Está en la página 1de 9

Santiago, veintitrés de octubre de dos mil dieciocho.

Encontrándose agotada la investigación, se declara cerrado el sumario.


Vistos:
1. Que por resolución adoptada por el Pleno de esta Corte de
Apelaciones contenida en los antecedentes Rol Pleno 802-2018 se
dispuso investigar “las eventuales responsabilidades del juez suplente  

del Segundo Juzgado Civil de San Miguel en relación a las opiniones  

personales   vertidas   en   autos   rol   C­   125995­2015,   del   referido  

tribunal”. La investigación se ha dirigido contra Gonzalo Campos


Neira, Secretario titular del 2° Juzgado Civil de San Miguel.
2. Que lo denunciado se contiene en la presentación formulada por el
concejal de la comuna del Bosque don Carlos Contreras Muñoz,
respecto del contenido de la resolución dictada el 20 junio 2018 por el
juez Gonzalo Neira Campos en el referido juicio ejecutivo al disponer
oficiar a la Dirección de Tránsito y al Concejo Municipal de la Ilustre
municipalidad de El Bosque, para que “evalúen el oprobio que pudiere  

ocasionar   el   nombre   de   la   Villa   Presidente   Pinochet   existente   en  

dicha   comuna,   al   hacer   apología   de   quien   dirigió   la   violación  

sistemática de derechos humanos por parte del Estado”.

3. Que formada bajo las reglas contenidas en el Acta 15-2018, se


recabaron los siguientes antecedentes los que se registran en la
carpeta digital:
a. resolución dictada el 20 junio 2018, en causa rol C -135.995 -2015,
caratulada Azócar con Pantoja, que ordena el lanzamiento, y declara
“Sin perjuicio de lo anterior, ofíciese a la Dirección de Tránsito y al
Concejo Municipal de la ilustre municipalidad de El Bosque, a fin de
que evalúen el oprobio que pudiere ocasionar a los vecinos el nombre
de la Villa Presidente Pinochet, existente en dicha comuna, al hacer
apología de quien dirigió la violación sistemática de derechos
humanos por parte del Estado”;
b. Oficio remitido el 21 junio 2018 a municipalidad del bosque, Dirección
de Tránsito y Transporte, en autos en causa rol C -135995 -2015,
caratulada Azócar con Pantoja, a fin que “evalúen   el   oprobio   que  

pudiere ocasionar el nombre de la Villa Presidente Pinochet existente  

en   dicha   comuna,   al   hacer   apología   de   quien   dirigió   la   violación  

sistemática de derechos humanos por parte del Estado” firmada por


el juez subrogante Gonzalo Neira Campos;
c. Denuncia del 31 julio 2018, presentada ante la Ilustrísima Corte de
Apelaciones el 1 de agosto de 2018, efectuada por don Carlos
Contreras Muñoz, Concejal de la comuna del Bosque, quien hace
presente que el magistrado Gonzalo Neira Campos, ha excedido sus
atribuciones, y la prudencia propia de un integrante del Poder Judicial,
al emitir opiniones personales, totalmente improcedentes para la
causa de que se trata y para sus facultades, realiza una insólita
solicitud del Municipio, que en su calidad de concejal, tomó
conocimiento en la sesión ordinaria del Honorable Concejo Municipal,
del día 18 de julio recién pasado. Agrega como antecedente, que la
Villa Presidente Pinochet tiene aproximadamente 30 años de
existencia, corresponde a soluciones habitacionales de los ex
campamentos Zanjón de la Aguada y las Turbinas, de triste recuerdo
para la ciudad de Santiago de los años 70 y 80, y más que oprobio
-como el juez lo señala- existe de parte de los pobladores,
agradecimiento por la solución habitacional obtenida, ya que han
transcurrido más de 28 años de plena democracia en el país y este
tema del nombre de su población, jamás ha sido un problema para los
vecinos. En consecuencia, pone en conocimiento este insólito hecho y
solicita que se aplique al juez mencionado las medidas disciplinarias
que estime pertinentes por las opiniones personales vertidas en una
resolución judicial, realizadas más allá del proceso de qué se trata y
excediendo sus funciones.
d. Declaración de denunciante prestada por Carlos Contreras Muñoz,
Concejal de la Comuna de El Bosque. Resumiendo su declaración que
consta íntegramente en soporte digital el Concejal ratifica la denuncia,
señala que en tabla de reunión del Concejo municipal, aparece la
solicitud del juez, y a él le pareció que no era un tema judicial ya que
en 28 años desde que terminó el régimen militar los vecinos nunca
han planteado nada sobre el tema, siempre ha tenido el mismo
nombre, es una población grande, con sobre 1200 viviendas. Él
consideró que el juez se “estaba dando un gustito personal”. Su
denuncia es a título personal y no representa al Concejo ni a su
partido. Este hecho, considera él, que afecta la imagen del Poder
Judicial. Agrega, que en la última reunión del Concejo, se decidió - 6
votos contra su voto - cambiar el nombre de la Villa, luego de
consultar a la comunidad. Él era de la opinión de primero preguntarles
a los vecinos si querían el cambio, y solo en caso de que ellos lo
aprobaran, se cambiara el nombre por otro. El nombre de las calles es
atribución de la Municipalidad y a él no le molesta que se le cambie el
nombre a la población por cualquier otro, sino que le molesta que el
Juez imponga el cambio que nadie le ha pedido en la causa que le toca
resolver y que se refiere a un asunto entre terceros. Que si por
nombres de calles se trata, la comuna registra otros nombres
polémicos y que se ha procedido a cambiar algunos como el de
General Franco, pero en un proceso propio de la Municipalidad y sus
vecinos y no por orden de un Juez. Sobre el rol del Juez estima que no
puede estar entre las competencias de un magistrado intervenir con
sus juicios y valoraciones personales a propósito de un juicio civil para
oficiar al Municipio, excediéndose de sus competencias. No pide que
lo saquen del Poder Judicial, pero, a su juicio, una censura por escrito
estaría bien.
e. Copia de la hoja de vida del investigado que carece de anotaciones
disciplinarias.
f. Se agregó copia digital integra del expediente rol C -135995 -2015,
caratulada Azócar con Pantoja, causa seguida bajo las reglas del
procedimiento ejecutivo entre particulares, sin que exista petición
alguna o simple alusión a la villa Augusto Pinochet, salvo ser el
domicilio del ejecutado en el que se requiere diligencias. No existe
presentación alguna de las partes fuera de los escritos de rigor para
dar trámite sucesivo a la causa tales como solicitud de fuerza pública,
o autorización para notificaciones;
4. También prestó declaración don Gonzalo Neira Campos, investigado
en esta causa. Advertido de sus derechos y sin requerir asistencia de
abogado patrocinante prestó declaración que íntegramente se
registra en la carpeta. Sobre su carrera explica que ingresó al Poder
Judicial como funcionario en el Segundo Juzgado Civil de Santiago,
donde estuvo por cuatro años. Luego ingresó al 60° programa de la
Academia Judicial, el año 2011 o 2012, para a su término relatar
durante un tiempo en la Ilustrísima Corte Apelaciones de Santiago, un
año, y renunció para ser nombrado Juez Suplente en Colina, después
fue juez suplente en el Segundo Juzgado del Trabajo de Santiago, y
desde ahí se fue por un interinato de relator en Antofagasta. Fue
nombrado relator titular de Antofagasta, y en ese cargo pidió su
traslado al cargo de Secretario Titular del Segundo Juzgado Civil de
San Miguel por motivos personales, cargo este último en el que se
desempeña desde el 19 de agosto de 2016. Actualmente de
conformidad al artículo 47 del Código Orgánico de Tribunales, en
forma ininterrumpida, actúa como juez tramitador. Sobre sus
competencias hay un decreto económico que lo regula anualmente
desde hace dos años. La magistrada Katherine Campbell, juez
suplente de la juez titular que está nombrada Ministra Suplente en la
Ilustrísima Corte de Apelaciones, ve sentencias definitivas, voluntarias
y contenciosas, y causas de la ley 20.720, concursales,
correspondiéndole a él el resto de materias, o sea tramitación de
fondo, ejecutivos, tercerías, incidentes. Hace hincapié que en la fecha
en que dictó la resolución objeto de esta investigación actuaba como
Juez Subrogante, porque la Juez Campbell estaba de vacaciones, y que
por eso dictó la resolución en aquella parte que ahora se cuestiona.
Reconoce la resolución como aquella que dictó al resolver una
presentación de solicitud de fuerza pública, sin que su texto sea
producto de un proyecto que no haya revisado. Consultado sobre
sus razones explica – minutos 9:00 a 11:49 de su declaración -
que al conceder el lanzamiento con fuerza pública advirtió que una
Villa de la comuna de El Bosque se llamaba Villa Presidente Pinochet;
al tener él una sensibilidad especial con las víctimas de las violaciones
a los derechos humanos, le provocó alarma y le llamó la atención que
una población tuviera el nombre de un genocida. Recuerda otros casos
por ejemplo en la comuna de Saavedra, o en la Pintana se cambió el
nombre de la calle Francisco Franco, por el de Violeta Parra. Es
conocido que en el sector sur de Santiago es donde existe el mayor
número de detenidos desaparecidos por lo que pensó que no podía
restarse a esta situación y en virtud del “principio de deferencia” entre
las autoridades debía poner en conocimiento de la autoridad
competente lo sucedido, y dicha autoridad debía determinar si
afectaba los derechos de las personas que están a resguardo de esta
autoridad. No pretendió arrogarse la facultad de la Municipalidad de
poner los nombres de las calles, pero ejerció control de
convencionalidad. Si hubiera estado la Juez de su tribunal en
funciones y él como Juez tramitador probablemente al conversarlo con
ella pudiera podría no haberla dictado, además como se trataba de
una decisión de fondo, quien debía resolver, ya que se trataba de una
reparación civil, era el juez que fallaba, o sea ella. Lo que él hizo fue
una medida de reparación simbólica actuando como órgano del
Estado, pues el juez letrado en general también tiene algunas
competencias de oficio, como por ejemplo el declarar la nulidad de
oficio. También actuó por el “principio de inexcusabilidad” que le
obliga a no evadir ciertas cosas cuando hay vulneración de derechos
fundamentales, unido al control de convencionalidad. Entonces actuó
como juez y no como particular, actuó como un Poder del Estado,
como garante de derechos fundamentales. Sabe que fue complejo
incluirlo en una resolución judicial y estaba plenamente consciente de
sus efectos. Sobre su legitimación para actuar, estima que la voz
“vecinos” se considera de una manera amplia y comprende no sólo
quienes viven ahí, sino que a cualquier persona, que por conocer el
nombre de la población se sienta afectado, como es su caso. No vive
en la Villa Pinochet, no conoce personalmente la Villa Pinochet, ni sabe
cuántas personas viven en la misma. Estima que actuó conforme a
derecho y que no fue un acto imprudente. Al término de su
declaración hizo presente que conforme el Acta 15 que previene que
los jueces no pueden ser investigados por sus resoluciones, él no
debiera ser objeto de investigación, lo que no formula como incidente
sino que pide se tenga en cuenta al tiempo de resolver, sin perjuicio
de alegarlo como excepción dentro del curso del proceso si
corresponde.
5. Que con los antecedentes reseñados y en esta etapa de la
investigación es posible establecer preliminarmente como hecho
que el Secretario Titular del Segundo Juzgado Civil de San Miguel don
Gonzalo Neira Campos actuando como Juez Subrogante en la causa
ejecutiva C- 125.995-2015 caratulada Azócar con Pantoja, el 20 junio
2018 al tiempo de acceder a la petición de lanzamiento con auxilio de
la fuerza pública requerida por una de las partes incluyó como
apartado en la misma resolución la siguiente declaración: “Sin  

perjuicio de lo anterior, ofíciese a la Dirección de Tránsito y Concejo  
Municipal   de   la   Ilustre   Municipalidad   de   El   Bosque,   a   fin   de   que  

evalúen el oprobio que pudiere ocasionar a los vecinos el nombre de  

la   Villa   Presidente   Pinochet,   existente   en   dicha   comuna,   al   hacer  

apología   de   quien   dirigió   la   violación   sistemática   de   derechos  

humanos por parte del Estado”.  Para cumplir este mandato junto con


oficiar a Carabineros de Chile para requerir el auxilio de la fuerza
pública el 21 de junio 2018 firmó también oficio dirigido a la I.
Municipalidad del Bosque en el que transcribe lo resuelto. Las
autoridades Municipales incluyeron la solicitud dirigida por don
Gonzalo Neira actuando en su calidad de Juez subrogante y
dispusieron el cambio del nombre de la referida Villa Presidente
Pinochet.
6. Que el hecho así descrito configura la infracción comprendida en el
incumplimiento de deber y obligación asignada a su cargo contenida
en el art. 323 N°1 del Código Orgánico de Tribunales, que le prohíbe a
los funcionarios judiciales dirigir al Poder Ejecutivo, a funcionarios
públicos o a corporaciones oficiales, felicitaciones o censuras por sus
actos. La actividad del magistrado ha excedido el ámbito de sus
competencias otorgadas por la ley procesal civil en relación al juicio
de cumplimiento incidental de la sentencia que conocía, al momento
de dictar la resolución en que hace lugar al lanzamiento con auxilio de
la fuerza pública de los demandados, incluyendo en una resolución
judicial declaraciones inmotivadas las que fueron luego comunicadas a
la autoridad municipal.
7. Conforme lo exige el art. 19 del Acta 15 se pondera la referida
infracción como grave, toda vez que no obstante estar contenida en
una resolución judicial, lo cierto es que aquel apartado de la misma
que se reprocha y con mayor razón la actuación de comunicación de la
misma corresponde a una declaración del Juez desmotivada respecto
del proceso, sin que exista petición alguna ni tangencialmente
formulada por las partes. Tampoco existe base alguna para proceder
bajo el legítimo ejercicio del control de convencionalidad, entendido
en su forma más simple como aquella herramienta que permite a los
Estados – y a los Jueces en los casos que es llamado a conocer del
conflicto entre normas – concretar la obligación de garantía de los
derechos humanos en el ámbito interno, a través de la verificación de
la conformidad de las normas y prácticas nacionales con la
Convención Americana de Derechos Humanos y su jurisprudencia. En
este sentido no se ha desarrollado ningún ejercicio de confrontación
normativo que habilitara a la actuación de oficio del juez investigado.
?Con lo expuesto y visto lo dispuesto en el artículo 532, 544 del código
orgánico de tribunales y Acta 15-2018 de la Excelentísima Corte Suprema
que regula el procedimiento para investigar la responsabilidad
disciplinaria de jueces y funcionarios judiciales se resuelve:
I. Se formulan cargos al investigado Gonzalo Neira Campos Secretario
Titular del Segundo Juzgado Civil de San Miguel, como autor de infringir
la prohibición que le impone la ley en relación con el artículo 323 N°1 del
Código Orgánico de Tribunales, por el hecho descrito en la consideración
5 de esta resolución, calificados en las consideraciones 6 y 7.
II. Notifíquese al investigado a fin de que formule sus descargos en
tiempo y forma y requiera o aporte la prueba eventual, en razón de los
hechos y su calificación jurídica, de conformidad y en los plazos del
artículo 20 del Acta 15-2018.
Rija el plazo desde la notificación practicada al investigado por correo
electrónico, previa certificación de la ministro de fe esta causa de la
recepción efectiva por parte de la investigada.
En el acto de la notificación comuníquesele que los antecedentes
fundantes de este requerimiento se encuentran disponibles bajo custodia
en esta Fiscalía a los que ya se le ha concedido acceso.
Rol 802-2018 ICA
Rol 1-2018 – 3FJ
Resolvió doña Carla Paz Troncoso Bustamante, Fiscal judicial. Autoriza
doña Blanca Vega Azócar, ministro de fe.

CARLA PAZ TRONCOSO Este documento incorpora una firma electrónica


BUSTAMANTE avanzada, según lo indicado en la Ley No19.799.
Fecha: 23/10/2018 15:38:46

También podría gustarte