Está en la página 1de 11

ACTIVIDAD 7.

FASE VIII EXAMEN FINAL

PROPUESTA DE MANEJO DE ARVENSES EN LOS CULTIVOS DE NARANJA


(citrus sinensis) Y ALGODÓN (gossypium)

PRESENTADO POR

EDGAR GOMEZ TORRES Código: 16.880.939

JONATHAN ANDRES ROMAN Código: 1112099111

ABEL MONTES DE OCA Código: 16445947

VICTORIA EUGENIA GOMEZ Código:

GRUPO 30164_1

PRESENTADO A

DIRECTOR DEL CURSO: CARLOS CARRANZA

TUTOR: ALEXANDER SALAZAR

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA - UNAD

ESCUELA DE CIENCIAS AGRARIAS, PECUARIAS Y DEL MEDIO AMBIENTE

DICIEMBRE DE 2016
Introducción

Las arvenses son todas las plantas que crecen dentro de un cultivo determinado o
seleccionado invadiéndolo y causándole daños por competencia de espacio, agua luz y
nutrientes son resistentes a los herbicidas y adquieren capacidades para sobrevivir a
condiciones ambientales adversas. Su control se puede realizar químico, mecánico, manual
y cultural, los cuales son importantes en todos los cultivos debido al impacto que causan las
arvenses en los rendimientos, los costos de producción y la sostenibilidad, pero en algunos
casos pueden constituirse en un componente para la protección de los suelos contra la erosión
y la conservación de los recursos hídricos.

Wyse (1994) sugiere que el manejo actual de las arvenses se considera como el mayor
obstáculo al desarrollo sostenible de la agricultura mundial, ya que en los actuales sistemas
de producción se aplican herbicidas en forma indiscriminada, lo que genera problemas de
erosión de los suelos, calidad del agua y vida.

Con el desarrollo de este trabajo buscamos aprender las estrategias necesarias para aplicar
un manejo integral de las arvenses en los cultivos del algodón y naranja sin causar perjuicios
económicos y ambientales.
Estrategias para el manejo integrado de Arvenses en cultivos de Naranja (citrus
sinensis) y Algodón (gossypium)

Las arvenses principales que compiten con el cultivo de algodón son: Ipomoea trichocarpa
L, Amaranthus palmeri S, Helianthus annuus L, Parthenium hysterophorus L, Solanum
elaeagnifolium Cav, Convolvulus arvensis L, Portulaca oleracea L, Chenopodium murale L,
Boerhavia erecta L, Sorghum halepense (L.), Urochloa fasciculata (Sw.) R, Echinochloa
colona (L.), Echinochloa colona (L.).

Las arvenses principales en cultivo de Naranja son: Cynodon dactylon (L.) Pers, Sorghum
halepense L, Digitaria sanguinalis (L.) Scop, Cenchrus echinatus L, Echinocloa colonum
(L), Link Panicum fasciculatum Sw, Cyperus rotundus L, Amaranthus palmeri L.Mart,
Amaranthus retroflexus L, Portulaca oleracea L.

Al conjunto de daños causados por la maleza a los cultivos se le denomina interferencia,


esta incluye la reducción del rendimiento por competencia, la disminución en la calidad del
producto cosechado, el aumento en los costos de cosecha y la mayor incidencia de plagas y
enfermedades. Las pérdidas de rendimiento son ocasionadas principalmente por la
competencia entre las malezas y cultivo por luz, agua y nutrimentos, factores básicos para el
desarrollo de las plantas.

Por esas razones las estrategias que debemos tener en cuenta para el manejo integrado
de las arvenses son 3:

1. Realizar un buen estudio del historial de malezas del lote a cultivar, para controlar de
forma Química; al inicio del proceso de establecer el cultivo realizar aplicaciones con
ingredientes activos que funcionen en pre emergencia, para reducir la competencia por
nutrientes y agua en los primeros días de desarrollo. En la fase 3 y 4 del desarrollo del cultivo
podemos realizar aplicaciones con ingredientes activos de contacto o selectivos. Con los
productos de contacto debemos tener un alto cuidado con el cultivo.
2. Cuando el cultivo este desarrollado en sus primeras fases controlar las arvenses de forma
manual o cultural. De forma cultural se puede alternar en la distancia de siembra o surcos
cultivos que aporten nitrógeno (soya, frijol) en el caso del algodón, en cultivo de la naranja
entre las hileras podemos alternar el maíz, la soya y el frijol.

3. Cuando el cultivo este en un desarrollo intermedio podemos controlar los arvenses de


forma mecánica, en el algodón podemos utilizar un cultivo aporque que reduce las malezas
germinadas. En el cultivo de naranja podemos utilizar guadaña o rastra pequeña.

 Estrategias de manejo integrado de arvenses desde establecimiento hasta la


producción para dar solución a los problemas planteados para el cultivo de
Algodón (gossypium).

El manejo integrado de los arvenses en el cultivo de algodón resulta en la combinación de


diversas practicas agronómicas con el principal objetivo de erradicar o tener en un nivel de
control que no afecte los resultados económicos que puedan ser significativos para el cultivo
de algodón, algunas de estas prácticas son:

Control mecánico:
Una estrategia es el control mecánico de las arvenses que se realiza en el momento de la
preparación del terreno para sembrar algodón, ya que, al ser manipulado y removido el suelo,
se eliminan muchas especies de arvenses y se incorporan como materia orgánica. Luego de
esta operación pueden ocurrir varias situaciones, como disminuir el rebrote de las arvenses o
que salgan de nuevo las especies en poco tiempo. Después se determina si es necesario
realizar un tratamiento con algún producto químico o ecológico.
Labores mecanizadas:
1- Nivelado y Acaballonado, ya que al momento de realizar estas prácticas se remueve el
suelo, y se estaría practicando la erradicación de las arvenses presentes en el terreno,
2- Labranza Primaria: preparación del terreno con arado de discos, con el fin de eliminar
las arvenses establecidas y remover el banco de semillas.
3- Labranza Secundaria: siembra y paso de escardas. Durante esta labor se remueven las
arvenses que están empezando a emerger.
4- Utilizar Cultivadoras: para remover las arvenses en las calles del cultivo, este proceso se
debe llevar a cabo cada que las arvenses se encuentren a una altura real competencia con el
cultivo de algodón.

Control cultural:
En pendientes bajas realizar deshierbas manuales, pala o azadón, se debe tener en cuenta que
esta labor en pendientes superiores a 2% pueden ocasionar erosiones en momentos de lluvia
o riego. En el cultivo de algodón es de suma importancia intercalar esta labor de deshierba
para no verse afectado por los herbicidas.

Control químico:
Realizar aplicaciones de herbicidas pre-emergente que no sean selectivos y que no dejen
residuos en el suelo que puedan desfavorecer la germinación de la semilla de algodón esto
aplica antes de la siembra. Productos como glifosato o paraquat. Entre uno y dos días después
de la siembra se puede realizar aplicaciones de herbicidas como pre-emergencia en dosis
bajas, siempre siguiendo las recomendaciones técnicas con el fin de no trastornar la
germinación ni el desarrollo del cultivo.

En el desarrollo del cultivo se debe estar en constante evaluación de arvenses para tener
medidas de control a tiempo y no exceder con las dosis. Esto para las aplicaciones post-
emergentes. La utilización de otros heerbicidas pre emergentes como diuron o prometrina (si
se la adiciona un surfactante o aceite agrícola) tienen acción de contacto sobre las malezas
pequeñas. Para ampliar el espectro de control se usan combinados con acetoclor ometolaclor.
La aplicación de herbicidas en pos emergencia, proporciona flexibilidad en el manejo y evita
la competencia de las malezas con el algodón que emergen posteriormente y dominan
rápidamente el ambiente

Manejo y malezas de hoja ancha anuales en pre-siembra:


En el cultivo de algodón es beneficioso la aplicación de herbicidas para el control de malezas
en pre-siembra, ya que la aplicación de estos productos se pueden ejecutar en terrenos
surcados y se añade el herbicida con un movimiento de cultivadora rotativa, en terrenos
planos e incorporando el herbicida con un paso de rastra. Los herbicidas tiene un buen control
de malezas si son agregadas apropiadamente, de igual forma puede ir con un control físico.

Manejo de malezas de hoja ancha anuales en pre-emergencia:


Se puede efectuar la aplicación de herbicidas como fluometuron o clomazone en mezcla con
pedimetalina o metolaclor. La labor de estos herbicidas mejora con buenas disposiciones de
humedad en el suelo y si se presentan lluvias de 10 a 20 mm en los primeros ocho a diez días
después de su aplicación. Estos productos se pueden usar en forma total al instante de la
siembra. Se debe complementar el control de maleza con un manejo cultural para que sea
excelente y eficaz.

Manejo de Maleza perenne de hoja ancha en post-emergencia:


Actualmente no hay herbicidas que dominen un buen control de malezas perennes de hoja
ancha, por lo tanto, es mejor aplicar variedades genéticamente modificadas con resistencia
a glifosato, es una valiosa opción para su control. Se recomienda aplicar glifosato de 720 a
1080 g/ha (equivalente a 2-3 litros/ha de producto comercial a una concentración de 360 g/l)
en su etapa vegetativa antes de la floración y en las principales dos semanas de desarrollo del
algodón transgénico resistente a glifosato para impedir el efecto competitivo de estas
malezas. Es recomendable aplicar en pre-siembra para eliminar las primeras poblaciones.
Es de gran importancia resaltar que el uso de variedades de algodón genéticamente
modificadas con resistencia a glifosato debe ser parte de un sistema de manejo integrado de
malezas y no la única estrategia de control, ya que existe el riesgo de inducir cambios a
malezas resistentes a glifosato

 Estrategias de manejo integrado de arvenses desde establecimiento hasta la


producción para dar solución a los problemas planteados para el cultivo de
Naranja (citrus sinensis).

El manejo integrado que se realiza en el cultivo de naranja se focaliza en la etapa inicial del
cultivo aquí se presentan arvenses que son anuales o perennes; luego cuando este gana una
altura donde la amenaza de arvenses reduce por competencia de luminosidad y nutrientes.
Por ende, las labores de control cambian y se reduce la intensidad; bueno esto tiene que ver
mucho con la zona agroecológica y las condiciones climáticas que se presenten.

Control mecánico:
Se realiza la labranza primaria que consiste en la preparación del terreno con arado de discos,
con el fin de eliminar los arvenses establecidos y remover el banco de semillas.

Control químico:
Realizar aplicaciones con herbicidas de acción rápida o de contacto y sistémico esta medid
de control se puede ejecutar en tiempos de lluvia excesiva con el fin de prolongar la presencia
de los arvenses. Postemergente para la etapa inicial con dosis bajas para no afectar el
desarrollo del cultivo, esto le garantiza a la plantación de estar libre de competencia por
nutrientes y luminosidad.

Labores culturales como control:


Socolar (machete) o deshierbar (pala o azadón) en forma de círculo alrededor del tallo para
reducir la presencia de los arvenses.
Para la presencia de arvenses anuales utilizar acolchados o coberturas en el suelo para
contrarrestar este efecto de arvense perenne.

Labor de pastoreo con ovinos y caprinos.


Limpieza manual de algunos arvenses que son diseminados por las heces de las aves
quedando en las ramas del árbol de naranja.
Cuando se planifica un manejo integrado de arvenses además de los cultivares las
condiciones agroecológicas y las técnicas de fertilización y de riego. También deberá
considerarse el manejo que se leda a las plagas tanto insectiles, arvenses y enfermedades.

Adicionalmente se controlan mediante una mezcla de labranza, y uso de productos químicos.


Los procesos de manejo de la maleza se divide, generalmente, en preventivos, físicos
culturales, biológicos y químicos.

Prevención: El lavado de los equipos y herramientas después de ser empleadas en áreas


infestadas es importante para impedir la diseminación de malezas hacia áreas no infestadas.
La identificación y control de nuevas malezas con anterioridad a su esparcimiento, reduce
enormemente el costo de las operaciones de control de malezas en años futuros.

Métodos físicos: La quema se usa a veces en la preparación del terreno antes de la plantación
de los huertos y es común antes de la plantación de los huertos y es común en los trópicos,
no solo la maleza sino también otras plagas.

La labranza es el método más tradicional de control de maleza y sigue siendo uno de los más
importantes métodos de manejo de malezas en cítricos, por lo que es un método fácil de
realizar y puede controlar la maleza anual de forma económica y eficiente antes de la
formación de semillas, lo que asegurara que no se acumulen en el suelo. La labranza después
de la formación de las semillas puede aumentar la propagación de la maleza.
Justificación de las Estrategias
Malezas son aquellas plantas que bajo determinadas condiciones causan daño económico
y social al agricultor. En el contexto agro-ecológico, las malezas son producto de la selección
inter-específica provocada por el propio hombre desde el momento que comenzó a cultivar,
lo que condujo a alterar el suelo y el hábitat. El proceso de selección es continuo y
dependiente de las prácticas que adopte el agricultor. El uso actual de los herbicidas químicos
ha originado importantes cambios en la flora de plantas indeseables en las áreas agrícolas,
tanto en especies que predominan sobre el resto de la vegetación, como de biotipos de otras
especies resistentes a los herbicidas químicos en uso.

El daño de estas plagas puede ser del orden de un 5 a 10% de las cosechas en los países
desarrollados, mientras que en los países en desarrollo y algunos de economía emergente,
que dependen en gran medida de su producción agropecuaria, las pérdidas pueden ser
superiores al 20-30% de la producción.

Zimdahl (1980), destaca la importancia que tiene la densidad de las arvenses sobre la
disminución del rendimiento de un cultivo, además cita numerosos experimentos que
comprueban la relación inversa entre la acumulación de biomasa del cultivo y la de las
arvenses. Se muestra el esquema de la respuesta de un cultivo al incremento en la densidad
de las arvenses (Koch y Walter, 1983, citados por De la Cruz, 1989).

La incorporación del manejo de maleza a otras prácticas en los huertos también debe ser
enfatizada en el futuro. Las malezas o los métodos de manejo de maleza, tales como la
labranza, cobertura y aspersión modifican el suelo como medio para el crecimiento de los
árboles. Entonces, los cambios en la estructura, la materia orgánica, penetración del agua,
disponibilidad de nutrientes del suelo y un número ilimitado de otros factores, afectarán el
crecimiento de los árboles y la producción de frutas. La maleza y su manejo también pueden
cambiar las condiciones micro climáticas y ambiente para los patógenos e insectos (Knapp
et al. 1982; Tucker y Singh, datos inéditos).
La maleza en los cítricos se controla esencialmente mediante una combinación de
labranza, siega, y uso de productos químicos (Lange 1970; Tucker y Singh 1983). Los
métodos de manejo de la maleza se divide, generalmente, en preventivos, físicos culturales,
biológicos y químicos (Anderson 1983).

A continuación se anexa un cuadro donde podemos encontrar diferentes tipos de herbicidas


y la forma como actúan en las plantas:

Procesos Luminicos Metabolismo celular Crecimiento y Division celular


Sintesis de
Fotosistema Inhibidor de Inhibidor de
Fotosistema I Inh de EPSP sintetasa Inhibidor de ACCasa Inh. de ALS/AHAS lipidos (no Diivision Celular Auxinas Sinteticas
2 Protox Pigmentos
ACCasa)
Ariloxifenoxi
Bipiridilos Triazinas Difenil Eteres Isoxalidinona Glisinas Sulfonilureas Tiocarbamatos Dinitroanilinas A.Fenoxicarboxilicos
propanoatos
Bensulfuron Metsulfuron
oxifluorfen Cihalofop Pirazosulfuron Orizalina 2,4 D
Paraquat Atrazina Clomazone Glifosato Thiobencarbo
Acifluorfen Fenoxaprop Azimsulfurom Pendimetalina MCPA
Etoxisulfuron
Tridax p. Amidas Oxadiazoles Inh. PDS Tridax p. Ciclo-hexenodionas Imidazolinonas Cloroacetamidas A. Piridinicarboxilicos
Triclopir
Oxadiazon Imazapir Imazapic Butaclor Fluroxipir
Propanil Diglufenican Profoxidim
Oxadiargil Imazetapir Imazaqui Pretilaclor picloram
Aminopiralid
A. Quinolin
Nitrilos Triazolinonas Triazolo-pirimidinas Otros
Carboxilicos
Anilofos
Ioxinil carfentraxone Penoxulam Piprofos Quinclorac
Cafenstrole
Benzotia-
Pirimidinilbenzoatos
diazinonas

Bispiribac
Bentazon
piribenzoxim
Ureas
Cyperus r.
sustituidas
Diuron

http://www.ag.auburn.edu/agrn/turf/documents/SMcResistenciaaherbicidas.pdf

Referencias Bibliográficas
 FAO. Recomendaciones para el manejo de malezas (2009). Recuperado de
ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/a0884s/a0884s.pdf.
 CENICAFE. Las arvenses y su manejo en los cafetales. Recuperado de
http://www.cenicafe.org/es/documents/LibroSistemasProduccionCapitulo5.pdf.
 AGRICULTURA TROPICAL. Control de malezas en el cultivo de naranjas.
Recuperado de http://www.agro-tecnologia-tropical.com/malezas_en_naranjas.html.
 GUEVARA, G, (2011), Manejo de Malezas en el Cultivo de algodón, Centro
Regional Chaco Formosa, Estación Experimental Agropecuaria, Saens Peña,