Está en la página 1de 28

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLITICAS


CARRERA DE DERECHO

ASIGNATURA:
PRACTICA JURIDICA II

FACILITADORA:

LICDA: MARIA SANCHEZ ESPINAL

PARTICIPANTES:
MIRIAN ALTAGRACIA GARCIA DIAZ

GRISSELL ROSARIO TAVERAS

JOAN ONEALL JIMENEZ LEONARDO

Santiago de los Caballeros


21/06/2018
RECURSO DE OPOSICIÓN PENAL

A los Honorables Jueces de la Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación, La


Vega.

VIA Secretaria

ASUNTO Escrito de Recurso de Oposición contra Resolución No. 6785, de fecha 06-06-2018,
contenida en el expediente No. 6785, dictada por la 1ra Sala de la Cámara Penal de la Corte de
Apelación de La Vega, referente al caso seguido a la Sra. Mena Colon.

IMPUTADO Sra. MENA COLON

ABOGADO (OS) Licdo. JOAN ONEALL JIMÉNEZ GRISSELL ROSARIO Y MIRIAN GARCIA

: Arts. 407 y 409 del CPP., modificado por Ley 10-15

ANEXOS : A modo de oferta probatoria:


1. Original de la Notificación de fecha 6-6-2018, del protocolo del curial 8, a requerimiento de la
secretaria de la OJSAP de LA VEGA, contentiva en notificación de recurso de apelación
interpuesto por los Licdos. JOAN ONEALL JIMÉNEZ, MIRIAN GARCÍA Y GRISEL ROASARIO,: a)
Recurso de Apelación de fecha 6-6-2018; b) sentencia recurrida;
2. Original de la Notificación de fecha 6-6-2018, del protocolo del curial 8, a requerimiento de
la secretaria de la OJSAP de LA VEGA, contentiva en notificación de recurso de apelación
interpuesto por los Licdos. JOAN ONEALL JIMÉNEZ, GRISSEL ROSARIO Y MIRIAN GARCÍA
abogados de defensa tecnica; a) Recurso de Apelación; b) sentencia recurrida;

3. Original de la Notificación recibida en fecha 6-6-2018, por Licdo. JOAN ONEALL JIMÉNEZ,
GRISEL ROSARIO Y MIRIAN GARCIA, contentiva en notificación de la Resolución No. 7854 -2018
de fecha 6-6-2018

4. Copia de la Resolución No. 6786-2018, contenida en el expediente No.6785, de fecha 6-6-


2018;

5. Copia de la Declaración Jurada y Desistimiento, de fecha 6-6-2018;

ILUSTRÍSÍMOS MAGISTRADOS:
Quienes suscriben, Licdos. JOAN ONEALL JIMÉNEZ, GRISSEL ROSARIO Y MIRIAN
GARCIA, dominicanos, mayores de edad, casados, Abogados de los Tribunales de la República,
titulares de la cédulas de identidades y electorales Nos. 001-0240295-5, 402-2208583-5 y 123-
456745-7 con buró profesional abierto en la oficina de abogados ROSARIO-JIMENEZ
ABOGADOS, firma de abogados, consultores, fiscales, asesores y litigantes y 809-630-7971, en
el Apto No. 708 , de la calle Padre Billini del sector de Ciudad la vega, de esta ciudad de la vega,
Republica Dominicana, asistiendo en sus medios de defensa a la ciudadana Sra. MENA COLON,
Dominicana, 30 años de edad, soltera, Cedula No. 047-0185476-9, domiciliada y
residente en la Calle los Limones No. 54, Villa Lora, La vega, actualmente, en ocasión de
la interposición de un Recurso de Oposición, quien mediante su abogado apoderado y defensa
técnica, le expone y peticiona muy respetuosamente lo que a seguida se enlista:

ANTECEDENTE PROCESAL:
EN ATENCION: A que la Resolución No.6785, contenida en el expediente No. 67859 dictada por
el Juzgado de la corte de apelación adscrito a la Oficina Judicial de Servicios de Atención
Permanente del la vega, referente al caso seguido al ciudadano Sra. MENA COLON de fecha 6-6-
2018, en soporte de la cual fue ordenada la libertad pura y simple del indiciado, declarando
además extinguida la acción pública, determinado por el desistimiento manifestado libremente
por la víctima en el plenario;

EN ATENCION: A que en fechas 6-6-2018, fue notificado al Abogado y su representante de


manera respectiva y a requerimiento de la secretaria interina de la Oficina Judicial de Servicios
de Atención Permanente de la vega, los actos Nos. 786534, protocolizado, el primero por el
curial 8, ordinario de la Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia de la vega., el
segundo por el curial 8, ordinario del Tribunal Colegiado de la C.P. de 1ra.
Instancia, contentivos en escrito de recurso de apelación suscrito por los Licdos. JOAN ONEALL
JIMÉNEZ, MIRIAN GARCÍA Y GRISEEL ROSARIO, procuradores fiscales del Distrito Judicial de La
Vega, en contra de la ut supra indicada Resolución, encontrándose el imputado a la fecha en
plazo hábil para depositar escrito de defensa y medios probatorios, tal como lo dispone el
artículo 412 del C.P.P., a la grafía: Comunicación a las partes y remisión. Presentado el recurso,
el secretario lo notifica a las demás partes para que lo contesten por escrito depositado en la
secretaría del tribunal dentro de un plazo de diez días y, en su caso, promuevan prueba.
Notificación anexada.
EN ATENCION: A que sorpresivamente en fecha 6-6-2018, la secretaria interina de este tribunal
de la Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de LA VEGA notificó la Resolución No.
876-2018 de fecha 6-6-2018, contenida en el expediente No.9, NCI Núm. 89, dictada por Sala
de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, referente al caso seguido al
ciudadana MENA COLON, con la cual declara con lugar el Recurso de Apelación interpuesto y
anula la Resolución No. 786, de fecha 6-6-2018;
EN ATENCION: A que resulta, que increíblemente y hasta de manera furtiva, en la misma
fecha 7-6-2018 de la notificación del recurso al recurrido por la secretaria interina de la Oficina
Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional, en esa misma fecha se dictó
la Resolución No. 678-2018 de la Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de LA VEGA,
vulnerándose ampliamente el debido proceso y el derecho de defensa del recurrido, aun a la
fecha, con tiempo hábil para depositar impugnación recurso de apelación interpuesto, como se
podrá apreciar en los documentos anexados a este escrito de oposición;

Admisibilidad del Recurso de Oposición


1. A que en fechas 7-6-2018 a requerimiento de la secretaria interina de la Oficina Judicial de
Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional, fue notificado el escrito de Recurso de
Apelación de fecha 7-6-2018 incoado por las Licdos. JOAN ONEALL JIMÉNEZ, MIRIAN GARCÍA Y
GRISSELL ROSARIO procuradores fiscales del Distrito Judicial de La vega, en contra de la ut supra
indicada Resolución;
2. A que en fecha7-6-2018, es decir, la misma fecha de notificación del Recurso tanto el
imputado como a su defensor este tribunal de la Sala de la Cámara Penal de la Corte
de Apelación del Distrito Nacional conoció el notificado Recurso declarando con lugar y
anulando la Resolución No. 6856 de fecha 7-6-2018 enviando el presente proceso por ante la
oficina judicial de Servicio de Atención Permanente DE LA VEGA;
3. A que la letra del Art. 411 modificado por el Art. 95 de la Ley 10-15 indica lo siguiente: “La
apelación se formaliza presentando un escrito motivado en la secretaría del juez que dictó la
decisión, en el término de diez días a partir de su notificación. Para acreditar el fundamento del
recurso, el apelante puede presentar prueba, indicando con precisión lo que se pretende
probar. “, que en el caso de la especie se cumple dicho plazo;
4. Que asimismo se expresa el Art. 412 modificado por el Art. 96 de la Ley 10-15 que ordena lo
siguiente:”Presentado el recurso, el secretario lo notifica a las demás partes para que lo
contesten por escrito depositado en la secretaría del tribunal dentro de un plazo de diez días y,
en su caso, promuevan prueba.”;
5. Que de acuerdo a los artículos precedentemente citados, a la fecha la parte recurrida está
en tiempo ventajosamente hábil para interponer el escrito de impugnación o replica contra el
citado e írrito Recurso de Apelación, empero ya la corte decidió de manera irregular;
6. A que el presente escrito es admisible en virtud del articulo143 del CPP, que a la
letra expresa: “Los plazos determinados por días comienzan a correr al día siguiente de
practicada su notificación. A estos efectos, sólo se computan los días hábiles, salvo
disposición contraria de la ley o que se refiera a medidas de coerción, caso en el que se
computan días corridos”;
7. En síntesis que habiendo recibido en fechas 7-6-2018 la notificación de la secretaria de la
oficina Judicial de Servicio de Atención Permanente DE LA VEGA., conforme lo establece el Art.
411 y 412 del CPP modificado por la Ley 10-15, lo cual hace altamente imposible que el mismo
día de la notificación a la parte recurrida ese mismo día la Sala de la Cámara Penal de la Corte
de Apelación DE LA VEGA, dicte la Resolución 786-2018, anulando la decisión apelada, decisión
que a la vez fue notificada por la secretaria de dicha corte en fecha 7-6-2018 por lo que está
dentro del plazo de los tres días exigidos para presentar el presente Recurso;

Fundamentos de Derecho

8. A que a la luz del artículo 409 del CPP , modificado por la Ley 10-15, se establece el Recurso
de Oposición para resolver controversias de la índole del presente, el cual, a la grafía
expresa: “Artículo 409.- Oposición fuera de audiencia. Fuera de la audiencia, la oposición
procede solamente contra las decisiones que no son susceptibles del recurso de apelación. Se
presenta por escrito motivado, dentro de los tres días que siguen a la notificación de la
decisión. El tribunal resuelve dentro del plazo de tres días, mediante decisión que es ejecutoria
en el acto. La oposición procede también para acreditar la justa causa que justifica la ausencia
de una de las partes de un acto procesal en que era obligatoria su presencia o representación”;
9. Que en el caso de la especie se vulnera el principio de derecho de defensa toda vez que
estando en el plazo hábil para presentar escrito de defensa y replica contra el Recurso de
Apelación según lo establecido en los artículos 411 y 412 CPP y en función del articulo 143;
10. Que a méritos del Art. 418 del C.P.P., modificado por el artículo 99 de la Ley 10-
15, Presentación. La apelación se formaliza con la presentación de un escrito motivado en la
secretaría del juez o tribunal que dictó la sentencia, en el término de veinte días a partir de su
notificación. En el escrito de apelación se expresa concreta y separadamente cada motivo con
sus fundamentos, la norma violada y la solución pretendida;
11. Igualmente, el artículo 419 del CPP., modificado por el artículo 94 de la Ley 10-15 establece
diáfanamente: Comunicación a las partes y remisión. Presentado el recurso, el secretario lo
notifica a las demás partes para que lo contesten por escrito depositado en la secretaría del
tribunal dentro de un plazo de diez días y, en su caso, presenten prueba. El secretario, sin más
trámite, dentro de las veinticuatro horas siguientes al vencimiento del plazo anterior, remite las
actuaciones a la Corte de Apelación, para que ésta decida”;
12. A que asimismo se estaría violando el artículo 18 del CPP, como principio fundamental del
derecho de defensa instituido para que el imputado pueda hacer uso al derecho irrenunciable a
defenderse personalmente y hacer asistido por un defensor de su elección;
13. A que los tribunales y jueces son garante de la constitución y las leyes, por lo que están en la
obligación a observar y respectar el debido proceso de ley que en la especie resulta altamente
violado;
14. Que el principio observado por el artículo 12 del CPP, establece la igualdad entre las partes
buscando establecer un equilibrio entre las partes intervinientes en el proceso en condiciones
de igualdad, los jueces deben allanar todos los obstáculos que impidan la vigencia y debiliten
este principio;
15. Que la corte al estatuir sobre el fondo de la cuestión planteada por el recurrente no
determino los plazos en los cuales deben ser presentadas las impugnaciones de decisiones
judiciales y mucho menos tomó en cuenta el plazo para la parte recurrida realizar su escrito de
impugnación a recurso incoado;
16. Que consecuentemente la corte incurre en desnaturalización del proceso en su análisis de la
temporalidad del depósito del escrito recursivo, de la fecha de la notificación de la decisión a
impugnar a la parte recurrente y el plazo de diez (10) días a partir de la notificación a la parte
recurrida con el objeto de presentar su escrito de defensa o replica, lo que constata en los
anexos de las citadas notificaciones:
17. A que en consecuencia y de conformidad con lo precedentemente informado y seguros de
que dicha apelación no posee elementos de pruebas suficientes ni pertinentes para que en un
posible juicio de fondo se destruya el estado de inocencia de nuestro representado, toda vez a
que con respecto a las pruebas documentales aportadas por la fiscalía en ninguna forma son
pruebas que puedan demostrar la ocurrencia del ilícito penal que el Órgano Acusador le está
endilgando al encartado.
18. A que el recurrido tiene el derecho a comprobar fehacientemente, que con las pruebas
testimoniales que el Ministerio Público pretende sustentar su acusación, tampoco podrán
demostrar la ocurrencia del ilícito penal, toda vez a que con respecto a los supuestos
testimonios será imposible demostrar que mi representado, cometió los hechos endilgados,
primero porque hace cinco años de la separación de la relación de pareja, segundo que ambos
tienen senda parejas, (declarado en audiencia) por lo que a todas luces son testimonios
irrelevantes y carentes de valor para probar la teoría del caso del M.P. en un posible juicio de
fondo; además las restantes pruebas son meramente procesales y carentes de valor probatorio
para sustentar una acusación;
19. Que en ningún caso la parte recurrida fue notificada del conocimiento en audiencia del
recurso de Apelación objeto del presente escrito;
20. Que es bueno, tomar en consideración, en la especie, se menoscaba el debido
proceso: posibilidad de que se garantice a la persona poder contestar cada argumento
esgrimido en su contra, también el derecho a la defensa: Derecho a ser asistida de manera
oportuna, técnica y jurídicamente. Debido Proceso: Las garantías de tutela judicial efectiva y
del debido proceso, mantienen pleno vigor y benefician el fortalecimiento de los procesos de la
naturaleza del presente caso.
21. Lo anterior sería revelar un evidente desconocimiento de lo sostenido por el aforismo jurídico
de que nadie puede alegar el desconocimiento de la ley.

PETITORIO
POR LAS RAZONES EXPRESADAS, y por las que podrán ser suplidas de oficio, con Vuestro
Ilustrado Criterio Jurídico, el recurrente en oposición 67856 por intermedio de su abogado
suscrito, os solicita muy respetuosamente fallar acogiendo las conclusiones siguientes:
PRIMERO: Acogiendo el presente Recurso de Oposición fuera de audiencia, por ser regular en
la forma, justa en cuanto al fondo y por haber sido interpuesto en tiempo hábil y conforme al
derecho, contra la Resolución No. 6785-2018 de fecha 7-6-2018, contenida en el
expediente No.6785 librada por la Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación De la vega;
SEGUNDO: En cuanto al fondo, Revocando a plenitud y en toda su parte la Resolución No.6785-
2018 de fecha 7-6-2018, contenida en el expediente No. 6785, dictada por Sala de la Cámara
Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, referente al caso seguido al ciudadana
MENA COLON, con la cual declara con lugar el Recurso de Apelación interpuesto y anula la
Resolución No. 6785-2018, de fecha 7-6-2018, en consecuencia, declarando infundado e
improcedente, contrario al debido proceso, al derecho de defensa, el Recurso de Apelación que
le da origen, interpuesto por las Licdos. JOAN ONEALL JIMÉNEZ, GRISSEL ROSARIO Y MIRIAN
GARCIA, procuradores fiscales de la vega, decidiendo según lo estatuido por los artículos 407 y
409 este último modificado por el artículo 94 de la Ley 10-15;
TERCERO: Condenando al Estado a la indemnización de acuerdo a los artículos 257 y
siguientes del CPP, a favor y provecho del recurrente.

Es justicia que se os pide y espera merecer en la ciudad de La Vega, los diete (07) días del mes
de Junio del año dos mil dieciocho (2018) --------------------------------------
______________________________________________
LIC. JOAN ONEALL JIMÉNEZ, GRISSEL ROSARIO Y MIRIAN GARCIA
ABOGADOS
RECURSO DE APELACIÓN

A los : Honorables Magistrados Jueces integrantes de la Cámara Penal


De la Corte de Apelación de la vega.
Vía : Secretaría del Juzgado de Atención Permanente de la vega.
Asunto : Recurso de Apelación Sobre Resolución No.6785
de fecha____08-6-2018_____ Relativa a Medida de Coerción.

Abogados :licdos. JOAN ONEALL JIMÉNEZ, GRISSELL ROSARIO Y MIRIAN GARCIA

Honorables Magistrados:

Quien suscribe señora MENA COLON, dominicana, 30 años de edad, soltera, Cedula No.
047-0185476-9, domiciliada y residente en la Calle los Limones No. 54, Villa Lora, La
vega, debidamente representado por sus abogados constituidos y apoderados
especiales, los Licdos. JOAN ONEALL JIMENEZ , GRISSELL ROSARIO y MIRIAN
GARCIA dominicanos, mayores de edad, casados, Abogados de los Tribunales de la República,
portadores de las cédulas de identidad y electoral Nos. 123-345467-4, 402-2208583-5 y 402-
567845-6 respectivamente, domiciliados en esta ciudad de la vega, con apt profesional
abierto en ROSARIO-JIMENEZ ABOGADOS, Oficina de abogados consultores, asesores y
litigantes, en la Apto. No. 708 de la calle Padre Billini del sector de la vega ,producen, de la
manera más respetuosa, el escrito de fundamentación del recurso de apelación atinente en el
asunto, y a tales fines, exponen las consideraciones y peticiones siguientes:

I.- RELATORÍA DE ANTECEDENTES


1. : Que el Juzgado de la Atención Permanente de la vega, emitió la Resolución No.6785, de
fecha 7-6-2018 cuyo dispositivo dispone lo siguiente:

FALLA
PRIMERO: que nuestro cliente la Sra. MENA COLON Siga cumpliendo prisión, como medida de
coerción, en EL RECINTO CARCELARIO de La Vega.

SEGUNDO: que por no haberse conocido la presunción de inocencia sea declarado inadmisible
la decisión del juez de la instrucción.

I.-ADMISIBILIDAD DEL RECURSO

2. : Que la resolución recurrida en apelación, cuyo dispositivo fue notificado en fecha 7-6-
2018 del mes de 6 del año 2018, por la Secretaria del Juzgado de la corte de apelación de la
vega, cumple con el plazo tal como lo dispone el Artículo 145 del Código Procesal Penal y
dejando el presente escrito motivado en la secretaria del juez que dictó la decisión.
3. : Que el Articulo 410 del Código Procesal Penal dispone lo que a continuación se
transcribe: Decisiones recurribles. Son recurribles ante la Corte de Apelación solo las decisiones
del Juez de Paz o del Juez de la Instrucción señaladas expresamente por este código.

4. : Que el presente recurso de apelación, está en tiempo hábil y conforme al Derecho y al


procedimiento que se sigue en la presente materia, tal como lo instituye el Artículo 95. DE LA
LEY 10-15 - Se modifica el Artículo 411 de la Ley No.7 6 - 02, que establece el Código Procesal
Penal de la República Dominicana, para que diga en lo adelante del modo siguiente: “Artículo
411.- Presentación. La apelación se formaliza presentando un escrito motivado en la secretaría
del juez que dictó la decisión, en el término de diez días a partir de su notificación. Para
acreditar el fundamento del recurso, el apelante puede presentar prueba, indicando con
precisión lo que se pretende probar.
5. : Que el recurso de apelación se formaliza presentando un escrito motivado por ante la
Secretaría del Tribunal que dictó la indicada resolución.
6. : Que el artículo 11 del Código Procesal Penal, dispone que todas las personas son iguales
ante la ley y deben ser tratadas conforme a las mismas reglas.
7. : Que el artículo 12 del Código Procesal Penal, dispone que: Las partes intervienen en el
proceso en condiciones de igualdad. Para el pleno e irrestricto ejercicio de sus facultades y
derechos, los Jueces deben allanar todos los obstáculos que impidan o debiliten este principio.
8. : Que el artículo 393 del C. P. P., instaura que las decisiones judiciales solo son recurribles por
los medios y en los casos expresamente establecidos en este código. El derecho de recurrir
corresponde a quienes les es expresamente acordado por la ley. Las partes solo pueden
impugnar las decisiones judiciales que les sean desfavorables.
9. : El Código Procesal Penal dispone en su artículo 245, todas las decisiones judiciales relativas
a las medidas de coerción son apelables;

ATENDIDO: Que en su Resolución No. 6785-2018, la Suprema Corte de Justicia, reglamenta


que el recurso contra la sentencia se concibe como una garantía procesal conferida al
condenado, a quien se le reconoce el derecho a que se examine, por un tribunal superior, la
legalidad y razonabilidad de toda sentencia o resolución judicial que imponga a la persona un
agravio irreparable o de difícil reparación, especialmente cuando ese gravamen incida sobre
uno de sus derechos o libertades fundamentales, como es la libertad personal;

ATENDIDO: Que la Resolución No. dictada por el Juzgado de apelación de la vega en fecha 7-6-
2018 y debidamente notificada en fecha 7-6-2918, contiene vicios in indicando e in
procedendo suficientes para que esta Honorable Corte apoderada acepte el presente recurso
de apelación, basado en los siguientes fundamentos de hechos y de derechos:
II.- TEORIA FACTICA Y RELACION DE HECHOS Y DE DERECHO

ATENDIDO: A que la libertad es el estado natural del hombre, según declaran y se desprende de
todos los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos suscritos por la
República Dominicana;
ATENDIDO: A que el artículo 222 del Código Procesal Penal resalta la excepcionalidad de la
aplicación de medidas de coerción y la posibilidad de que sea reformada en cualquier estado
del procedimiento, al disponer que Toda persona tiene derecho a la libertad y a la
seguridad personal. Las medidas de coerción tienen
carácter excepcional y sólo pueden ser impuestas mediante resolución judicial motivada y
escrita, por el tiempo absolutamente indispensable y a los fines de asegurar la presencia del
imputado en el procedimiento. La resolución judicial que impone una medida de coerción o lo
rechace es revocable o reformable en cualquier estado del procedimiento. En todo caso, el
juez puede proceder de oficio cuando favorezca la libertad del imputado;
ATENDIDO: A que en la especie se trata de un acto de homicidio a los sres. ALBERTO
RODRIGUEZ Y UBALDO BRITO por mi defendida que aún no se ha podido demostrar la
correlación que existe entre mi cliente y las victimas expuesto por el ministerio público;
ATENDIDO: A que al imputada MENA COLON hasta el momento mantuvo su apego a la ley,
según se desprende de las actas y documentos aportados en anexo a esta instancia; tiene
domicilio conocido y familia establecida, a la que la medida de coerción aplicada, legítima en
sus pretensiones, lamentablemente ha provocado graves desequilibrios, por ser el imputado su
único sustento, perjudicando innecesariamente en lo material y lo espiritual al grupo familiar
de que se trata;
ATENDIDO: A que ese perjuicio ha sido considerado por el legislador, quien tratando de paliar
los efectos negativos de la conducta criminal, personalizándolos y reduciéndolos en su ámbito
de aplicación, ha incluido en el texto codificado procesal la regla del artículo 339, disponiendo
que el tribunal toma en consideración, al momento de fijar la pena, los siguientes elementos: (2)
Las características personales del imputado, su educación, su situación económica y familiar,
sus oportunidades laborales y de superación personal; (5). El efecto futuro de la condena en
relación al imputado y a sus familiares, y sus posibilidades reales de reinserción social;

ATENDIDO: A que MENA COLON cumple con exactitud los requerimientos del artículo 229 del
Código Procesal Penal, en cuanto se refiere al arraigo en el país, determinado por el domicilio,
residencia habitual, asiento de la familia, de sus negocios o trabajo; careciendo de la posibilidad
material para abandonar el país o permanecer oculto;
ATENDIDO: A que la finalidad de individualización del imputado ha sido cumplida por el órgano
investigador, así como los restantes supuestos de ley, por lo cual no existe ni interés ni
posibilidad para que el imputado se sustraiga al procedimiento, facultando así al juez a imponer
de las medidas coercitivas aquella que sea menos gravosa para su persona y su familia, de
acuerdo al texto del artículo 234 del Código Procesal Penal;
ATENDIDO: A que las anteriores consideraciones se refuerzan por el hecho de que las
condiciones carcelarias en RECINTO CARCELARIO LA CONCEPCION DE LA VEGA se han agravado
en tal manera que constituyen una forma de castigo anticipado o trato cruel, inhumano o
degradante, en los términos del artículo 241 del Código Procesal Penal, determinando así el
cese de la prisión preventiva de que se trata;
ATENDIDO: A que en su oportunidad demostraremos la inconsistencia del fundamento de
derecho de la acusación, que no considerado (elementos que contribuyen a fijar la
irresponsabilidad penal del imputado) ----------------------------------------------------------------------------
ATENDIDO: A que el artículo 226 del Código Procesal Penal dispone, entre otras, las siguientes
medidas de coerción: 2. La prohibición de salir sin autorización del país, de la localidad en la
cual reside o del ámbito territorial que fije el juez; 3. La obligación de someterse al cuidado o
vigilancia de una persona o institución determinada, que informa regularmente al juez; 4. La
obligación de presentarse periódicamente ante el juez o ante la autoridad que él designe;

POR TODO LO CUAL, Y EN VISTA A LA MEJOR APLICACIÓN DEL DERECHO, SOLICITAMOS AL


HONORABLE MAGISTRADO ------------------------------------------------------------------------------------------

PRIMERO: ADMITIR COMO BUENO Y VALIDO el presente recurso, tanto en la forma como en el
fondo, por estar sujeto al derecho.

SEGUNDO: DISPONER el cese de la prisión preventiva contra MENA COLON

TERCERO: ORDENAR que MENA COLON se presente periódicamente ante el juez o ante la
autoridad que él designe; En caso de esta Honorable Corte no considerar pertinente la
sustitución de la Presentación Periódica,

Es justicia que se os pide, en la ciudad de la ciudad de la vega en fecha doce (12) del mes de
Junio del año dos mil dieciocho (2018)

_____________________
JOAN ONEALL JIMÉNEZ, GRISSEL ROSARIO Y MIRIAN GARCIA
Abogados
A:
Honorables Jueces que integran la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia

Asunto
Interposición de formal Recurso de Casación en contra de la Sentencia Penal No. 359-2017-
SSEN-0105 dictada por la Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del
Departamento Judicial de Santiago, en fecha 09 de Junio del 2018 notificada al imputado el 18
de Junio 2017.

Recurrente:
MENA COLON
Privado de libertad en el Centro de Corrección de la Ciudad de La Vega (Fortaleza)

Defensa Técnica
Grissell Rosario Taveras
Joan Oneall Jimenez
Miriam Garcia

Motivos de impugnación
Motivo único: Ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia, violación al principio de
presunción de inocencia y al principio In dubio pro reo

Base Legal
Artículos 6, 8, 40, 68, 69, 74 de la Constitución; artículos 229, 267, 268, 304 de la ley 136-03; 1,
14, 18, 25, 26, 139, 166, 172, 175, 176, 333, 425, 426 del Código Procesal Penal modificado por
la ley 10-15

Principios Rectores. El sistema de justicia constitucional se rige por los siguientes principios
rectores: 11) Oficiosidad. Todo juez o tribunal, como garante de la tutela judicial efectiva, debe
adoptar de oficio, las medidas requeridas para garantizar la supremacía constitucional y el
pleno goce de los derechos fundamentales, aunque no hayan sido invocadas por las partes o las
hayan utilizado erróneamente. Artículo 7.11 de la ley 137-11

Honorables Magistrados:

La recurrente, señora MENA COLON, MENA COLON, dominicana, 30 años de edad, soltera,
Cedula No. 047-0185476-9, domiciliada y residente en la Calle los Limones No. 54, Villa Lora, La
Vega., quien actualmente está privado de su libertad en el Centro de Corrección y
Rehabilitación Rafey hombres de Santiago; por intermedio de su defensa quienes
suscriben, Licdos. JOAN ONEALL JIMÉNEZ, GRISSEL ROSARIO Y MIRIAN GARCIA, dominicanos,
mayores de edad, casados, Abogados de los Tribunales de la República, titulares de la cédulas
de identidades y electorales Nos. 001-0240295-5, 402-2208583-5 y 123-456745-7 con
buró profesional abierto en la oficina de abogados ROSARIO-JIMENEZ ABOGADOS, firma de
abogados, consultores, fiscales, asesores y litigantes, 809-630-7971 ; por medio de la presente
instancia interpone Formal Recurso de Casación en contra de la sentencia Penal No. 359-2017-
SSEN-0105 emitida por la Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del
Departamento Judicial de Santiago, en base a los argumentos fácticos y jurídicos que se indican
a continuación:

Antecedentes del proceso:

Acusación: En fecha 09 de Mayo del año 2017, el Ministerio Público presentó acusación en
contra de la recurrente MENA COLON por el hecho de que, supuestamente, a eso de las
10:00 de la mañana del día 02 de Mayo del 2018 asesino a las víctimas Alberto Rodríguez y
Ubaldo Brito.

Este hecho fue calificado por el órgano acusador como violación a los artículos 309-1, 330,
331del Código Penal Dominicano.

Audiencia Preliminar: El Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Judicial La Vega dictó el
Auto de Apertura a Juicio No.136-2013 de fecha 06 de Junio 2018 en el cual admite
parcialmente la acusación planteada por el Ministerio Público y ratifica la medida de coerción
consistente en prisión preventiva.

Juicio: En fecha 11 de Junio del año 2018 el Segundo Tribunal Colegiado del Juzgado de Primera
Instancia del Distrito Judicial de Santiago conoció el Juicio de fondo respecto al proceso a cargo
de la recurrente MENA COLON, como consecuencia del cual emite la Sentencia No.097-2018, en
cuya parte dispositiva declara culpable al recurrente de cometer el ilícito penal de homicio
previsto y sancionado en los artículos 309-1, 330 y 331 del Código Penal Dominicano, modificado
por la ley 24-97 y le impone 20 años de reclusión y el pago de una multa de RD$200,000.00 y
una indemnización de RD$1,000,000.00 en favor de las señoras MARIA MENDEZ y JUANA
DOMINGUEZ, quienes actúa en representación de los occisos Alberto Rodríguez y Ubaldo Brito.

Dispositivo de la Sentencia impugnada

Apelación: La Sentencia dictada en Primera Instancia fue recurrida en Apelación por la defensa.
Fue conocida la audiencia en la Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del
Departamento Judicial de La Vega, a fin de ponderar los méritos del recurso interpuesto por la
recurrente MENA COLON. Para resolver, la Corte dicta la Sentencia No. 359-2017-SSEN-0105,
en cuya parte dispositiva desestima el recurso incoado por la defensa.

Requisitos de Admisibilidad del presente Recurso

El artículo 69 de la Constitución establece: .- Tutela judicial efectiva y debido proceso. Toda


persona, en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, tiene derecho a obtener la tutela
judicial efectiva, con respeto del debido proceso que estará conformado por las garantías
mínimas que se establecen a continuación: 9) Toda sentencia puede ser recurrida de
conformidad con la ley. El tribunal superior no podrá agravar la sanción impuesta cuando sólo
la persona condenada recurra la sentencia;
El artículo 425 de la Ley No.76 -02 modificado por la ley 10-15 establece: “Decisiones
recurribles. La casación es admisible contra las decisiones emanadas de las Cortes de
Apelación en los casos siguientes: Cuando pronuncien condenas o absolución, cuando
pongan fin al procedimiento, o cuando deniegan la extinción o suspensión de la pena”.

Para ello, la parte recurrente debe presentar escrito motivado en la Secretaría del Juez o
tribunal que dictó la sentencia, en el término de veinte días a partir de su notificación.

El presente escrito motivado contentivo de recurso de Casación ha sido depositado en la


Unidad de Corte del Despacho Penal del Departamento Judicial de La Vega, hoy día 16 de Junio
del año 2018, en cumplimiento de cada uno de los requisitos de tiempo, modo y lugar exigidos
por la normativa procesal penal. Por estas razones, solicitamos que sea declarada la
admisibilidad en cuanto a la forma del presente recurso de Casación.

Consideraciones sobre el fondo del presente recurso de casación:

Motivo del Recurso

Motivo único: Ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia, violación al principio de


presunción de inocencia y el principio In dubio pro reo

Los Honorables jueces de la Corte a qua emitieron la Sentencia hoy impugnada obviando
verificar aspectos constitucionales que fueron vulnerados por el tribunal de Primera Instancia,
de acuerdo con las disposiciones del artículo 7.11 de la ley 137-11 que reza: Principios
Rectores. El sistema de justicia constitucional se rige por los siguientes principios rectores: 11)
Oficiosidad. Todo juez o tribunal, como garante de la tutela judicial efectiva, debe adoptar de
oficio, las medidas requeridas para garantizar la supremacía constitucional y el pleno goce de
los derechos fundamentales, aunque no hayan sido invocadas por las partes o las hayan
utilizado erróneamente. Y el artículo 400 del Código Procesal Penal que consigna:.-
Competencia. El recurso atribuye al tribunal que decide el conocimiento del proceso,
exclusivamente en cuanto a los puntos de la decisión que han sido impugnados. Sin embargo,
tiene competencia para revisar, en ocasión de cualquier recurso, las cuestiones de índole
constitucional aun cuando no hayan sido impugnadas por quien presentó el recurso.

La Corte a qua se limitó a verificar en la Sentencia emitida por el Tribunal de Primera Instancia
los puntos en los que versaba el recurso de apelación, sin embargo, al amparo de las normas
previamente transcritas, que están vinculadas a la tutela judicial efectiva prevista en los
artículos 68, 69 y 74 de la Constitución, estaba en el deber de analizar el respeto al orden
constitucional que legitima la sentencia que condena a 20 años de reclusión al recurrente Luís
Carlos Cruz Castillo.

Aspectos de índole constitucional que inobservó la Corte a qua:


1- Inobservancia del respeto al Principio de Publicidad del juicio. El juicio se conoció a puerta
cerrada, según se consigna en la página 2 de la sentencia 097-2015 emitida por el Segundo
Tribunal Colegiado del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago, sin que el
tribunal haya establecido las razones fácticas y jurídicas para proceder de esta manera,
violentando así el principio de publicidad del Juicio consagrado en el artículo 69.4 de nuestra
Carta Magna.

El artículo 69.7 de la Constitución consagra: “Ninguna persona podrá ser juzgada sino
conforme a leyes preexistentes al acto que se le imputa, ante juez o tribunal competente y con
observancia de la plenitud de las formalidades propias de cada juicio”

La publicidad en el juicio oral se refiere a que en él, la percepción y recepción de la prueba, su


valoración y las intervenciones de los sujetos procesales, se realizan con la posibilidad de
asistencia física, no sólo de las artes, sino de la sociedad en general. La publicidad no puede
estar circunscrita a simples alegatos a conocer el contenido de la sentencia, sino a que los
intervinientes deduzcan la absoluta transparencia de los procedimientos y esté conscientes de
lo que ocurrió y por qué ocurrió.

La Suprema Corte se ha pronunciado estableciendo que: el debido proceso se sostiene en los


principios de oralidad, publicidad, contradicción, inmediación, no autoincriminación,
presunción de inocencia, los cuales, por mandato de la Constitución, los jueces se encuentran
obligados a tutelar de manera imparcial e inflexible en todo estado de causa; que para esto, la
normativa procesal traza pautas que no constituyen simples fórmulas jurídicas, sino que
encierran verdaderas garantías creadas para proteger los derechos de todos los ciudadanos,
evitando que la solución del caso arrastre arbitrariedades e injusticias; (Sentencia nº 93 de
Corte Suprema de Justicia - Segunda, del 23 de Julio de 2012).

Si, de manera excepcional, ha de conocerse el juicio sin observancia del principio de publicidad,
esta decisión debe ser motivada, conforme establece el artículo 308 del Código Procesal Penal,
lo cual no ocurrió en el caso de la especie.
Nuestro más alto Tribunal desaprueba las arbitrariedades judiciales, y por esa razón, sostiene el
criterio siguiente: “La motivación de la sentencia es la fuente de legitimación del Juez y de su
decisión. Permite que la decisión pueda ser objetivamente valorada y criticada, garantiza
contra el prejuicio y la arbitrariedad, muestra los fundamentos de la decisión judicial, facilita el
control jurisdiccional en ocasión de los recursos…..”1

La Corte debió tutelar efectivamente el derecho del recurrente a la celebración de un juicio


público y ordenar la celebración de un Nuevo Juicio.

2-Inobservancia del principio de legalidad de la prueba

El artículo 69 de la Constitución establece: .- Tutela judicial efectiva y debido proceso. Toda


persona, en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, tiene derecho a obtener la tutela
judicial efectiva, con respeto del debido proceso que estará conformado por las garantías
mínimas que se establecen a continuación: 8) Es nula toda prueba obtenida en violación a la
ley;

La Suprema Corte de Justicia en sentencia No.295 de fecha 2 de septiembre 2009 sostiene:


“Considerando, que en términos de función jurisdiccional de los tribunales, la valoración de los
elementos probatorios no es una arbitraria o caprichosa actividad sometida al libre arbitrio del
juzgador, sino que se trata de una tarea que se realiza mediante una discrecionalidad racional
jurídicamente vinculada a las pruebas que hayan sido sometidas al proceso en forma legítima y
que se hayan presentado regularmente en el juicio oral, mediante razonamientos lógicos y
objetivos;

1
Numeral 19 de la Resolución 1920-2003 emitida por la Suprema Corte de Justicia.
3-No valoración de la declaración de la imputada Mena Colon

4-No hay justificación en la sentencia de primera instancia sobre la Indemnización impuesta

Principio de Presunción de inocencia, previsto en el artìculo 14 del Còdigo Procesal Penal que
reza: “Toda persona se presume inocente y debe ser tratada como tal hasta que una sentencia
irrevocable declare su responsabilidad. Corresponde a la acusación destruir dicha presunción.
En la aplicación de la ley penal son inadmisibles las presunciones de culpabilidad.”

En cuanto a que el arma, supuestamente, ocupada a la imputada, era propiedad de la misma,


la prueba aportada fue el testimonio de la señora Julios Leonardo, Ciudadana, la cual no tenia
ningún vínculo con los occisos. La defensa impugna la legitimidad e idoneidad de estas
pruebas, porque la propiedad de un arma de fuego no se prueba con testigos, sino por el
documento oficial expedido por el Ministerio de Interior y Policìa. Sobre este aspecto, en el
fundamento 10 de la sentencia, el tribunal a quo sostiene, que aunque no se presentaron
documentos referentes a la legalidad del arma, los testigos antes indicados están en
condiciones de reconocer el arma.

Esta justificación de la Corte a qua para dar por cierta que el arma que figura en el proceso
como elemento de prueba material era propiedad de la Imputada, lesiona el derecho de
defensa del imputado, porque esta circunstancia tan relevante a los fines de probar su no
culpabilidad en el hecho que se le imputa ha sido probada a través de elementos inidóneos,
que no permiten la posibilidad de ejercer el derecho a contradecir el contenido de esa prueba,
porque la misma està viciada de falta de objetividad. La intención de la ciudadana era probar
que la imputada cometiò el hecho que se le imputa, aunque para ello, tengan que hacer todo lo
que està a su alcance, incluso declarar que el arma era propiedad de la misma sin que en
momento alguno presentaran prueba alguna para corroborar esa afirmación. Esa declaración
de esa testigo no està corroborada y resulta inidónea, por tanto no debió ser valorada por el
tribunal a quo para fundamentar su sentencia.
La Corte a qua comparte el criterio externado por la Juez de primera instancia, conforme se
puede verificar en el fundamento 13 de la sentencia parte final de la pàgina 11 e inicio de la
página 12, cuando cita: “…los hechos constitutivos del delito se han deducido de esos indicios:
Una vez establecido que el imputada fue la última persona que vieron en compañía de los
occisos, que la imputada tenía dos años visitando el canal de televisión, Microvisión, Canal 10
se relacionaba con toda la familia de los occisos, le realizaba trabajos y que la imputada aunque
apareció por el lugar de trabajo de los occisos, hasta que la apresan, por lo que dichas
circunstancias hacen afirmar que la imputada no fue la persona que le quitó la vida a los
señores Alberto Rodríguez y Ubaldo Brito….”

El hecho de que la imputada haya sido la última persona que vieron con el occiso ¿Basta para
considerarlo culpable de homicidio?

Siendo asì, lo fundamentos que se sustenta la Sentencia atacada por el presente recurso
resultan ilógicos y violentan el principio de presunción de inocencia de la imputada Mena
Colon, porque, en el presente caso, la decisión está cimentada sobre una presunción de
culpabilidad, la cual es inadmisible en un Estado democrático social y de derecho como el
vigente en nuestro país. En el entendido de que, en el presente caso, como no hay certeza
sobre quién cometió el hecho, debemos presumir que fue el Otra de las tantas personas que se
encontraban en ese momento en el lugar de los hechos, en franca violación a las previsiones del
artículo 25 del Código Procesal Penal que establece como regla la interpretación la máxima “La
duda favorece al reo”.

Con los razonamiento expuestos por la Corte a qua en la sentencia impugnada, ha incurrido en
contradicción con su propio precedente, debido a que, sobre el principio In dubio pro reo, en el
fundamento 16 de la Sentencia 06-2018 de fecha 12/06/2018 compartiò el criterio siguiente:
“…Que el principio in dubio pro reo, en tanto, derivación del principio de presunsiòn de inocencia
, se dirige al juez como parámetro para la valoración de la prueba sometida al proceso y le
obliga a descargar al processdo en todos los casos en los cuales las pruebas sometidas al
proceso ha dejado en la conciencia del juez duda razonable y razonada sobre la culpabilidad de
la persona sometida a juicio. Es decir que el in dubio pro reo entra en juego cuando la prueba
ha sido en efecto practicada y la misma no ha sido capaz de desvirtuar el estado de inocencia de
que se beneficia el procesado. Que es de principio de nuestra reglamentación penal, que la
duda favorece al reo, siendo obligación del Ministerio Público probar màs allà de toda duda
razonable demostrar la culpabilidad de los imputados, pues de lo contrario esa duda les
beneficia, dada la presunciòn de inocencia que acompaña a todo justiciable.”

¿Por què en el presente caso, la Corte contradice su propio precedente para condenar al
imputado, no onstante existir duda razonable y razonada de su culpabilidad?

Respaldo jurídico

Sobre la prueba indiciaria, la Suprema Corte de Justicia en sentencia No.295 de fecha 2 de


septiembre 2009 sostiene: “Considerando, que en tèrminos de función jurisdiccional de los
tribunales, la valoración de los elementos probatorios no es una arbitraria o caprichosa
actividad sometida al libre arbitrio del juzgador, sino que se trata de una tarea que se realiza
mediante una discrecionalidad racional jurídicamente vinculada a las pruebas que hayan sido
sometidas al proceso en forma legìtima y que se hayan presentado regularmente en el juicio
oral, mediante razonamientos lógicos y objetivos; Considerando, que mediante la lectura del
considerando anterior se infiere que la Corte a qua, para dictar su sentencia, entendió
suficientes las declaraciones de la testigo a cargo, que estableciere que vio cuando la imputada
salió del canal, siendo este el lugar de los hechos, y al cabo de unas horas fue apresada por el
mismo, tomando tales declaraciones como la base fundamental para el soporte de su decisión;
que en la especie tales declaraciones sólo podrían considerarse como una presunción, un indicio
o un principio de prueba, en razón de que por sì solas no pueden constituir un medio probatorio
suficiente, capaz de sustentar una sentencia de condenación…”

Ha sostenido, además, nuestro màs alto tribunal: “Considerando, que el juzgador está obligado
no sólo a enunciar o describir los elementos de prueba en la motivación de sus sentencias, sino
que es preciso que consigne su valoración crítica a fin de verificar si la conclusión a que ha
arribado deriva racionalmente de esas pruebas y no de una simple convicción personal”; 2

En sentencia de principios emitida por la Suprema Corte de Justicia en fecha 7 de septiembre


del año 2005 (caso Mauro Peralta vs Estado dominicano) afirma: “…No son los jueces, sino las
pruebas las que condenan. El imputado debe ser absuelto en caso de que la acusación no
quede probada fehacientemente, con legítimos y objetivos datos probatorios legalmente
incorporados al juicio, pues son las pruebas y no los jueces, las que condenan…”

En el presente caso, la Juez a qua ha valorado meros indicios inobservando disposiciones


normativas erigidas en garantías del respeto al estado de inocencia del adolescente, violentado
su derecho a una tutela judicial efectiva de sus derechos.

El artículo 8 de la Constitución consagra: “Función esencial del Estado. Es función esencial del
Estado, la protección efectiva de los derechos de la persona, el respeto de su dignidad y la
obtención de los medios que le permitan perfeccionarse de forma igulaitaria, equitativa y
progresiva, dentro de un marco de libertad individual y de justicia social, compatible con el
orden público, el bienestar general y los derechos de todos y todas.

2
Suprema Corte de Justicia, sentencia No. 1 de fecha 2 de febrero 2007
El artìculo 69 de nuestra Carta Magna consigna: “Tutela judicial efectiva y debido proceso. Toda
persona, en el ejercicio de sus derechos e intereses legìtimos, tiene derecho a obtener la tutela
judicial efectiva, con respeto al debido proceso que estarà conformado por las garantías
mínimas que se establecen a continuación…10: “Las normas del debido proceso se aplicaràn a
toda clase de actuaciones judiciales y administrativas.”

El artìculo 6 de la Constitución consagra la norma siguiente: “supremacía de la Constitución.


Todas las personas y los òrganos que ejercen potestades pùblicas estàn sujetos a la
Constitución, norma suprema y fundamento del ordenamiento jurìdico del Estado. Son nulos de
pleno derecho toda ley, decreto, resoluciòn, reglamento o acto contrarios a esta Constitución.”

La Suprema Corte de Justicia en la Resoluciòn 1920-2003 establece: “El Estado debe tutelar el
derecho de defensa ante cualquier actuación contraria a un derecho consagrado. El derecho de
defensa està conformado por un conjunto de garantìas esenciales, mediante las cuales los
ciudadanos ejercen derechos y prerrogativas que le acuerdan la Constitución y las leyes,
tendentes a salvaguardar su presunciòn de inocencia, no tan sòlo en los casos de
procedimientos judiciales, sino ante cualquier actuación contraria a un derecho consagrado,
siendo el Estado compromisario de tutelar esas garantìas, equiparàndolas con el debido
proceso.”

La Suprema Corte de Justicia sostiene: “Considerando, que hay violación al derecho de


defensa cuando los jueces no observan escrupulosamente las normas destinadas a garantizar el
debido proceso a favor de la ciudadanía….”3 Como ocurre en el caso de la especie, en el que se
han valorado simple datos y razonamientos .

3
Sentencia de fecha 5 de julio del año 2000 Boletìn Judicial 1076 pàg.630.
El artículo 172 del Código Procesal Penal prevé: “Valoración. El Juez o Tribunal valora cada uno
de los elementos de prueba, conforme a las reglas de la lógica, los conocimientos científicos y
las máximas de experiencia y está en la obligación de explicar las razones por las cuales se les
otorga determinado valor, con base en la apreciación conjunta y armónica de toda la prueba…”

El artículo 14 del Código Procesal Penal establece: “ Presunción de inocencia. Toda persona se
presume inocente y debe ser tratada como tal hasta que una sentencia irrevocable declare su
responsabilidad. Corresponde a la acusación destruir dicha presunción. En la aplicación de la
ley son inadmisibles las presunciones de culpabilidad.”

El Artículo 24 CPP establece: “Motivación de las decisiones. Los jueces están obligados a
motivar en hecho y derecho sus decisiones, mediante una clara y precisa indicación de la
fundamentación. La simple relación de los documentos del procedimiento o la mención de los
requerimientos de las partes o de fórmulas genéricas no reemplaza en ningún caso a la
motivación. El incumplimiento de esta garantía es motivo de impugnación de la decisión,
conforme lo previsto en este código, sin perjuicio de las demás sanciones a que hubiere lugar”.

Jurisprudencia: Sentencia No. 17 de fecha 19 de Enero del año 2000, Considerando , que la
sentencia debe mostrar, tanto el propio convencimiento de los jueces, como la explicación de
las razones dirigidas a las partes, lo cual ha de diafanizar el proceso en cuanto a su decisión y a
las razones que motivaron la misma; que una sentencia carente de motivos, de hecho y de
derecho, conduce a la arbitrariedad de la resolución; asimismo la falta de fundamentación
jurídica podría ofrecer una solución al caso cimentada fuera del ordenamiento jurídico; que
además, una sentencia carente de motivos podría ser manifiestamente injusta;”

Agravio: Si la Corte a-qua, hubiese fundamentado de manera lógica su decisión, hubiese


anulado la sentencia dictada en primera instancia, emitiendo, en consecuencia, sentencia
absolutoria con base en el principio in dubio pro reo, dada la insuficiencia probatoria.

Pruebas: 1-Lectura de la sentencia impugnada, en la que se comprueba el vicio denunciado en


el presente recurso.

Petitorio

Por tales motivos, solicitamos, muy respetuosamente, lo siguiente:

Primero: En cuanto a la forma se declare regular y válido el presente recurso de Casación


incoado en contra de la sentencia No. 06-2018 dictada por la Corte de Apelación del
Departamento Judicial de La Vega en fecha 12 de Junio del año 2018 por haber sido interpuesto
conforme a las normas;

Segundo: En cuanto al fondo, declare con lugar el presente recurso de Casación por haberse
comprobado el motivo de impugnación invocado y, en consecuencia, CASE la sentencia
recurrida.
Cuarto: Que ese honorable Tribunal tenga a bien decidir de manera directa, emitiendo
sentencia absolutoria a favor de la imputada MENA COLON por insuficiencia de pruebas.

Es justicia lo que solicitamos y esperamos merecer, en la ciudad de Santiago, Municipio y


Provincia de La Vega , República Dominicana, a los Veintiún (21) días del mes de Junio del año
dos mil dieciséis (2018).

Grissell Rosario, Joan O. Jimenez Y/O Miriam Garcia


Abogados de la Defensa

Anexo: a)-Sentencia No. 06-2018 dictada por la Corte de Apelación del Departamento Judicial
de La Vega en fecha 12 de Junio 2018.