Está en la página 1de 7

Caldera de flujo térmico

ENSAYO

Usuario | Transferencia de calor | 24 de julio de 2018|


¿Qué es el fluido térmico?

El calentamiento por fluido térmico, es un tipo de calentamiento indirecto en el que


se calienta un fluido de transferencia de calor de fase liquida y es bombeado hasta
los usuarios de dicha energía térmica dentro de un circuito cerrado. Aceite térmico,
glicol, y agua son medios comunes de transferencia térmica.

¿Qué son los aceites térmicos?


Los aceites térmicos son fluidos que se utilizan para transportar calor de un sitio a
otro. El aceite se calienta con cualquier método -quemador, resistencia- se le hace
circular a través de un sistema de transferencia de calor y se emplea esta energía
en lugares alejados de la fuente de calor.

¿Cómo se obtienen?
Los aceites son productos derivados del petróleo. Los residuos que quedan una
vez obtenidos los gases y demás productos, se destilan otra vez a mayor
temperatura y en vacío. Esto genera las bases minerales con las que se fabricarán
los aceites. Éstos se refinan añadiéndoles o eliminándoles compuestos, variando
así sus características de viscosidad, punto de congelación, temperaturas de
trabajo, etc.

PÁGINA 1
Clases de aceite

Los aceites pueden ser, según su base, minerales o


sintéticos.

Los aceites térmicos minerales se fabrican con las bases


producidas directamente por la destilación del petróleo
con ligeras modificaciones.

Los aceites térmicos sintéticos se fabrican con bases que


posteriormente son sometidas a transformaciones físico-
químicas.

También existen los semisintéticos que son mezclas de


ambos.

Características

Estabilidad. Los aceites deben ser estables dentro de los parámetros especificados
por el fabricante, no pueden sufrir alteraciones en su composición por efecto del
calor o el trabajo al que será sometido. Si no es estable, se producen gases y restos
insolubles que perjudican el sistema.

Oxidación. Deben tener resistencia a la oxidación. Ésta se produce más


rápidamente con la temperatura, provocando un aumento de la viscosidad y una
pérdida de eficacia en la transferencia térmica.

Coeficiente de transferencia. Deben tener un alto coeficiente de transferencia. A


mayor coeficiente, mayor eficacia.

Vida útil. La vida útil de los aceites se aumenta con una correcta utilización y un
buen diseño del sistema, así como con un buen mantenimiento y control de las
características del aceite que se degrada con el uso.

Utilidades
Los aceites se utilizan en procesos donde sean necesarias altas temperaturas,
pero con bajas presiones de funcionamiento.

Se pueden utilizar en procesos en los que sea necesario calentar y enfriar en un


mismo equipo, sustituyendo a los compuestos de agua y glicol en esta función.

PÁGINA 2
Sistemas de Calentamiento por Aceite Térmico
Los aceites térmicos permiten a los usuarios operar a temperaturas elevadas (de
hasta 600F/316ºC con aceites térmicos orgánicos y 800F/427ºC con ciertos
sintéticos) en condiciones de muy baja presión. Debido a la baja presión con la que
se trabaja y a las propiedades de los aceites térmicos, la mayoría de los
calentadores se fabrican de acuerdo a la norma ASME Sección VIII y típicamente
no es requerida la operación de personal con licencia para operación de calderas.
Diversas personas alrededor del mundo se refieren a este tipo de sistemas con
distintos nombres. Los nombres calentador de aceite térmico, sistema de aceite
térmico, ebullidor de aceite térmico, calentador de fluido térmico, sistema de fluido
térmico, calentador de “hot oil”, sistema de “hot oil”, ebullidor de “hot oil”
generalmente todos se refieren al mismo sistema de transferencia en fase liquida
de circuito cerrado. Notar que es usual se utilicen los términos ebullidor de aceite
térmico o ebullidor de fluido térmico a pesar de que la mayoría de los sistemas no
involucran ningún tipo de vaporización. .

Sistemas de Calentamiento Agua-Glicol


Gracias a sus óptimas propiedades termodinámicas y fisicoquímicas, el agua es
un medio de transferencia térmica ideal. Circuitos cerrados de agua caliente
sistemas de soluciones de glicol en fase liquida son ambos una excelente opción
para procesos de calentamiento indirecto de hasta aproximadamente 300F/149ºC.
Ya que el agua es usada en un circuito cerrado sin alimentación directa de una
fuente de agua externa, estos calentadores a se fabrican típicamente de acuerdo
a la norma ASME Sección VIII y no es requerida la operación de personal con
licencia para operación de calderas. También pueden fabricarse de acuerdo a la
norma ASME Sección I cuando requerido.

PÁGINA 3
Funcionamiento

Calderas de fluido térmico: de ejecución vertical u horizontal

Estas calderas no tienen nivel definido, son de funcionamiento automático y de


vigilancia indirecta, con aportación de calor por combustibles líquidos o gaseosos.
Son calderas de envolvente cilíndrica de eje vertical dispuestas para elevar la
temperatura del fluido térmico que circula por dos serpentines concéntricos,
mediante la combustión de combustibles líquidos o gaseosos en un quemador
fijado a la tapa plana superior. Entre ambas envolventes se dispone de aislamiento
a base de lana de roca, que permite tener bajas temperaturas, en la envolvente
exterior, consiguiendo por lo tanto pérdidas estructurales mínimas y evitando
quemaduras por contacto involuntario con la caldera.

La llama del quemador se proyecta desde el mismo hasta la cámara de


combustión, llegando según la regulación de la combustión, a poder chocar con la
solera cerámica que cierra el hogar, cambiando entonces de sentido y ascendiendo
los gases de combustión a gran velocidad y turbulencia, entre los dos serpentines
hasta la tapa cónica superior, donde pasan a ser nuevamente descendentes, hasta
su evacuación por la chimenea situada en el borde inferior de las envolventes. Los
serpentines se componen de uno, dos o tres pasos según el modelo, siendo
imprescindible una alta velocidad de circulación del fluido térmico a fin y efecto de
lograr una buena transmisión de calor y evitar el "cracking" de dicho fluido. La
circulación del fluido térmico es inicialmente por el serpentín exterior (en donde el
calor se transmite prácticamente sólo por convección) para pasar posteriormente
al serpentín interior (donde el calor se transmite casi exclusivamente por radiación)
consiguiendo unos rendimientos energéticos excelentes. La tapa de los
serpentines, ligeramente cónica, se halla formada por una parte móvil y otra fija.
Esta última, sirve de cierre a los pasos de humos entre serpentines y dispone de
los orificios para el paso de los tubos de serpentines que se conectan a los
colectores generales, enlazando con el circuito por medio de bridas. La parte móvil
cierra la cámara de combustión y es donde va fijado el quemador. Esta parte es
fácilmente extraíble, pudiéndose acceder a la cámara de combustión para realizar
cualquier tarea de entretenimiento.

PÁGINA 4
Aplicaciones

Un sistema de fluido térmico, que se obtiene a partir del uso de una caldera de
aceite térmico, es de aplicación en reactores, para el calentamiento de asfalto y
betún, tanques de almacenamiento y terminales portuarias, intercambiadores de
calor, túneles de estampación, calentamiento de calandras, industria cárnica,
pastelería industrial, industria aeronáutica o centros de investigación, entre otras
muchas.

Consideraciones

El combustible utilizado es otro aspecto a tener en cuenta antes de decidir la


ubicación de la caldera:

En caso de uso de gas natural, deberán evitar los sótanos, ya que si no estarán
obligados a la instalación de una ventilación forzada para facilitar la combustión del
mismo.

En caso de uso de gasóleo o fuel-oil, necesitarán como mínimo un depósito de


acumulación de dichos combustibles, por lo que cuanto más cerca del depósito
principal emplacen la caldera, mayor será la posibilidad de evitar la instalación de
un depósito nodriza o intermedio.
Otros elementos necesarios a considerar para el buen funcionamiento de todo el
circuito son el depósito de expansión y la chimenea, que debe sobresalir como
mínimo 1 metro por encima de los edificios circundantes en un radio de 10 metros
respecto al eje de la chimenea.
PÁGINA 5
Ventajas

Seguridad, las calderas de fluido(aceite) térmico operan sin presión ni agua. Esto
evita los típicos problemas de las calderas de vapor, como son las perdidas, la
corrosión, el tratamiento del agua, etc.

Las calderas de aceite térmico requieren de poco mantenimiento.

Ahorros de combustible alrededor de un 20% comparado con sistemas de vapor.


Un sistema de fluido térmico consiste en un circuito cerrado con pérdidas mínimas
de energía. Al menos un 90% del combustible es aprovechado para su objetivo
principal, es decir, el aporte de calor.

Los sistemas de aceite térmico son de gran eficiencia debido a la uniformidad de


la temperatura durante todo el proceso productivo.

Bibliografía

https://www.pirobloc.com/blog-es/aceite-termico-mineral/
https://www.pirobloc.com/productos/calderas-de-fluido-termico/#emplazamiento
https://www.sigmathermal.com/es/sistemas-de-fluido-termico/
https://www.google.com.ec/search?tbm=isch&sa=1&ei=nL5UW8eYKc--
ggeko6uoBA&q=Sistemas+de+Calentamiento+Agua-
Glicol&oq=Sistemas+de+Calentamiento+Agua-
Glicol&gs_l=img.3...1802604.1802604.0.1802873.1.1.0.0.0.0.0.0..0.0....0...1c.1.64
.img..1.0.0....0.8a_WLtz0HO0#imgrc=kCzm6oqTYiOfdM:

PÁGINA 6