Está en la página 1de 1

LA RELACIÓN ENTRE CRECIMIENTO Y DESARROLLO

EN EL PERÚ ACTUAL

Si bien es cierto los analistas coinciden en que la economía está bien, ya que el Perú tiene
excelentes cifras económicas. Una de ellas es la evolución del crecimiento económico
definido como un aumento en el producto bruto interno (PBI), otra es el control de la
inflación y de las finanzas públicas. Pero si el Perú está bien económicamente ¿por qué
existe tanta pobreza?, ¿Por qué esto no se refleja en una mejora del bienestar?, ¿Por qué
nuestro país aún no a logrado el desarrollo si tiene una inflación controlada y aumenta su
PBI?, ¿Qué necesita el Perú para ser un país desarrollado?

Lo que sucede es que los resultados económicos no son un fin en sí mismo, sino un
medio que puede servir para aumentar el bienestar. Y digo “puede” porque existen
muchas economías con excelentes resultados económicos, pero con pésimos resultados
sociales. Ya que la economía es una condición necesaria pero lamentablemente no lo
suficiente para que todos vivamos bien.

Asimismo mucHas veces la economía puede estar atravesando por una fase decrecimient
o, medido por los aumentos en el PB!, pero no desarrollar, es decir, no tener la
capacidad de aumentar la calidad de vida de la población. 0n paralelo debemos
tener presente que gran parte del crecimiento económico en los últimos diez años se ha
debido a condiciones externas favorables, reflejadas en altos precios de las materias
primas. Sin embargo la historia muestra que los precios de las materias primas están
sujetados a ciclos, es decir, a periodos de alta y caída. 0l Perú a pesar de tener controlada
la inflación y haya aumentado su PBI no es un país desarrollado ya que por una parte
existen políticos que teniendo el dinero en sus manos no invierten demasiado en mejorar
la calidad de vida de la población, que para ganar las elecciones mienten ofreciendo
algunas cosas que pues no cumplen.

0n conclusión a largo plazo se necesita una economía en diversos sectores para que el
Perú se integre al mundo, no solo como productor de materias primas sino como parte
de cadenas de valor multinacionales. Tenemos que ser una sociedad de iguales, no en
resultados pero sí en oportunidades. Solo eso es lo que nos va a llevar al primer
mundo.0s posible ser un país desarrollado, pero hay que actuar sobre instituciones con
orden y reglas de juego en las que todos confiemos. Además de una revolución de valores
que comience en casa y en los colegios. Sin eso no habrá lecciones aprendidas
tendremos un país con cifras que nos encumbren al desarrollo, pero donde la realidad de
la vida diaria sea otra.