Está en la página 1de 4

NOTA CLÍNICA

Características clínicas de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob


familiar y mutación E200K en España
R.Y. Morgado-Linares a, J.L. Ruiz-Peña a, M.D. Páramo a, M. Díaz-Delgado b, G. Izquierdo a

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DE LA ENFERMEDAD


DE CREUTZFELDT-JAKOB FAMILIAR Y MUTACIÓN E200K EN ESPAÑA
Resumen. Introducción. La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ) es una patología infrecuente del sistema nervioso central
(alrededor de 1/1.000.000) que presenta una evolución subaguda y, por ahora, un pronóstico fatal. Las formas familiares
suponen entre el 5-10% de los casos, y una de las más frecuentes es la producida por la mutación E200K del gen de la proteí-
na priónica (PRNP), de la que no se han publicado casos en familias españolas, a pesar de que España se considera integra-
da en el circuito de expansión de la mutación. Casos clínicos. Presentamos una familia española con tres casos de ECJ. Las
enfermas eran tres mujeres (nuestra paciente y dos tías paternas) que comenzaron a edades de 61, 53 y 55 años con demen-
cia, mioclonías, alteraciones de la marcha y ceguera cortical. La evolución en todas ellas fue tórpida, con una progresión de
los síntomas en poco tiempo. Las pruebas complementarias realizadas estaban dentro de la normalidad, salvo el electroence-
falograma, que en los tres casos fue compatible con la ECJ, y las pruebas de imagen, que mostraban una atrofia corticosub-
cortical. El diagnóstico de confirmación se hizo por biopsia, clínica y antecedentes familiares en los casos de las tías pater-
nas y por estudio genético en nuestra paciente, que confirmó la mutación E200K. Conclusiones. Esta familia confirma la pre-
sencia de formas familiares de la ECJ en España, en concreto de la mutación E200K, y refuerza el papel de España en la posi-
ble transmisión de esta mutación. [REV NEUROL 2007; 44: 150-3]
Palabras clave. E200K. Encefalopatía espongiforme subaguda. Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob familiar. España.

INTRODUCCIÓN sencia de la proteína 14-3-3 en el líquido cefalorraquídeo (LCR).


La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ) es una encefalopatía El diagnóstico llega a ser de certeza cuando se suma la biopsia
espongiforme de distribución mundial, con una incidencia de del córtex cerebral. Para las formas familiares se añade el estu-
1/1.000.000 habitantes. La etiología es aún mal conocida, si bien dio genético a las distintas mutaciones conocidas.
se pueden dividir los casos en esporádicos, yatrogénicos, perte- Presentamos tres casos de ECJ en relación con la mutación
necientes a la nueva variante y familiar. Este último tipo supone E200K en el seno de una familia española.
un 5-10% de los casos; se trata de una enfermedad hereditaria
con un patrón de herencia autosómica dominante, normalmente
CASOS CLÍNICOS
debido a la mutación puntual en un gen del cromosoma 20 y, en
Caso 1
menor medida, a la inserción de secuencias repetidas.
Mujer de 61 años de edad, que ingresó en julio de 1988 tras consultar por un
Una de las mutaciones más frecuentes en Europa es la pro-
cuadro de deterioro cognitivo.
ducida por la sustitución de una lisina por glutamato en el co- Un mes antes del ingreso, la paciente presentaba alteraciones en la mar-
dón 200 del brazo corto del cromosoma 20, para la cual se pos- cha que en los últimos días le impedían caminar sola, alteraciones visuales
tula un origen común en España con una posterior diseminación en forma de visión borrosa con halos coloreados y miodesopsias que deriva-
siguiendo el curso de las emigraciones sefarditas [1,2]. ron hacia una pérdida importante de la visión y de la audición. Asimismo,
La forma de presentación de la ECJ suele ser subaguda y refería temblor en los miembros superiores, más evidente en reposo, y sacu-
comienza por alteraciones mentales como pérdida de memoria, didas mioclónicas.
La familia le notaba un deterioro progresivo de las funciones superiores
dificultad para recordar hechos recientes y cambios de compor-
con cambios diarios, hasta impedir llevar una conversación coherente en los
tamiento, con asociación de estados depresivos o agitaciones en últimos días. También se advertían grandes fluctuaciones del estado de áni-
un tercio de los casos, en otro tercio con signos neurológicos mo con crisis de risa o llanto inmotivado y períodos de agitación y nervio-
con una clara predominancia cerebelosa, y en la misma propor- sismo muy intensos, más frecuentes por la noche y a veces acompañados de
ción con la combinación de ambas alteraciones a la vez. alucinaciones visuales. Refería insomnio importante. No había tenido fiebre
El diagnóstico posible de la enfermedad se realiza por la clí- ni convulsiones.
nica (demencia junto con mioclonías), y pasa a ser probable Entre los antecedente personales, la paciente había presentado un proce-
so pleural inespecífico, una dudosa cardiopatía no filiada de la que estuvo
cuando se añaden cambios típicos en el electroencefalograma
en tratamiento hasta cinco años antes, cólico hepatobiliar y poliartrosis. No
(EEG) (complejos pseudoperiódicos generalizados de ondas bi tenía antecedentes familiares de interés.
o trifásicas que descargan a una frecuencia de 1-2 por segundo En la exploración se observó un buen estado general, ausencia de fiebre y
sobre una actividad de fondo lentificada), o se comprueba la pre- constantes vitales normales. El examen general no presentaba alteraciones
de interés. La paciente se encontraba orientada y respondía a preguntas sim-
ples, pero se mostraba apática y algo confusa. El resto de las funciones
Aceptado tras revisión externa: 19.10.06.
superiores estaban gravemente afectadas. El habla era disártrica y presenta-
a
Servicio de Neurología. b Servicio de Anatomía Patológica. Hospital Uni- ba una importante hipoacusia bilateral y una disminución acusada de la agu-
versitario Virgen Macarena. Sevilla, España. deza visual, mirada hacia arriba muy limitada y nistagmo horizontal. La
Correspondencia: Dra. Rosalía Y. Morgado Linares. Servicio de Neurolo- marcha era atáxica, prácticamente imposible, con tendencia a caer hacia el
gía. Hospital Universitario Virgen Macarena. Avda. Dr. Fedriani, 3. E-41071 lado derecho. También se observaba dismetría más marcada en el lado dere-
Sevilla. E-mail: yolandamorgado@yahoo.es cho, disdiadococinesia (de forma que los movimientos de repetición los rea-
© 2007, REVISTA DE NEUROLOGÍA lizaba con gran lentitud y extraordinaria dificultad), mioclonías muy mani-

150 REV NEUROL 2007; 44 (3): 150-153


ECJ FAMILIAR Y MUTACIÓN E200K

Tras dos meses y medio de estancia hospitalaria fue remitida a su domi-


cilio a petición familiar. La paciente falleció un año después sin modifica-
ción de su estado.

Caso 2
Mujer de 53 años, hermana de la paciente 1 (Fig. 3), que ingresó en agosto
de 1992 tras consultar por movimientos anormales en el miembro superior
derecho.
Dos meses antes de su ingreso, la paciente empezó a notar de forma brus-
ca un temblor en la mano derecha a la vez que presentaba una sensación
opresiva occipital. Desde entonces el temblor era cada vez más intenso y se
relacionaba con los movimientos intencionales, a lo que se añadió una difi-
cultad progresiva de la marcha.
Entre los antecedentes destacaban un cuadro febril sufrido a los 7 meses
de edad, de posible origen meníngeo, a consecuencia del cual quedó como
secuela una monoparesia del miembro superior izquierdo (MSI) y, en menor
medida, del inferior, lo que motivaba una evidente dificultad para la marcha,
Figura 1. Biopsia de corteza cerebral: sobre un fondo fibrilar con degene- así como una hipotrofia de ambos con posterior recuperación. A los 7 años
ración vacuolar se aprecian los astrocitos reactivos y las neuronas apop- de edad, tras un traumatismo y la posterior colocación y retirada de una féru-
tóticas de núcleos picnóticos. la de yeso, quedó una luxación del hombro izquierdo que nunca se trató.
Veinte meses antes de su ingreso, la paciente presentó un episodio de
desviación de la comisura bucal de varios segundos de duración, con recu-
peración completa.
La exploración en el momento del ingreso mostró un aceptable estado ge-
neral, con una ligera tendencia a la obesidad. Se objetivó un soplo sistólico
II/VI en el mesocardio y una luxación de la articulación escapulohumeral
con el MSI en posición aducida al tronco, sin otros hallazgos significativos.
La paciente estaba alerta y colaboradora, orientada, sin alteraciones mné-
sicas, práxicas ni de lenguaje. Se observó un nistagmo horizontal en la mira-
da lateral bilateral, con una discreta limitación de la mirada vertical hacia
arriba y una leve paresia de la musculatura facial izquierda. En la mano
derecha había una pérdida de fuerza y existía una tendencia a la flexión de
los dedos segundo y tercero, que dejaban al primero entre ellos. El temblor
de gran amplitud desaparecía casi por completo en reposo. La mano izquier-
da estaba en posición distónica. Tenía una hiperreflexia generalizada con
policinetismo de predominio en los miembros superiores, tricipital invertido
y aquíleos ausentes. La coordinación se encontraba artefactada por el tem-
blor. También se evidenció un romberg negativo y un tándem imposible con
marcha inestable por el temblor, sin aumento de la base de sustentación.
Figura 2. Astrocitos reactivos (gliosis reactiva) teñidos positivamente con En las exploraciones complementarias, el hemograma, tiempo de coagu-
proteína gliofibrilar ácida. Se observa una neurona (no teñida) de núcleo lación, bioquímica, serología para lúes y Borrelia, anticuerpos anticardioli-
picnótico. pinas y antimitocondriales, parásitos en heces, radiografía de tórax y colum-
na cervicotorácica, y potenciales evocados multimodales no aportaron datos
significativos. El LCR fue claro como agua de roca, con presión normal,
0,21 g/L de albúmina, pandy negativo, 0,6 de glucosa y 0 células/mm3. El
fiestas e hipertonía de tipo rigidez con temblor de reposo. Los reflejos eran cultivo, el VDRL y la serología para Borrelia en el LCR fueron negativos.
normales y la sensibilidad de difícil valoración dado el avanzado estado de La radiografía del hombro izquierdo mostró una luxación escapulohume-
la demencia (sobre todo la vibratoria y la táctil discriminativa). ral. El EEG objetivó un patrón sugerente de encefalopatía espongiforme. La
Entre las exploraciones complementarias, el hemograma, el tiempo de TAC de cráneo mostró una atrofia corticosubcortical.
coagulación, la bioquímica y la serología para lúes y Borrelia no aportaban La resonancia magnética (RM) craneal puso de manifiesto diversas imá-
datos significativos. La velocidad de sedimentación globular (VSG) era de genes de diferentes tamaños en la sustancia blanca periventricular hiper-
20; el LCR, claro como agua de roca, mostraba una presión normal, 0,21 g/L intensas en T2 y confirmó la atrofia corticosubcortical.
de proteínas y 3 linfocitos/mm3. El cultivo y la VDRL en el LCR fueron ne- La paciente sufrió un rápido y progresivo deterioro de sus funciones su-
gativos. periores, que fue precedido de un episodio de significativa agitación psico-
La tomografía computarizada (TC) craneal mostraba una marcada atrofia motriz, con sensaciones opresivas generalizadas e importante cuadro de
corticosubcortical y el EEG un enlentecimiento difuso de la electrogénesis angustia. El lenguaje fue empeorando hasta hacerse incomprensible; su ni-
cerebral, con un ritmo de base lento (5-6 Hz, de 20 a 40 μV de amplitud) de vel de comprensión también se deterioró hasta no conocer a sus familiares y
forma difusa y bilateral. quedarse en estado casi vegetativo en cuestión de 15 a 20 días. Durante su
Durante la evolución, al quinto día de hospitalización la paciente presen- estancia, comenzó a presentar episodios de desviación conjugada de la mi-
tó una crisis psicomotriz aguda y delirio, tras lo cual quedó totalmente de- rada a ambos lados de minutos de duración, que fueron aumentando en fre-
mente, ciega y casi sorda, permaneciendo siempre en una posición fija, cuencia. La paciente se quejaba de ver las imágenes rojizas. En el miembro
inmóvil, con los ojos desviados hacia la derecha o hacia la izquierda indis- superior derecho comenzó a tener sacudidas rápidas e involuntarias, que
tintamente, con gran hipertonía de los miembros y mioclonías intensas que posteriormente se generalizaron a los cuatro miembros, la cara, la lengua y
aumentaban tras los estímulos. Su estado era de demencia profunda y prác- los ojos. Se detectó una hipertonía más marcada en el miembro superior
ticamente vegetativo. derecho; la marcha, que al principio era inestable, se hizo imposible, con
En el día 45.º de su hospitalización se realizó una biopsia de córtex cere- caída hacia la derecha. La bipedestación también lo era. Progresiva y rápi-
bral del lóbulo temporal que mostró los hallazgos típicos de las encefalopa- damente, su capacidad para deglutir fue empeorando y hubo necesidad de
tías espongiformes (vacuolización intracitoplasmática que le confiere un as- administrar la alimentación por sonda nasogástrica a causa de su disfagia.
pecto esponjoso, importante pérdida neuronal y astrogliosis reactiva) (Figs. A los 21 días de su estancia hospitalaria la familia solicitó el alta. La
1 y 2). paciente falleció un mes después de su ingreso.

REV NEUROL 2007; 44 (3): 150-153 151


R.Y. MORGADO-LINARES, ET AL

Caso 3
Mujer de 55 años de edad, sobrina de las pacientes anteriores, que consultó
en mayo de 2004 en otro centro por inestabilidad y alteraciones de la visión.
A principios de diciembre de 2003, el marido comenzó a notar que la
paciente se equivocaba en el orden de las cosas, pero no le atribuyeron
mayor importancia. Comenzó a olvidar el nombre de su perro y presentaba
fluctuaciones en el estado de ánimo. El 13 de diciembre empezó a referir
una sensación de inestabilidad en la marcha, comentaba que no le daba Caso 1 Caso 2
tiempo a hacer las cosas y estaba más inquieta de lo habitual. Cambió de
actitud en sus actividades diarias. El 20 de diciembre perdió el control de la
conducta, comenzó a quejarse de dificultad visual acompañada de prurito Caso 3
en los ojos y disminución de la audición. Fue revisada por el oftalmólogo, Figura 3. Árbol genealógico.
que no encontró patología de su especialidad. Se le realizaron una TAC y
una RM de cráneo, que fueron normales. El 15 de enero de 2004 visitó a un
neurólogo, que encontró alteraciones en el EEG. Tabla. Características clínicas de la enfermedad en los tres casos.
La paciente se encontraba cada vez más inestable, comenzó a tener aluci-
naciones visuales, movimientos rápidos involuntarios descritos como mio- Caso 1 Caso 2 Caso 3
clonías, incluso mientras dormía, y cada vez presentaba un más rápido y
progresivo deterioro de sus funciones superiores. Edad de comienzo 61 años 53 años 55 años
En la exploración se puso de manifiesto una ceguera cortical, con leve
nistagmo en miradas laterales. No presentaba alteraciones piramidales, con Edad del fallecimiento 62 años 53 años 56 años
unos reflejos osteotendinosos simétricos y reflejos cutaneoplantares flexo-
Duración de la enfermedad 12 meses 1 mes 5 meses
res. Se advirtió un síndrome extrapiramidal con mioclonías que eran menos
evidentes en reposo. Se apreciaba un deterioro de sus funciones superiores, Presentación clínica
lo que resultaba en una demencia cortical con afasia, apraxia y agnosia.
Entre las pruebas complementarias realizadas destacaba un LCR claro Inicio Marcha Marcha Marcha
como agua de roca, con presión normal. El EEG mostraba un patrón suge-
Visión Temblor Cognitivos
rente de encefalopatía espongiforme con complejos pseudoperiódicos trifá-
sicos y enlentecimiento del ritmo de base. La TAC de cráneo fue informada Cognitivas Sí Sí Sí
como normal.
La RM de cráneo no mostró ningún tipo de anomalía y el estudio genéti- Ataxia Sí Sí Sí
co confirmó la presencia de la mutación E200K.
La paciente sufrió un deterioro progresivo y falleció a los cinco meses del Mioclonías Sí Sí Sí
comienzo del cuadro.
Psiquiátricas tardías Sí Sí Sí

Visión Sí (ceguera) Sí (visión rojiza) Sí (ceguera)

DISCUSIÓN Piramidal Normal Sí Normal

Como se ha indicado, la ECJ familiar supone un 5-10% de los Extrapiramidal Temblor Temblor, distonía Sí
casos y se trata de una enfermedad hereditaria con un patrón de
Complejos trifásicos en No Sí Sí
herencia autosómica dominante, normalmente debido a la muta- el electroencefalograma
ción puntual en un gen del cromosoma 20 (la más frecuente en el
codón 178 seguida del codón 200, ambas influidas por la comu- RM (hiperintensa en T2) NR Sí No
tación en el codón 129) y, en menor medida, a la inserción de Mutación NR NR E200K
secuencias repetidas. Respecto a la penetrancia de la mutación,
existe una discordancia entre los resultados de los distintos estu- Biopsia Positiva NR NR
dios y mutaciones, de modo que algunos apoyan la penetrancia RM: resonancia magnética; NR: no realizada.
completa [3-5], mientras que en otras publicaciones se expone
una penetrancia incompleta [6-8].
Presentamos tres casos de ECJ en el seno de la misma fami-
lia que afecta a dos generaciones continuas; las enfermas eran concluir que los tres casos de ECJ se deben a la variante fami-
tres mujeres (dos hermanas y una sobrina de ambas), en las que liar de la enfermedad asociada a la mutación E200K.
la patología comenzó a edades similares (51, 63 y 55) y con Queremos resaltar la importancia diagnóstica de estos tres
cuadros clínicos parecidos (Tabla) con ataxia, alteraciones en la casos de ECJ familiar por varios motivos: el primero es que, a
visión, deterioro cognitivo, mioclonías y/o temblores; la progre- pesar de ser esta mutación la más estudiada, sobre todo por su
sión de la enfermedad con la adición de síntomas y el agrava- elevada frecuencia en judíos de origen libio [5,7,8] y otras agru-
miento de éstos fue en todos los casos tórpida, y el fallecimien- paciones de casos en Hungría [9], Italia [10], Eslovaquia [6],
to se produjo en los tres casos durante los 12 meses siguientes al Japón [8], Chile [11,12] y Polonia [1], y a pesar de haberse pos-
diagnóstico. tulado un origen común de la mutación en los grupos de Libia,
El diagnóstico (en un caso definitivo y en los otros dos pro- Túnez, Italia, Chile y España con origen en este último país
bable) se hizo mediante la biopsia de córtex cerebral en el pri- [1,2,9,12], sólo existen referencias a otra familia, además de la
mer caso; en el segundo por la compatibilidad clínica, la evolu- que aquí presentamos con ECJ familiar por la mutación E200K.
ción concordante, el EEG característico y el antecedente fami- La teoría del origen único de la mutación centra éste en Es-
liar; y en el tercero se añade a todo lo descrito para el caso 2 la paña, desde donde se produce la diseminación espacial con la
determinación de la mutación genética E200K. Esto nos hace migración de los judíos sefardíes en la Edad Media. La familia

152 REV NEUROL 2007; 44 (3): 150-153


ECJ FAMILIAR Y MUTACIÓN E200K

aquí presentada, pues, apoyaría con sus casos esta teoría. No es como primeros síntomas, además de la ataxia y el deterioro
de origen judío, por lo cabe especular que o bien el origen de la cognitivo, insomnio, haciendo hincapié en este último síntoma
mutación no fue necesariamente en judíos o, más probablemen- ya que diagnostican más en su serie de insomnio familiar fatal y
te, se ha producido una transmisión genética a población no postulan el diagnóstico de encefalopatía espongiforme como
judía debida a la estrecha integración que se produjo entre las enfermedad única donde los diagnósticos actuales no serían más
poblaciones judía y cristiana en la Península Ibérica antes y des- que puntos de un solo espectro.
pués de la expulsión de gran parte de los hebreos a finales del Por otra parte, hay que destacar la importancia de la realiza-
siglo XV. Aunque no se han publicado previamente de forma ción del estudio genético aun en la ausencia de antecedentes fa-
individualizada familias españolas con la mutación E200K, sí miliares, por la posibilidad de detectar nuevas mutaciones en
se refiere en revisiones generales de la mutación [1]. casos aparentemente esporádicos [11,16-18].
En España también se han publicado datos de la ECJ fami- Respecto a la determinación genética en familiares sanos
liar debida a la mutación D178N agrupada en la región del País [17] por la posibilidad de consejo genético, sigue planteándose
Vasco [13-15] con un origen y distribución distintos a los casos una cuestión ética al ser el diagnóstico de una enfermedad para
de E200K. Así pues, mientras que en nuestras pacientes el la que no existe tratamiento y que aún presenta muy mal pro-
modo de inicio de la enfermedad fue por alteraciones de la mar- nóstico. En la familia estudiada se planteó la posibilidad de rea-
cha junto con trastorno de la visión, temblores o deterioro cog- lizar el estudio genético a todos sus miembros con riesgo de he-
nitivo, en los casos presentados con mutación D178N refieren redar o transmitir la enfermedad, pero todos la rechazaron.

BIBLIOGRAFÍA

1. Lee HS, Sambuughin N, Cervenakova L, Chapman J, Pocciari M, Lit- 10. Ladogana A, Poupolo M, Poleggi A, Almonti S, Mellina V, Equestre
vak S, et al. Ancestral origins and worldwide distribution of the PRNP M, et al. High incidence of genetic human transmissible spongiform
200K mutation causing familial Creutzfeldt-Jakob disease. Am J Hum encephalopathies in Italy. Neurology 2005; 64: 1592-7.
Genet 1999; 64: 1063-70. 11. Cosacov RM, Taratuto AL, Ghiranidi G, Barrionuevo P, Diaz A, Begue
2. Colombo R. Age and origin of the PRNP E200K mutation causing C, et al. Creutzfeldt-Jakob encephalopathy with mutation E200K. Re-
familial Creutzfeldt-Jakob disease in Libyan Jews. Am J Hum Genet port of a ‘sporadic’ case. Rev Fac Cien Med Univ Nac Cordoba 2004;
2000; 67: 528-31. 61: 48-53.
3. Spudich S, Mastrianni JA, Wrensch M, Gabizon R, Meiner Z, Kahana 12. Brown P, Gálvez S, Goldfarb LG, Nieto A, Cartier L, Gibbs CJ Jr, et al.
I, et al. Complete penetrance of Creutzfeldt-Jakob disease in Libyan Familial Creutzfeldt-Jakob disease in Chile is associated with the
Jews carrying the E200K mutation in the prion protein gene. Mol Med codon 200 mutation of the PRNP amyloid precursor gene on chromo-
1995; 1: 607-13. some 20. J Neurol Sci 1992; 112: 65-7.
4. Meiner Z, Gabizon R, Prusiner SB. Familial Creutzfeldt-Jakob disease. 13. Zarranz JJ, Digon A, Atares B, Arteagoitia JM, Carrera N, Fernández-
Codon 200 prion disease in Libyan Jews. Medicine (Baltimore) 1997; Manchola I, et al. Familial prion diseases in the Basque Country (Spain).
76: 227-37. Neuroepidemiology 2005; 24: 103-9.
5. Frenkel YR, Ben-Israel J, Korczyn AD, Chapman J. Penetrance and 14. Zarranz JJ, Digon A, Atares B, Rodríguez-Martínez AB, Arce A, Car-
phenotypic expression of a mutation linked to Creutzfeldt-Jakob dis- rera N, et al. Phenotypic variability in familial prion diseases due to the
ease in the elderly. Dement Geriatr Cogn Disord 1999; 10: 47-50. D178N mutation. J Neurol Neurosurg Psychiatry 2005; 76: 1491-6.
6. Mitrova E, Belay G. Creutzfeldt-Jakob disease with E200K mutation 15. Rodríguez-Martínez AB, Barreau C, Coupry I, Yague J, Sánchez-Valle
in Slovakia; characterization and development. Acta Virol 2002; 46: R, Galdós-Alcelay L, et al. Ancestral origins of the prion protein gene
31-9. D178N mutation in the Basque Country. Hum Genet 2005; 117: 61-9.
7. Rosenmann H, Talmor G, Halimi M, Yanai A, Gabizon R, Meiner Z. 16. Sánchez-Valle R, Nos C, Yagüe J, Graus F, Domínguez A, Saiz A,
Prion protein with an E200K mutation displays properties similar to Catalan Collaborative Study Group for CJD. Clinical and genetic fea-
those of the cellular isoform PrP(c). J Neurochem 2001; 76: 1654-62. tures of human prion diseases in Catalonia: 1993-2002. Eur J Neurol
8. Miyakawa T, Inoue K, Iseki E, Kawanishi C, Sugiyama N, Onishi H, et 2004; 11: 649-55.
al. Japanese Creutzfeldt-Jakob disease patients exhibiting high inci- 17. Goldman JS, Miller BL, Safar J, De Tourreil S, Martindale JL, Prusin-
dence of the E200K PRNP mutation and located in the basin of a river. er SB, et al. When sporadic disease is not sporadic: the potential for
Neurol Res; 1998, 20: 684-8. genetic etiology. Arch Neurol 2004; 61: 213-6.
9. Kovacs GC, Laszlo L, Bakos A, Minarovits J, Bishop MT, Strobel T, et 18. Kovacs GC, Poupolo M, Landogana A, Pocciari M, Budka H, Van Duijn
al. Increased incidence of genetic human prion disease in Hungary. C, et al. Genetic prion disease: the EUROCJD experience. Hum Genet
Neurology 2005, 65: 1666-9. 2005; 118: 166-74.

CLINICAL FEATURES OF FAMILIAL CREUTZFELDT-JAKOB DISEASE AND THE E200K MUTATION IN SPAIN
Summary. Introduction. Creutzfeldt-Jakob disease (CJD) is an infrequent pathology affecting the central nervous system
(about 1/1 000 000) that has a subacute progression and, for the time being, a fatal prognosis. The familial forms account for
between 5-10% of cases and one of the most frequent is that produced by the E200K mutation of prion protein gene (PRNP),
which has not been reported in Spanish families although Spain is considered to be part of the expansion circuit of the
mutation. Case reports. We report on a Spanish family with three cases of CJD. The disease affected three females (our patient
and two paternal aunts), who started with dementia, myoclonias, gait disorders and cortical blindness at the ages of 61, 53
and 55 years. Progress in all three cases was torpid and the symptoms advanced in a short time. Results of the complementary
tests that were carried out were normal, except for the electroencephalogram, which was compatible with CJD in all three
cases, and the imaging tests, which revealed cortical-subcortical atrophy. A confirmatory diagnosis was reached from a
biopsy, the clinical picture and the family history in the cases of the paternal aunts and from a genetic study of our patient,
which confirmed the E200K mutation. Conclusions. This family confirms the presence of familial forms of CJD in Spain, more
specifically the E200K mutation, and highlights the role of Spain in the possible transmission of this mutation. [REV NEUROL
2007; 44: 150-3]
Key words. E200K. Familial Creutzfeldt-Jakob disease. Spain. Subacute spongiform encephalopathy.

REV NEUROL 2007; 44 (3): 150-153 153