Está en la página 1de 13

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


CENTRO DE ENSEÑANZA TÉCNICA
“JOSÉ FELIX RIBAS¨
REGISTRADO EN EL M.P.P.E. BAJO EL N# R 00 1607
Rif: J-07586287-2Nit: 0058530794

Bruxismo en Mecánica Dental

-Nombre y Apellido del profesor: Maigualida

-Nombre y Apellido del Alumno: Alejandra Vasquez


-Cedula de Identidad del Alumno: V-27.764.415

-CALIFICACION DE LA TESIS:

VALENCIA, 07 - AGOSTO - 2018

ENTREGADO POR: Alejandra Vasquez

RECIBIDO POR:
Agradecimientos

Ante todo quiero agradecer primeramente a Dios, por guiarme en el camino


correcto e iluminar mi mente cuando más lo necesité, por darme salud y sobre todo
darme la fortaleza de haber culminado esta meta con éxito.

A todas aquellas importantes para mí, gracias por cada consejo sabio que me
dieron, por tenerme paciencia, por brindarme apoyo y motivación.

Alejandra P. Vasquez P.
Introducción

El bruxismo es una actividad parafuncional que consiste en el apriete y


rechinamiento dentario; de carácter voluntario o involuntario, y puede ocurrir durante el
día, noche o en ambos. Se observa prácticamente en todas las edades, se puede presentar
a lo largo de varias generaciones ya sea por herencia o imitación.

Aquellos pacientes bruxómanos son más propensos a desarrollar esta


parafunción durante momentos de crisis, en asociación a periodos de incremento del
tono muscular y estrés. Esto se puede ayudar con distintos tratamientos que han surgido
al pasar los años, que han sido modificados al caso correspondiente del bruxismo,
surgiendo de la mano de técnicos especialistas en este desarrallo de nueva tecnología.
Capítulo I:
El Problema y Justificación

El sistema estomatognático está constantemente sometido y generalmente


adaptado a fuerzas de diversa magnitud, dirección y frecuencia. Éstas son controladas,
transmitidas y disipadas por diversos mecanismos protectores. Cuando adquieren el
carácter de no funcionales, mientras más intensas, frecuentes y prolongadas sean, más
daño pueden causar en los tejidos, como en el caso del bruxismo. La fuerza que se
produce al ocluir los dientes, ocasiona presión e inflamación de los músculos, de los
tejidos y de otras estructuras que rodean la mandíbula, alterando, en muchas ocasiones,
la función de la articulación temporomandíbular; Además puede producir dolor
muscular facial, cefalea en región temporal, otitis, lesiones en los dientes y en la propia
articulación mandibular.

La etiología del bruxismo ha estado rodeada de una gran controversia. Por su


complejidad, la naturaleza y la causa del bruxismo han sido discutidas y analizadas por
numerosos autores. En lo que están de acuerdo la mayoría de los investigadores es en
que el motivo principal de dicha anomalía es la sobrecarga psíquica, la ansiedad y la
tensión emocional, tanto en niños como en adultos.

Se cree que los individuos con bruxismo desarrollan este hábito debido a la
influencia de los factores emocionales, como el tener que lidiar con una acumulación de
tareas, la pérdida, las expectativas, los conflictos, autoimagen, la autoestima y la
ansiedad.

Entonces, el acto de apretar y rechinar los dientes puede ser debido a esta causa
o a otra desconocida. Sea cual sea, se puede realizar durante el día o durante la noche.
De aquí la nominación de bruxismo diurno y de bruxismo nocturno. Es por esto
importante recalcar que el diagnóstico de bruxismo debe ir acompañado de su apellido
ya que, el bruxismo nocturno, como una parasomnia, corresponde a una entidad que
debe ser tratada diferente al bruxismo diurno. De acuerdo a las características clínicas
particulares, se presentan diferentes tipos de bruxismo asociándose principalmente con
adultos y aunque se presenta escasamente en niños, se debe diferenciar del desgaste
fisiológico en dicha población. Al respecto, se considera al bruxismo, como una
parafunción, y el acto de rechinar los dientes provoca desgaste funcional. El problema
radica en la determinación de cuál es el límite entre lo funcional y lo parafuncional.
Partiendo de este punto se genera la siguiente interrogante: ¿Cómo se determina la
relación existente del bruxismo en Mecánica Dental y Ortopedia dental en relación a las
causas que producen esta anomalía y que ayudaría a combatir esto?
Objetivos de la Investigación

Objetivo General
Determinar la relación existente del bruxismo en Mecánica Dental y Ortopedia
dental en relación a las causas que producen esta anomalía.

Objetivos Específicos
1. Explicar los diferentes tipos de tratamientos que pueden controlar esta anomalía.

2. Enumerar las causas que originan el bruxismo.

3. Identificar las consecuencias que afectan al ser humano dicha anomalía.


Capitulo II:
Marco teórico

A lo largo de la historia, el Bruxismo ha sido definido de muchas maneras


aunque la mayoría de los autores que se han tomado la molestia en estudiarlo, han
llegado a la conclusión de que es una actividad parafuncional en la que existía un
apretamiento dentario excesivo. Algunas de las definiciones se citan a continuación:

“Movimiento mandibular voluntario o involuntario, no funcional, que se traduce


por apretamiento y rechinamiento dentario habitual como resultado de contracciones
rítmicas forzadas de los músculos masticatorios de cierre, con contactos oclusales más
duraderos que en la masticación.

“Habito oral caracterizado por movimientos mandibulares involuntarios,


rítmicos o espasmódicos no funcionales de rechinamiento y apretamiento de los dientes,
más que de masticación, que pueden conducir al trauma oclusal”.

“Apretamiento y rechinamiento no funcional de los dientes superiores contra los


inferiores, que conduce a superficies oclusales aplanadas y/o movilidad dental cuando
se realiza en exceso, causando además alteraciones temporomandibulares”.

“Movimiento mandibular no funcional, de carácter voluntario o involuntario que


puede ocurrir ´ tanto durante el día como la noche o en ambos, y que se manifiesta
habitualmente mediante apretamiento, frotamiento o golpeamiento de los dientes”.

Tipos de Bruxismo
Rugh y Moss, señalan que el bruxismo nocturno es diferente al bruxismo diurno
por una ˜ serie de motivos. Mientras que el bruxismo nocturno es rítmico e implica
sonidos y el diurno no; el nivel de conciencia que el sujeto tiene al realizar ambas
conductas es diferente. Además, los sujetos que muestran bruxismo nocturno afirman no
realizar este comportamiento durante el día.

Por otro lado, según las causas que contribuyan al desarrollo del Bruxismo,
podemos hacer otra clasificación con sus principales características:
 Bruxismo esencial: También conocido como primario, este tipo de bruxismo
está relacionado con el estrés conjuntamente con problemas estructurales de
oclusión dentaria. Se puede decir que este tipo es leve ya que puede ser tratado
parcial o totalmente llevando a cabo un tratamiento específico.
 Bruxismo secundario: A diferencia del Bruxismo esencial, esta clase de
bruxismo es producida por patologías irreversibles del sistema nervioso central
(SNC), tanto en niños como en adultos por lo que, es mucho más grave. Los
pacientes que padecen Bruxismo secundario no responden adecuadamente a los
tratamientos que hoy día conoce la medicina.

Por último, en función del tipo y la dirección de movimiento de la mandíbula podemos


hacer otra clasificación:

 Bruxismo perpendicular: También llamado Bruxismo céntrico, se produce un


apretamiento entre los dientes superiores e inferiores, registrándose mediante
electromiografía de superficie actividades en el musculo masetero por encima de
los valores normales. En este caso no se produce un desgaste dental importante
ya que las áreas de desgaste están limitadas a la cara oclusal. Sin embargo, como
se ha mencionado anteriormente, existe una mayor afectación muscular y ello
deriva en problemas en las articulaciones temporomandibulares.
 Bruxismo excéntrico: Es aquel en el que existe un rechinamiento de los dientes.
En este caso se observa que las áreas de desgaste sobrepasan la cara oclusal por
lo que el desgaste es importante.

Etiología

A pesar de que el Bruxismo ha sido estudiado en profundidad en los últimos


tiempos por expertos en este campo de la ciencia, las causas desencadenantes de esta
patología no están del todo claras hoy día. Algunos autores sugieren que la
hiperactividad muscular puede ser accionada por estímulos oclusales con la activación
de mecanoreceptores periodontales. En las dos últimas décadas se ha apuntado a que la
causa puede ser debida a alteraciones en la neurotransmisión central, particularmente
neurotransmisión dopaminergica como principal causa del Bruxismo.

Según Pietkiewicz, la etiología de la bruxomanía radicaba en ciertas lesiones


corticales definidas. Además distinguía entre rechinamiento y bruxomanía, ya que este
término incluía una contracción espasmódica de los elevadores de la mandíbula que no
podía ser modificada ni de forma voluntaria ni con ninguna ayuda externa. Desde
entonces, se han dado muchos factores etiológicos de Bruxismo.

Diagnostico

El bruxismo se diagnostica basándose en la presencia de dos factores:


 Historia de sonidos dentales
 Facetas de desgaste dentario no compatibles con un desgaste funcional, ajuste
oclusal previo, tratamiento dental, desgaste ocupacional o reflujo
gastroesofágico.
Además de estos dos factores, debe aparecer al menos uno de los siguientes hechos:
 Cefalea temporal
 Fatiga o rigidez de los músculos masticatorios al despertar
 Desplazamiento discal con o sin reducción temporomandibular al amanecer
 Dientes hipersensibles.
 También se puede diagnosticar la actividad bruxista mediante un registro
polisomnografico.

Tratamiento

Esta anomalía tiene el poder de sobrecargar los músculos, y de esto surge el


problema debilitando toda la estructura que lo rodea.

Existe una amplia variedad de métodos terapéuticos. Algunos de ellos son los
siguientes:

 Ajustes oclusales
 Férulas oclusales
 Férulas de descarga o de “Michigan”
 Restauraciones dentales - Ortodoncias
 Técnicas de psicoterapia
 Terapias de modificación de conducta
 Métodos de estimulación eléctrica

Las férulas oclusales y de Michigan son los tratamientos más extendidos hasta la
fecha y el primer tratamiento al que acude el odontólogo cuando el paciente tiene
desorden temporomandibular. Con estos dispositivos se consigue reducir el desgaste
dentario, el dolor facial y la fatiga muscular. Está comprobado que el uso de estas
férulas reducen la actividad muscular durante la noche durante un periodo de tiempo,
sin embargo, esta retorna al remover las placas. Todo esto se ve relacionado con la
mecánica y la ortopedia dental, ya que se procede a realizar tratamiento especializado
para el tipo de bruxismo o el caso que corresponda.
Conclusiones

Se puede concluir que el bruxismo puede ser diurno o nocturno. De éstos, el


bruxismo nocturno corresponde a un parasomnia; los factores involucrados en el
desarrollo del bruxismo parecen relacionarse a factores genéticos y de estrés. No existe
un signo patognomónico ni un examen que posea alta sensibilidad diagnóstica. Se
explica que el desgaste dentario por sí solo no implica la presencia de bruxismo así
como tampoco el dolor de cabeza, el dolor muscular o los ruidos articulares. El
diagnóstico clínico de bruxismo debe considerar, en conjunto la serie de síntomas e
inclusive exámenes especiales para diagnosticarlo, al final el tratamiento del bruxismo
varía principalmente en razón a la etiología y en segundo término a la edad, y su
relación con la mecánica dental y la ortopedia varia en el grado de tratamiento que se
utilice y se realice el aparato deseado según sea el caso.
Referencias Bibliográficas

 Bader GG. Y cols. Descriptive physiological data on a sleep bruxism population.


Sleep 1997
 DSM-IY.Guía de uso. Edil. Masson 1997.
 Frugone R., Rodríguez A., Zaror V.Bruxismo en niños. Rev. Soco Chilena de
odontopediatría. 2002.
 Korkhaus G, La Odontología Alemana, Tomo IV: Ortodoncia, Cap.1. Edil.
Labor S.A. 1944.
Anexos

Férulas de Michigan

Férulas de descarga

También podría gustarte