Está en la página 1de 31

diez pájaros en Mi ventana

Felipe Munita

Ilustraciones de

Raquel Echenique

Edición al cuidado de Verónica Uribe,


Andrea Brunet y Pablo Álvarez

Diseño: Verónica Vélez

Primera edición, noviembre 2016

© 2015 Felipe Munita, texto


© 2015 Raquel Echenique, ilustraciones

© 2016 Ediciones Ekaré Sur


Av. Italia 2004, Ñuñoa
Santiago de Chile
www.ekaresur.cl

Todos los derechos reservados

ISBN 978-956-8868-16-1
Registro de propiedad intelectual Nº 266790
Impreso en China por RRD APSL

Proyecto financiado por el Consejo Nacional de


Fomento del Libro y la Lectura, Convocatoria 2016

Ediciones Ekaré Sur


ÍndicE

Uno
Conversación de pájaros 9
El piano de Claudio 10
Concierto para pequeña orquesta 13
Esto no es una pipa 17
La canción de la guitarra 19
Llave de sol 21

doS
Visión del hada 25
Un punto 26
Romance de los aviones 28
Este poema 30
Dos cuecas de corral 32
Las vueltas de la vida 34

tRes
Los árboles del parque 39
Suite japonesa 40
Noche de luna llena 42
Las aguas del mundo 45
La enredadera 47
La araucaria 49
Retrato 50
Atardecer 52
Uno
conversación de pájaRos
(canción en mi mayor)
“los pájaros cantan en pajarístico”
Juan Luis Martínez

Diez pájaros conversan justo ante mi ventana,


hablan en pajarístico de quién sabe qué
unos ríen en do, otros discuten en re:
silbando melodías se pasan la mañana.

Los cables de la luz son su sala de conciertos


y su única orquesta son sus picos abiertos.

A veces, en la cama –la noche aún oscura–


los oigo parloteando en mi fa sol la si
y así, juntando voces de pájaro escribí
en sueños, la canción que adorna esta partitura.

9
el pianO de claudio
A Claudio Arrau

El piano de Claudio
es como una ola
su música viaja
desde la vitrola;
comienza en el fondo
del mar, muy pequeña
y luego se asoma
inmensa en mi oreja.
Un sol sostenido
alumbra sus rieles
el piano de Claudio
va y viene, va y viene.
La mano de Claudio
se parece a un coche
que vuela en las teclas
negras de la noche.
Sus dedos caminan
por esta escalera
suben un peldaño
y bajan a tierra
(¿escuchan el piano?).
La mano del hombre
parece una araña
que teje canciones
en las teclas blancas.

10
concierto para pequeña orquesta

VIAJE EN SOL MAYOR

Su teclear vuela lejano


el piano
un barco que suelta amarras

la guitarra
un tren que no tiene fin
el violín.

Cinco vueltas a la Tierra


nos dimos en mi jardín
los tres riendo en mi oreja
piano, guitarra y violín.

13
II III

CANCIÓN EN RE MENOR VENTISCA EN SI BEMOL

El viento su canto trajo Ruidoso como un avión


el contrabajo el trombón
canción que sube hasta el cielo liviana como astronauta

el cello la flauta

vestida de fumarola inquieto cual barrilete


la viola. el clarinete.

Mis padres en sus cedés Los vientos, si tienen prisa,


mi abuelo con su vitrola soplan tormentas de muerte
yo los escucho en la web: y en calma son dulce brisa
contrabajo, cello y viola. trombón, flauta y clarinete.

14 15
esto no es una pipA
(en ritmo de jazz)

Tab
a

co
en
de
es .

fa
un
tín

o st s
s op

n
e ni

a
lo c

olv
do,
rec

...
volu

ire,
ió l
am

el a
tas
ús i c
de h

en

...
:
pel
a, ¡v

ea

nto
um

ch

pa
vie
eng
o en

or
!c

de
e, ¡Vuela

el
an

n
r

ed
av
¡baila!

av

ac
r! n
que

e
ca n c i ó n

17
es de toda
m br cor
s cu di
la
19
lle
ue

ra
sq
la canción de la Guitarra

..
alto

.
ías navega.

m ás
ros
cer era
ad e
or
s la ue
La m
go camina p

lod

canta.
me
do

n
ja
Lu e

bu
un b a r c o d i
iña aje
a n la. ye ole
...

un yue nl se
a c i m a de e
mo la ra
co
as a a
erd g
cu jue
las tras
tre en
en mi
ela do
Vu ntan
rra
ma ca
e a n a.
á s ió r
Ac canc itar
u
la la g
de
21

e s esta llave, r
to a
cinco trenes en
llave de Sol

ra

en
i
olino de v

os
fl or
ne

ad
gro

el
que creció en
i
nr
s.

portones, traviesa llave: sólo abre


es

No atraviesa cerrojos ni
em
l
i ca

ca

R
us

ncione
m

s
je
un

ia pe
ev
s.

s nsa
do m ie n
to, dibuján
doS
visión del Hada

Vino sin hacer alarde


(tarde)
volando como un zorzal
(mal)
blanco vestido la enjunca
(nunca).

Al fin se posó en mis pies


nerviosa, mi voz se trunca:
comprendan que en la vejez
viene tarde, mal y nunca.

25
un pUnto

¿Qué es eso que llamamos Desde abajo ¿es un globo


tan simplemente un punto? que busca el cielo
o un avión que en el aire
Del universo entero remonta el vuelo?
es un planeta,
un pequeño tornillo en A la mesa es un hoyo
la bicicleta. en el salero,
calle abajo es un calvo
En la playa es un solo sin su sombrero.
grano de arena,
mar adentro es el lomo En mi frente, está claro
de una ballena. es un lunar,
y es un signo en el verso
Muy de cerca, una hormiga al terminar.
con su alimento,
lejos, un elefante
en movimiento.

26 27
romance de Los aviones

Hoy sentado en mi balcón Parecían esas colas


he vuelto a maravillarme: de novia para casarse
vi dos aviones a chorro o dos ríos de aguas blancas
en el cielo de la tarde. siguiendo lentos su cauce.

Sus largas colas de humo Los aviones semejaban


blancas, como si nevase, unos lápices gigantes
contrastaban con el cielo y el cielo un cuaderno en blanco
y el celeste del paisaje. comenzando a emborronarse.

Caligrafía celeste
que algún ángel dibujase
con el lápiz en la mano
¡se inventa su propio viaje!

28 29
eSte poema

En este poema En este poema


no cabe una gota no pasa un segundo
pero entra el mar pero allí está todo
con todas sus olas. el tiempo del mundo.

En este poema En este poema


no pasa una nube no cabe una letra
pero el cielo entero pero sí los libros
se apretuja y sube. de la biblioteca.

En este poema ¿Por qué este poema


no hay ni una se ve tan pequeño
estrella si en verdad es grande
pero encontrarás como son mis sueños?
galaxias enteras.

En este poema
no hay árboles, no,
pero son inmensos
sus bosques en flor.

30 31
dos cuecAs de corral

I II

LA CUECA CLUECA ALTA COSTURA

Cuequeando vi una gallina La gallina castellana


cocoroqueándole al gallo se pasea por Sevilla
cacacareándole linda con un vestido de insectos
cocoqueteando a su lado. y un abrigo de polillas.

Tres veces soltó trenzas Lleva tacos de aguja


y tres las trenzó (¡gallina extraña!)
trenzando fue hasta el gallo y unas preciosas medias
que ni la miró. de telaraña.

Ni la miró este gallo De lombrices enteras


gorrión gorrero es su pañuelo
gallera la gallina tres tipos de gusanos
perdió tres cero. tiene el sombrero.

Fin del gallo y la cueca Y el perfume, qué agrado…


gallina clueca. ¡perro mojado!

32 33
las vueltas De la vida

Tiene vueltas la vida: Tiene vueltas la vida:

un circuito gira y gira como la r


o as u
com d e carrer

ed
a d e un
sin ser un circuito de carreras,

a
ab
iciclet
como into
u r
y uno no siempre sabe
n int e
r lab –como la golondrina–
i
ncado hacia dónde pedalea.

sin ser un intrincado laberinto,

c
r
u
c
como un laborioso
g
r
a
m
a

sin ser un laborioso crucigrama,

l vu e l o d e u drina
oe n a golon
com

sin ser, exactamente, el vuelo de una golondrina.

34 35
tRes
los árboles del parque
“los árboles hablan”
Juan Gelman

Los árboles del parque


dicen rayos de sol
entre sus ramas,
dicen pájaros traviesos
gritan luz, susurran agua.

Los árboles del parque


murmuran caracoles
sonríen viento en sus copas
claman primaveras.

Cuando me tiendo en su sombra


les escucho su música
y sonrío
verde.

39
suite japoNesa

I III

HAIKU DEL CARACOL HAIKU DE LA NIÑA

Sube que sube La niña duerme


la escalera el caracol el sol sobre su rostro
lento hasta el cielo. le sopla sueños.

II

HAIKU DEL PÁJARO

Pájaro cantor
demoras en la rama
menos que un silbo.

40 41
noche de lUna llena

Es noche de luna llena


el cielo está despejado
la ventana abierta en par
la luz se cuela a mi lado.

Todo mi cuarto ríe


luna graciosa
vuelas entre las sábanas
cual mariposa.

Almohádate en mi cama
claro de luna
acurrúcate niña
como cuncuna.

Duérmete luz lunera


luna sueñera.

42
laS aguas del mundO
a Feña

Su madre la luna llena


su padre el azul profundo
todas las aguas del mundo
vienen del mismo linaje
gotas de idéntico traje…
el océano fecundo.

Unas corren río abajo


otras vuelan en cascadas,
hay enormes marejadas
y arroyos que ni se ven
mas por muy lejos que estén
todas viven conectadas.

Un mar de hilos invisibles


tejen las aguas lejanas
repican como campanas
anunciando lo importante:
no hay gota que no le cante
canciones a sus hermanas.

45
la enRedadera
“Fantástico sentir cómo el poema crece”
Tomas Tranströmer

Co
mo
una enredadera cr
ec

es
te
p
oem
a. N o
supe qué caminos seguiría:
o
in

ec
lv
de
asa
la c
la.
abue

cia
d e la

ha
eza
pi

do
la

ja
el
t e sta
si ha
uta
o la r

Tampoco supe nunca por qué salió


justo aquí
sin que yo
plantara
u na
semilla.

47
La araucaria

La
araucaria
s e me c e
com
sus o un columpio
ram tro
as van de un lado a o

del
do
mundo co sta
ve n a un
si alguna s
salir
otr los rayos del sol
as s
e
van a dormir
c on
la lun
a como manto
y así
juguetona
se asoma
ras
para ver las dos ca

m ec de la luna
iéndo aria
se en una cuna de madera milen
tejiend
o trenes que en el cielo viajan

así respira
la araucaria
así sueña:
hundiendo
los pies
en la tierra.

49
retrAto

Hubo una
vez un caballero
de triste figura
que de tanto galopar
las páginas de los libros
creyó con fe ciega que la vida

era un cuento más de su enorme biblioteca


in más fuerzas que el brío de su caba
al ancho mundo: s llo
así salió
convencido de que una doncella
lo esperaba al final del camino.
Nadie más que él y su escudero
sabrá si fue amor o fue locura
lver una página o una esquina,
ía , al vo lo e
u nd salúdale con el respeto nc
ue
s

que un caballero merece.


nt
re s
qui

Su nombre,
como su
barba,
tiene tres
puntas:
qui-
jo-
te.

50
atardeceR

Atardece,
y en el aire todavía hay huellas frescas
de la última golondrina.

52
felipe Munita raquel echenique
enique
Felipe Munita nació y creció en Santiago, donde Nació en Cataluña en 1977 y pasó su niñez y adolescencia
cursó estudios de literatura. Luego emigró, como los en un pueblito en el sur de Francia. En Chile se tituló
pájaros, hacia el sur de Chile, donde ha sido profesor como diseñadora en la Pontificia Universidad Católica
y bibliotecario ambulante. La mezcla de sus grandes y desarrolló su oficio de ilustradora. Ha publicado más
pasiones (la poesía, la música y la naturaleza) de veinte libros para niños y recibido varios
dio origen a Diez pájaros en mi ventana, premios por su trabajo.
su segunda obra para niños y jóvenes.
Esta edición
de DIEZ PÁJAROS EN
MI VENTANA se terminó de
imprimir en la primavera de 2016.
Se hicieron mil ejemplares en papel Yulong
Pure. Para los textos interiores se escogieron los tipos
Merriweather y para la tapa y títulos los tipos Cinzel Decorative.