Está en la página 1de 1

• Al llegar a la adolescencia me doy cuenta de que me gustaría que algunas cosas

cambiaran

• Hasta ahora era un niño con muchas características de S. Asperger pero estoy
aprendiendo y estoy cambiando. Ponerlo en práctica supone un gran esfuerzo para mí,
pero sé que lo puedo conseguir

• Las personas que me rodean, padres, hermanos, profesores y compañeros habían


aprendido a tratarme de una determinada manera. Ahora somos adolescentes y todos
tenemos que aprender de nuevo.

Me gustaría conseguir:

• Distraerme menos en clase o cuando estoy con otras personas. Para eso tengo que
aceptar que me lo recuerden y esforzarme cuando cuentan conmigo para las
actividades.

• A veces no entiendo de qué se está hablando y “desconecto”, es una forma de


evadirme que no me beneficia (ni a mí ni a mi integración con los demás). Pedir que
me o expliquen con otras palabras sería una solución, pero no quiero que se rían de mí
por pedirlo.

• A veces quiero que mis compañeros me ayuden siempre y me tengan en cuenta en


todo momento. Por eso les exijo demasiado y me enfado exageradamente si no lo
hacen. Sé que no me puedo poner así y que aunque les tengo que hacer ver lo que me
molesta tengo que aprender a decirlo de buenas maneras.

Tengo muy buenos compañeros que son muy tolerantes conmigo, porque me conocen desde
pequeño y saben lo que me pasa. A veces, que me toleren tanto no me ayuda porque cuando
me doy cuenta que no me he comportado adecuadamente me siento mal. Me gustaría que
amablemente me dijeran que no debo decir o hacer eso y así poco a poco iré aprendiendo las
normas sociales de los adolescentes. Puede que me lo tengan que recordar muchas veces,
porque no lo aprendo a la misma velocidad que la mayoría, pero al final lo conseguiré como
otras cosas que ya he conseguido.

ADOLESCENCIA Y SINDROME DE ASPERGER

Conciencia de mis dificultades

Propósito de cambio

Con esfuerzo y experiencia cambio

Pero…es muy difícil hacerlo sólo

Requiere un cambio en el trato de las personas que me rodean…

ADOLESCENCIA Y SINDROME DE ASPERGER: METAS

Estar más atento

Pedir ayuda sin importar las consecuencias

No exigir ni enfadarme