Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD ESTATAL “PENINSULA DE SANTA ELENA”

FACULTAD CIENCIAS DE LA INGENIERIA


CARRERA DE INGENIERIA EN PETROLEO
NOMBRE: Harrison Pichiná Lozano
CURSO: 6/1 – Petróleo
MATERIA: Facilidades de Superficie I
INVESTIGACION

DESCRIPCION DE LOS COMPONENTES DE UNA ESTACION DE


PRODUCCION

Todas las Estaciones de Flujo para realizar sus funciones, necesitan la


interrelación operativa de una serie de componentes básicos. Generalmente, las
estaciones de flujo están diseñadas para cumplir un mismo fin o propósito, por
tal razón, los equipos que la conforman son muy similares en cuanto a forma,
tamaño y funcionamiento operacional.
Múltiples o recolectores de entrada.
Son arreglos mecánicos de tuberías y válvulas que consisten generalmente en
varios tubos colocados en posición horizontal, paralelos uno con respecto al otro
y conectados a cada una de las líneas de flujo. Su función es recolectar la
producción de los pozos que llegan a las estaciones de flujo y distribuirla hacia
los diferentes procesos del sistema. Sin embargo, los arreglos de válvulas,
conexiones y tuberías deben ser de manera tal que, cuando sea requerido, el
flujo de cada pozo individual pueda ser aislado para propósitos de prueba de
pozos. Esto es que el flujo de cada pozo pueda ser llevado a un separador de
prueba, para segregar y medir petróleo o productos de destilación, producción
de gas y en algunos casos producción de agua.
Líneas de flujo.
Se denomina línea de flujo a la tubería que se conecta desde el cabezal de un
pozo hasta el múltiple de producción de su correspondiente estación de flujo. Las
líneas de flujo son aquellos sistemas de manejo que transportan el flujo en forma
bifásica, desde los pozos hasta un punto de convergencia denominado múltiple.
Cada múltiple esta conformado por secciones tubulares, cuya capacidad y
tamaño dependen del número de secciones tubulares.
Separadores de petróleo y gas
El término "separador de petróleo y gas" en la terminología del argot petrolero es
designado a un recipiente presurizado que es utilizado para separar los fluidos
producidos de pozos de petróleo y gas en componentes líquidos y gaseosos.
Separador de Prueba
Un separador de prueba es utilizado para separar y medir los fluidos de un pozo.
El separador de prueba puede ser referido como un probador o verificador de
pozo. Los separadores de prueba pueden ser verticales, horizontales o esféricos.
Ellos pueden ser bifásicos o trifásicos. Ellos pueden estar permanentemente
instalados o portátiles. Los separadores de prueba pueden ser equipados con
varios tipos de medidores para medir el petróleo, gas, y/o agua para pruebas de
potencial, pruebas de producción periódicas, prueba de pozos marginales, etc.
Separador de Producción
Un separador de producción es utilizado para separar el fluido producido desde
pozo, un grupo de pozos, o una localización sobre una base diaria o continua.
Los separadores de producción pueden ser verticales, horizontales o esféricos.
Ellos pueden ser bifásicos o trifásicos. El rango en tamaño va desde 12 pulg.
hasta 15 pies en diámetro, con muchas unidades que van desde 30 pulg. hasta
10 pies en diámetro. El rango de longitud desde 6 a 70 pies, con muchos de 10
a 40 pies de largo.
Depuradores de Gas
Muchos depuradores de gas vertical y horizontal donde el gas ha sido
previamente separado, limpiado, transportado y/o procesado con otro equipo. De
manera tal que, mas de las impurezas tales como líquidos entrantes, barro,
costras de metal oxidado, y polvo han sido removidos del gas por otro equipo, y
el depurador de gas esta siendo utilizado para "pulir" el gas. Los depuradores de
gas son generalmente son utilizados para asegurar que el gas no contenga
materiales que puedan ir en detrimento para los equipos, de manera tal que el
depurador es instalado para proteger los compresores, deshidratadores,
endulzadores, medidores y reguladores.
Controles
Los controles requeridos para los separadores de petróleo y gas son
controladores de nivel de liquido para el petróleo y la interfase agua-petróleo
(operación trifásica) y válvula de control de contrapresión de gas con controlador
de presión.
Válvulas
Las válvulas requeridas para los separadores de petróleo y gas son: la válvula
de control de descarga de petróleo, válvula de control de descarga de agua
(operación trifásica), válvulas de drenaje, válvula de bloqueo, válvula de alivio de
presión, y válvulas para inspección externa de nivel (por visores).
Tanques de Lavado.

Son aquellos equipos mecánicos (recipientes), sometidos a una presión cercana


a la atmosférica que reciben un fluido multifásico y son utilizados en la
industria petrolera para completar el proceso de deshidratación de crudo
dinámicamente, es decir, en forma continua; para la separación del agua del
crudo.
Tanques de Prueba

Son recipientes cilíndricos cuya capacidad puede variar de acuerdo al volumen


de producción de cada estación. La emulsión agua-petróleo es separada
mecánicamente al ser tratada. El proceso consiste en el asentamiento de los
fluidos por gravedad (proceso de decantación), en virtud de sus diferentes
densidades. El agua por ser más pesada que el petróleo, se asienta en el fondo
del tanque.
Tanques de Almacenamiento

Son depósitos cilíndricos que tienen la finalidad de recibir el producto de los


tanques de lavado y de esta manera albergar el crudo que será bombeado al
Patio de Tanques Principal, cumpliendo con las especificaciones de calidad (%
AyS), sin embargo de no ser así, será devuelto a los calentadores.

CARACTERISTICAS GENERALES DEL OLEODUCTO DE CRUDOS


PESADOS ECUADOR(OCP)
El Oleoducto de Crudos Pesados es un sistema de transporte de petróleo que
parte de la ciudad de Lago Agrio, en la Amazonía ecuatoriana, y llega a la
terminal de Balao, en el Pacífico norte del país. Tiene un recorrido de 503
kilómetros, durante los cuales atraviesa una gran diversidad de ecosistemas y
entornos, pues incluye numerosos pisos altitudinales desde las planicies
amazónicas pasando por la cordillera de los Andes hasta llegar al litoral
ecuatoriano, donde incluso se interna algunos cientos de metros en el mar.
Está previsto que el OCP transporte diariamente hasta 400.000 barriles de crudo,
lo cual duplica la actual producción del país, que alcanza aproximadamente
350.000 barriles diarios. Para cubrir esta cuota se intensificará la extracción de
crudo de los campos que actualmente se hallan en producción y se incorporarán
a la producción reservas ubicadas en áreas del sur de la Amazonía que hasta
ahora no habían sido explotadas. Muchos de los nuevos campos petroleros
incluyen áreas protegidas (Parque Nacional Yasuní, la Reserva Faunística
Cuyabeno, la Reserva Biológica Limoncocha) y territorios indígenas de los
pueblos Huaorani, Siona, Secoya , Quichua, Shuar y Achuar.
El OCP transportará crudos pesados, que se caracterizan por su mayor densidad
y su alto contenido de azufre y metales pesados, propiedades que lo hacen
altamente contaminante y que determinan además un acelerado deterioro de la
infraestructura petrolera. Para su transporte y refinación requieren de una alta
cantidad de energía y emiten un porcentaje mayor de desechos que los crudos
livianos. Adicionalmente, su precio en los mercados internacionales es bajo.
Además de los impactos que causaría la ampliación de la frontera petrolera, el
proyecto OCP genera daños ambientales y sociales a lo largo de la ruta durante
su construcción, y graves riesgos en la etapa de operación. Entre los principales,
podemos enumerar los siguientes:
El oleoducto atraviesa por zonas de alta biodiversidad como son los páramos de
la cordillera de los Andes o los bosques del noroccidente de la provincia de
Pichincha. Afecta además varios ecosistemas que se encuentran dentro del
Sistema Nacional de Áreas Protegidas, como la Reserva Antisana, la Reserva
Cayambe-Coca, el Bosque Protector Mindo-Nambillo, entre otras.
El trayecto del OCP incluye muchas áreas de producción hídrica, valiosas para
la agricultura, la piscicultura y el abastecimiento doméstico. Como un ejemplo, la
zona de Papallacta abastece de agua al 60% de la ciudad de Quito (1'500.000
habitantes). En esta misma zona, el antiguo SOTE ha experimentado 24
derrames, lo que la convierte en la zona más riesgosa de todo el trazado.
El riesgo sísmico a lo largo de la ruta es alto. El Ecuador se encuentra en el
cinturón de fuego del Pacífico, zona caracterizada por la alta incidencia de
eventos sísmicos. Como ejemplo, el terremoto ocurrido en 1987, con epicentro
en la zona de El Reventador en la Amazonía ecuatoriana, provocó la muerte de
cientos de personas, y la destrucción de infraestructura vial y petrolera.
En la mayor parte de la ruta, los suelos son inestables geológicamente. Las
fuertes pendientes que debe atravesar, a causa de sistemas montañosos como
la Cordillera de los Andes y otras menores en la Amazonía y la costa, influyen
en la fragilidad de los suelos (empieza a 300 metros sobre el nivel del mar,
asciende hasta 4.000 metros, en la zona de Papallacta y desciende nuevamente
hasta el nivel del mar en Esmeraldas). Adicionalmente, la deforestación y la
incidencia cada vez más frecuente del fenómeno del Niño, incrementan los
riesgos de fuertes deslizamientos de tierras, lo que provocaría roturas y fugas en
el ducto.
La ruta del OCP está influenciada por volcanes activos como el Reventador y el
Guagua Pichincha. Este último ha experimentado eventos eruptivos en los
últimos años, motivando la declaratoria de alerta amarilla ante la eventualidad de
una erupción mayor. Un importante tramo del OCP se encuentra dentro del área
de mayor riesgo por erupción del Guagua Pichincha.
El oleoducto amenaza importantes áreas urbanas en su trazado. Las más
importantes son Lago Agrio, Quito y Esmeraldas.
En Lago Agrio, se propone construir la Estación Amazonas, punto de partida del
OCP. Esto implica la construcción de una gran infraestructura de
almacenamiento de crudo, y la instalación de maquinarias de bombeo y
calentamiento del crudo a 80 grados, lo que genera graves riesgos por
contaminación y por contingencias catastróficas. A esto se suma el hecho de que
Lago Agrio es actualmente el área más violenta del país, debido a la influencia
del Plan Colombia y la consecuente operación de grupos armados colombianos
en la zona.
En Quito, el oleoducto atraviesa el norte de la ciudad, en el área de mayor
crecimiento urbano de la urbe (Calderón y Pomasqui).
En Esmeraldas, incrementa el riesgo en barrios aledaños a los ríos Teaone y
Esmeraldas que ya son afectados por la operación del SOTE y de la Refinería
de Esmeraldas.
La cercanía con la frontera colombiana expone al oleoducto a los riesgos de la
situación de violencia y guerra desatadas por el Plan Colombia. Esto incrementa
las posibilidades de actos de sabotaje en contra del OCP, estrategia que los
grupos armados colombianos han usado frecuentemente en la guerra interna de
ese país.

CARACTERISTICAS GENERALES DEL OLEODUCTO


TRANSECUATORIANO (SOTE)
El Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), constituye una de las obras
de infraestructura más importantes del Ecuador. Tiene una capacidad de
transporte de 360.000 BPPD para crudo de mínimo 23,7 °API, de 78,8 cSt. de
viscosidad a 80° F y 390.000 BPPD utilizando quími co reductor de fricción. El
ducto tiene una longitud de 497,7 Km; y con una Potencia Instalada de 101.150
HP, atraviesa tres regiones naturales del país Amazonía, Sierra y Costa, cruza
por la cordillera de los Andes a una altura máxima de 4.064 metros, cerca de la
Virgen en Papallacta. El crudo es bombeado a través del SOTE, desde la
Estación No. 1 de Lago Agrio hasta el área de tanques del Terminal Marítimo de
Balao, de acuerdo a los requerimientos de refinerías y abastecimiento de
asignación de crudo para exportación, para luego transportarlo desde los
tanques hasta la playa; es decir, 5 kilómetros más de tuberías de carga
aproximadamente y finalmente 7 kilómetros más de tuberías submarinas.
Además, cuenta con seis estaciones de bombeo: Lago Agrio, Lumbaqui, El
Salado, Baeza, Papallacta y Quinindé; cuatro estaciones reductoras de presión:
San Juan, Chiriboga, La Palma y Santo Domingo y un Terminal Marítimo en
Balao – Esmeraldas. El oleoducto básicamente no ha sido modificado,
únicamente se lo ha mantenido y adaptado para las condiciones de operaciones
actuales