Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL FRANCISCO DE MIRANDA

GERENCIA DE PROYECTO DE INGENIERÍA

GESTIÓN DE OPERACIONES

GERENCIA DE PROYECTOS VS GERENCIA DE OPERACIONES

Barrios Yuberlys
Guarecuco Vanessa
Smith Carolina
Valles Simón

Febrero 2013
GERENCIA DE PROYECTOS VS GERENCIA DE OPERACIONES

La gerencia de proyectos es la disciplina de organizar y administrar recursos de


manera tal que se pueda culminar todo el trabajo requerido en el proyecto dentro
del alcance, el tiempo y el costo definido. Es un arte debido a que tiene mucho que
ver con relacionarse y manejar gente y esto requiere de habilidades intuitivas que
han de aplicarse a situaciones que varían y a menudo son totalmente únicas de
proyecto a proyecto.

La gerencia de las operaciones es la responsable de la producción de los bienes y


servicios de la organización, dedicada tanto a la investigación como a la ejecución
de todas aquellas acciones destinadas a generar el mayor valor agregado
mediante la planificación, organización, dirección y control en la producción tanto
de bienes como de servicios, destinado todo ello a aumentar la calidad,
productividad, mejorar la satisfacción de los clientes, y disminuir los costos.

Es importante indicar que la Gerencia de Operaciones se basa en la dirección a


nivel estratégica y operacional de la Cadena de Suministro de una organización,
partiendo de la solicitud o requerimiento de la materia prima e insumos, hasta la
entrega del bien o servicio al cliente, pasando por los procesos productivos,
logística y transporte, con el propósito de fortalecer integralmente las relaciones
existentes entre departamentos interdependencias de información y/o recursos.

Ambas disciplinas difieren en varios aspectos importantes como son el tiempo de


permanencia, el inicio y culminación de los ciclos y a las restricciones que
ameritan cada uno. La gestión de proyectos tiene una fecha de comienzo, una
serie de tareas y una fecha de finalización, con esfuerzos temporales donde el
gerente de proyecto debe ser hábil en el manejo de los trabajadores ya que tiene
que terminar la tarea con el equipo determinado, en un período de tiempo
determinado, mientras que la gestión de operaciones se refiere a la gestión
continua de trabajos diarios de una empresa, tales como asistencia técnica,
gestión de red, implicando esfuerzos permanentes que producen salidas
repetitivas. El gerente de proyectos debe tener un conocimiento profundo y
detallado del proceso de trabajo para tener una mejor eficacia al momento de
tomar decisiones, mientras que el gerente de operaciones debe ser además de un
experto, un visionario enfocado en la mejora de los procesos para dar al cliente el
bien o servicio deseado.

En lo que se refiere a la disponibilidad presupuestaria para la gestión de


proyectos, el gerente de un determinado proyecto recibe un presupuesto limitado y
restringido con el cual debe llevar a cabo todas las tareas propias del proyecto,
mientras que en la gestión de operaciones, el gerente debe administrar todos los
recursos disponibles para generar el máximo beneficio y aprovechamiento de
oportunidades que transformen la inversión inicial en beneficios tangibles.

La búsqueda de mejores estrategias de financiamiento de las operaciones se


convierte en un elemento fundamental y crítico dentro de las funciones propias del
gerente de operaciones, si se toma en cuenta que el recurso financiero es escaso
y limitado, pero que una vez obtenido e inyectado en el área correcta, puede
apalancar la gestión global de la empresa. Por su parte, la obtención de recursos
adicionales durante la ejecución de un proyecto se traduce como una mala
planificación y mala administración de recursos.

La gestión de proyectos puede cruzarse con la de operaciones si ocurre una


liquidación de algún producto, o cuando se desarrolle, actualice o amplié uno
nuevo.

Si bien es cierto que la Gerencia de Proyectos y la Gerencia de Operaciones


difieren en los ámbitos antes referidos, también es cierto que ambas comparten
fines únicos como lo son: generar rentabilidad, minimizar costos de producción,
maximizar ganancia, optimizar la utilización de los recursos y finalmente la
satisfacción del cliente.