Está en la página 1de 21
ervencion crisis a cargo las enfermeras otros profesionales la salud EACOEACOLACTOEACTOR EACGEACTGEACGTOZACGE David S. Siegel Karl A, Siaikeu Gordon M. Kimbrell as enfermeras y otros profesionales de la salud tienen una influencia directa acrrea de cOmo los pacientes resuelven las crisis vitales (Brownell, 1984; Regan, 1982). Como se analizé en el capitulo 4 (“Las crisis circunstanciales”), {as enfermeras tienen un acceso fécil alos individuos y sus familias que estin batallando con las reacciones de crisis asociadas con las hetidas fistens yla enfermedad. Como miembros del equipo de tratamiento médico, las enfermerna estin presentes cuando los pacientes escuchan acerca de la existencia y hs implicaciones de amptio rango de la enfermedad 0 las heridas, Es en este punto que pueden otorgarse los primeros auxilios Psicoldgicos. La’ enfermeras y otros miembros de los equipos del cuidado dela salud (iédicos, rabajadores sociales, {crapeulas fisicos, consejeros de rehabilitacién y capellanes de hospitales) Y para hacer importantes intervenciones en el mismo Un segundo punto de contacto por pate de las enfermeras y otros profesio- nales de la salud implica las cuestiones (y piden un trata- into “médico"), relacionados con incidemtes determinantes dela vi [Véase el capftulo 2 con respecto a ta retacién entre los incidentes de la vida yla enfermedad isiea Holmes y Rahe, 1967),]Elreto para elequipo paral cuiéada elasaludes, enestos casos, diagnosticar de manera apropiada laretacign entre los sintomas fisicos y las crisis vitales (como el divorcio, el desempleo, la Imigracién 0 To que sea) y realizar recomendaciones de tratamiento o canal 269 270 wa intervencién en crisis: Manual.. zaciones ala terapia para crisis, ls cuales son congruentes con los princi la efectiva resolucién de la crisis. \e6rico en intervencién en crisis, mientras estén on las escuelas de todavia, muchos otros miembros del personal de los hospitales no han entrenados de manera adecuada y no se sienten eémodos al trata con paci ue sufren crisis reactivas, Porafiadidura, como lo informé Zind (1974), at ¥ tealar con el componente emocional de los problemas de los pacientes siempre se considera una alta prioridad en el sistema hospitalario. Son aspectos {écnicos y orientados hacia una tareaen el trabajo de apoyo los que frecuencia son mds minuciosamente analizados, Consecuentemente, el critico, exigente o sollozante paciente puede ser deliberadamente exclui evitado por el personal del hospital. Por ello, aum en los casos en los que miembros del personal estin entrenados, el sistema hospitalario puede int con la adecuada asuncién por parte de éstos del papel para la interven en crisi Primero repasaremos la creciente bibliograffa acerca de la intervenciéa Ceisisen torno de problemas que comienzan principalmente como preocup nes médicas, y ello incluira una secciGn acerca de discapacidad ervna Continuaremos esto con sugerencias para futura investigacidn, lo mismo con pautas generales y propuestas para el uso del modelo de crisis por de las enfermeras y profesionales de la salud que tratan con el rango corn to de las crisis circunstanciales y para el desarrollo, REPASO A LA BIBLIOGRAFIA Enfermedad critica 0 trauma en la unidad de cuidado intensivo Existen muchos tipos de unidades de cuidado intensivo (UCD, que se espec lizan en proporcionar cuidado de alto nivel técnico a los pacientes enfermos Heridos de manera grave. Los pacientes que s¢almiten en estas unidades estan, Ge modo invariable, en medio de una crisis multifacética, El micleo de la erica ¢s la confrontacién con la amenaza al cuerpo de uno (como la pérdida Ue une funcién, la desfiguracion o aun la muerte), Este abrumador atague al sentido oe laimagen corporal también se acompatia por intensos sentimientos de indefen, sin, dependencia y humillacién. Muchos escritores han hecho notar que el principal ambiente para la Ui Puede volverse un peligro emocional para el paciente (Kuenzi y Fenton, 1975- Rosen, 1975; Schnaper y Cowley, 1976; Williams y Rice, 1977). El impacto de tal ambiente lo han descrito Hay y Oken (1972); Intervencion en crisis a cargo de las enfermeras y... wax 271 De modo inicial, el mayor impacto proviene de la intrincada maquinaria, con sus luces destellantes, el monitor zumbante y con sonidos agudos, las gorgo- teantes bombas de succi6n y los silbantes aparatos de respiracién artificial... Seres humanos desesperadamente enfermos, demacrados y dafiados, son enganchados a esa maquinaria. Y, por afiadidura al estimuld mecinico, uno puede percibir los lamentos, lantos, gritos y los ultimos resuellos de la vida. Panoramas de sangre, vomitos y excrementos, genitales al descubierto, Cuerpos consumidos y mutilados y de personas inconscientes y desvalidas agreden al entendimiento (pagina 110). De modo obvio, ésta es con frecuencia una experiencia aterradora y lena de tensiones para el paciente, lo mismo que para la familia. Algunas veces los pacientesse encuentran a simismosen unaUCI después de haberestadoen coma © semiinconscientes. Otros pacientes han sido medicados de manera que sus percepciones de lo que pasa con ellos ya su alrededor, esté distorsionada, Y aun, otros pacientes traumiticos despiertan y tienen amnesia acerca de los aconteci- mientos asociados con su hospitalizacién (Schnaper y Cowley, 1976). Varias secuelas psicolégicas para el taumatismo y la enfermedad grave se han notificado en las UCI (Crupie, 1976; Keily, 1976; Schnaper y Cowley, 1976; Sund, 1976; Weisath, 1976). Esta gama deestadosdeagitaciGn, ansiedad, temor, delirio y depresién de las reacciones de apariencia psicstica, que incluyen Jos delitios y las alucinaciones. Es muy probable que los efectos ambientales de las UCI, como son la sobreestimulacisn; la pérdida del suefio, la capacidad sensorial y la pérdida de la percepcién de los cambios del dia pueden desem- peftar un papel en la precipitacién de esta clase de reacciones. Los miembros de la familia del paciente de UCI también probablemente estén en crisis, y de este ambiente puede esperarse que les afiada tensién por igual. Confrontados con la posible pérdida de un ser querido, la familia puede también estar bregando para adaptarse en Jo estructural con la ausencia de un miembro significative de la misma (Minuchin, 1974a). Coro lo destacan Williams y Rice (1977), el desequilibrio resultamte-en el sistema familiar constituye una crisis importante. Los miembros de Ja familia deben tratar con unamultitud de profesionales de la salud, quienes estén ocupados con responder de modo répido y técnico a complicadas situaciones de vida 0 muerte. Se encuentran a si mismos en un ambiente tenso en extremo, rodeados por un equipo y por personas que desempefian tareas que se comprenden tinicamente, si es que ello sucede en lo absoluto, de manera vaga. Kuenzi y Fenton (1975) han presentado algunos principios generales de la intervenci6n en crisis para las enfermeras que lidian con pacientes en las UCI. Estos principios ponen énfasis en la importancia de la comunicacién: ‘Al paclente deberia dérsele informacién frecuente acerca de su estado y Progreso. Todas las actividades de las enfermeras y otro personal de la salud, Que de manera directa o indirecta afecta al paciente, deberian explicarse de un modo adecuado. Deberia explicarse todo acerca del equipo utilizado y el propésito del mismo, y deberian contestarse todas las preguntas (pagina 832). Kuenzi y Fenton (1975) también sugieren que las enfermeras desempetten un Papel activo en ta discusién con el paciente acerca de distintas preocupaciones con respecto a la muerte, la desfiguracién del cuerpo, las condiciones de otros pacientes cercanos y el proceso de recuperacién,