Está en la página 1de 3

Exp. N°. : 1039-2018-0-0501-JP-FC-06.

Espc. Dra. : Maritza Chávez Dueñas


Escrito N° : 03
Cuaderno : Principal
Sumilla : PRESENTA ALEGATOS.

SEÑORA JUEZA DEL SEXTO JUZGADO DE PAZ LETRADO DE


HUAMANGA – CSJAY/PJ.

ALBINA ARONE VIUDA DE LAIME, identificado


con DNI N° 28219804, actuando en
representación de mi poderdante don
JHONATAN FORTUNATO BERROCAL ARONE
(tal como consta en la Escritura Pública que se
adjunta a la presente), con domicilio real en
Asentamiento Humano Covadonga Mz. “Ñ” Lote
12–A - Ayacucho, señalando domicilio procesal
en la Urb. Mariscal Cáceres Mz. “B” Lte 21 –
Ayacucho –Oficina N° 203 Y CASILLA
ELECTRÓNICA N° 83834, a usted me presento
y digo:

I. FINALIDAD.
Que, estando los autos expeditos para ser resueltos y en el ejercicio regular de
mi derecho a la defensa; recurro a su despacho con la finalidad de presentar mi
Alegato a fin que se tenga presente al momento de emitir la resolución
correspondiente, por las siguientes consideraciones que expondré en la
presente:

II. ARGUMENTOS DEL ALEGATO.


PRIMERO. - DE LA EDAD DEL ALIMENTISTA.

Señora Juez, se ha acreditado fehacientemente que el alimentista Jhonatan


Fortunato Berrocal Arone en la actualidad tiene 25 años, tal como sostienen el
demandado y se advierte de la partida de nacimiento del alimentista y de D.N.I,
sin embargo, se acredito también que el alimentista está siguiendo una carrera
universitaria en la Universidad “San Luis Gonzaga” de Ica en la Facultad
de Ciencias Económicas y Negocios Internacionales, tal como se advierte de
la constancia de estudios emitido por la referida Universidad, asimismo, cabe
resaltar que estos estudios lo está cursando de manera exitosa tal como lo
muestran sus destacadas notas que constan en el record académico general
emitido por la Universidad.

SEGUNDO. - DEL ESTADO DE NECESIDAD DEL ALIMENTISTA.

Señora Juez, de los hechos expuestos previamente su despacho pudo advertir


la situación en que se encuentra el alimentista, cual es que hoy más que nunca
necesita de la asistencia de una pensión de alimentos, para cubrir propiamente
los gastos que le genera sus estudios universitarios, asimismo, cabe precisar
que los referidos estudios lo está cursando en la ciudad de Ica, lugar en el cual
el alimentista es foráneo, encontrándose en la imperiosa necesidad de alquilar
un cuarto, hecho que le genera un gasto el cual se encuentra solventando,
aunado a los gastos generados de primera necesidad como son los alimentos,
vestimenta, salud, mismas que no podrá afrontar si se le deja de asistir con la
pensión de alimentos otorgada.

TERCERO.- DE LA POSIBILIDAD DEL OBLIGADO.

Señora Juez, respecto a las posibilidades económicas del obligado es preciso


señalar que el mismo es docente nombrado que actualmente labora en la
Institución Educativa N° 38896 UNIÓN MINAS – TAMBO, tal como se advierte de
la Boleta de Pago de los meses de marzo, abril y mayo ofrecida como medio
probatorio por el demandante, asimismo, cabe resaltar que este hecho denota
una fuente de ingreso económico permanente y seguro. Por tanto, atendiendo a
las condiciones en que el alimentista se encuentra cursando sus estudios
universitarios y las posibilidades con las que cuenta el obligado pedimos a este
último, tenga mayor consideración para con su hijo y siga asistiéndole con la
prestación de alimentos a fin de que pueda concluir con sus estudios
universitarios de manera satisfactoria y en el futuro este sea un profesional que
no solo aportara en provecho de su sociedad, sino, que en su oportunidad le
retribuirá por la ayuda proporcionada por su progenitor.
CUARTO.- DE LA APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 483° DEL CÓDIGO CIVIL.

Señora Juez, respecto a la aplicación del artículo 483° del código civil, es de
precisar que el presupuesto invocado por el demandante para la procedencia de
la exoneración de la obligación alimenticia “cuando el alimentista haya cumplido
mayoría de edad”, no es de aplicación al caso en concreto, en razón de la
presencia de uno de los supuestos de improcedencia de las causales de
exoneración, cual es “si subsiste el estado de necesidad por causa de que el
alimentista este siguiendo una profesión u oficio exitosamente” contemplado en
el tercer párrafo del mismo artículo. Por tanto, atendiendo a la concurrencia de
tal excepción de improcedencia de exoneración, el alimentista queda habilitado
para pedir que la obligación continúe vigente.

QUINTO.- DE LA APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 424 DEL CÓDIGO CIVIL

Señora Juez, por todo lo precedentemente argumentado su despacho deberá


observar lo establecido en el artículo 424° del Código Civil referida a la
subsistencia de la obligación alimenticia, redactada de la siguiente manera
“subsiste la obligación de proveer al sostenimiento de los hijos e hijas solteros
mayores de dieciocho años que estén siguiendo con éxito estudios de una
profesión u oficio hasta los 28 años (…)” en razón de que el alimentista, reúne
todos los requisitos para seguir percibiendo la pensión por alimentos.
finalmente, Señora Juez, en base a lo alegado solicito que en la estación
procesal correspondiente se declare infundada en todos sus extremos la
demanda incoada por el demandante.

POR LO EXPUESTO:
Pido a usted señor Juez, tener por presente los
argumentos esgrimidos al momento de resolver.

Ayacucho, 20 de agosto del 2018.

También podría gustarte