Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA
ESCUELA DE DERECHO
PSICOLOGÍA JURÍDICA

CAPITILO IV
MALDAD Y PSICOPATÍA

SUBTEMAS:
- Maldad y psicopatía
- Trastorno de la personalidad

NOMBRE: Richard Guanoluisa

PARALELO:

DOCENTE: Dr. Henry Guerra

PERÍODO: 2018 - 2019

UCE - Promoviendo una cultura de conservación ambiental…..

QUITO – ECUADOR
CAPÍTULO IV
MALDAD Y PSICOPATÍA

Maldad y Psicopatía

El concepto de maldad y los seres que lo personifican ha sido objeto de fascinación


a lo largo de la historia, se parte de un punto importante dando a conocer que se entiende
como maldad dentro de la psicología social, para Staub (En Quiles et al., 2010) habla de
situaciones sumamente dañosas, persistentes o repetitivas, una forma extrema de agresión
es decir la tendencia que presenta una persona a actuar de manera negativa hacia otra, con
el fin de generarle un daño.

Todos nos hemos creado una representación real o imaginaria de un psicópata


tomando en consideración los rasgos de personalidad que sobresalen en ella, a este se lo
puede caracterizar por recrear una imagen de criminales, cuyos crímenes provocan horror,
desafío y al mismo tiempo despierta nuestra más morbosa curiosidad, se entiende como
morbo a la necesidad de ver, sentir, oír, oler o interactuar de alguna manera con lo que
socialmente se cataloga como prohibido o proscrito. Pero también hay quien relaciona el
término con algunas personas que interactúan cotidianamente como familiares, amigos,
jefe de trabajo, etc.

Los psicópatas son personas trastornadas, no se puede afirmar que están “locos” pues
hay que tomar en cuenta que una persona presenta síntomas de “locura” cuando da a
conocer un desapego con la realidad y presenta desequilibrio en las facultades mentales,
es decir que los psicópatas no presentan graves alteraciones en el pensamiento y la
percepción como alucinaciones y pensamientos distorsionados que caracterizan a los
esquizofrénicos, tomando en consideración que la esquizofrenia es un trastorno mental grave
que afecta al paciente deteriorando sus capacidades en diversos aspectos psicológicos, como el
pensamiento, la percepción, las emociones o la voluntad. Con esto se da a entender que la
psicopatía no es un trastorno mental, sino un trastorno de personalidad.

Es relevante ofrecer una definición perteneciente al ámbito criminológico, dando a


conocer lo siguiente: “psicópata es aquél individuo que sufre un trastorno de la
personalidad asociado con un estilo de vida socialmente desviado, tendente a ignorar las
normas sociales para satisfacer su propio déficit de estimulación”. Los psicópatas suelen
cometer actos impulsivos e irresponsables que pueden estar o no fuera de la ley, porque
ignora las normas sociales.

Trastorno de la Personalidad

Se entiende como personalidad al conjunto de formas de comportarse y pensar que


suponen diferencias individuales, incluye actitudes, formas de relacionarse, habilidades,
hábitos y formas de pensar, es decir es la manera de ser de cada persona. Los trastornos
son conocidos como el cambio o alteración que se produce, por lo tanto los trastornos de
personalidad son esquemas de comportamientos y relación con el ambiente que son
relativamente fijos, inflexibles y, lo más importante inadaptables.

Los psicópatas pueden ser personas aparentemente normales, su frialdad, egoísmo y


falsedad corroen sus relaciones sociales a todos los niveles. A pesar de estas
características, pueden actuar con un encanto superficial aunado a su flexibilidad moral y
la falta de remordimiento, permitiéndoles ser personas exitosas en la sociedad. Un
psicópata puede manipular sus emociones y engañar a los demás haciéndoles creer que
están en un correcto equilibrio emocional.

El trastorno de personalidad que padecen los psicópatas se manifiestan en tres


causales a la vez:

1. En sus relaciones con los demás: Los psicópatas tienden a manipular y a engañar
a los demás.
2. En su afectividad: Adolecen de empatía, se entiende a este término como la
participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente
en los sentimientos de otra persona.
3. En su conducta: Presentan un comportamiento antisocial, este término hace
referencia a aquella persona que está en contra de la sociedad, de sus normas y
reglas de comportamiento, y hasta de los valores éticos y morales que se tratan de
imponer en ella.

La personalidad de los psicópatas

Estas personas son emocionalmente insensibles, manipuladoras y poseen un gran


egocentrismo. Lo que diferencia al psicópata de otros trastornos son sus rasgos y el hecho
de que disfruta haciendo lo que hace.
Las personas con trastornos antisociales no suelen estar felices con su forma de ser;
no obstante, los psicópatas no ven razón alguna para cambiar, sus relaciones son poco
profundas y volátiles, y son incapaces de desarrollar vínculos sólidos con la gente.

Para el Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Dr. Carrasco da a


conocer como “la cercanía afectiva el psicópata se comporta como un depredador
destructor. Si dispone de poder social efectivo, sea financiero, político o policial, su
capacidad destructiva se acrecienta”

Los psicópatas son los responsables de buena parte de la miseria que existe en nuestro
entorno, puesto que alteran de manera negativa las vidas de las personas que los rodean
(Solis, 2008). Un ejemplo frecuente es el caso de esposos que externamente son
encantadores y exitosos, pero en el hogar son fríos y egoístas e incluso muchos de ellos
son figuras dominantes y violentas, de aquí parte la gran importancia de saber si se
convive o no con una persona con trastornos de personalidad.

¿Se puede curar un psicópata?

Para Adrian Raine, experto en psicopatía de la Universidad de Pennsylvania da a


conocer que un psicópata no siente empatía hacia el sufrimiento ajeno, ni remordimientos,
con una elevada inteligencia que le permite manipular a quienes tiene alrededor, y que
suele reincidir en sus acciones. Por eso, entre la comunidad científica se ha instaurado la
idea de que son reincidentes y no tienen cura.

¿El psicópata nace o se hace?

El Dr Kiehl neurocientífico e investigador del tema comenta que dada las diferencias
en el cerebro de los psicópatas más que catalogarlos de malvados sería correcto pensar
en ellos como personas que sufren un trastorno en su cerebro que les induce a actuar tal
y como lo hacen.

Un psicópata nace con un sistema cerebral diferente al resto de humanos. Su cabeza


y su modo de ver el mundo son completamente distintos que para una persona normal. Es
totalmente imposible encontrar la lógica de sus acciones fuera de su mente.

Los psicópatas carecen de capacidad emocional, ellos pueden sufrir pero el


sentimiento de otros no les afecta. Según el Dr Kiehl, no tienen ningún concepto de los
daños causados, ‘Hablar de sus crímenes es como pedirle que te cuente que ha
desayunado’.

Según los criminólogos, como Vicente Garrido y mis fuentes de investigación, ya


nace con esa configuración cerebral, sin posibilidad de recuperar ninguna emoción o
hacer que su zona de los impulsos sea como el de una persona común;
independientemente del entorno o cualquier factor externo, todo su accionar es biológico.

Desde el día que nacen ya son psicópatas y en la niñez se van notando cosas extrañas
en el pequeño, como por ejemplo el hecho de matar animales por diversión. Además de
todo ello, tienen aneurosis (se hacen pis en la cama) hasta casi la adolescencia y el deseo
sexual comienza más temprano de lo normal, más o menos sobre los 7 años de edad.

Bibliografía

Solis, F. O. (2008). Mentes Asesinas La Violencia en tu Cerebro. México.

Netgrafia:

https://lamenteesmaravillosa.com/que-es-el-morbo-y-donde-esta-su-limite/

https://www.psyciencia.com/que-es-la-locura/

https://vicariosaboyano.wordpress.com/2012/04/17/psicologia-social-iii-el-origen-de-la-
maldad-en-el-ser-humano/