Está en la página 1de 6

Biografía: Kurt Koffka

Koffka nació en Berlín de una familia que se había distinguido por más de una
generación en la profesión legal. Su inscripción en la Universidad de Berlín en 1903
como un estudiante de la filosofía representó una ruptura con la tradición familiar,
pero se encontró a gusto en este campo y recibió el grado de doctor en filosofía en
1908. Su tesis, titulada "Experimental-Untersuchungen zur Lehre vom Rhythmus"
(1909, "Investigaciones experimentales del ritmo") se hizo bajo Carl Stumpf en Berlín.
Durante este período Koffka pasó un año, desde 1904 hasta 1905, en Edimburgo,
perfeccionando su dominio del Inglés y familiarizándose con la psicología británica, a
continuación, en gran medida una parte de la filosofía y la fisiología. Esta experiencia
hace que sea más fácil para él que para muchos de sus colegas alemanes para renovar
contactos internacionales al final de la Primera Guerra Mundial y más tarde para
introducir al mundo de habla Inglés la teoría de que él había ayudado a desarrollar.

En 1908/1909 fue asistente en el laboratorio de


psicología de Johannes von Kries en Friburgo, y en 1909/1910 fue asistente en
Würzburg, primero a Oswald Külpe y luego, después Külpe dejado de Bonn, a Karl
Marbe. Este fue el período en que los estudios de "pensamiento sin imágenes" estaban
en curso en Würzburg, lo que significaba que Koffka se puso en contacto no con el
trabajo que planteó dudas sobre la elementarismo entonces dominante de la psicología
alemana. Su primer libro, publicado en 1912 y titulado Zur Analyse der Vorstellungen
und ihrer Geseize ("En cuanto al análisis de las imágenes y sus leyes"), refleja el
enfoque de Würzburg y se dedicó a Kulpe.
En 1910 se produjo un punto de inflexión en el desarrollo de Koffka como psicólogo.
Se fue a Frankfurt am Main, donde formó su asociación duradera con Wertheimer y
Köhler. Koffka y Kohler ya estaban allí como asistentes de Friedrich Schumann cuando
Wertheimer llegó, lleno de ideas para experimentos que querían llevar a cabo en el
laboratorio de Frankfurt. Durante los meses que siguieron, Koffka y Köhler sirvieron
como los principales temas de estos experimentos y se unieron a las discusiones de los
resultados. Este trabajo llevó al papel de Wertheimer sobre la percepción del
movimiento que marcó el nacimiento de la psicología de la Gestalt en 1912.

En 1911, después de tres semestres en Frankfurt, Koffka se convirtió en Privatdozent


en Giessen y en 1918 profesor extraordinario. A excepción de los intervalos durante la
Primera cuando estaba comprometido en la investigación militar de la Guerra
Mundial, se mantuvo en Giessen hasta 1924. En ese momento comenzó una serie de
visitas a los Estados Unidos que llevó a su residencia permanente en ese país. Durante
el año 1924/1925 fue profesor Schiff en Cornell y en la primavera de 1925 participó con
Köhler, como representante del movimiento de la Gestalt, en la serie de conferencias
en la Universidad Clark que fue publicado como psicologías de 1925 (1926). En
1926/1927 se encontraba en la Universidad de Wisconsin y en 1927 fue nombrado, por
un período de cinco años, con el William Allan Neilson silla de reciente creación en el
Smith College. Al final de este período se mantuvo en Smith, la enseñanza, la
investigación continua, y la escritura, hasta su muerte en 1941. Durante su
permanencia en Smith, pasó el verano de 1932 en Uzbekistán en una expedición
patrocinada por el gobierno soviético y el año 1939/1940 en Oxford.
Publicaciones. Durante los primeros años después de 1912, Koffka se encontró el
portavoz de los psicólogos de la Gestalt. Wertheimer no le resultó fácil de llevar sus
ideas a la publicación y Köhler estaba haciendo un trabajo que sirvió para ampliar la
base teórica de la psicología de la Gestalt, pero que no respondió directamente a las
críticas que surgieron como el impacto de la nueva teoría se hizo sentir. Koffka había
al-listo formalizó su posición como un psicólogo gestalt en 1913 cuando comenzó a
editar una serie de publicaciones titulada Beiträge zur Psychologie der Gestalt
("Contribuciones a la psicología de la Gestalt"). Había 25 Beiträge en total, los cuatro
primeros originalmente publicado como parte de la Zeitschrift für Psychologie (entre
1913 y 1919) y los 21 restantes en el Psychologische Forschung . Este último diario
comenzó a aparecer en 1921 como órgano especial del grupo gestalt, principalmente
en alemán, pero con algunas contribuciones en otros idiomas. Algunos de los Beiträge
también fueron recogidos en volúmenes separados, los primeros que están en fase ese
nombre, y los de la época de 1930 hasta el número final en 1932 como Smith Estudios
universitarios en Psicología . Fue en esta serie que Koffka presenta nuevo trabajo
experimental, por ejemplo, en 1915 el trabajo de su alumno, A. Korte, en el que se
estudiaron las relaciones espaciales y temporales de los estímulos que producen
movimiento percibido, cuatro años más tarde su propio tratamiento de estos factores
(1919a), y en el estudio de 1922 F. Wulf de los cambios en reproducciones sucesivas de
figuras visuales.
En 1915 Koffka respondió las críticas de la teoría de la Gestalt en un artículo titulado
"Zur Grundlegung der Wahrnehmungspsychologie: Eine Auseinandersetzung mit V.
Benussi" ("Fundamentos de la percepción: una conversación con V. Benussi"), y en
1919 llegó ÜOber den Einfluss auf der Erfahrung morir Wahrnehmung "(1919 b , "En
cuanto a la influencia de la experiencia de la percepción"). La primera presentación
directa de la teoría de la Gestalt a los psicólogos americanos fue su artículo titulado
"Percepción: Una introducción a la Gestalt-Theorie", que apareció en el Boletín de
Psicología en 1922.
En 1921 Koffka publicó Die Grundlagen der Entwicklung psychischen: Eine
Einführung in die Kinderpsychologie y en 1924 la traducción en Inglés, titulado The
Growth of the Mind (1921), con ediciones revisadas en 1925 (alemán) y 1928 (Inglés).
Su gran obra final, Principios de la psicología de la Gestalt, fue publicado en 1935 y es
la aplicación más completa de gestalt pensando en el campo de la psicología.
La contribución de Koffka. Es imposible tratar la contribución de Koffka sin tener en
cuenta la colaboración única que produjo el movimiento de la Gestalt. Los hombres
cuyos nombres estaban conectados originalmente se formaron un triunvirato muy
unida, y en cierta medida es imposible atribuir determinados aspectos de la teoría a
uno en vez de otro. Sin embargo, los tres eran muy diferentes en personalidad y estilo
intelectual. Cada uno juega su papel en el grupo e hizo su propia contribución. En el
curso de los años se diferenciaban en los detalles de la teoría y en los tipos de
investigaciones que hicieron, pero se quedaron en un acuerdo sobre sus fundamentos
y cada uno seguía valorando las aportaciones de los demás.
El propio movimiento nació como una protesta en contra de las teorías reduccionistas
que entonces estaban en curso. Estas teorías asumen que si la psicología es una ciencia,
es necesario encontrar formas de analizar su objeto en elementos constituyentes. La
experiencia se tomó como punto de partida, pero los elementos en los que se desglosa
a menudo se carecen por completo de la calidad de la experiencia que se está
estudiando. Por ejemplo, hasta que los estudios de Wertheimer, el movimiento se trata
comúnmente como la experiencia de una sucesión de estados de reposo, los estados
que mostraron ninguna de las características esenciales del movimiento.
Teoría de la Gestalt, por su parte, sostuvo que el objeto real de la psicología se
encuentra en el nivel de la experiencia propia y la experiencia de que cuando se
analiza en los estudios de laboratorio, el análisis debe ser en términos de unidades
"naturales" a ese nivel : por ejemplo, con el fin de estudiar la experiencia del
movimiento y se refieren a los factores ambientales, es necesario estudiar el
movimiento en sí y no los estados de reposo.
El trabajo empírico de la que se desarrolló la teoría de la primera se hizo en el campo
de la percepción visual, y gran parte de los esfuerzos del movimiento de la Gestalt
siguió siendo en esa área. Esto era especialmente cierto en Koffka, que no fue tan lejos
en su trabajo experimental como lo hizo Köhler, por ejemplo, en sus estudios de los
simios, o como estudiantes de Köhler hicieron en su trabajo sobre la memoria.
Aunque Koffka, con sus alumnos, fue responsable de una gran cantidad de trabajo
experimental, es probable que su contribución más importante seguirá siendo la
aplicación sistemática de los principios de la Gestalt-primero en el campo del
desarrollo mental en el crecimiento de la mente (1921) y, 14 años más tarde, en los
principios de la psicología de la Gestalt (1935), a un amplio campo que va desde la
percepción de los valores sociales.
El crecimiento de la mente es un intento de aplicar la evidencia que apoya el punto de
vista al campo de la psicología del desarrollo gestalt. En ella, Koffka argumentó que la
primera experiencia del niño es de totalidades organizadas, de las cifras relativamente
vagas e indiferenciado percibidos en contra de un terreno aún menos diferenciados, en
lugar de la "floración, confusión zumbido" de la formulación clásica de William James.
Primeras respuestas del infantiles son a las características brutos del medio ambiente,
como la expresión facial, en lugar de a ", simples" patrones de estímulos fijos, y el
proceso de desarrollo, dependiendo tanto de la maduración interior y en la
experiencia, implica un aumento gradual en la estructura y la diferenciación de este
campo inicialmente vaga. Una parte considerable del libro consiste en los argumentos
de Koffa contra el modelo de prueba y error de aprendizaje y su exposición de
estudios de resolución de problemas de Köhler. Este libro hizo mucho para cambiar el
énfasis en la teoría y la práctica educativa de aprendizaje de memoria de "insight" y la
comprensión.
En los principios de la psicología de la Gestalt, Koffka utiliza el punto de vista de la
Gestalt para reunir a la gran cantidad de trabajo realizado por los miembros del grupo
gestalt y sus alumnos, así como el trabajo como Kurt Lewin, que se llevó gran parte de
su orientación original de la gestalt principios y otros ex-tendieron el rango de
aplicación de la teoría de la Gestalt. Al mismo tiempo Koffka reinterpretó el trabajo
experimental que había sido utilizado para apoyar a otros puntos de vista y
argumentado en contra de las explicaciones teóricas que encontró inaceptable. Koffka
consideró que una teoría adecuada debe ser capaz de hacer frente a muchos aspectos
de la vida, y terminó su capítulo introductorio con:
Si la psicología puede señalar la manera en que la ciencia y la vida se reunirán, si se
puede sentar las bases de un sistema de conocimiento que va a contener el
comportamiento de un solo átomo, así como la de una ameba, una rata blanca, un
chimpancé y un ser humano, con todas las actividades curiosas de este último que
llamamos conducta social, la música y el arte, la literatura y el teatro, entonces el
conocimiento de la psicología como debería ... pagar el tiempo y el esfuerzo invertido
en su adquisición. (1935 p. 23)
Es probable, sin embargo, que la mayor contribución del libro es su tratamiento de los
temas de la percepción, por una parte, y de aprendizaje y la memoria, por el otro. Al
hablar de la percepción, Koffka tratado ampliamente con el trabajo realizado en la
constancia perceptual y sobre los problemas que plantea el hecho de que el
conocimiento es a menudo más cerca del objeto "real" que son los estímulos
proximales a través del cual es mediado cognición. Su respuesta a la pregunta: "¿Por
qué se ven las cosas como lo hacen?" Fue: ".. . debido a la organización sobre el terreno
en que la distribución de estímulo proximal da lugar ", y admitió que la respuesta, en
lugar de cerrar un capítulo de la psicología, no hizo más que abrir uno (1935, p. 98).
La respuesta consiste en la mayor parte de los problemas centrales de la teoría de la
Gestalt, incluidos los de aprendizaje y la memoria, con la que Koffka se ocupó una y
otra vez. Las primeras publicaciones del grupo gestalt, como parte de su ataque contra
el empirismo de un solo lado de las teorías dominantes de su época, habían hecho
hincapié en los casos en que los factores organizativos gestalt superan experiencia. Su
énfasis en estos factores fue el movimiento abierto a la crítica de que los teóricos de la
Gestalt experiencia totalmente ignorados. Koffka hizo un ataque frontal a esta crítica
en su trabajo sobre la influencia de la experiencia de la percepción (1919 b ). En ese
momento, él estaba principalmente preocupado por refutar la suposición dominante
de que el efecto de la experiencia es simplemente para modificar o añadir a un evento
que se produce cuando los estímulos afectan a un organismo. En cambio, sostuvo, la
frecuente ocurrencia de determinados eventos crea disposiciones para eventos
similares que se produzca en un momento posterior, aun cuando los estímulos se
presentan no en sí mismos ellos evocan, y cuando se producen estos acontecimientos
posteriores, que representan los procesos psicológicos en su por derecho propio, con
actividad fisiológica subyacente que debe poseer el mismo carácter que la que estaba
relacionada con los eventos originales.
El nuevo tratado cuestiones relativas a la influencia de la experiencia en los eventos
posteriores en el crecimiento de la mente, sobre todo en su distinción entre el
problema de rendimiento, o como la primera ejecución de un acto se produce, y el
problema de la memoria, o la forma en actuaciones posteriores que dependen de las
anteriores. En los Principios se reafirmó la importancia de la experiencia pasada, en
declaraciones como la siguiente: "A pesar de que hemos atacado el empirismo
tradicional incesantemente hemos insistido a nosotros mismos acerca de la influencia
omnipresente de la experiencia" (1935, p 421.). En este trabajo final, que postula una
teoría de los rastros que distingue a la excitación del proceso correcto, el rastro dejado
por dicho proceso, presumiblemente en el tejido del sistema nervioso central, y,
finalmente, los efectos de esta traza en procesos posteriores. La circularidad de la
relación entre el proceso y la huella en esta teoría es sugestiva de partes de las teorías
del desarrollo de Piaget. Koffka dijo: ".. . nuevos procesos se producen en los sistemas
ya dotados de huellas, es este solo hecho que hace mental, desarrollo inteligible »Y en
el mismo párrafo:" Así, mediante procesos de toma de huellas y rastros [afecta]
procesos, el sistema está obligado a desarrollar.. . . si entendemos por desarrollo la
producción de nuevos procesos a la vez "(1935, pp 541-542).
Los capítulos de los Principios específicamente relacionados con la memoria (y
olvidar) se basan en una larga serie de investigaciones y presentar una teoría en la que
se postula que la formación de los sistemas de seguimiento, las alteraciones que se
producen con el tiempo en estos sistemas de seguimiento, y la estabilidad y
disponibilidad de rastros todos siguen las leyes que se han encontrado una validez de
percepción. Su tratamiento de la disponibilidad de rastros como un factor en el olvido
se acerca a las ideas actuales acerca de la recuperación de la información almacenada.
Principios de Wertheirner de agrupación y estudios de Köhler de memoria han
contribuido a la base sobre la que se construyó esta exposición teórica final de Koffka.
Estilo un tanto abstracto de Koffka y sus detalladas, a menudo legalistas, argumentos
en contra de las teorías que incluso en 1935 parecían principalmente de importancia
histórica un tanto disminuidos en el inmediato impacto del libro. Mismo Koffka, en
sus sentencias finales, admitió que muchas de sus hipótesis especiales que deban
realizar comprobaciones adicionales. Sin embargo, el libro se presenta como una
integración creativa de un psicólogo con un conocimiento amplio y detallado y, como
tal, puede muy bien seguir siendo un clásico.