Está en la página 1de 6

Xóchitl Anai Santiago Guzmán

07 de Noviembre del 2018

México es un país que desgraciadamente se caracteriza por poseer una clase política que se
distingue por ser mediocre, coptada por la corrupción, con intereses personales sombríos
ocultos e intrínsecos a sus proyectos de nación. Un sistema político y social controlado por
una minoría burguesa y que fundamenta sus relaciones de colaboración por conveniencias o
clientelismos a veces claramente manifiestos; pero también México se distingue por una
sociedad civil con poco poder de convocatoria que en gran parte de las veces se muestra
indiferente o inerte de reacciones o contribuciones para incentivar al cambio social. Es así
como la intelectualidad adquiere un papel clave en estos procesos de generación de maneras
de pensar y formas intervención activa en nuestra manera de percibir la realidad. ¿Pero es
acaso la verdadera razón de la existencia de la intelectualidad? Según la Real Academia
Española acerca de la palabra intelectual:

intelectual. ADJ. 1. Perteneciente o relativo al entendimiento. Ejercicio intelectual. ‖ 2.


Dedicado preferentemente al cultivo de las ciencias y las letras. Apl. a pers., u. m. c. s. El
escrito lo firman políticos e intelectuales. ▢ V. cociente ~, coeficiente ~, propiedad ~,
registro de la propiedad ~, visión ~. (RAE, 2006)

Podemos sugerir de esta acepción que el intelectual se encuentra en completa relación con el
mundo de las ideas y la constante creación de ideología. Sin embargo si recordamos el caso
Dreyfuss que son nuestras primeras luces sobre la intelectualidad en la Historia, tenemos una
intelectualidad que está enfocada en la reivindicación de la verdad y la justicia social, en la
defensa de los marginados, los que han sido objeto de persecución, por lo tanto habla de una
alta calidad moral

Para reforzar este intento de primero poner en claro lo que es la intelectualidad nos apoyamos
en dos posturas, por un lado Weber y por otro Gramsci. Mientras que Weber señala por
“intelectuales” un grupo de hombres que, en virtud de su peculiaridad, poseen un acceso
especial a ciertos logros considerados como “valores de la cultura”, y quienes usurpan, en
consecuencia, el liderazgo de una comunidad de cultura”. Gramsci piensa que “todo grupo
social que surge sobre la base original de una función especial en el mundo de la producción
económica establece junto a él, orgánicamente, uno o más tipos de intelectuales que le dan
homogeneidad no sólo en el campo económico, sino también en el social y el político”.
(Brunner, 1983, pp28).
Xóchitl Anai Santiago Guzmán
07 de Noviembre del 2018

En estas dos definiciones acerca de la intelectualidad podemos ver por un lado la clara
influencia de los valores morales y la ética como elementos que definen y forman al
intelectual,y mediante las cuales este aborda su realidad con la intención de intervenir en ella
en forma de crítica social: y por otro lado que con base en el elemento económico, los grupos
sociales producen a sus propios intelectuales, estos a su vez se ven mediados por sus propios
contextos e intentan así modificar o influir o mantener sus estructuras de pensamiento o
superestructuras y por lo tanto las reglas del juego, es decir sus estructuras.

Es así que entre el debate de la oscuridad contra la luz, del bien y del mal. del ejercicio del
poder contra la crítica de este, los intelectuales juegan un papel preponderante en la
construcción de ideología pero no se salvan de la pregunta ¿cuál es el verdadero papel de los
intelectuales? por lo menos aquí en México.

Durante los años 80s y 90s se comienzan a incorporar al gobierno individuos que tienen una
formación y un perfil radicalmente distinto al que había sido la tendencia hasta el momento.
Estos individuos habían por ejemplo estudiado economía o administración pública en
universidades estadounidenses. Permeados de estas ideologías modernizadoras y neoliberales
son llamados “los tecnócratas” que quieren hacer política, que tienen objetivos políticos,,
quieren gobernar y vienen con un paradigma nuevo de como gobernar. Uno de estos
individuos es claramente Carlos Salinas de Gortari. Un político que tiene como mentor a
Miguel de la Madrid primero su profesor y después presidente que tiene su gestión en un
momento histórico donde al parecer el modelo económico social que existía se quiebra como
lo hizo el comunismo y el socialismo unos años atrás entonces así el Neoliberalismo se abre
las puertas y con el Salinas de Gortari.

Carlos Salinas es una persona, vale por de mas decirlo, a claras vistas ambicioso e inteligente,
en su discurso se le escucha decir que su vida gira en torno al mundo de las ideas, a la
discusión y a la gestión de las mismas; podría decirse que es un intelectual y así podemos
explicarnos el por que a este político en especial le acomoda estar rodeado del círculo
intelectual mexicano. Evidencia de eso es la fotografía de la muñeca tetona, dónde lo
podemos observar en compañía de personajes que hoy en día podemos ubicar en distintos
bandos, posturas y calidades. Es así como podemos ver a un Aguilar Camín con un peso de
opinión bastante devaluado, a una Elenita del lado de la izquierda y a alguno que otro
Neoliberal con argumentos bastante válidos y sustentables. Pero en ese momento Salinas de
Xóchitl Anai Santiago Guzmán
07 de Noviembre del 2018

Gortari ve en ellos la oportunidad de establecer una relación entre el poder y los intelectuales
y así ayudarse en su legitimación por medio de ellos. Pero como Sergio Aguayo dice: “los
poderosos quisieran tener una relación más de vasallaje que de intercambio libre de ideas
(OsoGrimbeorn, 2014, vídeo).

Debido a los acontecimientos históricos en torno a la intelectualidad me parece que tenemos


algunas falacias en nuestro imaginario acerca de lo que conlleva. Una de ellas es que
deshumanizamos a los intelectuales y los elevamos a la calidad del Super yo del que Freud
dice aspiramos a ser pero que difícilmente puede ser alcanzada; los creemos puros y éticos,
los idealizamos y los convertimos en líderes les atribuimos un compromiso para con la
sociedad y muchas veces en eso cae nuestro desencanto. Olvidamos que los intelectuales son
simples seres humanos mortales, esclavos y presas de sus propios contextos sociales, de sus
condiciones de vida y la carga de símbolos a los que se ven sometidos y sus mismas
pasiones.. Olvidamos que tiene que comer como cualquiera y que como todos tiene que
luchar ante las embestidas de la vida. Pero si tomamos en cuenta esto, entonces las razones
por las que un individuo se hace intelectual claramente pueden ser muchas y las razones por
las que practica la intelectualidad pueden ser muchas más.Una de las tristezas de la
antropología es que uno nunca puede llegar a saber realmente la “única verdad” del por qué
una persona hace las cosas, incluso si esta persona te dice algun por que, esto podría no ser
verdad o podríamos tener múltiples verdades cohesionadas en un mismo individuo.

Es así como llegamos a los motivos por los cuales el poder y la intelectualidad están en una
constante dinámica dialéctica. Actualmente no es tan bien visto que los intelectuales tengan
acercamientos demasiado íntimos con la clase política que hace ejercicio del poder, sin
embargo estas relaciones se dan, ya sea por conveniencia, es decir que hay una relación de
índole clientelar entre las partes o que simplemente hay simpatías ideológicas entre el
intelectual y el proyecto político, es aquí donde no observamos un aparente compromiso con
las masas sociales o por lo menos no de manera abiertamente comprometida, aquí podemos
poner como ejemplos a Gabriel García Márquez y su aparente simpatía por Salinas y su
gobierno o de Aguilar Camín y su presunta objetividad manchada por su supuesta
participación como aparato propagandístico del presidente y su no modesta remuneración;
incluso en algún punto hasta de Octavio paz y su papel como embajador de México en la
India y su acertada renuncia tras los atentados del 68 como manera de plasmar su
inconformidad con lo sucedido. Pero, ¿es real que el intelectual debe estar peleado o debe
Xóchitl Anai Santiago Guzmán
07 de Noviembre del 2018

marcar su distancia con el sistema o con el gobierno? No se supondría en el caso de que este
último tuviera un proyecto honroso, todos los intelectuales deberían estar en una intrínseca
relación con el? Por lo menos lo que nos queda claro aquí es que los intelectuales tienen la
gran capacidad de orientar los debates y pueden ofrecer visiones e interpretaciones variadas a
cerca de la vida y la realidad misma.

Hay quienes argumentan que los intelectuales deberían estar fuera de la vida pública como lo
es el tiempo de la muerte de los intelectuales en Francia, pero hay quienes creen como en
América latina que los intelectuales pueden contribuir a la catarsis social. Ahora pues
entonces podemos pensar en intelectuales que usan los medios de comunicación para estos
fines pero al mismo tiempo existen los que aprovechan estos medios de comunicación en pos
de intereses más particulares como lo es nutrir al ego o al estómago volviéndose más
populares y por lo tanto empleados, porque si no es con el sistema ¿de qué vive un
intelectual? o como Enrique Krausse menciona en un programa de televisión: un poeta no
tiene posibilidades de vivir. ( lupamexico, 2007). La autonomía es una cosa carísima.

Esta visión comparativa de estos entes sociales, que se han visto notablemente sustituidos hoy
en día por los !influencers u opinólogos, las redes sociales y su capacidad de persuasión en
las mentes del pueblo, nos ponen en la mesa la pregunta de hasta donde los intelectuales son
pasado o si aún pueden informar a la nuevas generaciones.

Pero ¿es real que están desapareciendo los intelectuales o simplemente han estado cambiando
sus roles en la sociedad y diversificando sus actividades? ¿cuales son aquellos elementos que
impiden la presencia de los intelectuales en la esfera pública?¿ podría ser la mala fama que
produce el estar cerca del poder o la censura que se impone cuando no se está lo
suficientemente cerca? ¿que tipo de intelectual se requiere, cual se quiere y cuál el que se nos
impone? Definitivamente lo que mi razón me dice es que el pueblo no necesita intelectuales
mediáticos, y si realmente uno que critique, cuestione y se manifieste en contra del sistema
impuesto por el poder, ¿pero merecemos eso? o lo que importa más cuando exigimos algo de
alguien ¿es realmente obligación del intelectual para con nosotros? ¿que nos debe el
intelectual?

La visión materialista y estructuralista de los autores manifiestan una forma en la que en


teoría el mundo funciona como lo hace un sistema, y supone que todas las cartas están sobre
Xóchitl Anai Santiago Guzmán
07 de Noviembre del 2018

la mesa y que estas son verdad, por lo tanto nos hace propuestas idealistas al respecto de lo
que pasa o debe pasar, y las formas en que por ejemplo las condicionantes económicas por un
lado o como las estructuras se modifican las unas a las otras por otro afectan la forma en la
que percibimos al mundo.

Pero como no es lo mismo el capitalismo que el capitalismo de cuates, las verdaderas y


ocultas razones por las que cada agente social participa en el juego, hará que bien ayude a
medrar la sociedad o el sector de la sociedad a la que se dice pertenecer o la sabotee como
aparentemente hicieron Salinas y sus compinches.

Tal vez una de las problemáticas de hoy en dia es que aún se sigue teniendo o usando el
pensamiento de identidad nacional como guia de la actividad intelectual cuando ya ha sido
puesto en claro que el hegemón no es algo hecho para los grupos humanos.

Este texto termina y sin aun tener perfectamente claro que es un intelectual ni cual es su papel
y misión en la vida, no podemos pasar por alto su capacidad creadora, su deseo por conocer y
la curia con la cual suelen desempeñar su arte; su potencial político, como productor y difusor
del conocimiento, su notable capacidad de persuasión y poder de convocatoria al que pueden
llegar. El intelectual es el ingeniero de las superestructuras y como tal puede ser la
herramienta social más benéfica y al mismo tiempo la más perjudicial. Esto se va a ver
mediado por su nivel de autonomía con respecto a las instituciones y no olvidando también
sus intereses personales. Como Monsivais decía cuando hablaba de la venta de servicios
intelectuales: estoy buscando a ese miserable que dijo que soy incorruptible ( OsoGrimbeorn,
2014, video)
En un lejano lugar retacado de nopales
había unos tipos extraños llamados intelectuales
se la pasaban leyendo para ser sabios y doctos
pues no querían seguir siendo vulgares tipos autóctonos
los veías en los cafés llenos de libros profundos
y en eventos culturales oían conciertos rotundos
constantemente escribían poemas y cuentos cortos
y aunque no los comprendían se quedaban conmonfortos
si veías tal escritura te ibas bien apantallado
porque con tal estructura te quedabas asustado
Xóchitl Anai Santiago Guzmán
07 de Noviembre del 2018

no sabían si eran marcianos, mexicanos o europeos


ángeles, diablos o enanos, cardiacos o prometeos
Y así estos tipos extraños siempre estaban vacilando
y hasta cuando iban al baño se la pasaban pensando
pensaban cuando comían, en la escuela, en el camión
pensaban cuando dormían, pensaban en el avión
Canción de Rockdrigo González

Bibliografia :

Brunner J. J. y A Flisfish, 1983, Los intelectuales y las instituciones de la cultura,


UAM/ANUIES, México. Capítulo l. Quiénes son los intelectruales: La figura en el espejo”,
pp. 19-32.

Blancarte, Roberto (Coord.), 2010, Los grandes Problemas de México. XVl. Culturas
e identidades, El Colegio de México, México, 483 pág. Guillermo Zermeño, “13. La
invención del intelectual en México”, pp 379-403.

Gramsci, Antonio, 1986, Cuardenos de la cárcel, (ed. Crítica de Valentino Gerratana)


T. 4, Ediciones Era, México, 480 pág. “apuntes y notas para un grupo de ensayos sobre la
historia de los intelectuales”, pp. 353-382

Lupaméxico,(Publicado el 12 sept. 2007), Enrique Krauze De los intelectuales a los


caudillos, recuperado por: https://www.youtube.com/watch?v=Zj2-lvSbiO4

OsoGrimbeorn (13 de Jun, 20014), Los intelectuales en en México, recuperado por:


https://www.youtube.com/watch?v=wvx6LEL9JRc
RAE, 2006, página web http://lema.rae.es/desen/?key=intelectual

También podría gustarte