Está en la página 1de 37

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

A nuestros padres,
familiares y docentes que
nos brindan su apoyo
incondicional para nuestro
desarrollo intelectual.

1
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

CONTENIDO

PRESENTACION .............................................................................................................................. 3
INTRODUCCIÒN ............................................................................................................................... 4
CAPITULO I ....................................................................................................................................... 5
DELITO DE CONCUSIÒN ............................................................................................................... 5
1.1. CONCEPTO DE DELITO ................................................................................................. 5
1.2. DELITO DE CONCUSIÒN ............................................................................................... 5
1.3. ANTECEDENTES ............................................................................................................. 6
CAPITULO II ...................................................................................................................................... 8
FUNCIONARIOS Y SERVIDORES PÚBLICO ............................................................................. 8
CAPITULO II .................................................................................................................................... 12
TIPO OBJETIVO ............................................................................................................................. 12
1. Elementos referentes a los sujetos................................................................................... 12
CAPITULO IV .................................................................................................................................. 24
TIPO SUBJETIVO ........................................................................................................................... 24
CAPITULO V.................................................................................................................................... 28
NIVELES DE INTERVENCION DELICTUAL ............................................................................. 28
CAPITULO VI .................................................................................................................................. 31
JURISPRUDENCIAS ...................................................................................................................... 31
CONCLUSIONES............................................................................................................................ 35
BIBLIOGRAFIA ............................................................................................................................... 36

2
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

PRESENTACION

Señor Abogado: JOSE ANTONIO PINTO PANEZ, es un honor poner vuestra


consideración el trabajo monográfico titulado: “DELITO DE CONCUSION”,
realizado por la estudiante de VII Ciclo, de la escuela académico profesional de
Derecho y Ciencias Políticas. El presente tema propuesto por su persona, nos llena
de inquietud y el afán de conocer la aplicación y estudio en cuanto a al delito de
Concusión.

3
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

INTRODUCCIÒN

El Derecho Penal es la rama del ordenamiento jurídico que regula el ius punendi y
que por tal razón es capaz de limitar, en mayor o menor medida, el derecho
fundamental a la libertad personal, como bien lo señala la doctrina, el derecho penal
es un instrumento de control social cuya principal característica es la sanción
delictuosa.

En el delito de concusión el bien jurídico protegido es el fin prestacional que cumple


la administración pública de acuerdo a nuestra Constitución. De esta manera, el
funcionario público que comete el delito de concusión afecta la legalidad de los
servicios públicos, ya que abusa de su cargo para satisfacer fines privados mediante
la incidencia en la voluntad del particular. En otras palabras, las potestades públicas
no le son conferidas al funcionario para que este se aproveche de ellas y obtenga
ventajas privadas a través del constreñimiento de la voluntad del particular.

Este trabajo tiene como objeto desarrollar el DELITO DE CONCUSION, con el fin
de dar a conocer este tema, consideramos imprescindible e importante desarrollar
los siguientes subtemas como: el concepto de delito, antecedentes del término de
concusión, diferencias entre funcionario público y servidor público, niveles de
intervención delictual, divididos por capítulos.

La estudiante

4
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

CAPITULO I

DELITO DE CONCUSIÒN

Se considera necesario tener presente la definición de delito antes de ahondar el


tema de DELITO DE CONCUSIÒN, para su mejor comprensión.

1.1. CONCEPTO DE DELITO


Son varias las definiciones que en la doctrina y en algunos códigos penales se han
dado al delito. Recogiendo la de Jiménez de Asua, se entiende por tal el acto
típicamente antijurídico, culpable, sometido a veces a condiciones objetivas de
penalidad, imputable a un hombre y sometido a una sanción penal.

Soler lo define como una acción típicamente antijurídica, culpable y adecuada a una
figura legal conforme a las condiciones objetivas de esta”, por lo cual sus elementos
sustantivos son: la acción, la antijuricidad, la culpabilidad y la adecuación a una
figura. (Osorio, 2012)

1.2. DELITO DE CONCUSIÒN


El delito de concusión es un delito especial, toda vez que el círculo de autores está
limitado a los funcionarios públicos. Esta delimitación se justifica en que todo sujeto,
al ingresar a la función pública, adquiere las potestades suficientes para lesionar el

5
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

fin prestacional que la administración pública cumple en un Estado Social y


Democrático de Derecho.1 (ANEXO 1)

Descripción típica artículo 382

El delito de concusión aparece registrado en el artículo 382 de código penal vigente,


señalando lo siguiente:

Artículo 382

El funcionario o servidor público que, abusando de su cargo, obliga o induce


a una persona a dar o prometer indebidamente, para sí o para otro un bien o
un beneficio patrimonial, será reprimido con pena privativa de libertad no
menor de dos ni mayor de ocho años, inhabilitación, según corresponda,
conforme a los incisos 1, 2 y 8 del artículo 36, y con ciento ochenta a
trescientos sesenta y cinco días multa.

1.3. ANTECEDENTES

De manera referencial, respecto a la figura delictual analizada, se tiene como


etiología, según SANCHEZ FRANCO, que “los primeros antecedentes sobre el
origen etimológico de la concusión, se remontan al derecho romano, que ha servido
de punto de partida en la evolución de una infinidad de institutos de diversos
sistemas legales internacionales”

Continua señalando, el citado autor, lo siguiente:

En la antigua Roma, el instituto de la concusión no era distinguido con claridad de


otras figuras como el cohecho, sino que a ambas se les aplicaba el mismo principio
genérico de crimen, repetundarum, es decir, bajo el título de la concusión en
sentido genérico, se comprendían diversos fenómenos que generaban corrupción
en contra del sistema de justicia en el derecho romano, se castigaba el acto de
aceptar dinero para pronunciar sentencia.

Asimismo, el autor señala que “con posterioridad el concepto de la concusión fue


evolucionando, hasta limitarse a la sanción de actos efectuados por los funcionarios
públicos que se servirán del metus publicae potestatis o miedo generado a

1
David Torres Pachas Julio Rodríguez Vásquez Erick Guimaray Mori- Comentario Academico- Proyecto
Anticorrupción del IDEHPUCP

6
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

particulares por la autoridad que investían, para obtener las exacciones ilegales de
las cuales eran víctimas”. Finalmente, SANCHEZ FRANCO, precisa:

Debe señalar que si bien es cierto el origen etimológico del delito de la concusión2
es único, también lo que es dicha figura en la actualidad no reviste exactamente los
mismos elementos y perfiles en las diferentes legislaciones represivas a nivel
internacional, esto es, que a pesar de tener su cuna en épocas remotas, dicha figura
no se encuentra descrita de la misma manera, en las leyes penales.

Respecto a nuestra legislación, se advierte que el código penal de 1991 incorporo


por primera vez dicha figura delictual, por cuanto no aparece registrada en el código
penal de 1924, de la misma forma, el delito de concusión, sufrió modificaciones, esto
es, mediante Ley N° 30111, del noviembre del 2013, para luego registrarse la última
modificación mediante Decreto legislativo 1243, del 22 de octubre del 2016.

2
Figura delictiva más corrientemente llamada exacción ilegal, referida al caso del funcionario público, que
abusando de su cargo, exigiré o hiciere pagar, o entregar indebidamente por sí o por interpuesta persona, una
contribución, un derecho o una davida, o cobrare mayores derechos que los que corresponden. El delito se
agrava si el agente emplea intimidación o invoca orden superior, comisión o mandamiento judicial, así como
también si convierte en provecho propio o de tercero esa exacción. (Manuel Osorio-Diccionario de Ciencias
Jurídicas, Políticas y Sociales-Edición Heliasta- 2012-pag. 206)

7
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

CAPITULO II

FUNCIONARIOS Y SERVIDORES PÚBLICO

Se considera imprescindible tener en cuenta el concepto y las diferencias que


existen entre de funcionario y servidor público, para ello manifestamos los siguientes
conceptos que se verán a continuación.

Los delitos contra administración pública, respecto a los sujetos cualificados, están
determinados por los conceptos de funcionario y servidor público, por cuanto la
técnica legislativa respecto a los tipos penales adscritos a dicha temática, empieza
considerando el primer orden el sujeto sobre el cual recaen las normas las normas
del mandato. En ese sentido, deviene en suma importancia desarrollar un concepto
de dichas categorías.

1. Concepto de funcionario pùblico

Presenta una diversidad conceptual, tanto para el derecho administrativo y derecho


penal, en ese sentido, existen diversas posturas y definiciones, resaltando las ideas
que se trataría de una persona natural, mayor de edad, vinculada al Estado, con la
finalidad de operativizar el sistema de administración pública. A continuación se
señalara algunos conceptos de funcionario o servidor público:

 Reglamento de la ley de bases de la Carrera Administrativa y


Remuneraciones de Sector Público.

El artículo 4 del mencionado reglamento indica los siguiente: considérese


funcionario al ciudadano que es elegido o designado por autoridad competente,

8
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

conforme al ordenamiento legal, para desempeñar cargos del más alto nivel en los
poderes Públicos y los organismos con autonomía. Los cargos políticos y de
confianza son los determinados por Ley.

 Ley Marco del Empleo Publico

Señala en artículo 4, lo siguiente:

Funcionario público.- el que desarrolla funciones de preeminencia política,


reconocida por norma expresa, que representan al Estado o a un sector de la
población, desarrollan políticas del Estado y dirigen organismos o entidades
públicas. El funcionario Público puede ser:

a) De elección popular directa y universal o confianza política originaria


b) De nombramiento y remoción regulados
c) De libre nombramiento y remoción

 Concepto de funcionario público según el derecho administrativo

El derecho administrativo, un funcionario público deberá ser un apersona natural


mayor de edad, portadora de un título (por elección popular, por nombramiento o
mandato legal), el cual deberá estar habilitado por autoridad competente en el
ejercicio de sus funciones, todo ello con la finalidad de ejercer un cargo en
representación del Estado, con la finalidad de vializar la función pública.

Requisitos de funcionario público según el derecho administrativo

El autor ROJAS VARGAS, nos da a conocer los siguientes requisitos, los cuales
serían:

Por elección popular directa.- (por presidente de la Republica,


vicepresidentes, congresistas, alcaldes, regidores, presidentes regionales) o
indirecta (miembros del Jurado Nacional de Elecciones, miembros del
Consejo Nacional de la Magistratura, Fiscal de Nación, presidente de la Corte
Suprema)

Por nombramiento.- (ministros, viceministros, funcionarios de confianza,


jueces fiscales y fiscales, funcionarios de carrera)

9
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

Por disposición legal.- cuando así lo establece mediante norma específica la


Constitución casos en los cuales se producen vacaciones inopinadas.

DIFERENCIAS ENTRE FUNCIONARIO Y SERVIDOR PÚBLICO

FUNCIONARIO PUBLICO SERVIDOR PUBLICO

 Persona natural, mayor de edad, • Persona natural, mayor de edad


vinculada al ejercicio de la contratada por el Estado en razón de
administración publica, con capacidad sus conocimientos especializados para
de decisión en razón del cargo asumido. cumplir una función específica, sin
• representa directamente los intereses embargo, no tiene capacidad de
del Estado. decisión, encontrándose sujeta a las
• desarrolla estrategias, planes o directivas de su inmediato
instrumentos de gestión, con la superior(funcionario público) así como
finalidad de obtener los fines del Estado a las diversas herramientas de gestión
• desarrolla estrategias, planes o (Reglamento de Organización de
instrumentos de gestión, con la Funciones, Manual de Organización de
finalidad de obtener los fines del Estado funciones, Directivas, etc)
en el desarrollo de la administración • Representa indirectamente el interés
pública. del Estado por cuanto se encuentra
• la modalidad de contratación es sujeto a los lineamientos señalados por
flexible, por cuanto puede asumir un funcionario público.
cargos de confianza sin tener • Las actividades y servicios
vinculación duradera con la entidad especializados prestados al Estado
estatal. propios de su modalidad contractual,
• pueden ser designados por sujeto permiten la integración y facilitación de
habilitado en razón del cargo o por las estrategias y planes desarrollados
proceso de elección popular. por los funcionarios públicos.
• Presenta un régimen de contratación
preestablecido sujeto a determinados
derechos y deberes

10
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

TOMA DE POSTURA RESPECTO A LOS CONCEPTOS DE FUNCIONARIO Y


SERVIDRO PÚBLICO

Es de suma importancia la definición e identificación de los conceptos de funcionario


y servidor público, tanto desde una perspectiva social así como jurídica, por cuanto,
socialmente, los funcionarios y servidores públicos, operativizan los planes estatales
favor del interés general, asimismo jurídicamente, la mayoría de las figuras
delictuales vinculadas a los delitos contra la administración publica, tienen como
centro de imputación jurídico penal a dichas personas cualificadas cuyo accionar
está sujeto a ley.

Desde una perspectiva jurídica

Los conceptos de funcionario y servidor público, para el derecho penal, es un tema


intrigante y de suma complejidad por la gama de conceptualizaciones que existen,
tanto en el derecho administrativo y derecho laboral.

MALINVERNI indica lo siguiente:

El que quisiera buscar los orígenes de la distinción entre ciudadano particular y


funcionario público, debería concluir probablemente en que coinciden con el
nacimiento del Estado. Desde cuando en una sociedad humana se manifiesta la
necesidad de desarrollar algunas funciones colectivas, con la creación de los
órganos destinados a cumplirlas y la atribución de funciones a determinadas
personas físicas, nace la figura de funcionario público.

Por otro lado, hay autores que defienden la terminología de funcionario y servidor
público son equivalentes, tanto para el derecho administrativo y derecho penal.
(Amaya, 2018)

11
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

CAPITULO II

TIPO OBJETIVO

El delito de concusión, a nivel del tipo objetivo, presenta diversos componentes,


entre ellos los sujetos, conducta y los elementos concomitantes, los cuales serán
analizados en los apartados siguientes.

1. Elementos referentes a los sujetos

Respecto a los sujetos, encontramos, fundamentalmente, al sujeto activo y sujeto


pasivo, los cuales serán analizados en las líneas siguientes.

1.1 sujeto activo

Existen diversas posturas respecto a la conceptualización del sujeto activo, así


tenemos que SALINAS SICCHA, indica al respecto lo siguiente:

Los supuestos delictivos previstos y regulados en el artículo 382 del código


penal, representan hechos punibles especiales, el tipo penal establece en forma
clara la calidad o cualidad que debe concurrir en el sujeto activo. Si en un hecho
concreto, la persona que ha cometido una conducta con apariencia de concusión,
no tiene la calidad descrita en el tipo penal, el delito en hermenéutica no se
configura. Solo puede ser sujeto activo del delito de concusión, previsto y
sancionado en el artículo 382, aquella persona que tiene la calidad o cualidad de

12
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

ser funcionario3 o servidor público. Es presupuesto para ello que la persona


venga un vínculo laboral vigente con alguna entidad estatal, según lo previsto el
artículo 425 del código penal. También es un delito de infracción de deber
especial de carácter penal, en el cual el autor perfeccionará el delito infringiendo
el deber especial de velar por el correcto y regular funcionamiento, prestigio y
buena reputación de la administración pública. Los extraños a la administración
pública que participen en la comisión del delito junto al sujeto público. Los
extraños a la administración pública que participen en la comisión del delito junto
al sujeto público, serán considerados cómplices del mismo delito y, por tanto,
merecerán menor pena que el autor.

Por otro lado, ROJAS VARGAS refiere que” cuando al sujeto activo de delito, se
trata aquí de cualquier funcionario o servidor público que se halle en la posibilidad
de abusar del cargo. Entendiéndose aquí el término cargo en sentido amplio para
conglobar al poseído por el funcionario como en la medida que ello sea posible
por el servidor.

REATEGUI SANCHEZ, indica que, en el delito de concusión, solo puede ser


autor un funcionario o servidor público de acuerdo a las normas del artículo 425
del código penal. Los cargos de concusión y corrupción de funcionarios
atribuidos al procesado por actos realizados cuando ya no reunía la calidad de
funcionario público no resultan configuraciones de los delitos imputados, ya que
estos requieren la calidad de funcionario o servidor público en el sujeto al
momento de cometer el delito.

En ese sentido, podemos afirmar que, respecto al sujeto activo, el delito de


concusión resulta ser un delito de dominio, específicamente, delito especial
propio, por cuanto el tipo penal precisa la presencia de un agente delictual
cualificado, esto es, funcionario o servidor público, en ese sentido, dicha
condición especial restringe el radio de autores y también fundamenta la
posibilidad la punibilidad, no existiendo tipo penal común subyacente.

Por otro lado, el supuesto de hecho registra una relación directa entre el
funcionario o servidor público y la institución “administración pública”, por lo tanto,

3
Quien desempeña alguna de las funciones públicas. El órgano o persona que pone en ejercicio el poder
público. (Manuel Osorio-Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales-Edición Heliasta- 2012-pag.448)

13
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

por mandato legislativo se consignó deberes especiales impuestos al sujeto


cualificado, es decir, respecto a la conducta delictual, se advierte una institución
especial de la cual derivan deberes positivos, subsecuentemente, se trata de un
delito de infracción de deber. En términos similares, REATEGUI SANCHEZ
indica que” de la descripción típica se desprende que se trata de un delito
especial propio, o mejor dicho de un delito de infracción del deber, en la medida
que el autor solo puede ser autor un funcionario o servidor público de acuerdo a
las normas del artículo 425 del código penal.

De la misma forma, el R.N.N.° 1062-2012, del 14 de marzo del 2013, estableció


lo siguiente:

Este delito es uno de infracción de deber, en cuya virtud el agente público,


mediante abuso del cargo que tiene de las propias funciones o facultades que se
tiene, despliega violencia, amenaza o engaño para someter a una persona y, de
este modo, obligarla (amenaza de sufrir algún perjuicio derivado de la propia
administración pública) son las acciones típicas propiamente dichas a dar un bien
o cualquier otro beneficio patrimonial para sí o para otro.

1.2 sujeto pasivo

respecto a esta temática, en la doctrina nacional, existe consenso en considerar


al Estado como titular del bien jurídico, es decir, sujeto pasivo, así tenemos que
según SALINAS SICCHA :”el sujeto activo es siempre el Estado, único titular del
bien jurídico protegido con el delito en análisis . Por su parte, ROJAS VARGAS
señala que “el sujeto pasivo por descansar en el la titularidad del sujeto pasivo,
ya que estamos ante delitos de función es el Estado. Los perjudicados directos,
particulares o personas jurídicas o colectivos sociales en general son las victimas
del accionar delictivo del agente”.

Según REATEGUI SANCHEZ, podemos encontrar dos clases e sujetos pasivos,


siguientes a la doctrina penal tradicional: por un lado, se encuentra el sujeto
pasivo del delito, que es definitivamente el Estado peruano, a través de una
forma concreta traducido en la administración pública. Y por el otro lado, se
encuentra el sujeto pasivo de la acción, o algunos lo llaman “objeto material del
delito” que será una persona concreta o una víctima material. Tenemos que
precisar junto con ROJAS VARGAS que la referencia típica a una “persona” hace

14
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

expresa alusión a un particular a un colectivo de personas, incluso a otros


funcionarios o servidores públicos contra quienes se mantiene relaciones de
dominio jerárquico y funcional. También pueden ser víctimas las personas
jurídicas de derecho privado o público.

Por nuestra parte, consideramos que el Estado resulta ser el único titular del bien
jurídico tutelado, esto es, correcta “administración pública”. En ese mismo
sentido, la doctrina jurisprudencial fijada por la Segunda Sala Penal Transitoria
de la Corte Suprema, en el literal 2 del cons. N° 23 Casación 103-2017 Junín,
del 15 de agosto del 2017, señalo lo siguiente: “en todos los delitos en que el
agraviado no sea una persona natural o jurídica: tendrá tal condición, el Estado,
como sociedad políticamente organizada”.

Por lo tanto, es necesario precisar, conforme se viene explicando en los


comentarios del delito de omisión, rehusamiento o demora de actos funcionales,
que, si bien existen perjudicados, en este caso, terceras personas afectadas por
el accionar del funcionario o servidor público, pero también es cierto que, contra
dichas personas normativamente no existe afectación, por lo tanto, no podrían
ser considerados como agraviados o perjudicados teniendo únicamente el
estatus de denunciantes, por cuanto en los delitos contra la administración
pública existe un trato discriminador respecto al bien jurídico, es decir, lo único
que se protege es la correcta funcionalidad de la administración pública y sus
deberes especiales derivados de dicha institución, ante ello, a pesar que la
acción delictual recaiga sobre el tercero y este aparezca afectado, dicha
afectación no alcanza protección penal por lo singular del bien jurídico, el mismo
que ha sido encomendado al Estado como titular del mismo, siendo así, se
deberá tener presente que el derecho penal actúa en la medida que exista un
interés debidamente protegido por el tipo penal, por lo tanto, las pretensiones de
los particulares afectados, en este escenario, no tienen protección penal, lo que
no significa que los afectados, en este escenario, no tienen protección penal, lo
que no significa que los afectados hagan valer sus derechos ante la vía
correspondiente contra los funcionarios que desplegaron el acto singular.

Situación distinta se tiene respecto a los delitos comunes, en los cuales el bien
jurídico tutelado tiene un alcance más extensivo y admite un escenario de
agraviados perjudicados, por ejemplo, el delito de homicidio o robo, en los

15
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

cuales, el bien jurídico si bien su titularidad recae en una persona y el perjuicio


puede recaer en otras personas, pero estas últimas personas mantienen
vinculación indirecta con el bien jurídico afectado, por cuanto dicho bien jurídico
tiene una connotación general, situación que no opera en los delitos especiales
o de infracción del deber, en los cuales la selección del bien jurídico por su misma
naturaleza especial no solo restringe la intervención de los posibles autores, en
la medida que no tenga la condición especial, sino que además, también excluye
a terceras personas ajenas al deber especial y titularidad en la media que
resulten afectadas con el accionar del agente delictual especial.

2. Elementos referentes de conducta

Respecto a la conducta, encontramos las modalidades típicas, clase de delito y


forma de ejecución, conforme será expuesto en las líneas siguientes.

2.1 de los elementos típicos

El delito de concusión contiene diversos elementos o modalidades típicas, entre


ellos tenemos:

2.1.1. Del abuso del cargo

Según la Real Academia Española, abusar implica “hacer uso excesivo, injusto
o indebido de algo o de alguien”. En ese sentido, el funcionario servidor público,
en ejercicio del cargo público actúa al margen de la normatividad que regula sus
funciones. Al respecto ROJAS VARGAS indica lo siguiente:

El tipo penal ha circunscrito el abuso del cargo, es decir, a la calidad, no al abuso


de atribuciones o funciones, como por ejemplo se hace en el artículo 376 del
Código Penal, que regula el delito de abuso de autoridad. Esto permite entender
de manera clara que no es necesario e imprescindible que el obligar o inducir se
realice en pleno ejercicio de las atribuciones o funciones del funcionario o
servidor público para configurarse la concusión. Basta que el agente haga valer
abusivamente su cargo, así se encuentre e licencia o vacaciones.

En ese contexto, deviene en importante, para dotar de contenido al tipo penal,


que el sujeto calificado se encuentre vinculado o habilitado por el cargo
funcionarial, caso contrario no existiría cualificaciones el sujeto tutelado,

16
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

subsecuentemente, el tipo penal no tendría contenido, encontrándose en un


supuesto de atipicidad relativa

2.2.2. Del obligar

Según la real academia española, el verbo obligar proviene del latin obligare, por
lo tanto, el termino aludido, semánticamente significaría “mover e impulsar o
hacer cumplir algo, compeler, ligar. Ganar la voluntad de alguien con beneficio u
obsequios”. Siendo así, el sujeto cualificado, funcionario o servidor público,
muestra un accionar amenazante frente al tercero, advirtiéndole un perjuicio
producto de un acto administrativo en el cual participa en razón del cargo
funcionarial. Dicha amenaza puede ser comunicada en diversas modalidades,
directas o indirectas; la razón fundante está orientada en el sentido que el tercero
administrado tenga conocimiento del acto amenazante o intimidatorio
desplegado por el sujeto cualificado.

La amenaza impuesta no tiene conexión con el acto amenazante previsto en el


delito de abuso de autoridad y sus formas típicas derivadas, las mismas que
parecen en los artículos 376 y 376-a del código penal ,por cuanto, en estos
últimos delitos aparecen la existencia de una acto funcional arbitrario, antojadizo,
sin sustento, al margen de la normatividad, pero en el delito de concusión se
trata, conforme indica SALINAS SICCHA , de un anuncio del sufrimiento de un
perjuicio derivado de la propia administración pública. El sistema jurisprudencial
presenta un caso de sumo interés para ilustrar la temática vinculada a la
amenaza directa, así tenemos el R.N.N. N°163-2007 Lima, del 07 de abril del
2008, respecto al funcionario edil que solicitaba dinero a personas acocadas a la
prostitución clandestina, con la finalidad de no clausurar los locales en los cuales
se ejercía dicha actividad, así es tiene la siguiente jurisprudencia:

Se ha acreditado que el funcionario municipal encausado solicito a algunas


prostitutas la entrega de dinero a fin de no clausurar los locales donde dichas
féminas ejercían el meretricio clandestino, está probado con videos que el
encausado cobraba dinero a varias meretrices para dejarlas ejercer la
prostitución, lo que se deduce, en especial, de la expresión que soltó el
encausado en dicha grabación: “te voy a cuidar tu departamento voy a cuidar
que no te tumben, pero me tienes que pagar mil quinientos soles para que no

17
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

cierren tu local”, no prueba la irrelevancia penal de los hechos incriminados en


tanto aquel no es el órgano competente para establecer la responsabilidad penal
de una persona por la comisión del delito de concusión.

De la misma manera forma, el R.N. N°.1906-2009 Huancavelica, del 3 de mayo


del 2010, mediante el cual, se determinó la presencia del verbo rector “obligar”,
situación que marca la diferencia entre el delito de concusión y peculado, así
tenemos lo siguiente:

El dinero que recibió el imputad, 950 nuevos soles - correspondía por los
honorarios que contractualmente había cobrado esta, por lo que era tal acto de
disposición implicaba un desprendimiento del dinero que teóricamente le
correspondía a ella y no a los fondos, públicos, razón por la cual es de estimar
que no se configuran los presupuestos de la descripción típica del artículo 387
del código penal, porque dicho dispositivo legal exige, entre otros supuestos, que
los fondos o caudales materia de apropiación pertenezca al estado, lo que si se
acredita es el delito de concusión, pues el funcionario acusado abuso de su cargo
para obligar a una proveedora a entregarle indebidamente una suma de dinero.
El encausado le giro un cheque por 1300 nuevo soles, con la condición de que
la proveedora le entregue 950 nuevo soles.

2.1.3. Del inducir

El verbo “inducir”, según la RAE proviene del latín, inducere, por tanto, el
contenido significativo del citado verbo consiste en “moverá alguien o algo o darle
motivo para ello”, es decir, se trata de un influjo psíquico desplegado por el autor
frente a un tercero, con la finalidad que se cumpla la voluntad del primero de los
citados. En ese sentido, respecto al delito de concusión, el sujeto cualificado
ejerce influjo determinante en el tercero con la finalidad que este último entregue
o prometa un bien o beneficio patrimonial en favor del funcionario o servidor
público, vinculado al hecho o a favor de un tercero.

Es necesario precisar que la influencia tiene que ser determinante, viciando la


voluntad del administrado, por cuanto, si este último tiene la capacidad de
negarse a la pretensión desleal y espuria del sujeto cualificado, no es posible la
invocación del verbo “inducir”, por la idoneidad del medio empleado,
encontrándonos ante un supuesto de atipicidad relativa, no teniendo contenido

18
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

delictivo el injusto penal. Por ejemplo, el sujeto cualificado comunica al


administrado el retardo o negativa de firmar un oficio para impulsar el trámite
administrado, empero dicho puede ser firmado por otro funcionario o servidor
público quien también tendría competencia funcionarial, resultando insignificante
el nivel de influencia.

2.1.4. Del dar o prometer el beneficio indebido

El tipo penal analizado advierte dos verbos rectores vinculados al supuesto de


hecho, esto es, “dar” y “prometer”, dichos verbos aparecen como la consecuencia
de la conducta desplegada por el autor, es decir, el acto abusivo mediante el cual
el funcionario o servidor público obliga o índice al tercero administrativo para que
entregue o prometa un bien o beneficio patrimonial a favor del sujeto cualificado
o en beneficio de un tercero.

Respecto al verbo rector “dar”, según la RAE proviene del latín dare, es decir,
ofrecer materia para algo. Conferir, proveer en alguien un empleo u oficio, en ese
contexto, la redacción típica exige que el tercero administrado entregue al
funcionario o servidor público, quien opera en razón del cargo específico, un bien
o beneficio patrimonial a favor del mismo sujeto cualificado o de tercero, quien
también mantiene vinculación con el funcionario o servidor público requirente.
Siendo así, el verbo “dar” es de naturaleza activa y de comisión instantánea, por
lo tanto, basta que el tercero administrado entregue el bien o beneficio
patrimonial para que el tipo penal alcance perfeccionamiento consumativo, por
lo tanto, el tipo penal resulta ser, en este extremo, delito de mera actividad.

Con relación al verbo “prometer”, la RAE, conforme aparece detallado en el


apartado anterior, indica que proviene del latín promisa, situación que,
semánticamente nos conlleva a entender que se trata de una “expresión de la
voluntad de dar a alguien o hacer por el algo”. Persona o cosa que promete por
sus especiales cualidades”. En ese sentido, “prometer” implica la existencia de
un ofrecimiento o posibilidad inminente de concretarse en tiempo próximo, dicha
promesa deberá tener connotación tangible, esto es, material, presupuesto por
el cual el sujeto cualificado compromete la función pública encomendada en
razón del cargo, por lo tanto, se puede advertir que el legislador opto por criterios
de política criminal, adelanto la barrera de punibilidad, puniendo situaciones

19
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

posibles y venideras, por lo tanto en este extremo, el tipo penal resulta ser de
mera actividad y de peligro abstracto.

2.1.5. Del destinatario del beneficio indebido

El destinatario del bien o beneficio patrimonial tiene dos aristas, la primera


referida al mismo sujeto cualificado, esto es, funcionario o servidor público, quien
opera ejerciendo un acto abusivo o influencia contra el tercero administrado, en
este caso, el sujeto cualificado, quien opera en razón del cargo funcionarial
especifico, tiene competencia respecto a la pretensión del tercero administrado,
por lo tanto, el bien o beneficio patrimonial solicitado recae favor del citado
funcionario o servidor público.

El segundo supuesto, refiere la intervención de un tercero, a quien se le asigna


la cláusula “para otro”, en ese sentido, dicha persona, si bien, fácticamente, no
aparece clausula “ para otro”, en sentido dicha persona, si bien fácticamente, no
aparece al momento de los actos funcionariales abusivos desplegados por el
sujeto cualificado, pero también es cierto que dicha persona tiene una vinculación
directa con el agente delictual cualificado, por lo tanto, en este extremo, nos
encontraríamos ante un delito de encuentro, es decir, los sujetos intervinientes
tienen un mismo objetivo delictual, pero se encuentran en lados opuestos, a
pesar de ello las conductas delictivas se necesitan complementariamente,
terminando por encontrarse al momento de la lesión o puesta en peligro del bien
peligro, por lo tanto, según señala la CASACION N° 841-2015 Ayacucho, la
intervención “del tercero”, al encontrarse expresamente descrita en el tipo penal,
nos advierte el estatus de cómplice primario.

2.2. Clase de delito

Conforme se viene indicando líneas arriba, el delito aludido resulta ser un delito
de mera actividad, por cuanto exige para efectos consumativos la presencia de
cualquiera de los verbos rectores para determinar la conducta delictiva del sujeto
cualificado, esto es, “obligar” o “incluir”, los mismos que deberá estar enlazadas
con el escenario conducta del tercero administrado, es decir, en la medida que
este último “entregue” o “prometa” el bien o beneficio patrimonial; sin embargo,

20
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

para efectos consumativos resulta irrelevante que el cumplimiento del tercer


interesado, por cuando la técnica de tipificación busca proteger el bien jurídico
tutelado, en este caso, administración pública.

Por otro lado, el delito analizado resulta ser un delito de peligro abstracto, es
decir, la técnica de redacción busca la posibilidad de lesión al bien jurídico, la
misma que se encuentra dotada, por mandato legal, de contenido penal, por
cuanto no se requiere que el tercero interesado cumpla la promesa del entregar
el bien o beneficio patrimonial a favor del sujeto cualificado o de tercero, tampoco
se pretende que el tercero administrado cumpla con entregar el bien o beneficio
patrimonial, por lo tanto, el thelos del legislador pretende adelantar la barrera de
punibilidad por criterios de política criminal preventiva, utilizándose una técnica
ex ante, propia de los delitos aludidos.

2.3. Forma de ejecución

El delito de concusión resulta ser un delito de acción por la misma naturaleza de


los verbos rectores y supuestos típicos, esto es, “obligar”, “inducir”, “dar” y
prometer, supuestos que no pueden ser considerados como formas omisivas,
por lo tanto, desde una postura de los delitos de dominio, la forma omisiva no es
posible, por cuanto, además de la naturaleza activa de los verbos típicos, la
estructura típica del delito analizado no contiene expresamente la forma omisiva,
conforme exigen los delitos de omisión propia. Por otro lado, la figura de omisión
impropia o de comisión por omisión, en la cual se exige una posición de garante
en razón del estatus cualificado, si bien, en este extremo tenemos un sujeto
cualificado con un deber especifico, pero también es cierto que la figura de
omisión impropia funciona en los delitos de resultado y no así en los delitos de
comisión instantánea, es decir, de mera actividad, como resulta ser el presente
caso.

3. Elementos concomitantes

Los elementos concomitantes contienen diversos puntos, conforme se viene


indicando en otros apartados, el bien jurídico protegido y los criterios de
atribución, considerando la imputación objetiva, los mismos que serán tratados
en las líneas siguientes.

21
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

3.1. Bien jurídico

Según, SALINAS SICCHA, “el bien jurídico protegido con la tipificación del delito
de concusión es el resto y regular funcionamiento, prestigio y buena reputación
de la administración pública, unido a ello también se busca proteger la corrección
y probidad de los funcionarios o seguidores que ejercen funciones al interior de
la administración pública. Para el autor ROJAS VARGAS, “lo que la norma penal
protege con este especifico delito es el normal funcionamiento y reputación de la
administración pública, que resultan puestos de peligro con los comportamientos
abusivos y de finalidad patrimonial ilegitima desarrollados por el sujeto activo.
Por su parte JAMES REATEGUI señala lo siguiente:

El bien protegido del delito de concusión es el recto y regular funcionamiento,


prestigio y buena reputación de la administración pública, pues el delito de
concusión afecta los intereses de la administración pública, y de consumarse
también estaría vulnerando, de manera genérica a la Constitución Política, al
incumplir el mandato Constitucional que emana del artículo 39 que a la letra
dispone: “todos los funcionarios y trabajadores públicos están al servicio de la
Nación, todo ello podría ser entendido en un sentido amplio del bien jurídico de
concusión seria la protección de la corrección y probidad de los funcionarios o
servidores que ejercen funciones al interior de la administración pública.

Por lo tanto, considero que, desde una perspectiva genérica, el objeto de


protección resulta ser la administración pública, asimismo, desde el punto de
vista específico, el legislador busca proteger el deber de lealtad y probidad de
los funcionarios o servidores públicos. En términos similares la sentencia recaída
en el Expediente N° 44-06, del 7 de junio del 2011 emitida por la Primera Sala
Penal Liquidadora de Lima, estableció lo siguiente:

Que nuestro legislador, en el caso que nos ocupa, busca proteger el regular
funcionamiento, el prestigio y la buena reputación de la administración pública
conjuntamente a la corrección y probidad de los funcionarios y servidores
públicos.

3.2. Relación causal e imputación objetiva

22
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

Los criterios de imputación objetiva por la misma naturaleza estructural de la


dicha institución, la misma que advierte imputación de la conducta e imputación
del resultado, opera en los delitos de resultado, determinados por el binomio
“espacio- tiempo” ,propios de los delitos de resultado. En ese sentido, la
institución jurídica aludida es ajena a la estructura del delito de concusión, por
cuanto, según la naturaleza de los verbos rectores que determinan la conducta,
resuelta ser delito de mera actividad y de peligro abstracto, por lo tanto, los
criterios de imputación objetiva son ajenos por la carencia de baremo4 espacio
temporal; sin embargo, conforme se viene indicando en diversos apartados, no
es nada pacifica dicha postura, por cuanto cierto sector de la dogmática jurídico
penal viene postulando su admisión en los delitos de mera actividad.

4
Cuaderno o tabla de cuentas ajustadas. Es una expresión que suele emplear en el Derecho Laboral para
indicar la lista de mecanismos preventivos de accidentes de trabajo, así como también como el catálogo de las
enfermedades profesionales. (Manuel Osorio-Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales-Edición
Heliasta- 2012-pag.120)

23
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

CAPITULO IV

TIPO SUBJETIVO

Respecto al tipo subjetivo del mencionado delito, el autor REATEGUI SANCHEZ,


señala lo siguiente:

El delito de concusión es de ejecución eminentemente dolosa, quedando


descartada la modalidad típica culposa, de acuerdo al artículo 12 del código
penal, en consecuencia, se exige el conocimiento de todos los elementos
objetivos del tipo penal, y obviamente la voluntad para ejecutarlo. Es uniforme la
doctrina nacional al sostener que solo es posible la comisión por dolo directo, no
es posible la comisión por dolo eventual.

Considero acertada las afirmaciones expuestas, el delito de concusión requiere


dolo directo por lo personalísimo de los verbos rectores y la forma activa de su
ejecución.

INTER CRIMINIS

El camino delictual contiene los siguientes presupuestos que pasaremos analizar


en las siguientes líneas.

1. Actos preparatorios

24
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

Los actos preparatorios, conforme se viene sosteniendo en capítulos anteriores,


y es ampliamente conocido, no pueden ser invocados en el delito de concusión,
por cuanto, si bien pertenecen a la fase externa del camino delictual, sin
embargo, tendrán relevancia para el derecho penal en la medida que por
mandato del legislador tengan, típicamente, naturaleza punible; supuesto que no
aparece en el siguiente caso.

2. Tentativa

Existe un escenario debatible respecto a la admisión del delito tentado en la


figura típica de concusión. Así tenemos a SALINAS SICCHA, señala que “las
formas de tentativa son admisibles en ambos supuestos, al igual que el
desistimiento. La posibilidad de tentativa radica en el hecho de que no basta para
consumar el delito una simple exigencia, petición o argumentación persuasiva
por parte del agente, sino que es necesario llegar a determinar en la voluntad de
la víctima la dación a la promesa y ello supone iter o espaciamiento de actos o
de un solo acto hasta llegar al momento de la dación o promesa efectiva. Por
otro lado, ROJAS VARGAS indica que “la tentativa es fácilmente apreciable en
la primera hipótesis, dado que en la misma pueden verificarse actos materiales
de resultado, lo que permite espaciar los actos ejecutivos que van de la acción
al resultado, lo que no siempre ocurre con el ofrecimiento.

Por nuestra parte, siguiendo estrictamente las reglas de la dogmática penal, en


la cual se indica que la tentativa no es posible su admisión en los delitos de mera
actividad y delitos de peligro abstracto, por la ausencia del baremo “espacio-
temporal”, entonces, al haber asumido la tesis que el delito de concusión resultar
ser un delito de mera actividad y peligro abstracto, no sería posible el delito
tentado.

3. Consumación

Desde la óptica de los delitos de dominio

SALINAS SICCHA, respecto a este acápite, señala lo siguiente:

El delito, en la modalidad de obligar o inducir o incluir a dar, se perfecciona o


consuma en el instante en que la víctima se desprende del bien o del beneficio
patrimonial y le entrega al agente o a un tercero. En tanto que en la modalidad

25
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

de obligar o inducir a promover, el delito se perfecciona o consuma en el


momento en que la víctima se compromete a entregar en un futuro inmediato, el
bien o beneficio patrimonial a favor del agente o de un tercero. Para nada se
toma en cuenta si a lo que se comprometió el agente a cambio el beneficio pedido
(no expedir una resolución, resolver un asunto de modo diferente a las
pretensiones de la víctima, demorar; denunciarlo por evasión tributaria, ordenar
su detención, etc) se cumplió o no. Tal aspecto es irrelevante para efectos del
perfeccionamiento del delito de concusión.

Por su parte, ROJAS VARGAS, indica lo siguiente:

Po tratarse de un delito plurisubsistente, es decir que admite más de una


modalidad de comisión, el delito se considera consumado en dos hipótesis:

a) Cuando se produce la entrega del bien o beneficio patrimonial mediante


compulsión o inducción; y
b) cuando se produce el ofrecimiento de entrega de bien o beneficio patrimonial
mediando compulsión o inducción. Como se apreciara, cada hipótesis a su
vez admite desdoblamiento en función al verbo rector que defina la acción.

Desde, la óptica de los delitos de dominio, tenemos que la configuración del delito
de concusión, opera en la medida que la conducta delictual del sujeto cualificado,
aparezca inmersa en cualquiera de los verbos rectores, esto es, “obligar” o
“inducir”, dichos verbos rectores, conforme se viene sosteniendo, resultan ser de
mera actividad, por lo tanto, el tipo penal alcance perfeccionamiento consumativo
en la medida que el agente delictual imponga el accionar amenazante o
determinante en el tercero administrado, siendo irrelevante, para fines
consumativos, que este ultimo entregue el bien o beneficio patrimonial, por
cuanto estas dos últimas presupuestos corresponderían a la fase de
agotamiento.

3.2. Desde la óptica de los delitos de infracción de deber

El delito de concusión, además de ser un delito especial propio, respecto a la


conducta, resuelta ser un delito de infracción de deber, por cuanto, conforme se
viene sosteniendo en otros delitos de deberes funcionariales, el supuesto de
hecho contiene una institución, “administración pública”, de la cual provienen

26
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

deberes positivos, esto es, deber de probidad y lealtad, en ese sentido, el sujeto
cualificado, esto es funcionario o servidor público, al obligar o inducir al tercero
interesado para que entregue o prometa el bien o beneficio patrimonial estaría
infringiendo el deber especial, y simultáneamente lesiona el bien jurídico
protegido, por lo tanto, la infracción del deber estaría perfeccionando el ilícito
penal y fundamentando el injusto penal.

4. Agotamiento

La figura agotada aparece evidenciada en la medida que el tercero administrado,


producto del acto obligatorio e inductivo desplegado por el sujeto cualificado,
entrega el bien o beneficio patrimonial o en su defecto cumpla la promesa
indebida a favor del sujeto cualificado o del tercero.

27
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

CAPITULO V

NIVELES DE INTERVENCION DELICTUAL

El delito de concusión contiene diversas formas de intervención delictual,


conforme se indicara a continuación.

1. Formas de autoría

Las clases de autoría, aparecen previstas en el artículo 23 del código penal, la


misma que deberá ser interpretadas según la postura académica asumida, sea
como delitos de dominio o delitos de infracción de deber, respecto a los primeros,
se entenderá la existencia de la autoría directa, en la medida que exista dominio
de la acción delictual; autoría mediana, dominio de la voluntad del instrumento;
y la coautoría, codominio funcional del hecho realizado por diversos autores.

Por lo tanto, desde la óptica de los delitos de dominio, la autoría directa aparece
en la medida que el sujeto cualificado, esto es, funcionario o servidor público,
dominen la acción delictiva por sí solo, es decir, obligue o induzca
determinadamente al tercero administrado para que entregue o prometa el bien
o beneficio patrimonial. Respecto a la autoría mediata, no es posible su admisión
por lo personalísimo de los deberes funcionariales, codominando el hecho
punible por cuanto tienen la capacidad funcional conjunta, obliguen o induzcan
de manera contunden al tercero administrado para que entregue o prometa el
bien o beneficio patrimonial.

28
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

Desde la óptica de los delitos de infracción de deber, aplicable al primer


supuesto, conforme se viene indicando en los capítulos anteriores y en el
presente caso no será la excepción, únicamente, se admite autoriza directa,
negándose la posibilidad de incorporar las figuras de autoría mediata o coautoría,
por cuanto el deber especial contenido en la institución positiva, “administración
pública”, fundamenta la autoría e injusto penal por el alto nivel personal del deber
positivo.

2. Formas de participación

El delito de concusión, conforme se viene sosteniendo en otros apartados, tanto


desde la óptica de los delitos de dominio y delitos de infracción de deber, admite
la participación delictual en todos sus extremos, es decir, admite las formas de
complicidad (primaria y secundario), esto es, será participe el sujeto que coopera
con el plan del autor cualificado, en ese mismo extremo, respecto al supuesto
delictual de entregar o prometer el bien o promesa patrimonial indebida a favor
de “otro”, nos encontraríamos ante un delito de encuentro, es decir, los sujetos
intervinientes tienen un mismo objetivo delictual, pero se encuentran en lados
opuestos, a pesar de ello las conductas delictivas se necesitan
complementariamente, terminando por encontrarse al momento de la lesión o
puesta en peligro del bien jurídico. Así también lo señala la CASACION N° 841-
2015 Ayacucho, la intervención del tercero, al encontrarse expresamente
descrita en el tipo penal, nos advierte el estatus de cómplice primario.

Por lo tanto, respecto al otro o tercero, podrá ser cómplice en la medida que
habiendo desplegado actos contributivos a favor del plan delictual del funcionario
o servidor público, para recibir tanto la entrega o promesa del bien o del beneficio
patrimonial indebido, dicha responsabilidad encuentra respaldo en la medida que
el tercero a quien se le entregara el bien o beneficio indebido tenga conocimiento
del escenario delictual, caso contrario, su participación, su participación es
inocua.

La punición del cómplice en un delito especial o de lito de infracción de deber,


dicha afirmación, encuentra amparo en la redacción de la parte final del artículo
25 del código penal, cuando señala que el cómplice siempre responde en
referencia del hecho punible cometido por el autor, aunque los elementos

29
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

especiales que fundamentan la penalidad del tipo penal no concurran en él, es


decir, el legislador se decantó por la tesis de la unidad del título de imputación.

Respecto al instigador, tendrá responsabilidad en circunstancias que haya


determinado o desplegado influyo psicológico a favor del autor, esto es,
funcionario o servidor público, para que obligue o induzca al tercero interesado
con el acto funcional, todo ello con la única finalidad de obtener el bien o promesa
patrimonial indebida.

PENALIDAD

El delito de concusión registra un nivel penológico, es decir, exige que el


funcionario o servidor público que abusando de su cargo obliga o induce a una
persona a dar o prometer indebidamente, para sí o para otro, un bien o un
beneficio patrimonial, por lo tanto, será castigado con pena privativa de libertad
no menor de dos ni mayor de ocho años, inhabilitación, según corresponda,
conforme a los incisos 1, 2 y 8 del artículo 36; y , con ciento ochenta a trescientos
sesenta y cinco días-multa.

30
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

CAPITULO VI

JURISPRUDENCIAS

 R.N. N° 1630-2013 AYACUCHO

Asimismo, respecto a la naturaleza del dinero percibido, debe indicarse que el


delito de concusión no implica la gestión o administración de dinero público, sino,
por el contrario, su naturaleza delictiva estriba en el abuso de la posición de
autoridad que tiene el agente público para cobrar o hacer entregar contribuciones
no debidas o en cantidades que exceden la tarifa legal. Por ello, la naturaleza del
dinero es irrelevante para la configuración del tipo penal.

 R.N. N° 956-2011 UCAYALI

El Peruano publicado 08 de marzo del 2013, jurisprudencia vinculante

Pero es el caso que estos hechos no se encuadran en los presupuestos que


tipifican el delito de Concusión, que exige que el funcionario o servidor público
que abusando de su cargo, obliga o induce a una persona a dar o prometer
indebidamente para sí o para otro, un beneficio patrimonial, de la estructura típica
del articulo trescientos ochenta y dos del Código Penal, se advierte que se trata
de un delito especial, que exige determinada cualidad del agente, lo que conlleva
a establecer que la esfera de los autores está limitada, en este caso, solo a
funcionarios públicos.

 R.N. N° 1354-2010 PUNO

31
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

Que, en el delito de Concusión, previsto en el artículo trescientos ochenta y dos


del Código penal se sanciona al funcionario o servidor público que abusando de
su cargo, obliga o induce a una persona a dar o prometer indebidamente, para
sí o para otro, un bien o un beneficio patrimonial. (Alonso, 2017)

 R.N.N.° 3547 – 2008 . LIMA

Caso expreso completamente:

SALA PENAL PERMANENTE

Lima, veintiséis de enero de dos mil diez.-

VISTOS; interviniendo como ponente el señor P.S.; el recurso de nulidad


interpuesto por la PARTE CIVIL [Procuradora Pública Municipal Adjunta de la
Municipalidad Metropolitana de Lima] contra el auto superior de fojas trescientos
doce, del veintinueve de mayo de dos mil ocho; de conformidad con el dictamen
del señor F.S. en lo Penal; y

CONSIDERANDO

Primero

Que la Parte Civil en su recurso formalizado de fojas trescientos diecinueve alega


que el acusado R.C. se atribuyó una autoridad que no tenía y efectuó el cobro
de dos mil quinientos nuevos soles a los propietarios de la Galería Las
Nazarenas a cambio de que no cancelen las multas impuestas [por no contar con
licencia de funcionamiento] por la Municipalidad de Lima, que si bien no tenía la
condición de servidor de dicha institución [tal como refiere el Superior Colegiado]
el ilícito no desaparece y, por el contrario, también se le debe procesar por el
delito de usurpación de funciones.

Segundo

Que se atribuye a C.E.R.C. -en su calidad de asesor de la Municipalidad


Metropolitana de Lima- el cobro dos mil quinientos nuevos soles a los dirigentes
de la Asociación de Propietarios de la Galería Las Nazarenas para que no
cancelen las multas que se les impuso -el veintiocho de octubre de mil
novecientos noventa y nueve- al no contar con la licencia de funcionamiento,
además les prometió obtener dicha autorización; que tal suma de dinero la recibió

32
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

en su oficina ubicada en el tercer piso del Palacio Municipal y les extendió un


recibo por honorarios profesionales, pero no cumplió con lo pactado.

Tercero

Que, sin embargo, el señor F. Superior en el dictamen de fojas doscientos


noventa y ocho solicitó el archivo definitivo de la presente causa porque estimó
que no existían indicios inculpatorios suficientes para pasar a juicio oral; que
dicho pedido fue admitido por la Sala Penal Superior mediante auto de fojas
trescientos doce, del veintinueve de mayo de dos mil ocho, que declaró no haber
mérito para pasar a juicio oral contra el encausado R.C. por los delitos de estafa,
concusión y tráfico de influencias; que, siendo así, y como este Supremo Tribunal
en reiterada jurisprudencia viene sosteniendo, si el representante del Ministerio
Público no formula acusación, más allá de invocar el control jerárquico, le está
vedado al órgano jurisdiccional ordenar al Fiscal que acuse y, menos, asumir un
rol activo en la acusación, no obstante y como excepción a dicha regla solo será
posible una anulación del procedimiento cuando de uno u otro modo, y de
manera especialmente relevante, se afecte el derecho a la prueba de la parte
civil, o la decisión fiscal incurra en notorias incoherencias, contradicciones o
defectos de contenido que ameriten un nuevo pronunciamiento fiscal y, en su
caso, la ampliación de la propia instrucción -véase al respecto la Ejecutoria
Vinculante emitida por esta Suprema Sala el trece de abril de dos mil siete,
recaída en la queja número mil seiscientos setenta y ocho guion dos mil seis-.

Cuarto

Que esta última circunstancia no se presenta en el caso sub judice; que si bien
el encausado R.C., aceptó que los representantes de la Asociación de
Propietarios de la Galería Las Nazarenas le entregaron dos mil quinientos
nuevos soles -véase declaración instructiva de fojas ciento setenta y tres-, aclaró
que ello correspondía a la asesoría legal que les brindó en temas vinculados a
multas administrativas; que esta afirmación se corrobora con el recibo por
honorarios profesionales número cero quinientos diecisiete -fojas diecinueve-, el
oficio número ciento veintisiete guion dos mil uno guion MML DMA, la copia de
la

Resolución

33
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

de Alcaldía número seis mil cuatrocientos veinticinco, y el oficio número


quinientos sesenta y cuatro guion dos mil dos guion MML DMA -fojas sesenta y
nueve, setenta y nueve y ciento siete, respectivamente-, que acreditan que R.C.
ingresó a laborar como asesor municipal el uno de junio del año dos mil.

Quinto

Que, por lo demás, la incriminación formulada por el representante de la


Asociación de Propietarios de la Galería Las Nazarenas -véase denuncia de fojas
uno- no se refrenda con otros indicios inculpatorios, más aún si J.E.C.L.,
O.M.P.M., P.I.P.S. y M.R.C.M. -representantes de la Galería- no concurrieron al
órgano jurisdiccional para ratificarse en sus manifestaciones policiales de fojas
sesenta, sesenta y dos, sesenta y cinco, y sesenta y seis, respectivamente [pese
a estar debidamente notificados] y someterse al contradictorio. Por estos
fundamentos:

Declararon NO HABER NULIDAD en el auto superior de fojas trescientos doce,


del veintinueve de mayo de dos mil ocho, que declaró no haber mérito para pasar
a juicio oral contra C.E.R.C. por delitos contra la Administración Pública -
concusión y tráfico de influencias en agravio de la Municipalidad Metropolitana
de Lima, y contra el Patrimonio - estafa en perjuicio de la Asociación de
Propietarios de la Galería Las Nazarenas; con lo demás que al respecto contiene
y es materia del recurso; y los devolvieron.-

S.S.

SAN MARTIN CASTRO

LECAROS CORNEJO

PRADO SALDARRIAGA

PRINCIPE TRUJILLO

CALDERON CASTILLO

34
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

CONCLUSIONES

 Soler lo define como una acción típicamente antijurídica, culpable y adecuada


a una figura legal conforme a las condiciones objetivas de esta”, por lo cual
sus elementos sustantivos son: la acción, la antijuricidad, la culpabilidad y la
adecuación a una figura
 En la antigua Roma, el instituto de la concusión no era distinguido con
claridad de otras figuras como el cohecho, sino que a ambas se les aplicaba
el mismo principio genérico de crimen, repetundarum, es decir, bajo el título
de la concusión en sentido genérico, se comprendían diversos fenómenos
que generaban corrupción en contra del sistema de justicia en el derecho
romano, se castigaba el acto de aceptar dinero para pronunciar sentencia.
 Los conceptos de funcionario y servidor público, para el derecho penal, es un
tema intrigante y de suma complejidad por la gama de conceptualizaciones
que existen, tanto en el derecho administrativo y derecho laboral.

 El artículo 4 del Reglamento de la ley de bases de la Carrera


Administrativa y Remuneraciones de Sector Público indica los siguiente:
“Considérese funcionario al ciudadano que es elegido o designado por
autoridad competente, conforme al ordenamiento legal, para desempeñar
cargos del más alto nivel en los poderes Públicos y los organismos con
autonomía. Los cargos políticos y de confianza son los determinados por
Ley”.

 Los supuestos delictivos previstos y regulados en el artículo 382 del código


penal, representan hechos punibles especiales, el tipo penal establece en
forma clara la calidad o cualidad que debe concurrir en el sujeto activo

 SALINAS SICCHA manifiesta que “el bien jurídico protegido con la tipificación
del delito de concusión es el resto y regular funcionamiento, prestigio y buena
reputación de la administración pública, unido a ello también se busca
proteger la corrección y probidad de los funcionarios o seguidores que ejercen
funciones al interior de la administración pública.

35
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

BIBLIOGRAFIA

 Alonso, P. C. (2017). Codigo Penal-Jurisprudencia actualizada. Lima: Legales.


 Amaya, E. A. (2018). Manual de delitos contra la administracion publica- cuestiones
sustanciales y procesales. Lima: Insituto Pacifico.

 Osorio, M. (2012). Diccionario de ciencias juridicas, politicas y sociales. Buenos Aires:


Heliasta.

 CODIGO PENAL

36
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE HUANCAVELICA

ANEXOS

37