Está en la página 1de 1

Contaminación del aire por los vehículos diésel del Sistema Integrado de Transporte Público

de Bogotá DC.

El principal componente químico de uno de los contaminantes en la capital colombiana son las
partículas de carbono asociadas a emisiones vehiculares de gasolina y diésel o fuentes de
combustión industrial, entre otros.

El aire esta compuesto por un 78 % de (N2), 21% (O2), 1% gases nobles, 0.03% (Co2) y 0.97%
de(H2O).

Para poder tener un equilibrio en la atmosfera es necesario que se mantenga estas condiciones
del aire y de tal forma que no afecte la salud humana.

• El Sipt nace como red de proyectos colectivos de la ciudad dando continuidad a las
políticas públicas, aportando de esta forma un beneficio a la comunidad como lo es el
transporte público de fácil acceso y cobertura. el problema de estos vehículos es que
generan grandes cantidades de ( Co2, Mp, CO, SOX, NOX) y no solo afectan la calidad de
aire de la ciudad sino el suelo con el derrame de grasa y aceites; esto se debe al poco
mantenimiento que se le tiene a estos vehículos (tecno mecánica y limpieza).

La problemática que se tiene son las grandes emisiones de (CO2) ocasionados por los vehículos ya
sean públicos privados y las industrias que se encuentran ubicadas en el casco urbano, generando
grandes cantidades de emisiones de gas efecto invernadero alterando el equilibrio que tiene la
atmosfera esta emisiones se tienen más que todo pm10 y pm2.5 esto quiere decir que el material
particulado es tan minúsculo que algunos filtros no alcanzarían a retenerlos afectando: la calidad
del aire, la salud de la población en la ciudad, vegetación y curtiembres .

- Salud humana: causa irritaciones en las vías respiratorias y en el peor de los casos
enfermedades crónicas cardiovasculares, cancerígenas y respiratorias.
- vegetación: se genera lluvia acida, ocasionando la quema de las hojas y el deterioro de las
plantas.
- Curtiembres: quema de las curtiembre por la lluvia acida y el deterioro rápido de la
cosechas.

El decreto 1076 del 2015 establece la competencia del ministerio del medio ambiente don el
desarrollo sostenible para establecer la normatividad de la calidad del aire o emisiones,
estableciendo normas de prevención y de control de la contaminación atmosférica.

La ley 1084 d 2006 determinan los combustibles limpios a ser utilizados por los sistemas de
transporte público de pasajeros incluyendo la exigencia de diesel de
menos de 50ppm de azufre y de otros.