Está en la página 1de 10

SIPRI Fact Sheet

April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

TENDENCIAS GASTOS MILITARES MUNDIALES, 2015

SAM PERLO-FREEMAN, AUDE FLEURANT, PIETER WEZEMAN AND SIEMON


WEZEMAN

Los gastos militares mundiales en 2015 se estimaban en 1676.000 millones de dólares, lo que representa
un aumento del 1,0 por ciento en términos reales a partir de 2014.1 El gasto total fue equivalente al 2,3
por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial. Este es el primer aumento en el gasto militar
mundial desde 2011. El total aumentó continuamente durante 13 años entre 1998 y 2011, antes de
disminuir ligeramente entre 2011 y 2014 (ver gráfico 1).
La base de datos del gasto
militar del SIPRI,
disponible en
http://www.sipri.org/datab
ases/milex/ , se actualizó
el 5 de abril de 2016 para
incluir nuevos datos sobre
los gastos militares en
2015. Esta hoja
informativa destaca las
tendencias regionales y
nacionales, en 2015 y
entre 2006 y 2015, como
lo revelan los nuevos
datos. Los gastos militares
en América del Norte y
Europa Occidental
cayeron de nuevo en 2015,
pero a un ritmo más lento que en años anteriores. África, disminuyó sus gastos militares rompiendo una
tendencia de 11 años de aumento de gastos. Los gastos en América Latina y el Caribe también
disminuyeron. En contraste, el gasto en Europa Central y Oriental siguió aumentando drásticamente.
También hubo aumentos sustanciales en Asia y Oceanía y en los países de Oriente Medio para los cuales
se dispone de datos.

1
Todos los totales excluyen cifras para ciertos países para los que se juzga que no se pueden hacer estimaciones razonables
debido a la falta de datos a largo plazo. Estos países son Cuba, Eritrea, Corea del Norte, Somalia, Sudán, Siria, Turkmenistán y
Uzbekistán. A menos que se indique lo contrario, las cifras del dólar para el gasto militar nacional, regional o global en 2015 se
refieren al gasto a precios corrientes y tipos de cambio, es decir, Convertidos de moneda nacional a dólares estadounidenses al
tipo de cambio promedio de mercado o oficial para 2015. Las cifras para los cambios porcentuales entre 2 años, a menos que
se indique lo contrario, se dan en términos reales, es decir, ajustado por inflación. La base de datos de gastos militares del
SIPRI incluye cifras para cada país y región en dólares estadounidenses constantes (2014), que es la base para los cálculos en
términos reales. Esto significa que las cifras en moneda local se ajustan en primer lugar para la inflación en cada país para
expresarlas a precios de 2014 y luego se convierten en dólares estadounidenses al tipo de cambio promedio de mercado u
oficial para 2014.
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

La fuerte caída de los precios del petróleo que


comenzó a finales de 2014 ha llevado a una
reducción abrupta del gasto militar en varios
países que habían aumentado sus niveles de
gasto en los últimos años. Estos incluyen
Angola, Chad, Ecuador, Kazajstán, Omán,
Sudán del Sur y Venezuela. Sin embargo,
otros países dependientes de los ingresos
petroleros siguieron aumentando el gasto,
incluidos Argelia, Azerbaiyán, Rusia y
Arabia Saudita, aunque en los dos últimos
casos se espera que el gasto disminuya en
2016.

LOS TOP 15 GANADORES MILITARES


EN 2015

No hubo cambios en los países que incluían a


los 15 principales gastadores en el 2015 en
comparación con 2014, aunque hubo algunos
cambios en el orden (véase el cuadro 1).
Estados Unidos, con un gasto total de
596.000 millones de dólares, sigue siendo el
gastador militar más grande del mundo, casi
tres veces el nivel de China, que ocupa el
segundo lugar. No obstante, el gasto militar
estadounidense siguió disminuyendo en 2015,
pero a su tasa anual más lenta desde 2011 (-
2,4 por ciento). Las proyecciones para el
2016 indican que el gasto militar de Estados
Unidos seguirá siendo aproximadamente constante en términos reales.
Desde el pico más reciente de 2010, el gasto militar de Estados Unidos ha disminuido en un 21 por ciento
debido al retiro de la mayor parte de sus tropas de Afganistán e Irak y el impacto de la Ley de Control del
Presupuesto de 2011. El BCA impuso recortes generalizados en todos los departamentos ejecutivos
federales de Estados Unidos, pero su impacto se ha visto mitigado por los acuerdos presupuestarios a
corto plazo en 2014 y 2015, incluyendo medidas para aumentar el gasto militar. A pesar de la tendencia a
la baja del gasto de los Estados Unidos en los últimos cinco años, la participación de los Estados Unidos
en el gasto militar mundial sigue siendo elevada, con un 36% (véase el gráfico 2). China se mantuvo en
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

segundo lugar, con un aumento del gasto del 7,4 por ciento en 2015, aunque la tasa de aumento está
comenzando a disminuir en línea con el debilitamiento del crecimiento económico.2
Arabia Saudita superó a Rusia para convertirse
en el tercer mayor gastador, debido
principalmente a la caída en el valor del rublo.
A pesar del gasto adicional de Arabia Saudita
en operaciones militares en Yemen, su tasa de
crecimiento anual también se desaceleró
(5,7%) debido a la fuerte caída del precio del
petróleo. La caída de los precios del petróleo
hizo que el aumento de Rusia del 7,5 por ciento
en 2015 fuera considerablemente inferior al
proyectado en su presupuesto. Además, el
presupuesto de 2016 muestra una reducción del
gasto militar. Sin embargo, Arabia Saudita y
Rusia registraron los mayores niveles de gasto
militar como proporción del PIB desde 1990
(13,7% y 5,4%, respectivamente).
La caída en el valor del euro fue un factor
importante detrás de la subida del Reino Unido
a la quinta posición por encima de Francia, que cayó a séptimo, y Japón superando a Alemania para pasar
a octavo lugar. Entre los 15 principales países en 2015, Australia registró el mayor crecimiento (7,8%),
mientras que Italia (-9,9%) registró el mayor descenso. También hubo caídas moderadas para Francia,
Brasil e Israel, y pequeños aumentos en Alemania y Corea del Sur.

TENDENCIAS REGIONALES
Tanto en Asia como en Oceanía, el gasto militar
aumentó un 5,4% en 2015 y un 64% entre 2006 y
2015, llegando a 436.000 millones de dólares en
2015 a precios corrientes y tipos de cambio (véase
el cuadro 2). China tenía, con mucho, el gasto
militar más alto de la región: unos 215.000
millones de dólares, es decir, el 49% del gasto
regional. Esto era más de cuatro veces el de la
India, que fue el segundo mayor gastador de la
región.

2
Las estimaciones del gasto militar del SIPRI para China han sido revisadas a la baja desde la edición anterior de la Base de
Datos de Gastos Militares del SIPRI publicada en 2015.
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

Casi todos los países de la región aumentaron su gasto entre 2006 y 2015. Sin embargo, el nivel de
crecimiento varió ampliamente: Afganistán, Nueva Zelanda y Singapur crecieron alrededor del 9 por
ciento en comparación con China e Indonesia, que crecieron 132 y 150 por ciento. Mente. Sólo Fiji
registró una disminución significativa entre 2006 y 2015 (-23%). El gasto de Japón bajó un 0,5 por ciento
durante el período.
Las tensiones crecientes con China sobre el Mar de China meridional se reflejan en un crecimiento
sustancial del gasto militar en 2015 por Indonesia (16%), Filipinas (25%) y Vietnam (7,6%). Japón
también comenzó a aumentar el gasto en 2015 después de años de declive, señalando las crecientes
percepciones de amenazas de China y Corea del Norte.
El gasto militar de la India en 2015 fue de 51.300 millones de dólares, un aumento del 0,4 por ciento.
India planea aumentar los gastos militares en un 8% (en términos reales) en 2016, en parte para financiar
muchos grandes programas de adquisiciones en curso y planificados. Afganistán redujo sus gastos en un
19 por ciento a 199 millones de dólares en 2015, lo cual es quizás sorprendente ya que las fuerzas afganas
han asumido la responsabilidad de la seguridad tras el retiro de la mayoría de las tropas extranjeras. Sin
embargo, el ejército de Afganistán está financiado principalmente por la ayuda militar de donantes
extranjeros, que ascendieron a $ 5,35 mil millones en 2015.

EUROPA
El gasto militar europeo aumentó un 1,7
por ciento en 2015 a 328.000 millones de
dólares, un 5,4 por ciento más que en
2006 (véase el cuadro 3). Los gastos en
Europa occidental y central ascendieron
a 253.000 millones de dólares, un 0,2 por
ciento menos que en 2014 y un 8,5 por
ciento menos que en 2006 (véase la
figura 3). Los gastos en Europa Oriental
ascendieron a 74.400 millones de
dólares, un 7,5% más que en 2014 y un
90% más que en 2006.
Hubo señales en 2015 de que la disminución del gasto militar en Europa Occidental y Central, que se ha
mantenido desde 2010, puede llegar a su fin. Si bien el gasto militar en Europa occidental siguió
disminuyendo (un 1,3% en 2015), por primera vez desde 2009 el número de países de la subregión que
aumentaron los gastos fue mayor que el de los que redujeron los gastos. Los tres mayores consumidores
de Europa Occidental -el Reino Unido, Francia y Alemania- han señalado un crecimiento del gasto en los
próximos años.
Los gastos militares en Europa Central aumentaron por segundo año consecutivo (un 13%), con una clara
mayoría de países que aumentaron el gasto.
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

El gasto total en 2015 fue ligeramente superior a su máximo anterior en 2007. El crecimiento del gasto
militar fue más evidente en los países fronterizos con Rusia o Ucrania, lo que refleja el temor creciente de
una amenaza de Rusia. Polonia impulsó el gasto en un 22 por ciento a 10.500 millones de dólares en línea
con su plan de modernización militar de 10.000 millones de dólares y el gasto militar alcanzó el 2.2 por
ciento de su PIB en 2015. Rumania aumentó el gasto en un 11 por ciento a 2.500 millones de dólares y
declaró su intención Elevar su carga militar del actual 1,4 por ciento del PIB a la meta de la Organización
del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) del 2 por ciento para 2017. El presupuesto inicial de defensa de
Rumania para 2016 muestra un aumento adicional del 53 por ciento. Mientras tanto, el gasto de
Eslovaquia aumentó un 17 por ciento, y los Estados bálticos-Estonia, Letonia y Lituania- incrementaron
sus gastos militares en 6,6, 14 y 33 por ciento, respectivamente. El gasto total de los miembros europeos
de la OTAN (incluyendo Turquía) fue de $ 250 mil millones, un 0,3 por ciento menos que en 2014.
En Europa Oriental, el gasto militar de Rusia en 2015 fue de 66.400 millones de dólares, un 7,5 por ciento
más que en 2014, y un 91 por ciento más que en 2006. La crisis económica relacionada con la caída de los
precios del petróleo y el gas. El gobierno se vio obligado a recortar el gasto presupuestado en todos los
departamentos a principios de 2015. Los gastos militares reales fueron un 3% más bajos, en 2015 de lo
previsto inicialmente.
Sin embargo, los recortes presupuestarios para otros departamentos fueron más cercanos al 10%. En
respuesta a nuevas caídas en el precio del petróleo, el presupuesto de defensa previsto para 2016 es
aproximadamente un 9% inferior en términos reales que el gasto en 2015.
El gasto militar de Ucrania en 2015 fue de 3.600 millones de dólares, un aumento del 10% en
comparación con 2014. Con la lucha en el este de Ucrania en 2015, el presupuesto militar se revisó varias
veces durante el año. El gasto militar de Ucrania ha aumentado en un 61 por ciento desde 2006,
incluyendo un aumento del 34 por ciento desde el 2013 solamente.
En el Cáucaso Meridional, Azerbaiyán gastó 3.000 millones de dólares en 2015, un 165 por ciento más
que en 2006. A pesar de la caída de los precios del petróleo, el gasto militar de Azerbaiyán fue un 8,0 por
ciento mayor en 2015 que en 2014 debido al aumento de las tensiones con Armenia Sobre Nagorno-
Karabaj. Azerbaiyán depende en gran medida de los ingresos petroleros y su presupuesto preliminar de
2016 indica una reducción del gasto militar. El gasto militar de Armenia en 2015 (447 millones de
dólares) fue sustancialmente inferior al de su vecino, pero aumentó un 7,7% respecto de 2014 y un 71%
más que en 2006.

EL MEDIO ORIENTE
SIPRI no está publicando una estimación para el Medio Oriente para 2015, ya que los datos para 2015 no
están disponibles para varios países. Los totales regionales compilados por el SIPRI a menudo incluyen
estimaciones cuando faltan datos para ciertos países. Sin embargo, este enfoque habría producido datos
altamente inciertos para el Oriente Medio en 2015, dado el gran número de países para los que no se
dispone de información, el tamaño de su participación respectiva en el gasto regional total y la volátil
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

situación regional. Para los países para los que se dispone de datos, el gasto militar aumentó un 4,1% en
2015.3
Arabia Saudí es, con mucho, el mayor gastador militar de la región, con un estimado de $ 87.200 millones
en 2015. Su gasto se duplicó entre 2006 y 2015; Sin embargo, sus cifras de gastos militares son inciertas,
ya que sólo se ha publicado el presupuesto inicial para “defensa y seguridad”. El gasto gubernamental
total anual real ha sido significativamente superior al presupuestado para cada año desde 2010. Se
informó que el 17 por ciento del gasto total del gobierno en 2015 provino de un incremento de $ 5,3 mil
millones en gastos militares y de seguridad debido a la intervención militar saudita en Yemen. La caída
de los precios del petróleo ha llevado a una reducción del presupuesto de defensa y seguridad para 2016,
aunque se ha previsto un "apoyo presupuestario" sustancial para permitir la flexibilidad en el presupuesto
global; Parte de este apoyo se puede utilizar para gastos militares.
El aumento más grande en la región -y de hecho en el mundo- entre 2006 y 2015 fue por parte de Irak. Ha
reconstruido sus fuerzas armadas después de la invasión liderada por Estados Unidos y su posterior
retirada, y ahora está envuelta en una guerra con el Estado Islámico. El gasto militar del Iraq ascendió a
13.100 millones de dólares en 2015, un 35% más que en 2014 y un 536% más que en 2006 (véase el
cuadro 6 en la página 7). El gasto militar de Irán disminuyó en un 30 por ciento entre 2006 y 2015, con un
gasto en 2015 de $ 10.3 mil millones. La principal caída ocurrió en 2012-13 después de que la Unión
Europea impusiera una serie de sanciones económicas y financieras contra Irán en enero de 2012. Se
espera que el levantamiento de la UE (y algunas sanciones estadounidenses) en enero de 2016 impulse la
economía iraní y puede conducir a un aumento del gasto militar.

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE


El gasto militar en América Latina y el
Caribe cayó un 2,9 por ciento en 2015 a
67,0 mil millones de dólares, aunque sigue
siendo un 33 por ciento superior al de
2006. En Sudamérica el gasto militar fue
de 57,6 mil millones de dólares, un 4,0
por ciento menos que en 2014, En
comparación con 2006 (véase el cuadro
4). En América Central y el Caribe, el
gasto militar total fue de 9.500 millones
de dólares, un 3,7% más que en 2014 y un
84% más que en 2006.
La caída del gasto sudamericano fue el resultado de un recorte del 64 por ciento en el presupuesto militar
de Venezuela, afectado por una grave crisis económica, en gran parte como consecuencia de la caída del
precio del petróleo. Se prevé que el PIB real disminuirá un 10 por ciento en 2015, con un descenso de los

3
Los países con datos que faltan para 2015 son Kuwait, Qatar, Siria, los Emiratos Árabes Unidos y Yemen.
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

ingresos generales del gobierno del 63 por ciento en términos reales. Sin embargo, como la inflación fue
de aproximadamente 159% en 2015, el gasto real pudo haber sido más alto de lo presupuestado, por lo
que las cifras para Venezuela deben ser tratadas con precaución.
Ecuador -que ha tenido altos niveles de gastos militares durante varios años financiados por los crecientes
ingresos petroleros- recortó el gasto en un 11 por ciento en 2015. El gasto militar de Brasil también cayó
un 2,2 por ciento mientras el país experimentaba una recesión económica. Sin embargo, varios otros
países sudamericanos en una posición económica más fuerte aumentaron significativamente su gasto
militar en 2015, incluyendo Colombia, Guyana, Paraguay, Perú y Uruguay.
En Centroamérica, las tendencias de gasto militar son impulsadas por los niveles extremos de la
delincuencia organizada violenta, ya que las fuerzas militares se han involucrado cada vez más en la lucha
contra las bandas de narcotraficantes y los cárteles. El gasto militar de México siguió aumentando en
2015 (un 3,6 por ciento) alcanzando 7.700 millones de dólares, un 92 por ciento más que en 2006. El
gasto militar en Honduras -cuya segunda tasa mundial de homicidios- aumentó en un 186 por ciento entre
2006 y 2015, El mayor aumento en la subregión. El gasto militar de Honduras incluye parte de los
ingresos de un “impuesto especial a la seguridad de la población” impuesto en 2012 para proporcionar
fondos adicionales a las fuerzas armadas, la policía y las agencias de inteligencia.

ÁFRICA
Los gastos militares en África
disminuyeron un 5,3 por ciento en 2015,
llegando a un valor estimado de 37.000
millones de dólares, tras 11 años continuos
de aumento del gasto (véase el cuadro 5). 4
El gasto total en 2015 se mantuvo un 68
por ciento superior al de 2006. El gasto
militar en África septentrional Fue de
17.900 millones de dólares, un 2,1 por
ciento más que en 2014 y un 148 por
ciento en comparación con 2006, mientras
que el gasto en África subsahariana fue de 19.100 millones de dólares, un 11 por ciento menos que en
2014, pero un 30 por ciento más que en 2006.
La tendencia en el África subsahariana estuvo dominada por una caída del 42 por ciento en el gasto de
Angola debido a la disminución de los ingresos petroleros que representan alrededor del 70 por ciento de
los ingresos públicos. Otros países dependientes de los ingresos del petróleo en África parecían estar
menos afectados. En el norte de África, el gasto militar de Argelia siguió aumentando (un 5,2%) en 2015,
alcanzando los 10.400 millones de dólares.

4
Este total excluye a Eritrea y Sudán. Debido a la falta de datos disponibles, el SIPRI no pudo hacer estimaciones confiables
para estos países para su inclusión en el total regional.
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

El gasto militar de Chad aumentó y disminuyó significativamente en 2006-15. Los ingresos petroleros y
el gasto militar crecieron rápidamente durante la guerra civil, que duró de 2005 a 2009. Sin embargo, el
fin de la guerra civil y la fuerte caída de los precios del petróleo provocaron una disminución del 66% en
el gasto militar del Chad entre 2013 y 2015.
El gasto militar de Nigeria cayó un 2,5 por ciento entre 2014 y 2015, a pesar de las operaciones militares
en curso contra Boko Haram. Sin embargo, a finales de 2015, un informe de un comité gubernamental
sobre malversación de fondos en adquisiciones militares afirmó que el comité había identificado
“intervenciones” extrapresupuestarias por un total de al menos 6.600 millones de dólares durante el
período 2007-15. Si la afirmación es exacta, podría significar que el gasto militar nigeriano real fue más
del 30 por ciento superior al reportado.
El impacto del conflicto en el gasto militar fue más claro en Malí, que aumentó sus gastos militares en un
66% entre 2014 y 2015 y en un 185% entre 2006 y 2015. Kenia, que ha estado implicada militarmente en
el conflicto de Somalia Desde 2011, aumentó su gasto militar en un 22 por ciento entre 2014 y 2015, y un
47 por ciento entre 2006 y 2015.
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

BASE DE DATOS DEL GASTO MILITAR SIPRI


La base de datos de gastos militares del SIPRI proporciona gastos militares de datos por país para los
años 1988-2015
- en moneda local, a precios corrientes,
- en dólares estadounidenses, a precios y tipos de cambio constantes (2014)
- como proporción (%) del producto interno bruto (PIB),
- per cápita, en dólares estadounidenses corrientes, y
- como porcentaje (%) del gasto de las administraciones públicas.
Los datos del gasto militar del SIPRI se basan únicamente en fuentes abiertas, que el SIPRI envía
anualmente a los gobiernos. Los datos recolectados
Los datos se procesan para lograr series de tiempo consistentes que son, en la medida de lo posible,
De acuerdo con la definición de gastos militares del SIPRI. Los Base de datos y más detalles sobre las
fuentes y métodos utilizados están disponibles En http://www.sipri.org/databases/milex/

La definición de gasto militar


Cuando sea posible, los datos del gasto militar del SIPRI incluyen todos los gastos
• las fuerzas armadas, incluidas las fuerzas de mantenimiento de la paz,
• Ministerios de Defensa y otros organismos gubernamentales dedicados a proyectos de defensa,
• las fuerzas paramilitares, cuando se les considera capacitadas y equipadas para operaciones militares, y
• actividades espaciales militares.

Estos gastos deben incluir


• personal militar y civil, incluidas las pensiones de jubilación del personal militar y los servicios sociales
para el personal,
• operaciones y mantenimiento,
• adquisiciones,
• investigación y desarrollo militar, y
• ayuda militar (en el gasto militar del país donante).
La defensa civil y el gasto corriente en actividades militares anteriores -como los beneficios de los
veteranos, la desmovilización y la destrucción de armas- quedan excluidos

SOBRE LOS AUTORES


Dr. Sam Perlo-Freeman (Reino Unido) es Investigador Principal del Programa de Gastos Armados y de
Gastos Militares del SIPRI y Jefe del Proyecto de Gastos Militares.
Aude Fleurant (Canadá / Francia) es Director del Programa de Gastos Armados y Militares del SIPRI.
Pieter Wezeman (Países Bajos / Suecia) es Investigador Principal del Programa de Gastos Armados y
Militares del SIPRI.
SIPRI Fact Sheet
April 2016
EMBARGOED UNTIL 5 APRIL 2016, 00:01 AM CE

Siemon Wezeman (Países Bajos) es Investigador Principal del Programa SIPRI de Armas y Gastos
Militares.