Está en la página 1de 1

07/11/2018

Reporte: Cardenismo

El cardenismo fue un movimiento político durante 1934 y 1940, su impulsor fue Lázaro Cárdenas del
Rio. Se caracterizó por la promoción de la agrupación sindical y el apoyo del gobierno a las clases
trabajadoras, se impulsó el reparto de las tierras para su cultivo entre la población rural se produjo
una progresiva pérdida de poder para el sector militar, los obreros y campesinos adquirieron mayor
representatividad a través de la reestructuración política y la unión sindical.

Entre las reformas políticas que se emprendieron destacan la implementación de un modelo


educativo socialista y la defensa de los derechos de la población indígena. En este sentido, la
intención durante esta etapa fue buscar la conciliación entre los indígenas y los avances tecnológicos
que estaban teniendo lugar.

El cardenismo también fue una etapa de intensa participación del Estado en las relaciones
internacionales. El país se posicionó en contra de los nuevos movimientos fascistas y
nacionalsocialistas, e incluso ofreció asilo a las personas que estaban huyendo del conflicto
generado por estos movimientos. Se produjo un plan sexenal, Cárdenas se enfrentaría
políticamente con Calles y su Callismo.

En la primer etapa del cardenismo se trataba de superar las diferencias y conflictos entre los
trabajadores y el estado y se creó la Confederación de Trabajadores de México (CTM).
En la segunda comenzó en 1939 y se caracterizó por una mayor moderación y un enfoque centrado
en el fomento empresarial. El cardenismo favoreció la proliferación de los pequeños empresarios
frente a la intensa modernización internacional.

Se estableció la reforma agraria en la que se repartieron 20 millones de hectáreas de cultivo entre


los trabajadores rurales para fomentar la agricultura. En 1938 se creó una central para el reparto de
tierras: la Confederación Nacional Campesina (CNC).

Se reestructuro el PNR, y se creó el PRM en 1938 se buscaba el indigenismo, continuo con la reforma
de la educación la cual se basó en principios socialistas y buscaba erradicar la religión de las escuelas
y priorizo la educación indígena, se impulsaron diversos programas para apoyar a los más
desfavorecidos. Otras iniciativas relevantes fueron la nacionalización del sector ferroviario, así como
el desarrollo de nuevas infraestructuras urbanas y rurales. En el panorama internacional, durante
esta época se apoyó a la república española y se brindó asilo a exiliados del fascismo y nazismo. Se
creó el IPN en 1936. En 1937 se nacionalizó la industria petrolera del país. En política agraria, el
reparto de tierras resultó insuficiente para limitar el poder latifundista. Algunas de estas tierras
serían expropiadas a los nuevos propietarios tras el fin del cardenismo.

El fin llego cuando en 1940 Manuel Ávila Camacho (1897 – 1955) se impondría como líder del PRM
Ortiz Solís Marco David

3-6-M

También podría gustarte