Está en la página 1de 2

Enamoramiento

Revestimiento de objeto por parte de los instintos sexuales encaminado a lograr una satifaccion
sexual directa y desaparece con la realización de este fin. Esto es lo que conocemos como amor
corriente o sensual.

Dentro del enamoramiento hay un fenómeno resaltado de sobrestimación sexual es decir, el


hecho de que el objeto amado queda sustraído de la crítica, siendo estimadas todas sus cualidades
en mas alto valor que cuando uno era amado. Dada una represión o retención eficaz de las
tendencias sexuales, surge la ILUSION de que el objeto es amado también sensualmente por sus
excelencias psíquicas, cuando por el contrario, es la influencia del placer sensual lo que nos llevó a
atribuirle tales excelencias. Lo que falsea el juicio es la tendencia a la idealización: el objeto es
tratado como el propio yo del sujeto.

En el enamoramiento pasa al objeto una parte considerable de la libido narcisista. Amamos al


objeto a causa de las perfecciones a las que hemos aspirado para nuestro propio yo y que
quisiéramos ahora procurarnos por este rodeo para la satisfacción de nuestro propio narcisismo.

Las tendencias que aspiran a la satisfacción sexual directa pueden sufrir una represión total
(ejemplo amor adolescente) el objeto deviene cada vez mas magnifico hasta apoderarse de todo el
amor que el yo sentía por sí mismo, proceso que lleva al sacrificio voluntario y complejo del yo.
Puede decirse que EL OBJETO HA DEVORADO AL YO. La consicencia moral no interviene. El objeto
ha ocupado el lugar del ideal del yo.

Diferencia identificación enamoramiento

En la identificación el yo se enriquece con las cualidades del objeto. Lo introyecta. El objeto se


pierde o se resigna. Después se lo vuelve a elegir en el interior del yo y el yo se altera parcialmente
según el modelo del objeto perdido. erigir en el interior del YO, y el YO se altera parcialmente
según el modelo de objeto perdido.

La identificación presupone la resignación de la investidura de objeto. El objeto se pone en el lugar


del yo o del ideal del yo.

En el enamoramiento, el yo se empobrece, se entrrga al objeto, le concede el lugar de su


ingrediente mas importante.

El objeto se mantuvo y es sobreinvestido como tal por el yo a sus expensas.

Las aspiraciones sexuales de meta inhibida (identificaciones) logran crear ligazones muy duraderas
entre seres humanos, por el hecho de que no son suceptibles de una satisfacción plena, mientras
que las apiraciones sexuales no inhibidas experimentan por su descarga una disminución cada vez
que alcanzan su meta.
ENAMORAMIENTO- HIPNOSIS

Del enamoramiento y la hipnosis no hay gran distancia

El hipnotizado da las mismas pruebas de humilde sumisión, docilidad y ausencia de critica que el
enamorado. Con un renunciamiento tal que lo lleva a carecer de iniciativas propias. Asimismo el
hipnotizador como el objeto de amor pasa a ocupar el lugar del ideal del yo.

Para el hipnotizado solo importa el hipnotizador, hace lo que el hipnotizador le indica, por una de
las funciones del ideal del yo: la prueba de realidad. El yo acepta cualquier realidad señalada por el
ideal del yo.

La diferencia es que en la hipnosis se nos muestran todas las particularidades con mayor claridad y
relieve: la relación hipnótica es un abandono amoroso total con exclusión de toda satisfacción
sexual mientras que en el enamoramiento dicha satisfacción esta temporalmente excluida y
perdura en segundo plano como posible fin ulterior.

Las tendencias sexuales coartadas en su fin son las que crean entre los hombres lazos más
duraderos porque no son susceptibles de una satisfacción completa, mientras que las tendencias
sexuales libres experimentan una debilitación extraordinaria por la descarga que tiene efecto cada
vez que el fin sexual es alcanzado. El amor sensual está destinado a extinguirse en la satisfacción.