Está en la página 1de 38

A Dios y nuestros padres gracias

por todo el cariño ,comprensión y


confianza que nos dan día a día
para salir adelante; también al
profesor que nos ayuda en este
largo proceso de formación
académica.
INTRODUCCION:

En el siguiente trabajo desenmarañemos a la prueba documental del nuevo


código procesal penal existiendo dos tipos, pero no únicos, de clasificación la
más conocida y tradicional la clasificación de documentos públicos y
documentos privados. Hablaremos también de la incorporación al proceso, del
reconocimiento, Traducción, Transcripción y Visualización de documentos.

Podremos apreciar los tipos de pericias las cuales con sus grandes
conocimientos nos acercan a la verdad y a la probación del hecho. Saber que
el Derecho necesita de aliados de otras ciencias ya sean artísticas, científicas
y químicas. Esta unión logra un medio de prueba que sirve al juez ara conocer
los hechos tal cual fueron.
LA PERICIA

Es toda operación efectuada por un perito, con conocimientos calificados,


experiencia y habilidad reconocida en una ciencia o arte.
La obligación que tienen determinadas personas, poseedoras de título oficial
que lo acredita en el dominio de una ciencia, arte o conocimientos prácticos
especiales, de aceptar la designación para realizar determinada declaración de
conocimiento valorativo de un hecho" (Garcia Rada, 1965)

La pericia es un medio probatorio con el cual se intenta obtener para el


proceso, un dictamen fundado en especiales conocimientos científicos,
técnicos o artísticos, útil para el descubrimiento o valoración de un elemento de
prueba, mientras que el perito es una persona con conocimientos científicos o
artísticos de los que el Juez, por su específica preparación jurídica, puede
carecer, llamada al procedimiento precisamente para apreciar, mediante
máximas de experiencia especializadas propias de su preparación, algún
hecho o circunstancia que han sido adquiridas con anterioridad por otros
medios de averiguación y sean de interés o necesidad para la investigación, es
decir, el perito es el llamado por la ley para ejecutar la prueba pericial de
conformidad con sus especiales conocimientos del saber científico, utilizando
para ello métodos y técnicas que legitiman su apreciación especializada sobre
los hechos. (Palacios Dextre, 2011)

También se le considera como una expresión de conocimientos que se refleja


en forma necesaria para la valoración de una prueba, ordenada por la
autoridad competente y realizada por personas que son expertas en su arte y
que a la vez son distintas a las del proceso. De esta manera lo que caracteriza
a la pericia es el venir a ser una declaración técnica sobre una prueba, la que
es emitida por un especialista en la correspondiente materia y con las garantías
y formalidades que la ley establece. (Ore Guardia, 1993)

Respecto a este tema se dice que: Al Juez durante la tramitación del proceso,
se le presenta una serie de problemas que deben ser resueltos para poder
llegar a establecer la verdad. Para conseguir este fin, es requisito contar con
una serie de conocimientos especiales, que muchas veces no están al alcance
del Juez, por lo que este debe asesorarse por personas técnicas, a fin que lo
asistan en el conocimiento de asuntos especiales o científicos, para poder
llegar a conocer y comprender mejor el hecho que trata de investigar. De tal
manera que, la pericia es la declaración técnica sobre un punto que hacen las
personas nombradas por el Juez y distinta de las que intervienen en el proceso,
luego de examinar a personas o cosas, después de la perpetración de un
delito. (Del Valle Randich, 1963)

La pericia es el medio probatorio con el cual se intenta obtener para el proceso,


un dictamen fundado en especiales conocimientos científicos o artísticos, útiles
para el descubrimiento o valoración de un elemento de prueba.
La prueba pericial es un medio probatorio. Consiste en la apreciación de los
hechos por personas especializadas o peritos en una determinada ciencia o
arte. Son llamados por el Juez cuando este no se encuentra en condiciones de
conocer por sus propios conocimientos, los hechos materia de controversia.

Se tendrá en cuenta que la pericia nace de la necesidad de proporcionar al


Fiscal o al Juez una serie de conocimientos científicos que no conocen, y ello le
servirá para apreciar en su justo valor las pruebas aportadas, recayendo la
elección de peritos en personas que poseen determinadas aptitudes y
preparación científica.

Notas de la pericia:
a. Es por comisión del Juez, y constituye por ello un mandato imperativo.
b. Es parecer del perito, que de ninguna manera obliga al Fiscal o al Juzgador,
quienes lo pueden o no aceptar. Lo que se le pidió fue una opinión técnica, no
se le delegó funciones de característica jurisdiccional.
c. Es una operación mental que se expresa en la opinión técnica sobre algo
que el Fiscal o el Juzgador no lo pueden hacer por carencia de conocimientos
especiales o por falta de instrumentos técnico-científicos. (Gustavo Cornejo,
1995)
2 EL PERITO

Viene a ser toda persona competente en determinada ciencia, arte o industria y


que asesora al Fiscal y Juez respecto de algún hecho o circunstancia, cuya
apreciación exige conocimientos de carácter técnico.
Es la persona elegida, en razón a sus conocimientos técnicos, por el Juez o las
partes o también, por un tercero designado por la ley y que tienen la misión,
luego de prestar juramento, de proceder a examinar, efectuar comprobaciones
y apreciaciones de hechos cuyo resultado consigna en una memoria o informe.
El perito viene a ser la persona competente en determinada materia de
conocimientos y que es llamada para emitir dictamen sobre algún punto a
dilucidar, con oportunidad o motivo de haberse suscitado una controversia
judicial. (Garcia Rada, 1965)

Actualmente los peritos son nombrados por el Juez de la causa, quien está
informado del tipo de especialista que requiere frente a un caso determinado.
Además de sus conocimientos científicos, se tiene en cuenta su
profesionalización en forma preferente. Sólo en ausencia de estos se nombrará
a persona de conocida honorabilidad y competencia en la materia, según se
establece en el mencionado artículo. No está de más agregar, que para ser
perito se requiere, aparte de idoneidad, estar en ejercicio de sus derechos y
gozar de capacidad metal. (De la Cruz Espejo, 2007)

Perito (del latín Peritus) es sinónimo de sabio, experto, experimentado, el que


tiene título del Estado en determinada materia. El que poseyendo especiales
conocimientos técnicos o prácticos, informa, bajo juramento, al juzgador sobre
puntos litigiosos. En cuanto se relaciona con su especial saber o experiencia.
En una causa penal la intervención de los peritos tiene lugar cuando se
presentan cuestiones de fondo, que es imprescindible esclarecer y el juzgador
no cuenta con los conocimientos necesarios por ser ajenos a sus estudios,
debiendo solicitar la intervención de expertos para que, con el auxilio de su
ciencia, puedan proporcionar los conocimientos que se requieren para lograr
una convicción. (Marcone Morello, 1991)
Aún más, si fuera el caso de que el juez tuviera esos conocimientos o lo tuviere
algunas de las partes, es preciso que alguien ajeno a los intereses del proceso,
y con la finalidad de guardar las formas procesales sea quien opine, luego de
efectuar un estudio, que es la pericia y que proporciona o brinda esos
conocimientos que están faltando y que son necesarios para la sentencia.

La participación de un perito en un proceso penal se basa en la circunstancia


de que ni el Fiscal ni el Juez, pueden saberlo o conocerlo todo, lo que origina
que tenga que recurrir a una persona que tenga conocimientos especializados
de naturaleza científica, técnica, artística o experiencia calificada. Es sabido
que el Magistrado carece de conocimientos técnicos especiales, conoce lo que
sabe un abogado, pero nada le obliga a conocer determinado arte o ciencia,,
ajeno a su profesión, y por ello necesita la colaboración de quien está enterado
de aquella materia (De la Cruz Espejo, 2007)

2.1 NOMBRAMIENTO DE PERITOS

El nombramiento del Perito es un procedimiento eminentemente formalista en


óbice a su relevancia en el Proceso Penal como medio de prueba estrictamente
técnico v especializado. En tales casos su nombramiento en la etapa de
Investigación Preparatoria corresponderá al Director de la Investigación (Fiscal)
en otros casos será el Juez competente o el Juez de la Investigación
Preparatoria en caso de prueba anticipada pues este último caso requiere de
su actuación bajo todas las garantías del principio acusatorio.
Cuando la Administración ha instituido ciertos peritos para que examinen y den
su parecer acerca de los hechos que son del dominio de la ciencia el Juez
instructor deberá asociarse de ellos desde luego en todos los casos a que
alcanza su competencia territorial: lo primero porque debe presumirse que tales
peritos poseen los conocimientos y la práctica necesaria y lo segundo porque la
ley concede el derecho de ser oídos como tales en ciertos determinados casos
en el de parto por ejemplo, pero sería conceder demasiado el suponer que su
palabra pueda hacer fe con referencia a cualquier otra cosa como si emanara
de verdaderos magistrados.
Se nombrará a los técnicos especializados que ejercen esta labor en los
diversos estamentos públicos, es decir son servidores públicos pueden estar
adscritos a departamentos especializados de la PNP u otros afines quienes al
sostener una relación laboral con el Estado deberán realizar esta función de
fauna gratuita pues se comprende en el ámbito de sus competencias
funcionales. En su defecto se procederá a nombrar a aquellos profesionales o
técnicos que se hallan inscritos en el Poder Judicial según las normas de su
órgano de gobierno.

Sí bien por lo general se nombrará a un solo perito, en razón de una materia


probatoria compleja, se podrá nombrar a más de dos peritos a efectos de
garantizar un esclarecimiento cognitivo más amplio y profundo así como la
objetividad que debe imperar en este tipo de pruebas siempre preservando las
formalidades que el caso amerita, y, de conformidad con el derecho de
intervención de las partes (de defensa y de Contradicción), tomándose en
cuenta para tales propósitos, las propuestas que sobre esta materia éstos
propongan. La labor pericial se encomendará, sin necesidad de designación
expresa, al Laboratorio de Criminalística de la Policía Nacional, a la Dirección
de Policía contra la Corrupción y al Instituto de Medicina Legal, así como a los
organismos del Estado que desarrollan labor científica o técnica, los que
prestarán su auxilio gratuitamente. También podrá encomendarse labor pericial
a universidades, institutos de investigación o personas jurídicas en general,
siempre que reúnan las cualidades necesarias para tal fin, con conocimiento de
las partes (Peña Cabrera Freyre, 2007)

Cuando se hace necesario el conocimiento especializado de naturaleza


científica, técnica, artística o de experiencia científica, el juez nombrará a dos
peritos, bien sea de oficio o petición de parte, indicando el punto o problema
sobre el cual incidirá la pericia. En caso de urgencia se puede designar tan solo
a un perito. Por otro lado, dicha designación ha de recaer preferentemente en
servidores públicos que pertenezcan a la policía, el instituto de medicina legal,
El Sistema Nacional de Control, Institutos superiores, Organismos técnicos de
los Ministerios y cualquier otro Organismo del Estado
En caso se designe a peritos que no son servidores del estado, el Juez a de
fijar prudencialmente, los honorarios de los peritos, entendiéndose que dicho
pago deberá cubrirse con fondos del estado.
El imputado, el actor civil o tercero civilmente responsable, puede cada uno
proponer y designar un perito de parte, teniendo el fiscal la potestad de
aceptarlo o no, y en caso de que lo acepte, dicho peritaje guardará las
formalidades de la ley, y desde ese monte, el perito de parte podrá presenciar
las pruebas periciales, hacer las observaciones del caso y dejar las constancias
que su técnica y su saber le aconseje. (De la Cruz Espejo, 2007)

FINALIDAD DE LA PERICIA
En forma general, el peritaje se da con la finalidad de una mejor explicación y
comprensión de algún hecho que requiere conocimientos especializados en
cualquier área del saber humano, y en forma específica en cuanto a su
finalidad.

a. En los delitos contra la vida: ver la causa de la muerte, su probable fecha si


intervino mano ajena; si ha existido aborto, si se ha dado la vida post-uterina en
el infanticidio, eventuales tipos de armas usadas
b. En las lesiones: las causas y naturaleza de estas, modo cómo han sido
causadas. Instrumentos utilizados, traumatismos e incapacidades.
c. En los delitos contra el Patrimonio: el monto de lo apropiado, sustraído o
dañado.
d. Establecer la identidad del sujeto activo, determinando su edad, sexo,
particularidades anatómicas y fisiológicas.
e. En los delitos contra la Libertad Sexual, si ha existido violencia, desfloración,
embarazo, virginidad, acto contra natura.
f.- En el envenenamiento, la calidad y cantidad de la sustancia ingerida y si ha
sido causante de la muerte. (Garcia Rada, 1965)

La finalidad de las diversas clases de pericia se puede catalogar de la siguiente


manera
1. identificar la identidad del agresor, determinando la edad, sexo,
particularidades anatómicas y fisiológicas.
2. en lo relativo a la muerte: Fecha y causa del deceso
3. En lesiones: Causa y naturaleza de este, modo como ha sido causas,
instrumentos utilizados, traumatismo e incapacidad.
4. En envenenamiento: calidad y cantidad de la sustancia ingerida y si a sido
causante de la muerte
5. En delitos contra la libertad sexual: virginidad, embarazo, etc.
6. En delitos contra la vida: causa de muerte, si ha sido por mano extraña, si hay
aborto; en infanticidio, si ha habido vida pos uterina (Palacios Dextre, 2011)

INCAPACIDAD Y EXCUSA PARA SER PERITO


De igual forma, que el testigo, sobre el perito recaen las mismas causales de
impedimento esto es, por razones de parentesco o por una pretérita relación
profesional con alguna de las partes, que pudiese poner en tela de juicio su
imparcialidad, de esta forma queda impedido de actuar como perito quien haya
sido suspendido o inhabilitado en el ejercicio de su profesión, quien ha sido
nombrado perito de parte en el mismo proceso o proceso conexo, y, quien haya
actuado como testigo en el proceso pues al haber asumido una determinada
posición sobre el objeto del proceso esto supone una apreciación subjetiva
incompatible con las condiciones que deben caracterizar al perito. (Peña
Cabrera Freyre, 2007)

Pueden surgir circunstancias que hagan imposible que una persona sea
nombrada o se desempeñe como perito, quedando inhábil en su actuación, así
como también pueden incurrir en causales que hagan necesarios su inmediata
excusa, que en el fondo constituye una incapacidad. Las causales de
incapacidad tienen un carácter general, es decir, que si se presenta, la persona
no puede ser perito en ningún proceso, y también se da una incapacidad
especial, en cuanto ésta sólo afecta a la persona en relación a determinada
investigación o juzgamiento; lo que implica que puede ser perito en cualquier
otro proceso, menos en aquel.
De esta forma, podemos decir, que una persona no puede ser perito en ningún
proceso penal, es decir, le afecta la incapacidad general cuando:
a) se designa a un insano mental; es decir, a una persona que sufre un
trastorno mental, que le impide ser responsable de sus actos, y que
haya sido judicialmente declarado;
b) a los incapaces, es decir cuando le falta la aptitud legal para poder
ejercer válidamente determinados derechos, así como contraer
obligaciones; pudiendo percibirse esta incapacidad por Resolución
Judicial como es el caso de la Interdicción; o sino
c) cuando se adolece de un impedimento físico, como la ceguera que
impide peritar, por ejemplo en un Peritaje Grafo técnico; o sino
d) cuando se carece de conocimientos técnico-científicos como el caso del
analfabeto; los profesionales suspendidos o que no se encuentren
inscritos en su respectivo Colegio Profesional, ya que de esta manera no
se les permite el ejercicio de su profesión y al emitir peritaje, lo que
ejercen es precisamente dicha profesión o actividad;
e) los que sufren privación de su libertad, ya que se entiende que sin tener
el carácter de libertad ambulatoria no puede practicar las
correspondientes diligencias. (De la Cruz Espejo, 2007)

Ahora bien, la Incapacidad Especial implica que aún, teniendo capacidad


general, se presentan uno o varios impedimentos, para que determinada
persona actúe como perito en determinado proceso, y entre estas
circunstancias especiales tenemos el caso de de los investigados por los
mismos delitos o por delitos conexos, los cuales han de tener un evidente
interés en favorecer al imputado; aquella persona que haya presenciado el
evento investigado y haya declarado como testigo; cuando existe un vínculo
personal o comercial o sino una obediencia jerárquica con cualquiera de las
partes, el pariente, pues en forma consciente o inconsciente ha de procurar
favorecer a la parte con quien mantiene un vínculo familiar; el acreedor, el
deudor de cualquiera de los intervinientes; el tercero civilmente responsable por
ser parte en el proceso; la concubina ya que a pesar de que falta algún título
legal, por su vinculación efectiva con una de las partes, ello le impedirá emitir
criterio en forma objetiva e imparcial. (Ore Guardia, 1993)

En lo relativo a la excusa a ser perito, que no es otra cosa que la renuncia que
formula una persona para desempeñar el cargo que se le designa, por mediar
impedimento que lo afecta y lo justifica; tenemos que se dará si es que entre el
perito y el imputado o agraviado existe vínculo parental dentro del cuarto grado
de consanguinidad o segundo de afinidad o si existieran relaciones de
convivencia, del mismo modo, se tendrán que excusar los Ministros en culto
religioso, abogados, médicos, periodistas, notarios, obstétricas respecto al
secreto que se les confió en razón del ejercicio de su profesión, estando ello
previsto en el artículo 175 del Código de Procesal Penal.

GARANTÍAS DE LA PRUEBA PERICIAL

Competencia

Se entiende que para una mejor comprensión de un hecho que requiera


conocimientos especializados de los que el Fiscal y el juez desconocen, es que
se ha de nombrar a personas profesionales o especialistas en la materia
requerida, las que serán de reconocida honorabilidad y competencia en la
materia, y asimismo, se tendrá en cuenta que la competencia también se
refiere al conocimiento que pueda tener una persona no técnica sobre lo que es
objeto del peritaje. Los conocimientos especializados pueden ser sobre hechos
de naturaleza científica, técnica, artística; pudiendo recaer el nombramiento en
personas naturales, como en las jurídicas, entre ellos a la Policía y su campo
de criminalidad, el Instituto de Medicina Legal, el Sistema Nacional de Control,
Universidades, Institutos Superiores, Organismos técnicos de ministros y
cualquier otra entidad pública o privada. Si no fuera posible contar con las
personas citadas como peritos, el Juez o el Fiscal designará a dos peritos con
conocimiento en la materia, y si el caso fuera complejo. Y en casos normales lo
será tan sólo uno (artículo 173 del Código Procesal Penal). (Del Valle Randich,
1963)

Su número

El antiguo Código de Procedimientos Penales, en forma expresa no señala el


número de peritos a designarse pero podemos inferir del primer parágrafo del
artículo 161 que éstos necesariamente han de ser dos, a fin de que puedan
aportar mayores conocimientos en el examen a practicar. Sólo en casos de
urgencia y en casos excepcionales como por ejemplo que no existan más
personas idóneas el Fiscal puede designar a tan sólo uno. Se entiende que al
practicarse diligencias que puedan influir en la decisión del investigador y
juzgador, posteriormente se ha de designar a otros peritos a fin de que
teniendo a la vista el primer peritaje emitan un segundo, debiendo concurrir a la
notificación debates los tres peritos.

El actual artículo 173 del Código Procesal Penal señala que la designación
recaerá en un perito pero se podrá designar a dos o más peritos cuando fuera
lo imprescindible por la complejidad del caso o cuando se requiera el concurso
de distintos conocimientos en diferentes disciplinas. En el caso de los peritos
de parte dentro del quinto día de la designación de los peritos. los sujetos
procesales pueden designar por su cuenta a los peritos que considere
necesario (art. 177 del C.P.P.).

GARANTÍA EN EL PROCESO

Indudablemente como toda diligencia procesal la decisión de practicarse


determinado peritaje puede efectuarse durante la etapa de la investigación, o si
no presentarse o ofrecerse como una prueba de urgencia luego de emitida la
acusación y dentro de los diez días de notificada la acusación fiscal (art. 350
numeral 1, inciso f), por otro lado la designación que se haga de peritos ha de
ser puesta en conocimiento de los sujetos procesales, es decir, al imputado al
agraviado a la parte civil y al tercero civilmente responsable ello a fin de que
puedan objetarlo si existiera impedimento deducir tachas o también designar
peritos de parte. (Gustavo Cornejo, 1995)

La imparcialidad

Esto significa la falta de designio anticipado o de previsión, en favor o contra de


determinada persona dándose un desinterés frente a las partes reflejado en un
trato sin favoritismo. Es en base a ella que el perito tiene plena libertad para
practicar las operaciones actos y experimentos que la ciencia prescriba. y lo
que importa es que el peritaje tenga que ser completo y sus conclusiones
claras, para que orienten al Ministerio Público al Órgano Jurisdiccional en la
investigación de la verdad.

Nombramiento y juramento

El nombramiento de perito corresponde en la etapa de investigación al Fiscal


en lo penal quién lo podrá realizar de oficio es decir de propia iniciativa o sino
porque algún sujeto procesal así se lo pidió. No olvidemos que en el juicio oral
si ya se formuló Acusación y se dicta el auto de enjuiciamiento, y al
presentarse la petición de peritaje dentro de los diez días de notificada la
acusación fiscal, al haberse asumido plena competencia del Juez, le compete a
éste el nombramiento de peritos, siempre y cuando lo aceptase, y con
conocimiento del Fiscal y los demás sujetos procesales.
Una vez designados, en cualquier etapa de la investigación se procederá a
recibirles juramento si profesan alguna religión o promesa de honor si no
profesan religión, debiendo expresar en ambos casos que desempeñarán el
cargo con verdad advirtiéndoles que en caso de faltar a la verdad, debidamente
comprobada, han de incurrir en responsabilidad penal.

TRÁMITE

Una vez efectuado el nombramiento de los peritos por parte del Fiscal
Provincial, ello se comunicará a las demás personas del proceso; del mismo
modo en la Resolución de nombramiento se fijará el plazo prudencial, dentro
del cual han de entregar su peritaje, así como el punto o problema sobre el cual
incidirá el peritaje, procediéndose a recibirles su juramento o promesa de
honor, de desempeñar el cargo con verdad y diligencia.
Si así lo estimaren necesario, los peritos designados, pueden solicitar que se
les franquee el expediente a fin de que obtengan mayor información sobre los
puntos que estimen conveniente y con el objeto de dar un cabal cumplimiento
de su contenido, quedando en claro que están obligados a guardar la reserva
del caso, bajo responsabilidad.

El imputado, el actor civil y el tercero civilmente responsable pueden a su vez, y


cada uno por su cuenta, designar un perito, así como pueden solicitar al Fiscal
que su perito presencie las pruebas periciales, hagan las observaciones
necesarias y dejen las constancias que su saber y técnica les aconseje.
Ninguno de los peritos que intervienen en el proceso, pueden emitir juicio
respecto a la responsabilidad o no responsabilidad penal del imputado, en
relación con el hecho materia de investigación. (De la Cruz Espejo, 2007)

Los peritos que hayan sido designados por el Fiscal Penal, o los que la ley
llama peritos oficiales, han de presentar un solo informe o Dictamen Pericial.
Pero puede ocurrir que ambos concluyan de manera discrepante, en cuyo
caso, luego de su ratificación, el Fiscal dispondrá se lleve a cabo un debate
contradictorio, con citación de los abogados de las partes, cuyos resultados se
plasmarán en el correspondiente acta. Por otro lado, si el Fiscal considera que
el Dictamen Pericial es insuficiente o no esclarecedor, podrá ordenar su
aplicación o renovación, por los mismos peritos en el caso de ampliación, o por
otro perito cuando se trata de la renovación.

CONTENIDO DEL INFORME O DICTAMEN PERICIAL

- La identificación plena de los peritos, señalando sus nombres y


apellidos, domicilio, DNI de cada uno de ellos y el número de su
Colegiación en caso de Colegiación Obligatoria.
- La descripción detallada de la situación o estado de hecho sobre
persona o cosa, en las que se llevó a cabo el peritaje.
- La exposición minuciosa, detallada de lo que han comprobado en
relación al encargo que les dio el representante del Ministerio Público y
el Juez en lo Penal.
- La motivación técnica, científica, y fundamentada del examen que
hubieran practicado.
- La indicación de los criterios científicos o técnicos, métodos y reglas de
los que se sirvieron para hacer el examen.
- Las conclusiones a las que hayan arribado.
- Indicación de la fecha de su expedición, los sellos y firmas
correspondientes. (De la Cruz Espejo, 2007)

VALORACIÓN DEL PERITAJE

Siguiendo el criterio adoptado por el Código Procesal Penal en su artículo 158,


la valoración del Dictamen Pericial se hará con criterio de conciencia; es decir,
no se trata de aceptar o rechazar una prueba, sino apreciar sus fundamentos, y
según eso darle valor o no considerarlos; y tampoco no es una apreciación libre
e irrestricta, sino aceptarlas mediante razones que se dan, compulsando una
prueba en relación con lo demás, aplicando el Fiscal o el Juez su propio
parecer; asimismo es lógico tomar en cuenta la competencia de los peritos, la
uniformidad o disconformidad en sus opiniones, los principios científicos en que
se apoyan y la concordancia del dictamen con los principios lógicos y con las
demás pruebas actuadas durante la investigación.

No hay que olvidar que el peritaje orienta la opinión del Fiscal y del Juez, pero
no la decide, ya que siempre prevalece el parecer de los operadores del
Derecho; es por ello que si bien es cierto, con la finalidad de adquirir certeza, el
Fiscal o el Juez buscarán pruebas de mayor categoría probatoria y se apoyará
en ello, como lo es el Dictamen Pericial, también es cierto que si dicha prueba
está en clara oposición a las demás pruebas y el operador considera que estas
últimas tienen mayor calidad probatoria, se apoyará en éstas y desestimará el
parecer técnico del peritaje.
Las conclusiones del dictamen de los peritos no obligan al Juez, sus
conclusiones están sujetas a la regla de la crítica, y como tal, el Juez puede
seguir las conclusiones del dictamen o apartarse de él. No se trata de que la
ley, pretenda por este medio darle al Juez una capacidad especial sobre un
asunto que ha merecido la necesidad de recurrir a una pericia, se trata
simplemente de que dicha pericia siga un ritmo normal de medio para obtener
la verdad, y conseguir la formación de la certeza, porque de lo contrario, la ley
hubiera considerado en lugar de establecer jueces, colocar peritos (porque si la
ley concede este atributo de obligar al juez, éste carecería de valor en su
función). El Juez en este caso sólo trata de valorar las conclusiones, las que
debe verificarlas de acuerdo con la integridad del proceso”. (Del Valle Randich,
1963)

El Juez debe examinar y apreciar adecuadamente el dictamen del perito. El


objeto respecto del cual puede y debe desarrollarse el examen por parte del
Juez es doble:
- En primer lugar, debe verificar si la participación llena todas las
formalidades de rigor, tanto en lo relativo al procedimiento seguido,
como en la redacción del dictamen. Esta es una investigación de
carácter procesal, que no depende del contenido de la peritación.
- En segundo lugar, el Fiscal y el Juez deben examinar el contenido de la
peritación para verificar y comprobar su coordinación lógica y científica,
y para ver si los motivos y razones son suficientes

Antes de penetrar territorio adentro y llegar al punto de conflicto, hay que


señalar que la naturaleza jurídica del dictamen pericial, ha sido considerada
como un medio de prueba, y a la vez como un auxiliar del juez, pudiendo ser
ambas cosas juntas o separadas.
Ahora bien, es el Fiscal y el Juez quien resuelve y no el perito. Que la opinión
del perito es importante, nadie lo duda, pero que no obliga, es incuestionable.
sobre el particular expresa que el juicio del perito no vincula al juez y al Fiscal,
el cual así como es libre para valorar las otras pruebas adquiridas, puede no
aceptar al juicio del Perito". (Marcone Morello, 1991)
NOMBRAMIENTO DE LOS PERITOS OFICIALES

El juez competente y, durante la Investigación Preparatoria, el Fiscal o el juez de la


investigación Preparatoria en el caso de prueba anticipada, nombrará un perito.
Escogerá especialistas donde lo hubiere y entre estos, quienes se hallen sirviendo al
estado, los que colaboran con el sistema de justicia penal gratuitamente. En su
defecto, lo hará entre los designados o inscritos, según las normas de la ley Orgánica
del Poder Judicial. Sin embargo, se podrá elegir dos o más peritos cuando resulte
imprescriptible por la considerable complejidad del asunto o cuando se requiera el
recurso de distintos conocimientos en diferentes disciplinas. A estos efectos, se tendrá
en consideración la propuesta o sugerencia de las partes.
La labor pericial se encomendara, sin necesidad de designación expresa, al
Laboratorio de Criminalística de la Policía Nacional, al Instituto de Medicina Legal y al
Sistema Nacional de Control, así corno a los organismos del Estado que desarrollan
labor científica o técnica, los que prestaran auxilio gratuitamente. También podrá
encomendarse la labor pericial a universidades, Institutos de Investigación o personas
jurídicas en general siempre que reúnan las cualidades necesarias a tal fin, con
conocimiento de las partes (art. 173'2 del CPP). (Palacios Dextre, 2011)

DESIGNACIÓN Y OBLIGACIONES DEL PERITO OFICIAL

El perito designado por el juez competente, y, durante la Investigación Preparatoria,


por el Fiscal o el Juez de la Investigación Preparatoria, en los casos de prueba
anticipada, tiene la obligación de ejercer el cargo, salvo que esté incurso en alguna
causal de impedimento. Prestará juramento o promesa de honor de desempeñar el
cargo con verdad y diligencia, oportunidad en que expresará si le asiste algún
impedimento. Será advertido de que incurre en responsabilidad penal, si falta a la
verdad. La disposición o resolución de nombramiento precisará el punto o problema
sobre el que incidirá la pericia, y fijará el plazo para la entrega del informe pericial,
escuchando al perito y a las partes (art. 174 del CPP). En la designación de los
peritos, se debe tomar en cuenta las cualidades del experto a quien se le requiere el
Dictamen. Estas cualidades son: la especialidad, conocimiento solvente del tema de
prueba, título, experiencia, etc., en la materia correspondiente (Montolla Calle, 2012)
IMPEDIMENTOS PARA EL NOMBRAMIENTO DEL PERITO OFICIAL

Los impedimentos para ser nombrado perito oficial tienen por cometido asegurar la
veracidad y objetividad del informe o dictamen pericial. Si no se establecieran estos
filtros legales para asegurar la objetividad del perito, se pondría en duda la efectiva
aplicación de las reglas técnicas y científicas de la rama de la especialidad por la que
se solicita en informe o dictamen.
Resulta obvio que si se nombra a un perito oficial que tiene vínculos familiares o
profesionales con el imputado, la imparcialidad del informe sería cuestionable. Sobre
todo teniendo en cuenta que la imparcialidad involucra también la necesidad de que el
perito agote todas las operaciones y conocimientos que su industria, arte o ciencia le
brinde, a los efectos de suministrarle al juez la más perfectible ayuda corno auxiliar en
relación al punto o cuestiones para los cuales se lo convocó, (Palacios Dextre, 2011)

EL PERITO DE PARTE

Una vez producido el nombramiento procesal, dentro del quinto día de notificados u
otro plazo que acuerde el juez, puede designar, cada uno por su cuenta, los peritos
que sea necesarios.
El perito de parte está facultado de presenciar las operaciones periciales del perito
oficial, hacer las observaciones y dejar las constancias. Las operaciones periciales
deben esperar la designación del perito parte, salvo que sean sumamente urgentes o
en extremo simples.
Al ofrecer este medio probatorio, las partes deben indicar los puntos sobre los cuales
debe recaer, no siendo suficiente que se solicite la realización de una determinada
pericia sin especificar cuáles son las cuestiones sobre las que el experto habrá de
expandirse.

Los peritos de parte tienen el deber de informar de manera imparcial. De lo contrario,


se quitaría seriedad y credibilidad a este medio probatorio. (Guzman Ferrer, 1982)

CONTENIDO DEL INFORME PERICIAL DEL PARTE

El informe de los peritos oficiales contendrá


a) El nombre, apellido, domicilio y Documento de identidad del perito, así como el
número de su registro profesional en caso de colegiación obligatoria.
b) La descripción de la situación o estado de hecho, se apersona o cosa, sobre la
que se hizo el peritaje.
c) La exposición detallada de lo que se ha comprobado en relación al encargo
d) La motivación o fundamentación del examen técnico, médicos y reglas de lo
que se sirvieron para hacer el examen.
e) las conclusiones
f) la fecha, sello y firma.

1. El Informe pericial oficial será único. Si se trata de varios peritos oficiales y si


discrepan, cada uno presentará su propio informe pericial. El plazo para la
presentación del informe pericial será fijado por el Fiscal o el Juez, según el caso. Las
observaciones al Informe pericial oficial podrán presentarse en el plazo de cinco días,
luego de la comunicación a las partes.
2. Cuando exista un informe pericial de parte con conclusión discrepante, se pondrá en
conocimiento del perito oficial, para que en el término de cinco días se pronuncie sobre
su mérito.
3. Cuando el informe pericial oficial resultare insuficiente, se podrá ordenar su
ampliación por el mismo perito o nombrar otro perito para que emita uno nuevo. (De la
Cruz Espejo, 2007)

DISCREPANCIA ENTRE PERITO DE PARTE Y PERITO OFICIAL

El perito de parte, que discrepe con las conclusiones del informe pericial oficial puede
presentar su propio informe, que se ajustara a las prescripciones del artículo 178 sin
perjuicio de hacer el análisis crítico que le merezca la pericia oficial.

Examen pericial

1. El examen o interrogatorio del perito en la audiencia se orientará a obtener una


mejor explicación sobre la comprobación que se haya efectuado respecto al objeto de
la pericia, sobre los fundamentos y la conclusión que sostiene. Tratándose de
dictámenes periciales emitidos por una entidad especializada, el interrogatorio podrá
entenderse con el perito designado por la entidad.
2. En el caso de informes periciales oficiales discrepantes se promoverá, de oficio
inclusive, en el curso del acto oral un debate pericial.
3. En el caso del artículo 180°.2, es obligatorio abrir el debate entre el perito oficial y el
de parte. (Palacios Dextre, 2011)
DIFERENCIAS ENTRE EL TESTIMONIO Y LA PERICIA

La diferencia sustancial entre el Testimonio y la Pericia es que el testigo es llamado a


declarar para que narre su experiencia sobre hechos pasados, mientras que el perito
emite dictamen sobre cuestiones que pueden ser pasadas, presentes o futuras. Sin
embargo, es posible sostener que, fundamentalmente y salvo casos excepcionales, el
perito emite juicios de valor mientras que el testigo narra sobre hechos que ha
percibido por sus sentidos.

El testigo refiere hechos que han caído bajo el dominio de sus sentidos, sin formular
comentarios sobre los mismos; relata lo que ocurrió, tal como lo vio. El perito analiza lo
que no ha visto ni conocido personalmente para sacar conclusiones; no relata sino
examina hechos pasados, cuyos efectos subsisten.
En el testimonio prevalece la memoria, en la pericia la técnica. El testimonio es
representativo; el peritaje es racional y lógico.

ASPECTOS COMUNES DEL TESTIMONIO Y LA PERICIA

Tanto el perito como el testigo deponen sobre percepciones sensoriales: el testigo


sobre lo que ha visto y el perito sobre lo que ha examinado.
Ambos tienen la obligación de aceptar el nombramiento o citación y concurrir a la
investigación o juzgamiento para ser examinados por el Fiscal de la investigación
Preparatoria o el Juez Penal unipersonal o colegiado.
EI testigo y el perito tienen similares causales de inhabilidad y por ellas pueden ser
tachados. (Marcone Morello, 1991)

CLASES DE PERICIA

Pericia Psicológica: La psicología es aquella ciencia que estudia el


comportamiento humano, la estructura de la personalidad, las redes de soporte
social en los que la persona delinea su imagen individual y colectiva. Siendo
esto así, la pericia psicológica ha de ser la evaluación que lleva a cabo el
psicólogo sobre las características de la personalidad y el estado de salud
mental, cuyo resultado evidentemente establecerá la comisión psíquica y de
personalidad de una persona implicada en la comisión de un hecho delictuoso.
Dicha pericia psicológica consiste en la administración de una batería
psicodiagnóstica compuesta de cuestionarios y pruebas psicológicas
(entrevista, test psicométricos, proyectivos, etc.) con el objetivo de realizar un
informe pericial sobre la personalidad del implicado (Espejo, 2007, pág. 496).

Esta pericia puede ser solicitada cuando se requiere establecer la


condición psíquica y la personalidad de aquellas personas implicadas en un
delito, siendo de extrema utilidad para clarificar los caracteres de personalidad
de una persona, su temperamento, sus valores y sus reacciones.

Esta pericia puede solicitarse en los siguientes casos:

 Para descartar patologías de personalidad.


 Para el diagnostico o desempeño de roles de parentesco
padre, madre o sustitutos de tutela, régimen de visita, peligro moral o
abandono).
 Cuando el especialista médico psiquiatra requiera apoyo en
las pruebas de inteligencia y personalidad.
 En aquellos casos de delitos contra la libertad sexual, sobre
todo cuando la agraviada es menor de edad, con el fin de determinar los
daños que se ha ocasionado en su conducta, como consecuencia del
delito que ha sido víctima.

La función del perito exige adaptarse a los diversos tipos de peritajes


psicológicos, analizando qué test y técnicas psicodiagnósticas resultan más
eficientes para validar la prueba pericial psicológica a los ojos del juez.

La intervención exitosa del perito radica en saber adecuar o supervisar


las técnicas psicológicas al objeto de la prueba pericial para fundamentar el
dictamen psicológico con argumentos científicos sólidos que sirvan para
descubrir la verdad jurídica.

El peritaje psicológico debe responder los puntos periciales que investiga


la fiscalía o el juez: rasgos de personalidad o síntomas psicológicos
importantes para esclarecer el hecho jurídico que motivó la investigación
judicial (Estudio Pericial en Psicología Judicial, 2012, pág. 7). Todo lo
observado durante el peritaje se expresa en el informe o dictamen pericial.

Los jueces y fiscales confían en la evaluación diagnostica, por eso


utilizan las conclusiones del dictamen pericial como prueba psicológica.

Pericia Psiquiátrica: Procesalmente es aquel documento de carácter


clínico- psiquiátrico-legal, ordenado por la autoridad competente en
cumplimiento de la ley, que refleja la condición mental del individuo y por medio
del cual el psiquiatra cumple la finalidad de asesor ara la correcta
administración de justicia. El tratadista GUTIERREZ FERREYRA en su obra
psiquiatría Forense la define: como un documento científico, basado en el
estudio de la condición mental de un individuo determinado, ordenado por la ley
que sirve a éste como uno de los elementos de juicio para pronunciarse acerca
de la responsabilidad o irresponsabilidad relativa a un hecho delictuoso, o bien
a su capacidad o incapacidad ara el libre ejercicio de sus derechos civiles
(Espejo, 2007, pág. 495).

Siendo la pericia psiquiátrica un documento científico basado en la


condición mental de un determinado individuo, ha de cumplir los siguientes
requisitos:

 Deberá ser efectuado por un perito ,el cual debe ser


médico competente en la especialidad de siquiatría, nombrado de
acuerdo al artículo 173 del Código procesal penal , pudiendo en caso de
tratarse de un hecho complejo, designarse dos peritos.
 Son solicitados ara que el Ministerio Público y el Poder
Judicial, dependiendo del resultado de la pericia, concluyan en una
acusación y en la imposición de una pena o de una medida de
seguridad.
 La pericia psiquiátrica se solicita cuando hubiera sospecha
de que el imputado.

Las Pericias Psiquiátricas a fin de determinar la Inimputabilidad:


Como se sabe, el Derecho penal, como último medio de control social, reprime
con una pena a todo aquel que conscientemente lesiona o pone en peligro un
bien jurídico tutelado, pero en caso de personas que padecen de determinados
déficit psicoatológicos,la sanción aplicable es una medida de seguridad ,pues a
ellos no les puede hacer responder racionalmente por la producción del
conflicto , ante la evidencia de la inimputabilidad del autor (Freyre, 2009, pág.
400).

La culpabilidad en sentido estricto es la inimputabilidad y tal como lo


prevé el artículo 20 del Código penal la inimputabilidad es una causal de
exención de pena.

La responsabilidad penal, por la comisión del comportamiento


socialmente negativo ,se fundamenta en la libertad y en el efecto conductivo,
que un individuo puede adquirir sobre su comportamiento ante los demás
miembros de una comunidad civilizada; la libertad y la conciencia de los hechos
se constituyen en pilares de la responsabilidad penal.

Conforme lo anotado; ciertas personas se encuentran restringidas o


anuladas en sus capacidades psicomotrices , por ende, a pesar de saber el
contenido del Injusto no están posibilitadas de adecuar sus conductas
conforme a dicha comprensión normativa. No están en facultad de una
divisibilidad conductiva bajo un estado de normalidad; sus deficiencias
orgánicas le impiden autocontrolarse y motivarse normativamente. Sus
facultades cognitivas y volitivas no responden de acuerdo con el nivel
generalizado, que se obtiene de la propensión normal del hombre medio
(Freyre, 2009, pág. 400).

Estas deficiencias queden provenir de lesiones orgánicas, de males


congénitos, de alteraciones psicológicas que afectan sus funciones
psicológicas que redundan en una incapacidad de motivabilidad normativa, son
causas o factores endógenos que forman un cuadro patológico que una vez
comprobadas determinan una exención de responsabilidad y en los casos que
su intensidad no sea plena una responsabilidad atenuada por sus efectos. A
todos aquellos que presenten el cuadro patológico descrito, debidamente
comprobado con la pericia psiquiátrica y psicológica, la sanción
correspondiente será la de una medida de seguridad, según lo disuelto en el
artículo 71 del Código Penal. Para la aplicación de una medida de seguridad se
exige la concurrencia de dos presupuestos: que el agente haya cometido un
hecho tipificado como delito y que de su personalidad exista una prognosis de
alta peligrosidad que signifique una proctividad para cometer delitos en el
futuro.

El artículo 189 del Código de Procedimiento Penal establece como una


facultad discrecional del juzgador, ordenar el reconocimiento del inculpado por
dos peritos siquiatras a fin de demostrar su inimputabilidad, y señala también
que el defensor del imputado y el fiscal también nombrar a un perito cada uno.
Sin embargo la LOMP (Ley Orgánica de Ministerio Público) prescribe que el
Fiscal provincial en lo penal debe solicitar el reconocimiento del inculpado por
médicos psiquiatras (art.95 inciso 4) .

El examen psiquiátrico puede arribar a tres conclusiones lógicas.

1. Se declara que el imputado cuenta con sus facultades


psicopatológicas plenas, es decir, es imputable y capaz de responsabilidad
penal, bajo este estadio psicológico, el proceso seguirá su normal
desarrollo y de acreditarse su responsabilidad se le impondrá una pena.
2. Que el imputado padeció en el momento de la comisión del delito,
de una alteración mental transitoria producto de elementos exógenos y de
acontecimientos perturbadores de una normal motivación, por ende, revela
una responsabilidad disminuida.

El juzgador, al momento de la determinación judicial de la pena,


valorara esta circunstancia atenuante de acuerdo con el artículo 21 del
Código penal, estando facultado a rebajar prudencialmente la pena en
límites inferiores al mínimo legal.

3. El imputado en definitiva sufre de una enajenación mental ; debido


a este estado clínico ,el juzgador -previo dictamen fiscal-,ordenará su
ingreso al estilo de insanos ( centro hospitalario especializado) y elevará la
instrucción a la Sala penal ara que resuelva de forma definitiva.
Llevada la Inimputabilidad del agente, a términos estrictamente
procesales, determina el encauzamiento de un procedimiento penal especial,
nos referimos al Proceso de Seguridad, conforme los artículos 456 bis 458 del
nuevo Código Procesal penal

¿Es lo mismo una pericia psiquiátrica o psicológica?

No, se trata de dos especialidades a los fines periciales diferentes. En


muchos casos la confusión de estos roles lleva a los conflictos e
imposibilidades en llegar a un buen final en una causa (Pericia, 2016, pág. 2).
En muchos casos son necesarias para actuar complementariamente pero una
no substituye a la otra.

La pericia psicológica se centra en aspectos de la personalidad, y se


realiza fundamentalmente en base a evaluaciones psicodiagnósticas (test,
cuestionarios).
Las pericias psiquiátricas son aquellas en que se buscan elementos
ligados más a la presencia de cuadros clínicos y especialmente a la capacidad
de las personas, está capacidad tendrá consecuencias en las áreas penales,
civiles por ejemplo o en las consecuencias en la salud o incapacidades
resultantes de algún acto perjudicial a la persona, como en las áreas laborales
o civiles (acoso laboral o accidentes de tránsito por ejemplo).

Pericia Físico-Químicas: Estas abarcan diversos aspectos las cuales


podemos describirlas de la siguiente forma.
 El examen toxicológico, la cual se ha de practicar en los
casos de homicidio en la que se presume que la causa de muerte, se ha
presentado como consecuencia del envenenamiento, a fin de determinar
qué sustancias ha ingerido o le fueron suministradas a la víctima.
También esta pericia es fundamental, en el caso que guarden relación
con el delito de Tráfico Ilícito de Drogas, en la modalidad de posesión de
escasa cantidad, en el sentido que el resultado nos ha de indicar si la
persona poseedora ha consumido drogas o no, y el tipo de drogas
consumidas, y si efectivamente lo incautado corresponde a algún tipo de
droga (Espejo, 2007, pág. 497).
 Por otro lado, previamente se ha de haber efectuado el
peritaje de lo incautado, mediante una balanza de precisión, para luego
proceder a llevar a cabo el análisis de la droga, en un moderno
laboratorio, implementado con un microscopio electrónico de barrido
para realizar análisis químicos.
- Aplicación de la llamada Ingeniería Forense, la cual permite
realizar análisis en prendas de vestir, en armas blancas, en objetos
contundentes, en cualquier herramienta o instrumentos empleados en la
comisión de un delito; en
placas de rodaje, en motores, perfumes y cualquier artículo de
tocador, presuntamente falsificados o adulterados.
-El examen por parte de la sección bromatológica, cuyo objetivo
esencial es el de llevar a cabo pericias a fin de determinar si un
producto alimenticio se encuentra apto para el consumo humano
(Espejo, 2007, pág. 497).

Pericia Balística: La balística es una disciplina que estudia las leyes del
movimiento y fuerza de penetración de los proyectiles, se divide en:

Balística Interior: Es decir, versa sobre los movimientos del proyectil


dentro del arma. Balística Exterior: Es decir, los fenómenos ocurridos desde
que el Proyectil sale del arma del fuego hasta llegar a impactar.
Balística de Efectos: Es decir, los fenómenos ocurridos desde que
impacta con un objetivo.

Ahora bien, el nombre genérico de Pericias Balísticas, se agrupan en


distintas comprobaciones llevadas a cabo por peritos especializados en la
materia, unas realizadas sobre el arma, otras sobre los casquillos y otras sobre
los proyectiles incriminados. Aunque es distinta la materialidad analizada, todas
convergen en un mismo objetivo: identificar el arma causante del disparo
(Velarde, 2009, pág. 103).
Aparte de este objetivo fundamental, las comprobaciones técnicas
pueden servir para otros fines tales como: conocer el número de armas o
proyectiles utilizados en un hecho delictuoso, determinar la utilización de la
misma arma en otros delitos anteriores, etc.

Este examen pericial puede incidir en el estudio de armas de fuego,


explosivos o sobre personas. En el examen a las armas de fuego se ha de
determinar el tipo de arma y la marca de ésta, que evidentemente se usó para
la comisión del delito; se verá su condición de funcionamiento y su
conservación, la originalidad de su número de serie, el rayado elicoidal y si ha
efectuado disparos o no; además este examen abarcará a los cartuchos, los
casquillos y proyectiles en el que se determinará el tipo de arma a la que
pertenece, número y sentido de la raya elicoidal. En cuanto a los explosivos, el
estudio a efectuar permitirá determinar la naturaleza, composición y alcance de
los diferentes tipos de explosivos utilizados (Velarde, 2009, pág. 104).
En lo pertinente a las personas que han sufrido lesiones o muerte, como
consecuencia del uso de armas de fuego, se han de realizar los estudios del
caso para determinar las heridas producidas, que pueden ser:

Herida penetrante: Cuando sólo hay orificio de entrada.


Herida perforante: Cuando existe tanto orificio de entrada como de salida
del proyectil.

La pericia balística también permite determinar la trayectoria y la


distancia del disparo; y por otro lado, perfectamente se puede aplicar sobre
cualquier prenda de vestir; para determinar las huellas y vestigios de disparo.
En este estudio también se incluye efracción de herramientas, o el
estudio de las huellas que las herramientas dejan en otros objetos.

Áreas de estudio pericial

INSPECCION TECNICO CRIMINALISTICA (ITC)

Es la diligencia que practica el Perito Balístico y que constituye la


aplicación de la Inspección Técnico Policial (ITP); está constituida por el
conjunto de actividades que se realizan para buscar, detectar y recoger los
indicios y/o evidencias susceptibles de presentar un interés de carácter
balístico.

Cuando el Perito Balístico realiza esta diligencia, orienta al pesquisa en


su investigación para que éste pueda realizar una investigación objetiva y
efectiva, tendiente a concluir en la identificación del o de los autores del hecho
criminal.

En el lugar donde se ha producido un hecho delictuoso con la


intervención de arma de fuego, se realiza un relevamiento descriptivo
fotográfico y una interpretación técnico-científica tanto de los
vestigios materiales del hecho y del arma de fuego, así como de objetos y de
elementos indiciarios relacionados con otras disciplinas
(Medicina forense, Química, Biología, etc.), para la determinación de la causa
de la muerte o lesiones (heridos accidentales, autolesiones, homicidio, suicidio)
etc.

1. BUSQUEDA DE INDICIOS

En una ITC deben tenerse en cuenta las siguientes precauciones:

a. Nunca se toma el arma encontrada en la escena del crimen, sin que


antes haya sido registrada su ubicación y posición, mediante fotografías y
croquis de conjunto de aproximación. Si fuera posible se tomarán también
fotografías métricas con ayuda de una cinta gradual.

b. Las inmediaciones del lugar donde se halló el arma pueden ser


también de importancia, por ejemplo en caso de que en el piso existan huellas
que muestren la caída del arma.

c. En la recolección de muestras de interés, se tendrá especial cuidado


en aislar cada una de ellas, para evitar se alteren o destruyan los indicios.

d. Para el traslado de un arma se procederá primero a verificar si esta se


encontraba cargada o preparada, posteriormente se procederá al embalaje
adecuado; para los demás elementos de estudio, se empleará bolsa
de plástico con la correspondiente tarjeta de la evidencia, facilitando así su
identificación y posterior estudio.
e. La ubicación de casquillos y los impactos de bala en las prendas,
serán también registrados mediante fotografías y croquis.

f. Precisar si las superficies pulidas del arma, cacerina y culata contienen


huellas digitales.

g. Cuando se levanta el arma, no colocar un lápiz u otro objeto similar en


el cañón, a pesar de que algunos lo recomiendan, porque de esa manera
puede destruirse importantes indicios, o producir estrías en el ánima del cañón.

h. Comprobar si existe manchas de sangre, pelos, fibras, etc.,


procurando que tales indicios no se alteren ni destruyan para su estudio en
el laboratorio.

i. Verificar si el arma estaba cargada o descargada, cartuchos que


contenía, si existen señales de haber sido disparada recientemente, olor a
pólvora, etc.

j. Manipular el arma lo menos posible antes de ser entregarla al


Laboratorio. No percutarla.

k. Al buscar la marca y número del arma, debe recordarse que no


siempre se encuentran fácilmente. Algunas veces pueden ser localizadas bajo
el cañón del arma o en lugares cubiertos por baquelita o madera.

2. RECOJO DE MUESTRAS

En las investigaciones relacionadas con hechos criminales en los que se


haya empleado armas de fuego, se debe tener especial cuidado en recuperar,
marcar y conservar todo aquello que pueda constituirse en elemento
probatorio; las precauciones de protección se refieren también al manejo de las
armas, a fin de evitar disparos accidentales.

Se entiende que el levantamiento de las muestras será hecho por el


Perito Balístico.

PERICIA GRAFOTECNICA

Con la pericia grafotécnica se puede determinar si una firma proviene o


no del puño grafico de una persona. Así mismo esta pericia puede determinar
si existe adulteración en el texto, la cual puede hacerse de dos maneras:
Por supresión: cuando se aumenta algo al texto original.

Por opresión: cuando se suprime algo mediante erradicación u


ocultamiento.

En el delito de falsificación de documentos, la pericia grafofécnica


constituye una prueba fundamental, por lo que al no habérsela realizado, y solo
existir como prueba de la responsabilidad del inculpado la versión del
agraviado, ha de ser absuelto.

“El análisis grafotécnico de la firma manuscrita es el método idóneo para


identificar la autenticidad o no de una firma debitada en los delitos de falsedad
material por falsificación de firmas manuscritas, debido a los métodos
científicos utilizados por la grafotécnia que permiten tutelar la fe pública de que
gozan ciertos documentos en el tráfico jurídico”. (Rojas Ros, 2014, pág. 111)

“Esta pericia también se practica para determinar la autenticidad o


falsedad de billetes en los delitos contra el orden financiero y monetario, lo cual
se encuentra muy difundido y se practica empleando diferentes modalidades de
falsificación desde la artesanal que fabrica billetes de uno en uno, con un
acabado burdo, hasta la falsificación técnica que utiliza el sistema de impresión
offset, pero en ambos casos se puede determinar la falsedad pues los billetes
auténticos son fabricados con dispositivos especiales de seguridad y con el
empleo de papel y tinta especiales” (Cubas Villanueva, 2015, pág. 356).

PERICIA CONTABLE-VALORATIVA

Se puede definir la pericia contable como una labor de investigación


desarrollada por un Contador Público Colegiado en un proceso judicial,
contando con la información del expediente judicial, los libros y registros de
contabilidad y la información de las partes y de terceros y realizando la
aplicación de métodos y procedimientos que le permiten esclarecer los hechos
puestos a su consideración.

La labor de un perito con acreditada experticia en el manejo de la


información contable se hace indispensable para desentrañar todas las
complejas operaciones financieras de las que se valen las organizaciones
criminales para realizar las conductas delictivas.

“La pericia valorativa se practica en casos de los delitos contra el


patrimonio y permite determinar el monto del perjuicio patrimonial. Cuando
estamos frente a los tipos penales hurto y daños es de sumo importancia
porque su conclusión nos permitirá determinar si estamos frente a un delito o
una falta.” (Cubas Villanueva, 2015, pág. 357)

Es aquella pericia destinada a establecer el monto del daño o perjuicio


patrimonial ocasionado por el evento delictivo. Su importancia radica en que
nos permite determinar la cuantía en los delitos contra el patrimonio en forma
especial en los delitos de hurto (art. 185, 189 a y 205 del código penal), lo que
permitirá estimar el monto de la correspondiente reparación civil.

PERICIA DE ANTROPOLOGIA FORENSE

Las practican los equipos de antropología forense en los casos de


exhumación de restos humanos enterrados clandestinamente, como
consecuencia de ejecuciones extrajudiciales, persigue determinar la
identificación de las víctimas, las causas de muerte, las circunstancias en que
se cometió el delito y realiza su trabajo en coordinación con peritos en otras
áreas del conocimiento humano, tales como en Medicina Legal, Biologia
Forense, etc. (Cubas Villanueva, 2015, pág. 357)

El hallazgo de un cadáver en circunstancias no claras, y sobre todo, la


inhumación de éste en un cementerio ilegal o clandestino, configura siempre
una situación que razonablemente hace a la muerte “sospechosa” de un acto
criminal.
LA PRUEBA DOCUMENTAL

La prueba es la única y principal vía mediante la cual se podrá llegar a


descubrir la verdad material y real de un hecho delictivo. Para Guillermo
Cabanellas la prueba “es la demostración de la verdad de una afirmación, de la
existencia de una cosa, o de la realidad de un hecho; es también la persuasión
o convencimiento que se origina en otro y especialmente en el juez o en quien
haya de resolver sobre lo dudoso o discutido” (Cabanellas, 1994, pág. 497).

Para definir lo que es documento vamos a nuestro código procesal penal


capítulo V , artículo 185° que expresa de manera clara lo siguiente: “Son
documentos los manuscritos, impresos, fotocopias, fax, disquetes, películas,
fotografías, radiografías, representaciones gráficas, dibujos, grabaciones
magnetofónicas y medios que contienen registro de sucesos, imágenes, voces;
y, otros similares”.

La prueba documental es el medio probatorio, por el cual se incorpora un


documento al proceso, lo que permite conocer su significado probatorio.

De acuerdo con su finalidad probatoria los documentos pueden ser:

Documentos de finalidad: Son aquellos que contienen la declaración de


voluntad, hecha expresamente para acreditar un hecho, es decir; son aquellos
a servir de medio de prueba, ejemplo: el cheque sin fondo evidencia la
comisión del hecho ilícito penal.

Documentos de eventualidad: son aquellos que no tienen la finalidad de


acreditar un hecho, pero lo acreditan. Generalmente están destinados a la
comunicación y pueden servir de manera eventual como medio probatorio,
ejemplo: una carta.

Es importante destacar que “como medio de prueba no es necesario


que el documento tenga finalidad probatoria, es suficiente que aporte datos
para la investigación, lo que interesa en este caso es su autenticidad, es decir
que haya sido escrito por quien lo firmó y que el contenido no presente
alteraciones. El documento es prueba privilegiada y puede ser presentado en
cualquier estado del proceso” (Cubas Villanueva, 2015, pág. 358).
LA CLASIFICACION TRADICIONAL DE DOCUMENTOS

Documento Público: Nuestra legislación procesal civil ha señalado en el


art. 235 que un documento público es:

1. El otorgado por funcionario público en ejercicio de sus atribuciones; y

2. La escritura pública y demás documentos otorgados ante o por notario


público, según la ley de la materia.

La copia del documento público tiene el mismo valor que el original, si


está certificada por Auxiliar jurisdiccional respectivo, notario público o fedatario,
según corresponda.

Documento privado: El art. 236 del código procesal civil se refiere a los
documentos de naturaleza privada, se ha limitado a decir que son aquellos que
"no tienen las características del documento público" y que su legalización o
certificación no los convierte en públicos.

Cubas Villanueva expresa que “los documentos públicos son los que
producen fe plena sobre su contenido, sólo pueden ser modificados mediante
la impugnación en juicio ordinario, ejemplos: los documentos expedidos por
funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones, las escrituras públicas y
los documentos privados son los que contienen declaraciones de voluntad
redactados sin observar ninguna formalidad, para que adquieran valor
probatorio deben ser reconocidos judicialmente, ejemplo: un contrato privado,
un recibo.” (Cubas Villanueva, 2015, pág. 358).

Será necesario determinar si la persona a quien se le atribuye su


creación o suscripción es en realidad su creador o suscriptor.

◦ Tratándose de un documento privado, la atribución podrá derivar del


reconocimiento del autor, del cotejo pericial con escritos de comparación
indubitables, o de otros medios de prueba (testimonio de la persona que lo
redactó por orden de quien aparece como suscritor, etc.), pues rige al respecto
el principio de libertad probatoria.
◦ Tratándose de un instrumento público, la intervención de un funcionario
público y las formas que rodean al documento permitirán presumir la
autenticidad.

También habrá que establecer

A. Si lo que expresa es lo que su suscriptor quiso que


expresara (coacción, firma en blanco).
B. en caso afirmativo, y tratándose de una expresión de
conocimiento, si lo que el documento señala es verdadero.

INCORPORACIÓN AL PROCESO

De acuerdo con lo dispuesto por el Art. 184 del NCPP se ha establecido


tres formas de introducir la prueba documental al proceso.

1. Se podrá incorporar al proceso todo documento que pueda


servir como medio de prueba. Quien lo tenga en su poder está obligado
a presentarlo, exhibirlo o permitir su conocimiento, salvo dispensa,
prohibición legal o necesidad de previa orden judicial.

No se detalla la oportunidad para su presentación, por lo que se


entiende que se podrá presentar durante la etapa de investigación, o
posteriormente en la fase destinada al ofrecimiento de pruebas.

2. El Fiscal, durante la etapa de Investigación Preparatoria,


podrá solicitar directamente al tenedor del documento su presentación,
exhibición voluntaria y, en caso de negativa, solicitar al Juez la orden de
incautación correspondiente.
3. Los documentos que contengan declaraciones anónimas
no podrán ser llevados al proceso ni utilizados en modo alguno, salvo
que constituyan el cuerpo del delito o provengan del imputado.

DIFERENCIA ENTRE LA PRUEBA TESTIFICAL Y LA PRUEBA


DOCUMENTAL

Si bien existen notables semejanzas entre ambos medios de prueba,


existen también características que permiten diferenciarlos con claridad. Así, no
deben confundirse las declaraciones con la representación de hechos que
constan en soportes, pues las primeras constituyen la denominada prueba
testifical, mientras que la segunda constituye prueba documental.

El documento es siempre un objeto representativo, el testimonio es oral


y personal, versando sobre hechos pasados, mientras que el documento puede
también contener enunciados sobre hechos futuros. El testimonio es siempre
declarativo, el documento puede ser simplemente representativo, como las
fotografías, los mapas, los planos, etcétera. En cuanto a los sujetos, el
testimonio proviene de un tercero en el proceso; el documento puede serlo,
además, de alguna de las partes.

RECONOCIMIENTO

De acuerdo con el artículo 186 del NCPP, cuando sea necesario, se


ordenará el reconocimiento del documento, por su autor o por quien resulte
identificado según su voz, imagen, huella, señal u otro medio, así como por
aquel que efectuó el registro, podrán ser llamados a reconocerlo personas
distintas, en calidad de testigos, si están en condiciones de hacerlo.

“En tal sentido, quien ha redactado, firmado o intervenido de algún modo


en la confección o registro del documento, debe concurrir a la Fiscalía y
declarar sobre el particular” (San Martin Castro, 2014, pág. 559). Es evidente
que si el otorgante o autor del documento ha fallecido o no se encuentra, es
posible que la diligencia se entienda con una persona cercana, conocida o que
tenga información acerca del documento.

Por otro lado, ante la negativa del imputado a someterse a la diligencia


de reconocimiento o cuando los emplazados rechacen haber intervenido de
algún modo en la confección o suscripción del documento, nieguen su
autenticidad o sostengan su falsedad, o cuando no exista seguridad de la
realidad, formalidad o autenticidad del mismo, procede que el Fiscal lleve a
cabo diligencia de cotejo con la copia u original que existen de él o, que
disponga la realización de las correspondientes pericias.

Para efectos del reconocimiento, es preciso que exista una relación


directa o indirecta entre la persona y el documento a reconocer, ya sea que se
deba reconocer documentos presentados dentro del proceso por algunas de
las partes, o aquellos realizados en la investigación policial.

También podrá acudirse a la prueba pericial cuando corresponda


establecer la autenticidad de un documento. Esta actividad regulada como
verificación en otros ordenamientos consiste en la actividad desarrollada a fin
de comprobar la genuidad del documento en orden a la realidad de su autoría y
a la posible alteración de las declaraciones que contiene.

Del resultado de dicha pericia, pueden derivarse diversas consecuencias


tales como la posibilidad de una de las partes de incoar un proceso por el delito
de falsedad de documentos. De manera que, frente a la presentación judicial
de un documento público aparentemente falsificado o adulterado, cualquiera de
las partes puede promover la pertinente denuncia o querella ante el juez
competente, requiriendo la remisión a éste de los antecedentes necesarios
para la investigación.

TRADUCCIÓN, TRANSCRIPCIÓN Y VISUALIZACIÓN DE


DOCUMENTOS

La traducción de documentos procede cuando estos se encuentren


escritos en idioma distinto del castellano, en tal sentido, será traducido por un
traductor oficial.

La transcripción consiste en la acción de copiar, escribir en una parte lo


dicho o escrito en otra, en tal sentido, cuando el documento consista en una
cinta magnetofónica, el Juez o el Fiscal en la Investigación Preparatoria
dispondrá, de ser el caso, su transcripción en un acta, con intervención de las
partes.

Por su parte, la visualización consiste en hacer visible lo que no puede


ser visto a simple vista, de manera que cuando el documento consista en una
cinta de video, el Juez o el Fiscal en la Investigación Preparatoria ordenará su
visualización y su transcripción en un acta, con intervención de las partes.

Tanto la transcripción como la visualización han de registrarse en actas,


en las que deberán constar la fecha, el lugar de realización, igualmente, se
deberá consignar el nombre completo de las partes intervinientes, quienes
deberán firmar en señal de conformidad. Si alguna de ellas se niega a firmar,
se dejará constancia de su negativa.

Cuando la transcripción de la cinta magnetofónica o cinta de vídeo, por


su extensión demande un tiempo considerable, el acta podrá levantarse en el
plazo de tres días de realizada la respectiva diligencia, previo traslado de la
misma por el plazo de dos días para las observaciones que correspondan.
Vencido el plazo sin haberse formulado observaciones, el acta será aprobada
inmediatamente; de igual manera, el Juez o el Fiscal resolverán las
observaciones formuladas al acta, disponiendo lo conveniente.
CONCLUSIONES:

 La prueba documental es el medio probatorio, por el cual se incorpora un documento


al proceso, lo que permite conocer su significado probatorio. El documento es prueba
privilegiada y puede ser presentado en cualquier estado del proceso. Quien lo tenga
en su poder está obligado a presentarlo, exhibirlo o permitir su conocimiento, salvo
dispensa, prohibición legal o necesidad de previa orden judicial

 Los peritos realizan un trabajo muy complejo, que debe realizarse con
criterios técnicos por los profesionales expertos en la materia, estos
brindan pruebas que sirven de asesoramiento y apoyo técnico en
materias especificas a jueces y fiscales.