Está en la página 1de 1

“FUENTE OVEJUNA”

Una de las obras más conocidas –si no es que la más- de Lope de Vega (1562-1635). El tema
es muy interesante por su escaza recurrencia –según mis escasas nociones- en el teatro de
esta época: un pueblo que sufre abusos por parte de su gobernante y decide hacer justicia por
su propia mano asesinándolo.
Lo que la hace grande en significado–además de lo insólito del suceso- es la solidaridad y
complicidad que manifiestan los habitantes. Si bien existe individualidad en los personajes,
ya que poseen nombres, atributos y sus historias particulares se manifiestan, el personaje se
constituye de manera colectiva: no es uno, no fue uno el que mató al comendador, fue Fuente
Ovejuna.
Personalmente, la primera vez que la leí me sorprendió por cuán vigente resultaba este tópico,
recordándome rápidamente a un relato contemporáneo: “La muerte tiene permiso” de
Edmundo Valadés (1915-1994).