Está en la página 1de 3

Cas.

N° 4759-2007-La Libertad

Lima, veintisiete de marzo del dos mil ocho.

La Sala Civil Permanente de la Corte Suprema de Justicia; con los


acompañados; vista la causa número cuatro mil setecientos cincuenta y
nueve - dos mil siete, en el día de la fecha y producida la votación con
arreglo a ley; emite la presente sentencia.

1. Materia del recurso: Se trata del recurso de casación interpuesto por la


demandante Julia Herminda Valderrama Gamboa, contra la resolución de
vista, su fecha diecisiete de julio del año dos mil siete, corriente a fojas
seiscientos sesenta y nueve, expedida por la Primera Sala Civil de la Corte
Superior de Justicia de La Libertad, en el extremo que revoca la apelada de
fojas quinientos treinta y nueve, de fecha veintiséis de diciembre del dos mil
seis, que declaró fundada en parte la demanda y fija una indemnización de
ciento cincuenta mil nuevos soles y reformándola la declara infundada.

2. Fundamentos por los cuales se ha declarado procedente el recurso:


Mediante la resolución de fecha treinta y uno de octubre del dos mil siete, se
ha declarado procedente el recurso de casación por las causales previstas en
los incisos 1, 2 y 3 del artículo 386 del Código Procesal Civil, según los
siguientes fundamentos: a) Contravención de los artículos 2° inciso 2, 139
inciso 3 de la Constitución Política del Estado, que regulan respectivamente
los principios de igualdad, debido proceso y tutela jurisdiccional; los
artículos IV incisos 1 y 2 de la Ley 27444, respecto al derecho que tiene toda
persona al debido procedimiento administrativo; así como las normas del
Código Procesal Constitucional que cita en su recurso. b) La interpretación
errónea del artículo 1970 del Código Civil, en cuanto la recurrida hace una
distinción entre la responsabilidad objetiva por riesgo, de la responsabilidad
objetiva por exposición al peligro; en este caso, su cónyuge fallecido fue
expuesto al peligro, ocasionándole daños, respecto de los cuales no existe
cuestión liberatoria alguna de responsabilidad o fractura causal, pues la
empresa demandada actuó conscientemente de la transgresión de normas
administrativas. c) La inaplicación del artículo 219 inciso 1 del Código Civil,
refiriendo que lo único que busca la empresa demandada es evadir su
responsabilidad por la muerte de su cónyuge.

3. Considerando:
Primero: Que, por los efectos de la sentencia a emitirse, previamente se
examina la causal del error in procedendo.
Segundo: La fundamentación de la causal de contravención de las normas
que garantizan el derecho a un debido proceso, se limita a describir las
normas que invoca, pero no puntualiza ni identifica el vicio procesal en que
habría incurrido la sentencia de vista. Por otro lado, los dispositivos de la
Ley de Procedimiento Administrativo General número 27444, relativos al
debido procedimiento administrativo no son pertinentes a este proceso, que
es judicial y en el que se ventila una pretensión indemnizatoria. Por esta
razón tampoco lo son las normas del Código Procesal Constitucional. En
casación, los jueces no pueden suplir a las partes en la fundamentación de
los agravios de su recurso, en virtud del principio de iniciativa de parte que
lo rige.
Tercero: Las instancias de mérito han establecido que con fecha diecisiete
de junio del dos mil tres, en la localidad de Shorey, Santiago de Chuco, el
vehículo de placa WH- seis dos siete seis conducido por Pedro Pablo
Colmenares Alvarado, que transportaba quinientas cajas de dinamita hasta
la Mina “Panamerican Silver”, fue atacado por delincuentes, produciéndose
un enfrentamiento con armas de fuego con el personal policial que
custodiaba el vehículo, lo cual ocasionó la explosión de la dinamita,
produciendo la muerte de todos los ocupantes, entre ellos del conductor
Pedro Pablo Colmenares Alvarado.
Cuarto: El artículo 1970 del Código Civil regula la responsabilidad
denominada objetiva, y establece que al producirse un daño con un bien o
una actividad riesgosa o peligrosa, no es necesario determinar la culpa o
dolo del agente. La sociedad ha creado este tipo de responsabilidad, diferente
a la denominada subjetiva, pues los progresos materiales han traído como
consecuencia el crecimiento de los riesgos que deben sufrir las personas y
sus bienes, y se aplica en aquellos casos en que se produce daño empleando
un instrumento o un quehacer que por sí solo es riesgoso o peligroso, que
encuentra sustento además en el aforismo latino “cujus commodum est, ejus
est periculum”.
Quinto: La doctrina italiana propone la distinción entre una responsabilidad
objetiva “por riesgo” de una responsabilidad objetiva “por exposición al
peligro”. Así lo explican en nuestro medio los profesores Gastón Fernández
Cruz y Leysser León Hilario, quienes sostienen que la responsabilidad por
riesgo aparecería siempre vinculada a una actividad humana reflejando una
valoración esencialmente económica del “alea” que un sujeto asume al
emprender una empresa o un negocio, mientras que la responsabilidad por
exposición al peligro importa una amenaza notable de daño a terceros
derivada de una determinada actividad o de un determinado
comportamiento o situación. Al final, estos profesores concluyen que cuesta
diferenciar los conceptos de “riesgo” y “peligro” y que el principio que
sustentaría la responsabilidad objetiva es aquel que ejercita actividades
peligrosas debe responder de todos los daños que tal actividad cause a
terceros (En Código Civil comentado por los cien mejores especialistas, Tomo
X, primera edición, Editorial Gaceta Jurídica, Lima, dos mil cinco, páginas
setenta y cinco y ciento treintiséis).
Sexto: En este caso, no se corrobora la interpretación errónea del artículo
1970 del Código Civil, porque la recurrida ha concluido en la fractura del
nexo causal, específicamente en el hecho de un tercero, que es el asalto por
delincuente a mano armada del camión cargado con dinamita y que luego
explotó. En general, la fractura del nexo causal se configura cada vez que, en
un determinado supuesto se presenta un conflicto entre dos conductas o
causas sobre la realización de un daño, el mismo que será resultado de una
sola de dichas conductas. Demostrada la fractura o ruptura del nexo causal
implica la exoneración de la responsabilidad civil. Así resulta de lo dispuesto
en el artículo 1972 del mismo cuerpo legal, cuando hace la salvedad que no
hay obligación de reparar el daño, cuando este fue consecuencia, entre
otros, de hecho determinante de tercero. En este caso la intervención de los
terceros delincuentes configura un nuevo elemento que lleva decisivamente a
la producción del daño y que es ajeno al agente primitivo, por lo que esa
intervención es la determinante del daño.
Sétimo: En lo concerniente a la inaplicación del artículo 219 inciso 1 del
Código Civil, se observa que en esta causal el recurrente debe demostrar la
pertinencia de la norma legal con el juicio de hecho establecido en la
instancia, y en este proceso no se encuentra en discusión la nulidad de un
acto jurídico, razón por la cual se debe desestimar este motivo.

4. Decisión: a) Por estas consideraciones y en aplicación del artículo 397 del


Código Procesal Civil: Declararon infundado el recurso de casación de fojas
seiscientos ochenta y nueve interpuesto por doña Julia Herminda
Valderrama Gamboa, en consecuencia no casaron la sentencia de vista de
fojas seiscientos sesentinueve, su fecha diecisiete de julio del dos mil siete.
b) Exoneraron a la recurrente del pago de la multa, costas y costos de este
recurso por gozar con auxilio judicial. c) Dispusieron la publicación de la
presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en
los seguidos con Famesa Explosivos Sociedad Anónima Cerrada y otra; sobre
indemnización; interviniendo como vocal ponente el señor Sánchez-Palacios
Paiva; y los devolvieron. SS. Sánchez-Palacios Paiva, Caroajulca
Bustamante, Mansilla Novella, Miranda Canales, Valeriano Baquedano.

Documento publicado en el Diario Oficial El Peruano el 30 de junio del 2008.

1. ¿Qué elemento de la responsabilidad civil no se configuró en el presente caso?


Fundamentar la respuesta.
El nexo causal o relación de causalidad, pues sin este requisito no existe
responsabilidad civil.
Para el presente caso, si bien había una relación laboral, el daño ocasionado a una
de las víctimas no fue ocasionado por consecuencia de falta de responsabilidad o
diligencia del empleador, sino que fue por acto de un tercero, como lo fueron los
disparos ocasionados en el asalto durante la transportación de la dinamita.

2. ¿Cuáñes son las principales características de la responsabilidad objetiva?


3. Siguiendo la doctrina italiana desarrollar un ejemplo de responsabilidad por riesgo
y responsabiidad por peligro.
4. ¿La fractura del causal por el hecho de un tercero implica una concausa?