Está en la página 1de 24

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA

CENTRO UNIVERSITARIO DEL NORTE


CARRERA DE LICENCIATURA EN CIENCIAS JURÍDICAS Y
SOCIALES, ABOGADO Y NOTARIO

PLAN DE INVESTIGACIÓN

“EL TRATAMIENTO DE LOS HALLAZGOS OCASIONALES EN


LAS DILIGENCIAS DE ALLANAMIENTO, INSPECCIÓN Y
REGISTRO PRACTICADAS POR EL MINISTERIO PÚBLICO”

DOMINGO MEDINA TOMA

COBÁN, ALTA VERAPAZ, MAYO DE 2 017


TEMA:
“EL TRATAMIENTO DE LOS HALLAZGOS OCASIONALES EN
LAS DILIGENCIAS DE ALLANAMIENTO, INSPECCIÓN Y
REGISTRO PRACTICADAS POR EL MINISTERIO PUBLICO”

1. JUSTIFICACIÓN

El derecho a la inviolabilidad del domicilio, es un derecho fundamental


establecido desde la Constitución Federal de Centro América, en el artículo 158,
y de ahí en las demás constituciones promulgadas en Guatemala.

En lo que atañe a la Constitución Política de la República de Guatemala,


actualmente en vigencia, el derecho a la inviolabilidad de la vivienda, está
regulado en el artículo 23, como en la Declaración Americana de los Derechos y
Deberes del Hombre, en el artículo 9; en la Declaración Universal de los
Derechos Humanos, Artículo 12; en el Pacto Internacional de los Derechos
Civiles y Políticos, artículo 17; y la Convención Americana sobre Derechos
Humanos o Pacto de San José de Costa Rica, Artículo 11 y desarrollado en el
artículo 187 y subsiguientes del Código Procesal Penal guatemalteco.

El derecho a la inviolabilidad de la vivienda, se considera derivado del


derecho a la intimidad, a la dignidad y respeto que debe guardarse hacia la
persona humana y por esa misma razón es que guarda estrecha relación con el
principio de seguridad jurídica que consagra el artículo 2 de nuestra ley
fundamental, que se contrae en la confianza que ostenta el ciudadano dentro de
un Estado de Derecho, hacia el ordenamiento jurídico.

Las diligencias de Allanamiento, Inspección y Registro de viviendas o


lugares cerrados, es una de las pruebas más recurrentes que ha utilizado el
Ministerio Público para la persecución de infinidad de hechos ilícitos, con los
cuales ha logrado desarticular a las bandas delincuenciales que han cometido
delitos de trascendencia social, ya que es al ente investigador del Estado y
sobre cuya institución recae la persecución penal de aquellos delitos de acción
pública o de acción pública dependiente de instancia particular, donde se haya
autorizado su intervención.

El autor Manuel Ossorio y Florit, en su Diccionario de Ciencias Jurídicas,


Políticas y Sociales, indica que el allanamiento es: “una medida de orden
procesal que adoptan los jueces tanto en materia penal (verbigracia: visitas
domiciliarias y pesquisas en lugares cerrados) como en materia civil, laboral,
administrativa, etc.; y que realizan bien sea personalmente o bien
encomendándola a otros funcionarios mediante una orden de allanamiento” 1.

La Inspección es la diligencia mediante la cual se comprueba el estado de


las personas, lugares y cosas, los rastros, vestigios y otros elementos materiales
que el hecho delictivo hubiere dejado y que fueren útiles para la investigación del
hecho ilícito y cuando fuere posible se recogerán o conservarán los elementos
probatorios útiles, pero si el hecho no dejó huellas, no produjo efectos
materiales, desaparecieron o fueron alterados, en el acta que se suscriba, se
describirá el estado actual, consignando el anterior, el modo, tiempo y causa de
su desaparición y alteración, y los medios de prueba de los cuales se obtuvo ese
conocimiento.

El Código Procesal Penal guatemalteco, en el artículo 187, desarrolla la


forma en que se debe practicar este tipo de diligencias por parte del Ministerio
Público.

Las acepciones Inspeccionar y registrar, a mi criterio, guardan estrecha


relación. Es decir, que la acción de inspeccionar conlleva la de registrar, ya que
1
OSSORIO Y FLORIT, Manuel. Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. Editorial Heliasta
S.R.L. Buenos Aires, Argentina. 1981. Páginas 51 y 52.
las inspecciones a que son sometidas las cosas, lugares, viviendas o personas
tiene como propósito efectuar un registro para establecer si se encuentran
armas, objetos, documentos u otras cosas que interesen a la investigación.

En el Derecho guatemalteco, como ya se indicó en párrafos anteriores, la


ley fundamental, prohíbe el ingreso en vivienda ajena sin permiso o autorización
de quien la habita, salvo orden escrita y fundamentada de juez competente.

El Código Procesal Penal guatemalteco, en los artículos del l87 al 193,


recoge y amplía el precepto constitucional antes mencionado, al regular el
procedimiento para la autorización de la orden de ALLANAMIENTO,
INSPECCIÓN y REGISTRO.

La orden para la práctica de tal diligencia es una autorización que el juez


expide para ingresar, inspeccionar y registrar una dependencia cerrada de
morada, casa de negocios o un recinto habitado o bien lugares públicos que
indica la ley, ello en virtud de que existen motivos racionales suficientes para
sospechar que en tal lugar se encuentran vestigios del hecho ilícito o bien que
en dicho lugar se oculte el imputado pendiente de aprehensión o bien un
evadido de la acción de la justicia.

Hay que tomar en cuenta que el allanamiento tal cual, constituye un


medio de prueba que el ente investigador del Estado puede ofrecer en el debate,
ya que el acta pormenorizada de la diligencia efectuada por el fiscal del
Ministerio Público, debe llenar los requisitos exigidos por el artículo 147 del
Código Procesal Penal, y contener datos como la identificación del lugar o
lugares inspeccionados o registrados, la autoridad que la realizó, el motivo de la
diligencia que se ha practicado y la descripción de los objetos encontrados, así
como si se localizó o no a la persona sindicada y si se ordenó su aprehensión y
consignación al órgano jurisdiccional competente, obviamente debe llevar la
firma de la autoridad que practicó la diligencia y de las personas que estuvieron
presentes y si alguien no quiso hacerlo, debe quedar constancia de ello en el
acta del fiscal, tal como lo establecen los artículos 146, 147 y 187 del Código
Procesal Penal. .

De lo anterior, se puede inferir que tanto la ley fundamental como el


Código Procesal Penal de Guatemala, que desarrolla dicho precepto, protegen
el derecho a la intimidad, a la dignidad y respeto de la persona y no el derecho
de propiedad, que muchas veces se argumenta por los sujetos procesales al
momento de la práctica de dicha diligencia, por ello es que es imprescindible la
orden de allanamiento expedida por juez competente, para ingresar a una
morada, aunque el habitante sea un arrendatario o poseedor sin ningún título. El
Código Procesal Penal guatemalteco (artículos del 187 al 193), como ya se
indicó en párrafos anteriores, desarrolla el alcance del artículo 23 de la
Constitución Política de la República de Guatemala, al no autorizar el ingreso y
registro de dependencias cerradas de morada, casas de negocios o recinto
habitado, sin contar con orden de allanamiento otorgada por juez competente,
aunque se obtenga la aceptación de quien la habita (Articulo 187), es decir, que
es imprescindible la autorización de juez competente. Lo anterior, a mi juicio, no
supone que tal artículo del Código Procesal Penal, sea inconstitucional, porque
la ley fundamental guatemalteca, en lo que atañe a la Protección de los
Derechos Humanos, es un mínimo que se debe cumplir. La Constitución Política
de la República de Guatemala, autoriza que otras leyes amplíen o establezcan
nuevos derechos de conformidad con lo estipulado por el artículo 44
constitucional.

Comúnmente sucede que el Fiscal del Ministerio Público, verbigracia,


solicita la práctica de esta diligencia por tener conocimiento que en el lugar se
hallan armas de fuego de calibre prohibido, o que en dicho lugar se encuentra
oculta la persona evadida o con orden de aprehensión librada por juez
competente, pero al efectuar el registro se encuentra con elementos de prueba
(drogas o estupefacientes u otros objetos que con anterioridad fueron
sustraídos, en otro hecho) que acreditan la comisión o existencia de otro delito
distinto al que se investiga o que afectan a un tercero no inicialmente investigado
y que se descubre por casualidad, cuyo hecho obviamente no estaba incluido en
la resolución judicial que habilita una medida restrictiva de derechos, y el fiscal
en ese momento necesita realizar el levantamiento de indicios, el secuestro de
cosas, el cierre de un establecimiento, etcétera, que tienen relación con el nuevo
hecho descubierto casualmente.

En estos particulares casos, el fiscal del Ministerio Público, a cargo de la


investigación, se encuentra ante una incertidumbre, respecto a la manera en que
va encaminar su actuación en lo que atañe al nuevo hecho descubierto por
casualidad y revestir de legalidad esta actuación ministerial, vaya revestida de
legalidad, pueda ser una prueba contundente y valorada positivamente en la
sentencia respectiva.

Lo anterior ha llamado poderosamente mi atención, y por ello decidí


trabajar este tema para desarrollarlo y encontrarle la solución adecuada, para
que revista de legalidad la actuación fiscal en la práctica de la diligencia de
Allanamiento, Inspección y registro, y pueda ser valorada positivamente en el
juicio, caso contrario, sería desestimada por el tribunal que conozca del debate
oral y público, por no tener eficacia de probanza, por no haberse cumplido con lo
establecido por la resolución judicial que ordenó la práctica de la diligencia
relacionada.

La importancia del estudio e investigación del presente tema surge con el


ánimo de obtener los alcances o trascendencias, siguientes:
a) Se estará poniendo en manos de fiscales del Ministerio Público, jueces,
abogados defensores y estudiantes de derecho, una importante herramienta de
consulta para el tratamiento adecuado que debe revestir este medio de prueba,
que lo constituye el acta de allanamiento, inspección y registro, practicada por el
ente investigador del Estado, ya que si la misma no reviste de los presupuestos
legales, obviamente se podría solicitar su inadmisión como medio probatorio o
impugnar su contenido, en su momento procesal y como corolario lograr la
emisión de una sentencia absolutoria.

b) Se estará propiciando que en toda acta que suscriban los fiscales del
Ministerio Público, en los casos de allanamiento, inspección y registro, tomen
especial empeño a manera que se cumplan con los presupuestos legales, en
aquellos particulares casos en que ocurra un hallazgo ocasional, a manera de
evitar que ante una falencia de esta naturaleza los hechos ilícitos cometidos
puedan quedar impunes en detrimento de la justicia.

c) Se recomendaría a la Fiscal General y Jefa del Ministerio Público, que


en función de sus atribuciones, gire una instrucción general a todos los fiscales
de dicha Institución, respecto al tratamiento que deben darle a los casos en que
se produzca un hallazgo ocasional o casual, cuando se practiquen diligencias de
Allanamiento, Inspección y Registro de inmuebles y evitar con ello que se
propulse el argumento que se conculcó el principio de los frutos del árbol
envenenado, que es una doctrina que excluye de valoración aquellos elementos
probatorios obtenidos o incorporados al proceso en forma ilícita o con
vulneración de las garantías constitucionales del procesado o sindicado.

2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA A INVESTIGAR

2.1. DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

2.1.1.ESPECIFICACIÓN DEL PROBLEMA

La Constitución Política de la República de Guatemala,


mediante el artículo 23, tiende a proteger la inviolabilidad de la
vivienda, pero reconoce que es posible el acceso a la morada o
vivienda, bajo el supuesto de que sucedan ciertas circunstancias o
hechos, que se mencionan en este artículo es decir, que exista
una orden escrita expedida por juez competente en la que se
exprese el motivo de la diligencia y se debe practicar nunca antes
de las seis ni después de las dieciocho horas y que en la diligencia
debe estar presente el interesado o su representante.

Aunque en la doctrina se considera que existen cuatro


circunstancias en la que el ingreso a una morada no sería una
violación constitucional, siendo estas las siguientes: “a) Que exista
el consentimiento de la persona que lo habita, que no
necesariamente debe ser el propietario o cualquier otra persona
con derechos sobre la vivienda. b) Que exista un mandato judicial,
lo cual comprende los casos relacionados con la averiguación de
delitos y persecución de delincuentes que no estén comprendidos
en la literal siguiente. c) Por fragrante delito, cuando el delincuente
ha sido sorprendido infraganti, esto es, hallado en el acto mismo de
cometer el delito o inmediatamente después. Asimismo, cuando
existe peligro inminente de la perpetración de un delito. d) Por el
grave riesgo de las personas, lo cual comprende los casos de
incendio u otros análogos así como los relacionados con la
protección de la salud de los habitantes y de los vecinos.” 2

De esa cuenta se plantean las interrogantes siguientes:

2
Mendoza G. Lissette Beatriz y Ricardo Mendoza Orantes. Constitución Explicada, artículo por artículo.
Editorial Jurídica Salvadoreña. San Salvador. 3ª. Edición 2010. Página 48.
1) ¿ES NECESARIO CONTAR CON AUTORIZACIÓN JUDICIAL
PARA INSPECCIONAR Y REGISTRAR UN LUGAR PÚBLICO?

2) ¿Y SI SE TRATA DE UNA OFICINA DE LAS ALTAS


AUTORIDADES DE LOS ORGANISMOS DEL ESTADO, SE
NECESITA O NO DE ORDEN JUDICIAL PARA INSPECCIONAR
Y REGISTRAR?

3) ¿SE PUEDE PRACTICAR UN ALLANAMIENTO, INSPECCIÓN Y


REGISTRO, SIN CONTAR CON AUTORIZACIÓN JUDICIAL, EN
GUATEMALA?

4) ¿ES POSIBLE PRACTICAR LA DILIGENCIA DE


ALLANAMIENTO, INSPECCIÓN Y REGISTRO EN HORAS DE LA
NOCHE?

5) ¿QUÉ SUCEDE SI EN LA DILIGENCIA DE ALLANAMIENTO,


INSPECCIÓN Y REGISTRO SE ENCONTRAREN OBJETOS O
ELEMENTOS PROBATORIOS DEL HECHO SOMETIDO A
INVESTIGACION?

6) ¿CÓMO PROCEDER SI EN EL LUGAR DONDE SE PRACTICA


EL ALLANAMIENTO, INSPECCIÓN Y REGISTRO, SE
ENCONTRAREN OTROS OBJETOS DE PROCEDENCIA ILICITA,
DE LO CUAL NO CONSTA EN LA ORDEN JUDICIAL, Y
TAMPOCO SE SOLICITO EL SECUESTRO?
2.1.2.DELIMITACIÓN DEL PROBLEMA

La problemática planteada es de ámbito legal, por lo que


la investigación se circunscribirá a lo siguiente:

a. Análisis de actas que contienen diligencias de


allanamiento, inspección y registro practicados por
agentes fiscales del Ministerio Público, de la ciudad de
Cobán, Alta Verapaz, y el tratamiento que se les ha
dado a aquellos casos donde ocurren hallazgos
ocasionales o casuales.
b. Revisión y análisis de los requisitos contenidos en las
órdenes de allanamiento, inspección y registro,
expedidas por jueces de primera instancia penal de la
ciudad de Cobán, Alta Verapaz.
c. Analizar y proponer a la Fiscalía General del Ministerio
Público, un manual de procedimientos sobre los
requisitos o el tratamiento que deben llevar a cabo el
fiscal del Ministerio Público, en los casos de hallazgos
ocasionales o casuales, en las diligencias de
allanamiento, inspección y registro que se practican,
donde se encuentren vestigios concernientes a otro
tipo de delito distinto al que se investigaba inicialmente,
a manera de cumplir con lo establecido en la ley y
evitar que en los debates orales y públicos, estas sean
desvaloradas, es decir, no se les asignen valor de
probanza. De esa cuenta se estaría distinguiendo lo
que significa la función probatoria y la función
investigadora.
2.1.3. HIPÓTESIS

a) El artículo 23 de la Constitución Política de la República de


Guatemala, tal como está redactado respalda el derecho de la
inviolabilidad de la vivienda, pero también faculta que la misma sea
allanada, al indicar: “salvo por orden de juez competente en la que
se especifique el motivo de la diligencia”. De donde surge la
interrogante si la vivienda debe extenderse a la esfera privada de
acción de las personas, tales como el de sus actividades
profesionales, negocios o empresas.
b) El Ministerio Público, le da el tratamiento adecuado a aquellos
casos donde se practican las diligencias de allanamiento,
inspección y registro de viviendas, y se producen los denominados
hallazgos ocasionales.
c) Cómo se valoran en sentencia aquellos casos donde el
Ministerio Público, no cumplió con las formalidades de la diligencia
de allanamiento, inspección y registro de inmuebles.

2.2. MARCO TEÓRICO

Estimo imprescindible abordar algunos conceptos o definiciones


que atañen al tema de este trabajo de tesis, a manera de aclarar y
conducir al lector a la comprensión de los significados principales del
tema de investigación. En ese sentido se proponen los siguientes
conceptos.

HALLAZGOS CASUALES U OCASIONALES:

Se entiende como hallazgo casual u ocasional, la aparición


de hechos delictivos nuevos en el curso de la investigación de un
ilícito penal, que practica el Ministerio Público, que no fueron
incluidos en la resolución judicial que habilita una medida restrictiva
de derechos (ya sea una intervención telefónica, una entrada y
registro u otras diligencias de investigación similares), o de sujetos
inicialmente no investigados y surgen a la luz cuando tal medida se
está ejecutando. Es decir, que se descubren por casualidad otros
hechos distintos y otros sujetos implicados.

INVIOLABILIDAD DE LA VIVIENDA:

Es una garantía básica, constitucionalmente consagrado en


el artículo 23 de la ley fundamental, afirmando este precepto que la
entrada a una vivienda solo puede realizar si existe orden emitida
por juez competente que especifique el motivo de la diligencia y se
realizará nunca antes de las seis ni después de las dieciocho
horas.

VIVIENDA:

Es el lugar de la morada efectiva o vivienda de una persona


o familia. Se entiende por morada la casa, vivienda o habitación,
temporal o permanente de una persona.

RESIDENCIA: “Se presume como residencia el ánimo de


permanecer, por la residencia continua durante un años en el
lugar”3.

ALLANAMIENTO:

3
Artículo 33 del Código Civil.
El autor Manuel Ossorio y Florit, en su Diccionario de
Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, indica que el allanamiento
es: “una medida de orden procesal que adoptan los jueces tanto en
materia penal (verbigracia: visitas domiciliarias y pesquisas en
lugares cerrados) como en materia civil, laboral, administrativa,
etc.; y que realizan bien sea personalmente o bien
encomendándola a otros funcionarios mediante una orden de
allanamiento”4.

INSPECCIÓN:
La Inspección, es la diligencia mediante la cual se
comprueba el estado de las personas, lugares y cosas, los rastros,
vestigios y otros elementos materiales que el hecho delictivo
hubiere dejado y que fueren útiles para la investigación del hecho
ilícito y cuando fuere posible se recogerán o conservarán los
elementos probatorios útiles, pero si el hecho no dejó huellas, no
produjo efectos materiales, desaparecieron o fueron alterados, en
el acta que se suscriba, se describirá el estado actual, consignando
el anterior, el modo, tiempo y causa de su desaparición y
alteración, y los medios de prueba de los cuales se obtuvo ese
conocimiento.

REGISTRO:
Significa que en el momento de practicar el allanamiento,
éste conlleva realizar un registro, exploración o búsqueda
minuciosa del lugar allanado, a manera de localizar, descubrir e
incautar los instrumentos del delito, vestigios o indicios que tuvieran
relación con el hecho que se pesquisa por parte del ente
investigador. Por ello es que el título
4
OSSORIO Y FLORIT, Manuel. Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. Editorial Heliasta
S.R.L. Buenos Aires, Argentina. 1981. Páginas 51 y 52.
CONSENTIMIENTO DEL TITULAR:
Se entiende que el consentimiento que presta aquel que,
requerido por quien hubiere de efectuar el registro, ejecuta por su
parte los actos necesarios que de él dependen para que pueda
tener efecto., sin poder entonces invocarse la inviolabilidad que la
Constitución reconoce.

LA FLAGRANCIA:

Es el delito o infracción penal que se está cometiendo en un


determinado instante y en un determinado lugar, constituyendo una
excepción al contenido de un derecho fundamental.

El artículo 257 del Código Penal, estatuye que la policía


deberá aprehender a quien sorprenda en delito flagrante Se
entiende que hay flagrancia cuando la persona es sorprendida en
el mismo momento de cometer el delito. Procederá igualmente la
aprehensión cuando la persona es descubierta instantes después
de ejecutado el delito, con huellas, instrumentos o efectos del delito
que hagan pensar fundadamente que acaba de participar en la
comisión del mismo.

LA AUTORIZACIÓN JUDICIAL:

Es una resolución dictada por el juez que conoce del asunto


de que se trate y se concede para investigar determinados delitos
previa valoración del juez de la necesidad y proporcionalidad de la
medida y el fiscal del Ministerio Público, no puede extender su
actuación a hechos delictivos diferentes sin que para ello se haya
pronunciado de nuevo el juez para autorización para actuación
distinta, previa otra valoración judicial al respecto.

3. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

3.1. OBJETIVO GENERAL

Identificar los casos más frecuentes de hallazgos casuales que


han ocurrido en las diligencias de allanamiento, inspección y registro,
practicadas por el Ministerio Público, a partir del año dos mil dieciséis
a la fecha.

3.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Determinar el tratamiento que se le dio a los casos de hallazgos


casuales dentro de los procesos penales cuya investigación corrió a
cargo del Ministerio Público.

Establecer si se cumplieron con los requisitos elementales las


diligencias de allanamiento, inspección y registro, cuando ocurrió un
hallazgo casual.

Establecer que valor probatorio tuvo en el debate oral y público, la


diligencia de allanamiento inspección y registro, en el hallazgo casual
detectado

Establecer cuáles son los factores que influyen en el incumplimiento


de los requisitos de procedimiento en las diligencias de allanamiento,
inspección y registro, practicadas por el Ministerio Público, cuando
suceden hallazgos casuales.

4. SUPUESTOS DE LA INVESTIGACIÓN

a. El Ministerio Público, a través de sus fiscales, no ha cumplido con


los requisitos elementales en las diligencias de allanamiento,
inspección y registro, cuando ocurren hallazgos casuales.
b. El incumplimiento de los requisitos para la práctica de la diligencia
de allanamiento inspección y registro, cuando suceden hallazgos
casuales, permite la absolución de los sindicados, al no
concedérseles valor positivo a las actas que se suscriben con motivo
de este tipo de diligencias.
c. El Ministerio Público, no ha propiciado establecer un manual de
procedimientos para el tratamiento de los hallazgos casuales que
ocurren en la práctica de las diligencias de allanamiento, inspección
y registro, que sea una herramienta de consulta para los fiscales y
demás personal de dicha institución.

5. BOSQUEJO PRELIMINAR DE TEMAS

“EL TRATAMIENTO DE LOS HALLAZGOS OCASIONALES EN


LAS DILIGENCIAS DE ALLANAMIENTO, INSPECCIÓN Y
REGISTRO QUE PRACTICA EL MINISTERIO PÚBLICO”

CAPÍTULO I
EL PROCESO PENAL

1.1. Consideraciones Previas.


1.2. Concepto de Proceso Penal.
1.3. Naturaleza Jurídica.
1.4 Etapas del proceso penal.
1.5 Diferencias entre proceso y procedimiento.
1.6 Principios Procesales
1.6.1 Principio de Igualdad.
1.6.2 Principio de Juez Natural.
1.6.3 Principio de Legalidad.
1.7 Principios del Procedimiento
1.7.1Principio de Oralidad y escritura.
1.7.2 Libertad o legalidad de formas.
1.7.3 Concentración.
1.7.4 Economía.
1.7.5 Celeridad Procesal.
1.7.6 Publicidad.
1.7.7 Preclusión.
1.7.8 Perentoriedad.
1.7.9 Eventualidad.
1.7.10 Inmediación.
1.7.11 Adquisición Procesal
1.7.12 Gratuidad.

CAPÍTULO II
LOS SUJETOS DEL PROCESO PENAL.

2.1 Nociones Preliminares


2.2 Concepto de parte o sujeto procesal.
2.3 Capacidad para ser sujeto en el proceso penal
2.4 Los sujetos procesales.
2.4.1 El Ministerio Público.
2.4.2 El Querellante Adhesivo.
2.4.3 El Actor Civil.
2.4.4 El sindicado.
2.4.5 La defensa técnica del sindicado.
2.4.6 El Tercero Civilmente demandado.

CAPÍTULO III
LAS FASES DEL PROCESO PENAL GUATEMALTECO

3.1 Actos Introductorios.


3.1.1 La denuncia
3.1.2 La querella
3.1.3 La prevención policial
3.1.4 La certificación de lo conducente
3.1.5 El conocimiento de oficio
3.2 La desestimación de los actos introductorios
3.3 La etapa preparatoria.
3.4. La etapa intermedia.
3.5. La etapa del juicio oral y público.
3.6. La etapa de Impugnaciones.
3.7 La etapa de Ejecución de la Pena.
CAPÍTULO 4
LA PRUEBA

4.1 ¿Qué es la Prueba?


4.2 Medios de Prueba establecidos en la legislación guatemalteca.
4.2.1. La Inspección y registro de lugares, cosas o personas y el
allanamiento de dependencias cerradas o lugares públicos.
4.2.2. Reconocimiento corporal o mental.
4.2.3. El reconocimiento judicial.
4.2.4. La prueba testimonial.
4.2.5 La prueba pericial.
4.2.6 Las peritaciones especiales.
4.2.7 El reconocimiento de personas.
4.2.8. Los careos.
4.2.9. La prueba documental.
4.2.10. La prueba material.
4.2.11 La interceptación de llamadas telefónicas.
4.2.12. La prueba del Ácido Desoxirribonucleico.
4.3 Comentarios finales.

CAPÍTULO V
“EL TRATAMIENTO DE LOS HALLAZGOS OCASIONALES EN
LAS DILIGENCIAS DE ALLANAMIENTO, INSPECCIÓN Y
REGISTRO QUE PRACTICA EL MINISTERIO PÚBLICO”

5.1 Consideraciones generales


5.2 Análisis de la diligencia de Allanamiento, Inspección y Registro.
5.2.1 Doctrina legal respecto al allanamiento, inspección y registro.

5.3. Los hallazgos ocasionales o casuales.


5.4 Principios doctrinarios del hallazgo ocasional o casual.
5.4.1 Principio de los frutos del árbol envenenado.
5.4.2 la excepción de la atenuación.

5.4.3 La excepción de la fuente independiente.

5.4.4 La excepción del hallazgo o descubrimiento inevitable.

5.4.5 La Teoría de la Buena Fe.

5.4.6 La excepción del acto de voluntad propia.

5.5 El tratamiento que ha de darse a los casos de hallazgos ocasionales o


casuales.
5.5.1 ¿Es necesario contar con autorización judicial para inspeccionar y
registrar un lugar público?

5.5.2 ¿Y si se trata de una oficina de las altas autoridades de los


organismos del estado, se necesita o no de orden judicial para inspeccionar y
registrar?
5.5.3 ¿Se puede practicar un allanamiento, inspección y registro, sin
contar con autorización judicial, en Guatemala?

5.5.4 ¿Es posible practicar la diligencia de allanamiento, inspección y


registro en horas de la noche?

5.5.5 ¿Qué sucede si en la diligencia de allanamiento, inspección y


registro se encontraren objetos o elementos probatorios del hecho sometido a
investigación?

5.5.6 ¿Cómo proceder si en el lugar donde se practica el allanamiento,


inspección y registro, se encontraren otros objetos de procedencia ilícita, de lo
cual no consta en la orden judicial, y tampoco se solicitó el secuestro?

5.6 Comentario Final.

Conclusiones
Recomendaciones
Anexos
Bibliografía

6. BIBLIOGRAFÍA
6.1 Legislación
1. Constitución Política de la República de Guatemala.
2. Constitución Federal de Centro América.
3. Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre
4. Declaración Universal de los Derechos Humanos.
5. Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.
6. Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José.
7. Código Procesal Penal.
8. Código Penal.
9. Ley contra la Delincuencia Organizada.

6.2 Textos
1. Álvarez Mansilla, Erick Alfonso. Fundamentos Generales del Derecho
Procesal. Departamento de Comunicación Social. Organismo Judicial.
Guatemala. 2010.
2. Díaz Cabiale J.A. y Martin Morales R. La garantía constitucional de la
inadmisión de la prueba ilícitamente obtenida. Editorial Civitas. España. 1991.
3. Díaz Cabiale J.A. y Martin Morales R. La restricción impoderada. Relevancia
procesal de los descubrimientos casuales, en la obra colectiva. El principio
constitucional de intervención indiciaria. Editorial Grupo Editorial Universitario.
Granada, España, 2000.
4. García P. Martín. Hallazgos casuales en la diligencia de entrada y registro.
Prueba Ilícita. Editorial Aranzadi. España. Año 20100. Tomo V. Volumen V.
Estudios e Índices. 1ª. Edición.
5. Gómez Colomer E. La admisibilidad en torno al registro domiciliario en el
proceso penal español. Revista de Derecho Procesal. España. Año 1993. No.
3.
6. Jancher Eduardo M. La Prueba en Materia Penal. Rubinzal-Culzoni Editores.
Argentina. 1992.
7. López Fragoso-Alvarez, T. Los descubrimientos casuales en las
intervenciones telefónicas como medidas coercitivas en el proceso penal.
Editorial Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas, Madrid.
1994.
7. Mendoza G. Lissette Beatriz y Ricardo Mendoza Orantes. Constitución
Explicada. Editorial Jurídica Salvadoreña. 3ra. Edición, Año 2010.
8. Par Usen, José Mynor. El Juicio Oral en el Proceso Penal Guatemalteco.
Talleres del Centro Editorial Vile. Guatemala 1997.
9. Poroj Subuyuj, Oscar Alfredo. El Proceso Penal Guatemalteco Tomo I. Magna
Terra Editores. Guatemala. 2011.
10. Poroj Subuyuj, Oscar Alfredo. El Proceso Penal Guatemalteco. Tomo II.
Magna Terra Editores. Guatemala, 2012.
11. Villalta, Ludwin. Sana Critica Razonada. Academia de Ciencias Penales y
Derechos Humanos de Guatemala. Guatemala 2016.

6.2 Diccionarios
1. Cabanellas de Torres, Guillermo. Diccionario Jurídico Elemental. 14a.
edición, actualizada, corregida y aumentada; Buenos Aires, Argentina:
Editorial Heliasta S.R.L., 2000.
2. Ossorio, Manuel. Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. 23a.
edición, revisada, corregida y aumentada. Buenos Aires, Argentina: Editorial
Heliasta S.R.L., 1996.

6.3 Gacetas
1. Gacetas de la Corte de Constitucionalidad de Guatemala.

6.4 Consultas Electrónicas.

7. DETERMINACIÓN DE LOS MÉTODOS Y LAS TÉCNICAS A EMPLEAR

En la presente investigación se utilizarán los métodos siguientes:

a) El método analítico: El cual permitirá descomponer en partes la


información obtenida, la que al estar descompuesta en sus elementos
los mismos se podrán comparar y emitir juicios e inferencias acerca de
la misma.

b) El método sintético: A través de este método podrá ser factible


construir una unidad partiendo de la historia, doctrina, y legislación para
emitir conclusiones.

c) El método deductivo: mediante este método se partirá de lo general


hacia las características singulares del tema objeto de estudio.

a. Investigación de campo, a través de:

i. Entrevistas: realizadas a fiscales y auxiliares fiscales del


Ministerio Público, de Cobán, Alta Verapaz. Abogados del
Instituto de la Defensa Pública Penal, Abogados particulares,
y jueces de primera instancia y de sentencia de Alta
Verapaz.
ii. Encuestas: realizadas a jueces de sentencia penal, de la
ciudad de Cobán, Alta Verapaz.

b. Investigación bibliográfica, documental y jurídica de diferentes


cuerpos legales, estudios, informes, revistas y cualquier otro medio de
registro escrito, dejando constancia de estos en los apuntes finales.

8. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES

“EL TRATAMIENTO DE LOS HALLAZGOS OCASIONALES EN LAS


DILIGENCIAS DE ALLANAMIENTO, INSPECCIÓN Y REGISTRO QUE
PRACTICA EL MINISTERIO PÚBLICO”

TEMA ACTIVIDADES FECHA


Entrega del plan de Búsqueda de bibliografía
investigación a la y documentación Mes 1
Comisión de Tesis. relacionada con el tema
de investigación.
Revisión y aprobación del Recopilación y
Plan de Tesis por la Sistematización de Mes 2
Comisión de Tesis. normas jurídicas
vinculadas al tema de
investigación.

Redacción Capítulo 1. El Selección de materiales, Mes 3


Proceso Penal. estudio de los materiales
seleccionados
Redacción Capítulo 2.
Los Sujetos del Proceso Redacción y Recopilación Mes 4
Penal. de Datos, análisis de la
información.

Redacción Capítulo 3. Realización de Mes 5


Las fases del proceso cuestionarios y
penal guatemalteco entrevistas

Redacción Capítulo 4. La
Prueba. Trabajo con el asesor
sobre la información que Mes 6
se incluirá en la
investigación y resultados
del trabajo de campo.
Redacción de
Capítulo 5. El tratamiento introducción del tema. Mes 7
de los hallazgos
ocasionales en las
diligencias de
allanamiento, inspección
y registro que practica el
Ministerio Público.

Trabajo con el asesor


Asignación del Revisor sobre la información que Mes 8
se incluirá en la
investigación y resultados
del trabajo de campo.

Impresión provisional del Análisis realizada por el Mes 9


trabajo de investigación. revisor.

Defensa de Tesis Mes 10

Informe final entregado a


la Comisión de Mes 11
Redacción y estilo

También podría gustarte