es decir, si considera semántica lingüística en sentido amplio
como ciencia de los significados puede ser campo de investigación con otra ciencia como semiótica y
semiología. 2 términos aplicados al mismo fenómeno, estudia los signos en general.
Están conectadas con la semántica, está dentro de la semiología y estudia el singo lingüístico en
particular refiriéndose al significado. No se debe confundir semiología con semántica. Los 3 coinciden en
el objeto de estudio y el marco en el que se encuadra la investigación.
El empleo del término semántica se ha extendido a otros campos de investigación, los cuales tienen
como objeto de estudio el lenguaje. En efecto la semántica ha sido reclamada por diversidad de ciencias:
filosofía, psicología, etc. Y ello es debido a dos razones:
-Complejidad que presenta el acto comunicativo.
-Variedad de aspectos semánticos que intervienen en el proceso de comunicación que consecuentemente
la multiplicidad de aspectos que tiene el significado.
El acto comunicativo es muy complejo en él intervienen factores neurológicos, filosóficos, etc. Las
diversas ciencias y disciplinas que se han interesado por el lenguaje, transmitimos pensamientos,
expresiones, es decir, por medio de los signos comunicamos ideas, acontecimientos que tienen significado,
de ahí el interés de filósofos, sociólogos, etc. Por esta materia.

Relación semántica con sociología.

Al ser el lenguaje el elemento de comunicación ente los individuos que forman una comunidad, también
el aspecto social interviene en el proceso de comunicación este aspecto se estudia en sociolingüística, en
esta se estudian las funciones y los factores sociales de una lengua y se sirve de dos métodos elaborados
en sociología se preocupa en estudiar los rasgos diferenciales de una misma sociedad.
-Relación semántica con la etnolingüística, trata de conocer la diferencia entre cultura, épocas
históricas. Aquí hay una relación entre lengua y cultura, es decir, estudia tanto la variación de la una
lengua en relación con la cultura. Está muy enfocado a la antropología lingüística. Estudia los aspectos de
los usos lingüísticas mencionadas con la entidad étnica. Si la sociolingüística se encarga de los rasgos
diferenciales dentro de una misma sociedad. La etnolingüística trata de conocer las diferencias entre
culturas o épocas históricas.

Semántica y pragmática.
Cuando estudiamos el significado de un enunciado de un enunciado se detecta una serie de problemas
que la semántica no podía resolver. Hay algo más en el significado que las condiciones de verdad, es decir,
el significado de un enunciado no queda reducido a su relación con las condiciones de verdad que
defienden los lógicos, se hará extensivo a otros componentes de significado que se manifiestan en la
comunicación en el uso del lenguaje. Se pasa pues de una concepción del lenguaje como reflejo del
pensamiento a una concepción como comunicación.

4
Lexicología Curso 2016-2017

Así pues se aborda el significado atendiendo al proceso de comunicación, al estudio propiamente


semántico se añade el pragmático. Este nuevo estudio va a provocar una reacción en los semantistas
anteriores. Este nuevo estudio dará paso a la llamada lingüística del habla o lingüística del hablar, hay
muchos términos que hacen referencia a esto, pragmática, enunciación, entre otros.
Este nuevo enfoque del estudio del significado o sentido estará fundamentado en las siguientes premisas:
-Estudio del uso del lenguaje que por tanto del enunciado o discurso que más allá de la oración.
-Se busca la intención del hablante.
-Contexto en su sentido amplio.
Es evidente que no se puede reducir la semántica de la oración a una semántica sintáctica.
En el significado de las oraciones hay algo más, en él intervienen otros factores, como las personas que
hablan, su intención, dónde y cuándo emiten enunciado, etc. En todo enunciado además del significado
gramatical está el significado que depende de los sujetos y del contexto o situación en que se enuncie, se
denomina el sentido de enunciado. Ej: tu copa está vacía, significado convencional, gramaticalmente
correcto. Puede tener 2 o 3 interpretaciones: que no beba más o ¿si quiere una copita más de vino?
Estos distintos sentidos que nosotros podemos inferir esos sentidos añadidos al significado lingüístico, sería
el objeto de estudio de la pragmática, los pragmáticos tienen que explicar el significado de la relación
lingüística y del empleo de esa expresión o de distintas expresiones, es decir, tenemos por un lado el
significado que es el contenido semántico o contenido semántico que está codificado en una expresión y
por otro una información pragmática. Esa información es con la que cuenta el destinatario. María Victoria
Escandell Vidal “Introducción a la pragmática”: “la interpretación de un enunciado establece una relación
v multívoca, entre una expresión lingüística y la situación en la que se emitió, este tipo de relación puede
reflejarse en las siguientes fórmulas ¿Qué me quisiste decir (tú) el otro día cuándo dijiste (x)?” Según ella
este tipo de relación se pone en relación al menos cinco elementos diferentes: emisor (tú), el destinario
(me), el significado de la expresión (qué), entorno (el otro día), etc. Por medio de esta fórmula aplico
todos esos componentes. Otro ejemplo “y ya estamos llegando mi vida ha cambiado, un día especial este
11 de marzo”.

Decía Fregl: “nuestros mensajes son icebergs en los que en gran parte de lo que se comunica se haya
sumergido” Hablar explícitamente es decir algo, hablar implícitamente es hacer que alguien piense algo.
Estos aspectos que nosotros tenemos, de todos es el contexto tanto lingüístico como extralingüístico es
que me más me ayuda a interpretar el mensaje, así pues la interpretación concreta de un enunciado en
una situación dada no podrá ser objeto de análisis semántico exclusivamente, ya que para determinarlo
es necesario hacer intervenir elementos extralingüísticos.

Tema 2: El signo lingüístico. Variante e invariantes del contenido (Polisemia y


Homonimia).

Queremos decir con ello, al tratar el estudio de la polisemia y la homonimia nos vamos a encontrar con
un tipo de relaciones, las que existen entre el sonido y el sentido o más concretamente entre el plano de
la expresión y el plano del contenido. Ello proviene del hecho mismo de que la polisemia y la homónima
implica que a un mismo significante se le pueden asociar varios significados. Ej: Bote, lancha motora,
saltar… Algunos autores no hacen diferencias entre ambos fenómenos como por ejemplo Gutiérrez

5
Lexicología Curso 2016-2017

*Ordoñez, pero sí hay autores que hacen diferencias. Polisemia un significante con varios significados.
Esos significados siempre tienen algo en común.
Hay autores que no hacen diferencia entre ambos fenómenos como por ejemplo Gutiérrez Ordóñez, pero
sí hay otros que la hacen. Con respecto, nos vamos a encontrar con diversas teorías y concepciones de
este fenómeno semántico y nos vamos a hacer las siguientes preguntas:
- ¿Cómo se diferencian estos fenómenos?
- ¿Qué es cada uno?
Pues bien, la mayoría de los autores adscritos a la semántica histórica, no se plantearon la diferenciación
entre polisemia y homónima. Ellos se preocuparon más por las causas que producen los cambios semánticos
de las palabras y también por las causas y tipos. Decían que la polisemia era el resultado de uno de los
cambios lingüísticos. La homonimia era promotora de la desaparición de ciertas palabras. Por ejemplo:
facies; fascis. La facies viene del latín que significa cara y la segunda, del latín y significa atado de mieses.
Estas dos palabras concluyen en español con una sola forma ->haz.
Uno de los primeros semantistas que hizo una distinción explícita entre polisemia y homonimia. Nigrop
hizo una distinción entre estas dos, decía que la diferencia entre ambas era el etimológico. Que la
diferencia se podía ver en la etimología de la palabra. Si vienen de diferente origen era homonimia, si
coincide polisemia.
Este criterio le sirvió a Nigrop para dividir los homónimos en 3 grupos:
-Homónimos 1, aquellas palabras tanto de origen como de ortografías diversas aunque con idéntica
pronunciación. Ej: vaca: vacca (latín): animal; baca: bâche (francés: instrumento).
-Homónimos 2, palabras de origen diverso y de ortografía idéntica. Ej: Bote1 (botar); Bote3 (barco
pequeño).
-Homónimos 3, palabras del mismo origen y de ortografía idéntica. Ej: Pupila, tiene dos significados
“niña del ojo”, “tutelar”. En este caso tercero estamos ante la bifurcación de una palabra en la que las
diferentes acepciones de la misma se han alejado tanto que han terminado por perder cualquier tipo de
conexión entre ellas.
También en esta semántica estructural también tenemos la teoría de Ullman.
Ullman dijo también que tanto en la polisemia como la en la homonimia existe un significante con más
de un significado. Pero la polisemia constituye una palabra y la homonimia dos o más. Ofrece dos criterios
para ver uno y otro fenómeno, uno sincrónico y otro diacrónico, estos dos criterios explicarían la diferencia
entre polisemia y homonimia.
Desde el punto de vista diacrónico en la homonimia dos o más palabras confluyen en su evolución
fonética, es decir, la homonimia según Ullman es el fenómeno consistente en que dos palabras de
etimología completamente distinta han llegado a tener el mismo significante y la misma forma fonológica.
Pero evidentemente por ser palabras diferentes sus significados siguen siendo distintos. Ej: Vino del verbo
venir y vino como sustantivo.
Punto de vista sincrónico, si el hablante siente afinidad o no afinidad entre los significados con igual
expresión será homonimia o polisemia. Ej: Pupila (del ojo de la niña o niña bajo tutela)> homonimia; en
el caso del hablante ve semejanza, sería polisemia. Este último criterio supone ya un avance importante,
ya que sitúan la cuestión dentro del marco sincrónico porque otros piensan que el criterio etimológico es
inadecuado porque la etimología es irrelevante en el análisis sincrónico. El hablante no tiene por qué
conocer todas las etimologías de las palabras.
Después de Ullman y dentro de esta misma corriente, Hegel, sigue un criterio para hacer la distinción.
Para la delimitación de estos dos conceptos. Este criterio está basado en la existencia o no de ver si hay
semas comunes entre varios significados de un término. Utiliza pues un criterio semántico para diferenciar
la polisemia de la homonimia y dice lo siguiente, serán homónimas aquellas palabras que no tienen ningún

6
Lexicología Curso 2016-2017

sema en común entre sus significados, pero que están ligados a la misma forma o significante, por ejemplo
de bote o el ejemplo de banco.
Hegel define la polisemia como la disyunción (separación) semémica con sema común.

Semántica estructural.

Ha prevalecido el criterio semántico en la definición de polisemia y homonimia. Para Pottier habrá


homonimia cuando los sememas manifestados por la misma expresión presentan intersección cero, es
decir, que no tiene semas comunes, hay independencia sémica. Por el en contrario los significados
polisémicos tienen rasgos de significación comunes polisémicos. Es decir, hay una intersección sémica
entre los sememas.

Polisemia Homonimia

Decía también Pottier que otra manera de diferenciar la polisemia es buscando un significado central o
núcleo del significado y a partir de ahí obtener significados específicos. Ej: Brazo, miembro del cuerpo.
Significado núcleo central; brazo del mar, brazo de gitano, brazo de una lámpara, brazo de la butaca. El
sema común es la forma. Esto es lo que hace diferente a la polisemia de la homonimia.
A partir de estas teorías nos encontramos con nuevas corrientes a la hora de estudiar el fenómeno de la
polisemia y la homonimia, en estas nuevas corrientes también utilizan criterios semánticos a la hora de
definirlas y son los que introducen en ese nueva teoría los conceptos de variante e invariante de contenido.
Tenemos dos autores, uno de estos autores es Ramón Trujillo en su libro elementos de semántica
lingüística trata el problema de variantes e invariantes de contenido y por consiguiente los fenómenos de
polisemia y homonimia. Esta autor señala dos mecanismos fundamentales para la determinación de
invariantes y variantes de contenido como son la conmutación y la combinación. Habla de variante cuando
tenemos acepciones de un único signo sería polisemia y hablaremos de invariante cuando hay significados
distintos de signos distintos y estaríamos ante el fenómeno de homonimia.
El punto de partida de la distinción entre variante e invariante ha recibido no obstante para muchos en
los resultados que nos ofrece el procedimiento empleado a tal efecto la conmutación y la teoría de los
campos léxicos. Según algunos si pertenece al mismo campo o paradigma y se pueden conmutar estamos
ante el fenómeno de la polisemia o variante de contenido. Si por el contrario esa palabra pertenece a
paradigmas distintos o campos léxicos diferentes y no es posible la conmutación, estamos ante el
fenómeno de la homonimia, se tratarían de dos signos distintos puesto que tienen dos significados
diferentes. Según este criterio el término planta, unas de las acepciones cuando es una planta vegetal y
otra acepción también significa una factoría, fábrica. Según esta teoría pertenecen a léxicos diferentes y
no se produce el proceso de conmutación y se produce el invariante de contenido, por lo que estamos
ante el fenómeno de la homonimia.

7
Lexicología Curso 2016-2017

Planta

Vegetal Fábrica

Se infiere la polisemia como las variantes semánticas condicionadas por el contexto o acepciones, Coseriu
también afirma que lo que se denomina polisemia con frecuencia no es más que la serie de variantes
determinadas por el contexto. En michos cosas se entiende por acepción todos los sentidos que se registran
en el habla para una palabra dado sin distinguir entre variante e invariante de contenido. Otros autores
como por ejemplo Gutiérrez Ordoñez no están de acuerdo con el procedimiento de la conmutación porque
no puede actuar como en el caso de homonimia para determinar el carácter de signos distintos, ya que
los significados de tales unidades pertenecen generalmente a paradigmas diferentes. Para defender su
teoría formuló una serie de reglas de comportamiento lingüístico para distinguir entre invariante y
variante de contenido. Trujillo era de la idea de los paradigmas léxicos pero Ordoñez se basa en la idea
de que distribuciones diferentes de las unidades corresponden a valores semánticos también diferentes,
fenómeno de homonimia, también recurre a las relaciones paradigmáticas como criterio delimitador de
unidades discretas.
Así pues el método que propone para estudiar invariante y variante de contenido, no está de acuerdo
con la conmutación y por lo que él propone la distribución y combinación y perteneciente al mismo
paradigma.
Conclusión y resumen: Hasta aquí hemos observado los diferentes criterios que se han utilizado para
estudiar el fenómeno o ver la diferencia del fenómeno de la polisemia y de la homonimia. Entre estos
criterios tenemos lo siguiente:
-Criterio etimológico, era un criterio diacrónico.
–Criterio semántico, sincrónico, está basado en la existencia o no en idénticos núcleos sémicos entre los
significados sometidos a análisis.
-Criterio morfológico y sintáctico, son de los que hemos señalado en la concepción de Gutiérrez Ordoñez.
Como conclusión de todo lo que propone Gutiérrez Ordoñez para proponer la delimitación entre
homonimia y polisemia:

3.1 Implicación en su combinación sintagmática.


3.2 Cuando difieren entre género y número (el orden/la orden).
3.3 Si dos o más nombres idénticos dan origen a diferentes derivados.
3.4 Pertenecen a clases de palabras diferentes (si son sustantivos o adjetivos: mono como prenda de
vestir, mono sinónimo de bonito).
3.5 Diferencia de categoría (sí adverbio/ sí conjunción).

Para nosotros Polisemia, es el estudio de la delimitación de los distintos sentidos o significados que están
asociados a una misma forma léxica que tenga algún sema en común y que pertenezcan al mismo
paradigma o campo léxico estamos pues hablando de variante de contenido. Homonimia, reservamos para
señalar significados pertenecientes a paradigmas diferentes tengan una forma fónica igual, que no
comparten semas comunes en su significado y se tratarían de dos signos lingüísticos diferentes, los
significados muy delimitados aunque compartan mismo significante.

8
Lexicología Curso 2016-2017

La Polisemia: Fuentes o causas.

La polisemia es un fenómeno que afecta a la economía del lenguaje, ya que si una palabra no pudiese
empleada en distintos sentidos, el número de palabras que tendría que aprender el hablante sería inmenso.
María Dolores Muñoz Núñez (1999) “La Polisemia Léxica”, servicio de publicaciones de la Universidad de
Cádiz. Cádiz.
Pottier Navarro (1991) “La Polisemia Léxica en Español” Madrid: Gredos

Según Fernández González (1999: 30) “Introducción a la Semántica” Madrid, Cátedra. “Las nuevas
significaciones se crean entre otras por connotación superponiendo al significando primitivo valores
subjetivos fundados en la analogía o similitud del tipo que sea”. Esta se relaciona con la que ya expuso
Pierre Guiraud en su libro “La semántica”, cuando habla de la creación semántica, en esa obra este autor
dice que la lengua dispone de varios medios para la creación semántica, para ampliar las palabras desde
el punto de vista semántico, como es la onomatopeya, uno de los préstamos, la derivación (pan/ panadero),
la composición (saca-corchos), la transferencia de sentido que consiste en designar un concepto por un
nombre que pertenece a otro, “para lo cual mueve la similitud de forma o de color o de función existente
entre varios objetos”.

La polisemia es en principio el resultado de la diversificación del significado de una palabra, las causas
pueden estar detrás de esta diversificación son las siguientes:
- Ullmann (1992).
1ª Fuente: la designación de nuevos objetos o cambios de asignación. Según Ullmann, uno de los casos
más comunes es un término ya existente se aplica a una realidad de una nueva aparición, esto ocurre por
ejemplo en el caso de la palabra pluma a partir de su significado originario es cada pieza de las que está
cubierta el cuerpo de las aves, a partir de ahí se deriva el significado de pluma de ave que cortada
convenientemente servía para escribir. Se empezó a llamar pluma a la pequeña pieza de metal en un
mango que servía para escribir. Más adelante la denominación de pluma se aplicó a otro instrumento de
escritura (a todo el objeto). La palabra tecla se ha aplicado siempre a instrumentos musicales ahora se
aplicado a las máquinas de escribir. En este grupo también podría aparecer cambio de asignación, como
ejemplo seco, dependiendo a lo que se refiera puede tomar un significado u otro.
2ª Fuente: Especialización en un cambio, está en estrecha relación con los cambios de aplicación, en
estos casos tenemos que ciertas palabras que en la lengua común tienen un significado general, son
empleadas en distintos ámbitos con otro más restringidos, es decir, que una misma palabra puede cobrar
nuevo significado en función del contexto social o técnico en el que se emplea. Ej: “anillo” significa en
principio aro pequeño. Los diferentes campos de la técnica han desarrollo a partir de esta definición han
desarrollado nuevos significados. “Se pueden multiplicar indefinidamente los ejemplos de palabra que
tienen un significado general en el lenguaje ordinario y sentido especializado en esferas más restringidas”.

Usos: Muchos de los significados que deriva de otros lo hacen de un proceso de extensión metafórica o
metonímica. Hay extensiones basadas en la semejanza como es el caso de la semejanza o en la continuidad
como es el caso de la metonimia. Y en otros tipos de relaciones asociativas. Ej, “pluma” como ejemplo
de metáfora, cuando me refiero a Cervantes es la mejor pluma de su tiempo, es porque escribe grandes
composiciones. Hay pues un uso primario y otros usos figurados (metáfora).
Metonimia, designación de un objeto con el nombre de otro objeto con el que mantiene una relación no
interna, como la metáfora, sino externa o referencial. Con este se pretende decir que la relación interna
con la metáfora siempre guarda un sema en común. Por ejemplo, vamos a ir a tomar unas copas, copas

9
Lexicología Curso 2016-2017

recoge todo el significado del sintagma. En definitiva con la metáfora y la metonimia la polisemia de las
palabras queda garantizada desde el momento que a una misma forma le corresponde más de un
significado.
Otra de las fuentes es Calco semántico o influencia extranjera, tenemos aquí una fuente de la polisemia,
es decir, algunos de los significados nuevos surgen como resultados de adoptar en una lengua el significado
de una palabra semejante tiene en otra, ese significado puede cambiar el significado de la palabra
española. Y según Fernández González se da en las lenguas que tiene un íntimo contacto. Ej: “agresivo”
significa que tiende a la violencia, este término cada vez se emplea más en el sentido de dinámico, con
iniciativa, decidido, etc. Sobre todo cuando se habla de un ejecutivo agresivo, este significado es un calco
del inglés “agressive” con empuje y dinamismo.

-Reinterpretación de la homonimia, los casos son relativamente pocos, hay algunas palabras desde el
punto de vista etimológico son diferentes por sus orígenes y los hablantes tienen a reinterpretar como si
estuvieran relacionadas. Por ejemplo, “reja” como significado de “conjunto de barrotes metálicos que se
ponen en las ventanas y otras aberturas en el muro para seguridad o adorno”, ese significado de la palabra
italiana reggia, como derivado del latín regia que significa “puerta real”. En cambio cunado significado
de “instrumento de hierro que forma parte del arado”, procede del latín regula. La evolución ha hecho
que ambas palabras confluyeron en una sola de modo que se trata de un homonimia entre reja. En ambos
casos se trata de objetos de hierro es muy común que los hablantes tengan la sensación de que ambos
significados están relacionados y consideren que se trata de un ejemplo de polisemia.

-Elipsis, relacionada con la metonimia. Es cuando en un enunciado se delimita la información que sobra
o sobreentiende

-Etimología popular, es un mecanismo de cambios semánticos que se produce por semejanzas de nombre,
puede venir de diferentes formas. En primer lugar puede ocurrir que si el alejamiento entre los
significados no es muy grande y existe además cierta similitud formal el hablante establezca una conexión
entre las dos o más palabras de las que se trate, conexión que se concreta en una modificación de una de
las formas de ella unida a una modificación semántica como consecuencia de la reinterpretación. Ocurre
como por ejemplo en español con la palabra “alquilino”, se asocia con el verbo alquilar, ha habido una
confusión de términos entre alquilino e inquilino.
Se habla de tres tipos de polisemia, de lengua, referencial (una misma palabra se puede referir a varios
aspectos) y la del discurso (significado en un mismo texto a través de la metáfora).

La Homonimia: tipos de homónimos y sus fuentes.

Tipos de homonimia.
-Homógrafos, llama1 (Flamma), masa gaseosa en combustión que se eleva de los cuerpos que arden y
emiten luz. Llama2 mamífero rumiante variedad doméstica del… En ese caso estamos hablando de unos
homónimos homógrafos, porque tienen la misma pronunciación y la misma escritura pero significados
diferentes.
-Homófonos, tubo y tuvo estamos hablando homónimos homófonos tienen la misma pronunciación pero
se escriben diferentes. Ejemplo de ese tipo tenemos muchos también. Ej: arrollo/ arroyo en una zona
yeísta sería homófonos debido a que no hay distinción entre “ll” y “y”.

10
Lexicología Curso 2016-2017

Según Fernández González hay homonimia parcial en los homónimos que se diferencian semántica y
gramaticalmente. Ej: Cave (cavar) y cabe (prep). También habla de homónimos absolutos que se
diferencian semánticamente. Ej: onda/ honda; hojear/ ojear. Homónimos homográficos, hace distinción
entre homónimos parciales (ej, cabe/cave, estos serían los que tienen identidad ortográfica pero
diferencia gramatical y semántica) y absolutos (se da solo identidad ortográfico, gramatical y se
diferencian semánticamente, coinciden en la categoría gramatical). Homonimia paradigmática, se
refiere cuando se dan diferencias en cuanto a las personas de los verbos y diferencias aspectuales. Ej:
“decía”, primera persona del imperfecto de indicativo, “decía” tercera persona del imperfecto de
indicativo. Diferencia aspectual, “salimos” primera persona del plural; “salimos” pasado absoluto primera
persona plural.
Gutiérrez Ordoñez “no existen los homógrafos absolutos como bala de algodón, sería la palabra delfín
hace referencia al cetáceo o al primogénito del rey de Francia”.

Criterios para la distinción de homónimos. Reglas de Gutiérrez Ordoñez. (Fotocopia).

Fuentes de la Homonimia.

Según algunos autores basándose en la teoría de Ullmann dicen que solo hay tres maneras de que surja
la homonimia:
-Primera fuente: “Convergencia fonética”, la causa principal y más común de la homonimia es el
desarrollo convergente fonético convergente de palabras distintas en un periodo anterior. Por los cambios
fonéticos, de la evolución de las palabras, han dado lugar a palabras que coinciden. En este apartado de
las convergencias fonéticas vamos a incluir las homónimas que han resultado en zonas del español de
deísmo, seseo, ceceo, aspiración de la “s” y la aspiración de la “f”. Yeísmo, confluencia fonética
convergente entre la doble “ll” y “y”, estos dos fenómenos se pronuncian como la “j”, de ahí el nombre
de yeísmo, surge el yeísmo en palabras como en “halla y haya”. Seseo, consiste en pronunciar la “z” como
“s” como por ejemplo, cerveza/cervesa, podemos encontrar homonimia. Ceceo, lo convierto todo en “z”,
puede haber confusión entre “vaya/valla”, se diferencia según el contexto. Aspiración de la “f”, un
fenómeno que se da en hispanoamérica y en Andalucía se da en personas que tienen un nivel de estudio
bajo. Con respecto a la aspiración de la “s” se puede confundir palabras como “rajar y rasgar”
-Divergencia semántica, puede desarrollarse de sentidos divergentes, es decir, los significados se
pueden separar. Cuando dos o más significados de la palabra se pueden separar hasta el punto de que no
hay parentesco entre ellas, se pasa de la polisemia a la homonimia. Ej: pupila, gato, y otros muchos se
han separado por los significados
-Prestamos de otras lenguas, palabras introducimos como prestamos de otras lenguas han coincido
fonéticamente con otras existentes, ejemplo: carpa, es una palabra que en español significaba pez, pero
esa palabra es homógrafa que tiene significado de toldo, con significado de toldo proviene de
hispanoamérica y en concreto del Quechua. Barata, se usa mucho en hispanoamérica, esta palabra sería
homónima con barata que significa cucaracha en Chile. Loco, persona demente, coincide con el significado
de sombrero que se dice en Perú y en Colombia.

Ambigüedad: Homonimia y Polisemia.

11
Lexicología Curso 2016-2017

Ambigüedad es un fenómeno provocado por la homónima y polisemia, que entendemos por ambigüedad,
es una situación en la que en la información se puede interpretar de más de una manera, el contexto
tiene mucha importancia en la eliminación de las posibles ambigüedades. El primero fue Ullmann que
algunas veces al ambigüedad puede tener un efecto cómico, se encuentra sobre todo en juego de palabras
y se da en la poesía lírica, hay un verso muy famoso en la poesía de Góngora donde dice “con dados ganan
condados”, la ambigüedad sería fonética aunque fonológicamente. Señaló que la ambigüedad es una
situación lingüística que puede surgir de diferentes modos, desde el punto de vista lingüístico hay tres
formas diferentes donde se puede producir la ambigüedad: fonética, gramatical (gente de mente, gente
demente) y en el léxico. Ambigüedad sintagmática sintáctica se origina en la posibilidad de agrupar las
palabras adyacentes de formas distintas, motivada por la diferente función sintáctica de secuencias
idénticas desde el punto de vista fonológico y léxico, una frase ambigua es la que sigue por ejemplo el
profesor habla a los estudiantes de filología (se produce la ambigüedad). Puede ser sintagmático
semántica con respecto a esta nos podemos encontrar una secuencia que a pesar de recibir una misma
descripción fonológica y sintáctica puede admitir varias interpretaciones, por ejemplo “Pedro dejo a su
hijo apenado”, es ambigua porque no sabemos si el que estaba apenado es Pedro o su hijo. “Pedro dejo
a su hijo que estaba apenado” aquí ya no hay ambigüedad; “la condena del juez”.
Ambigüedad léxica, cuando una palabra incluida en una oración puede tener también diferentes
interpretaciones porque esa palabra tiene diferentes significados, ej: “revista”, las revistas son muy caras,
no sabe a qué se refiere o me refiero al espectáculo.
Sinonimia y Antonimia

SINONIMIA
Bibliografía recomendada:
-García Hernández, B 1997: es un artículo “sinonimia y diferencia de significado”. Revista española de
lingüística, 27,1.
-Regeiro Rodríguez, María, 2010: “La sinonimia”. Madrid: Arco/libros.
-Casas Gómez, Miguel, 1999: “Las relaciones léxicas”. TÜBINGEN: NIEMYER.

El concepto de sinonimia tiene una larga tradición en la historia de la lingüística y entorno a este
concepto, ha habido una gran polémica que comenzó ya a finales del siglo XVII. La retórica fue la primera
que aplicó el término de sinonimia. Los estudios lingüísticos sobre esta materia se desarrollaron en Francia
y en España en el siglo XVII. Por sinonimia se entiende, normalmente, cuando significantes distintos
corresponden a un único significado. O, si queremos, la definición que nos da Lázaro Carreter:
“coincidencia en el significado entre dos o más vocablos llamados sinónimos”. Con respecto a este término,
surge una gran polémica entre los autores que han trabajado en ella.
Esta polémica surge en función a si se habla de sinonimia total o absoluta (cuando los dos términos son
sustituibles en todos los contextos, ej. Cárcel, prisión), o si se habla de sinonimia parcial (cuando dos
términos son aparentemente sinónimos, pero no siempre coinciden en los contextos, ej. Cabello, pelo).
Por otro lado, el principal problema que se plantea es de carácter metalingüístico y se concreta, en dos
cuestiones íntimamente relacionadas: ¿Qué se entiende por sinonimia?, ¿Existen los sinónimos absolutos?
Bien, en teoría estas preguntas no resultan complicadas. Podemos decir que existe la sinonimia y con ella
los absolutos y parciales, pero cuando se analizan casos concretos resulta, muchas veces, difícil de decidir
si dos términos o palabras son sinónimas. Ya que el significado se presenta como una realidad polifacética.
Por ejemplo, para ver una diferencia geográfica, en España: búcaro, botijo y porrón. Los tres significan
lo mismo, pero hay una diferencia geográfica, en Sevilla se le dice búcaro y por el norte porrón. Coche-

12
Lexicología Curso 2016-2017

carro: coche es un vehículo con motor, mientras que el carro no lo tiene. Pero si nos vamos al otro lado
del atlántico, en Hispanoamérica, es igual coche y carro. Libreta-cuaderno: resultan que ambos son
iguales, pero tienen distintas acepciones. Cuaderno- conjunto agregado de algunos pliegos de papel para
anotar, libreta- objeto pequeño para anotar cosas. Pero, por ejemplo: En el bolsillo de mi pantalón
siempre llevo una libreta para apuntar teléfonos; no se puede llevar cuaderno porque se sobreentiende
que el cuaderno es más grande que la libreta. Lentes- gafas: son siempre sinónimas, pero son gafas de sol
y no lentes de sol.
¿Qué se deduce de estas ejemplificaciones? Que la definición de sinonimia es, en la mayor parte de los
casos, mucho más estricta o más complicada de los ejemplos que se suelen poner. Estos ejemplos, ponen
de manifiesto la existencia de tres grandes problemas para la noción de sinonimia, entendida como
entidad de significado:
1. El problema de las diferentes dimensiones del significado, es decir, el problema geográfico. (Ej.
Móvil, celular)
2. El problema de la no identidad de todos los significados de las palabras, es decir, el problema de
las diferentes acepciones de las palabras.
3. El problema de la diferente combinatoria de dos unidades (ej. Lentes de sol, gafas de sol)
Cabe preguntarse si existe sinonimia absoluta, tenemos diferentes teorías que van desde las que niegan
rotundamente su existencia hasta que la defienden, me refiero a la sinonimia absoluta, causa de tal
diversidad hay que achacarla a varios términos, diferente concepción de:
-Sinonimia conceptual, como es total, parcial, otros hablan de sinonimia estricta, laxa, etc.
-También otros hechos es el: distinto concepto de significado, es considerar dos términos que sean
sinónimos desde el punto de vista conceptual como por ejemplo el significado de dos términos:
esposo/marido.
-Aceptación o rechazo de la connotación, el significado connotativo se crea por medio de figuras
retóricas.
-Niveles del lenguaje, son las diferencias en algunos términos diatópicos, difásicos y diatrásticos.
Hay autores que con respecto a la sinonimia absoluta como es el caso de Bloomfield señala lo siguiente
“cada forma lingüística tiene un significado constante y específico, si las formas sin fonéticamente
diferentes supones que sus significados son también diferentes, suponemos que no hay verdaderos
sinónimos, para él no existe la sinonimia”. Por su parte Ullmann cree que es erróneo es negar la existencia
de la sinónima absoluta, aunque dice “es cierto que la sinónima absoluta se opone a nuestro modo general
de considerar el lenguaje, cuando vemos palabras diferentes suponemos instintivamente que debe haber
alguna diferencia en el significado y en la inmediata mayoría de los casos los hay aunque sea difícil
formularla, muy pocas palabras son completamente sinonimias”. Ullmann es de la opinión de que hay
sinonimia absoluta y sinonimia parcial. Por su parte, Lyons también es de la opinión de que existen dos
tipos de sinónimas pero cambia el término absoluto por total, en España Gregorio Salvador dice “si no hay
sinónimos absolutos no hay sinonimia, porque dice que dos significados sean idénticos deben poseer los
mismos rasgos distintivos o semas y además su significado debe ser sustituidos en todos o en cualquier
contexto”. Una de las razones que expone es porque las palabras tienen más de una acepción.
Miguel Casas Gómez define la sinonimia como sigue, “identidad entre los significados de dos o más signos
tanto desde el punto de vista de sus relaciones paradigmáticas con los demás elementos de su sistema
semántica, como en su misma distribución combinatoria en el plano sintagmático”.
Por su parte Gutiérrez Ordoñez, dice en su obra Semántica Funcional “que la capacidad de sustituirse
dos signos depende de sus valencias, es decir, de sus posibilidades combinatorias, especifica que hay dos
tipos de combinación: pragmática (se acepte según el uso de sus unidades, son motivos externos,
experiencia de lo real lo que impide la aparición de las unidades léxicas, ej: gafas/lentes, por cuestiones

13
Lexicología Curso 2016-2017

de uso se use más gafas que lentes); y semántica (se acepten los dos términos desde el punto de vista
semántico depende de razones lingüísticas) Ej: defunción, por razones lingüísticas no se puede decir la
defunción de los pájaros o de las plantas, solo es aplicable a persona”. A pesar de considerar ambos
aspectos es de la opinión de que existen sinónimos absolutos, ejemplos: suéter, jersey y pullover, los tres
significan lo mismo, tienen una sola acepción. Amplía su teoría hablando de los niveles del lenguaje se
basa en una afirmación de Coseriu de que no hubiese sinonimia al considerar esos tres niveles, porque se
trataban de temas diferentes.
-Diferencias diatópicas: diferencia desde el punto geográfico, Coseriu no consideraba sinónimo palabras
de otros países pero para Gutiérrez Ordoñez se los considera sinónimos.
-Diferencias diastráticas: dos términos de donde viene, si viene de una jerga
-Diferencias diafásicas: se da en el nivel coloquial.
Según Gutiérrez Ordoñez considerar dos términos sinónimos desde los niveles del lenguaje es un tanto
complicada.
Relacionado con esto hay algunos autores que dicen que hay que dejar de lado las diferencias de
naturaleza diatópica, difásica y diastática, solo considerar el contenido descriptivo de las diferentes
dimensiones de significado. Por ello María Victoria Escandell denomina sinónimo a dos términos que
poseen en el mismo contenido descriptivo aunque no puedan intercambiarse en todos los contextos. Serán
sinónimos todas las denominaciones coloquiales del término borrachera como por ejemplo: curda, cogorza,
melopea, mona, pedal, piana, tablón, tajada, tranca, trompa, turca, papa, etc. Todos esos términos
aluden a la misma realidad y todos pertenecen a un mismo registro de uso, también serán sinónimos de
estos términos otras formas de expresión más especializadas como borrachera, embriaguez o como
intoxicación etílica.
La sinonimia al igual que otras relaciones de significado tiene realidad psicológica y forma parte del
conocimiento implícito de los hablantes. Esta noción, según algunos expertos es la que ha constituido las
bases de los diccionarios de sinónimos. Así por ejemplo nos podemos encontrar en estos diccionarios
términos que aparecen como sinónimos, apartamentos, edificios, morada, casa, trullo, etc. Antipático,
grosero, etc. Esto no significado que cualquiera de ellas sea igualmente adecuada en cualquier contexto
de uso, sino simplemente, de todas ellas comparten un mismo contenido descriptivo básico.
Sinonimia en otros estudios de pragmática.

Ellos distinguen entre sinonimia como manifestación de la lengua consignada o recogida especialmente
en los diccionarios y una sinonimia como manifestación del hablar, en este caso estaríamos ante hechos
de sentido y no de significado. Uno de los autores que más han trabajado en este fenómeno son: Halliday
y Hasan, “medios de cohesión”. Para estos dos autores la sinonimia es un mecanismo de cohesión léxica,
es decir, que dos palabras de un texto están relacionadas semánticamente de algún modo.
Evidentemente si observamos estos términos desde el punto de vista de su significado lingüístico, no
podríamos sostener que entre ellos se den relaciones de sinonimia y antonimia. No obstante si nos
centramos únicamente en este fragmento de Isabel Allende titulado “Eva Luna”, y tenemos presente
factores como el contexto y los conocimientos de tipo cultural, no parece tan descabellado establecer
relaciones de sinonimia entre empleados, sirvientes, esclavos por un lado; y familias polientas, amos y
ricos y entre ambos grupos existe una relación de antonimia, mantienen entre sí relaciones léxicas.
Algunos términos algunos autores los consideran antónimos, los veremos en los textos periodísticos.
Consultando el libro de Concepción Otaola la sinonimia se puede presentar de diferentes formas, puede
existir sinonimia de unidades de nivel superior o unidades de nivel interior, según ella serían sinónimos
los sufijos –ano/-ense, cuando se refieren a las personas que pertenecen a algún lugar; por otro lado
sinonimia entre dos términos léxicos jersey/ pullover, también se da sinonimia entre un término léxico

14
Lexicología Curso 2016-2017

entre una perífrasis, locución, como por ejemplo: temer que puede ser sinónimo como es con una locución
verbal. También puede darse sinonimia entre dos tipos de expresiones: “pasar a mejor vida, hablaría de
sinonimia descriptiva, como con el término de borrachera”.
La Antonimia y como se pueden formar los antónimos
Se entiende que dos términos son antónimos si se da entre ellos oposición de significados, por ejemplo:
tonto/listo se han considerado que son antónimos puros, que es sinónimo de absoluto, porque uno es
lo que no es el otro. Suele decirse también que en el uso práctico de una lengua también funcionan como
antónimos puros como alto/bajo, limpio/sucio, rico/pobre, etc. Sin embargo hay es frecuente que se den
términos intermedios como alto/mediano/bajo y tendremos que entender que uno se opone a otros
dependiendo de que se escoja como fuente, términos en grado. La antonimia puede ser entendida con
matices muy diversos y en la práctica conviene diferenciar entre antónimos absolutos de que aquellos que
no son tan absolutos, es decir, los antónimos parciales. Lyon hace un estudio bastante amplio de la
antonimia.
Se pueden establecer dos tipos:
-Primer tipo: gramaticales, se pueden formar mediante prefijos y sufijos, se da mediante el prefijo
pero son de sentido negativo (in-, dis-, des-, no-), ejemplo: humano/ inhumano; cortés/ descortés,
culpar/disculpar, etc. También se pueden formar por prefijos y sufijos y crear oposiciones léxicas por
ejemplo de olor oloroso inodoro.
-Segundo tipo: léxicos, aquí me encuentro con los antónimos que pueden ser los antónimos absolutos
y los parciales. Los absolutos se dan en palabras monosémicas, un solo significado, como por ejemplo en
antes/después, etc. Si por el contrario las palabras son polisémicas la antonimia es parcial, porque uno
de los significados de las palabras polisémicas puede ser opuesto en paralelo con la otra palabra, por
ejemplo: “libre/ocupado”; “libre/culpable”: libre mucha acepciones, tercer acepción que no está preso;
la tercera acepción de libre se opone a la tercera de culpable. Categorías de oposiciones:
Cuantas categorías de oposiciones se pueden dar:
 Antónimos complementarios, constituye la categoría más representativa de los opuestos, son
complementarios aquellos términos cuyos significados son mutuamente excluyentes. La negación de uno
implica la afirmación de otro. Ej: verdadero/falso; par/impar; varón/mujer; en esta categoría no caben
términos intermedios.
 Antónimos graduales, las dos palabras se oponen de forma gradual, es decir, existen más de dos
palabras que forman un grupo y significan casi lo mismo pero en diferentes grados. Por ejemplo:
frío/caliente en esta oposición son los antónimos pero existen también las palabras: helado, tibio o
templado, eso describe la realidad pero en diferentes grados, se crea un mini paradigma.
 Inverso/recíproco, según los expertos en este caso los antónimos presentan una misma relación
desde perspectivas opuestas. El significado de una palabra implica el de la otra palabra, por ejemplo:
comprar/vender (el que compra es porque alguien ha vendido). Se dicen que son opuestos relacionados.
 Reversos, es un tipo de antónimos que son opuestos direccionales, es decir, oposiciones binarias,
basada en un movimiento real o figurado. Movimiento en direcciones opuestas a partir de un punto dado.
Movimientos que dan conduce a un cambio de estado como por ejemplo: entrar/salir, abrir/cerrar, etc.
Por otro lado hay autores que consideran los antónimos en sentido muy amplio y la única diferencia que
establece entre ellos es de ámbito significativo. Por ejemplo: verdadero/falso, significan cualidades o
valores, euforia/abatimiento significan sentimientos y estados de ánimo; mucho/poco indican cantidades;
grande/pequeño cantidades, aterrizar/despegar movimiento o desplazamientos, enchufar/desenchufar
movimiento reversible, arriba/abajo localización en el espacio, virtual/real estado o proceso opuesto.

15
Lexicología Curso 2016-2017

TEMA 3: METÁFORA Y METONIMA. EUFEMISMO Y DISFEMISMO.


Bibliografía de la metáfora:
-Retórica de Aristóteles, notas de Ignacio Granero. Universidad Nacional de Cuyo Mendoza.
-Di Stefano, Mariana (coordinadora) 2006. Metáforas en uso. Biblos, Buenos Aires.
-Lakoff, George y Mark Johnson Metáfora de la Vida Cotidiana.
-Le Guern, Michel (1973), Semántica de la metáfora y la metonimia.
-Moreno Lara, Mari Ángeles (2004), La metáfora conceptual, lenguaje político periodístico:
configuración interacciones y niveles de descripción. Universidad de la Rioja.
-Samaniego Fernández, Eva (2006), Estudios sobre la metáfora.

Cambios léxico-semánticos

Al cambio lingüístico experimentado de un idioma en la evolución de un idioma, los componentes del


lenguaje el léxico semántico es más propenso al cambio porque refleja de forma muy clara las
modificaciones y transformaciones propias de la evolución cultural humana, por ejemplo transformaciones
en la técnica, psicología, sociología, etc. Hay varios factores que cooperan para que se produzca el cambio.

 Proceso de transmisión del lenguaje: se da por falta de fijeza y vaguedad del significado, hay
palabras que se dan en el lugar de otras. Ej: verbo prometer. Otras veces se debe a la facilidad
de las palabras para desvincularse o desviarse de su significado originario;
 Fenómeno de la polisemia:
 Ambigüedad semántica: de muchas palabras que muchas veces ni por el contexto no se sabe ni
lo que significan.

El cambio léxico se da al cambio de la palabra habitualmente usada para designar ese concepto o
noción, en este caso cambia el significante y se mantiene el significado, por ejemplo retrete se sustituye
por váter y en la actualidad se denomina servicio.
Se llama cambio semántico a la modificación del significado de una palabra como puede ser en el caso
de la metáfora o también el caso de la metonimia o de la elipsis. Los cambios léxicos-semánticos se
producen casi al mismo tiempo. Ej: paso de cebras debido a que ambos tienen rayas. Hoy la palabra villano
se utiliza con significado despectivo aunque se mantiene su significante, ha habido un cambio semántico
con valor peyorativo, el significado puede cambiar para mejorar o ser un término más desagradable.
Causas de los cambios léxicos-semánticos.

Muchas son las causas que pueden originar el cambio léxico-semántico. Dicen los expertos que la
desviación individual es probablemente unas de las causas más probables del cambio, algunas veces viene
con errores cometidos. Ej: detentar, ejercer un poder ilegítimamente y se utiliza por ostentar: mostrar y
hacer patente de algo. Las causas de los cambios pueden ser:

 Lingüísticas, las palabras que integran el contexto facilitan el cambio de la palabra, integran el
contexto. Se pueden deber a: causas fonéticas divergentes de un mismo étimo puede dar lugar a
significantes diferentes como a significado, ej: capital: patrimonio o abundancia/caudal: caudal de
un río, y coinciden en la cuarta acepción. Otras causas lingüísticas son: morfosintácticas, el

16
Lexicología Curso 2016-2017

significado de una palabra pude modificarse por influencia de su contexto, es decir, de otra palabra
que figura frecuentemente en la misma frase o de la estructura general de la frase misma, ejemplo
verbo hacer cuando se usa como impersonal hace frío, hace calor, etc. Este verbo en
hispanoamérica se usa en este mismo contexto pero también lo pueden usar en otros tipos de
contextos. Etimología popular y elipsis.

 Sociales, es decir, cuando una palabra pasa del lenguaje ordinario a una nomenclatura más
especializada. Por ejemplo: faena proviene del catalán, trabajo corporal, sin embargo se aplica a
otros campos más restringidos como es el mundo de los toros.
 Históricas, se dan por la evolución social, las transformaciones de la civilización, evolución de la
vida, aparición de realidades nuevas que hacen que las palabras cambien. Ej: república en Roma
designaba a un conjunto de hombres y eruditos, hombres sabios. Este cambio ha dado un cambio
bastante grande en la actualidad, hoy es un cuerpo político, federación de estados, etc.

 Psicológicas, el significado de ciertas palabras es alterado por el hombre por razones emotivas o
mentales, en este sentido es normal que acudamos a la metáfora y la analogía para denominar
ciertas cosas y ser más expresivos. El cambio más importante son las palabras tabús y su
consecuencia es el eufemismo.

 Influencias extranjeras, préstamos semánticos o calcos semánticos.

Naturaleza del cambio semántico.

Cualquiera que sea la causa del cambio debe existir una conexión entre significado nuevo y el viejo.
Esta asociación en su doble forma de semejanza o contigüidad engloba los dos planos del signo lingüístico:
transferencia de significante: por semejanza o similitud entre los significados tenemos en el caso de la
metáfora, por contigüidad de los significados tenemos la metonimia. Transferencia de significado: por
semejanza entre los significantes: etimología popular y por contigüidad entre los significantes la elipsis.
Así pues al centrarnos en esta área de la semántica léxica se comprueba su gran complejidad debido a la
diversidad de procesos o manifestaciones de los cambios semánticos y su realización formal, también
debido a la multiplicidad que intervienen y los numerosos resultados de estos cambios, todo ello ha dado
lugar a una gran variedad de perspectivas teóricas a la hora de estudiarlos que se fundamentan en
diferentes presupuestos teóricos y aplican diversas metodologías para explicar los cambios semánticos.
Estas perspectivas diferentes son: retóricas, semánticas y pragmáticas.

Marco teórico: Metáfora.


En general se acepta que la metáfora se basa en la analogía, en la semejanza entre entidades que se
ponen en relación, puede ser considerada como un desvío del lenguaje como la estudiaban en la Retórica;
que decían que la metáfora era una anomalía semántica. Otros la consideraban como un hecho que
impregna nuestra vida cotidiana como es el caso de la “Semántica cognitiva”, muy relacionada con
pragmática, así mismo puede tratarse como mecanismo lingüístico, es decir, su explicación puede
facilitarse a partir de su estructura interna sémica o de su estructura interna conceptual, así la estudian
la semántica y otros la estudian desde una perspectiva pragmática. Así pues la metáfora es un recurso

17
Lexicología Curso 2016-2017

lingüístico presente en varios discursos sociales como pueden ser literarios, periodísticos, pedagógicos,
humorísticos, etc. La función que cumple en todos ellos no es siempre la misma, en algunos predomina su
función estética como en el discurso literario, en otros la metáfora puede tener una misión explicativa
como puede ser en algunos casos de la semántica explicativa y en otros puede ser persuasiva y polémica
como es el caso de los estudios pragmáticos.
Tradicionalmente se ha sostenido que la metáfora es una comparación abreviada y que su estructura se
basa en la analogía o similitud. Ya Aristóteles señaló que el símil es una clase de metáfora. Situándonos
en la época de Aristóteles, la retórica clasificaba a la metáfora entre los tropos, eran “figuras por medio
de las cuales se hace que una palabra tome un significado que no es propiamente el significado preciso
de esa palabra”. La teoría de los tropos se remonta a Aristóteles, quien los trata en su poética. Estas
figuras constituían los elementos base del estilo literario frente al lenguaje ordinario, es el llamado
lenguaje figurado como instrumento retórico. Se concibe pues la figura como un desvío, modificación de
una expresión original o normal. Para Aristóteles la metáfora es transparencia del nombre de una cosa a
otra, uno de los elementos poéticos fundamentales. Ej: “lobo hambriento”, ansias de más.
Las primeras reflexiones más o menos sistemáticas a este respecto se encuentran en Bréal y los primeros
semánticos que vieron en la metonimia y la metáfora los tipos fundamentales de los cambios semánticos,
esta última idea han ido evolucionando a otros semantista, Stern y Ullmann, este último distingue en los
cambios semánticos dos categorías: cambio por semejanza de nombre y cambio por semejanza de
sentido (metáfora). Ullmann cita a Aristóteles para hablar de Aristóteles para hablar de la importancia
de la metáfora como figura creadora en el lenguaje y no solo en el literario. La metáfora según él se
encuentra totalmente ligada a la lengua hablada y se puede ver en varios aspectos, puede ser fuente de
la sinonimia, de la polisemia, puede ser un escape de emociones intensas y también puede llenar lagunas
en el vocabulario. Ullmann, basándose en la semejanza entre el término real y el término imaginario
reconocer que hay 4 grupos principales de metáforas, las clasifica de la siguiente forma:
 Metáforas antropomórficas, consiste en utilizar las palabras que nombran las partes del cuerpo
humano para denominar objetos. Ej: diente de ajo, cabeza de familia, la boca de un río…
 Metáforas de animales, son muy numerosas, están relacionadas con los animales. Se compara el
animal con la persona. Ej: hay un topo en la comisaria (agente infiltrado), eres un bichito de la luz
(no deja de moverse)…
 Metáforas sinestésiscas, trasposición de una sensación propia de un sentido a otro, por ejemplo:
tienes la voz cálida, color cálido, etc.
 Metáforas de la concreto a lo abstracto, nosotros tenemos una tendencia universal de traspasar
palabras del mundo material al mundo espiritual. Ej: umbral de la vida.

Por otro lado desde el punto de vista semántico, para otros el proceso metafórico se genera a través
de una comparación un “como sí…” instaurado por el hablante donde se produce una simplificación
sintáctica del discurso lineal junto a una reducción sémica que deja sin funcionar algunos rasgos. Ej: sus
dientes son nacarados como las perlas, seleccionamos tres semas: nacarados, brillantes, duro. De diente
son brillantes, duros, nacarados… Para masticar o defenderse. Perla daría una definición algo parecido
a la de diente, salvo por algunos aspectos.

18
Lexicología Curso 2016-2017

Ese estudio empieza a realizarse en la segunda mitad del siglo XX desde un punto de vista lingüístico y
específicamente desde la semántica de Le Guern, analiza desde el punto de vista de la semejanza de los
dos términos.
Por otro lado la función persuasiva que se ha destacado en el siglo XX dentro de los estudios la
argumentación y del análisis del discurso, punto de vista pragmático. Estos estudios relacionan la metáfora
con textos particulares de uso y se tienen en cuenta su dimensión ideológica, es decir, convencer al lector,
denunciar los excesos con respecto a la corrupción. Mediante la metáfora lo que hacemos es inferir en lo
que se nos comunica. Ej: “dejar plantado a alguien, ser un ángel, eres un barril sin fondo, morirse de risa,
etc.”
La prensa escrita es un medio de comunicación de masa porque como institución pone en circulación
bienes simbólicos que son regulados ideológicamente pero en los últimos años se ha transformado
especialmente en un acto social y político capaz de afectar al proceso de toma de decisiones en el sistema
político a través de la influencia que pueda ejercer al posicionar o al tratar ciertos temas desde ciertas
perspectivas o las opiniones de ciertos actores sociales sobre otras. El periodista utiliza a vece la metáfora
como estrategia para categorizar a las personas, hechos, procesos y especialmente para conducir
determinados puntos de vista. Las expresiones metafóricas son muy interesantes, pues las analogías que
con ellas se establecen pueden verse como un reflejo del contexto social e ideológico que envuelve al
individuo y a su comunidad.
La prensa escrita tiene excepciones específicas donde el periodista muestra su punto de vista:
-Artículo de opinión, dejan su marca de subjetividad. La metáfora se convierte en un recurso esencial
para transmitir significados implícitos y para generar un papel activo por parte del receptor a la hora de
interpretarlo.
Las noticias en cambio respetan “en principio” valga la redundancia el principio de objetividad que se
supone que tiene que resguardar todo periodista a la hora de informar, tiene que ser objetivo. El
periodista cuando utiliza una metáfora parte de una idea real para asemejarla a una idea imaginaria. La
imaginaria la tiene que conectar con la real. Ej: “el automóvil cuesta abajo, la caída del mercado del
automóvil; verbo remontar; la batalla de los servicios mínimos, metáforas en el lenguaje coloquial… La
cuesta de enero”. En definitiva con estos ejemplos el fenómeno metafórico rompe las estrechas barreras
de la retórica tradicional y se valora mucho su condición de mecanismo inherente al lenguaje mismo
inseparable de él.

Metonimia.
Transposición consistente en la designación de un objeto con el nombre de otro objeto con el que el
primero mantiene en razón de su significado una relación no interna o lingüística como la metáfora sino
una relación una relación externa puramente referencial, es decir, la metonimia fue el desplazamiento
de algún significado desde un significante hasta otro significante que le es en algo próximo. Y en concreto
las distintas relaciones y por tanto transpociones de significado que se manifiestan cuando entra en
funcionamiento el mecanismo de la metonimia es la siguiente: tipos de metonimia:

1. La causa por el efecto, por ejemplo, cuando una persona no tiene trabajo “carecer de pan”, no
tienen pan para comer, bien no tienen trabajo.
2. Efecto por la causa, los niños son la alegría de la casa, quiere decir que los niños causan felicidad.

19
Lexicología Curso 2016-2017

3. El continente por el contenido, “se comió dos platos”, no se come el plato sino el contenido del
plato.
4. Símbolo por la cosa simbolizada, “juro lealtad a la bandera”, usada la bandera como patria o país.
5. Del nombre del lugar donde la cosa se fabrica, “pedir un fino”, es pedir un vino suave, hecho en
Jerez.
6. El autor por su obra, Aguiar et Silva.
7. El todo por la parte, para muchos autores esta relación entra dentro de la sinécdoque, según Le
Guern estas relaciones se basan al igual que en las relaciones metonímicas en una contigüidad de
los significados, por ello tanto Le Guern como Ullmann, Dubois entre otros la incluyen dentro de la
metonimia. “He lavado el coche”, lo que se lava es la carrocería del coche.
8. La materia por el objeto, “he comprado un lienzo”, a lo que se refiere es que ha comprado un
cuadro.
9. El instrumento por el artista, “la mejor pluma de la literatura”, como esto me refiero a Cervantes.

Por otro lado si hacemos un análisis comparativo entre metáfora y metonimia, extraemos una serie de
características diferenciales, que redundan según algunos autores, en el carácter lingüístico de la
metáfora y referencial de la metonimia. Mientras que como señala Jakobson y Le Guern, la relación de
contigüidad que se establece con la metonimia es externa, referencial y contextual, y la relación de
similitud que caracteriza la metáfora es interna y sémica. Además según Le Guern, en la metonimia lo
que se produce en la metonimia es un deslizamiento de la referencia y no una modificación de la
organización sémica, lo cual concierne únicamente a la metáfora. Por último, si la metáfora según
Umberto ECO, tratado de semiótica general, “si la metáfora se basa en una intersección sémica, la base
de la metonimia es una no intersección sémica sino una interdependencia”. Ejemplo: “sus dientes son
como perlas”, “el balón se introduce en la red”, hay relación de contigüidad.

Tema 4: Eufemismo y disfemismo.

¿Qué es la interdicción lingüística? Este término se usa en sociolingüística, se llama interdicción lingüística
al fenómeno que consiste en la prohibición de ciertas palabras que designan situaciones desagradables o
temidas, está ampliamente ligado a la noción de prestigio. Por lo general en la interdicción se reconocen
dos procesos, el término tabú y la atenuación. El tabú es aquel que el hablante identifica como
desagradable y por tanto socialmente inaceptable. Está condicionado por la sociedad, etc. La atenuación
por su parte consiste en recurrir a fórmulas, como el eufemismo, metáfora, metonimia en otros casos,
etc.
-Término Tabú: según diferentes diccionarios. Según el diccionario de la Real Academia Española en su
22ºed-2001. “Viene del polinesio tabú”. Significado lo prohibido, da 2 definiciones: “Condición de la
persona, institución y cosas a las que no licito censurar”, la segunda “prohibición de comer o tocar algún
objeto, impuestas a sus adeptos por algunas religiones de la polinesia”.
Por su parte J. Corominas y J. A. Pascual “diccionario crítico etimológico e hispánico”, en el volumen 5,
Madrid Gredos (1983). Nos dicen que la palabra TABOO es tomada del inglés y este de la palabra del
archipiélago de Tonga de la Polinesia, significa también prohibido. Años más tarde otro diccionario como
es el de Jean Dubois y otros, tiene un diccionario que se llama “diccionario de lingüística”, Madrid, Alianza
Editorial (1992). “Existen trabas sociales que en algunas ocasiones impiden o tienden a impedir la

20
Lexicología Curso 2016-2017

utilización de ciertas palabras, estos tabúes lingüísticos se caracterizan por el hecho de que la palabra
existe más no puede emplearse, está prohibida”.
Distintas clases de tabús, Ullmann atendido a la motivación psicológica propone tres grupos:

 Tabú debido al miedo, está relacionado con lo sobrenatural, el miedo que conlleva esto, se
traspasa al lenguaje, en cuanto a la designación, mención de los nombres relacionados con todo
aquello que es desconocido. Ej: la palabra Demonio y lo denominaban Lucifer. Recurrían a
eufemismo lingüístico.
 Tabú debido a la delicadeza, dice Ullmann que es una tendencia general eludir la referencia
directa a los asuntos desagradables. Este tipo de tabús está dirigido más profundamente a los temas
como las enfermedades, la muerte, engloba también a otro campo donde tenemos palabras que
aluden a defectos físicos, mentales, así que como también a nombres de acciones criminales. En
este tipo de tabús utilizamos también el eufemismo. Ej: muerte de civiles, limpieza étnica.
 Tabú debido a la decencia¸ los factores influyentes son los campos de palabras relacionadas con
los juramentos, el sexo, y ciertas partes y funciones del cuerpo que por decencia y debido al pudor
constituye una gran variedad de tabús y de eufemismo lingüístico. Ej: Trasero > culo, esos días del
mes > tener la regla.
Evitamos nombrar estas palabras por ciertos convencionalismo sociales, ciertamente también a la
tendencia de la cortesía impide la presencia en determinadas situaciones a nombrar el lexema o la palabra,
como decía José Cela “la lengua no tiene por avergonzarse de nada, la educación es un elemento más de
su sistema”, con este criterio publicó su diccionario secreto.

En otras ocasiones en vez de recurrir al eufemismo se emplea un vocabulario técnico para evitar la palabra
tabú recurrimos al vocabulario técnico, ej: heces fecales, orina, etc. Por otro lado en la misma línea de
Ullmann encontramos la opinión de Raimundo en su libro la introducción a la semántica, también introduce
el tabú en las causas psicológicas, y habla también del tabú del miedo, de la delicadeza y de las palabras
relacionadas con acciones que se consideran vergonzosas.

-Eufemismo, la real academia definía el eufemismo de la siguiente manera “manifestación suave o


decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o mal sonante”.
-Disfemismo, la real academia definía el disfemismo “modo de decir que consiste en nombrar una
realidad con una expresión peyorativa o con intención de rebajarla de categoría, se opone al eufemismo”.

Eufemismo: Existen unos condicionamientos sociales que nos hacen rechazar ciertos signos lingüísticos
y para ello usamos unos sustitutos lingüísticos pata expresar esa misma idea o concepto. La característica
más importante es su inestabilidad temporal y espacial, ej: puta > prostituta > señorita de compañía.
Esto es un fenómeno social en que hay palabras que se pueden pronunciar en determinadas ocasiones, sin
embargo esas mismas palabras no son utilizadas en ciertas ocasiones. Para algunas personas esas palabras
son tabúes y para otros no, las diferencias geográficas.
Por otro lado el eufemismo conlleva unas consecuencias sobre todo lingüísticas y en cada una de sus áreas:
 Léxico, con respecto al léxico habría que distinguir dos fases:
a) La sustitución del término por el sustituto o eufemismo.

21
Lexicología Curso 2016-2017

b) El sustituto se va llenando de carga peyorativa de tal manera que tendrá que ser sustituido
también por otro hasta a llegar a un límite. Tenemos pues una renovación y luego
envejecimiento.
 Fonético, el eufemismo tiene repercusiones mediante recursos como la deformación de la palabra
o la reducción de la palabra, para no nombrar la palabra tengo unos tipos de recursos. Ej: prostituta
> prosti.
 Morfológico, en el terreno morfológico me puedo encontrar la utilización del género femenino y
recurrimos al diminutivo para evitar la palabra tabú.
 Sintáctico, se da debido a la configuración fonética de otra palabra puede ser confundida con una
palabra tabú. Ej: algunos chistes. Se produce una cacofonía.
 Semántico, el tabú y el eufemismo puede dar a cambios de significado en las palabras.
 Paralingüístico, se distingue entre en la entonación y en los gestos, no recursos meramente
lingüísticos, actúan en la comunicación, modo de pronunciar un vocablo, entonación, todo eso va
a repercutir o determinar el valor eufemístico de la palabra. Ej: si no quiero decir la palabra la
utilizo mediante gestos o muchas la entonación puede suavizar la palabra que no puede nombrar.

-Disfemismo, algunos autores los llaman palabras fuertes, pero otros prefieren utilizar el término
disfemismo. Se utiliza para designar con mayor precisión el fenómeno inverso al eufemismo que no busca
la ruptura de las asociaciones con el vocablo prohibido sino contrariamente motivarla e intensificarla.
Lingüísticamente este fenómeno de acentuación del concepto prohibido o como dirían algunos proscritos
está motivado por diversas causas como el deseo de romper con el convencionalismo social del que es
buena prueba el eufemismo, así como el afán de interés de ser enérgico, brutal, agresivo, burlesco,
humorístico, etc. Se puede usar en momentos de cólera, excitación o de máxima jocosidad. Se basa en
un principio de sustitución más a diferencia de su antónimo, este busca con los mismos recursos
lingüísticos no la mitigación o la atenuación, hacia a una persona o bien al lector. Se suele decir que su
mecanismo fundamental es la metáfora, se usa tanto como para estos recursos o disfemisticos, otro
recurso pueden ser la perífrasis.
Por otro lado hay que tener presente la situación pragmática en la que se inserta la palabra. Esta forma
difemisticas tienen un uso limitado y se restringen a entornos sociales y contextos muy concretos, su
empleo dependerá entre otros factores, clase social, igualdad de sexo, la interlocución o conocimiento
mutuo entre personas, estilo del lenguaje, rivalidad masculino en el nivel del comportamiento verbal,
situaciones y habitantes donde reina el llamado machismo, el deseo de comprobar y lucir las cualidades
y virtudes masculinas. Es el contrario del eufemismo, son palabras mal sonantes para todo el mundo no
tiene porqué ser así.

Bloque 2: Lexicología del español.

Tema5: Norma y Léxico. El Neologismo

Realizó el estudio científico del léxico, estudia las relaciones que existen entre las palabras de una
lengua dada en un momento determinado, sería una lexicología sincrónica. Se preocupa de problemas de

22
Lexicología Curso 2016-2017

formas, que le preocupan también a la morfología, ya en el estudio de los prefijos, también se preocupa
del problema del significado o de contenido de las palabras. La lexicología puede ser: descriptiva, para
hacer ciertos estudios hay ciertos contenidos a) establecer sus relaciones con la semántica y la gramática,
b) investigar las posibilidades de una recopilación exhaustiva o una explotación del léxico C) establecer
los campos léxicos tanto en la lengua oral como en la literaria; o aplicada a la enseñanza de lenguas
tanto en la materna como una segunda. En este proceso deberá establecer una lista de palabras más
frecuentes que se le suelen enseñar a los alumnos, aplicada al estudio de textos literarios, índice,
concordancia en sus obras. Estudia el léxico según el estilo de un autor literario. En el terreno de la
traducción automática.

Léxico en el vocabulario, es un conjunto de unidades de la lengua y el vocabulario una lista de unidades


habla. Toda lengua posee un tesoro de términos léxicos recogidos en sus correspondientes diccionarios
académicos, dichos diccionarios están a disposición de todos los individuos de la comunidad lingüística,
cada uno de los individuos ni posee ni conoce ni emplea de la misma manera ese caudal léxico. El
vocabulario es el conjunto de términos léxicos que emplea el hablante para comunicarse, su vocabulario
queda manifiesto y comprobable en el conjunto de textos orales o escritos a que dan lugar sus
realizaciones lingüísticas, no olvidando que es más reducido el vocabulario que se suele emplear que el
léxico que se conoce. En conclusión tenemos tres partes:
1. Léxico de la lengua, es el de los diccionarios
2. Léxico de un individuo.
3. Vocabulario de un individuo
La unidad del léxico sería el lexema, la unidad que recogen los diccionarios, la unidad de vocabulario sería
el vocablo o palabra que es la unidad observable en el discurso, es decir, que tiene una referencia en
concreto.
Cuando se habla de norma lingüística se está hablando de modelo de realización acreditado por el uso,
la lengua es un sistema de oposiciones funcionales, la norma es lo que solemos hacer con ese sistema, lo
que la costumbre autoriza, esto implica que es más estrecha la norma que el sistema. Esa norma de
prestigio se incumple en ciertas ocasiones. La norma se refiere a la norma de un idioma que ha sido
impuesto que hay que aprender para hablar bien. Cuando se incumplen o se cometen errores de normas
se le llama “impropiedad léxica”, consiste en el empleo de ciertos vocablos con significado o matices
significativos que no le corresponde, estas impropiedades se cuelan con mucha frecuencia en los medios
de comunicación.

Los neologismos

Nos dice Gloria Guerreo Ramos “el mundo actual es favorable a la creación de términos que corresponde
a nuevos conceptos tanto materiales, inventos, máquinas, objetos, etc. Como intelectuales expresiones
política, socios culturales, etc. Pero son sobre todo los avances de la técnica o de la ciencia los que
propician un rápido incremento del vocabulario con voces nuevas y necesarias para la designación de
nuevas realidades.” Al hablar de neologismos tenemos que hablar de la “neología”.
La neología es el medio que conduce al neologismo, es una de las manifestaciones principales de la
vitalidad de una lengua, según otra autora el término neología tiene dos acepciones:
a) Proceso de formación del neologismo.

23
Lexicología Curso 2016-2017

b) Estudios de los neologismos.


La neología es el conjunto de formación de nuevas unidades de significación o unidades léxicas englobando
tanto las palabras nuevas como átomo, el resultado de este proceso es el neologismo. Proceso por el que
el cambio lingüístico provoca la aparición de formas y sentidos nuevos. El neologismo es el producto o
resultado. El neologismo se opone al arcaísmo. Por otro lado la creación del neologismo no se puede
disociar del hablante que lo crea ni del enunciado producido en una situación dada ni en un contexto
determinado. En el funcionamiento del neologismo, intervienen factores puramente lingüísticos, se
adaptan a la llamada morfología léxica. Pero también se adaptan a lo pragmático y de naturaleza
psicológica y socio cultural. Hoy en día en consecuencia se lleva a cabo el estudio del neologismo se lleva
desde el punto de vista de la pragmática lingüística y su relación con la psicolingüística (estudia las
relaciones entre el comportamiento verbal y los procesos psicológicos que yacen a él) y la sociolingüística.
No todas la unidades creadas tienen un mismo final, unos neologismos no se usan frecuentemente y
mueren en el camino, mientras que otros entran a formar parta del léxico de la lengua, de hecho se
considera neologismo toda unidad léxica reciente antes de la lexicalización; lexicalización se produce una
fijación del significante y una autonomía del significado que debe ser tomado en bloque. El nacimiento o
creación de todo neologismo se sitúa en el discurso en el momento que el locutor o la persona que lo crea
advierte que en el acervo léxico de la lengua no encuentra una unidad léxica adecuada para expresar su
intención o su sentimiento, son hechos de discurso. Una vez creada la unidad léxica por ejemplo “papi
chulo”, se pone en circulación por un número de individuos o por lo miembros de un gripo que comparten
una acuerdo tácito sobre el mismo. Para que un unidad nueva se integre en el léxico es necesaria su
difusión, o que se extendía en el uso por el conjunto de hablantes que es el que decide si se mantiene o
desaparece, pero el neologismo si se mantiene, tiene que respetar un cierto número de criterios para que
se acepte en el plano lingüístico.
Criterios de aceptabilidad lingüística.
Se pueden establecer 5 condiciones a las que debe someterse un neologismo para que se aceptado
lingüísticamente:
- Conformidad al sistema de la lengua, un neologismo ha de ser fiel a la estructura fonológica y
ortográfica, de la lengua española. Luego no se cumple.

- Amplitud semántica, el neologismo ha de ser capaz de expresar su significado, es decir, la realidad


a la que hace referencia y tiene que evitar provocar alusiones molestas o connotaciones peyorativas que
sean perjudiciales al significado.

- Valor de integración en la lengua, todo término que se crea se tiene que integrar a la estructura de
la lengua española, tiene que respetar las reglas. Es decir, tienen que respetarlas desde el punto de vista
paradigmático, de las combinaciones sintagmáticas y tiene que ser propenso o mejor dicho, tiene que ser
apto para crear compuestos y derivados.

- Onomasiológico, el neologismo que se propone no ha de hacer la competencia a otros términos


neológicos o no, es decir, el término nuevo tiene que ser el único utilizado para ese referéndum.

- Valor sociolingüístico, el neologismo se acepta por la frecuencia de uso que tenga el término, su
necesidad y por su éxito.

24
Lexicología Curso 2016-2017

Estas condiciones son verdaderamente duras, ya que el criterio onomasiológico choca con uno de los
recursos léxico-genésico más empleado en el lenguaje periodístico. Es decir, es esnobismo (esnob usar
una cosa por otra).

LA CLASIFICACIÓN DE PROCEDIMIENTOS LINGÜÍSTICOS


La clasificación más completa y más aceptada es la que parte del tipo de procedimiento lingüístico. Según
esto se distingue tres bloques:
1. Neología formal o de forma
2. Neología semántica o de sentido
3. Por préstamo
1. La neología formal
Aquí se crea el significante de una nueva palabra a la que se le asocia un nuevo significado. Son muy
numerosos los procedimientos formales de enumeración.
b. Creación nihiloàson vocablos totalmente nuevos, inventados. Esta creación es muy escasa.
c. Con formantes existentes en la lengua se pueden crear por afijación o composición. Los afijos tienen
dos tipos: prefijos-prefijación (cuando son antiguos, como griego o latín, o actuales, como anticonceptivo
o preescolar) y sufijos- sufijación (añadirle el sufijo a un lexema determinado, por ej. convocar-
>convocatoria). En el lado de composición están los compuestos, por ejemplo: Elevalunas
d. Híbridosà formados por raíces extrañas y se le añade el sufijo de la lengua española, por ej. Zapear-
>zapping y se crea zap (raíz), se elimina “pping” y se le añade la terminación propia del español “ear”->
zapear.

Algunos autores, en la neología formal introducen como proceso neológico lo que llaman procedimientos
contemporáneos. Por ej. introducen las siglas ONU,DNI; también los acrónimos (vocablos formados por la
unión de elementos de dos o más palabras constituidos por el principio de la primera y el final de la
última) -> ofimática formado por ofi, quito “cina” y luego la segund parte “infor” la quito y se queda con
“mática” y así queda la palabra ofimática (automatización mediante sistema electrónico); otro que
introducen son los acortamientos o trucamiento, como peli, boli; pero hay otros que introducen un
fenómeno llamado parasíntesis que es una combinación de palabras nuevas combinando la prefijación y la
sufijación o mediante la composición y la derivación, creando una palabra nueva, como luna-> cuando el
primer hombre llego a la luna se dijo que fue a “alunizar”, ponemos el prefijo <<a>> con el sufijo “izar”,
el segundo caso sería “cuartofinal”-> “cuarto finalista”. Todos estos se han comprobado y estudiado en
la conocida formación de palabras.

2. Neología semántica o de sentido


Se crea una acepción nueva de sentido semántico para aplicarlo a una palabra ya existente. Quiere decir,
que usamos un mismo significante y añadimos un significado nuevo. Ej, pinza-> antes era solo un objeto
para colgar la ropa, ahora puede ser una presión que ejercen dos personas o dos grupos contrapuestos
sobre otra persona o grupo (el hablante alertó sobre una pinza entre los socialistas y los populares).

3. Neología por préstamo


Un préstamo lingüístico es todo un elemento adquirido por una lengua a partir de otra, es decir, es el
procedimiento por el que una lengua incorpora un elemento de otra lengua. Esto sería un extranjerismo.
Aunque el préstamo puede darse en cualquier nivel lingüístico, son las unidades léxicas las que con más
frecuencia se transfieren de una lengua a otra.

25
Lexicología Curso 2016-2017

El Renacimiento fue la época de los italianismos en nuestra lengua. Luego en los siglos XVII, XIX,
predominaban los galicismos. Actualmente, estamos en la época de los anglicismos. Esto se debe a que
las principales agencias de noticias del mundo están en manos de británicos y estadounidenses. También
se debe por el poderío económico, por supuesto comercial, por los eslóganes, por el mundo del deporte…
por todos estos fenómenos tenemos marketing, factoring, ring, record, penalti, etc. Pues dentro de los
préstamos se suelen diferenciar dos tipos: el préstamo total y el préstamo parcial. De acuerdo con el
grado de adaptación podemos encontrar diferentes tipos de préstamos
1. Préstamo sin alteración-> ej. Ej: la palabra estándar es de origen inglés, pero en la academia se le
añade una “e” y un acento.
2. Préstamo adaptado a la estructura fónica.
3. Préstamo adaptado morfológicamente. Los llamados híbridos, este término se forma a partir de
formas importadas en las que el lexema pertenece a la lengua de donde se toma el préstamo y se le añade
el morfema gramatical, en este caso el español, esto son los que han sufrido una adaptación morfológica.
Ej: windsurfista
4. Préstamo integrado en una lengua, se ha producido la total adaptación al sistema de le lengua que
recoge el préstamo. Ej: fútbol, se da desde el punto de vista fonético y ortográfico.
5. Préstamo semántico o calco, son préstamos semánticos cuando una palabra de la lengua española
adquiere un significado que no posee originariamente y que proviene de otra lengua, es decir, tomamos
solo el significado. No solo afecto solo al léxico sino también al giro semántico. Ej: canal, a este
significante se le añade un significado nuevo y está en concurrencia con el canal de televisión.

Procedencia de los préstamos.


Son palabras procedentes de otras lenguas o palabras del latín o del griego. Como todas las lenguas, la
lengua española se vio afectada por la introducción de palabras procedentes de otras lenguas. La primera
procedencia: los germanismos, a través del latín o a través de otra lengua románica, hubo un contacto
que se mantuvo entre germanos y romanos, entre los siglos I y IV a.c, es la palabra jabón. También
tenemos muchos cultismos, algunos conservan el léxico de la lengua de la cual proceden. También
encontramos helenismos que entraron a través del latín, pasaron como préstamos griegos para designar
diversos aspectos de la cultura. Esto se da en el siglo XVIII, encontramos una gran introducción de palabras,
del árabe, encontramos también muchas palabras en el léxico de las matemáticas, de la astronomía, en
la botánica, por ejemplo de plantas aceitunas. También tenemos vocalismos del francés empezaron en el
siglo XVIII y XIX, términos cuyos referentes son vestidos y adornos, ej: Frac, levita, chaqué, etc. En el XVII
seguían entrando también una gran cantidad de préstamos. En el siglo XVIII aparecen también como
remolacha y fueron incorporándose hasta el siglo XX en el cual aparece la palabra “terraza”. Actualmente
estamos en la época de los anglicismos, estos se debe a que estamos en las manos de los americanos y los
ingleses ya que tienen las principales agencias de noticias, por el poderío económico, el deporte en el que
entran palabras como ring, y otras muchas que hemos nombrado anteriormente. Puede haber neologismos
de composición, papi chulo, etc.
Puede haber neologismo de composición- amigovio, retwitear, etc.

Tema 6: La formación de palabras en español: composición y


derivación. Las unidades fraseológicas de palabras. Las siglas.

26
Lexicología Curso 2016-2017

Composición y derivación
Según Manuel Alvar, la formación de palabras consiste en la ampliación de voces del idioma con
mecanismos morfológicos y partiendo de elementos ya presentes en el lenguaje o con otros tomados desde
fuera. Es decir a partir de palabras nuestras se crean palabras nuevas (híbridos, parasíntesis).
El primero en hablar de la formación de palabras fue Lang: decía que esta estudia el análisis y la
comprensión de los mecanismos en virtud de los que crea y se remueva el léxico. Estos mecanismos son,
principalmente morfológicos y están definidos a las distintas formas de combinación de palabras. Si bien
la creación de palabras puede incluir también otros procedimientos como préstamos de otras lenguas.
Por otro lado, los dos medios que dispone la lengua española para la construcción de unidades léxicas son:
la composición y la derivación.
En la composición participan dos o más unidades léxicas que pueden aparecer libres en la lengua: coche
+ cama. Mientras que, en la derivación, hay un elemento gramatical que siempre depende de la base:
reloj + ero.
La composición y la derivación son procesos de transformación de las estructuras sintácticas que llevan a
unidades léxicas. Ej: sacacorchos, pastelero.
La parasíntesis combina un sufijo y un prefijo como es el caso de alunizar.

Tipos de compuestos.
Son muy numerosos los criterios para establecer los distintos de creaciones léxicas mediante la
composición. Según Otaola hay tres tipos de compuestos: cultos y populares, ortográficos y sintagmáticos,
compuestos subordinantes y coordinantes.
a) Compuestos cultos, están formados con bases que son préstamos de lenguas clásicas: megáfono,
(griego: mega + fono). Populares: construidos por bases autónomas y se unen siguiendo el orden y
sintaxis de la lengua española – núcleo + adyacente: guardaespaldas (guarda > determinante +
espaldas > determinado), sacacorchos.

b) Compuestos sintagmáticos, formados por sintagmas disjuntos pero constituyen una unidad
semántica. (Están los disjuntos y por otro lado los preposicionales, sinapsia), como por ejemplo
ciudad dormitorio, contestador automático, etc. Los compuestos preposicionales o sinapsia
aparecen como unidades semánticas completas también: máquina de escribir. Los ortográficos: los
dos lexemas aparecen unidas ortográficamente encontramos las contrapuestas que se une por un
guion (camión –cisterna y los yuxtapuestos que hay una unión total de las bases, Pottier lo llamó
lexía compuesta. Ej: metepatas).
c) Compuestos subordinados y coordinados (incluidos en el anterior tipo porque son núcleo +
adyacente).

Así los campos en español pueden caracterizarse como un proceso con un marcado carácter sintagmático.
El principal problema que presentan estos compuestos es decidir qué sintagma de entre los muchos que
podían considerarse compuestos debe ser clasificado como tales y cuáles son los internos libres en una
estructura sintáctica normal. La acepción de un sintagma determinado como auténtico compuesto
sintagmático y recogido por la Academia depende de diversos criterios:
1) Criterio semántico: El sintagma debe representar una unidad semántica coherente referida a
nuevos conceptos y objetos. Ej: hilo musical, noticia bomba (compuestos), sin embargo hay otros

27
Lexicología Curso 2016-2017

compuestos que la combinación de los lexemas añade una nueva dimensión semántica, no
necesariamente deducible del significado de cada uno de sus componentes. Aquí a diferencia de
los otros ejemplos cuya metaforización parcial, es total. Ej: cuello de cisne patas de gallo.
2) La frecuencia de uso: Si los elementos constituyentes no suelen ser frecuentes utilizados en una
estructura sintáctica no pueden ser considerados compuestos propiamente dichos
(Ciudad Jardín Lexi) (perro lobo no Lexi).
3) Para determinar el grado de cohesión semántica de los dos términos sintáctico. Guerra Fría,
guerrilla fría lucha fría pelea fría. Cuando el constituyente nuclear no puede ser sustituido por otro
el sintagma adquiere el valor compuesto. La cohesión sintáctica interna de una frase es otra prueba
que pueda aplicarse para averiguar el estatus, la categoría léxica,” hora punta”- no se puede
intercalar ningún otro elemento-“ahora sumamente punta”, “ciudad preciosa dormitorio”.
4) Tipo de flexión, Índice de cohesión de los compuestos: bocacalle, bocacalles,
sordomudo. Podemos encontrar excepciones gentilhombre, gentileshombres, flexión tanto interna
como externa. Esto será por idiosincrasia, por desconocimiento de la formación plural de las
palabras.
Cajas de ahorro/ caja de ahorro.
Cafés con leche/ café con leche.
Todos presentan una flexión interna. Tenemos una marca de plural externamente.
Compuestos preposicionales o sinapsias.

Estos compuestos unen las bases por una preposición (máquinas de escribir), lo que Pottier llamaba lexía
compleja. Según Benveniste se trata de un grupo entero de lexemas, unidos por diversos procedimientos
y que forman una cohesión semántica constante y específica. El resultado es diferente al de la composición
clásica, es una unidad fija (lexema fijo). Para ser considerado como tal tiene que cumplir unas
características:
1) Unión entre sus miembros es sintáctica y no morfológica.
2) Unidos por preposición, la más frecuente es la preposición “de”, también puede aparecer “a”. Ej:
trabajo a domicilio, televisión por satélite, etc.
3) El orden de los elementos (Núcleo + Adyacente).
4) Los dos elementos conservan su forma léxica plena. Hecho que nos sucede en los derivados.
5) Ausencia del artículo ante el adyacente. Ej: mando a distancia.
6) Posibilidad de expansión de los 2 miembros. Ej: molino de viento sin intercalar nada, también puedo
decir antiguo molino de viento.
Con respecto a la pluralización de estos compuestos es frecuente en estas estructuras presente flexión de
número, si hace referencia en la subordinación en una idea de plural.

Compuesto ortográficos.

También presentan un proceso elevado: hispano-americano (hispanoamericano). Con respecto al tipo de


estructura:
 Nombre + nombre, son abundantes. Una misma base me puede servir para crear diferentes tipos
de palabras: Balompié, baloncesto, etc.
 También resulta muy productiva Nombre + adjetivo. Modificar + núcleo (claraboya, bajorrelieves).
 Verbo + nombre (lavamanos, aparcacoches), está tiende a operar en campos semánticos específicos,
como es designar profesiones, se emplean para hacer referencias despectivas a personas, ej:
guardacoches, picapleitos. Verbo + verbo (quitaipón, vaivén).

28
Lexicología Curso 2016-2017

 En otros tipos de compuestos se recogen formaciones con núcleo verbal y ciertos elementos
pronominales (me, te, le, se, etc.). Ej: hazmerreír, correveidile, etc., son pronombres enclíticos.
 También son muy dados los adjetivos compuestos. Ej: agrío + dulce > agridulce, sordomudo, etc.
Todos están lexicalizados.
 Adjetivo + adjetivo, claroscuro.
 Nombre + adjetivo, pelo + rojo> pelirrojo.

Derivación.

Es un proceso de creación de elementos léxicos nuevos por la adición a una base ya existente en la
lengua de afijos. Son elementos inseparables, ej: pan + -adero > panadero, relojero, o por la supresión
de algún elemento, a ese último se le llama derivación regresiva, según la RAE, es la derivación que se
produce para justificar la formación de voces más simples morfológicas de aquellas que proceden. Ej:
legislar > legislador; desliz > deslizar.
Con respecto a los afijos, si el afijo añadido es un prefijo, se coloca delante de la base y se denomina
prefijación. Si el afijo va detrás sufijación. Cuando hay prefijación y sufijación al mismo tiempo se conoce
como parasíntesis, ej: aznaridad.
 Prefijación, la mayoría de los prefijos son preposiciones o adverbios, como por ejemplo ante >
antecámara; mal > malvivir. Todos lexicalizados. Los prefijos son respecto de los compuesto no
suele producir un cambio de categoría gramatical sino conservan su categoría de base.
En general son monosémicos a diferencia de los sufijos y por lo tanto menos ambiguos que los sufijos. La
mayoría de estos prefijos provienen del latín o del griego y normalmente conservan el mismo valor que
tenían en latín y en griego. Ej: retro (hacia atrás) > retrotraerse; inter > intercontinental. Los más
generales son los prefijos vulgares. Son muy conocidos los prefijos existentes en la lengua española.

Valor semántico de los prefijos.

Nos podemos encontrar:


a) Prefijos que indican negación: político/apolítico, cristo/anticristo; han empezado a formar parte
del léxico.
b) Prefijos que indican lugar: locativos que indican conceptos referentes al espacio, posición y
localización. Ej: ante + cámara > antecámara, antebrazo; entreabrir, entreacto.
c) Prefijos temporales: me puedo encontrar el “ante” que puede significar otra cosa: anteponer.

Prefijoide: Este término se aplica a elementos constituidos de palabras griegas/ latinas que resultan
productivos en el léxico moderno en especial en el ámbito técnico y científico (vídeo programa fotograma
radioyente).
Con respecto a su calificación existe controversia unos lo ven como compuestos, otros lo ven como
palabras sometidas a procesos de afijación. Los ratones de esta controversia se deben a que el primer
elemento aparece tener autonomía semántica y sintáctica vídeo, radio, foto. Puede funcionar como
formas libres.

Sufijación.

Se basa en la teoría de Lang. El procedimiento de formación de palabras que consiste en añadir un sufijo a la base o
elemento léxico existente la lengua. La sufijación es uno de los elementos más importantes y más productivos de la lengua.

29
Lexicología Curso 2016-2017

Lang los clasifica en dos bloques:


 Sufijación estándar o no apreciativa.
 Sufijación apreciativa.
Creamos palabras nuevas de las cuatro principales categorías léxicas:
 Verbos: crear, creación.
 Nombres: reloj, relojero.
 Adj: bueno-buenisímo.

Características:
-Sufijación estándar: Clasificación estándar a diferencia de los prefijos que en general decíamos que
eran buenos amigos, lo son estándar polivalencia en los dos casos en la sinonimia dónde puede ser
expresada por formas sufijas diferentes.
Ej: -miento, -ción, -dura. Resurgimiento, comunicación, botadura, fichajes los 3 expresan acción pero
aportan significados diferentes dependiendo de la base a la que se apunten. Grafismo de gráfico. Y con
adjetivos católico-catolicismo.
Desde el punto de vista sintáctico, todas las palabras creadas nuevas por este procedimiento de formación
de palabras tienen que pertenecer a una categoría léxica principal. De ahí que los procedimientos sean
normalizaciones de nombres, verbalizaciones, adjetivaciones, y adverbializaciones.

Normalización: bombón + ería > bombonería


Viña + edo> viñedo
Verbalización: alcohol + izar > alcoholizar.
Despreciar + able > despreciable.
Adjetivación: amplio + ísimo >amplísmo.´
Adverbialización: -mente/ cerca; -ita/ atento.

-Sufijación apreciativa: Se caracteriza por un extenso repertorio denominado de manera diversa


apreciativo, adjetivo o expresivo. Alteran la base de un modo subjetivo emocional pero sin cambiar la
categoría gramatical. Lang la subdividen en tres grupos: diminutivo, aumentativo y peyorativos (forma y
definición completas por el artículo de Rosario Guillén).
-Diminutivo: ito/a, illo/a, ino/a.
-Aumentativo: azo/a, ón/ona, ote.
-Peyorativo: -ucha.

Diminutivos.

-Ito/a: Este sufijo mantiene por general la categoría de la base, transmite una idea de pequeñez o
afectividad. Los diminutivos gozan de más variantes que los demás porque exigen a veces interfijos.
También illo. Ej: baile-bailecito, pan, panecillo. Monoptongaciones- valiente: valentón. Los diminutivos
expresan valor afectivo sin alterar la clase léxica. Su uso más frecuente es la adecuación con cortesía, la
estrategia para suavizar o atenuar los defectos del interlocutor (fin de evitar el conflicto-cortesía).
También la entonación puede cambiar el significado al emplearlo con otros diminutivos.

Aumentativos.

Implican dimensión y también fealdad.

30
Lexicología Curso 2016-2017

-azo/a.
-ón/ona, también con valor apreciativo (buenazo) o con peyorativo: latazo.
-ote, invariable. También según el tono puede tener connotación cortés o descortés.
Fealdad: barrigón. El tono que se emplea es más importante. Los peyorativos indican desagrado o ridiculez.
Ej: el sufijo –ucha (casucha). Existe aquí también sinonimia y polisemia: ón, azo, ate, (gordinflón, altote,
codazo, se están empleando tres formas que indica cuantificación. Por tanto son sinónimos aunque se
refiera a ideas distintas). Polisemia: azo tiene matices negativos diferentes dependiendo de lo que se
quiera comunicar.
-Azo: tipazo; golpe real o figurado, troncazo (golpe o borrachera).
-Azo: economía: “pelotazo”.
-Ico: Quizás sea el sufijo diminutivo que posee un carácter dialectal más marcado. Es frecuente en
Aragón, en Andalucía Oriental y en América Central. Desde un punto de vista central es similar a -ito, se
usa con sentido cariñoso pero también se puede usar con sentido peyorativo. Sobre toda variante en
femenino -ica. Ej: solico, malico, llorica. Se usa en ámbito escolar, quejica, acusica, cobardica.
Dependiendo de la persona de la zona y la persona puede haber alteraciones con infijos  pradito,
pradecito, jardincito,
Puede presentarse una diptongación- cuerpazo, buenísimo.
En adverbios-adverbios  lejos-lejísmo.
Participo-participio sentado-sentadito.
Gerundio-Gerundio  durmiendo—durmiendito.
Valor despreciativo hacia las cosas que designan o se refiere.
(Texto Ministros jugando a las risitas).

Unidades fraseológicas.

Bibliografía: Corpas Pastor.

Se trata de signos lingüísticos que se han conocido como: modismos, locuencias, giros, frases hechas y
unidades fraseológicas, sesiones fija, expresiones idiomáticas, unidades pluriverbales lexicalizadas,
etcétera. Esta variedad de términos se debe a la controversia que existe a la controversia entre los autores
a la hora de definirla y clasificarla. En la actualidad se habla de unidades fraseológicas para referirse pues
de un pastor a aquellas unidades que constan de al menos dos palabras ortográficas que representa cierto
grado de lexicalización y se caracterizan por su alta frecuencia de aparición en la lengua, la estabilidad
sintáctica semántica y la idiomaticidad. Ej: “mosquita muerta, cara dura”. Es decir, son dos palabras que
se hacen fijas, siempre aparecen juntas, la Academia las ha lexicalizado como una locución nominal y
tiene una estabilidad sintáctica y presenta una idiomaticidad, un significado concreto. “Mosquita muerta-
sin hacer ruido pero consiguiendo lo que quiere”.
Así pues, el proceso de constitución de dichas expresiones tiene como requisito fundamental un tipo de
repetición que se hace de uso normal en la comunidad de hablantes. Se trata de una combinación de
palabras que con el tiempo se convierten en fijas. El orden de los componentes es inalterable. Por su
origen y por su forma. Las expresiones fijas se presentan como segmentos de habla pero por su
funcionamiento actual, están considerados.
También Coseriu habló de este tipo de expresiones y las llamó “unidades del discurso repetido”. Según él,
entiende por esto al conjunto de todo aquello que en una tradición lingüística aparece de forma fija

31
Lexicología Curso 2016-2017

cristalizada y comprende las unidades formadas por combinación fija de dos o más palabras (P. de
semántica estructural).
Ha habido muchas clasificaciones pero la primera clasificación de las unidades fraseológicas con relación
a la lengua española está en 1950 y Julio Casares habló de este fenómeno. Se ha ido despertando el interés
hacia este estudio y por ello encontramos el estudio de Coseriu, Zuluaga, Corpas Pastor (1996), Ruiz
Carrillo (1997).
Voy a destacar una de las más importantes, es la clasificación de Corpas Pastor, en su manual de
Fraseología española, esas tres esferas configuran el universo fraseológico como son las colocaciones, las
locuciones y los enunciados fraseológicos. La clasificación establecida por esta autora toma como punto
de partida la distinción entre norma, sistema y habla. Dice que según la cual las colocaciones serán
combinaciones de unidades léxicas fijadas en la norma, las locuciones unidades del sistema y los
enunciados fraseológicos elementos establecidos en el habla, constituyen enunciados completos
mientras que los otros dos (colocaciones y locuciones), posee un estatus de sintagma. Ej: “mosquita
muerta”, así se recoge en la academia, están lexicalizadas. Así pues para esta autora, las colocaciones,
las locuciones y los enunciados fraseológicos, para esta autora, forman la totalidad de las unidades
fraseológicas. Para hacer esta clasificación se basó en el planteamiento que hizo Zuluaga en su libro
“Introducción al estudio de las expresiones fijas”. Partía básicamente del nivel de estructuración
gramatical en que pueden combinarse, es decir, se basaban dependiendo de las funciones sintácticas que
cumplían estos tres fenómenos, es decir, según funcionaran como sintagma, como oración e incluso
algunos como textos.

Características de las unidades fraseológicas.

Con frecuencia se suele señalar que será considerada unidad fraseológica aquellas que cumplan al menos
dos condiciones esenciales, la fijación y la idiomaticidad (relacionado con el significado que tiene la
expresión). Ej: caradura, fijación, tiene un significado denotativo. El significado idiomático las dos cosas
significan una misma cosa (sinvergüenza).
La fijación pues ha de ser entendida como ya se ha dicho en el sentido de algo ya hecho, que el hablante
almacena y tiende a reproducir sin descomponerlo en sus elementos constituyentes, por ejemplo: “armas
tomar”, no se puede descomponer en sus elementos constituyentes y siempre se utiliza el plural. “quien
mucho abarca poco aprieta”.
La idiomaticidad, se entiende como el rasgo semántico característico de ciertas construcciones fijas, en
la que su significado no puede ser deducido a partir de los elementos que las forman sino en bloque, todo
junto significa sinvergüenza.
Otras de las características serían su frecuencia de “coaparición” y su frecuencia de uso, son también
muy importantes para que se consideren unidades fraseológicas. Siempre tienen que ser de esta manera,
porque así se han hecho frecuente en el uso. Pero aquí los elementos son inalterables, muchas veces
aparecen excepciones, donde la fijación no siempre se cumple, por qué hay excepciones porque hay que
tener en cuenta la variedad diatópica, la difásica y la diastática. Ej: “pechá, panzá, hartón”. “Importar
(algo)”, ese algo se puede decir con algunos términos léxicos, por ejemplo “bledo, pimiento, etc.”, que
significa muy poco. “Está hasta” depende de un nivel sociolingüístico y dependiendo de la zona geográfica,
todas significan lo mismo, pero depende de quien las actualiza, todos los significados están relacionados
metafóricamente.

Las colocaciones, son unidades fraseológicas pluriverbales que están formadas por dos unidades gráficas
al menos, como era el caso de los ejemplos “soltero empedernido”, obstinado, tenaz, que tiene un vicio

32
Lexicología Curso 2016-2017

o una costumbre muy arraigada. O también “lluvia torrencial”. Se llama colocación a una combinación de
palabras que aparece en la lengua con más frecuencia de la que cabría esperar, “soltero empedernido”
es habitual, es normativo, que la palabra soltero vaya seguida de empedernido, en las colocaciones las
palabras conservan su sentido original. Y por el hecho de que aparezcan combinadas no se combina su
significado, en esto se diferencian de las locuciones como “mosquita muerta”, que si tienen un nuevo
sentido que no se deducen de las palabras que la forman. Otros ejemplos se dan mucho en los ejemplos
de la informática: cargar un fichero, descomponer un archivo, almacenar datos, etc. U otros ejemplos:
cierre hermético, negar categóricamente, registrarse un incendio, asestar un golpe, ruido infernal, etc.

Las locuciones constituyen el grupo de las más abundantes, con frecuencia se suele confundir las
locuciones con las colocaciones, porque algunas veces no resulta fácil establecer una diferencia entre
ellas. Julio Casares, define la locución cómo, “combinación estable de dos o más términos que funcionan
como elemento oracional y cuyo sentido unitario consabido no se justifica sin más como una suma de
significado normal de los componentes”. Se puede extraer tres rasgos fundamentales: combinación
estable, funcionan como elemento oracional y el sentido unitario. Estas unidades no constituyen
enunciados completos y funcionan como elementos oracionales, que forman parte de una oración. Así
para llevar a cabo una clasificación de las locuciones que tenemos en español, el criterio que se ha seguido
es el de la función que cumplen o desempeñan en la estructura oracional. Y todo ello de acuerdo a su
equivalencia con cada una de las partes de la oración, es decir, si cumple la función de sustantivo, verbo,
adjetivo, adverbio, preposición, conjunción, nos podemos encontrar con las siguientes locuciones:
-Nominales: sujeto, CD, etc. Como cualquier sustantivo, “la mosquita muerta (Sujeto) ya se ha ido”.
“Me has dado un golpe bajo (CD)”. Son locuciones de infinitivo que funcionan como sujeto. “El saber no
ocupa lugar”

-Verbales: poseen una estructura similar al del sintagma verbal y se comportan como tales en una
oración, ejemplo “ser la monda” Sintagma verbal, locución. “dar de sí”, se está poniendo grande.

-Adjetivales. El chico está sano y salvo (Atributo). Existen locuciones adjetivas cuya estructura formal
se corresponde con secuencias comparativas y se construyen con el adverbio como entre el sustantivo y
el adjetivo “Se ha quedado blanco como la pared”. Además se dan otros casos, “se ha quedado más blanco
que la pared.”

-Adverbiales. Pueden funcionar como complementos circunstanciales de verbos y pueden expresar modo,
cantidad, etc. “Bebí por un tubo”  beber mucho. “Me tuvo toda la noche en vilo”  me tuvo así

-Prepositivas. Funcionan como cualquier preposición, son transpositores que hacen que el sustantivo
funcione como complemento circunstancial. “Se puso encima de”

-Conjuntivas. Equivalen a las conjunciones simples. Enlaces oracionales. “Siempre que llega a casa viene
riñendo”.

Enunciados fraseológicos.

Según Zuluaga, los enunciados fraseológicos son unidades fijas equivalentes o superiores a las frases,
''cuyo rasgo definitorio es el funcionar como unidades significativas mínimas con sentido propio'',
enunciadas por un hablante entre dos pausas y unidades de entonación distintas. Para establecer la

33
Lexicología Curso 2016-2017

clasificación de estas unidades se basó también el criterio de fijación y en el idiomaticidad. ''El horno no
está para bollos''.

Corpas Pastor, que sigue la definición de Zuluaga y la incluye en la tercera esfera, establece dos grupos
con su uso en el contexto dentro de los enunciados fraseológicos. Hace una diferencia entre ambos
conceptos:
 Las paremias: poseen significado referencial y gozan de autonomía textual
 Fórmulas rutinarias: el significado es de tipo social, expresivo o discursivo, fundamentalmente y vienen
determinadas por situaciones y circunstancias concretas. Algunos las llaman fórmulas pragmáticas. Las
fórmulas rutinarias realizan un acto comunicativo ritualizado y tienen un contexto fijo. Se usan en una
situación de la vida social. Es el caso típico de los saludos y de las fórmulas de cortesía. Hay muchas.
Nombraremos las más interesantes:
o ¿Qué tal, cómo estás?: fórmula de apertura.
o Nos vemos: fórmula de cierre.
o Con perdón: fórmula de cortesía.

Dentro de las paremias distinguimos tres tipos:


 Refranes: contienen una enseñanza moral aplicada a la vida. La definición que da Casares es la siguiente:
''se entiende por refrán una frase completa e independiente que en sentido directo o alegórico y por lo
general de forma sentenciosa y elíptica, expresa un pensamiento a manera de juicio en el que se
relacionan por lo menos dos ideas''. Los refranes están lexicalizados y recogidos en el refranero español.
Tienen autonomía textual y autonomía sintáctica, es decir, pueden ser considerados como una oración.
Tiene también un valor de verdad general. Son anónimos, a diferencia de las citas y también necesitan de
un contexto anterior. A veces por economía lingüística se produce una elipsis: ''yerba mala...''.
 Citas: son también refranes, pero ella las diferencia por un motivo que explicaremos a continuación. Las
citas se caracterizan por tener valor de verdad general y no son anónimos, es decir, su origen es conocido.
Su procedencia es variada, puesto que se han extraído de textos escritos o hablados pertenecientes bien
a un personaje real bien a un personaje ficticio, de cualquier época. Nos referimos a las citas de
personajes literarios que en un momento dado han utilizado un refrán. Como es por ejemplo la famosa
frase de Góngora ''ande yo caliente, ríase la gente'' o la famosa frase de Quevedo ''poderoso caballero es
don dinero''. Esas citas son de personajes literarios famosos y por ello se ponen aparte de los refranes.
 Enunciados con valor específico: se consideran expresiones que tienen autonomía sintáctica y textual y
están lexicalizadas. Por ejemplo, ''éramos pocos y parió la abuela'', ''el que no corre, vuela'', ''el más tonto
hace relojes'', ''el horno no está para bollos''. Son enunciados que no poseen un valor general de verdad.
Es decir, no son una verdad en sí misma, no tienen un contenido moral como los refranes. Se emplean en
determinadas situaciones para referir un sentido que no es expresable mediante una unidad léxica, es
decir, no tenemos un recurso léxico para decir ''éramos pocos y parió la abuela''. En ese momento,
valiéndome de una situación anterior. Nos podemos encontrar aquí con expresiones coloquiales. Son
anónimos, no se sabe quién fue el primero que habló de ellos.

Las paremias son llamadas así porque esta designación se considera un sinónimo de refrán. Se trata de
una serie de expresiones fijas que el hablante utiliza sin alterarlas ni descomponerlas en sus elementos
constituyentes, es decir, que son las tres iguales.

4. Acortamiento y siglas
El acortamiento es un fenómeno peculiar que se suele dar en los registros comerciales, administrativos,

34
Lexicología Curso 2016-2017

científico, técnico, etc. En principio es el procedimiento opuesto a la composición. Dentro de estos


acortamientos nos podemos encontrar los siguientes casos:
 Abreviamiento o truncamiento: consiste en la reducción fónica de una palabra y se produce por pérdidas
de sílabas completas, bien por apócope, aféresis y síncopa (bus, boli, cine, tele, cole, peli, etc.).
 Acronimia: informática viene de información automática.
 Abreviatura simple: aquí se representa una palabra en la escritura con una o varias de sus letras
manteniéndose siempre la primera porque es la clave para su identificación. Se puede producir por
apócope, por síncopa, etc. Se suele dar en la escritura pero no en los fonemas. Por ejemplo si ponemos
D. José, no decimos D, decimos Don.
 Abreviatura compuesta: se usa muy poco y se conserva en fórmulas muy estereotipadas. Son dos o más
palabras y solo se retiene la primera de ellas. Como b.s.p (beso sus pies)/ d.e.p/ q.s.e.m
 Sigla: puede ser transparente u opaca. Se forman por la selección de las iniciales de las palabras
integrantes mediante un sintagma. Se habla de sigla transparente (como la abreviatura compuesta, dado
que cuando se emplea se pronuncia la forma desarrollada y no la abreviada, porque este contenido es
conocido por los hablantes) y de siglas opacas. Las opacas se caracterizan, en cambio, por no dejar
entrever su contenido. Hay una sigla opaca. Es el caso de LP o CD. Algunas siglas opacas son mixtas. Es
decir, podemos decir PSOE o SOE. Respecto al género se le suele poner el del núcleo del sintagma y en el
caso del número por lo general se utilizan en singular. Cuando se pluralizan se ponen doble (EEUU). Muchas
de ellas están lexicalizadas por el uso que se hace.

Lexicografía (fotocopias).
-Como disciplina científica.
-Que son los diccionarios.
-Principales diccionarios que hay.

La RAE, definía Lexicografía es la técnica de componer léxicos o diccionarios. Esta definición cataloga a
la lexicografía como el arte de componer el diccionario. La palabra es vista por muchos autores como
anticuada y se requiere que se supere esa etapa pre-científica, pues consideran que la lexicografía tiene
que tomar el rasgo de ciencia. A pesar del deseo de ciencia, otros autores lo definen como un arte. Segú
Julio Casares, se distingue la lexicografía de la lexicología. Este mismos autor, en 1951, reconoció el
carácter científico de la lexicografía, ya no decía que era un arte, sino que era una ciencia.
Por su parte Julio Fernández Sevilla la considera ya en 1974 como ciencia y dice al respecto “la lexicografía
es la disciplina lingüística de una lengua que se encarga del significado global… Por su parte la
lexicografía”. Es decir, el lexicógrafo tiene que servirse de esos medios lingüísticos para elaborar un
diccionario.
A partir de aquí en la vigésima edición del diccionario de la Real Academia, replantea la definición de
esta fecha. Cambia de opinión.
Joaquín Hernández, debe de reconocer que hacer un diccionario es muy complicado, lo que más difícil es
la selección de vocabulario. También se plantea que tienen otros problemas, como organizo las entradas.
Si utilizo un criterio normativo, descriptivo. Otro problema es como doy las descripciones.

El diccionario, características y tipología. (Fotocopias lexicografía).


Los productos lexicográficos son numerosos, la tipología y características de los diccionarios es amplia y
sus contenidos muy diversos, al igual que lo son las aproximaciones teóricas y los objetos tratados. Se

35
Lexicología Curso 2016-2017

pueden establecer una primera diferencia entre aquellos diccionarios que intentan tratar la totalidad de
la lengua, diccionarios generales y aquellos que no permiten generar un discurso porque no contienen todos
los tipos de palabras, y se centran solamente en un aspecto de la lengua como puede ser los diccionarios
fraseológicos. Diccionario general representativo de la lengua perteneciente a diferentes niveles. En
segundo lugar para elaborar un diccionario tenemos que tener en cuenta la macro estructura y la micro
estructura de los diccionarios. La macro estructura: es el término lexicográfico para describir la
distribución del conjunto de lemas (entradas léxicas), que debe tener todo diccionario. Centrándonos en
la macro-estructura en primer lugar, los diccionarios pueden tener una o más macro estructura según el
número de listas de palabras, es decir, hago referencia de diccionarios monolingües y diccionarios
multilingüe. Estos diccionarios representan y reflejan dos realidades distintas que implican métodos
diferentes de producción para conseguir objetivos variables, Además, la macro estructura puede estar
ordenada a través de una clasificación sistemática, pues a través de esta clasificación nos podemos
encontrar dos tipos de diccionarios, los onomasiológicos y los semasiológicos o alfabéticos.

Por otro lado, la microestructura sería el cuerpo de la entrada, que varía de unas obras a otras pues depende
del tipo de diccionario a que corresponda ese artículo. Se dan pese a ello una serie de características
comunes y generales. Su objetivo es ofrecer una serie de informaciones acerca de la palabra que estudia.
Informaciones que pueden referirse a múltiples aspectos entre los cuales se da prioridad al semántico.

El diccionario si va dirigido a personas extranjeras viene una marca en la pronunciación, algunos las ponen
detrás de la marca. Algunos diccionarios escolares.
Al no tener la marca de pronunciación por lo que aparece la categoría gramatical, además también si el
nombre es adjetivo, es un verbo, si es transitivo… Y algunos diccionarios cuando el adjetivo tiene las dos
funciones las ponen. Son características generales que podemos encontrar en todos los diccionarios, como
los generales como los diccionarios de uso, los de uso tienen otras características. Otras de las marcas que
aparecen en esos diccionarios son la categorización, después de la pronunciación. suele aparecer la
categoría de la palabra. Se trata de un nombre o sustantivo (sust.), verbo (verb.), etc. Después de la
categoría gramatical o incluso antes muchos diccionarios no ponen la etimología. A continuación el
significado, con respecto a este constituye el punto de mayor interés en todos los diccionarios sobre todo
diccionarios de carácter normativo semasiológico como el DRAE. En la microestructura o artículo registran
dos tipos de acepciones o significados fundamentales como son las acepciones generales, es decir,
definiciones generales que sirven para el dominio de todos los hablantes, definiciones especiales o
particulares, pertenecen a ciertos niveles, registros o variaciones de la lengua en general, ejemplo si
pertenece al mundo de la música, si pertenece al mar, etc. Algunas veces los diccionarios ponen citas
textuales pertenecientes a la lengua escrita. Expresiones fijas suelen aparecer en la parte final del artículo,
submacroesctructura o subentrada. Suelen aparecer por orden alfabético y se registran por el grado que le
corresponda, aparece en negrita o en cursiva, ejemplo: “cartón”, entrada principal.
Aparecen otras marcas en la micro estructura, según el tipo de diccionario. Aparece también la cronología.
Aparecen también marcas generales, que se dan en diccionarios normativos, normalmente. Los diccionarios
de uso introducen tres elementos muy importantes que caracterizan al caracterizan a este tipo de
diccionarios, como es por ejemplo la ampliación sintagmática, ampliación paradigmática y los ejemplos
textuales que suelen aparecer en otros tipos de diccionarios.
-Ampliación sintagmática, da información sobre el uso contextual de las unidades léxicas, ejemplo:
información sobre el régimen preposicional con respecto a la construcción de ciertos verbos (disponer:
estoy dispuesto a hacer otros trabajos).

36
Lexicología Curso 2016-2017

-Paradigmática, sitúa a las palabras en el sistema léxico de la lengua, señalando sinónimos, antónimos y
otras palabras de la misma familia o remitiéndola a ellas. El diccionario académico no suele recoger
sinónimos pero si en las definiciones da muchos sinónimos. Aparecen los diccionarios bilingües.

Tipología de los diccionarios.

37