Está en la página 1de 2

La introducción de nuevas tecnologías

Con respecto a la primera pregunta considero que la introducción de nuevas


tecnologías en los procesos tradicionales ha generado grandes cambios en
primer lugar en cuanto a las mismas formas de producción desde lo manual,
pasando por lo mecánico y finalmente en lo digital, en segundo lugar en la
forma de ver al ser humano dentro de los mismo procesos de producción que
inicialmente era el centro mismo de la producción, luego paso a ser una
especie de máquina y ahora se podría decir que se tiene en cuenta como el
artífice intelectual de la producción; sin embargo hay que ver que estos
cambios no se han dado en todos los lugares al mismo tiempo ni de la misma
forma, esto genera que los países y regiones en los que la innovación llega al
final tengan un atraso tecnológico con respecto a los primeros dando origen a
lo que se conoce como la "brecha digital", si antes la diferencia era entre
países "ricos y pobres" midiéndose la riqueza desde la territorialidad, ahora se
habla de países con capacidad de acceso al mercado y ese mercado entendido
desde la información y la tecnología.

Así, en la sociedad moderna mientras unos países se encuentran en la época


"postindustrial" o revolución digital, otros apenas si llegan a la revolución
industrial, esta mezcla además de favorecer a unos y esclavizar da como
resultado una sociedad de inmediatez donde lo importante es lo práctico, lo
rápido, lo fácil...

No obstante la innovación y tecnificación de la industria y en general del mundo


han traído también grandes beneficios a la humanidad en lo que respecta a los
avances científicos, lucha contra enfermedades, diagnósticos y defensa de la
misma tierra, puesto que muchos descubrimientos y proyectos no habrían sido
posibles sin el desarrollo industrial de los últimos siglos.

Respuesta del sistema educativo

Si bien empiezan a implementarse ciertas técnicas y proyectos en materia de


educación, el recorrido apenas comienza, si hablamos del “sistema educativo”
en general tendríamos que empezar por hablar de la calidad actual en la
educación de las aulas de educación primaria, la carencia y en muchos lugares
ausencia de docentes, la falta de capacitación y actualización constante en los
mismos, aquí encontramos los primeros desafíos, no podemos pedirle a un
niño que educamos como pollo que cuando llegue a adulto vuele como águila,
la educación empieza desde el principio y la calidad debe verse desde allí.

Pasando a la educación superior, es necesario crear una conciencia clara no


solo en los estudiantes sino también en docentes y directivos que la calidad no
la hace un “nombre” ni un número de años, la calidad la hace cada uno en su
propio proceso y para eso se necesita que los docentes despierten en sus
estudiantes el sentido crítico frente a la realidad, las características de la
sociedad actual requieren de hombres y mujeres capaces de transformar el
mundo, no de conformistas ni de destructores, sino con criterio para saber
comprender y orientar los procesos que tienen a su cargo, ayudar a los y las
jóvenes en dicho descubrimiento es precisamente la tarea del sistema
educativo.

Por último y menos importante es imprescindible concienciar a las empresas


del cambio de mentalidad necesario para el verdadero progreso, a estas alturas
del partido todavía hay empresas que tratan a sus empleados como simples
máquinas de producción y aún encontramos que se niegan oportunidades
laborales por tener un título de aquí o allá, de qué sirve formar profesionales
competentes para un sistema que niega espacios de acción.