Está en la página 1de 3

Lesiones tumorales de la piel

En primer lugar tenemos las lesiones preneoplásicas, que se dividen en:

• Obligadas:
o Xerodermia pigmentosa: Patología hereditaria en la cual el paciente carece de enzimas endonucleasas, necesarias para
reparar errores en el acoplamiento de nucleótidos producidos por radiaciones ultravioletas.
o H.A.C.R.E Hidroarsenisismo crónico regional endémico
o Epidermodisplasia verruciforme
• Facultativas:
o Nevos melanociticos de la unión
o Cicatriz por quemaduras
o Ulceras crónicas por trastornos tróficos venosos
o Cicatrices de larga evolución
o Ulceras de Marjolin

Factores de riesgo:

• Radiación solar. MAYOR FACTOR. Mayor en piel más clara (fototipo I) y aquellos que se queman sin broncearse
• Arsénico
• Uso de hidrocarburos
• Factores térmicos
• Cicatrices y procesos inflamatorios crónicos
• Inmunosupresión.

Carcinoma Basocelular

Primer cáncer de piel más frecuente. Principalmente en personas de piel blanca y más de 50 años. Se ubica más frecuentemente en la mitad
superior de la cara. No afecta mucosas y semimucosas. Tiene crecimiento lento pero infiltrativo y destructivo. Si crecen próximos a cavidades
pueden tener gran infiltración que dificulte su extracción completa. Son muy recidivantes. Rara vez da metástasis. Se origina a partir de células
basales pruripotenciales de epidermis y de la vaina radicular externa del pelo.

Formas de presentación:

• Perla epitelial primaria


• Pagetoide o plano superficial
• Lobulado o nodular
• Plano cicatrizal o erosivo
• Esclerodermiforme (morfea-like)
• Ulceroso
• Tumor fibroepitelial de Pinkus

Microscopia: Proliferación de células epiteliales basaloides, grandes, ovales, de núcleos elongados con escaso citoplasma eosinófilos y carentes
de puentes intercelulares. Se disponen formando nidos celulares, con prominente empalizada periferia rodeados por escaso estroma
fibromucinosa. Actividad mitótica es escasa y las mitosis atípicas son raras.

Carcinoma espinocelular

Segundo en frecuencia. Tumor de las células queratinizantes de la piel. Predomina en hombres a partir de los 50. Comienza como pápula o
macula eritematosa con superficie escamosa o costrosa pudiendo adquirir características nodulares o vegetantes, teniendo por lo general un
área eritematosa que lo rodea y un borde pardo o amarillo. Compromete piel, mucosas y semimucosas. Es más frecuente en el tercio inferior
de la cara con predominio del labio inferior

Formas clínico-patológicas de carcinoma epidermoide in situ:

• Enfermedad de Bowen: Generalmente en zonas expuestas al sol


• Eritroplasia de Queyrat : Frecuente en mucosas genitales sobre todo en glande
• Papilomatosis oral florida: Múltiples focos comprometiendo toda la mucosa oral. Con difícil tratamiento y mal pronostico

Carcinoma epidermoide invasor:


Histopatología: Proliferación de células epiteliales malignas a partir de queratinocitos basales, las cuales por lo general se encuentras bien
diferenciadas con formación de cúmulos de queratina (perlas corneas) e incluso uniones intercelulares que comprometen todo el espesor de la
piel.

Evolución y pronóstico: Cuando se transforma en invasor puede producir metástasis siendo si primera estación los ganglios regionales. El
porcentaje que da metástasis es variable y depende del tamaño, ubicación, evolución, grado de diferenciación entre otros. Cuando se
producen son indicadoras de mal pronóstico.
En cuanto a las recidivas se dan en mayor frecuencia en aquellos mayores de 1cm que han infiltrado a dermis o hipodermis y que son
indiferenciados como también aquellos que se instalaron en patologías previas como H.A.C.R.E.
Melanoma

Neoplasia que se origina en melanocitos epidérmicos, dérmicos o de mucosa oral, genital y digestiva. Afecta 90% a piel, 9% a ojos y 1% a
mucosas. Se produce una neoformación pigmentada, plana o exofítica. Una vez que infiltra avanza rápidamente por vía linfática y luego
hematógena.
Puede originarse a partir de piel sana o de un nevo displásico, nevo melanocítico congénito gigante o nevo de unión.

Formas clínicas: Entre las diferentes formas clínicas se ha determinado que aquellas ubicadas en las regiones TANS (Torax Arms Neck Scalp)
son de alto riesgo.

• Lentigo maligno: Entre 50 a 70 en ambos sexos. Se ubica en zonas expuestas al sol de manera crónica como nariz y mejillas con
compromiso de mucosas por contigüidad. Lesión macular que puede llegar hasta 7cm con coloración irregular y bordes policiclicos. A
medida que infiltra las lesiones se sobreelevan. Evolución de 5 a 15 años, luego se hace infiltrante.
• Melanoma extensivo superficial. Forma más frecuente. Evolución de 1 a 5 años. Entre 40 a 50. En hombres mayormente en tronco y
en mujeres en piernas. Lesión macular sobreelevada de bordes y pigmentación irregular. Con colorido que varía desde marrón,
negro, azulado, rojo hasta blancecino o grisáceo.
• Melanoma lentiginoso acral: En palmas, plantas, falanges distales periungular o subungueal (panadizo melanótico). Inicialmente
aparecen maculas de pigmentación irregular y luego tumores sobreelevados negruzcos. Evolución de 1 a 10 años. Se denomina Signo
de Hutchinson a la presencia de una macula marrón o negra subungueal con extensión hacia el pliegue ungular proximal o piel
periungular.
• Melanoma nodular: Forma más agresiva. Puede aparecer en piel sana y en cualquier localización. De mayor frecuencia en tronco,
cuello y cabeza. Lesión en placa o noduloide, polipoide de color negruzco, azul grisáceo o despigmentada. Cuando es totalmente
despigmentada se denomina melanoma amelanótico. Bien circunscripto, de bordes regulares, la Superficie puede ser lisa, vegetante
o costrosa y frecuentemente ulcerada. Evolución de 1 a 4 meses y en individuos de 40 a 50. Es invasor desde un comienzo.

Diagnostico histopatológico de Ackerman: Se basa en:

• Patrón arquitectural: Melanocitos atípicos aislados o en nidos en epidermis, nidos intradérmicos y extensión de estos
melanocitos atípicos aislados y en nidos hacia la profundidad y anexos
• Patrón citológico: Melanocitos con núcleos grandes polimórficos, en mitosis en epidermis y dermis y melanocitos necróticos.

Hipótesis de Ackerman: Todos los melanomas comienzan de manera superficial en una fase de crecimiento intraepitelial, luego de una fase de
crecimiento intraepitelial pueden progresar a una fase de crecimiento intradérmico vertical.

Estadificación:

• Clasificación de Clark:
o Nivel I: Intraepidermico
o Nivel II: Hasta dermis papilar
o Nivel III: Dermis papilar completa
o Nivel IV: Hasta dermis reticular
o Nivel V: Hasta celular subcutáneo
• Espesor de Breslow: Se calcula desde el límite superior de la granulosa hasta el límite más profundo del tumor. Si es lesión ulcerada
desde la base de la úlcera
o I: < 0.76mm
o II: 0.78 a 1.49
o III: 1.5 a 2.49
o IV: 2.50 a 3.99
o V: > a 4 mm
• Fase de crecimiento tumoral: Radial, vertical, indeterminada
• Invasión vascular
• Invasión peri neural
• Linfocitos infiltrantes intratumorales
• Recuento mitótico: Recuento de mitosis por unidad de superficie. Generalmente 1mm cuadrado. Un recuento igual o superior a 1 es
mal pronostico
• Presencia de fenómenos de regresión tumoral
• Estudio histopatológico de ganglio centinela.
Linfomas cutáneos: Podemos encontrar neoplasias de células B, T y enfermedad de Hodking. Entre los de células T micosis fungoide y
síndrome de Sézary.

Micosis fungoide: Empieza como maculas o placas eritematoparduzcas, descamativas acompañadas de prurito. Puede estar años y luego
progresar a lesiones tumorales de aspecto de hongo que se ulceran y alternan color eritematoviolaceo con placas parduzcas. Se describen tres
formas: En placa, tumoral y eritrodermica.
Cuando se generaliza y se encuentran en sangre linfocitos atípicos se habla de síndrome de Sézary, se caracteriza por la triada eritrodermia,
linfadenopatia y presencia de células neoplásicas (de Sézary) en sangre periférica (leucemia), ganglios y piel.

Histopatología: Proliferación de linfocitos T atípicos con núcleos cerebriformes, hipercromáticos con escaso citoplasma. Proliferan en dermis
comprometiendo epidermis. La dermis muestra infiltrados en formas de parches de linfocitos, plasmocitos, histiocitos y eosinófilos. En
epidermis pueden agruparse y conformar los microabscesos de Pautrier.