Está en la página 1de 1

AUMENTO DE LA COMPRENSIÓN

Si nuestro saber se encuentra estructurado u organizado, en categorías interrelacionadas y de fórmulas


para determinar la incorporación de lo nuevo a una u otra categoría. Contamos para ello con la memoria de
largo plazo que a su vez contiene a la estructura profunda del lenguaje (es decir el significado del mismo);
podemos afirmar que el cambio en estos factores es aprendizaje y que la comprensión es la utilización de esa
capacidad en un caso particular.

Mientras que nuestro conocimiento del mundo nos permite deducir o anticiparnos y de esta manera reducir la
incertidumbre y formular preguntas que delimitan el análisis mediante un cálculo intuitivo de probabilidades;
la comprensión es la forma en la cual conectado la información nueva o diferente con lo que sabemos nos
permite interpretarlo corroborando o rectificando nuestras hipótesis previas.

Cuanto más global sea el proceso de selección de información, más significativa será la lectura. Así ante
algunos de los elementos de la estructura superficial del lenguaje (que es la información visual que tenemos
para leer); podemos concretar la atención en la letra, la palabra, la unidad de pensamiento o el párrafo.

Lo importante es extraer el significado que se concentra detrás del texto, de las ideas del autor, y una
herramienta importante en el análisis de párrafos.

EL PÁRRAFO: Está compuesto por una o varias frases que se caracterizan por girar alrededor de una idea
central, en la mayoría de los casos.

a) Párrafo Normal: Contiene una idea central única, expresada a través de la frase principal. Esta
puede estar ubicada al comienzo (deductivo), al medio (combinado) o al final del párrafo (inductivo).

Para hallar la frase principal, el lector debe seguir estos pasos:

1) Estar atento a su aparición.


2) Buscar la palabra que más se repite (puede ser un sinónimo o un pronombre). Esta palabra
representará un objeto, una persona o una cualidad en torno a la cual gira toda la exposición.
Una vez localizada, se está en condiciones de buscar la frase principal. Una vez localizada, las
frases giran alrededor de la palabra, es fácil saber cual es la frase principal del párrafo pues su
cualidad básica reside en su carácter global o de inclusividad (encierra el resumen en todas las
otras). Para comprobar que la frase elegida es la correcta, bastará con suprimirla del párrafo y
observar si el sentido queda truncado o no.

b) Párrafo de transición: Sin frase principal (puente entre dos párrafos normales). Las frases
secundarias contribuyen a aclarar el significado de la idea principal: Pueden hacerlo por repetición,
por ejemplificaciones y por justificación.
a) Repetición: dicen lo mismo con otras palabras
b) Ejemplificación: muestran un caso particular
c) Justificación: dan argumentos

c) Párrafo de Excepción: Con más de una idea principal. En general se trata de frases de tipo enunciativa
que deben resumirse en una sola. Los párrafos excepción no aparecen en número grande y para el
lector acostumbrado a seguir la idea central no ocasionan dificultades. La segunda frase enunciativa,
puede hacerlo por contraste, por objeción o voltear la idea antes enunciada.

DEPARTAMETO PEDAGÓGICO

También podría gustarte