Está en la página 1de 2

Paula Martínez Cuéllar 2º Doble Grado Magisterio en Educación Infantil y Primaria

¿Enseñanza bilingüe o monolingüe?

Aprender inglés es muy importante en nuestros días y cada vez es más normal
que haya mucha gente que hable esta lengua de manera fluida y con conocimiento. Los
jóvenes saben bastante sobre la lengua inglesa, y muchos de ellos están muy bien
preparados. Pero, ¿aprovechan todo lo que tienen a su alcance? Es muy común ver
cómo cada vez más colegios empiezan a ofrecer enseñanza bilingüe, ¿qué pensamos de
eso?, ¿se trata de la educación más adecuada para nuestros hijos?
Hoy en día, uno de los principales requisitos para trabajar es tener un nivel alto
de inglés. Es verdad que hay numerosos colegios públicos bilingües a los cuales puede
acceder gente que no tiene demasiadas posibilidades económicas. Pero, no con ello es
suficiente, ya que en la mayoría de colegios bilingües encontramos que, en cursos
superiores, esta enseñanza pasa a un segundo plano o ni si quiera existe. Por lo que al
final es necesario que estos alumnos vayan a academias, viajes de estudio,
intercambios… para mejorar y enriquecer su inglés. El problema de ello, es que muchas
familias no pueden permitirse estas lujosas experiencias, por lo que finalmente, los
niños no adquieren el nivel de inglés que se requiere para trabajar, ya que, no es
suficiente con la enseñanza que ofrecen los centros educativos.
En muchos centros educativos empiezan el bilingüismo a una edad temprana, a
veces incluso a la vez que la propia lengua materna. ¿Hasta qué punto es bueno que
aprendan ambas lenguas al mismo tiempo?, ¿son capaces de hablar correctamente
alguna de las dos o acaban teniendo déficits en ambas por no ir poco a poco? Según
Ferjan, N. (2016) la ciencia nos enseña que la mejor edad para aprender idiomas es antes
de tener un año, ya que los bebés tienen mayor capacidad para distinguir los sonidos
del castellano y del inglés.
Otro problema que podemos plantearnos es si los docentes cuentan con el
suficiente nivel como para implantar el bilingüismo. Yo he sufrido el caso de estar meses
sin profesor o profesora de inglés por no encontrar a alguien lo suficientemente
cualificado para el puesto. Si esto sucede sólo buscando a alguien para dar las clases de
inglés de 1º de bachillerato, ¿encontrarán docentes con el nivel apropiado para impartir
clases en los centros educativos bilingües?
Esos profesores poseen un conocimiento precario del idioma, de nuevo salvo excepción;
lo chapurrean, por lo general tienen pésimo acento o ignoran la pronunciación correcta
de numerosas palabras, su sintaxis y su gramática tienden a ser mera copia de las del
castellano, y además, en cuanto se encuentran con una dificultad insalvable, recurren
un rato a esta última lengua, sabedores de que es la que los estudiantes sí entienden
(Marías, J., 2015)
En el anterior extracto de una página web, vemos cómo expertos en materia
opinan que la mayoría de los docentes no están lo suficientemente cualificados para
Paula Martínez Cuéllar 2º Doble Grado Magisterio en Educación Infantil y Primaria

realizar una enseñanza bilingüe. Por ello, si esto es así, ¿merece la pena hacer a nuestros
hijos que las asignaturas tengan un mayor de nivel de dificultad por tratarse de un
idioma distinto a su lengua materna? En mi opinión, si el nivel no es lo suficientemente
alto, no creo que merezca la pena que niños de menos de diez años estén sufriendo por
sacar adelante asignaturas que en su lengua materna aprobarían de una forma más
asequible y con más entusiasmo.
Por otro lado, y volviendo a hablar de cursos superiores. Aquellas personas que
han estudiado materias distintas al inglés con su respectivo vocabulario específico en
esta lengua y llegan a Bachillerato, donde no dan las asignaturas en inglés, ¿deben volver
a estudiar estos términos en castellano? Y lo que es más importante, ¿son capaces de
enfrentarse a pruebas escritas en castellano? Porque no debemos olvidar, que la EVAU
es íntegramente en nuestra lengua, a no ser que la hagas, por ejemplo, en el País Vasco,
donde puedes elegir si hacerlo en euskera o en castellano.
Para finalizar, como hay aspectos de bilingüismo que me parecen positivos, pero
la gran mayoría no, me considero partidaria de la enseñanza no bilingüe. Considero que
a pesar de que haya colegios públicos bilingües, no todo el mundo puede permitirse otro
tipo de experiencias en esta lengua, cosa que veo muy útil ya que, pese a que he estado
toda mi vida yendo a academias de inglés, lo que verdaderamente me ha servido para
mejorar ha sido estar viviendo durante un mes con una familia inglesa y recibiendo
clases. Por ello, confío en que puedan solventarse los problemas relativos al bilingüismo
citados anteriormente y que de esta manera sea mucho más provechoso.

Bibliografía:
Ferjan, N. (2016). The conversation. Consultado el 26 de Octubre de 2018 de:
https://theconversation.com/why-the-baby-brain-can-learn-two-languages-at-the-
same-time-57470
Marías, J. (2015). Ni bilingüe ni enseñanza. El país. Recuperado 26 de Octubre de
2018, de: https://elpais.com/elpais/2015/05/13/eps/1431541076_553813.html