Está en la página 1de 3

Rufino Arellanes Tamayo

(1899-1991)

P rimero empezare con decir que hizo o porque tan importante es


este personaje mexicano, bueno digamos que él fue uno de los
pintores más destacados de este hermoso país, y comenzando con una
pequeña reseña de su vida, nace en el mero centro de Oaxaca (Oaxaca
de Juárez) donde a la corta edad de 8 años se queda solo ya que su
madre fallece y queda al cuidado de su tía, 10 años después de vivir en
la capital de Oaxaca, decide ir a la Ciudad de México a estudiar en la
Academia de San Carlos pero lo que no muchos saben es que mientras
estudiaba, trabajaba para sobrevivir vendiendo frutas en un negocio de
la merced, así se dedicó a intercalar estudios durante dos años hasta
que decidió a pintar e investigar por su cuenta ya que dentro de la
academia no soportó la exigencia de sus profesores y él por su manera
de ser tan rebelde y agresiva decide salirse, para la edad de 22 años a
base de trabajo propio y reconocimientos es designado Jefe del
Departamento de Dibujo Etnográfico dentro del Museo Nacional de
Arqueología.

Para sus 26 cortos años alquila un estudio, pero no cualquier


estudio, ya que este a pesar de ser el primero, fue el que lo motivo a
hacer sus primeras pinturas reconocidas como Dos Mujeres en la
Ventana o el Fonógrafo entre otras más. A la par que realizo esas
pinturas también hizo un “ex-libris” o mejor conocido por nosotros como
los sellos o estampas que llevan los libros en los reversos de los libros
para Jaime Torres Bodet. Para el siguiente año y gracias a ese trabajo y
por recomendación de Torres Bodet, presenta su primera exposición de
pintura en el Art Center de New York, después de pasado ese tiempo, a
los 30 años regresa al D.F. para ser profesor del colegio de Bellas Artes,
así se la pasó mucho tiempo además de que viajo de San Francisco a
México, después de regreso a New York, Brooklyn, Chicago y Cincinnati.
Rufino Arellanes Tamayo
(1899-1991)

Pasados 11 años más en 1950 decide ir a Europa a mostrar sus


obras, donde nunca se imaginó que sería bien visto por críticos expertos
en el área, sobre todo en Paris, ya que la mayoría de las obras que
presentaba en las galerías, mostraban imágenes con mucho folclor y
colorido sin perder las raíces indígenas que traía.

Algo que también sorprendía a los críticos de arte es que sus


pinturas siempre tenían algo que ver con naturaleza muerta o frutas
exóticas, al poco tiempo decidió cambiar a pinturas de un menor tamaño
y enfocado básicamente a los problemas sociales que para ese entonces
cada vez más se estaban agudizando. Tantas fueron sus obras que
realizo y tantas exposiciones a las que les trabajo, que para 1952 fue
llamado nuevamente por Paris para realizar la pintura en homenaje al
día de la Raza de ese país, al igual que para Bellas Artes el siguiente
año, y nuevamente para Paris en el ´58 para realizar las actuales
pinturas en el edificio de la UNESCO.

Además de las obras que hizo en Bellas Artes, también dejó varias
obras actualmente consideradas como patrimonio cultural en el estado
de Monterrey, tales son como el “Eclipse Total” o los “Vitrales Homenaje
al Sol” donde esta última mide 27 metros de altura.

Abarcando así sus obras destacadas, cabe mencionar a la persona


como tal, donde siempre se le caracterizó como un hombre de pocas
palabras, ya que su forma de pensar era que los pintores si querían
expresar algún sentimiento, lo debían hacer mediante sus trazos y no
con las palabras, ya que para eso existían los escritores. Lo que lo ayudo
mucho a sobresalir es que aparte de él y el conocidísimo grupo de 3 que
conformaban Rivera, Orozco y Siqueiros, fueron considerados como
difusores de la cultura mexicana a nivel mundial, y gracias a sus
trabajos, actualmente los artistas mexicanos son reconocidos en
Rufino Arellanes Tamayo
(1899-1991)

cualquier parte del globo, lo que hasta la fecha ha abierto las puertas a
las nuevas generaciones para expresar su arte.

Todo el trabajo de Tamayo siempre fue bien visto y bien


recompensado ya que obtuvo bastantes galardones en Paris, en Italia y
hasta ser considerado “Hijo Predilecto de Oaxaca”, y honestamente no
me gustaría mencionar como murió, si no mejor recordar cómo vivió, el
legado que dejó y sobre todo el arte que mostro en todo el mundo
mientras en todo ese tiempo se vivieron 2 Guerras Mundiales…