Está en la página 1de 5

Nombre científico: Hedera helix

Nombre común: Hiedra


Altura: aproximadamente 20 metros
Características de la planta
La Hiedra es una planta que cuenta con características notables como la se ser un
arbusto de clase trepadora. Este arbusto posee hojas de color muy verde de tipo
perennes. Además de esto, esta planta cuenta con unas raíces muy fuertes y
autoadherentes.
Debe saberse que dentro de las características de esta planta está la de contar con flores
simples y además con frutos que poseen forma de baya, de color amarillo y que con el
paso del tiempo cambian su color a negro. Estas bayas se conocen porque son
venenosas.
La Hiedra es comúnmente usada como una planta decorativa, sobre todo en sitios donde
desean cubrirse paredes o algún otro espacio que desee ocultarse. Es necesario conocer
de forma inicial que con esta planta pueden presentarse ciertos problemas. Uno de ellos
(y tal vez el más común) es que los tallos pueden llegar a romper los muros si su
engrosamientos es grande.
Por esto se recomienda elegir bien el lugar en el que se va a cultivar y además evitar
siempre que lleguen a los techos.
Cuidados de la planta
En general se puede decir que el cultivo de esta planta es muy sencillo. Para dar buenos
cuidados se debe tener en cuenta de no exponerla a la luz solar de forma directa. Por
eso debe ubicarse en la sombra y en temperaturas bajas.
En cuanto a la humedad que requieren, debe brindarse un buen rocio al follaje para
simular una atmosfera ideal.
En relación al terreno, éste debe tener un buen drenaje y también una buena cantidad
de abono orgánico. El riego debe ser contante pero no excesivo, evitando siempre la
tierra seca o encharcada.

longevidad: perenne

Altura: la long. del tallo, hasta 50 m.

Floración: primavera

Hábitat y lugar de origen: Crece en zonas templadas de Europa


meridional, el norte de África y desde la India hasta Japón, en Asia.

Descripción: Liana abrazadora de tallos redondeados, leñosos y


ramificados, que surgen de un tallo subterráneo leñoso. Crece sobre
árboles y muros, a los que abraza con numerosos apéndices en forma de
disco. No obstante, no se trata de un parásito, puesto que no vive de las
plantas a las que abraza. Las hojas son verdioscuras y con 3 a 5 lóbulos,
satinada en el haz y marcada con nervios de color claro; persisten en
invierno. Las flores, de color verde amarillento, forman umbelas
globulares. Las bayas resultantes son negras y del tamaño de guisantes.

Componentes activos: Contiene además saponósidos (alfa, beta y


gamma hederina), glicósidos flavónicos y una sustancia de acción
hormonal no identificada todavía químicamente.

Las bayas son venenosas.

Aplicaciones terapéuticas: La hederina tiene un probado efecto


antitusígeno y expectorante, pero su alta toxicidad hacen de ella un
remedio peligroso, a no ser bajo control médico. Por vía externa, la
decocción de hojas de hiedra sirve para aliviar dolores reumáticos o
neurálgicos (aplicada en compresas) y se utiliza como antipiojos, así
como para el tratamiento de la celulitis.

Aplicaciones mágicas: Gort para los antiguos celtas, correspondía


a la letra G y a los días del 7 de agosto al 3 de septiembre en el antiguo
alfabeto y calendario druídico Ogham. Antiguamente se utilizaba,
muchas veces asociada al acebo (Ilex aquifolium), para encantamientos
de amor y fidelidad. Se cree que el lugar en el que crezca o se siembre
hiedra quedará protegido contra las fuerzas negativas y los desastres.
Planta vinculada al solsticio de invierno.

Notas: Cuando no encuentra ningún lugar al que trepar, puede


llegar a tapizar grandes extensiones de suelo.

Hiedra común: Propiedades,


Beneficios y Para Qué Sirve
misremedios.com
 me gusta






La hiedra común (también denominada yedra común) es una


planta trepadora de hojas perennes ampliamente utilizada con fines
medicinales.
Suele cultivarse en jardines y parques, pero también crece muchas
veces silvestre formando extensas alfombras en el sotobosque.
Trepa por las paredes y los árboles con raíces que alcanzan hasta
30 m de longitud. Sus hojas siempre están verdes, son lisas y
brillantes, y tienen un débil olor aromático. Las flores crecen en
otoño, tienen 5 pétalos y están dispuestas en racimos.

La hiedra es uno de los escasos supervivientes en Europa de la


flora laurisilva de la era terciaria.

Propiedades de la Hiedra
Tiene propiedades antiespasmódicas, sobre todo a nivel bronquial,
vasoconstrictoras, anticoagulantes, expectorantes y antibióticas.

Beneficios de la Hiedra
Sus beneficios no sólo se relacionan con el sistema respiratorio,
sino que esta planta también contiene taninos y sales en sus hojas,
los cuales pueden utilizarse para curar heridas y llagas. Además, las
saponinas de la planta ayudan a combatir la celulitis y reducir las
varices.

Para qué sirve la Hiedra


En uso externo se utiliza para la celulitis, reumatismos, neuralgias,
úlceras, como analgésico, y como emenagoga (para favorecer las
menstruaciones difíciles).
En uso interno se utiliza para la tos irritativa, afecciones
respiratorias (bronquitis, asma, etc) y para evitar el estreñimiento.
La hiedra se ha empleado y continua usándose en catarros de vías
respiratorias altas, en el tratamiento sintomático de bronquitis
crónicas e incluso en casos de tos rebelde con vómitos.

Las hojas se utilizan como expectorantes, antiespasmódicas,


antineurálgicas y vasoconstrictoras.
Los frutos se utilizan en ictericias y hemoptisis(expectoración de
sangre).
Las hojas y la resina como emenagogas.
Los tallos tiernos, hervidos en medio graso, se utilizan para las
quemaduras solares.
Los extractos se usan en cosmética.

Ventajas de la Hiedra
Es una planta barata, de crecimiento rápido y resistente.

Efectos Secundarios de la Hiedra


Puede producir sensibilización en rinitis alérgica y provocar
síntomas de alergias tanto respiratorias como en la piel.
Contraindicaciones de la Hiedra
Hay que tener cuidado ya que sus frutos son tóxicos y pueden
producir vómitos y diarrea.
No se recomienda el consumo de la planta durante el embarazo.
Durante la lactancia se recomienda evitarla.

También podría gustarte