Está en la página 1de 3

La cirrosis es el tipo más grave de un conjunto de enfermedades hepáticas

relacionadas al consumo de alcohol. Si usted bebe cantidades excesivas de alcohol,


puede contraer enfermedades como enfermedad del hígado graso o hepatitis
(inflamación del hígado). La enfermedad simple de hígado graso generalmente puede
revertirse al dejar de beber. Las personas que siguen bebiendo en exceso corren riesgo
de desarrollar un tipo más grave de enfermedad hepática, como hepatitis o cirrosis.

SÍNTOMAS DE LA CIRROSIS INDUCIDA POR ALCOHOL

 pérdida de apetito
 náuseas y vómitos
 picazón en la piel
 pérdida de peso

Sin embargo, a medida que la enfermedad avanza, los síntomas pueden incluir:
 color amarillento en la piel y/o en la parte blanca de los ojos (esto se llama ictericia)
 hinchazón del abdomen (barriga) y piernas
 pérdida de tejido muscular
 aparición de vasos sanguíneos con forma de araña en la piel
 hematomas y hemorragias que aparecen con facilidad
 vómitos de sangre o sangre en las heces (de apariencia negra alquitranada y de olor
desagradable)
 confusión o falta de memoria
 alta temperatura (fiebre) debido a una infección (es más probable que contraiga
ciertas infecciones si tiene cirrosis)
 cambios sexuales – si es hombre, podría notar que tiene menos vello corporal,
testículos más pequeños (atrofia testicular) y más tejido mamario (ginecomastia); si
es mujer, podría tener períodos irregulares

¿Para qué sirven los riñones?

Los riñones son dos órganos gemelos que forman parte, junto a los uréteres, la vejiga y la
uretra, del aparato urinario. Este es el responsable de filtrar la sangre, formando así la
orina, y expulsarla del organismo.

Situados de manera simétrica a ambos lados de la columna vertebral, justo debajo de la


cavidad torácica, los riñones tienen aproximadamente el tamaño de un puño y forma de
alubia. Contienen más de un millón de unos filtros minúsculos llamados glomérulos, que
son los que, cuando están sanos, permiten a los riñones realizar diferentes funciones,
entre ellas:

 Filtrar los desechos y sustancias tóxicas de la sangre y producir la orina, que luego
el uréter conducirá hasta la vejiga y posteriormente saldrá al exterior por la uretra.
 Regular la hidratación de nuestro organismo: controlan la cantidad de líquido a
conservar y elimina el líquido excedente.
 Regular la concentración en la sangre de sustancias como el sodio, el potasio, el
calcio, el fósforo, el bicarbonato y otros iones.
Entre sus funciones más relevantes para comprender qué ocurre cuando los riñones
empiezan a fallar, se debe tener en cuenta que estos órganos regulan la tensión arterial,
ayudan a la formación de los glóbulos rojos en la médula ósea (cuya carencia puede
manifestarse como anemia) y contribuyen al desarrollo y buena salud de los huesos,
evitando la fragilidad ósea.

¿Qué es la insuficiencia renal?

Diferentes razones pueden provocar el mal funcionamiento renal, volviendo a uno o a los
dos riñones incapaces de realizar con eficiencia las anteriores funciones. Nuestra función
renal es como una carretilla con dos ruedas: si nos falta una, pero la otra está en buenas
condiciones, podrá realizar adecuadamente su función, aunque ese único riñón deberá
protegerse especialmente para que la “sobrecarga” a la que está sometido no le lleve a
fracasar también. De esta forma, el fallo de un único riñón en una persona que tiene otro
riñón sano no producirá insuficiencia renal, si bien sí deberá seguir ciertas precauciones,
por ejemplo, pasados los sesenta años de edad o cuando tome fármacos.

Cererbo

El cerebro es el centro de comando de su cuerpo. Cuando ingiere alcohol, este


puede cruzar la barrera hematoencefálica (la frontera que separa el torrente
sanguíneo del fluído que baña el sistema nervioso). No todas las moléculas que
están en nuestra sangre pueden pasar por esta frontera, pero el etanol es una de
ellas. Esto implica que la molécula de etanol puede interferir con la
neurotransmisión, o la comunicación entre las neuronas, y por tanto, las
funciones que controla el cerebro, desde los latidos del corazón hasta nuestra
respiración.

Cardiaca

Se determinó que el abuso del alcohol puede causar insuficiencia cardiaca congestiva
después de haber hecho ajustes por edad, género, raza, presión arterial alta, diabetes,
enfermedad de las arterias coronarias, enfermedad de riñón crónica, enfermedad de las
válvulas cardiacas, dislipidemia, hábito de fumar, obesidad, apnea obstructiva del sueño e
ingresos.
Los investigadores dijeron que su estudio sugiere que los adultos jóvenes y aquéllos que no
tienen presión arterial alta pueden ser desproporcionadamente propensos a efectos tóxicos
cardiacos causados por el alcohol.
Después de un extenso análisis de la problemática social y
cultural sobre el alcoholismo pudimos aprender de
como el alcohol esta que afecta en la sociedad actual a
una persona adulta y a nosotros como adolescentes.
Ademas este afán de los jóvenes esta costando la vida
de muchos. Por ese motivo deben restringir el uso del
alcohol en los jóvenes , ya que esto les afecta mucho en
su salud . Ahora como ya hemos hablado sobre el
alcohol ya conocemos lo que puede ocasionar en
nuestro organismo , sin ofrecernos nada a cambio.