Está en la página 1de 2

Cartas a Luchting, de Julio Ramón Ribeyro, libro de

gran repercusión

La obra fue publicada por la Editorial UV en 2016, con prólogo y anotaciones de Juan José Barrientos

07/11/18, Xalapa, Ver.- Las Cartas a Luchting, de Julio Ramón Ribeyro, anotadas y
prologadas por Juan José Barrientos, es quizá una de las obras publicadas por la
Universidad Veracruzana (UV) que han tenido mayor repercusión en los últimos años.

En su blog, Carlos Villacorta anota que hace unos meses estuvo investigando en la
biblioteca Firestone, en Princeton, y pudo ver las cartas que Wolfgang A. Luchting,
traductor alemán y estudioso de la literatura latinoamericana, recibió de Julio Ramón
Ribeyro, Mario Vargas Llosa, José María Arguedas, Enrique Verástegui, Ernesto Sabato,
Manuel Puig, José Donoso y Georgette Vallejo, entre otros.

La belleza de las cartas lo impresionó, “algo que se ha perdido con los e–mails” pues, por
ejemplo, Sabato escribía en papeles pequeños y muchas veces en color rojo; Arguedas en
un papel muy delgado y elegante; Verástegui en un papel tamaño oficio; y pensó que sería
importante publicar al menos parte de esta correspondencia. Le pareció que las cartas de
Ribeyro serían las de mayor interés por la amistad entre ambos.

Poco después se enteró de que éstas ya se habían publicado y que “muestran el trabajo
colaborativo entre Luchting y Ribeyro por más de 30 años, entre ellos la traducción de sus
libros al alemán, la función de Luchting como agente literario de Ribeyro, el trabajo de éste
para colocar sus cuentos y novelas en el mercado peruano e internacional, así como sus
comentarios a las novelas y eventos literarios del momento. Se alegró mucho y considera
que “vale la pena leer este libro que espero siga despertando el interés por un grande de la
literatura peruana”.

En otro blog leemos: “La ausencia de Ribeyro se siente más en días como éstos, cercanos a
la fecha de su partida. Esta sensación aumenta cuando parecería que no queda nada más por
leer de él, ante la improbable idea, al menos a corto plazo, de que se publiquen las partes
faltantes de sus diarios, cartas u otros escritos póstumos”.

Por suerte, “de vez en cuando se puede encontrar algo, como sus Cartas a Luchting (1960-
1993) editadas el año pasado por una universidad mexicana, pues ahí encuentra los
comentarios de Ribeyro sobre diversos personajes de la época y obras de otros escritores,
así como interesantes revelaciones sobre sus propios escritos”.

Por su parte, Jaime Muñoz Vargas considera que Ribeyro es “uno de los mejores cuentistas
latinoamericanos” y un autor al que vale la pena tener y leer completo, así sea
silenciosamente”; aunque en 2003 se publicaron sus diarios, “falta mucho por publicar,
republicar y estudiar sobre el narrador peruano”.

Por eso le dio gusto que la UV haya auspiciado la edición de las misivas enviadas por
Ribeyro al alemán Wolfang Alexander Luchting, que “no son una mera curiosidad editorial,
sino otra puerta de acceso a la apesadumbrada personalidad y buena parte de la vida
cotidiana del peruano y nuevas claves para entender mejor su obra”.

Intereses relacionados