Está en la página 1de 2

Ingeniería en Biotecnología de los RR.

NN
Biotecnología Animal
Guerrero José; Molina Daniel; Paredes Jonathan; Pérez Solange
9 “B”

1. INSEMINACIÓN ARTIFICIAL
La Inseminación Artificial (IA) es una técnica mediante la cual el semen previamente extraído de un macho y adecuadamente
procesado es depositado en el tracto genital de la hembra en el momento adecuado y mediante un instrumental apropiado
(Robson, Aguilar, & Cerlser, 2004).
2. COMPONTES DE LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL
2.1. OBTENCIÓN DEL SEMEN
El semen que se utiliza en la inseminación artificial se obtiene de toros (de 4 a 8 mL con una concentración de 800 a 1200
millones de espermatozoides por mL) mediante una vagina artificial y en menor proporción a través de la electroeyaculación.
El semen está constituido por espermatozoides y por el plasma seminal, el cual aporta el medio que facilita la sobrevivencia de
los espermatozoides, ya que tiene sustancias que nutren a las células y regulan el pH (Hernández & Ortega, 2009).
2.2. ANATOMÍA DEL ÚTERO
El aparato genital de la hembra bovina formado por los ovarios y un sistema de órganos tubulares: oviducto, útero y vagina. La
parte posterior del tracto sexual, vestíbulo vaginal y vulva, representan conductos comunes de los sistemas genitales y urinario,
por lo que se denominan urogenitales (Hernández & Ortega, 2009).
2.3. DETECCIÓN DEL CELO
2.4. TÉCNICA Y METODOLOGIA A APLICARSE
2.5. FACTORES QUE AFECTAN LA FERTILIDAD
Condición corporal al momento de la inseminación: Las vacas lecheras después del parto caen en un balance energético
negativo (BEN), el que afecta el control neuroendocrino de la reproducción, lo cual se ha asociado con un retraso en la primera
ovulación posparto y con concentraciones menores de progesterona en los primeros ciclos posparto (Hernández & Ortega,
2009).
Nutrición: Las dietas con contenidos de proteína cruda de 17 a 19 % llegan a ocasionar una disminución de la fertilidad y altas
concentraciones de urea en sangre y en los fluidos uterinos. Las concentraciones de urea mayores de 20 mg/dl en sangre se
asocian con baja fertilidad (Hernández & Ortega, 2009).
Estrés oxidativo: La producción excesiva de radicales libres puede afectar la fertilidad debido a que los tejidos esteroidogénicos
del ovario, los espermatozoides y los embriones en etapas tempranas de desarrollo, son muy sensibles al daño causado por ellos
(Hernández & Ortega, 2009).
Alteraciones anatómicas del aparto reproductor: En la vaca lechera son frecuentes las anormalidades adquiridas del aparato
reproductor. Así, en las vacas infértiles se pueden encontrar adherencias ováricas y salpingitis (inflamación del oviducto),
condiciones que afectan el transporte de los gametos (óvulo y espermatozoides) (Hernández & Ortega, 2009).
3. PROPAGACIÓN ARTIFICIAL DE PECES
La intervención del hombre en el proceso de propagación natural de los peces cultivados y cultivables puede contribuir a
conseguir una mejor supervivencia de las crías. Las técnicas de propagación artificial de los peces son múltiples, pero todas ellas
tienen un objetivo común: producir en abundancia huevos, alevines y jaramugos para cultivo o para sembrar masas de agua. La
demanda de semilla de peces de buena calidad es particularmente grande en la industria moderna de cultivo intensivo y
superintensivo. Por otro lado, el empleo de sistemas de policultivo ha hecho aumentar la demanda de semilla de peces de hábitos
alimentarios diversos.
3.1. Fertilización artificial y cría de las larvas nacidas
En la fertilización artificial, el piscicultor manipula los reproductores y, por tanto, está en condiciones de eliminar los peces que
no le convienen y de escoger los que le interesan para mejorar la población. Además, esta técnica le permite producir híbridos
que combinen las cualidades mejores de diferentes cepas de peces de una misma especie o de especies diferentes.
Los productos sexuales maduros que son necesarios para la fertilización artificial se obtienen de la siguiente manera:
Ingeniería en Biotecnología de los RR.NN
Biotecnología Animal
Guerrero José; Molina Daniel; Paredes Jonathan; Pérez Solange
9 “B”

- Se administra a los reproductores elegidos gonadotrofina humana o extracto de pituitaria de peces y, cuando están
plenamente maduros, se hacen salir artificialmente los productos sexuales los cuales se mezclan cuidadosamente dando
como resultado óvulos fecundados.
Los huevos fertilizados conseguidos por fertilización artificial se incuban y crían bajo control, asegurando así un elevado índice
de supervivencia y un buen crecimiento (Woynarovich & Horváth, 1981).

4. REFERENCIAS
Hernández, J., & Ortega, Á. (2009). MANUAL DE INSEMINACIÓN ARTIFICIAL EN BOVINOS. Obtenido de
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia:
http://www.fmvz.unam.mx/fmvz/principal/archivos/Manuales/50_Inseminacion_artificial.pdf
Robson, C., Aguilar, D., & Cerlser, R. (2004). INSEMINACION ARTIFICIAL EN BOVINOS. Obtenido de
http://www.produccion-animal.com.ar/informacion_tecnica/inseminacion_artificial/188-
Inseminacion_2004.pdf
Woynarovich, E., & Horváth, L. (1981). Propagación artificial de peces de aguas templadas: manual para
extensionistas. Roma: FAO. Obtenido de http://www.fao.org/docrep/005/AC908S/AC908S00.htm#TOC