Está en la página 1de 12

PARÁMETROS QUE INFLUYEN EN EL DISEÑO DE LA RED (CAPITULO

VIII)

8.1 - INTRODUCCIÓN

El problema general de diseño de una red implica definir

- La red de baja tensión (secundaria).

- Las estaciones secundarias, cabinas, centros de potencia de media y baja tensión.

- El sistema de distribución en media tensión (primario).

- Las estaciones primarias de alta a media tensión.

- El sistema de transmisión o subtransmisión en alta tensión.

Los casos que se presentan, en general enfocan a una parte este problema.

Una serie de factores que intervienen en el diseño de la red se encuentran bajo el control del
proyectista, la elección de unos fija el valor de otros.

Una enumeración de datos y variables que de ninguna manera pretende ser exhaustiva
muestra la amplitud y complicación del problema.

- Tensión primaria.

- Carga por usuario - Factor de potencia.

- Corriente de arranque - Factor de potencia.

- Distancia entre usuarios, y topología de la red.

- Máxima sobrecarga de cada transformador.

- Máxima caída de tensión.

- Máxima variación de tensión por arranque.

- Factor de pérdidas.

- Costo de perdidas en el hierro y en el cobre.

- Factor de capitalización.

- Cantidad de usuarios alimentados por un transformador.

- Diversificación de la demanda en función del número de usuarios.

- Tamaños de conductores de distribución, resistencia y reactancia de los conductores.

- Costos de instalación de los conductores.

- Potencias nominales de los transformadores.


- Costos de instalación de los transformadores.

- Resistencia, reactancia, pérdidas en el hierro de los transformadores.

- Costos en transformadores, cables, pérdidas y total.

- Costo por usuario.

La enumeración corresponde solo al conjunto: transformadores de distribución-red secundaria.

Datos y resultados similares se tendrán para la red primaria, y también para el sistema de
transmisión.

La elección acertada de algunos factores optimiza el diseño de la red.

El diseño óptimo de la red puede quedar definido con distintos criterios, el criterio normalmente
adoptado es económico, respetándose condiciones técnicas mínimas.

Por ejemplo se puede optimizar el conjunto de transformadores de distribución y red secundaria


(de baja tensión).

En el estudio se puede incluir la distribución primaria y las estaciones primarias.

También puede incluirse el sistema de transmisión.

Con el correcto diseño de la red se trata de obtener:

- Calidad aceptable del servicio dado a los usuarios.

- Economía de diseño de la red de distribución.

- Combinación óptima de tensiones de transmisión o subtransmisión y tensiones de


alimentadores, para satisfacer la expansión.

- Correcto dimensionamiento de los circuitos con aceptable utilización de las componentes.

- Selección de los puntos del sistema donde deben preverse económicamente regulaciones de
tensión.

En una red, en la cual se encuentran definidas las cargas y su ubicación, al adoptarse una
configuración geométrica quedan definidas las cargas en los distintos elementos.

La adopción de una tensión define la corriente en cada elemento (línea).

La adopción de los parámetros de los elementos definen las caídas de tensión.

Se trata de estudiar como los cambios en un parámetro o variable influyen en los restantes.

Podemos clasificar las redes en dos tipos, aquellas para las cuales las cargas pueden
suponerse puntuales, de valor y ubicación definidas, y aquellas en las cuales la carga sigue
una ley de distribución continua en la superficie del plano en el cual debe realizarse la
distribución de energía.

Las redes del primer tipo son concretamente las que corresponden a industrias, mientras que
las del segundo tipo corresponden a distribución urbana.
8.2 - LAS CORRIENTES Y POTENCIAS

La definición de la corriente permite fijar por consideraciones térmicas la sección admisible para
los conductores.

La sección mínima admisible para los conductores está también relacionada con las
condiciones de aislación y la tensión.

La carga total, que corresponde en un elemento se obtiene como suma de las cargas parciales.

En algunos casos cada carga está definida por un factor de potencia distinto, en consecuencia
para obtener la carga total se debe tener en cuenta este factor. En cambio si el factor de
potencia es único para todas las cargas la suma se realiza directamente.

En rigor la carga total debe incluir las distintas cargas individuales y las pérdidas de distribución
y transmisión de la energía.

p = 3 * R * I^2 = 3 * R * (A / U)^2

q = 3 * X * I^2 = 3 * X * (A / U)^2

Considérese un grupo de cargas distribuidas a lo largo del desarrollo de un cable. La carga


total en el cable es suma de las cargas.

Supóngase que la ley de distribución de cargas es continua figura 1, la carga derivada en un


punto cualquiera del alimentador es

a(x) * dx

Figura 1 - Figura 2

La carga total es

A = integral de 0 a L de (a(x) * dx)

La carga que pasa por un punto cualquiera es

A(x) = integral de x a L de a(x) dx

Si la carga es continua y de valor constante, figura 2, la carga total, y la que pasa por un punto
son respectivamente

A=a*L

A(x) = a * (L - x)
Si la carga varía con ley triangular figura 3, la carga total y la que pasa por un punto son

a(x) = a * x

A = a * L^2 / 2

A(x) = a * (L^2 - x^2) / 2

Figura 3 - Figura 4

La carga puede estar definida con cierta densidad, carga por unidad de superficie, si la
densidad es constante

A=D*S

Si la superficie es un polígono de tres lados o más cuyo apotema (radio del círculo inscripto) es

S = n * l^2 * tg(PI / n)

La carga de cada alimentador es, figura 4:

A / n = D * l^2 * tg(PI / n)

Los polígonos que no dejan espacios libres al ser colocados adyacentes unos a otros son el
triángulo figura 5, el cuadrado figura 6, y el hexágono figura 7, de todos modos los
razonamientos son correctos para cualquier valor del número de alimentadores.

Figura 5 - Figura 6 - Figura 7


Si se considera que la superficie alimentada es un círculo y a cada alimentador corresponde un
sector circular se tiene

s = r^2 * PI

A / n = D * r^2 * PI / n

La carga total alimentada por un centro según se considere un polígono o un círculo es

A = D * l^2 * n * tg(PI / n)

A = D * r^2 * PI

Si se trata de distribución secundaria el tamaño de los transformadores define el área que


puede servirse.

Este tamaño no puede superar determinados límites basados en consideraciones prácticas de


corrientes normales y niveles de cortocircuito.

Razonamientos análogos son válidos para la distribución primaria y los transformadores


correspondientes.

Por otra parte la potencia a distribuir define la cantidad mínima de distribuidores, al aumentar
su cantidad disminuirá la carga de cada uno.

8.3 - LAS TENSIONES

Dado un alimentador, cuya potencia está definida, al aumentar la tensión, se reduce la


corriente, en consecuencia puede reducirse la sección de los conductores hasta alcanzarse la
mínima sección admisible para una dada tensión.

La tensión define las características de aislación de los conductores.

El valor relativo de la caída de tensión que se produce en un alimentador no debe superar


determinados valores admisibles.

Cuando el alimentador tiene características físicas definidas la caída de tensión es

deltaU = (R * cosfi + X * senfi) * L * A / U^2

Si se mantienen las características del cable y se aumenta la tensión del alimentador la caída
de tensión disminuye con el cuadrado de la tensión.

La caída de tensión aumenta con la longitud y la carga.

No debe olvidarse que para una carga (y una tensión) existe una sección mínima del conductor
basada en consideraciones térmicas.

Fijada una caída de tensión, un tipo de conductor, en una condición de tendido definida, y una
tensión de alimentación el producto LA se debe mantener constante, e igual al máximo valor de
A, Amax, por la longitud que en esta situación satisface la ecuación.

Para valores inferiores de la longitud, la carga no puede aumentar por razones térmicas y se
tienen caídas de tensión menores.
Si en un lugar de una carga concentrada en el extremo del cable se tiene la carga distribuida a
lo largo de su desarrollo resulta una caída menor en el factor k.

deltaU = k *(R * cosfi + X * senfi) * L * A / U^2

Sea lij la distancia entre cargas y Ai cada una de ellas, la caída de tensión es proporcional a la
siguiente suma que se ha desarrollado para solo cuatro cargas, figura 1:

Figura 1 - distribuidor con cargas concentradas

l01 * (A1 + A2 + A3 + A4) +

l12 * (A2 + A3 + A4) +

l23 * (A3 + A4) +

l34 * (A4) =

A1 * (l01) +

A2 * (l01 + l12) +

A3 * (l01 + l12 + l23) +

A4 * (l01 + l12 + l23 + l34)

A = A1 + A2 + A3 + A4

L = l01 + l12 + l23 + l34

Estas relaciones son fácilmente generalizables a n cargas.

Si las n cargas son iguales se tiene

l * Ai * (n + 1) * n * n / 2

que referido a n^2 * l * Ai valor que corresponde a toda carga concentrada en el extremo de la
línea nos da el valor de k

k = (n + 1) / 2

Para distribución continua de cargas el factor k puede determinarse calculando


integral de 0 a L de (dy integral de y a L de (a(x) * dx)) =

integral de 0 a L de (x * a(x) * dx)

y refiriéndolo al producto L * A

Para carga de valor constante k = 1/2, para ley triangular k = 2/3.

Un aumento de la tensión primaria permite disminuir la sección de los cables, mientras debe
aumentarse la aislación.

Para una configuración fijada de la red se puede aumentar la tensión hasta minimizar el costo
de los cables.

Un ulterior aumento de tensión no traerá ventajas en los cables, pero, al implicar menores
caídas de tensión permitirá aumentar el radio de acción de la estación primaria, aumentar la
potencia de sus transformadores, y eventualmente disminuir los costos totales.

8.4 - LAS DISTANCIAS

Se ha visto que existe una longitud, para cada cable y condición de tendido, por debajo de la
cual la sección para una dada carga no puede disminuirse.

Cuando aumenta la distancia a la que se encuentra la carga, para mantener la caída de tensión
debe disminuirse en la misma proporción el factor (r cosfi + x senfi) característico del cable y la
carga.

Este factor se acerca, al aumentar la sección, asintóticamente a un límite, y por otra parte
existen secciones máximas de cables que no se superan por razones prácticas

Alcanzada la distancia límite con la sección máxima, solo un aumento de tensión permite
alimentar cargas a distancias mayores.

En el caso de cargas discretas de ubicación definida, según donde se ubique el centro de


distribución variará la sección y la longitud de cables que deben tenderse.

Un desplazamiento del centro de distribución puede disminuir las secciones y las longitudes,
reduciendo el costo de la red, se busca el punto para el cual el costo sea mínimo.

Cuando las cargas están separadas por distancias tales que implican secciones excesivas de
los cables, se pueden dividir en grupos y alimentar cada grupo desde un centro de carga.

Los centros de carga se conectan entre sí mediante un sistema de tensión mayor.

En la comparación de costos, en este caso debe considerarse la red de tensión mayor, los
transformadores y la red en tensión baja.

Si un área rectangular con densidad de carga constante se alimenta desde un extremo la caída
de tensión es

deltaU1 = 0,5 * (R * cosfi + X * senfi) * L * A / U^2

Si la misma área se alimenta desde el centro con dos alimentadores L/2, que alimentan A/2
resulta

deltaU2 = 0,5 * (R * cosfi + X * senfi) * (L / 2) * (A / 2) / U^2


deltaU2 = deltaU1 / 4

Cuando un área triangular se alimenta con tres alimentadores de longitud l

deltaU3 = 2/3 * (R * cosfi + X * senfi) * l * (A / 3) / U^2

Si el área es un polígono de n lados

deltaUn = 2/3 * (R * cosfi + X * senfi) * l * (A / n) / U^2

Siendo D la densidad de carga, es

deltaUn = 2/3 * (R*cosfi + X*senfi) * D * l^3 * tg(PI / n) * 2 / U^2

Esta fórmulas permiten deducir rápidamente como influye deltaU1, U1 u otro factor cualquiera
en el radio de acción de la distribución, por ejemplo si se varía deltaU

deltaU1 / l1^3 = deltaU2 / l2^3

Si se varía U

U1^2 * l1^3 = U2^2 * l2^3

La relación de la longitud total de los cables distribuidores a la superficie servida por un centro
de carga permite medir la eficiencia del diseño figura 1, 2, 3.

Figura 1 - Figura 2 - Figura 3

En rigor para distribuir energía debe tenderse el distribuidor principal (alimentador) y los
distribuidores propiamente dichos que llegan a los usuarios.

En general solo se eligen un par de secciones que deben satisfacer condiciones térmicas y
caídas de tensión.

A medida que aumenta el área alimentada deben aumentarse ambas secciones.

Para cada valor de n corresponde un diseño de la red de distribución, una potencia del centro
de carga, y un diseño de la red de transmisión.

También en estos casos es la comparación de costos la que fija el criterio para la mejor
solución del problema, figura 4,5.
Figura 4 - Figura 5

8.5 - CRECIMIENTO DE LA CARGA

En las redes industriales normalmente las cargas no aumentan en valor, sino en cantidad,
agregándose en sucesivas ampliaciones nuevas cargas.

Para alimentar estas nuevas cargas se deben realizar nuevos centros de carga, o ampliarse los
existentes.

En el proyecto de la primera etapa de la red de distribución deben tenerse en cuenta las


exigencias que imponen las etapas sucesivas.

En ciertos casos los incrementos no corresponden a las previsiones originalmente hechas,


entonces debe replantearse el problema partiendo de un estudio del sistema existente y
proyectando las etapas sucesivas de acuerdo con las nuevas exigencias compatibilizadas con
la existente.

En las redes de distribución urbanas, las cargas además de aumentar en número, aumentan en
valor, resultando que la densidad de carga aumenta con el tiempo según una cierta ley.

Al aumentar la densidad de carga, quedando fijos los restantes parámetros, aumentan las
caídas de tensión.

Es entonces necesario aumentar la cantidad n de alimentadores que se ramifican de un centro


de carga, o disminuir el radio de acción de cada centro.

El aumento de la densidad de carga exige aumentar la potencia de los centros o disminuir el


área que cada centro sirve.

Se debe planear las distintas etapas de desarrollo de la red de manera que resulten
compatibles entre sí.

El planeamiento de la red debe ser hecho de acuerdo a las hipótesis más optimistas y más
pesimistas por un número razonable de años.
El control de cada parte de la red en condiciones de funcionamiento permite determinar el
momento oportuno en el cual es conveniente pasar en esa parte a la etapa siguiente.

El aumento de la carga puede conducir a situaciones en las cuales la red planeada no sirve
para atender las nuevas exigencias.

Este caso se presenta por ejemplo en un barrio de casas bajas de uno o dos pisos en el cual la
explosión demográfica se manifiesta con casas de departamentos de varios pisos.

La red de baja tensión planeada no puede satisfacer las necesidades de esta nueva condición
en la cual pueden llegar a tenerse densidades de carga varias veces mayores, es necesario
entonces inyectar en esos puntos potencia en forma independiente de la distribución en baja
tensión, directamente desde la media tensión.

Cuando se presenta este caso debe replantearse el problema, previendo el nuevo desarrollo de
la zona y proyectando el nuevo sistema.

8.6 - EL FACTOR ECONÓMICO, INVERSIÓN INICIAL Y PERDIDAS

Como criterio de diseño del sistema se fija en muchos casos minimizar el costo.

La inversión inicial de la red incluye el costo de los cables de baja tensión, de los
transformadores, de los equipos de maniobra y protección, de los cables de media tensión y los
costos derivados de previsiones futuras.

Por otra parte a la red corresponden pérdidas en sus elementos, cables y transformadores, que
tienen un costo de explotación.

En rigor lo que debe minimizarse es el costo total, en consecuencia en muchos casos es


conveniente aumentar la inversión inicial, lo que se refleja en un menor costo de explotación.

La pérdida en una línea con carga concentrada en su extremo es

p = 3 * r * L * I^2 = r * L * A^2 / U^2

Si la carga está distribuida,

p = k * r * L * A^2 / U^2

El valor del factor k se determina calculando

integral de 0 a L de (dx (integral de x a L de(a(x) * dx)^2)

y refiriendo este valor al producto L A^2, para carga de valor constante se tiene k = 1/3 y para
ley triangular k = 8/15.

También deben evaluarse las pérdidas en los transformadores (en vacío y en carga).

Para los cables de tensión elevada también son importantes las pérdidas diélectricas (en
vacío).

Cuando la inversión debe hacerse en varias etapas, y la carga varía de año en año, las
consideraciones económicas que deben hacerse son más dificultosas.
Las inversiones futuras pueden referirse a la fecha actual teniendo en cuenta la inflación y los
intereses ofrecidos. Este criterio no tiene en cuanta variaciones de costo en moneda constante
que se producen por el avance tecnológico, que en general son imprevisibles.

Las pérdidas también son inversiones futuras y como tales pueden ser consideradas.

Los resultados que se obtienen con estos métodos comparativos deben considerarse con la
incertidumbre que corresponde a los distintos factores más o menos definidos que se tienen.

8.7 - LAS POTENCIAS DE CORTOCIRCUITO

Un parámetro importante en el diseño de la red es el nivel de cortocircuito.

Este define en particular, la sección mínima que pueden tener los cables para soportar una falla
breve.

Un exceso en este valor puede conducir a sobredimensionamientos de la instalación.

La corriente de cortocircuito está ligada a la potencia de los centros de distribución (y la


impedancia de los transformadores).

Las máximas prestaciones que pueden tener los interruptores, y en particular su potencia de
cortocircuito son un factor limitativo en la potencia de los transformadores.

El valor de corriente de cortocircuito que pueden soportar equipos similares de distintas


tensiones es constante, en consecuencia la potencia de cortocircuito correspondiente crece
con la tensión.

El aumento de tensión en una red, cuando la potencia de cortocircuito se mantiene constante,


siendo iguales en particular las impedancias de los transformadores, implica una reducción de
las corrientes de cortocircuito.

A lo largo del desarrollo de un cable la corriente de cortocircuito se reduce por su impedancia.

Cuando no se puede superar un valor de corriente de cortocircuito en el punto de alimentación


de una carga, puede ser necesario tener una longitud mínima de cable, desde el centro de
distribución hasta cada una de las cargas.

Este caso se presenta entre un centro de potencia, y los centros de control de motores.

Es importante en estos casos elegir una ubicación del centro de potencia que no admita
"mejoras" de manera que forzosamente los cables de los centros de control de motores tengan
una longitud mayor que la mínima.

Debe notarse que un ulterior sobredimensionamiento de los cables pondrá el sistema en crisis,
por lo cual es necesario trabajar con márgenes amplios.

8.8 - INFLUENCIA DE LAS NORMALIZACIONES

Las secciones de los cables no pueden adoptarse arbitrariamente sino deben ser elegidas
entre valores normalizados.

Utilizar todas las secciones normalizadas en una instalación no es en general conveniente


porqué exige mayor depósito, y al fin de la obra, dependiendo del cuidado con que se han
realizado los cómputos se producirán crisis de unas secciones y sobras de otras.
Seleccionar solo algunas secciones si bien implica sobredimensionamietos, impide errores,
reduce problemas de almacén, y reduce los márgenes de seguridad que deben tomarse en los
cómputos.

Las tensiones utilizadas deben ser elegidas entre valores normalizados.

En ciertos casos no existen elementos de una tensión nominal y deben elegirse elementos de
tensión nominal superior.

En la medida en que más componentes de la red deban ser sobredimensionados en tensión,


resultará más conveniente elegir la tensión superior que permite en general mayor
aprovechamiento de la instalación.

El origen (europeo o norteamericano) de los elementos (en particular de maniobra) incluidos en


la red define su tensión nominal máxima. En consecuencia la elección de la tensión nominal
está sensiblemente ligada al origen de componentes.

También las potencias de los transformadores deben ser elegidas entre ciertos valores
normales.

En una instalación es conveniente tratar de reducir al mínimo la variedad de transformadores.

Lo ideal es evidentemente tener un único tipo de transformador, con una única relación y única
potencia.

Las normalizaciones implican que determinados parámetros varíen su magnitud en forma


discreta, y no en forma continua, la solución optima se encontrará entonces en general en el
punto de discontinuidad del valor del parámetro.

De todos modos a los fines de buscar el optimo es aceptable suponer en muchos casos que
todos los parámetros varían en forma continua lo que permite aprovechar hipótesis que
redundan en simplificaciones de los cálculos.