Está en la página 1de 3

La Palabra de Dios el refrigerio para el

alma
Publicado por: Cristianos en Los Cristianos 0

Refrigerio para el alma


Su Palabra es el refrigerio que necesita nuestra alma día a día para seguir
adelante. Algunos bellos versículos que animarán nuestro corazón en el día de
hoy.
Dios es Consuelo.
“Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón
están tus caminos. Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente,
cuando la lluvia llena los estanques.” Salmos 84:5-6
“El oro tiene que ser metido en el fuego purificador, antes de que pueda ser
moldeado o martillado en un ornamento de belleza para el Rey”
Dios es Descanso.
Podemos poner en El todo nuestro ser y descansar en que El tiene el control.
Mateo 11:28
“echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”
1°Pe. 5:7
Dios es Paz .
Filipenses 4:6-7
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de
Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que
sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros
pensamientos en Cristo Jesús.
La ansiedad… nos quita el descanso y hace bajar nuestra mirada del Señor. Y
Dios, en su amor para con nosotros, nos da en Filipenses 4:6-7 la forma correcta
para vencer.
La oración produce el mismo efecto, nos acerca tanto a nuestro Dios que
podemos volar junto a Él, sobre aquellas cosas que nos producen ansiedad.
Dios es Bueno.
Nahum 1:7, Juan 10:11 Tito 3:4
“Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas
las generaciones” Salmos 100:5
El es el buen Pastor, es bueno…SIEMPRE!!!!
Dios es Protección.
“Porque has sido mi socorro, y así en la sombra de las alas me regocijaré. Está mi
alma apegada a ti; Tu diestra me ha sostenido” Salmos 63:7-8
“ Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano” Salmos 139: 5
Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí.
Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes. Salmos 40:17
Dios es Refugio. .
Salmos 91: 1-4 “El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del
Omnipotente, diré yo a Jehová: Esperanza mía y castillo mío; mi Dios, en quién
confiaré”. “Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad”.
No hay nada mejor que estar bajo sus alas y sentirme allí segura. Él está allí, Él
está aquí, a mi lado, a tu lado. No tienes nada que temer…¡¡ está cubriéndote con
Sus alas… hasta que pasen los quebrantos!!. Salmos 57:1
¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de
su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.
He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están
siempre tus muros.

Tiempos de refrigerio

Todas las citas bíblicas han sido


tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario.
Haga clic sobre ellas para leerlas.

Hechos 3:19 “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros
pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”

La vida es como una maratón de muchos kilómetros y en la cual aquel que quiera
llegar a la meta va a necesitar refrigerio. Así como en las maratones hay puestos
donde los corredores pueden tomar aliento bebiendo y comiendo sin detenerse; de
igual manera es la vida cristiana si usted no se decide a buscar al Señor usted se
cansará muy pronto de empujar, de correr de intentar abrir puertas por su propia
fuerza. Cuando lo único que tiene que hacer son dos cosas para recibir refrigerio y
seguir adelante con nuevas fuerzas; con nuevo aliento y esas dos cosas
son “Arrepentimiento y Conversión”.

El arrepentimiento no es remordimiento. El arrepentimiento es reconocer el pecado,


la falta y llorar; es repudiar, echar de si la desobediencia a Dios. “Arrepentimiento”
son metanoeoµ y metamelomaien griego que significa “cambiar de pensamiento” y
también “lamentar, sentir remordimiento”.

El arrepentirse no es simplemente lamentar o cambiar de pensamiento sino hacer


un vuelco completo, producir una completa y total alteración de la motivación básica
y la dirección de la vida del individuo. Por eso es necesario que la persona que se
quiere acercar al Señor no solo se arrepienta de su pecado sino que se convierta o
se vuelva del camino que sigue, que es camino de muerte.

Aquí el término metanoeoµ (arrepentimiento) se complementa con


epistrefoµ (convertirse) darse vuelta, retornar.

El arrepentimiento es alejarse del pecado y el convertirse es acercarse a Dios;


entonces y solo entonces llegarán a su vida tiempos gloriosos, tiempos de victoria,
tiempos de gozo, alegría y celebración por el gozo de la Salvación. Lea la Biblia ese
es su punto de refrigerio, como y beba de la Palabra de Dios.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis Yancen Tinoco.
Rellene el siguiente formulario con su petición de oración y/o comentario.

También podría gustarte