Está en la página 1de 1

Inteligencia emocional 30 de octubre de 2018

Resumen del libro los hombres son de Marte, las mujeres de Venus
Los hombres y las mujeres parecen proceder de distintos planetas. Son biológicamente
similares, usan las mismas palabras, comparten el mismo espacio geográfico; pero sus
códigos de comportamiento, su idioma (lo que quieren expresar con sus palabras) y sus
valores existenciales son distintos. En esta obra tiene como fin ser una guía para la
comprensión de las actitudes y palabras del sexo.
Sin el conocimiento de lo que resulta importante para el sexo opuesto, hombres y mujeres
no se dan cuenta de hasta qué punto pueden llegar a lastimar a su pareja. Podemos ver
que tanto los hombres como las mujeres se comunican inadvertidamente en formas que no
solo son contraproducentes, sino que pueden significar un cambio de rumbo. Hombres y
mujeres hieren mutuamente sus sentimientos cuando no entienden el tipo fundamental de
amor que necesitan. Las mujeres no se dan cuenta en general de las formas de
comunicación que no sirven de apoyo y que son perjudiciales para el ego masculino. Una
mujer puede intentar mostrarse sensible frente a los sentimientos de un hombre, pero
debido a que sus necesidades de amor primarias son diferentes alas de ella, no logra
anticipar instintivamente las necesidades del hombre.
La queja que con mayor frecuencia manifiestan las mujeres acerca de los hombres es la de
que estos no escuchan. Cuando una mujer, inocentemente, hace a un hombre partícipe de
sus sentimientos heridos o problemas que ha tenido durante el día, el hombre supone,
equivocadamente, que busca asesoramiento experimentado. Ella desea solidaridad y
comprensión, y él cree que desea soluciones.
Así como las mujeres cometen errores con facilidad cuando no entienden lo que los
hombres necesitan fundamentalmente, los hombres también cometen errores. Los hombres
en general no reconocen las formas de comunicarse que muestran una falta de respeto y
de apoyo hacia las mujeres. Un hombre puede incluso saber que ella se siente desdichada
con él, pero salvo que entienda porque ella no se siente amada y que es lo que ella necesita,
no podrá cambiar su enfoque. Mediante la comprensión de las necesidades primarias de la
mujer, un hombre puede mostrase más sensible y respetuoso de las necesidades de su
mujer.
La queja que con mayor frecuencia manifiestan los hombres acerca de las mujeres, es la
de que ellas siempre están intentando cambiarlos. Cuando una mujer quiere a un hombre,
se siente responsable de contribuir a su crecimiento e intenta ayudarle a mejorar su modo
de hacer las cosas. Ella cree que le está ayudando, y él que le está controlando. Lo que él
desea de la mujer es aceptación.
Entre los puntos más relevantes del libro podemos destacar:
1. Suponemos equivocadamente, que nuestras parejas van a reaccionar y a
comportarse de determinada manera, tal como nosotros reaccionamos y nos
comportamos cuando queremos a alguien.
Cuando los hombres y las mujeres aprenden a respetarse y aceptar sus diferencias, el
amor tiene la posibilidad de seguir adelante.
2. Los hombres, equivocadamente, ofrecen soluciones y descalifican sentimientos
mientras que las mujeres ofrecen consejos e instrucciones no solicitados.

Profesor: Jorge Fiestas Pflucker Alumno: Sánchez León Reder Roberto