Está en la página 1de 5

Un Sensor fotoeléctrico es un dispositivo electrónico que responde al cambio en la intensidad de la

luz. Estos sensores requieren de un componente emisor que genera la luz, y un componente
receptor que “ve” la luz generada por el emisor. Todos los diferentes modos de censado se basan
en este principio de funcionamiento. Están diseñados especialmente para la detección, clasificación
y posicionado de objetos; la detección de formas, colores y diferencias de superficie, incluso bajo
condiciones ambientales extremas.

1. Sensores de barrera: cuando existe un receptor y un emisor apuntados uno al otro. Este
método tiene el más alto rango de detección (hasta unos 60m).

2. Sensores Reflex: cuando la luz es reflejada por un reflector especial cuya particularidad es
que devuelve la luz en el mismo ángulo que la recibe (9m de alcance).
3. Sensores Auntoreflex: son prácticamente iguales a los del tipo anterior, excepto que, el
emisor tiene un lente que polariza la luz en un sentido y el receptor con polarización de 90º
del primero. Con esto, el control no responde a objeto muy brilloso que pueden reflejar la
señal emitida.

4. Sensores de fibra óptica: en este tipo, el emisor y receptor están interconstituidos en una
caja que puede estar a varios metros del objeto a sensar. Para la detección emplean los
cables de fibra óptica por donde circula el haz de luz emitido y recibido. La mayor ventaja
de estos sensores es el pequeño volumen o espacio ocupado en el área de detección.
Sensores inductivos
Son emisores de señal que detectan sin contacto los movimientos de funcionamiento de
objetos metálicos dispuestos en máquinas de mecanizado y procesamiento, robots, líneas
de producción, convirtiéndolos en señal eléctrica.
Resultan apropiados para cualquier tipo de entorno. Su capacidad de conmutación no se ve
disminuida por las vibraciones, la suciedad, el polvo o los líquidos.
Tipos de sensores inductivos

Ventajas
Características de los sensores ultrasónicos
Como su nombre lo indica, los sensores ultrasónicos miden la distancia mediante el uso de ondas
ultrasónicas. El cabezal emite una onda ultrasónica y recibe la onda reflejada que retorna desde el
objeto. Los sensores ultrasónicos miden la distancia al objeto contando el tiempo entre la emisión y
la recepción.

Un sensor óptico tiene un transmisor y receptor, mientras que un sensor ultrasónico utiliza un
elemento ultrasónico único, tanto para la emisión como la recepción. En un sensor ultrasónico de
modelo reflectivo, un solo oscilador emite y recibe las ondas ultrasónicas, alternativamente. Esto
permite la miniaturización del cabezal del sensor.