Está en la página 1de 11

David Aníbal Guerra*

Estudiante de X semestre El valor de la


de la Facultad de Derecho de la Uni-
versidad Simón Bolívar
Hilary Waldo Mosquera**
jurisprudencia
Abogada egresada de la facultad de
Derecho de la Universidad Simón en el Derecho Comparado
Bolívar, participante del sexto
Concurso Nacional de Derechos
Humanos celebrado en Bogotá.

Palabras clave: Resumen


Bloque de Constitucionalidad, En el presente artículo, que es de tipo reflexivo, analítico y comparativo,
Derecho Comparado, Evolución, se sostiene que la jurisprudencia es una fuente del derecho, que le permite al
Instrumento Internacional, juez de manera muy precisa, interpretar el alcance de la norma sometida a con-
Ius Cogens, Jurisprudencia sideración en un caso concreto, para lo cual debe apoyarse y nutrirse de los
Doméstica, Jurisprudencia precedentes emitidos por tribunales supranacionales, a fin de escudriñar la ju-
Internacional, Pacta Sunt Servanda, risprudencia internacional como fuente obligatoria del derecho nacional. De la
Tribunal Supranacional. misma forma, se resalta el valor que esta ha tenido en diferentes sistemas jurídi-
cos tomando como ejemplo base países como: Perú, Bolivia, Chile, Argentina,
Guatemala, México, España y Colombia.

Key words: Abstract


Comparative Law, Constitutionality In this paper argues that the jurisprudence is a source of law, which allows
Bloc, Evolution, International Law, the judge very carefully, to interpret the scope of the rule under consideration
International Jurisprudence, in a particular case. This must be supported and nurtured through precedents
Ius Cogens, National Jurisprudence, issued by supranational courts in order to scrutinize international jurisprudence
Pacta Sunt Servanda, as a source of binding law. In the same way, it underscores the value that this
Supranational Court. has had on different legal systems, taking as base countries such as Peru, Boli-
via, Chile, Argentina, Guatemala, Mexico, Spain and Colombia.

Recibido: Febrero 5 de 2009 / Aceptado: Abril 29 de 2009


Artículo Reflexivo/Reflex Article
Derecho Penal

* Participante del sexto Concurso Nacional de Derechos Humanos celebrado en Bogotá; del XIII Concurso Interamericano de Derechos
Humanos celebrado en San José de Costa Rica, del XIV Concurso Interamericano de Derechos Humanos celebrado en Washington
D.C., Estados Unidos.
** Participante del XIII Concurso Interamericano de Derechos Humanos celebrado en San José de Costa Rica, del XIV Concurso Intera-
mericano de Derechos Humanos celebrado en Washington D.C., Estados Unidos.

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
132 David Aníbal Guerra, Hilary Waldo Mosquera

El Derecho Comparado es una disciplina o Procesal, que la jurisprudencia puede concebir-


método de estudio del Derecho, que se basa en se, como la manera en que los funcionarios judi-
la comparación de las distintas soluciones que ciales interpretan la norma o el criterio que sien-
ofrecen los diversos ordenamientos jurídicos tan al crearla y exponen en las providencias que
para los mismos casos planteados. Por ese mo- profieren. En la anterior definición el autor utili-
tivo, el Derecho Comparado puede aplicarse a za los vocablos “crear e interpretar” para referir-
cualquier área del Derecho realizando estudios se a las dos operaciones previas a la actuación de
específicos para tal fin. Su utilidad es variada la ley, pues cuando estas se imponen es cuando
tanto para el legislador, como para la doctrina y realmente se crea jurisprudencia.2 Esta posición
la jurisprudencia. Esta última, en ocasiones acu- adoptada es de gran recibo, pues no podría con-
de al Derecho Comparado para interpretar las siderarse jurisprudencia la mera aplicación de
normas jurídicas, que a través de casos concre- un artículo para proferir sentencia. Es precisa-
tos requieren el análisis de las Cortes a las cuales mente esa la finalidad de la jurisprudencia, crear
se les somete a consideración. En este sentido, el conocimiento del Derecho a través de la ley, o
se trata de aplicar una analogía amplia a nivel interpretarla de modo que facilite el camino para

internacional, para interpretar la Ley interna. Es no errar en la aplicación de la misma, y siempre

por esto que la jurisprudencia es frecuentemente en procura de la evolución del Derecho.

utilizada para explicar más detalladamente los Cuando se utilizan los pronunciamientos

conceptos, parámetros y disposiciones que fijan jurisprudenciales, el juez está en la obligación


de examinar minuciosamente la razón de ser de
las normas, pues nos permite dar una explicación
la vinculación de dicho pronunciamiento para
jurídica que va más allá del contenido exacto de
el caso determinado. Razón por la cual, es me-
una ley, artículo, inciso o parágrafo. Es a través
nester evaluar si dicho pronunciamiento resulta
de la jurisprudencia en la que las partes en un
acorde con la situación fáctica que se pretende
litigio por medio de sus apoderados, organizan
resolver. De no ser así, el Derecho colapsaría a
de forma más puntual cada uno de sus argumen-
razón de la interpretación errónea que podría ge-
tos, cuestión que permite que el Derecho como
nerarse por los encargados de interpretar y apli-
ciencia, logre evolucionar.
car la ley. Es por esto que en algunos casos, el
Para García Máynez, la jurisprudencia pue-
juez optativamente puede decidir sobre la vincu-
de concebirse como el conjunto de principios
lación o no de un pronunciamiento jurispruden-
y doctrinas contenidos en las decisiones de los
cial, sin embargo, debe fundamentar el por qué
tribunales.1 Por su parte enseña el doctor Jaime
de su decision de no adoptar dicha jurispruden-
Azula Camacho en su obra Manual del Derecho
cia, tal como fue establecido por la Corte Cons-

1. GARCÍA MÁYNEZ, Eduardo (1939). El derecho natural en


la época de Sócrates. En Revista de Derecho y Ciencias So- 2. AZULA CAMACHO, Jaime (2006). Manual de Derecho Pro-
ciales. México. Tomo III. Núm. 13. Edit. Jus. cesal. Santa Fe de Bogotá. Tomo I, 9ª ed. Edit. Temis. p. 14.

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
El valor de la jurisprudencia en el Derecho Comparado The value of jurisprudence in comparative law
133

titucional en Sentencia SC-983 de 1995.3 Dicha prudencia es criterio auxiliar del juez, pero no la
situación ocurre generalmente con las sentencias vincula. No obstante, es menester tener en cuen-
emitidas por parte de la Corte Suprema de Jus- ta que la jurisprudencia puede ser obligatoria en
ticia. Aunque valga señalar, que hubo una época aquellos casos cuando es creada por el órgano de
del Derecho colombiano en la cual a través de la mayor jerarquía de la Rama Judicial, tal como es
llamada doctrina legal más probable, para casos el caso en Colombia a partir del Decreto 2067 de
dudosos, se hizo vinculatoria por obligación el 1991 que le dio carácter de cumplimiento obli-
pronunciamiento emitido por la Corte Suprema gatorio a las sentencias emitidas por la Corte
de Justicia cuando este resultaba de la decisión Constitucional, cuando estas sean producto de
reiterada del Tribunal por lo menos en tres oca- una revisión abstracta de constitucionalidad se-
siones sobre el mismo tema. Posteriormente, la gún el artículo 241 numeral 4 de la Constitución,
Ley 105 de 1890 sobre reformas a los procedi- y que en relación de las sentencias que no son
mientos judiciales, especificó aun más los casos producto de una revisión abstracta de constitu-
en que resultaba obligatorio para los jueces se- cionalidad, la Corte Constitucional en Sentencia
guir la interpretación hecha por la Corte Supre- ICC-235 del 27 de febrero de 20015 creó el efec-
ma de Justicia y cambió el nombre de doctrina to inter partes, que consiste en aplicar la misma
legal más probable al de doctrina legal estable- decisión en materia de tutela a casos similares.
ciendo que “es doctrina legal la interpretación En países como Perú y Bolivia, los linea-
que la Corte Suprema de Justicia dé a unas mis- mientos que fijen sus respectivos Tribunales
mas leyes en dos decisiones uniformes. También Constitucionales son vinculantes a sus jueces de
constituyen doctrina legal las declaraciones que manera obligatoria, a razón de que dichos pro-

la misma Corte haga en dos decisiones unifor- nunciamientos se consideran interpretativos del

mes para llenar los vacíos que ocurran, es decir, texto constitucional. De no hacerse así, el funcio-

en fuerza de la necesidad de que una cuestión nario encargado de aplicar la ley incurriría en el

dada no quede sin resolver por no existir leyes punible de prevaricato. En el caso específico de

apropiadas al caso”. Y fue a partir de la Senten- México, la Jurisprudencia se conforma de cinco

cia C-131 de 1993,4 que la Corte Constitucional resoluciones que sobre un mismo tema haga la

declaró inconstitucional el artículo 12 de la Ley Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin que
se le interponga una sola en caso contrario. Tam-
153 de 1887 que sostenía el término de doctri-
bién puede formarse a través de contradicción de
na legal más probable, teniendo en cuenta que
tesis, que consiste en que el Pleno o las Salas de
según el artículo 230 de la Constitución la juris-
la Suprema Corte resuelvan el criterio que debe
sostenerse sobre una cuestión en particular, don-
3. MONROY CABRA, Marco Gerardo (2003). Introducción al
Derecho. Santa Fe de Bogotá. 13ª ed. Edit. Temis. p. 225.
4. Corte Constitucional de Colombia. Sentencia C-131 de 1993.
Magistrado Ponente: Alejandro Martínez Caballero. Exp. 5. MONROY CABRA, Marco Gerardo (2003). Introducción al
D-182. Derecho. Santa Fe de Bogotá. 13ª ed. Edit. Temis. p. 224.

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
134 David Aníbal Guerra, Hilary Waldo Mosquera

de existen posiciones contrarias o diversas sos- jurisprudencia doméstica en el plano internacio-


tenidas por Tribunales Colegiados de Circuito o nal.
incluso por las Salas de la Suprema Corte. En Durante la década de los 90 en Colombia se
el caso chileno el valor de la jurisprudencia es daba la controversia inicial del efecto que ten-
relativo, ya que es perfectamente posible que los dría tanto el texto de un instrumento internacio-
Tribunales inferiores puedan seguir sosteniendo nal en materia de Derechos Humanos ratificado
un criterio distinto, caso en el cual la parte afec- por el Estado, como el pronunciamiento emitido
tada podría recurrir a la Corte Suprema de Justi- por parte de las Cortes Internacionales encarga-
cia. En países como España, no se considera a la das de interpretar a los mismos. Esto por cuanto
Jurisprudencia fuente de Derecho, ya que el artí- conforme al artículo 93 de la Constitución de
culo 1.1. del Código Civil no la establece como 1991, se consagra que: Los tratados y convenios
tal, estableciendo únicamente como fuentes del internacionales ratificados por el Congreso, que
Derecho a la Ley, la Costumbre y los Principios reconocen los Derechos Humanos y que prohí-
Generales del Derecho (Véase Art.1.1. Cód. Ci- ben su limitación en los estados de excepción,
vil). La fuente de Derecho supletoria de la ley prevalecen en el orden interno. Más aun, si acor-
y la costumbre son los Principios Generales del de con el artículo 1 de la Constitución, Colom-
Derecho. La Jurisprudencia se constituye a par- bia está fundada en el respeto de la dignidad
tir de tres sentencias coincidentes, emanadas del humana, y acorde con el artículo 5, el Estado
Tribunal Supremo de Justicia (órgano superior reconoce, sin discriminación alguna, la prima-
del poder judicial español) y, cuando se trata de cía de los derechos inalienables de la persona.
ciertas materias de competencia limitada a la Es decir, una Constitución que entra a proteger
Comunidad Autónoma (por ejemplo, Derecho de manera directa los derechos fundamentales y
Foral), de los Tribunales Superiores de Justicia la cual no otorga ni concede derechos, sino, que
de la Comunidad Autónoma correspondiente. En los reconoce antes de la formación del mismo
el caso de que un Juez o Tribunal se apartase de Estado.
la doctrina establecida por el Tribunal Supremo, En relación con lo anterior, el texto constitu-
no se invalida automáticamente la sentencia, cional es claro y por supuesto que exigía y exige
sino, que sirve como motivo de Casación. la vinculación de las normas internacionales a la
Ahora bien, además de analizar el efecto que normatividad interna. Por lo tanto, una vez rati-
pueda tener la jurisprudencia nacional en su pro- ficado un instrumento internacional y luego de
pio ámbito de aplicación. Es menester conside- su entrada en vigor, este empezaría a producir
rar: El efecto que tendría el texto de un instru- efectos en la legislación interna. Así también es
mento internacional ratificado por el Estado, y establecido por el principio del Pacta Sunt Ser-
su interpretación por parte del órgano encargado vanda contenido en el artículo 26 de la Conven-
en la jurisprudencia doméstica y el valor de la ción de Viena sobre el Derecho de los Tratados,

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
El valor de la jurisprudencia en el Derecho Comparado The value of jurisprudence in comparative law
135

el cual se traduce en que todo tratado en vigor lizados como parámetros de control de consti-
obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas tucionalidad de las leyes, por cuanto han sido
de buena fe, por lo que no es aceptable que los normativamente integrados a la Constitución
Estados aleguen disposiciones de derecho in- por diversas vías y por mandato de la Consti-
terno para incumplirlos. Además, este principio tución.6
hace parte de las normas del Ius Cogens, y por La Corte restringe el concepto de Bloque de
tanto, aceptados por la comunidad internacional Constitucionalidad para entender, que no todos
los tratados y convenios internacionales rati-
en su conjunto y está consagrado en la Carta de
ficados por Colombia hacen parte del Bloque
la ONU, de la OEA, de la OUA, de la Liga Ára-
de constitucionalidad, sino, que salvo remisión
be Unida, en la resolución 2525 de las Naciones
expresa de normas superiores, solo constituyen
Unidas, y en numerosos instrumentos jurídicos
parámetros de control constitucional aquellos
internacionales. Lo cual hace que dichos instru-
tratados y convenios internacionales que reco-
mentos sean tenidos en cuenta en cada decisión
nocen Derechos Humanos y que prohíben su li-
judicial tomada por los jueces, a fin de aplicar el
mitación en estados de excepción.7
Bloque de Constitucionalidad.
En ese sentido, la Corte Constitucional en
El primer acercamiento de la Corte Cons- Sentencias C-191 de 1998, C-400 de 1998,
titucional en la aplicación de normas suprana- C-582 de 1999, C-567 de 2000 y C-148 de 2005
cionales al orden interno colombiano se da en manifestó que: “en sentido lato integran el blo-
las Sentencias T-409 de 1992, C-574 de 1992, que de Constitucionalidad: a) El preámbulo
T-426 de 1992, C-225 de 1995, en donde se es- de la Constitución, su Texto y Valores Consti-
tableció que los convenios sobre Derecho Inter- tucionales. b) Tratados sobre Derechos Huma-
nacional Humanitario tienen carácter prevalente nos, cuya limitación está prohibida en estados
sobre la legislación nacional, y fue partir de la de excepción. c) Tratados de Límites. d) Trata-
mencionada jurisprudencia, que la Corte Consti- dos sobre Derecho Internacional Humanitario.
tucional comenzó a interpretar el inciso segundo e) Convenios y Recomendaciones de la OIT”.8
del artículo 93 de la Carta como la norma que
disponía la prevalencia de los tratados o conve- 6. Corte Constitucional de Colombia, Sentencia T-409 de 1992,
Magistrado Ponente: José Gregorio Hernández Galindo, Exp.
nios internacionales en el orden jurídico interno, 125; Corte Constitucional de Colombia, Sentencia C-574 de
siempre y cuando dichas normas hubiesen sido 1992, Magistrado Ponente: Ciro Angarita Barón, Exp. AC/
TI 06; Corte Constitucional de Colombia, Sentencia T-426
integradas en la normatividad colombiana a tra- de 1992, Magistrado Ponente: Eduardo Cifuentes Muñoz,
Exp. D-824; Corte Constitucional de Colombia, Sentencia
vés de la ratificación del Estado, previo análisis C-225/95, Magistrado Ponente: Alejandro Martínez Caba-
llero, Exp. L.A.T. 0404. Corte Constitucional de Colombia,
de constitucionalidad. Y sostuvo que: El Bloque Sentencia C-131 de 1993. Magistrado Ponente: Alejandro
Martínez Caballero. Exp. D-182.
de Constitucionalidad es el conjunto de normas 7. Corte Constitucional de Colombia. Sentencia C-358 de 1997.
M.P: Eduardo Cifuentes Muñoz, Exp. D-1445.
y principios que, sin aparecer formalmente en 8. Corte Constitucional de Colombia, Sentencia C-191 de
1998, Magistrado Ponente: Eduardo Cifuentes Muñoz, Exp.
el articulado del texto constitucional, son uti- D-1868; Corte Constitucional de Colombia, Sentencia C-400

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
136 David Aníbal Guerra, Hilary Waldo Mosquera

Para efectos del Derecho Comparado, esta región. Se trata de un reconocimiento implícito
también ha sido una postura adoptada por el Tri- de la identidad nuclear sustancial compartida
bunal Constitucional de Perú en los Casos de: por el constitucionalismo y el sistema interna-
Alfredo Crespo Bragayrac emitido el 17 de abril cional de protección de los Derechos Humanos:
de 2002; Jorge Alberto Cartagena Vargas emi- la convicción jurídica del valor de la dignidad
tido el 17 de abril de 2002, y Caso de la Mu- de la persona humana, a cuya protección y ser-
nicipalidad Provincial de Cañete emitido el 28 vicio se reconduce, en última y definitiva instan-
de septiembre de 2004, en los cuales dicho Tri- cia, el ejercicio de todo el poder”. Esta posición
bunal manifestó: “los tratados internacionales fue nuevamente reiterada en los casos de: Juan
sobre Derechos Humanos no solo forman par- Nolberto Rivero Lazo emitido el 12 de agosto
te positiva del ordenamiento jurídico nacional de 2005 y en el Caso de Arturo Castillo Chirinos
conforme al artículo 55 de la Constitución, sino, Sentencia del 21 de julio de 2006.9
que la cuarta disposición final y transitoria de Esta posición adoptada por la Corte Constitu-
la Constitución dispone que los derechos funda- cional de Colombia, y el Tribunal Constitucional
mentales reconocidos por ella, se interpretan de de Perú, extienden el alcance de sus respectivas
conformidad con los tratados y acuerdos inter- Constituciones al permitir que normas interna-
nacionales sobre Derechos Humanos ratificados cionales en materia de Derechos Humanos se
por el Perú, y que exige a los poderes públicos entiendan dentro del texto constitucional como
nacionales que a partir del ejercicio herme- parámetro de control de constitucionalidad, es
néutico incorporen en el contenido protegido decir, no solo la Constitución debe ceñirse a lo
de los derechos constitucionales los ámbitos dispuesto en los instrumentos internacionales,
normativos de los Derechos Humanos recono- las leyes también deben hacerlo a razón de que
cidos en los referidos tratados, lo cual incluye la Constitución es Norma de Normas, y esta a su
implícitamente una adhesión a la interpretación vez, está integrada por los tratados internacio-
que de los mismos hayan realizado los órganos nales. Razón que justifica que los jueces tienen
supranacionales de protección de los atributos la obligación de no desprenderse de los tratados
inherentes al ser humano y, en particular, el rea- internacionales ratificados por el Estado. De tal
lizado por la Corte Interamericana de Derechos suerte, que si las disposiciones que consagra una
Humanos, guardián último de los derechos de la ley no son compatibles con una norma de dere-

9. Caso Alfredo Crespo Bragayrac, Exp. Nº 0217-2002-HC/,


de 1998, Magistrado Ponente: Alejandro Martínez Caballero, emitido el 17 de abril de 2002, Caso Jorge Alberto Cartagena
Exp. L.A.T 108; Corte Constitucional de Colombia, Senten- Vargas, Exp. Nº 218-02-HC/TC, emitido el 17 de abril de
cia C-582 de 1999, Magistrado Ponente: Alejandro Martínez 2002, Caso Municipalidad Provincial de Cañete, Exp. Nº 26-
Caballero, Exp. D-2308; Corte constitucional de Colombia, 2004-AI/TC, emitido el 28 de septiembre de 2004, Caso Juan
Sentencia C-567 de 2000, Magistrado Ponente: Alfredo Bel- Nolberto Rivero Lazo, Exp. Nº 4677-2005-PHC/TC, emitido
trán Sierra, Exp. D-2664; Corte Constitucional de Colombia, el 12 de agosto de 2005; Tribunal Constitucional de Perú,
Sentencia C-148 de 2005, Magistrado Ponente: Álvaro Tafur Sentencia del 21 de julio de 2006, Caso de Arturo Castillo
Galvis, SV/AV: SPV-JAR/ SPV-ABS, Exp. D-5328. Chirinos, Exp. N2730-2006-PA/CT.

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
El valor de la jurisprudencia en el Derecho Comparado The value of jurisprudence in comparative law
137

cho internacional, deben declararse inconstitu- explicado por la Honorable Corte Interamerica-
cionales, o en su defecto, deben ser inaplicadas na de Derechos Humanos en el Caso La Cantuta
por el juez. vs Perú al manifestar: “El Poder Judicial debe
De esta forma es como lo ha explicado la ejercer una especie de “control de convenciona-
Honorable Corte Interamericana de Derechos lidad” entre las normas jurídicas internas que
Humanos, al expresar: “La Corte es consciente aplican en los casos concretos, la Convención
que los jueces y tribunales internos están suje- Americana sobre Derechos Humanos y los tra-
tos al imperio de la ley y, por ello, están obli- tados internacionales en materia de Derechos
gados a aplicar las disposiciones vigentes en el Humanos. En esta tarea, el Poder Judicial debe
ordenamiento jurídico. Pero cuando un Estado tener en cuenta no solamente el tratado, sino
ha ratificado un tratado internacional como la también la interpretación que del mismo ha he-
Convención Americana, sus jueces, como parte cho el respectivo tribunal”.12 Este pronuncia-
del aparato del Estado, también están someti- miento ha sido también utilizado por el Tribunal
dos a ella, lo que les obliga a velar porque los Europeo de Derechos Humanos, en aplicación
efectos de las disposiciones de la Convención del artículo 46 del Convenio Europeo de Dere-
no se vean mermadas por la aplicación de leyes chos Humanos en casos como el de Roland Eze-
contrarias a su objeto y fin, y que desde un inicio lin vs France, Brogan and Others vs The United
carecen de efectos jurídicos”. 10
Kingdom y Ronald Ribitsch vs Austria. Y de
Por lo anterior, queda completamente claro igual forma por la Ilustrada Corte Internacional
que la normatividad internacional debe ser te- de Justicia.13
nida en cuenta en las instancias judiciales. Y Respecto del valor que tendría la jurispru-
por consiguiente, el pronunciamiento que de un dencia doméstica en el plano internacional, vale
instrumento internacional dicte el órgano encar- señalar que esto no trae consigo una jerarquiza-
gado de interpretarlo, también. Pues si bien las ción entre tribunales internacionales y naciona-
sentencias proferidas por la Corte Interamerica- les. Más bien, es una relación de cooperación en
na son vinculantes para las partes, es decir, que la interpretación Pro Homine de los derechos
son de obligatorio cumplimiento, adicionalmen- fundamentales. En relación con instrumentos
te establecen estándares que deben ser tenidos como la Convención Americana sobre Derechos
en cuenta por otros Estados, dado que determi-
Humanos, su artículo 29.b proscribe a todo tri-
nan el alcance de los derechos reconocidos en
la Convención Americana.11 De esta manera fue
12. Caso La Cantuta vs Perú. Fondo, Reparaciones y Costas. Sen-
tencia de 29 de noviembre de 2006. Serie C No. 162, Párrafo
173.
10. Caso Almonacid Arellano y otros vs Chile, Excepciones Pre- 13. Case of Roland Ezelin vs France, Strasbourg Judgment 26
liminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 26 de April 1991; Case of Brogan and Others vs The United King-
septiembre de 2006. Serie C No. 154, Párrafos 123 a 125. dom, Strasbourg Judgment 29 November 1988; Case of Ro-
11. Opinión Consultiva OC-1/82 del 24 de septiembre de 1982, nald Ribitsch vs Austria, Strasbourg Judgment 4 december
serie A, No. 1, Párr. 25. 1995.

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
138 David Aníbal Guerra, Hilary Waldo Mosquera

bunal incluyendo a la propia Corte, “limitar el jurisprudencias nacionales tales como: la sen-
goce y ejercicio de cualquier derecho o libertad tencia del 2 de noviembre de 2005 de la Corte
que pueda estar reconocido de acuerdo con las Suprema de Justicia de la Nación de Argentina,
leyes de cualquiera de los Estados partes o de en la cual dicha Corte estableció que la acción
acuerdo con otra convención en que sea parte penal por el delito de genocidio, al ser este un
uno de dichos Estados”. 14
Ello significa, por crimen de lesa humanidad, no es susceptible de
ejemplo, que los derechos reconocidos en el or- prescripción. El fundamento de esta sentencia se
denamiento interno y la interpretación optimi- basó esencialmente en las normas del Ius Co-
zadora que de ellos realice la Jurisprudencia de gens; la Sentencia 218-2003 del 7 de octubre de
un tribunal interno, sea observada por la Corte 2004 de la Corte Suprema de Justicia de la Re-
Interamericana de Derechos Humanos. Además, pública de Guatemala, en la cual la mencionada
como bien señala la actual presidenta de la Corte Corte resolvió un recurso de casación respecto a
Interamericana de Derechos Humanos, Juez Ce- la falta de aplicación de normas de orden inter-
cilia Medina Quiroga: nacional en el fallo penal. Señaló que las normas
“las fuentes del derecho internacional se in-
de carácter ordinario no son superiores jerárqui-
fluyen recíprocamente, y estas, a su vez, influyen
camente a la normativa internacional en materia
y son influidas por las fuentes domésticas. La
de Derechos Humanos ratificada por Guatemala.
interpretación de las normas internacionales
En esta sentencia, el Tribunal reconoce la vali-
también puede beneficiarse de la jurisprudencia
dez jurídica de los procesos penales llevados a
que se genere sobre el punto en los países parte
cabo conforme a las costumbres y tradiciones
del sistema, puesto que la aplicación de normas
de los pueblos indígenas, en virtud de lo ante-
domésticas a casos particulares también puede
rior, determina que el juicio de un miembro de
dar alcance y contenido más precisos a las nor-
una comunidad indígena mediante un proceso
mas de Derechos Humanos. Mirando esto desde
penal ordinario, cuando ya había sido juzgado
otro ángulo, el juez nacional, al interpretar una
mediante los mecanismos propios de su comu-
norma de Derechos Humanos nacional, también
nidad, viola la referida normativa internacional.
debe tener en consideración las normas interna-
Entre las disposiciones vulneradas se encuentra
cionales y la jurisprudencia internacional.”15
el artículo 8.4 de la Convención Americana so-
Ya en reiteradas ocasiones, la Corte Intera-
bre Derechos Humanos y el Convenio 169 sobre
mericana de Derechos Humanos ha exaltado
los pueblos indígenas y tribales en países inde-
pendientes de la Organización Internacional del
14. Convención Americana sobre Derechos Humanos de 1969
(Pacto de San José), Artículo 29.b. Trabajo (OIT); la Sentencia T-025 de 2004 de la
15. Corte Interamericana de Derechos Humanos, diálogo juris-
prudencial “Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Corte Constitucional de Colombia en la cual se
Tribunales Nacionales”, Núm. 2, Edit. Instituto de Investiga-
ciones Jurídicas de la UNAM, México, 2007, p. 286. fijaron estándares mínimos de protección de los

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
El valor de la jurisprudencia en el Derecho Comparado The value of jurisprudence in comparative law
139

desplazados de acorde con el Derecho Interna- la medida en que se fijen criterios de interpre-
cional. En el establecimiento de estos estándares tación y alcance de dichas normas que doten al
básicos, el Tribunal tomó en cuenta los criterios precedente de un innegable valor que permita de
en materia de progresividad de derechos esta- manera incuestionable el desarrollo y evolución
blecidos en el Pacto Internacional de Derechos del derecho.
Económicos, Sociales y Culturales y en las Ob- La jurisprudencia nos permite extender el
servaciones Generales del Comité de Derechos alcance de la interpretación legal, sea nacional
Económicos, Sociales y Culturales de la ONU o internacional. Por lo tanto, debe ser tenida en
para la evaluación de la política estatal del des- cuenta a fin de reforzar los Principios Genera-

plazamiento.16 les del Derecho. El juez al proferir sentencia

Lo anterior da muestra de que en realidad debe ceñirse no únicamente al ordenamiento


nacional, sino, al internacional. De no hacerlo,
la jurisprudencia doméstica, es avalada y teni-
se rompería el esquema que cada uno de los tri-
da en cuenta por los tribunales internacionales
bunales constitucionales en Latinoamérica han
a fin, de reforzar los principios que orientan la
fijado sobre el concepto de bloque de constitu-
protección de los Derechos Humanos. Lo cual
cionalidad. Más aun, si se tiene en cuenta que
permite que la evolución del Derecho sea inte-
la jurisprudencia internacional es un parámetro
gral, en el sentido de que las leyes nacionales
de constitucionalidad, que los jueces en todo
e internacionales se compacten como una sola
momento deben realizar, so pena de generar res-
fuente, cuestión que tendría no solo un avance
ponsabilidad internacional al Estado.
positivo en materia de derechos fundamentales,
sino, de unificación evolutiva del Derecho como
Bibliografía
ciencia.
García Máynez, Eduardo (1939). El dere-
cho natural en la época de Sócrates. En Re-
Conclusión
vista de Derecho y Ciencias Sociales. Méxi-
Al hablar del valor de la jurisprudencia en el co. Tomo III. Núm. 13. Edit. Jus.
Derecho Comparado podemos afirmar, que este Azula Camacho, Jaime (2006). Manual
varía de acuerdo a las situaciones legales y es- de Derecho Procesal. Santa Fe de Bogotá.
tructurales del país en el que se desarrolle el pre- Tomo I. 9ª ed. Edit. Temis. p. 14.
cedente. Sin embargo, el análisis que de un texto Monroy Cabra, Marco Gerardo (2003). In-
legal hace un órgano judicial es en casi todos troducción al Derecho. Santa Fe de Bogotá.
los países del hemisferio, fuente del Derecho en 13ª ed. Edit. Temis. p. 225.
Constitución Política de Colombia de 1991.
16. Corte Interamericana de Derechos Humanos, diálogo juris- Corte Constitucional de Colombia. Sentencia
prudencial “Derecho Internacional de los Derechos Humanos,
Tribunales Nacionales”, Núm. 2, Edit. Instituto de Investiga- C-131 de 1993. Magistrado Ponente: Alejan-
ciones Jurídicas de la UNAM, México, 2007, pp. 1 a 5 y 39 a
49. dro Martínez Caballero. Exp. D-182.

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
140 David Aníbal Guerra, Hilary Waldo Mosquera

Ley 105 de 1890 sobre reformas a los Procedi- Corte Constitucional de Colombia. Sentencia
mientos Judiciales. C-567 de 2000. Magistrado Ponente: Alfredo
Monroy Cabra, Marco Gerardo (2003). In- Beltrán Sierra. Exp. D-2664.
troducción al Derecho. Santa Fe de Bogotá. Corte Constitucional de Colombia. Sentencia
13ª ed. Edit. Temis. p. 224. C-148 de 2005. Magistrado Ponente: Álvaro
Convención de Viena sobre el Derecho de los Tafur Galvis. SV/AV: SPV-JAR/ SPV-ABS.
Tratados de 1969. Exp. D-5328.
Carta de las Naciones Unidas, firmada en San Tribunal Constitucional del Perú. Caso Alfredo
Francisco el 26 de junio de 1945. Crespo Bragayrac. Exp. Nº 0217-2002-HC/,
Carta de la Organización de los Estados Ame- emitido el 17 de abril de 2002.
ricanos. Tribunal Constitucional del Perú. Caso Jorge Al-
Corte Constitucional de Colombia. Sentencia berto Cartagena Vargas. Exp. Nº 218-02-HC/
T-409 de 1992. Magistrado Ponente: José
TC, emitido el 17 de abril de 2002.
Gregorio Hernández Galindo. Exp. 125.
Tribunal Constitucional del Perú. Caso Muni-
Corte Constitucional de Colombia. Sentencia
cipalidad Provincial de Cañete. Exp. Nº 26-
C-574 de 1992. Magistrado Ponente: Ciro
2004-AI/TC, emitido el 28 de septiembre de
Angarita Barón. Exp. AC/TI 06.
2004.
Corte Constitucional de Colombia. Sentencia
Tribunal Constitucional del Perú. Caso Juan
T-426 de 1992. Magistrado Ponente: Eduar-
Nolberto Rivero Lazo. Exp. Nº 4677-2005-
do Cifuentes Muñoz. Exp. D-824.
PHC/TC, emitido el 12 de agosto de 2005.
Corte Constitucional de Colombia. Sentencia
Tribunal Constitucional de Perú Sentencia
C-225/95. Magistrado Ponente: Alejandro
del 21 de julio de 2006.
Martínez Caballero. Exp. L.A.T.040.
Tribunal Constitucional del Perú. Caso de Artu-
Corte Constitucional de Colombia. Sentencia
ro Castillo Chirinos. Exp. N2730-2006-PA/
C-358 de 1997 M.P. Eduardo Cifuentes Mu-
CT.
ñoz. Exp. D-1445.
Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Corte Constitucional de Colombia. Sentencia
C-191 de 1998. Magistrado Ponente: Eduar- Caso Almonacid Arellano y otros vs Chile,

do Cifuentes Muñoz. Exp. D-1868. Excepciones Preliminares, Fondo, Repara-

Corte Constitucional de Colombia. Sentencia ciones y Costas. Sentencia de 26 de septiem-

C-400 de 1998. Magistrado Ponente: Alejan- bre de 2006. Serie C No. 154, Párrafos 123
dro Martínez Caballero. Exp. L.A.T. 108. a 125.
Corte Constitucional de Colombia. Sentencia Corte Interamericana de Derechos Humanos.
C-582 de 1999. Magistrado Ponente: Alejan- Opinión Consultiva OC-1/82 del 24 de sep-
dro Martínez Caballero. Exp. D-2308. tiembre de 1982, serie A, No. 1, Párr. 25.

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia
El valor de la jurisprudencia en el Derecho Comparado The value of jurisprudence in comparative law
141

Corte Interamericana de Derechos Humanos. Corte Suprema de Justicia de la República de


Caso La Cantuta vs Perú. Fondo, Reparacio- Guatemala. Caso de Francisco Velásquez
nes y Costas. Sentencia de 29 de noviembre López. Sentencia 218-2003 del 7 de octubre
de 2006. Serie C No. 162, párrafo 173. de 2004.
Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Case Corte Interamericana de Derechos Humanos.
of Roland Ezelin vs France, Strasbourg Judg- Diálogo jurisprudencial “Derecho Interna-
ment 26 April 1991. cional de los Derechos Humanos, Tribunales
Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Case Nacionales”. Núm. 2, Edit. Instituto de In-
of Brogan and Others vs the United Kingdom, vestigaciones Jurídicas de la UNAM, Méxi-
Strasbourg Judgment 29 november 1988. co, 2007. p. 286.
Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Case Corte Interamericana de Derechos Humanos.
of Ronald Ribitsch vs Austria, Strasbourg Diálogo jurisprudencial “Derecho Interna-
Judgment 4 december 1995. cional de los Derechos Humanos, Tribunales
Convención Americana sobre Derechos Huma- Nacionales”. Núm. 2, Edit. Instituto de In-
nos de 1969 (Pacto de San José). vestigaciones Jurídicas de la UNAM, Méxi-
Corte Suprema de Justicia de la Nación de Ar- co, 2007. pp. 1 a 5 y 39 a 49.
gentina. Sentencia del 2 de noviembre de
2005, causa No. 16.063/94, Solicitud de Ex-
tradición de Erich Priebke.

Revista Justicia, No. 15 - pp. 131-141 - Junio 2009 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441
www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia