Está en la página 1de 5

Guinea Ecuatorial ¿la devaluación del F CFA o la gestión de los activos exteriores y los

programas del FMI?.

La última Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado de la CEMAC, celebrada el pasado 25 de


octubre en NDjamena, como se desprende del comunicado final de la misma, tenía por
objeto llamar la atención severamente a los países que, por un lado, no habían concluido
todavía las negociaciones de programas de reequilibrio macroeconómico (ajuste fiscal) con
el FMI en cumplimiento de lo decidido en la Cumbre Extraordinaria de los Jefes de Estado de
África Central del 23 de diciembre de 2016, en Yaoundé; y por otro, los países que no sólo
están metiendo mano en la bolsa común de reservas de garantía para la convertibilidad
ilimitada del Franco CFA (Cuenta de Operaciones), sino que además no depositan todos sus
activos exteriores en el BEAC, como sería deseable, manteniendo porcentajes significativos
en bancos offshore, fundamentalmente recursos financieros producidos por los grandes
exportadores de hidrocarburos de la CEMAC.

La primera cuestión afecta a dos países, Guinea Ecuatorial y Congo; mientras que la segunda
a tres, Guinea Ecuatorial, Tchad y Congo. Coincide precisamente que los Jefes de Estado de
esos países fueron los asistentes presentes en la referida Cumbre de NDjamena. Parece ser
que desde Guinea Ecuatorial y Congo se tocan las mayores partituras de la orquesta de
maniobras financieras en la oscuridad de la CEMAC.

La Cumbre de Yaoundé fue propuesta por la Comisión de la CEMAC al Presidente en


ejercicio de turno, con el objeto de examinar la situación económica y monetaria en la zona
CEMAC, en pleno proceso de profundización de la crisis del impacto de la continua bajada
de los precios del petróleo. La de NDjamena del pasado octubre, también a propuesta de la
Comisión de la CEMAC al Presidente en ejercicio de turno, pero no la solicitada en agosto
conjuntamente por Gabón y Guinea Ecuatorial en una hábil maniobra/propuesta de este
último País, con el objetivo de evitar el fracaso de las medidas apropiadas para salir de la
crisis económica adoptadas en la Cumbre de Yaoundé, notablemente las negociaciones
bilaterales con el FMI para los reajustes (reequilibrios macroeconómicos) de los Estados de
la CEMAC necesarios para un relanzamiento y crecimiento vigoroso y sostenido de sus
economías.

De hecho, los Jefes de Estado en esta Cumbre Extraordinaria reiteran su compromiso a favor
de una salida de la crisis coordinada, concertada, dirigida y solidaria; después de haberse
felicitado por la notable puesta en marcha de las resoluciones de la Cumbre de Yaoundé de
diciembre de 2016 que ha permitido la estabilización de las reservas de cambio de la
Comunidad; alejando el fantasma de la devaluación, ciertamente, por ahora.

Precisamente en referencia a temas de fondo, preocupaciones motivadoras de la Cumbre,


cuyos manejos inapropiados y/o incumplimientos pueden frustrar todos los esfuerzos
realizados y en proceso para salir de la crisis, como son la gestión de los ingresos de
exportación, los programas del FMI y la problemática de blanqueo de capitales.

Concerniente a los ingresos de exportación, activos o reservas exteriores, los Jefes de Estado
de la CEMAC alientan a los Estados miembros a respetar la Convención que regula la Unión
Monetaria de África Central (UMAC) y el vigente Reglamento de Cambio de cara a favorecer
la repatriación íntegra de los ingresos de exportación.

Sobre los programas del FMI, a los Estados que los tienen concluidos (Camerún,
Centroáfrica, Gabón y Tchad), sus Jefes de Estado reafirman la urgencia de poner en marcha
todas las medidas contenidas en dicho programas económicos; y a los Estados que todavía
no han firmado acuerdos con el FMI (Guinea Ecuatorial y Gabón), la Conferencia de Jefes de
Estado instruye a los ministros encargados de las negociaciones o de seguimiento del
programa económico con el FMI de mostrar una infalible determinación en la puesta en
marcha de reformas indispensables para la reorganización económica de la subregión.

En lo tocante al blanqueo de dinero, la Conferencia de los Jefes de Estado alientan a los


Estados miembros a aplicar, siguiendo el calendario establecido, el plan de acción del Grupo
de Acción contra el Blanqueo de Dinero en África Central (GABAC, por sus iniciales en
francés) con el objetivo a superar las debilidades identificadas en los dispositivos de lucha
anti-blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo.

La Conferencia de Jefes de Estado reunidos en la Cumbre Extraordinaria de octubre en


NDjamena también alienta, instruye y encarga a las instituciones comunitarias en sus
respectivos cometidos en asuntos de motivada preocupación por el riesgo de quiebra del
necesario relanzamiento de las economías de la subregión.

Al BEAC a proseguir la aplicación de todas las medidas necesarias para la estrategia de salida
de la crisis y al mantenimiento de la estabilidad monetaria y financiera. A la Comisión
Bancaria de África Central (COBAC) a reforzar la supervisión prudencial de los
establecimientos de crédito a fin de garantizar la estabilidad del sistema bancario
subregional. A la Comisión de la CEMAC a acelerar la reforma de las políticas sectoriales
comunes y el reforzamiento de la integración subregional y mejorar su gobernanza. A la
Unión Económica de África Central (UEAC) y a la Unión Monetaria de África Central (UMAC)
a implementar un dispositivo más restrictivo para asegurar el respeto pleno de criterios de
convergencia y favorecer así la coordinación de las políticas presupuestarias nacionales y de
la política monetaria común. Al Banco de Desarrollo de los Estados de África Central se
decide su reforma con dos medidas: la separación de funciones del Presidente del Banco y
del Presidente del Consejo de Administración, y la creación de un comité de crédito y de un
comité de remuneración.

A juzgar por el contenido del comunicado final, los Jefes de Estado de la CEMAC no han
expresado, en esta ocasión, preocupación expresa y notable sobre la probable amenaza de
una posible devaluación del Franco CFA; menos todavía atribuyendo la responsabilidad de
tal eventualidad a un sólo país de la CEMAC.

El cierre ilegal y arbitrario del EMF CoFyDes-MiCAJA (AFI), desde hace más de tres años, no
ayuda precisamente a contribuir a la estabilidad del sistema financiero, al relanzamiento
del crecimiento y a la diversificación de las fuentes de creación de riqueza en la CEMAC;
todo lo contrario, la falta de recursos financieros y servicios bancarios disponibles para el
sector informal, jóvenes emprendedores, pequeños negocios y empresas medianas,
constituye un bloqueo efectivo a las posibilidades de desarrollo de la economía comunitaria.

Marcos-Manuel NDong O-A. Economista, Auditor Bancario y Piloto Privado. PCA de CFD-MiCAJAemf/afi.